Fanfic Es
Fanfics en español

La Esclava Virgen por sergiog30

[Comentarios - 33]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

La Esclava Virgen                                                                                                                                    Capítulo 200

 

Mario Rafael había ido a visitar a su amigo Fabio para convidarlo a su boda, pero se enteró de lo que había sucedido, y que Milena del Carmen estaba en estado crítico. Mario le ofreció su ayuda para lo que pudiera necesitar. Pero ahora lo que Fabio necesitaba era un milagro para que su madre y su amada Milena del Carmen se recuperaran.

 

Haroldo por fin había recibido la herencia de su padre, así que le dijo a Norela que ya no había necesidad de continuar con la farsa de matrimonio, pues él en realidad estaba casado con Alexandra. Norela sabía que su hermana Alexandra estaba condenada a muerte por esa extraña enfermedad, por eso ella tenía pensado permanecer en la casa de Haroldo hasta que su hermana muriera para ella ocupar su lugar. Este era un gran momento para Haroldo, por fin recuperaba formalmente su posición social, y lo más extraño de todo era que su madre no estaba ahí para celebrarlo, ya que su madre había sido quien más deseaba esa herencia. Para todos era un misterio el paradero de doña Odila.

 

Rosa Angélica había decidido doblegar su orgullo y se había dejado convencer por Viviana para que se reconciliara con Alvarito, ya que en el fondo los dos estaban enamorados. Pero para sorpresa de Rosa Angélica, cuando fue a buscar a Alvarito, pudo notar la presencia de Tenerife nuevamente en la hacienda. Rosa Angélica se imaginó que Alvarito la había llevado nuevamente para que ocupara el lugar de la señora de la casa, así que prefirió no humillarse más. Ahora sí sería definitivo que Rosa Angélica se olvidaría de Alvarito, pero cuando Rosa Angélica se marchaba, fue sorprendida por Alvarito quien decidió explicarle por qué Tenerife estaba en su hacienda.

 

El coronel Hugo aprovechó un momento en que tuvo la oportunidad para acercarse a conversar con Karina, y le dijo que él se había dado cuenta del odio que sentía por su marido, don Juan Bautista, y quería saber por qué lo odiaba tanto. Aunque Karina sabía que el coronel Hugo era amigo de Juan Bautista, ella decidió contarle que ella se había casado con Juan Bautista solo por su fortuna, pero todo le había salido mal y ahora ella estaba condenada a una silla de ruedas y dependiendo para todo, de Juan Bautista. El coronel Hugo le propuso un plan para ayudarla a quedarse con todo, pero con la condición que luego le vendiera a él las tierras que era lo único que a él le interesaba, ella se podría quedar con joyas, dinero y todo lo demás. A Karina le pareció extraño que don Hugo le propusiera eso, siendo que era muy amigo de Juan Bautista, pero con el coronel Hugo tendría la oportunidad de lograr su objetivo, así que no tenía nada que perder y aceptó al plan.

 

Irasema se enteró que Canela había vuelto a hablar, pero que no recordaba su pasado. Para Irasema era igual que antes, pues Canela no podría darle alguna información sobre el paradero de su verdadera hija. Maurice no entendía por qué Irasema estaba segura que Canela no era su hija, así que Irasema le dijo a Maurice que eso era algo que ella sabía perfectamente, por eso le decía a él que si en verdad amaba a Canela, no se alejara de ella pues era falso que eran tío y sobrina. A Maurice le gustaría convencerse de eso, pero todo apuntaba a que Canela sí era la hija de Irasema.

 

Estela le pidió al ama de llaves, Calixta, que le ayudara a empacar las pertenencias de Elkin en una caja para llevarlas al cuarto del fondo. Calixta comenzó a guardar la ropa y utensilios personales de Elkin, cuando encontró escondida la carta que había enviado Diana Luz a su padre Don Tito. A Calixta se le había hecho muy extraño, así que decidió leerla para tratar de entender por qué Elkin la había guardado. Al leerla, Calixta se enteró del terrible secreto que ocultaba doña Julieta.

 

Ahora el general Ferdinando estaba más tranquilo pues no había el riesgo de más enfrentamientos y podría posesionarse como el Presidente de la Nueva República. En la región todos estaban contentos con la libertad alcanzada luego de la lucha por la independencia, por eso veían al general Ferdinando como el héroe de la patria, y todos sentían gran admiración por él, excepto algunos ambiciosos que deseaban haber llegado al poder como Ferdinando, por ejemplo, el general Ventura o su propio hermano, el general Román. Había otros que querían la división de los estados para que cada estado tuviera su propio presidente, como el general Lázaro. Pero había otros fieles a la causa como el general Raúl, quien apoyaba incondicionalmente al general Ferdinando. Sin embargo, el general Ferdinando no olvidaba la advertencia de su amada Nieves María sobre una posible traición por parte del general Ventura. Por eso el general Raúl le recomendó que mantuviera alejado al general Ventura del palacio de la presidencia, pero era casi imposible pues Ventura era como un tío para su esposa Bilena. El general Ferdinando se había enamorado de Nieves María y ella de él, por eso ella había aceptado convertirse en su amante y a la vez en su principal consejera. De esa relación clandestina, solo el primo Raúl tenía conocimiento ya que gozaba de plena confianza de Ferdinando.

 

Ahora que la hacienda Mancera estaba bien custodiada por los soldados de Ventura, Maurice pensó que era un buen momento para desenmascarar a Abelino y Marcela, los dos gitanos que hacían falta. Maurice pensó que no era justo que ellos dos siguieran bajo el mismo techo aprovechándose de la fortuna de don Tito solo por hacer creer a todos que Abelino era el esposo de Canela, y que Marcela era su hermana. Así que Maurice decidió enfrentar a Abelino en plena sala principal, para que no tuviera la oportunidad de hacerle daño a Canela. Maurice le dijo delante de todos que había llegado el momento de desenmascararlo, de que todos se enteraran que era falso que él estaba casado con Canela, pues lo cierto era que ellos dos solo la odiaban. Don Tito le exigió a Abelino alguna prueba de que sí era el marido de su hija Canela, pues en todo momento Canela siempre se mostraba temerosa por su presencia. Maurice le recomendó a Abelino y a Marcela que se marcharan ahora pues si continuaban con su mentira, podrían terminar tras las rejas. En ese momento, un soldado de Ventura los interrumpió para informarles que habían atrapado a la gitana Maku nuevamente. Eso convertía a Maku en una nueva sospechosa de la muerte de Elkin.

 

En el Vaticano, el Cardenal Vizcaya no tenía sosiego desde la visita del Arzobispo Plutarco, Agustín sabía que había tenido unos hijos y que nunca había visto por ellos, y tal vez había llegado el momento de reparar sus pecados, sobre todo ahora que estaba a tiempo antes de que fuera demasiado tarde. Agustín tomó la decisión de regresar a las Américas para pedir el perdón de sus pecados antes de que la terrible enfermedad que le habían descubierto, terminara con él.

 

Ahora que habían capturado a la gitana Maku, Maurice le insinuó a don Tito que tal vez Abelino y Marcela eran cómplices en la desaparición de su hija Diana Luz. Nadie tenía noticias de Diana Luz, solo doña Julieta sabía que ella se había marchado lejos. Marcela y Abelino se sintieron acorralados, y ya no había más nada que hacer pes habían sido puestos al descubierto, por lo tanto, trataron de huir, pero los soldados de Ventura los retuvieron. Ventura decidió encerrar a los tres gitanos en el establo, y los mantendría bien vigilados mientras decidían qué hacer con ellos. Tal vez esperarían a que llegara don Benjamín, para que él decidiera la suerte de los gitanos. Doña Julieta tenía mucho miedo de que en esta ocasión la gitana Maku no se fuera a quedar callada, por eso le pidió ahora al capataz Ciro Gumaro para que se encargara de eliminar a Maku y de liberar a Abelino y Marcela. Doña Julieta pensaba proponerle a Abelino que se encargara de eliminar de una vez por todas a la maldita bastarda de la Violeta Dolores. 

Notas finales:

GRAN FINAL DE TEMPORADA MUY PRONTO

Usted debe login (registrarse) para comentar.