Fanfic Es
Fanfics en español

La Esclava Virgen por sergiog30

[Comentarios - 33]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

La Esclava Virgen


Capítulo 115


 


Los Legionarios de la Santa Cruz tuvieron una sesión en la que concluyeron que la primera víctima podría ser Fabio Santacoloma. La idea era darle un escarmiento por estar del lado de los esclavos, pero no debían matarlo. Así que el General Epifanio se fue con unos de sus soldados encapuchados y tomaron por sorpresa a don Fabio Santacoloma y le dieron una golpiza que nunca olvidaría.


 


Unos campesinos encontraron el cuerpo de don Fabio y lo llevaron a su hacienda. Doña Carmen estaba consternada por el acto cruel como atacaron a su hijo. Ella de inmediato pensó que habían sido los esclavos. Pero Lía Margarita le recordó que Fabio siempre había tratado bien a  los esclavos, por eso no creía que alguno d ellos hubiera sido capaz de atacarlo. Doña Carmen le pidió al Capitán Celedonio que investigara el crimen y le hiciera pagar a los culpables.


 


Para Elida Margarita era una fecha muy especial pues hoy por fin se casaría con don Alfredo Linares y pasaría a ser dueña de toda su fortuna. Cuando ya sea la esposa del hombre más poderoso de la región, comenzaría por ir acabando con todos sus enemigos uno a uno. Nana Enelvia la felicitó por ese gran triunfo. Aunque le costaba reconocerlo, Elida Margarita sabía perfectamente que no hubiera logrado nada de esto si no hubiera sido por la ayuda de su nana, quien en realidad era su verdadera madre, pero Elida nunca lo reconocería.


 


Don Alvarito de La Plata se sentía atraído por la nueva esclava, Tenerife. A pesar de estar casado con Rosa Angélica y de tener por amante a Catalina, ahora Alvarito estaba interesado en conocer a Tenerife. Orlandito, su hombre de confianza, le recomendó que se dedicara a su esposa Rosa Angélica, quien estaba deprimida y decepcionada del amor. Pero don Alvarito se negaba a reconocer que sentía algo por ella, él solo se había casado con ella por una venganza que hasta ahora no había conseguido. Esta noche debía asistir a la boda de don Alfredo con Elida Margarita, así que tal vez su venganza la pueda encontrar en Elida Margarita.


 


El Virrey le comentó a su Alto Consejero, don Claudio Campillo, sobre la nueva ley que estaba elaborando para que el Rey la aprobara, y que trataba sobre la libertad de vientre. Esto quería decir que a partir del momento que el Rey lo autorizara, toda esclava sería beneficiada con la libertad del hijo que pariera a partir de ese momento, es decir, sus hijos nacería siendo libres. Además de abolir también la ley de la Primma Nocta, en la que otorgaba derecho a todo dueño, a quitarle la virtud a su esclava la noche de bodas, antes que el marido. A don Claudio le pareció una buena propuesta si se trataba de tener el apoyo de los esclavos y evitar que se aliaran nuevamente a los independentistas. Pero don Claudio Campillo no compartía ese pensamiento. Su esposa doña Zoraida se dio cuenta que los planes del Virrey iban en contra de la mayoría de terratenientes de la región, por eso sería conveniente iniciar una cruzada para promoverse como un posible nuevo Virrey que contara con el apoyo de todos en la región. Al querer convocar esta reunión secreta, don Claudio se enteró que ya existía una secta secreta. Doña Zoraida lo incitó a entrar a formar parte de esa secta puesto que les convenía, quizás en un futuro él pudiera ser nombrado como el nuevo Virrey, pues al fin y al cabo ahora mismo era su mano derecha.


 


Itsmenia apuñaleó a Maurice y se llevó nuevamente a Violeta Dolores, dejando a su suerte al pobre Maurice. Violeta Dolores estaba confundida por las palabras de Maurice, pero pensó que él estaba confundiéndola con alguien más. Ahora nuevamente Violeta Dolores iba camino de regreso a Santa Ana de Barahona, donde la esperaba el Inquisidor.


La salud de Mario Rafael no mejoraba a pesar de todos los cuidados de Milena Margarita. Pero para la gitana Maku, era un buen signo el que no hubiera muerto ya. Eso le daba esperanzas y tal vez podría sobrevivir, lo malo es que podría quedar con alguna secuela. Milena Margarita solo espera poder salvarle la vida. Ahora que había tenido más tiempo a solas con él, había aprendido a quererlo. Pero al tenerlo muy cerca de ella, indefenso y dependiente de ella, Milena había comenzado a experimentar un sentimiento totalmente prohibido, pues creía estarse enamorando del amor de su mejor amiga, a quien quería como una hermana.


 


Fabio Santacoloma también estaba muy gravemente herido. Lía Margarita no podría soportar que Fabio muriera, por eso le exigió a su padre que capturara a los responsables de ese crimen. El Capitán Celedonio inició una investigación, pues él sabía que si Fabio moría, su hija Lía moriría con él. Pero los Legionarios no podían permitir que el Capitán Celedonio descubriera sus planes, así que también debían librarse del Capitán Celedonio. El General Epifanio pensó que si él era la máxima autoridad, no necesitaban de un capitán, por eso habló con Celedonio y le propuso que se retirara a cuidar de su familia y sus nietos. Pero Celedonio sentía que aún estaba apto para trabajar y rendir en su trabajo. Así que el General Epifanio se dio cuenta que sería difícil convencerlo de que se retirara por las buenas.


 


Doña Beatriz Fontenegra siempre había sido una mujer acostumbrada a lograr lo que se proponía, cuando era más joven, ella sabía que su hermana mayor Celestina era quien tenía el derecho a ser la heredera universal de su padre. Pero Beatriz siempre la envidió por eso. En el pasado, don Jacobo estuvo enamorado de Celestina, pero Beatriz sintió celos y decidió quitárselo. Beatriz se aprovechó de que Celestina estaba enamorada de otro hombre que no era digno de ella y así logró separar a Jacobo y Celestina. Ahora que pasaron tantos años, Celestina se había dado cuenta que Jacobo era un buen hombre, y que él en el fondo seguía amándola, pero esa relación no podía ser pues él estaba casado con Beatriz. Por eso Celestina siempre había sido el amor platónico de don Jacobo.


 


Finalmente Elida Margarita estaba felizmente casada con don Alfredo Linares. Los dos malvados estaban unidos en sagrado matrimonio. Ahora Elida Margarita tenía el poder suficiente para acabar con sus enemigos, aunque ya quedaban muy pocos. Vilma María al parecer había muerto al derrumbarse la mansión Tapias. Doña Meryl había muerto al incendiarse el manicomio. Mario Rafael nadie sabía dónde andaba. Violeta Dolores huía de la justicia por haber asesinado a su madrasta. Pero no descansaría hasta encontrarla y hacerla sufrir demasiado. Elida Margarita se mudó a la Hacienda Linares de inmediato, acompañada por su fiel e inseparable nana Enelvia. El capataz Duncan se puso a sus órdenes. Lo mismo el ama de llaves, Coromoto. Elida Margarita había escuchado de la relación entre don Alfredo y Coromoto, y le parecía estupendo que su marido gastara todas sus energías con la esclava. Elida no tenía intenciones de impedir esa relación. Ella solo quería tener la libertad para reencontrarse con el misterioso hombre de la fiesta, Erwin.


 


Contra todos los impedimentos, Itsmenia logró llegar a Santa Ana de Barahona y entregarle en bandeja de plata al Inquisidor, a Violeta Dolores. Para el Inquisidor esta era una gran victoria, tenía en sus manos al padre y la hija, y nada le daría más gusto que poder ejecutarlos a los dos. Inmediatamente Violeta Dolores fue encerrada en un calabozo de alta seguridad y tendría un nuevo juicio en el que solo esperaban ratificar la sentencia a morir decapitada, esta vez sumándole el delito de haber sido fugitiva de la justicia. Itsmenia recibió su recompensa y se marchó. Violeta Dolores no podía creer que nuevamente estuviera tras las rejas y sin saber nada de su amado Mario Rafael. Si estaba tan grave como Maurice le había dicho, ella temía que no sobreviviera al ataque de Rodrigo Falcón.

Usted debe login (registrarse) para comentar.