Fanfic Es
Fanfics en español

La Esclava Virgen por sergiog30

[Comentarios - 33]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

La Esclava Virgen                                                                                                                           Capítulo 195

 

En la hacienda Santacoloma, Fabio y Robinson se peleaban a muerte, al mismo tiempo que Kathy trataba de vengar la muerte de su padre, creyendo que Milena del Carmen era la culpable. Afuera de la hacienda, los pocos hombres que le quedaban a Robinson habían decidido huir ante la inminente llegada de las tropas del general Ferdinando, eso quería decir que Robinson había quedado completamente solo. Doña Carmen había sido gravemente herida y ella presentía que su fin se acercaba, en ese instante de angustia por sentir la muerte cerca, doña Carmen hizo una reflexión sobre toda su vida y el mal que había hecho, y se arrepintió de ello, de no haber comprendido que la felicidad de su hijo estaba en la esclava Milena del Carmen, y por eso se había encargado de hacerle la vida imposible a la pobre esclava, y por ese arrepentimiento, doña Carmen le pidió a Kathy que no le hiciera daño a Milena del Carmen pues ella era inocente de la muerte de su padre, ella sabía quién era la verdadera asesina. Kathy se sorprendió al escuchar que doña Carmen estaba defendiendo a la esclava, pero si Milena no era la asesina de su padre, Kathy necesitaba saber quién era para cobrárselo. Robinson logró escapar aunque mal herido, pero juró que regresaría para vengarse de Fabio y de Milena del Carmen. Doña Carmen perdió el conocimiento sin poder confesarle la verdad a Kathy. Ahora Fabio debía ocuparse de salvar la vida de su madre y la de Milena del Carmen, quien había sido herida nuevamente.

 

El general Ferdinando se había instalado nuevamente en el palacio de gobierno, al parecer ya el camino estaba despejado y no había más españoles en el área, eso quería decir que podía cantar victoria. Al no haber más enemigos en la región, significaba que por fin Ferdinando podría proclamarse como el primer Presidente de la República, y para eso debía preparar un acto público con una gran ceremonia para conmemorar la libertad del pueblo. Don Benjamín celebraba al lado de su yerno pues confiaba en que podría hacer mucho dinero con la instalación del primer banco de la república. Benjamín no tenía interés en la presidencia, sino en los negocios con la república.

 

Nieves María había llegado al pueblo en compañía de Diana Luz, y para Ferdinando era una agradable sorpresa volver a ver a Nieves María, aunque le sorprendía mucho que hubiera venido acompañada por su sobrina Diana Luz. Nieves María le dijo que necesitaba tratar un asunto muy delicado con él. Don Benjamín sentía muy mala espina con la noticia que le traería la tal Nieves María a Ferdinando, y no sabía por qué algo le decía que Nieves María se podía convertir un dolor de cabeza para sus planes. Ferdinando le pidió a su sobrina Diana Luz que le escribiera a sus padres informándoles que estaba bien y que se encontraba en el palacio de gobierno. Pero Diana Luz prefirió escribirle una carta a su padre contándole lo que había descubierto de su madre.

 

En la hacienda Mancera, el general Ventura recibió un mensaje donde le informaban que la situación había sido controlada en el norte, y que por lo tanto podrían regresar todos sin ningún problema. Mañana mismo partirían para el norte, pero antes de marcharse, Ventura debía dejar resuelta la encomienda de su primo Benjamín, de librarse de la tal Canela. Por eso esta noche pensaba sacarla de la hacienda sin que se dieran cuenta, y eliminarla bien adentro del bosque.

 

Doña Julieta le pidió a la gitana Maku que no le hiciera daño y que a cambio ella la ayudaría a escapar de la hacienda por unos pasadizos secretos. La gitana Maku decidió confiar en Julieta, así que la siguió por entre los pasadizos secretos de la hacienda. Pero Julieta tenía un plan para librarse de una vez por todas de la maldita Gitana.

 

 

Ahora que la paz había regresado a la región, don Alfredo pensaba celebrar el triunfo sobre los españoles disfrutando de la compañía de su esclava Tenerife, quien aparentemente era la última esclava vírgen de toda la región. Don Alfredo no sabía que Tenerife se había entregado a don Alvarito de La Plata. Ahora que había llegado el momento en que don Alfredo tomaría por la fuerza a la esclava Tenerife, Coromoto confiaba en que su hermana supiera hacer bien las cosas tal y como se lo había prometido a su madre Dabeiba. De lo contrario, Dabeiba sería capaz de acabar con la vida de don Alfredo. Dabeiba quería mucho a sus dos hijas, a pesar de que en realidad Tenerife no era hija suya, pero ella la había amado desde el momento en que Plutarco la había puesto en sus brazos.

 

Catalina se había dado cuenta del sufrimiento de su hermana Rosa Angélica, por eso Catalina, que había cambiado y ahora era una sierva del Señor, le aconsejó a Rosa Angélica que si amaba a Alvarito, lo mejor era que luchara por él, por recuperarlo, antes que fuera demasiado tarde. Rosa Angélica sabía que Alvarito estaba pretendiendo a Dorita solo por su deseo de vengarse de Alfredo Linares, por eso Catalina le dijo que la cura para el odio era el amor, y solo con el amor que ella sentía por Alvarito, podría salvarlo del abismo de la venganza en que estaba inmerso.

 

Elisina y el Coronel Hugo fueron ante el padre Jimmy para que los casara en una ceremonia íntima. Los únicos invitados eran el capataz Pantoja y el ama de llaves Luzdarda. Previamente Elisina había ido ante el notario Labrador para dejar un testamento de su fortuna, dejando todo a nombre de su sobrina Mariseth en caso de que algo llegara a sucederle. Elisina le recordó al notario Labrador que por nada del mundo debía conocerse la existencia del verdadero testamento de su padre donde le dejaba todo por partes iguales entre ella, su difunta hermana Liseth y la maldita esclava Violeta Dolores. Aunque la única sobreviviente era ella, por eso no debía compartir su herencia con nadie más. Después de la ceremonia, Elisina llegó a la hacienda y se embriagó para no ser consciente de la noche de bodas. El Coronel Hugo pensó que eso sería mejor para cuando Elisina sufriera el fatal accidente, todos supieran que había sido por causa del licor. Todo saldría tal y como Hugo Coronado lo había planeado, aunque tal vez sería antes de lo que pensaba.

 

Esa noche habría una cena de despedida de los invitados especiales en la hacienda Mancera. Estarían todos en la mesa de honor. Estela, Mariela y Greicy odiaban a la tal Canela, y esta noche las tres se encargarían de humillarla. Abelino y Marcela también pensaban estar en la cena ya que se consideraban parte de la familia. Doña Meryl había regresado ya al pueblo en compañía del arzobispo Plutarco y sor Elpidia.

 

A la hacienda Mancera llegó la carta escrita por Diana Luz a su padre. Pero quien recibió la carta había sido Elkin, y decidió leer la carta para saber si Diana Luz regresaría o se había marchado para siempre. De ser así, solo quedaban Jairo y Estela para librarse de ellos y poder ser Elkin el heredero de todo. Pero Elkin se llevó una gran sorpresa al descubrir que la carta contaba un gran secreto descubierto por Diana Luz sobre doña Julieta. Ese secreto valía oro y pensaba sacarle provecho a esa información. Elkin necesitaba asegurarse que contaba con el apoyo de Julieta para más adelante.

 

Mario Rafael fue a pedir la mano de Milena Margarita ante sus padres. Don Pedro estuvo de acuerdo y doña Anita estaba feliz de que por fin su hija Milena fuera a realizar su gran sueño de tener un hogar. Milena se sentía la mujer más feliz en estos momentos, aunque en el fondo tenía remordimientos por haberse quedado con el amor de la vida de su mejor amiga. Milena Margarita sabía cuánto había amado Violeta Dolores a Mario Rafael, y tampoco olvidaba que se había quedado con el hijo de Mario y Violeta, pero ese secreto nadie lo sabía, solo doña Margarita quien estaba de su lado y estaba segura de que nunca la traicionaría. Milena también tenía derecho a ser feliz, ella sentía que estaba usurpando todo lo que una vez había pertenecido a su amiga del alma, Violeta Dolores, pero igual Violeta estaba muerta, así que quien mejor que ella para cuidar de su marido y de su hijo.

Notas finales:

ESPERE MUY PRONTO

GRAN FINAL

 

DE TEMPORADA

Usted debe login (registrarse) para comentar.