Fanfic Es
Fanfics en español

La Esclava Virgen por sergiog30

[Comentarios - 33]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

La Esclava Virgen                                                                                                                           Capítulo 145

 

Doña Olga no pensaba quedarse como una sirvienta más de la hacienda, así que decidió suplicarle una vez más a Aminabad y hacerle ver que todo lo que había hecho, había sido por amor, porque siempre había estado enamorada de él, pero él nunca se había fijado en ella, y cómo era posible que él no valorara todo lo que ella había sacrificado por estar junto a él. Aminabad le dijo que jamás podría fijarse en ella pues representaba todo lo que él despreciaba. Doña Olga le aseguró que al final estarían unidos por toda la eternidad.

 

Elida aprovechó un descuido para acercarse a Mario Rafael y hacerle saber que estaba muy satisfecha de verlo atado a un palo en el patio principal, con varios latigazos en su espalda. Ella tenía fe en que su sufrimiento duraría un par de días más. Mario no entendía por qué ella lo odiaba tanto, si él había sido una víctima suya. Elida le dijo que nunca olvidaría que la humilló dejándola plantada en el altar por culpa de una esclava.

 

Rosa Angélica le exigió a Alvarito que le contara si era cierto que él había sido quien había tratado de rescatar a Carola por amor, pero que don Alfredo la había asesinado y por eso él lo odiaba tanto que había decidido vengarse de él y la utilizó a ella para su venganza. Alvarito no sabía que decir al verse descubierto, pero tampoco tenía interés en continuar con esa absurda venganza, por eso decidió aclararle que sus sospechas eran ciertas y estaba arrepentido de haberle hecho tanto daño. Rosa Angélica le juró que nunca se lo iba a perdonar.

 

Claudia ahora sabía que doña Beatriz estaba enterada de su pasado, y el único que no sabía nada era don Jacobo. Claudia necesitaba actuar con rapidez y quedar embarazada de Jacobito antes que decidieran correrla del palacio, pero ella no sabía cómo hacer para que él la embarazara. A Claudia se le ocurrió embriagar a Jacobito y hacerle creer que había pasado algo entre ellos, y ya después vería de quien podría embarazarse.

 

Milena Margarita y Liseth sabían que Pantoja sentía mucha atracción por ella, por eso Liseth le propuso que se encargara de distraer a Pantoja por un momento. Milena Margarita aprovechó un descuido de Pantoja para acercarse a Mario y pedirle perdón por todo lo que había hecho, pues ella sabía que no estaba bien, que había actuado egoístamente y que entendía si él y Violeta nunca la llegaran a perdonar, pero para limpiar un poco su culpa, ella estaba planeando algo para liberarlo y que pudiera correr a buscar a Violeta Dolores. Mario le dijo que él la perdonaba, pero porque ella estaba esperando un hijo suyo. Milena se fue a conversar con Pantoja, mientras que Liseth se acercó a Mario y le dio agua, además de algo de comida. Liseth le dijo que debía estar atento porque en cualquier momento de la noche, podría ser liberado, pero ella arriesgaría su vida por él, así que después de liberado, él debía ayudarla ya que su padre no solo la desheredaría, sino que buscaría la forma de vengarse de ella y de castigarla.

 

Don Claudio Campillo, fue trasladado a la prisión mientras se decidía su juicio. Para su sorpresa, su celda en los calabozos estaba al lado del calabozo de don Juan Bautista.  El General Epifanio le dijo que ya tenía todo listo para que escapara esta misma noche, pues mañana sería su ejecución. Don Claudio estaba seguro de que alguno de los Legionarios le había tendido esta trampa, por eso, si él no cumplía su palabra de liberarlo esta noche, mañana él confesaría el nombre de todos los legionarios ante el virrey. Pero doña Irma no pensaba correr con ese riesgo, por eso su guardaespaldas se encargó de comida a los guardias para que se la entregaran a don Claudio haciéndole creer que se la enviaba su esposa.

 

Lejos de ahí, en la hacienda del capitán Celedonio, todo estaba listo para la cena de compromiso. Yiaffa y Marcela tenían todo listo para entregar la copa envenenada a Milena del Carmen y que le dejara el camino libre a Marcela para casarse con don Celedonio. Doña Carmen esperaba que Milena del Carmen terminara casada con Celedonio, así se olvidaría para siempre de cualquier posibilidad con su hijo Fabio. En cambio Fabio no entendía por qué Miel le daba falsas esperanzas cuando en realidad quería era casarse con Celedonio. Fabio había comenzado a recuperar un poco la vista, pero no quería ilusionarse al respecto. Todos departían amenamente en la sala cuando Celedonio les pidió su atención para realizar el brindis. Marcela se encargó de servirle la copa envenenada a Milena del Carmen. Celedonio pidió un brindis por su futura esposa, Miel. Pero al momento que iban a beber un trago después de brindar, Celedonio le pidió a Milena del Carmen, cruzar las copas.

 

El Inquisidor le informó a su hija Viviana que ya le tenía escogido el candidato para esposo, se trataba del General Epifanio, quien si todo salía bien, se convertiría en el nuevo Virrey. Viviana no deseaba casarse con el General, pero tampoco quería que su amado Orlandito muriera decapitado. Sady se dio cuenta de la encrucijada en la que estaba su hija, así que se acercó a aconsejarla. Viviana no entendía por qué últimamente Sady siempre estaba a su lado. Sady le dijo que tal vez era el momento de contarle la verdad, de quien era ella en realidad.

 

Don Claudio Campillo se comió los alimentos que le habían enviado creyendo que los había preparado su esposa doña Zoraida, al terminar su comida, don Claudio comenzó a sentir que le faltaba el aire y fuertes dolores en el abdomen. Don Juan Bautista lo vio y se sorprendió pues de inmediato supo que se trataba de un envenenamiento. Así que tanto él como Amarildo comenzaron a gritar por ayuda, pero nadie los escuchaba. Don Claudio alcanzó a sacar un pedazo de papel que guardaba con recelo y se lo entregó a don Juan Bautista y le pidió que lo guardara muy bien pues tenía una información muy valiosa que le podría ayudar más adelante, y que él sabría cómo utilizar esa información en su determinado momento. Finalmente don Claudio falleció por culpa del veneno. Don Juan Bautista guardó el papel sin saber que era la lista de todos los que integraban el clan de los Legionarios de la Santa Cruz.

 

Don Alfredo se dirigía hacia la hacienda Onassis cuando se sorprendió de ver en el camino a doña Olga, sola y desamparada. Don Alfredo se ofreció a ayudarla, y ella pensó que tal vez esta era la ayuda que necesitaba. Doña Olga le contó que su cuñado Aminabad la había echado de la casa por haber ayudado a que su esposa, la maldita esclava Violeta, escapara con Mario. Don Alfredo se sorprendió al saber que gracias a ella, él tenía a Violeta muy bien escondida. Por eso don Alfredo se ofreció a ayudarla desinteresadamente.

 

Esa noche, Milena Margarita se acercó a Pantoja y se le insinuó. Pantoja no entendía por qué ese cambio, pero él no pensó en nada más, y como ya era casi la media noche, él se confió en que nadie pensaría en acercarse a Mario en estos momentos, por eso se alejó un poco hacia los arbustos para no ser vistos. En ese momento, Liseth apareció con un cuchillo para soltar las amarras de Mario. Pero Mario estaba un poco débil, por lo que Liseth tuvo que ayudarlo a llegar hasta donde tenía un caballo esperándolos para huir. Cuando Milena se dio cuenta que ya habían huido, decidió marcharse, pero Pantoja le exigió que le cumpliera pues no podía dejarlo así, pero Milena lo golpeó  y se fue. Pantoja reaccionó y se dio cuenta que todo había sido una trampa para liberar a Mario, ahora don Aminabad se desquitaría con él, por eso tal vez lo mejor sería huir. Milena Margarita también sabía que no tenía donde ir, y no se podía quedar porque Aminabad podría cobrarle con su vida por haber ayudado a liberar a Mario, así que decidió irle a pedir ayuda al padre Pedro Julio. 

Usted debe login (registrarse) para comentar.