Fanfic Es
Fanfics en español

La Esclava Virgen por sergiog30

[Comentarios - 33]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +
Notas:

Temprada de Cambios

La Esclava Virgen                            

SEPTIMA TEMPORADA                                                Capítulo 126

 

Don Aminabad no entendía que era lo que pretendía el tal Mario Rafael al acercarse a su esposa Violeta Dolores. Don Aminabad llegó a pensar que Mario podría estar pensando en aprovecharse de ella. Pero en eso apareció Milena Margarita y le pidió disculpas a don Aminabad pues su marido Mario Rafael era muy distraído. A don Aminabad le tranquilizó un poco el saber que Mario Rafael tenía mujer, sin embargo pensaba tenerlo vigilado. En eso se acercaron Luzdarda y las niñas Elisina y Liseth para ver por qué había tanta confusión pero don Aminabad les pidió a todos que se olvidaran del incidente, sin embargo, Elisina y Liseth habían quedado impactadas con Mario Rafael, ellas no podían creer que alguien con la presencia de Mario Rafael fuera un simple peón. Era la primera vez que Liseth se sentía atraída por alguien, pues hasta el momento solo sentía deseos de entregar su vida al Señor. En cambio para Elisina era como ver una presa que debía cazar, ella había puesto los ojos en Mario Rafael y si era un peón, ella podría hacer con él lo que quisiera, y quería poseerlo.

 

Rosa Angélica y Juan Carlos habían logrado huir bien lejos de la hacienda de Alvarito, y llegaron por casualidad a la hacienda de don Celedonio y como estaban necesitando personal, Yiaffa los contrató sin ningún inconveniente. Rosa Angélica había pasado la mayor parte de su vida en un convento, por eso ahora con ropa de señorita nadie la reconocía. Rosa Angélica y Juan Carlos trabajarían como peones en la hacienda de Celedonio. Al igual que comenzaron a trabajar Milena del Carmen, quien ahora era conocida como Miel, la gitana. A Celedonio le llamó mucho la atención las dos nuevas empleadas, tanto Miel como Rosa Angélica. Pero él le debía respeto a su esposa enferma doña Letty. El capataz Yiaffa les indicó sus deberes a los nuevos empleados. La tía Maritza debía cuidar de doña Letty y del bebé. Miel, la gitana, debía encargarse de atender al ciego Fabio y a doña Lía Margarita. La tía Maritza estaba feliz de que pronto podría llevar a cabo su venganza. Hace muchos años Maritza tenía una familia feliz, pero Celedonio los mató a todos cuando huían a tierras de cimarrones. Maritza fue la única sobreviviente. Ahora Maritza deseaba acabar con toda la familia de Celedonio y le habían dado la oportunidad de comenzar con su esposa doña Letty.

 

Claudia Patricia sentía que estaba ganando su lugar ante don Jacobo, el Virrey, pero al mismo tiempo le confesó a su fiel María Teotistes que se sentía sola y vacía por dentro. Ella en realidad sentía que seguía amando a Haroldo, pero cada día era más imposible que estuvieran juntos. María Teotistes le aconsejó que lo mejor era que se olvidara de Haroldo para siempre pues él no sabía apreciarla y solo le traía problemas, en cambio podía darse la oportunidad de tener nuevas experiencias, disfrutar de la vida sin estar amargada por vengarse de un hombre que no la supo valorar en su momento. Claudia Patricia le pidió a María Teotistes que se quedara a dormir con ella esa noche pues no quería sentirse sola. María Teotistes mal interpretó la propuesta de Claudia Patricia.

 

La malvada Karina disfrutaba de la fortuna de Juan Bautista, al mismo tiempo planeaba la forma de vender todas las propiedades a don Alfredo para marcharse con el dinero a viajar por el mundo al lado de Aquilito, que es el hombre que ella deseaba para ella. Pero mientras que Aquilito se recuperaba de su invalidez, Karina se divertía con el nuevo peón de la hacienda, John Fernando. Karina quería ser vista en la región como una dama, por eso debía casarse con alguien de buenos apellidos y abolengo como Aquilito. Por lo pronto le pidió a don Alfredo que la involucrara en las reuniones de sociedad pues deseaba estar a la par que todas las damas. Alfredo accedió con el fin de que Karina acelerara el proceso de convencer a Sonia Margarita para la venta de su parte de la hacienda. Karina le aconsejó a Sonia Margarita que debía casarse con el conde Javier Ortigoza. Pero Sonia Margarita le confesó que le gustaba era el peón John Fernando.

 

Los Legionarios de la Santa Cruz pensaban dar esta noche un golpe contra César para quitarlo del camino y el siguiente paso sería eliminar al Virrey. Pero ahora que veían la posibilidad de eliminar al virrey, comenzaron las especulaciones sobre cuál de los integrantes de la secta podría ocupar el lugar del Virrey. Don Claudio Campillo creía que era el más indicado para ocupar ese cargo, pero doña Irma también pensó que su marido ejercería mejor ese papel. Sin embargo, el Inquisidor creía que era a él a quien le correspondía ser el nuevo Virrey por toda su labor. El General Epifanio les recordó que había sido él quien los había agrupado, por tanto él tenía la capacidad de liderazgo. El Arzobispo Plutarco les pidió que primero eliminaran al Virrey y después se miraría quien ocuparía su lugar. Todos estuvieron de acuerdo.

 

Esa noche, César fue brutalmente atacado sin que pudiera darse cuenta de quienes lo agredían. El pobre César fue dejado abandonado en un callejón muy mal herido y moribundo hasta que fue encontrado por un campesino que lo llevó hasta el palacio del Virrey. Cuando Ana Gregoria lo vio se impresionó mucho de ver a su hijo agonizando. De inmediato alertó a todos en el palacio. Don Jacobo mandó a traer al galeno con urgencia, él no podía permitir que le sucediera algo a su hombre de confianza y a quien quería como a un hijo.

 

Milena del Carmen, o Miel como se hacía llamar ahora, tuvo su primer encuentro con Fabio, quien ahora estaba ciego y no la podía ver. Miel se presentó ante Fabio y le dijo que estaba para servirle en todo lo que necesitara. Fabio había quedado sorprendido al escuchar esa voz que le recordaba tanto a Milena del Carmen. Miel le dijo a Fabio que era una gitana en busca de un cambio de vida. Pero Fabio quedó confundido pensando que se trataba de Milena del Carmen.

 

La tía Maritza aprovechó un momento a solas con doña Letty para colocarle una almohada en la cabeza y asfixiarla. De inmediato gritó pidiendo ayuda y Celedonio llegó a corroborar la muerte de su querida esposa. Maritza le dijo que la había encontrado tosiendo mucho y había tratado de ayudarla pero parecía como si no pudiera respirar hasta que finalmente dejó de respirar. Celedonio lamentó la muerte de su esposa, y ahora debía ocuparse de su funeral.

 

Elisina había quedado intranquila después de conocer a Mario Rafael, ella sabía que era un peón de su hacienda y por lo tanto podría hacer con él lo que le complaciera. Lo malo era la tal Milena Margarita que parecía ser su mujer. Pero eso no le importaba a Elisina quien estaba acostumbrada a tener a los hombres que ella deseaba. Por eso no descansaría hasta seducir a Mario Rafael sin importar que estaba comprometida con Erwin Ramírez.

 

Mario le pidió a Milena Margarita que intentara ella acercarse a Violeta Dolores para ver si a ella sí le contaba lo que estaba sucediendo. Milena Margarita tampoco creía que fuera por interés, pero no se explicaba por qué no quería hablar con Mario. Así que Milena Margarita trató de acercarse a Violeta Dolores, pero Amalfi se lo impidió. Milena Margarita trató de discutir con Amalfi, pero Luzdarda se dio cuenta de la discusión y Milena Margarita prefirió marcharse para que no se armara otro escándalo. Definitivamente Violeta estaba bien vigilada y sería imposible acercarse a ella.

 

Don Aminabad por fin había llegado a un acuerdo de negocios con don Alfredo y para celebrar su nueva sociedad, don Aminabad daría una fiesta en su hacienda a la que pensaba invitar a las familias más importantes de la región. Mario Rafael pensaba aprovechar esa fiesta para raptar a Violeta Dolores y llevársela bien lejos, mientras que todos estaban distraídos en la tal fiesta.

 

Usted debe login (registrarse) para comentar.