Fanfic Es
Fanfics en español

La Esclava Virgen por sergiog30

[Comentarios - 33]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

La Esclava Virgen                                                                                                                           Capítulo 164

 

Las tropas españolas cada vez estaban más cerca de las costas del Caribe, por eso los ejércitos de los grupos independentistas debían estar preparados para su llegada en cualquier momento. Todas las tropas fueron convocadas para hacer frente a la llegada de los barcos españoles. El General Bonilla ordenó vigilar toda la región costera para que no se les escapara ningún detalle. Era importante saber el número de barcos que llegaba para saber el número aproximado de soldados que debían enfrentar. Sin embargo, el general Ferdinando sabía que el pelotón enviado por la Corona Española venía dirigido por el general Robinson Peñaranda, quien había sido muy conocido por sus tácticas para enfrentarse al ejército francés. Ferdinando sabía que el general Robinson era muy inteligente y por eso sospechaba que no enviaría todas las flotas a desembarcar en el mismo lado, así que decidió enviar a un grupo a revisar las costas más lejanas. Para esa misión necesitaba a alguien de mucha confianza, como por ejemplo Fabio Santacoloma, quien siempre había ido en contra de la Corona Española. Así que Fabio había sido enviado a las costas orientales para informar si se acercaban flotas españolas, y de ser necesario, las enfrentaría con su pelotón.

 

El General Ferdinando, líder máximo del ejército Independentista, llegó al palacio del Virrey acompañado por su joven esposa, la bella y sensual Bilena, hija del General Benjamín. El General Benjamín siempre tuvo plena confianza en que Ferdinando lograría la conquista del continente, por eso se aseguró de estar cerca del poder, propiciando el matrimonio de su hija Bilena con Ferdinando. Aunque el general Benjamín no tenía aspiraciones de ser el máximo líder de los Independentistas, sí tenía interés en ganar mucho dinero con la apertura del primer banco en la región, y para eso, su hija Bilena debía encargarse de convencer a Ferdinando. Sin embargo, el general Benjamín, quien se había encargado de financiar a los grupos independentistas, tenía un primo, el general Ventura, que siempre quiso ser el máximo líder de los independentistas, solo que Ferdinando demostró tener más temple. Ventura no había perdido la esperanza de llegar a ser el líder máximo pero para eso primero tendría que morir Ferdinando. Es por eso que Ventura planeaba la forma de deshacerse de Ferdinando una vez que se hubiera logrado la independencia definitiva. Mientras eso sucedía, Ventura no perdía oportunidad para encontrarse en secreto con su amante, su verdadero amor, la mujer que podría ayudarlo a eliminar a Ferdinando, Bilena.

 

Erwin Rodríguez de Covadonga continuaba viviendo en la hacienda que algún día había sido de la familia Campillo. El vivía allí al lado de su esposa María Beatriz, y estaba muy arrepentido de haberse casado con ella pues no había logrado nada de sus propósitos al casarse con ella. Por eso la maltrataba casi que a diario pues no la soportaba, se había casado con ella por puro interés. María Beatriz se daba cuenta que al lado de Erwin estaba pagando todos sus pecados, por haber sido toda su vida arrogante y caprichosa, por eso estaba resignada a su triste vida, y no le incomodaba tener que compartir la casa con Elida Margarita, la amante de su marido. Elida era quien se mostraba como la señora de la casa, ayudada por la nana Enelvia y se sentían seguras con la protección de Molingo, quien continuaba bajo la brujería que le había hecho Enelvia. Pero en la hacienda también se había quedado a vivir doña Zoraida viuda de Campillo, quien no se resignaba a haber perdido injustamente su casa. Doña Zoraida aun guardaba mucho rencor contra Erwin, a pesar que había sido su madre la culpable de su desgracia. Así que Zoraida pensó en un plan para que su hijo Darío Campillo eliminara a Erwin. Doña Zoraida conocía el deseo enfermizo de Erwin por María Victoria, la prometida de Darío Campillo, así que mediante engaños, doña Zoraida le pidió a María Victoria que la visitara antes que se marcharan a Europa. María Victoria creyó que Zoraida tenía buenas intenciones y por eso accedió a visitarla, pero una vez allí, doña Zoraida le dio a beber un sedante.

 

El Gitano Carrao se presentó a la hacienda de los Mancera en compañía de Violeta Dolores, pero también acompañados por Abelino, Marcela y la gitana Maku. Cuando don Tito vio a Violeta, de inmediato supo que era su hija, pues le vio la cadenita con la medalla que él mismo le había regalado a Irasema. Esa era la prueba de que Violeta era su hija, por eso corrió a abrazarla de inmediato. Doña Julieta estaba furiosa al comprobar que si era cierto la existencia de la bastarda, y ahora le tocaría soportar su presencia en su casa. Don Tito estaba tan contento que de inmediato decidió presentarla a los demás miembros de la familia. Su hijo Jairo se mostró complacido con el regreso de su hermana a casa, pero Mariela, la esposa de Jairo, no veía con buenos ojos la aparición de la extraña. La hermana mayor, Estela, tampoco estaba contenta con la llegada de Violeta, pues Estela sabía que esa bastarda era la preferida de su padre y por eso sentía mucha envidia. La menor de todas, Diana Luz, también estaba muy contenta con la aparición de su hermana y sintió que se llevarían muy bien las dos. Don Tito no entendía por qué su hija se mostraba tan inquieta, como temerosa de la gente y lo peor, que no se comunicaba con nadie. Carrao le dijo que ella respondía al nombre de Canela, por su color de piel, pero que lamentablemente había sufrido un golpe fuerte en la vida, ya que ella y su esposo habían sufrido la pérdida de un hijo y eso había sido lo que la había dejado traumatizada. Don Tito se conmovió al saber que su hija había sufrido el mismo destino de su madre Irasema, pero también se sorprendió al saber que su hija Canela se había unido en matrimonio con el tal Abelino. Por lo menos él esperaba que Irasema reaccionara al ver a su hija.

 

Al mismo tiempo, Claudia y César celebraban el bautizo de su hijo. Toda la familia estaba reunida y todos estaban muy contentos con el bautizo del niño al que llamaron Gregorio, en honor a la nana Ana Gregoria, la mujer que había criado a César desde su nacimiento. Don Jacobo y Celestina se sentían complacidos con la felicidad de César, por eso tenían pensado en los próximos días, regresar a Europa para radicarse allá puesto que tenían miedo por ser españoles. Cuando ya todos estaban felices y pasados de vino, Claudia decidió ir a acostar al bebé Gregorio para que durmiera tranquilo, y le pidió a la esclava Navidad que lo cuidara. Todos seguían en el salón principal celebrando, y doña Beatriz logró entrar en la casa sin ser vista hasta llegar a la habitación del bebé Gregorio; Navidad se había quedado dormida. Doña Beatriz salía con el bebé Gregorio cuando la esclava Navidad reaccionó, pero Doña Beatriz le dio un fuerte golpe y se fue corriendo. Claudia alcanzó a escuchar los gritos de Navidad, así que corrió hasta la habitación de su hijo y Navidad le informó que una señora bien vestida se lo había llevado.

 

Doña Zoraida le informó a Erwin que le tenía servida en bandeja de plata a la tonta de María Victoria para que hiciera con ella lo que le diera la gana, a cambio de eso, él debía prometerle que jamás la echaría de la hacienda que alguna vez había sido de ella. Erwin estaba enceguecido por el deseo de poseer a María Victoria que aceptó la propuesta de Zoraida sin pensar en nada. María Beatriz los había escuchado y no pensaba permitir que Erwin le hiciera daño a su prima. Mientras Erwin se dirigía a la habitación donde estaba María Victoria, doña Zoraida envió un mensajero donde su hijo Darío para advertirle lo que estaba sucediendo. Cuando Darío se enteró, no perdió un segundo para dirigirse a la hacienda a salvar a su amada María Victoria. Erwin se disponía a abusar de María Victoria cuando irrumpió en la habitación María Beatriz y le advirtió que no se acercara a su prima. Erwin se burló en su cara pues le parecía el colmo que ahora sí la reconociera como su prima después de haberla humillado en público. María Beatriz le advirtió que estaba dispuesta a todo para impedir que le hiciera daño a María Victoria, así que Erwin amenazó con golpearla. María Beatriz no se apartó del medio, así que Erwin le dio varios golpes, cuando en eso llegó Darío Campillo a detenerlo. De inmediato comenzó una pelea entre los dos a muerte. Todo parecía indicar que Erwin estaba ganando la pelea ya que estaba tratando de ahorcar con su brazo a Darío, hasta que María Beatriz decidió intervenir clavando un puñal por la espalda a su esposo Erwin. 

Usted debe login (registrarse) para comentar.