Fanfic Es
Fanfics en español

La Esclava Virgen por sergiog30

[Comentarios - 33]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

La Esclava Virgen                                                                                                                           Capítulo 144

 

Madame Karina se estaba dando la gran vida con la fortuna de Juan Bautista, pero el verdadero interés de Karina era Aquilito, quien aún seguía en silla de ruedas. Aunque Aquilito había recuperado ya el movimiento de sus piernas, gracias a las terapias que le hacía Flora Margarita, pero él no quería que Karina lo echara a la calle una vez supiera que ya podía caminar. Flora Margarita se había convertido en cómplice y amante de Aquilito, y por él estaba dispuesta a lo que fuera. Aquilito se enteró que Karina estaba interesada en él como hombre, entonces se le ocurrió la idea de aceptar estar con Karina, para planear la forma de quitarle la fortuna que le había robado a Juan Bautista.

 

Mientras que doña Olga estaba encerrada en el establo, Mario Rafael permanecía amarrado al palo en medio del patio, soportando las inclementes temperaturas que le quemaban la piel bajo el sol, y todo empeoraba por las heridas causadas por los latigazos que le había propiciado Pantoja. Elisina no soportaba ver la forma como estaba siendo castigado Mario Rafael, por eso le exigió a su padre que dejara en paz a Mario pues él no había tendido la culpa de nada, todo había sido culpa de la maldita Violeta Dolores, que había sido quien lo había sonsacado para huir. Don Aminabad le dio una bofetada a su hija y le dijo que no podía creer que fuera tan estúpida como para creer eso, y que lo mejor era que se le fuera pasando el capricho que tenía con el tal Mario, porque en cuanto confesara en dónde había escondido a Violeta, lo mataría. Liseth también había alcanzado a escuchar a su padre y también se sentía impotente al ver que no podía hacer nada para salvar a Mario. Liseth también había llegado a sentir algo muy en secreto por Mario, y no pensaba permitir que el único hombre que le había despertado el deseo carnal, muriera.

 

Don Aminabad le advirtió a doña Olga que tenía dos opciones, una era que se marchara por su propia voluntad con sus pertenencias a empezar una nueva vida lejos de su vista. La otra, si decidía quedarse, era que le tocaría vivir con la servidumbre, rodeada de los esclavos, y servir a los esclavos. Así que ella debía decidir si se quedaba o se marchaba. Para doña Olga esta era una gran humillación, después de todo lo que ella había hecho por la familia, había sido como una madre para Elisina y Liseth después que su hermana falleciera, y había cuidado de los intereses de Aminabad, y ahora él la trataba como una poco cosa todo por culpa de la maldita Violeta. Liseth trató de hacerle ver a su padre que la tía Olga tenía razón, que era la hermana de su difunta madre. Pero Aminabad estaba muy furioso y no quería volver a verla.

 

Milena Margarita estaba arrepentida de haber ayudado a don Aminabad a encontrar a Mario Rafael, ahora ella sufría al ver como lo torturaban en el palo del patio principal. Por eso ella pensaba que debía buscar la forma de ayudarlo a escapar, pero en el palo estaba a la vista de todo el mundo y siempre estaba vigilado ya que don Aminabad había dado la orden de que nadie se le acercara ni que lo alimentaran. Liseth se dio cuenta que Milena sufría, y se acercó a proponerle un plan para que por lo menos pudieran darle agua.

Viviana le contó a Rosa Angélica lo que había descubierto sobre sus sospechas de por qué Alvarito se había casado con ella sin amarla. Viviana le dijo que todo parecía ser un plan de venganza de Alvarito contra don Alfredo Linares por la muerte de la tal Carola. Rosa Angélica no podía creer que Alvarito pudiera ser tan bajo como para haberle hecho esa canallada, sobre todo porque debía vengarse de Alfredo, no de ella que no había tenido nada que ver con la muerte de Carola. Por eso Rosa Angélica pensaba confrontar a Alvarito para que le dijera la verdad, y si sus sospechas eran ciertas, jamás se lo iba a perdonar y lo sacaría para siempre de su vida.

 

Lía Margarita sabía perfectamente que la tal gitana Miel era Milena del Carmen, por eso no entendía como había sido capaz de comprometerse con su padre Celedonio si ella a quien amaba era a Fabio. Por eso Lía decidió ir a conversar con Milena del Carmen para que le explicara su comportamiento. Pero Milena del Carmen no sabía si podía confiar en Lía y contarle todo, así que prefirió reservarse los motivos que tenía para haberse comprometido con Celedonio. Milena del Carmen no podía decirle que lo había hecho solo para ganar tiempo y poder contarle la verdad a Fabio.

 

Duncan le informó a don Alfredo que ya tenían a Violeta Dolores encerrada en una choza bien lejana y escondida, que nadie daría con su paradero. Don Alfredo pensaba ir a verla, para humillarla y hacerla sufrir, ya que no podía hacerla suya porque estaba embarazada. Pero se encargaría de hacerle ver que siempre lograba lo que se proponía y que a partir de ahora, ella le pertenecía. Coromoto había alcanzado a oír cuando Duncan había dicho que tenía en cautiverio a la tal Violeta Dolores. Coromoto no la conocía, pero si sabía de la obsesión de Alfredo por ella, así que tenía miedo que Alfredo la fuera a dejar por culpa de la tal Violeta. Por eso Coromoto le contó a Elida Margarita que corrían peligro pues Alfredo tenía en su poder a Violeta Dolores y eso podría hacer que Alfredo las dejara a las dos para quedarse con la tal Violeta.  Así que Elida pensaba averiguar en dónde tenían escondida a Violeta Dolores para ella liberarla, pero con el único fin de esconderla en otro lugar y que nadie la encontrara, se encargaría de hacerle vivir un infierno en vida.

 

Epifanio le dijo al Virrey que don Claudio se negaba a delatar a sus cómplices. Entonces el Virrey le dio autorización al Inquisidor para que ejecutara la condena. Don Claudio debía morir decapitado por traición al Virrey. Doña Irma aun temía que don Claudio pudiera abrir la boca antes de morir, por eso le pidió a su fiel Paropa que se encargara de eliminar a Don Claudio antes que tuviera la oportunidad de delatarlos. El General Epifanio no sabía quién le había tendido esa trampa a don Claudio, pero tuvo que haber sido alguien del grupo que los estaba traicionando y así como lo hicieron con don Claudio, podrían hacerlo con otro. Por eso pensaba ayudar a escapar a don Claudio y mantenerlo oculto hasta descubrir quién era el traidor.

 

Don Alfredo se presentó en la choza abandonada donde estaba Violeta en cautiverio. Ella tenía pocas fuerzas y se sentía muy débil porque no se quería alimentar. Don Alfredo le dijo que tratara de mantenerse con fuerzas por el hijo que estaba esperando, ya que ese era el único motivo por el cual no la tomaba por la fuerza, pero en cuanto ese engendro del demonio naciera, él la tomaría por la fuerza y le enseñaría quien era su verdadero dueño, porque eso sería él para ella a partir de este momento, su único dueño y nadie sabría dónde encontrarla jamás. Violeta Dolores no podía creer que había escapado de una prisión en la Hacienda Onassis para terminar en otra prisión peor, en manos de don Alfredo Linares. Pero Violeta Dolores sabía que tenía que ser fuerte para que su hijo naciera saludable, por eso pensaba hacerle caso a don Alfredo y alimentarse bien, con eso podría tener fuerzas por si se le presentaba la oportunidad de escaparse, lo haría. Elida Margarita y Coromoto habían seguido a don Alfredo y Duncan, ahora ellas sabían en donde se encontraba la esclava Violeta Dolores.

 

Elida Margarita fue de visita a la hacienda Onassis con el fin de echar más leña al fuego. Elida le insinuó a Elisina que seguramente el hijo que esperaba Violeta realmente era de Mario Rafael, y ahora que ella había huido, podría vengarse colocando una denuncia ante la Santa Inquisición, acusando a Violeta Dolores de ser una adúltera. El Inquisidor seguramente haría todo lo posible para que ella pagara por su pecado. Elisina se había dejado convencer.

Usted debe login (registrarse) para comentar.