Fanfic Es
Fanfics en español

La Esclava Virgen por sergiog30

[Comentarios - 33]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

LaEsclavaVirgen                                                                                                                          Capítulo 129

 

 

 

El joven Erwin Ramírez se dirigía a visitar a su prometida Elisina a la Hacienda Onassis cuando de repente se encontró en las afueras de la Hacienda con Milena Margarita. Erwin pudo ver que se trataba de una joven hermosa y sensible, tal y como a él le gustaban. Pero Milena Margarita le dijo que era empleada en la hacienda Onassis. Eso frenó un poco al joven Erwin, pero él no se quedaría con las ganas.

 

 

 

Violeta Dolores le pidió perdón a Mario Rafael, pero desafortunadamente don Aminabad había regresado y él era su legítimo esposo, y fue él quien la había salvado de morir decapitada acusada de un crimen que no había cometido, por eso, ella debía seguir al lado de su marido o de lo contrario la Santa Inquisición podría condenarla a muerte. Pero lo más importante de todo era que don Aminabad había ejercido su derecho como su esposo y la había preñado. Mario Rafael sintió que le clavaban un puñal en el corazón, no podía creer que fuera cierto lo que su amada Violeta le confesaba, él siempre se imaginó que sería el único hombre en la vida de Violeta y ahora ella le confesaba que no era así, que otro hombre la había poseído y peor aún, la había dejado preñada. Violeta Dolores le pidió a Mario Rafael que por el bien del hijo que ella esperaba, se marchara lejos y dejara de buscarla, porque en estos momentos lo único que a ella le importaba era su hijo. Mario le dijo que no le creía nada, que ella debía estar mintiendo por alguna razón y él pensaba quedarse a planear la forma de huir juntos. Pero Violeta le exigió que la dejara en paz pues ella deseaba que su hijo creciera al lado de su padre, don Aminabad, y que algún día se llegara a convertir en el heredero de todo. Mario Rafael no podía creer que fuera cierto lo que Violeta le decía, pero no le quedó otro remedio que creerle. Violeta Dolores se despidió pidiéndole por última vez que se marchara y no la buscara más. Violeta iba de regreso a su habitación con el corazón hecho pedazos, pues acababa de enterrar una estaca en el corazón del hombre que ella amaba. Mario Rafael también estaba muy destruido y solo quería olvidar lo que acababa de escuchar.

 

 

 

Después de visitar a su prometida Elisina, el joven Erwin se fue a encontrar a escondidas como ya era habitual, con Elida Margarita. Al parecer ambos habían creado una relación de dependencia y se necesitaban el uno al otro, sin olvidar sus papeles, Elida como esposa de don Alfredo, y Erwin como prometido de Elisina. Elida y Erwin tenían todos los días su momento de pasión en el que se desconectaban del resto del mundo y solo eran ellos dos. Pero doña Irma fue a la hacienda Onassis para comprobar que la relación de Elisina y Erwin iba por buen camino, y se sorprendió al no encontrar a su hijo con Elisina. Irma comenzó a sospechar que podría haber otra mujer interponiéndose en el futuro de su hijo, y debía ser una mujer que tenía mayor influencia en su hijo de la que ella misma que era su madre. Así que Irma decidió investigar quién era esa mujer que podía poner en riesgo sus planes para acabar con ella.

 

 

 

El Capitán Celedonio había comenzado a cortejar a sus candidatas para ocupar el lugar de su difunta esposa. Así que les hizo saber a Rosa Angélica, Marcela y a Miel, su interés por ellas. Miel, es decir, Milena del Carmen, sentía asco solo de pensar en que Celedonio le pudiera poner una mano encima, pero su tía Maritza tenía razón en que solo él podía ser el responsable de que el soldado que la había llevado fuera del pueblo, hubiera tratado de matarla. Milena del Carmen quería descubrir eso, y la única manera era ganándose la confianza de Celedonio. Rosa Angélica no deseaba para nada que Celedonio se le acercara, por eso hizo pública su supuesta relación con Juan Carlos, que eran marido y mujer. Eso decepcionó un poco a Celedonio, quien de inmediato la descartó. Ahora Rosa Angélica debía demostrar que realmente era la mujer de Juan Carlos.

 

 

 

Lía Margarita estaba segura de que la tal gitana Miel era la misma Milena del Carmen, pero que estaba ocultando su identidad por razones obvias. Lía estaba tranquila teniendo a Milena del Carmen cerca pues cuando ella muriera, le gustaría que su amado Fabio quedara al lado de alguien que lo amase de verdad, y nadie mejor que Milena Del Carmen.

 

 

 

Ana Gregoria y Celestina estaban felices de la recuperación de César. Claudia Patricia también había quedado más tranquila pues le había llegado a tomar aprecio a César. La única intranquila era Amarilis quien no entendía por qué Claudia se preocupaba por César y menos aún, por qué César se había recuperado con la presencia de Claudia. Amarilis pensaba consultar una bruja.

 

 

 

Darío Campillo había ido a visitar a su prometida María Beatriz al palacio, pero como era costumbre, María Beatriz siempre hacía esperar a Darío. Por eso Darío aprovechaba ese tiempo para conversar con María Victoria. El le confesó que cada día que pasaba no podía vivir sin saber de ella. María Victoria le confesó que le pasaba igual. Darío no sabía cómo hacer para romper su compromiso con María Beatriz. María Victoria le contó que María Beatriz estaba interesada en otro hombre, así que tal vez entre los dos podrían llegar a un acuerdo mutuo. Pero a Darío le preocupaba más la reacción de su madre.

 

 

 

Los Legionarios de la Santa Cruz estaban furiosos pues el capitán Epifanio no había logrado acabar con César. Así que pensaron en el plan de don Alfredo, de tratar de convertir a Madame Karina en la amante del Virrey. El primer acercamiento sería en la fiesta de don Aminabad.

 

 

 

Esa noche, Claudia Patricia volvió a pedirle a María Teotistes que durmiera con ella para hacerle compañía. Claudia Patricia sospechaba que María Teotistes volvería a hacer lo mismo de la otra noche. Así que Claudia Patricia fingió dormir y María Teotistes comenzó a acariciarla. Para Claudia Patricia era muy extraña la sensación, pero no le disgustaba. Era la primera vez que alguien la trataba  con mucha ternura. Claudia Patricia comenzó a pensar si era posible que llegara a olvidarse de su obsesión por Haroldo?. 

 

 

 

Mario Rafael había tomado mucho licor para olvidar la noticia de que su amada Violeta Dolores estaba embarazada de un maldito viejo. Pero en el fondo si él intentaba robarse a Violeta, ella sería acusada de adulterio y condenada a morir apedreada, por eso, por el bien de Violeta, Mario debía renunciar a ella, dejarla que fuera feliz al lado de su hijo y su marido. Milena Margarita se dio cuenta del estado en que estaba Mario Rafael y trató de ayudarlo a que llegara a su cama. Mario se dio cuenta que Milena Margarita había estado a su lado todo este tiempo incondicionalmente. Por eso le contó lo que Violeta le había confesado. Milena Margarita estaba extrañada de eso, pero todo tenía lógica, aunque Milena llegó a pensar que el hijo también podía ser de Mario, pero prefirió callarse eso. Mario Rafael solo quería olvidarse de Violeta, y debía marcharse lejos. Milena le dijo que ella podría irse con él y acompañarlo, ya que Violeta tampoco dejaba que ella se le acercara. Mario se dio cuenta que había ganado una amiga incondicional y le agradeció por todo lo que había hecho por él. Milena le dijo que lo hacía con gusto. En ese momento los dos guardaron silencio y se miraron fijamente hasta que no pudieron contenerse y terminaron besándose apasionadamente. Para Milena era un sueño hecho realidad, para Mario era una forma de comenzar a olvidar a Violeta. Pero por el motivo que fuera, los dos dieron rienda suelta a toda la pasión que tenían guardada y terminaron en la cama como queriendo devorarse el uno al otro. En ese momento ninguno de los dos tenía cabeza para pensar si estaba bien lo que estaban haciendo, solo querían amarse. Mientras que Violeta lloraba inconsolable en su habitación por haberle dicho esas mentiras a Mario Rafael, ella sabía que con eso le iba a perder para siempre. 

Usted debe login (registrarse) para comentar.