Fanfic Es
Fanfics en español

La Esclava Virgen por sergiog30

[Comentarios - 33]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

La Esclava Virgen                                                                                                                           Capítulo 179

 

Elida Margarita le dijo a su madre Enelvia que esta misma noche se marcharían lejos del alcance de Erwin, pues ella trataría de ser feliz al lado de Darwin. Enelvia se marcharía con ellos, y llevarían a Molingo para que los protegiera en el camino. Elida sabía que esta noche Erwin iría a embriagarse a la hacienda Onassis, así que ellos aprovecharían ese momento para huir. Darwin era un hombre tranquilo, sin embargo, al ver el estado en el que había quedado Elida, él estaba dispuesto a defenderla de su hermano si él intentaba volver a agredirla. La nana Enelvia tenía un mal presentimiento y trató de persuadir a su hija Elida para posponer un poco la huida, pero Elida no soportaba un día más al lado de Erwin. Nana Enelvia le dio un frasco a su hija para defenderse de Erwin en caso quisiera volver a atacarla.

 

En toda la región había corrido el rumor de la nueva ley que sería aprobada por el nuevo Gobierno y que consistía en que toda mujer viuda que hubiera heredado alguna fortuna considerable, debía casarse con un hombre para que éste administrara todos sus bienes, de lo contrario, el nuevo gobierno tomaría posesión de toda esa fortuna ya que consideraban que las mujeres no tenían la suficiente cabeza para manejar algún negocio. Claudia Patricia tenía el temor de que el tal don Hugo Coronel pretendiera casarse con ella, pero Ana Gregoria le aconsejó que no aceptara pues desde lejos se veía que el tal don Hugo Coronado era un aprovechado. Haroldo fue a conversar seriamente con Claudia Patricia para demostrarle que él la amaba y que estaba dispuesto a hacerla muy feliz y a reconocer al hijo del difunto César como hijo suyo. Ana Gregoria pensó bien las cosas y tal vez era mejor para Claudia Patricia que aceptara casarse con Haroldo antes que con Hugo Coronado.

 

Doña Odila se enteró por Norela, que su hijo Haroldo había ido a buscar a Claudia Patricia, así que Odila fue a pedirle a Ofelia que actuara rápidamente pues Claudia se estaba interponiendo nuevamente en el matrimonio de Haroldo y Norela. Ofelia le contó a Odila la primera parte del plan, le dijo que alguien aliado a ellas se encargaría de robar el niño, y Odila se encargaría de ayudar a escapar a esa persona que se robaría el niño en su carruaje. El plan lo podrían llevar a cabo mañana mismo, pero debía ser en la noche y necesitarían la ayuda de Norela, quien se encargaría de distraer a Claudia provocándola en una discusión, así doña Beatriz de Fontenegra podría entrar a robar la criatura y subir al carruaje de doña Odila para huir sin que los descubrieran.

 

Elisina recibió la visita del Coronel Hugo, quien estaba interesado en conocerla con la excusa de que había sido un gran amigo de don Aminabad, lo cual era falso. Elisina estaba la mayor parte del tiempo bajo el efecto del licor, lo cual le hizo ver al Coronel Hugo que sería muy fácil lograr su objetivo. El Coronel Hugo le hizo saber que había quedado admirado con su belleza, así como lamentaba mucho también la muerte de su gran amigo don Aminabad, por eso, en memoria de su amigo, no veía con buenos ojos que su hermosa hija estuviera soltera a esa edad y sin hijos, así que él se ofrecía para convertirla en su legítima esposa. Elisina se sorprendió con la propuesta del tal Coronel Hugo, sin embargo no le fue del todo descabellada, ya que en la región ningún hombre pensaría en casarse con ella, y su gran amor Mario Rafael estaba muerto, así que no tenía otra opción que aprovechar la propuesta del Coronel Hugo.

 

Don Tito no entendía por qué Canela se sentía tranquila con Maurice cerca, en cambio con Abelino estaba desesperada, así que le pidió a Carrao algún documento que certificara que su hija Canela estaba casada con Abelino. Pero Carrao le informó que ese matrimonio se había realizado bajo las leyes de los gitanos, por eso, ante los ojos de todo el mundo, ellos estaban casados. Pero para don Tito, ese matrimonio no existía entonces.

Estelita le confesó a su madre doña Julieta que pensaba empujar a Canela por las escaleras, pero apareció alguien que la empujó a ella. Doña Julieta no podía creer la suerte con la que contaba la tal Canela pues se había salvado de todos los atentados. Estelita le recomendó que lo mejor sería olvidarse de la idea de eliminarla y acostumbrarse a la idea de tener que convivir con ella. Mañana era la boda de Estela con Elkin y no podía haber ningún otro escándalo.

 

A don Tito le preocupaba que la que estuviera causando estos accidentes fuera Irasema, así que fue a tratar de hablar con ella para ver que le respondía. Irasema le dijo que Canela no era su hija, pero necesitaba que le informara de dónde había obtenido la medallita, por eso no podía hacerle daño. Don Tito no entendía por qué Irasema insistía en que Canela no era su hija.

 

Todos estaban preparados para la boda de Estelita con Elkin Molinares. El Arzobispo había sido especialmente convidado a la boda para celebrar la sagrada Eucaristía, y por tratarse de dos de las familias más ricas de la región, él aceptó. Pero también lo movía la curiosidad por conocer a la hija de Irasema, ya que la necesitaba para llevar a cabo su malévolo plan de chantaje. Otro que iba en camino hacia la hacienda Mancera era el Coronel Hugo, quien también había sido convidado, pero como él no tenía compañera, le propuso a su amiga doña Meryl que le sirviera de pareja para no ir solo. Doña Meryl no pensaba perderse una de las bodas más importantes.

 

El general Román y su esposa Yanet también iban en el camino a la hacienda Mancera. Román deseaba regresar pronto al pueblo pues la bruja Lucumí estaba preparando un tratamiento con el que su esposa Yanet pudiera quedar embarazada, y además, un hechizo para que él pudiera llegar a ser el Presidente de la República y no su hermano Ferdinando.

 

La nana Gume estaba postrada en su aposento sin reaccionar luego del fuerte golpe que había sufrido, y el doctor que la había revisado, le informó a don Tito que probablemente la nana Gume permanecería en ese estado por un buen tiempo. Solo había que esperar a ver si reaccionaba por si sola ya que nadie podría despertarla.

 

Mario logró escapar con la ayuda de Samirami, y lograron llevar con ellos a César, quien estaba un poco más recuperado. Gracias a que Samirami conocía bien la región, ellos lograron avanzar en medio de la selva, pero cuando el Cacique Melquiades descubrió la fuga de Mario, ordenó que lo persiguieran y lo trajeran de regreso para ser ejecutado. La india Moraima le informó a su marido el cacique Melquiades, que su hija Samirami había desaparecido, y que probablemente era su rehén.

 

Liseth se encontraba con su bebé Mariseth en el despacho que había pertenecido a su padre don Aminabad cuando apareció de repente Erwin totalmente ebrio y dispuesto a tomar nuevamente por la fuerza a Liseth. Pero Liseth le pidió a Luzdarda que se llevara a Mariseth para evitar que Erwin le hiciera daño. En eso apareció Milena Margarita dispuesta a evitar que Erwin le hiciera daño. Erwin se lanzó sobre Liseth, pero Milena comenzó a golpearlo fuertemente. En ese momento Erwin empujó a Liseth quien se golpeó fuertemente el abdomen y volvió a presentar sangrado. Erwin y Milena comenzaron a forcejear cuando un cuadro se cayó de la pared y Milena lo tomó para golpear a Erwin. Milena descubrió que había unos documentos escondidos en el cuadro y decidió guardarlos. Cuando Milena ayudaba a Liseth a detener la hemorragia, Erwin tomó a Milena por el cuello dispuesto a estrangularla. Luzdarda había pedido la ayuda de Pantoja para que ayudara a la niña Liseth, pero Elisina le advirtió que si alguno de los dos intervenía, sería despedido. Pero Liseth, al ver a su amiga en peligro, agarró un cuchillo y se lo clavó por la espalda a Erwin causándole una herida grave. Erwin sabía que había quedado en desventaja y lo mejor era huir y salvar su vida.

Usted debe login (registrarse) para comentar.