Fanfic Es
Fanfics en español

La Esclava Virgen por sergiog30

[Comentarios - 33]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

La Esclava Virgen                                                                                                                          

Capítulo 137

 

Doña Beatriz Fontenegra sabía que si el hijo de Celestina estaba vivo, legalmente podría reclamar la herencia del abuelo Galende. Por eso Beatriz debía investigar si el hijo bastardo de su hermana Celestina estaba vivo, porque tendría que eliminarlo antes que llegara a despojar a su hijo Jacobito de todo lo que le pertenecía. Pero esa herencia solo le sería entregada una vez que estuviera casado y naciera su primer hijo. Jacobito ya estaba casado, solo faltaba que Claudia quedara embarazada. Doña Beatriz fue a consultar con su Consejero Espiritual, Wilfredo, quien le dijo que las estrellas le mostraban que Claudia era la perdición de la familia. Pero lo extraño era que decía que la herencia de Galende le sería entregada al primer nieto varón, y no era Jacobito. Ahora Doña Beatriz pensaba obligar a Celestina a que confesara en donde estaba su hijo.

 

Don Aminabad le exigió a Mario Rafael que debía responderle por la virtud de su hija Elisina, y por eso estaba obligado a casarse con ella. Pero Mario Rafael no sentía nada por Elisina, en cambio sí había comenzado a sentir un cariño especial por Milena Margarita, y un deseo de protegerla. Por eso tomó la decisión de huir bien lejos con Milena Margarita y empezar una nueva vida a su lado, y así, olvidarse para siempre de Violeta Dolores. Mario le contó a Milena Margarita que don Aminabad le había exigido casarse con Elisina, por eso lo mejor era prepararse para huir cuanto antes. Milena estuvo de acuerdo, y eso le convenía a Milena Margarita, alejarse cuanto antes de Violeta antes que Mario se enterara de la verdad.

 

Amarildo pensaba reunirse con el Virrey para hacerle llegar unas propuestas de parte de don Juan Bautista. César fue quien recibió a Amarildo, pues debía revisar que no trajera ningún arma para herir al Virrey. Amarildo le preguntó a César si no le interesaba unirse a la causa Abolicionista, pero César le dijo que para él lo único que importaba era la seguridad de su patrón, el Virrey, quien había sido como un padre para él. Amarildo le dijo que le gustaría contar con alguien como el en el grupo de abolicionistas, pues tenía rasgos de líder, para liberar a su pueblo de la esclavitud. Aunque César no era esclavo, en el fondo sentía pena por su raza, de ver cómo eran humillados todo el tiempo por ser esclavos, pero no podía pensar en levantarse contra el Virrey, quien siempre lo había tratado con mucho respeto y benevolencia.

 

Elisina reunió a toda la familia, su padre Aminabad, la tía Olga, su hermana Liseth, hasta la nana Luzdarda e incluso a Violeta Dolores para informarles que había descubierto que Violeta Dolores era amante de Mario Rafael, y por ese motivo debían sacar a los dos cuanto antes de esa casa. Aminabad le reclamó a Elisina que levantara falsos testimonios contra su esposa, que ella pudo en el pasado tener alguna relación con Mario, pero ahora le era totalmente fiel a él. Elisina no entendía como él podía estar tan ciego con Violeta y no darse cuenta que era manipuladora que tenía embrujado al pobre Mario y también a él. Aminabad le dijo que no le iba a permitir que hablara mal de su esposa, y que le exigía respeto. Liseth no entendía que papel jugaba Milena Margarita.

 

Haroldo estaba desesperado pues no sabía a donde podía haberse ido Alexandra con su madre doña Judith. Doña Odila le dijo a su hijo que era lo mejor que podía haber pasado, que se hubieran marchado pues se habían dado cuenta que no aportaban nada. Haroldo le reclamó a su madre pues al parecer lo único que le importaba era el dinero. Ahora que Alexandra había desaparecido, embarazada y con el deterioro de salud, él no la podía abandonar a su suerte, él debía encontrarla. Así que decidió buscarla por el camino que conducía al interior, ya que por barco no podía haber salido puesto que no había llegado barco aún. Pero en medio de su desespero, Haroldo se olvidó de la cita que tenía con Claudia Patricia para huir juntos.

Con el escándalo de la fiesta en la hacienda Onassis, Claudia Patricia se olvidó de conversar con Mario Rafael tal como se lo había prometido a Violeta, y ahora estaba a punto de marcharse con Haroldo muy lejos.

 

Los Legionarios de la Santa Cruz pensaban dar su golpe contra Amarildo esta misma noche. El General Epifanio actuaría como siempre con sus hombres de confianza, y el plan era irrumpir en la casona de Amarildo y darle de baja. Esa noche, Epifanio como siempre, iba con su cara cubierta para que nadie lo descubriera. Irrumpieron en la casa de Amarildo, pero él se dio cuenta y se enfrentó a ellos. Epifanio lo golpeó fuerte en la cabeza dejándolo inconsciente, pero no contaba con que Sandra lo atacaría por la espalda con un cuchillo y quitándole la máscara. Sandra pudo ver que se trataba de Epifanio. Así que a Epifanio no le quedó otra opción que asesinar a Sandra.

 

Doña Beatriz deseaba saber quién era el hijo de Celestina, por eso decidió enfrentarla directamente y le exigió que le dijera en dónde estaba su hijo. Celestina se había asustado por las palabras de su hermana y no entendía por qué le preguntaba por su hijo. Celestina le repitió que estaba muerto pues su padre lo había ordenado así. Pero Beatriz le aseguró que si llegaba a descubrir que su hijo estaba vivo, se encargaría de que muriera como había sido la voluntad de su padre. Ahora más que nunca Celestina debía proteger la identidad de su hijo César.

 

El pobre César se había  entusiasmado mucho con Claudia, pero se estaba dando cuenta que ella en realidad a quien amaba era al tal Haroldo, así que estaba perdiendo las esperanzas. Por eso cuando su padrino, el virrey don Jacobo le preguntó sus intenciones para con Amarilis, César le comentó que estaba interesado en ella y que pensaba hacerla su esposa. Don Jacobo lo felicitó y le prometió que lo ayudaría para que formara su hogar.

 

La esclava Tenerife no soportaba la situación de tener que enfrentarse a Catalina, por eso decidió ponerle punto final al asunto y le exigió a Catalina que se marchara para siempre de la hacienda pues ella era la nueva señora de la Hacienda. Pero Catalina le dijo que solo se marcharía cuando Alvarito la echara, y él sería incapaz de hacerlo. Entonces Tenerife comenzó a fingir que había sido atacada por Catalina y gritó para que todos vinieran a ayudarla. Catalina no entendía lo que estaba haciendo hasta que llegó Alvarito y al ver como estaba Tenerife golpeada, pensó que la culpable había sido Catalina y por eso tomó la decisión de echarla para siempre de la hacienda. Catalina trató de explicarle que todo había sido un truco de Tenerife, pero Alvarito no creía a Tenerife capaz de inventar algo así. Catalina no tuvo más remedio que recoger sus cosas junto a sus tías Digna y Justa. Ahora no sabían a dónde se marcharían.

 

María Beatriz ya no piensa casarse con Darío Campillo y así se lo hizo saber a sus padres. Doña Beatriz la apoyaba en su decisión. Ahora debían buscarle otro joven de alcurnia que estuviera a la altura de su hija. Pero María Beatriz esperaba que esta fuera la oportunidad para poder unirse a Haroldo. María Beatriz deseaba tanto poder ganarle a Claudia Patricia. Por su parte, Darío le pidió perdón a María Victoria y le aseguró que no la desampararía, que él la ayudaría sobre todo ahora que pensaban sacarla del palacio, él la llevaría a vivir a su mansión.

 

Don Alfredo no pensaba resignarse a haber perdido a Violeta Dolores, él no podía dejar que otro la disfrutara. Por eso le dijo a su capataz Duncan que estuvieran preparados pues en cualquier momento pensaba robarse a Violeta Dolores para mantenerla escondida en un lugar bien lejano donde nadie pudiera encontrarla. Ese momento podría ser muy pronto.

Usted debe login (registrarse) para comentar.