Fanfic Es
Fanfics en español

La Esclava Virgen por sergiog30

[Comentarios - 33]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

La Esclava Virgen                                                                                                                           Capítulo 165

 

Don Alfredo Linares había pedido una audiencia en privado con el General Bonilla para recordarle la importancia del apoyo por parte de los terratenientes en la lucha contra España. Don Alfredo había sido escogido como el líder de los terratenientes de la región caribe, por eso se atrevía a pedirle al general Bonilla que una vez estuvieran totalmente libres del yugo español, lo nombrara como nuevo gobernador de la región caribe. El general Bonilla no le pudo prometer un puesto de tan alto rango, ya que ese puesto podría servirle a alguno de sus generales, por eso no le prometió nada por ahora. El general Benjamín Molinares De La Torre, suegro del general Bonilla, había escuchado la conversación, por eso le pidió en secreto a don Alfredo que se reunieran en su despacho. El general Benjamín le hizo ver que él, como suegro de Ferdinando, tenía mucha influencia en sus decisiones, por eso le ofrecía por lo menos nombrarlo el Regente de la región una vez logren al victoria definitiva sobre los españoles, a cambio de su lealtad a los Molinares, ya que probablemente una vez Ferdinando sea reconocido como el primer presidente de la república, aparecerían muchos enemigos queriendo usurpar el poder. Don Alfredo le juró lealtad a don Benjamín, a cambio de ser el nuevo Regente. Dorita, la sobrina política de Alfredo, sabía que tenía que casarse con él para poder alcanzar un estatus bien alto, pues a pesar de ella ser la heredera de una inmensa fortuna, si no tenía a su lado a un hombre importante, no le serviría de nada.

 

Claudia comenzó a gritar para pedir ayuda pues no sabía quién se había robado a su pequeño Gregorio. Todos comenzaron a buscar por los alrededores de la casa pero nadie había visto salir a nadie. Sin embargo, la malvada Ofelia estaba rondando la nueva casa de su hermana Claudia cuando descubrió a doña Beatriz huyendo con el bebé Gregorio en sus brazos. Ofelia tenía un plan y era hacerle creer a toda su familia que estaba arrepentida por el mal que había hecho, así que detuvo a doña Beatriz y logró arrebatarle el bebé de sus brazos. Ofelia le pidió a su marido Godofredo, que agarrara a Beatriz para mostrarle a su familia quien se había robado al bebé. Doña Beatriz maldijo a Ofelia por haber arruinado sus planes. Ofelia devolvió al bebé Gregorio a los brazos de su madre, Claudia. Todos estaban sorprendido porque había sido precisamente Ofelia quien había rescatado al bebé. Ofelia les mostró a la culpable, que había sido capturada por su esposo Godofredo y él se encargaría de entregarla a las autoridades. Ofelia les dijo a todos que había regresado arrepentida por todo el mal que había hecho en el pasado y esto era una prueba de ello. Claudia estaba tan feliz de tener a su hijo entre sus brazos que aceptó darle una segunda oportunidad a Ofelia.

 

En el sur, en la hacienda Mancera, don Tito le pidió al ama de llaves, Calixta, que llevara a su hija Canela a una de las habitaciones. La nana Gume se encargaría de bañarla y arreglarla bien para que esta noche, cenaran por primera vez todos en familia. Diana Luz se ofreció a prestarle un vestido a su hermana Canela, es decir, Violeta Dolores. En cambio, doña Julieta estaba furiosa porque era un hecho que tenía que soportar la presencia de la bastarda en su casa. Su hija Estela tampoco soportaba la presencia de Canela, tanto que se atrevió a pedirle a su madre que debían buscar la forma de librarse para siempre de ella. Estela estaba comprometida con el joven Elkin Molinares, hijo del general Benjamín. Estela estaba muy enamorada y ahora esperaba que al casarse, él se la llevara bien lejos de la presencia de Canela. Pero los planes de Elkin eran otros, él estaba interesado en la fortuna de los Mancera, y sabía que su futuro cuñado Jairo no servía para nada, y la cuñada Diana Luz no sabía de nada, por eso él quedaría al frente de la hacienda Mancera si algo le llegara a pasar a don Tito. Pero la cosa se complicaba con la aparición de la tal Canela, pues sería una heredera más, y aunque a Elkin le había llamado la atención, probablemente tendría que eliminarla si se llegaba a convertir en un obstáculo para quedarse con toda la fortuna Mancera.

 

Don Tito autorizó que Abelino se quedara en la hacienda por ser el esposo de su hija Canela, y por consecuencia, los gitanos Carrao, Maku y Marcela también podrían quedarse. El joven gitano Maurice también se quedaría en la hacienda, solo que en la casa de los empleados, pues aparentemente no era familiar de Abelino, solo un sirviente. El capataz Ciro Gumaro llevó a Maurice a sus aposentos y le advirtió que debía trabajar con el resto de los peones sin ningún tipo de preferencia. Maurice estaba dispuesto a todo por seguir cerca de Violeta Dolores.

 

El gitano Carrao sabía que podrían quedarse a vivir por el resto de la vida en la hacienda Mancera no solo a costas de Violeta Dolores, sino también porque él sabía perfectamente que podía chantajear a doña Julieta con revelar que había sido ella quien había pagado para que los gitanos se robaran a la pequeña Canela.

 

Jairo estaba contento con la aparición de su hermana Canela, y estaba seguro de que ahora todo sería paz y tranquilidad en la familia. Sin embargo, su esposa Mariela estaba furiosa pues si antes le preocupaba que debían repartir la herencia de la familia en tres, ahora sería entre cuatro personas. Mariela tenía la esperanza de que su marido se llegara a ocupar algún día de la hacienda, pero a Jairo solo le interesaba el arte, la música y la pintura, nunca había mostrado interés alguno por el manejo de la hacienda. Estela en cambio estaba tranquila pues sabía que su marido Elkin si sabía cómo manejar una hacienda y por eso él reemplazaría a su padre algún día. Por lo pronto Estela le hizo saber a su novio Elkin el odio que sentía hacia Canela y su deseo de desaparecerla. Por último, Diana Luz tenía muchas ilusiones con la aparición de Canela pues Diana Luz siempre había sido una muchacha solitaria y ahora tendría una amiga y confidente.

 

Erwin había quedado mal herido por el puñal que María Beatriz le había clavado por la espalda, todo porque ya estaba aburrida de sus maltratos a diario. Elida y la nana Enelvia se dieron cuenta de lo que estaba sucediendo por lo que Elida le ordenó a Enelvia que trajera a Molingo para que defendiera a su amado Erwin. Molingo irrumpió en la habitación y todos quedaron perplejos del miedo. Pero Molingo le sacó e puñal de la espalda a Erwin y se disponía a atacar a Darío, pero por primera vez en su vida, doña Zoraida hizo un acto de bondad esta vez para proteger a su hijo y al tratar de protegerlo, recibió la puñalada mortal de Molingo. Elida le ordenó a Molingo que sacara a Erwin y lo llevara a sus aposentos para que nana Enelvia tratara de salvarle la vida. Mientras que Zoraida agonizaba y en su lecho de muerte, le pidió perdón a su hijo por haberlo manipulado, y por haber planeado todo esto en contra de María Victoria. Darío perdonó a su madre antes que falleciera. María Victoria despertó y se dio cuenta de todo lo que había pasado. Ahora con mayor razón debían marcharse a Europa cuanto antes, ya que Erwin podría querer vengarse, y María Victoria le pidió a su prima María Beatriz que se marchara con ellos o de lo contrario Erwin terminaría matándola. María Beatriz aceptó la propuesta de su prima.

 

En el mar Caribe viajaba en su barco el general Robinson Peñaranda. El estaba confiado en que lograría aniquilar a los rebeldes que se habían tomado el poder en el nuevo continente. El general Robinson siempre viajaba en compañía de su esposa doña Lida, pues él sentía que era su amuleto de la suerte. Doña Lida también deseaba estar cerca de su marido pues si él llegara a morir, ella preferiría morir a su lado. Doña Lida tenía miedo de los rebeldes ya que se había enterado que el general Epifanio había sido decapitado en la plaza pública, y Epifanio era un gran general, pero el general Robinson le dijo que él era mejor que Epifanio, y mucho más implacable.

Usted debe login (registrarse) para comentar.