Fanfic Es
Fanfics en español

La Esclava Virgen por sergiog30

[Comentarios - 33]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

La Esclava Virgen


Capítulo 117


 


Claudia Patricia estaba segura de que estaba haciendo lo correcto para lograr su objetivo que era vengarse de Haroldo y su familia, en especial de doña Odila. Por eso deseaba casarse cuanto antes con Jacobito para poder hacer parte de la familia real. Lo único que le incomodaba era tener que llegar a tener intimidad con Jacobito puesto que le parecía alguien despreciable, pero era un sacrificio para llegar a su meta. Mientras llegaba el día de la boda, Claudia Patricia seguía en la búsqueda de su hijo, con la ayuda de nana Gigio y de la fiel amiga María Teotistes. Solo que no lograban dar con el paradero de la partera Nori Nava. Claudia Patricia no se pensaba dar por vencida hasta encontrar a su pequeño hijo.


 


Doña Zoraida desea que su marido, don Claudio Campillo, llegara a ocupar algún día el lugar del Virrey. Por eso cada día que pasaba lo presionaba para que planeara algo contra el Virrey. Doña Zoraida sabía que don Claudio contaba con la venia del Rey. Pero ahora don Claudio había ingresado a la secta de los Legionarios, y junto a todos ellos, pensaba eliminar al Virrey. La cuestión era que si todos deseaban ver muerto al Virrey, era porque todos querían ocupar su lugar.


 


Junto al Arzobispo Plutarco vino el padre Pedro Julio, quien era el protegido del Arzobispo. Gracias al Arzobispo, Pedro Julio había escalado grandes posiciones en la Iglesia Católica. El objetivo del Arzobispo era convertirlo en Obispo. Al igual que el Arzobispo tenía la aspiración de ser nombrado Cardenal en el Vaticano. Pero el Arzobispo era consiente que para eso necesitaba tener una fortuna y en estas tierras abundaban las minas de oro y esmeraldas. Por eso el Arzobispo pensaba conseguir mucho oro para poder sobornar a las personas indicadas y lograr ser nombrado Cardenal.


 


Pero doña Irma tiene a su hijo Darwin quien también era sacerdote, y Doña Irma quería que su hijo fuera nombrado Obispo de la región. Por eso fue a hablar con el Arzobispo para ver de qué forma podría sobornarlo con el fin de que su hijo fuera nombrado Obispo.


 


Hace algunos años, cuando aún vivía don Paul Falcón y doña Teresita Falcón, al morir ellos y haber dado por muerto a Rodrigo, se nombró como única heredera a Claudia Patricia, por ser viuda de Rodrigo. Pero Arturo de Los Díaz reclamó la mitad de las tierras por ser sobrino de don Paul Falcón. Claudia Patricia había decidido vender la hacienda a don Juan Bautista. Y como el juez falló a favor de Arturo, don Juan Bautista se vio obligado a tener que compartir la Hacienda con Arturo. Pero Arturo tenía una gran deuda económica con don Pedro Arango De La Palma, por eso pensaba casarse con su hija Sonia Margarita. Para saldar esa deuda, Arturo traspasó su parte de la Hacienda a nombre de don Pedro. Por eso actualmente la Hacienda Molinares, antigua Hacienda Falcón, pertenecía a don Juan Bautista y a don Pedro Arango. Al estar en un calabozo don Juan Bautista, quien quedaba como dueña de esa parte era su esposa Madame Karina, quien siempre había sido aliada fiel de don Alfredo Linares. Y don Alfredo siempre ha deseado ser el dueño de toda la región, por eso se quedó con las tierras de los Tapias. Ahora deseaba las tierras de Juan Bautista, por eso le pidió a su aliada Madame Karina que se las vendiera. Karina tenía que convencer a don Pedro de vender su parte para  poder hacer negocios con don Alfredo. La idea de Karina era vender todo y con ese dinero marcharse bien lejos a disfrutar la vida junto al hombre que ella amaba, Aquilito. Sin embargo, Karina tuvo sus dudas cuando vio a un joven peón que había llegado a la hacienda buscando trabajo. Tenía la apariencia de ser alguien de bien venido a menos, su nombre era John Fernando  decía estar necesitando dinero, por eso quería trabajar en lo que fuera.


 


A Madame Karina el pareció alguien muy interesante el tal John Fernando. La esclava Arlenis intercedió para que Karina lo contratara. Cuando Sonia Margarita lo vio, también quedó encantada con él, y por primera vez sentía algo por un hombre diferente a Arturo. Lo que nadie sabía eran las verdaderas intenciones de John Fernando. El había ido a esa hacienda para buscar al asesino de su hermano y hacerlo pagar por eso.


 


María Beatriz le confesó a sus doncellas, María Victoria y Liliguty, que sentía cierta atracción por el tal Haroldo, quien había sido el anterior Virrey. Y por eso no descansaría hasta acercarse a él con cualquier pretexto. María Victoria le recordó que Haroldo era casado y su esposa Alexandra estaba embarazada. Pero ese no sería ningún impedimento para María Beatriz.


 


Con la noticia del embarazo de Violeta Dolores, el Virrey pidió congelar cualquier proceso en su contra al menos hasta que la criatura naciera. Pero el Inquisidor insistía en que debía ser castigada por casquivana, ya que estaba embarazada sin tener marido y eso era un grave pecado ante la iglesia. Violeta Dolores insistía que sí se había casado, pero el Inquisidor le decía que si era cierto, entonces su marido debía dar la cara. La situación se le estaba saliendo al Virrey de las manos por culpa del embarazo de Violeta Dolores. Si por lo menos el marido de ella apareciera, sería más fácil. Pero Mario Rafael continuaba inconsciente bajo los cuidados de Milena Margarita, en las tierras de cimarrones. Milena Margarita estaba un poco más tranquila porque Mario se había mantenido estable, pero aún no se recuperaba.


 


Un misterioso hombre había llegado a la región, se trataba de alguien con mucho dinero y poder ya que había llegado en un barco con mucho equipaje, como dispuesto a quedarse en la región. Todos trataban de averiguar de quien se trataba, pero no sabían quién era.


 


La casa del Capitán Celedonio comenzó a arder en fuego, cuando el capitán Celedonio se dio cuenta, ya era demasiado tarde, así que solo pudo alcanzar a salvar a su esposa doña Letty. Lía Margarita se estaba hospedando en la Hacienda de Fabio Santacoloma para tomar cuidado de Fabio. Después del incendio, doña Letty había quedado muy afectada por el humo que había inhalado, así que el galeno le recomendó que debía estar en un ambiente fresco, rodeada de naturaleza y alejada de la civilización. El Capitán Celedonio sospechaba que el atentado de Fabio había sido perpetrado por algún grupo anti abolicionista, y que tal vez repetirían su crimen. Por eso pensó que esta era la oportunidad para él marcharse lejos, aceptar el dinero de retiro que le ofrecía el General Epifanio y dedicarse a ser feliz con su familia bien lejos de todo. Pero Celedonio pensaba pedirle a Fabio que se marchara con él para que pudiera casarse con su hija Lía Margarita y la hiciera feliz en sus últimos meses de vida. Fabio estaba en una situación que dependía de otras personas pues estaba ciego, y tenía un hijo que debía cuidar pero no podía por estar ciego. Así que en estos momentos lo mejor para su hijo sería aceptar casarse con Lía Margarita para que su hijo tuviera una madre que cuidara de él. Por eso Fabio aceptó casarse con Lía Margarita.


 


Violeta Dolores no salía de su asombro al saber que estaba embarazada de Mario Rafael, solo deseaba que él apareciera pronto a liberarla para ella darle la noticia del hijo que estaba esperando. Aunque como veía las cosas, tenía miedo que su amado Mario Rafael no hubiera sobrevivido y que ella también fuera ejecutada. Mientras Violeta Dolores se debatía en sus pesares, recibió la noticia de que tenía una visita. Ella acudió corriendo pensando que se trataba de Mario Rafael pero al ver quién era, su sorpresa fue mucho mayor. Violeta Dolores jamás se esperaba volver a ver a don Aminabad Onassis frente a ella, era como tener un fantasma frente a sus ojos. 

Usted debe login (registrarse) para comentar.