Fanfic Es
Fanfics en español

La Esclava Virgen por sergiog30

[Comentarios - 33]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

La Esclava Virgen                                                                                                                           Capítulo 135

 

Don Alfredo aprovechó un momento para hablar a solas con Violeta. Don Alfredo le dijo que jamás la había olvidado y que su obsesión por ella se mantenía firme, a pesar de que ya no era una esclava virgen, él aún la deseaba y lo único que lo detenía en este momento era su embarazo, pero después que naciera ese niño, vería la forma de robársela y tenerla solo para él. Violeta le aseguró que eso jamás sucedería.

 

César le dijo a Claudia Patricia que estaba muy hermosa esta noche, y ella no sabía por qué se sentía rara cada vez que César se le acercaba, tal vez era porque él le parecía una persona agradable y siempre aparecía cuando ella más lo necesitaba.

 

Don Alfredo le presentó a Madame Karina al Virrey Don Jacobo. El había quedado impresionado con la belleza y la elegancia de Karina. Don Alfredo los dejó a solas para que Karina aprovechara y terminara de hacer su trabajo. Alfredo esperaba que Karina lograra conquistar a Jacobo, quien seguramente deseaba tener una amante.

 

Liseth esperó a que Mario estuviera solo para pedirle que estuviera más pendiente de Milena Margarita su mujer, pues ella se veía fuerte, pero en realidad estaba sufriendo mucho por dentro y ella sabía que él era un buen hombre que no dejaría desamparada a la mujer que amaba. Mario se extrañó por las palabras de la dulce Liseth, así que fue a preguntarle a Milena que le había sucedido. Ella no quería contarle nada, pero al final terminó confesandole que un hombre desalmado había abusado de ella, pero lamentablemente ella no sabía quién había sido. Mario Rafael enfureció al saberlo y pensó que Liseth tenía razón, él no podía descuidar a Milena Margarita quien necesitaba de todo su apoyo y protección. Mario sospechaba de Pantoja. Mario se dio cuenta de todo lo que Milena Margarita había sufrido desde la muerte de Arturo, ahora la violación, y todo este tiempo apoyándolo a él incondicionalmente, hasta había cuidado de él todo el tiempo que había estado mal herido, por eso ella se merecía su gratitud y su protección, y le prometió que no la desampararía de ahora en adelante y que cuidaría de ella todo el tiempo. Ahora que Mario le había prometido estar con ella por siempre cuidándola y protegiéndola, Milena se dio cuenta que por nada del mundo Mario debía saber la verdad sobre Violeta, él debía seguir pensando que Violeta estaba interesada en Aminabad y su fortuna y que esperaba un hijo suyo.

 

Violeta Dolores estaba desesperada pues sentía el rechazo de Mario Rafael, ella no podía creer que Mario siguiera rechazándola a pesar de ella haberle contado toda la verdad. Y ahora era Milena quien no se acercaba a ella. Por eso a Violeta se le ocurrió otra solución, contarle todo a su amiga Claudia Patricia para ver si ella lograba hablar con Mario Rafael y hacerlo entrar en razón. Así que Violeta se acercó a Claudia y le contó todo. Claudia Patricia le juró que no diría nada a nadie, solo se lo contaría  a Mario Rafael y trataría de hacerlo entrar en razón.

 

Elisina le contó a la tía Olga y a Luzdarda lo que acababa de descubrir de Violeta Dolores y Mario Rafael. Olga le dijo que tenían que desenmascarar de inmediato a la tal Violeta Dolores para que Aminabad la corriera de inmediato de la casa.

 

Mientras Lilibeth y María Beatriz preparaban la trampa contra Claudia Patricia, Darío aprovechó el descuido de María Beatriz para verse a solas con María Victoria en las afueras de la Hacienda. Pero Paropa también los vio salir y le pareció que era una buena información para doña Irma.

 

Elida también tenía muchos deseos de estar con su amado Erwin, por eso salió disimuladamente del salón para las caballerizas sin que nadie la viera excepto Erwin, quien la siguió. Una vez a solas, dieron rienda suelta a su pasión, como estaban acostumbrados ya. Erwin se había dado cuenta que definitivamente se había vuelto dependiente de Elida, y ella de él. Irma se dio cuenta que Erwin estaba con Elida, así que si Elida se atrevía a desafiarla, le demostraría de lo que ella era capaz.

 

Haroldo también había sido invitado a la hacienda Onassis, por eso asistió con su esposa Alexandra y su madre doña Odila. Lilibeth y María Beatriz planearon exponer a Claudia ante todos como la adúltera y mujerzuela que era. Entre las dos se encargaron de citar en las afueras de la hacienda a Claudia Patricia y Haroldo, para propiciar un encuentro amoroso y que todos se dieran cuenta. María Beatriz esperaba que con eso, Alexandra decidiera apartarse de Haroldo y dejarle el camino libre.

 

Claudia Patricia recibió una nota donde aparentemente Haroldo la citaba en los jardines de la Hacienda. Don Haroldo recibió una nota igual por lo que ambos se encontraron en los jardines. A Claudia le pareció extraño que la citaran allí, pero su corazón latía a mil pues hacía tiempo que no se encontraba a solas con Haroldo. Para Haroldo también era muy extraño, así que le preguntó que para que lo había citado. Ella le dijo que había sido él quien la había citado a ella. Haroldo también sentía algo al estar a solas con ella, y terminó por confesarle que aún estaba enamorado de ella. Ella no podía creerlo y le preguntó que entonces por qué estaban separados si los dos se amaban? Haroldo le recordó que él estaba casado ahora con Alexandra y ella con Jacobito, por eso no podían estar juntos. Y además de todo, Alexandra esperaba un hijo de él, que era lo que él siempre había deseado. Claudia le recordó que ella ya le había dado un hijo, pero por culpa de su madre Odila y de Ofelia, se habían separado, de lo contrario ahora serían una familia feliz. Haroldo recordó esos momentos en que habían sido felices y la tomó entre sus brazos y la besó apasionadamente. María Beatriz y Lilibeth habían decidido esconderse entre los jardines para esperar el momento justo y armar un escándalo para que todos salieran y descubrieran a Claudia Patricia en brazos de Haroldo. Pero María Beatriz escuchó a otra pareja también escondida entre la maleza, y grande fue su sorpresa al ver que se trataba de su prometido, Darío Campillo, con la ahijada de su padre, María Victoria. María Beatriz no se contuvo y armó semejante escándalo pues le parecía humillante que su prometido se metiera con la hija de la sirvienta de la casa. Todos en la fiesta escucharon el escándalo y salieron a ver de qué se trataba. María Beatriz estaba muy alterada pero les hizo saber a todos que su prometido la engañaba con María Victoria. Doña Beatriz Fontenegra no podía creer semejante humillación. Mientras todos estaban pendientes del escándalo de María Beatriz, solo Alexandra había visto a Haroldo y Claudia Patricia juntos, quienes se escondieron para que nadie los viera. Alexandra se dio cuenta que ella realmente nunca le había importado a Haroldo, él siempre había estado enamorado de Claudia Patricia y si no estaban juntos era porque ella le iba a dar un hijo. Por eso Alexandra tomó la decisión de irse lejos de la vida de Haroldo. Alexandra aprovecharía esta misma noche para marcharse, y cuando Haroldo regresara a la casa, ya no la encontraría.

 

En medio de la confusión creada por María Beatriz, el conde Javier Ortigoza aprovechó para dejarle una nota al Virrey donde le advertía que manos criminales orquestaban un plan para eliminarlo, y se trataba de Los Legionarios de la Santa Cruz. El Virrey se llenó de temor al pensar que un grupo de personas se había organizado para maquinar un plan para eliminarlo. Por eso le pidió a César que investigara quienes conformaban ese grupo de Los Legionarios para acabar con todos los que estuvieran conspirando en su contra. El Virrey don Jacobo no pensaba permitir que un grupo elitista terminara con sus planes, antes él los descubriría y los eliminaría a todos.

Usted debe login (registrarse) para comentar.