Fanfic Es
Fanfics en español

La Esclava Virgen por sergiog30

[Comentarios - 33]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

La Esclava Virgen                                                         Capítulo 127


 


Doña Celestina estaba muy angustiada por la suerte de su hijo César, aunque nadie sabía que César era en realidad hijo de Celestina. Claudia Patricia se dio cuenta que Celestina estaba muy alterada tras ver que César estaba muy grave, así que le preguntó por qué le dolía tanto lo que le habían hecho al hijo de la nana Ana Gregoria. Celestina solo le respondió que a César lo apreciaban mucho en la familia porque lo habían visto crecer. Lisbelia, el ama de llaves, también notó algo muy raro en la actitud de doña Celestina.


 


El galeno le informó al Virrey don Jacobo que las heridas de César habían sido graves pero  su vida no corría peligro. Ana Gregoria pudo descansar al escuchar esas palabras. Amarilis se ofreció para cuidar de César. Claudia Patricia no pudo evitar sentir curiosidad por ver lo que le había sucedido a César, por una extraña razón, él era una de las pocas personas en el palacio del Virrey que le habían caído muy bien.


 


Milena del Carmen tenía mucho miedo que alguien descubriera que ella era la misma esclava que había estado casada con Fabio. Pero no podía disimular su felicidad cuando estaba cerca de su hijo. El bebé también había reconocido a su madre. Así que la tía Maritza le exigió que se controlara cuando estuviera cerca de su hijo si no quería que las desenmascararan. Pero Lía Margarita había visto la forma como el bebé había reaccionado al ver a la tal gitana Miel. Lía Margarita se puso a repararla bien y estaba segura de que era la misma Milena del Carmen, así que decidió confrontarla.


En cuanto eso, Celedonio estaba un poco afligido por la muerte de su esposa, así que su hija Kathy le aconsejó que buscara una compañera para que no se quedara solo, pero una compañera de su misma posición social. Celedonio se había fijado en las nuevas empleadas, Rosa Angélica y en la gitana Miel, alguna de las dos podría ser su compañera.


 


El gitano Carrao había seguido a Maritza y se había dado cuenta que había llegado a la hacienda que ahora pertenecía a Celedonio. Carrao era primo de Yiaffa, así que le preguntó por Maritza y su sobrina. Yiaffa solo le comentó lo que sabía de ellas, que eran gitanas y que el dueño de la hacienda, Celedonio, había quedado viudo y se mostraba interesado en la gitana. Carrao sospechó de inmediato que Maritza había asesinado a la esposa de Celedonio para que Milena del Carmen se casara con Celedonio. Yiaffa le dijo que Celedonio al parecer quería buscar una nueva mujer. Entonces a Carrao se le ocurrió que podría entrar a la contienda, Marcela, la sobrina de Yiaffa. A Yiaffa le pareció una buena idea, que su sobrina fuera quien se casara con Celedonio.


 


Don Alfredo tenía un plan para tener a alguien cerca del Virrey que pudiera encargarse de su muerte. Para nadie era un secreto que el Virrey tenía sus aventuras con mujeres debido a que ya no había intimidad con su esposa doña Beatriz. Por eso, don Alfredo pensó en proporcionarle una amante distinguida y discreta, a la altura del Virrey. Don Alfredo pensó en Madame Karina, ella podría ser la amante y al mismo tiempo, la espía del Virrey, y llegado el momento, podría darle muerte. Por eso aprovecharían la fiesta que daría don Aminabad y a la cual asistiría el Virrey, para propiciar el encuentro y esperar que el Virrey se deje seducir por los encantos de Karina.


 


Haroldo fue nuevamente a hablar con el Virrey, esta vez para solicitar un perdón a nombre de su hermana Sandra. Claudia Patricia le habló en secreto al Virrey y le aconsejó que debería darle el perdón a Sandra, ya que de lo contrario don Haroldo podría pensar que tenía algún problema personal contra él. El Virrey don Jacobo se dio cuenta que nuevamente Claudia Patricia tenía razón, por eso le concedió el perdón a Sandra Aragón.


Haroldo sospechó que Claudia Patricia era quien estaba influenciando en las decisiones del Virrey, por eso se le acercó a reclamarle por no haber permitido que el Virrey le diera el permiso para el negocio. Claudia Patricia le reconoció que ella tenía mucha influencia sobre las decisiones del Virrey, y que se iba a aprovechar de eso para hundirlo a él y su familia, hasta verlos pedir limosna en las calles. Pero don Claudio Campillo también se había dado cuenta de la influencia que tenía Claudia Patricia sobre el Virrey. Don Claudio Campillo lo comentó con su esposa, doña Zoraida, quien pudo percibir que Claudia Patricia podría ser un obstáculo para lograr sus planes. Así que la mejor opción era acercarse a Claudia Patricia y fingir ser amigos.


 


Elisina estaba dispuesta a todo para seducir a Mario Rafael. Elisina estaba acostumbrada a hacer lo que se le antojaba y a tener al hombre que deseaba, por eso tenía fama de mujer fácil en Europa y eso hizo que ningún hombre de la corte la tomara en serio. Afortunadamente don Aminabad le había conseguido en estas tierras un compromiso con el joven Erwin. Pero Elisina sentía pasión era por Mario Rafael y no descansaría hasta seducirlo. Mario Rafael se había dado cuenta de las miradas insinuantes de Elisina, pero prefería hacerse el de la vista gorda pues no le interesaba. Liseth también pudo darse cuenta de la forma como su hermana miraba a Mario, y solo esperaba que Mario no fuera a caer en las garras de su hermana. Pero Mario estaba muy desesperado por no entender la actitud de Violeta Dolores, tanto que solo podía desahogarse con Milena Margarita. Ella le dijo que lo comprendía perfectamente y que podía contar con ella para desahogarse siempre que lo necesitara. Mario le agradeció por su amistad incondicional.


 


El Virrey cumplió su palabra y logró que Sandra Aragón y Castilla saliera libre. Amarildo y Haroldo la estaban esperando. Sandra se sorprendió al ver a Amarildo, pero Haroldo le dijo que gracias a él estaba en libertad. Amarildo le pidió perdón por haberla rechazado en el pasado, pero ahora estaba seguro de querer formar una familia con ella y los dos niños. Sandra aceptó quedarse con el hijo que había adoptado Hemilda. En unos días se casarían ante la iglesia. Amarildo se encontraba ayudando a Sandra en la limpieza de los niños cuando pudo notar un lunar en forma de estrella en la cadera de los dos niños. Sandra se sorprendió pues ese era el lunar de la familia Aragón y Castilla, no era posible que lo tuviera el hijo de Hemilda. Amarildo le recordó que la supuesta madre verdadera del niño era Elida Margarita. Solo había una explicación para esto, que en realidad el niño no fuera hijo de Elida Margarita. Amarildo pensaba investigar, y de ser cierto, él sospechaba que ese niño podría ser el hijo perdido de Haroldo y Claudia Patricia.


 


Amalfi habló con Violeta Dolores y le pidió que no la odiara pues ella solo cumplía órdenes de doña Luzdarda de mantenerla vigilada, pero ella sabía que ella era una buena persona, por eso quería ayudarla en lo que le pidiera. Violeta no sabía si confiar realmente en Amalfi, así que le pidió que la dejara salir sola y que no le avisara a nadie, si en verdad quería ayudarla. Amalfi le prometió que no diría nada a nadie. Violeta Dolores aprovechó para salir y dirigirse al galpón donde dormían los empleados. Pero no se dio cuenta que Luzdarda la había seguido. Violeta Dolores se encontró con Mario Rafael, quien le pidió una explicación por su comportamiento. Ella le dijo que debía contarle algo grave, pero que tenía que prometer que no cometería una locura. En ese momento aparecieron don Aminabad con Pantoja y agarraron a Violeta Dolores.  Don Aminabad le ordenó a Pantoja que amarrara a Mario Rafael en el palo del gran patio. Aminabad se llevó a Violeta Dolores a la casa y le preguntó si era Mario Rafael el padre del hijo que ella esperaba, y si no le decía la verdad, ordenaba que mataran a Mario. Violeta Dolores estaba asustada y terminó confesando que Mario Rafael era el padre del hijo que ella esperaba. Aminabad le recordó el peligro que ella y su hijo corrían si alguien llegara a saber la verdad, por lo tanto era peligroso que Mario estuviera cerca y mucho peor si se llegara a enterar de la verdad, así que debía hacer que se marchara lejos por sus propios medios.

Usted debe login (registrarse) para comentar.