Fanfic Es
Fanfics en español

La Esclava Virgen por sergiog30

[Comentarios - 33]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

La Esclava Virgen


Capítulo 113


 


Liliguty siempre había vivido a la sombra de la familia Fontenegra, recibiendo las sobras de María Beatriz, todo por ser la hija de la sirvienta, Ana Gregoria. Ella siempre había deseado ser una dama de sociedad al igual que María Beatriz o que su madre doña Beatriz Fontenegra. Pero ha tenido que vivir resignada a ser la hija de la sirvienta de confianza. Todo ese resentimiento ella siempre lo ha tenido acumulado y solo lo calmaba el amor que sentía por Jacobito. Su sueño era algún día poder convertirse en la esposa de Jacobito. Pero él siempre fue claro con ella y le hizo ver desde un comienzo que su relación debía ser clandestina a pesar de él estar muy enamorado de ella, y ella accedió a tener ese tipo de relacionamiento. Ahora con la noticia del compromiso de Claudia Patricia y Jacobito, Liliguty no pudo evitar sentir odio por Claudia Patricia, ya que sentía que se metía con algo que le pertenecía. Liliguty era capaz de matar con tal de que nadie le robara lo único valioso que tenía en la vida, Jacobito.


 


Doña Beatriz Fontenegra estaba feliz de que por fin su hijo Jacobito se había comprometido con una dama de sociedad. Pero como no conocía a Claudia Patricia ni a su familia, decidió consultar con su consejero espiritual, Wilfredo, acerca del futuro de su hijo al lado de Claudia Patricia. El consejero espiritual, Wilfredo, le mencionó que tenía que estudiar más el aura de Claudia Patricia, pero lo que pudo ver a primera instancia era que tenía un alma en conflicto que emanaba un destello fuerte y que opacaba la de Jacobito y teniendo en cuenta la posición de las estrellas esta noche y que la luna de Neptuno entraba en eclipse, le hacía suponer que la tal Claudia Patricia traería muchos dolores de cabeza al palacio del Virrey. A pesar de la advertencia de su consejero espiritual, Wilfredo, doña Beatriz decidió seguir con lo del compromiso de su hijo y Claudia Patricia, ya que había sido difícil conseguir una dama que quisiera casarse con su hijo a pesar de su fortuna.


 


María Beatriz también esperaba la llegada de su prometido para poder conocerlo de una vez por todas y hacer el anuncio de su compromiso. Pero mientras su prometido llegaba, María Beatriz había visto a Claudia Patricia conversando con un hombre que le había llamado la atención. Así que María Beatriz lo siguió y se le acercó a conversar y descubrió que se trataba de don Haroldo de Aragón y Castilla, el anterior Virrey. Nunca antes María Beatriz se había interesado por alguien como comenzó a hacerlo ahora. Ella sentía deseos de conocer a Haroldo y saber todo sobre él, hasta que se enteró que estaba casado con la señorita Alexandra De La Peña, y que estaban esperando un hijo. Sin embargo, María Beatriz pensó que ese no sería un impedimento pues ella no pretendía casarse con Haroldo, simplemente quería conocerlo bien a fondo.


 


Entre tanto, doña Irma Ramírez de Covadonga le exigió a su hijo Erwin que buscara una jovencita de sociedad con quien pudiera relacionarse, ya que necesitaban que él se casara con alguien de mucho dinero por si las cosas en el negocio no iban bien. Erwin comenzó a observar entre las presentes y solo hubo una que le llamó la atención, Elida Margarita. Erwin supuso que Elida estaba acompañada de su padre, Alfredo Linares. Por eso pensó que podría ser la candidata perfecta. Así que Erwin decidió abordar a Elida Margarita, quien se sintió pretendida. Elida Margarita había tenido una larga temporada de soledad, solo había probado la carne a través de don Alfredo, por eso sentía la necesidad de carne fresca y joven. Al ver el interés en ella por parte de Erwin, Elida Margarita no dudó en atraerlo hacia las afueras del palacio sin cruzar una sola palabra y en uno de los establos, hizo suyo a Erwin Ramírez de Covadonga. Luego de haber logrado su cometido, Elida solo le pidió a Erwin que no le contara a nadie lo sucedido y regresó al salón principal para no despertar sospechas en su prometido don Alfredo. Erwin quedó en el establo desconcertado y se sentía utilizado.


A Doña Odila le agradó mucho ver a su hijo Haroldo conversando con María Beatriz, la hija del Virrey. De repente ahí estaba la solución a sus problemas económicos, si su hijo se casaba con María Beatriz, todo quedaría resuelto. El problema era que Haroldo ya estaba casado con Alexandra, y Alexandra no tenía un solo peso para salvar a la familia. Así que si Alexandra era el problema, doña Odila pensaba solucionarlo, ella se encargaría de eliminar a Alexandra para que su hijo tuviera el camino libre para casarse con María Beatriz.


 


Finalmente María Beatriz conoció a su prometido, Darío Campillo. Aunque no le pareció alguien desagradable, no sintió lo mismo que cuando conoció a Haroldo. Así que María Beatriz pensaba seguir su compromiso con Darío, pero con la idea de tener algo con Haroldo.


 


A la fiesta del Virrey también había asistido el Arzobispo Plutarco, quien había venido especialmente a la coronación de don Jacobo como nuevo Virrey. Pero entre los planes del Arzobispo también había secretas intenciones. El Arzobispo aspiraba a ser nombrado Cardenal en el Vaticano, pero necesitaba el apoyo de gente poderosa como el Rey de España. Solo demostrando que había logrado convertir al nuevo continente al catolicismo podría ser nombrado nuevo Cardenal, o si lograba comprar los votos con mucho oro, y el Arzobispo había escuchado que en estas tierras abundaba mucho el oro, con lo que sería fácil comprar su nombramiento. Para llegar a ser Arzobispo, Plutarco tubo que sobornar muchas personas, y su objetivo a largo plazo era ser Papa algún día.


 


Don Pedro Arango de La Palma también había asistido a la ceremonia en el Palacio del Virrey. El había ido acompañado de su prometida Anita Pérez, quien había sido su esclava, y de su hija Sonia Margarita. Después de la crisis que había pasado su hija Sonia, Don Pedro quería que ella estuviera en un ambiente más sociable y agradable. Por eso no estaba encerrada en un manicomio luego de haber asesinado a su propia madre y al hombre que amaba. En la misma fiesta había un hombre noble que había venido de Europa, amigo de la familia real, se trataba de don Javier Ortigoza, quien tenía intenciones de invertir en estas tierras, y de paso, de conseguir una esposa que perteneciera a la nobleza, y vio en Sonia Margarita una posible candidata. Aunque en estos momentos Sonia Margarita aún no había superado la muerte de su amado Arturo.


 


Mario Rafael estaba ardiendo en fiebre y Milena Margarita no encontraba la forma de bajarla por lo que fue a pedirle consejos a la gitana Maku. Ella le dijo que tendría que cubrirlo con su cuerpo, el contacto piel con piel ayudaba a bajar la temperatura. Milena Margarita decidió seguir las recomendaciones de la gitana al pie de la letra y cubrió con su cuerpo, el cuerpo desnudo de Mario Rafael. Milena Margarita comenzó a experimentar sensaciones indebidas, por eso debía luchar contra su propia mente.


 


Violeta Dolores no podía creer que esa misteriosa mujer la hubiera rescatado. Y aún no salía de su asombro de ver cómo había asesinado a Rodrigo Falcón. Llena de temor, Violeta Dolores le agradeció a Itsmenia el haberla salvado de las garras de Rodrigo y le pidió si podía ayudarla a regresar a las tierras de cimarrones. Pero Itsmenia le aclaró que no la había rescatado, simplemente se la había quitado a Rodrigo para entregarla a las autoridades y cobrar la recompensa que estaban ofreciendo por ella. Violeta Dolores se sorprendió mucho y le preguntó que a donde la pensaba llevar. Itsmenia le dijo que la llevaría de regreso a Santa Ana de Barahona para entregársela al Inquisidor que era quien ofrecía la recompensa. Violeta Dolores no podía creer que la llevarían de regreso al lugar de donde había huido. Y ella sin saber qué había sucedido con Mario Rafael, tenía la angustia de no saber qué había pasado con el hombre que ella amaba. Por eso intentó huir, pero Itsmenia le mostró que era más rápida y más peligrosa que Rodrigo, pues él había aprendido de ella.

Usted debe login (registrarse) para comentar.