Fanfic Es
Fanfics en español

La Esclava Virgen por sergiog30

[Comentarios - 33]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

La Esclava Virgen                                                                                                                           Capítulo 185

 

Los planes de Haroldo de formar una familia con Claudia Patricia se vieron truncados cuando a la mansión llegó la señorita Alexandra de la Peña con su pequeño hijo de brazos y su madre doña Judith. Haroldo se sorprendió mucho al ver nuevamente a Alexandra, y más aún al ver a su hija. Alexandra le dijo que esa era su hija, la hija de ambos, a quien había decidido llamar Ofelia en honor al padre de Haroldo, don Ofelio, quien descansaba en paz. Haroldo corrió a cargar a Ofelita para conocerla mejor. Norela no salía del asombro pues no podía creer que su hermana hubiera reaparecido después de tanto tiempo de haberse marchado. Doña Judith le recordó a Haroldo que Alexandra era su legítima esposa y había regresado para quedarse a ocupar el lugar que le correspondía. Norela le dijo a su madre que no podían hacer eso pues de esa forma Haroldo no recibiría la herencia de su padre, ya que en el testamento decía claramente que Haroldo recibiría la herencia en el momento que naciera su hijo con su esposa Norela. Doña Judith le dijo a su hija Norela que no se preocupara, ante los demás, Norela seguiría siendo la esposa, pero quien realmente ocuparía ese lugar, sería Alexandra, por lo menos hasta que le entregaran la herencia, porque después, Norela debía marcharse con su amante Fabián, como lo había hecho hacía tiempo.

 

Doña Meryl necesitaba saber por qué la familia Mancera creía que Violeta Dolores era hija de don Tito. Meryl había recibido una nota donde le informaban que su hijo Mario había regresado vivo, que no había muerto como todos pensaban, pero también le informaron de la muerte de la pobre Liseth. Doña Meryl se dio cuenta que le convenía que nadie se enterara que Violeta Dolores realmente estaba viva pues sería una nueva pesadilla para su hijo Mario, lo mejor era que su hijo Mario siguiera pensando que Violeta Dolores estaba muerta.

 

Ahora que Liseth había muerto, Elisina se acercó a Mario Rafael para decirle que ella estaba dispuesta a ocupar el lugar de su hermana, y quería ser como una madre para Mariseth, incluso darle más hijos, por eso quería que la hiciera suya, quería convertirse en su esposa. Mario le reclamó la falta de respeto pues su hermana Liseth acababa de morir y ella ya estaba pensando en ocupar su lugar. Además que él jamás pensaría en tener algo con ella, pues sabía perfectamente la clase de mujer perversa y sin sentimientos que ella era como para ponerla a cuidar a su hija Mariseth. Lo único que sentía por ella era lástima de ver en lo que se había convertido y desprecio por ser una mujer perversa. Elisina enfureció ante el rechazo de Mario, pues no había sido suficiente que su hermana muriera ya que aun teniendo el camino libre, Mario insistía en despreciarla, así que le advirtió que él jamás podría ser feliz con otra mujer.

 

Milena del Carmen pensaba escaparse cuando fue detenida por el Inquisidor Woltman. Ella no pudo alcanzar a escapar ya que el Inquisidor la descubrió en el intento y le dijo que él siempre había sospechado de ella, y ahora estaba convencido de que ella era la traidora que había liberado a Fabio. Milena del Carmen trató de negarlo, pero en eso llegó el general Robinson y el Inquisidor le dijo que la había sorprendido tratando de huir. Robinson no podía creer que ella hubiera sido la traidora después de toda la confianza que ellos habían puesto en ella, pero era de esperarse pues al fin y al cabo era una nativa, pero lamentablemente debía morir por su pecado. En medio del desespero, Milena del Carmen sacó un cuchillo que había tomado del comedor y tomó por rehén al Inquisidor, amenazando con matarlo si no la dejaban escapar. Milena del Carmen amenazó con cortarle el cuello al Inquisidor en caso que no la dejara marcharse en paz. Pero el general Robinson le dijo que bien podía rebanarle el cuello al Inquisidor pues no era alguien necesario para él. El Inquisidor comenzó a temer por su vida al darse cuenta que no tenía ningún valor para el general Robinson.

 

Doña Julieta estaba muy desesperada pues no sabía qué hacer para deshacerse del gitano Carrao que la estaba chantajeando. Por eso la única opción era pedirle a Ciro que lo eliminara. Doña Julieta le entregó una fuerte suma de dinero a Ciro para que se la diera a Carrao por su silencio, pero cuando Carrao estuviera confiado, él debía eliminarlo y se podría quedar con ese dinero por eliminarlo. Ciro aceptó el trato, pero él quería algo más que el dinero, Ciro siempre se había sentido atraído por doña Julieta y él deseaba experimentar lo que era estar con una dama de sociedad.

 

El gitano Carrao y Maku encontraron una cueva donde esconderse y allí mantenían a Diana Luz amarrada para que no se escapara y poder usarla como segunda opción para pedir un rescate por ella a don Tito. Pero primero él debía ir a buscar el dinero del chantaje que le estaba haciendo a doña Julieta con tal de que él no confesar el secreto que le tenían bien guardado.

 

Maurice aceptó el plan de Greicy de hacerle creer a todos que ellos dos habían aceptado de buena manera el compromiso hecho por sus padres. Maurice quería ganar un poco de tiempo y necesitaba que sus padres estuvieran tranquilos mientras se destapaba la farsa de los gitanos. Erika había enfurecido al saber que Maurice había aceptado su compromiso con Greicy y que esa relación iba cada vez mejor. Erika no pensaba permitir que Greicy se lo quitara, por eso decidió hablar primero con Maurice y confesarle que ella lo amaba desde el primer día que lo había conocido, siendo un simple peón en la hacienda, por eso ella le había dado todo su apoyo para que le fuera bien en todo momento. Maurice había quedado sorprendido por la declaración de amor de Erika, él no se lo esperaba y en este momento lo que menos quería era herir a alguna mujer con sus sentimientos, pero lo cierto era que él a la única que amaba era a Violeta y por ella estaba dispuesto a dar la lucha, así que le confesó a Erika que lamentablemente su corazón pertenecía a otra mujer con quien estaba seguro que sería muy feliz. Erika interpretó que se trataba de Greicy, por eso ella estaba dispuesta a lo que fuera con tal de tener solo para ella a su amado Maurice.

 

Nieves María se había dado a la tarea de vigilar a Ventura para saber si en realidad él tenía algo que ver con lo sucedido a la nana Gume, y de ser así, tenía que averiguar por qué lo había hecho. Pero lo único raro que vio fue la forma como Ventura le hablaba a Bilena, la esposa del general Ferdinando. Nieves María decidió acercarse un poco sin que la vieran con el fin de saber de qué hablaban. Ventura le aseguraba a Bilena que de esta noche no pasaría la maldita nana. Bilena le dijo que nadie se podía enterar de su secreto, y además de eso, debían enterrar eso en el pasado pues ella iba a ser la primera dama de la República. Ventura le dijo que eso estaba por verse pues algo le podría suceder a Ferdinando y ahí, quizás el primer Presidente podría llegar a ser él. Nieves María se impresionó al escuchar que el tal Ventura estaba conspirando contra el general Ferdinando, y que tal vez ese era el secreto que había descubierto la nana Gume y que por poco le costaba la vida. Así que Nieves María debía prevenir a Ferdinando sobre Ventura y Bilena.

 

César regresó desesperado a casa tras no haber logrado encontrar a su hijo, nadie sabía a donde podía haberse marchado doña Odila con el niño. Claudia y Ana Gregoria fueron a casa de Haroldo para averiguar por el paradero de doña Odila, pero nadie sabía en dónde podría estar. Pero Claudia estaba segura de que Norela si podría saber en dónde encontrarla. Doña Judith salió a defender a su hija Norela y le aseguró a Claudia que Norela no tenía nada que ver con el odio de doña Odila hacia ella. Haroldo le aseguró a Claudia que en cuanto supiera algo de su madre, se lo informaría. Claudia se regresó a casa desilusionada por no saber a dónde podría haberse marchado doña Odila con su hijo. Por su parte, Cesar había tratado de sacarle información a doña Beatriz, pero se había dado cuenta que ella estaba muy loca y agitada. Cuando doña Beatriz vio que Claudia regresaba a la casa, agarró un cuchillo de la mesa y se lanzó sobre Claudia con el objetivo de asesinarla.

Notas finales:

RUMBO AL GRAN FINAL DE TEMPORADA

Usted debe login (registrarse) para comentar.