Fanfic Es
Fanfics en español

La Esclava Virgen por sergiog30

[Comentarios - 33]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

La Esclava Vírgen


Capítulo 101


 


Milena Margarita estaba totalmente destruida después de ver morir a su amado Arturo en sus brazos. Ella jamás pensó que sentiría un dolor tan grande como este. Violeta Dolores temía que su amiga nunca se fuera a recuperar de este golpe, solo esperaba que lograran llegar a la tierra de los cimarrones para comenzar una nueva vida.


 


En una parada que hicieron para descansar un poco, Violeta Dolores le preguntó a Mario Rafael el por qué había huido de todo si él no tenía culpa de nada, ni era perseguido por la justicia. Mario Rafael le confesó que don Alfredo le había robado toda su fortuna, habían encerrado a su madre en un manicomio y al parecer Vilma María había muerto en el incendio de la mansión. Violeta Dolores no podía creer que todo eso le hubiera sucedido. Ahora Mario Rafael estaba libre nuevamente y tenían la oportunidad de comenzar una nueva vida juntos lejos de todos.


 


Don Juan Bautista había regresado al campo de batalla. Solo quedaba un grupo de guardias que se habían acuartelado en el batallón y eran los únicos que ofrecían resistencia. En el batallón había ido a pedir resguardo el Inquisidor, quien sabía que si caía en manos de los rebeldes, sería ahorcado de inmediato. El Capitán Celedonio le ofreció refugio.


 


Don Juan Bautista le comunicó a todos los esclavos que eran libres para hacer lo que quisieran, se podrían marchar a cualquier lugar que desearan, o incluso regresar a su país de origen. Los que no tuvieran a donde ir, podrían tomar la decisión de quedarse con sus patrones, y trabajar a cambio de un salario y marcharse cuando así lo desearan. También les informó a las familias de nobles en la región, que aquellos dispuestos a dar trabajo a los esclavos y pagarles por ello, serían perdonados, los que no, les expropiarían sus tierras.


 


Los esclavos de la Hacienda de Fabio Santacoloma decidieron quedarse con él pues él siempre los había protegido y les daba un sueldo. Al igual que Fabio, muchas otras familias de nobles optaron por mantener a sus esclavos con la condición de pagarles salario y que los dejarían marcharse cuando ellos quisieran. Don Alfredo tuvo que acceder a esa condición pues llevaba las de perder. Coromoto accedió a quedarse con don Alfredo sin importar que no recibiera salario. En cambio su hermana Tenerife, si pidió marcharse. Don Alfredo trató de impedírselo, pero el resto de esclavos la defendió y Tenerife logró huir. El problema era que su amado Negro Acacio había desaparecido y no sabía dónde encontrarlo. Ahora Tenerife había quedado sola y a la deriva, sin saber a dónde ir. Afortunadamente otros esclavos le informaron que en la hacienda de Don Alvaro de La Plata les iría muy bien pues él los protegía y hasta ofrecía un barco para regresarlos a África.


 


Richard aprovechó que Hemilda estaba dormida para tratar de ahogarla con la almohada. Hemilda trató de defenderse, pero con suerte que Amarildo estaba llegando a reportarse con doña Hemilda y escuchó los gritos de doña Hemilda, por lo que entró a socorrerla y se encontró con Richard tratando de matarla, por eso lo quitó de encima y le dio un fuerte golpe. Hemilda no podía creer que Richard hubiera sacado temple para querer asesinarla, ya con lo del veneno era mucho. Así que Hemilda le pidió a Amarildo que la dejara sola con Richard. Cuando Richard reaccionó, Hemilda le informó que pensaba divorciarse de él y lo dejaría en la calle pidiendo limosna a menos que Elida Margarita lograra mantenerlo. Richard no pensaba permitir eso, así que antes de que ella lograra obtener el divorcio, él debía matarla, así que se volvió a lanzar sobre ella, sin saber que ella había agarrado su arma de defensa personal y le disparó.


Amarildo cuidaba al bebé de Hemilda cuando sin querer descubrió un lunar idéntico a uno que le había visto a Sandra. Era algo muy extraño pues Sandra le había dicho que era un lunar de la familia. Lo que hacía imposible pensar que el bebé de Hemilda fuera el hijo de Sandra o el hijo de Claudia con Haroldo, ya que todos habían visto que el hijo de Claudia Patricia había nacido mestizo.


 


Claudia Patricia seguía sorprendida por no sentir nada hacia el hijo que supuestamente había parido. Ella lo seguía viendo como el culpable de su desdicha. Así que le pidió a su madre Emigdia que lo entregaran a una casa cuna, para que otra familia lo adoptara. Emigdia estaba sorprendida del cambio de su hija, pero esa era su decisión y ella estaba de acuerdo. La esclava Navidad también estaba cansada de cuidar al bebé que no era hijo suyo. Por eso aceptó ir a dejarlo a la casa cuna.


 


Sandra logró que los esclavos encerraran a su madrasta Odila en los calabozos del palacio del Virrey. Allí se encontraron con la pobre Gigio quien estaba muy débil. Sandra no entendía por qué estaba allí encerrada así que la liberó y la llevó a una recamara para que se recuperara y saber quién la tenía allí encerrada. Nana Gigio tenía urgencia de hablar con Claudia Patricia para contarle la verdad sobre su hijo. Sandra pensaba mantener a su madrasta encerrada hasta que confesara el paradero de su hijo.


 


El barco había alcanzado a zarpar con todos los que querían huir de la guerra. Entre ellos se encontraba Jacobito quien se había desencantado de Sandra y no pensaba casarse con ella pues había descubierto que era una rebelde. Doña Hemilda había perdido el barco, y no se sabía cuánto tiempo tendría que esperar a que otro barco llegara nuevamente. Ahora Hemilda se había convertido en una mujer viuda.


 


En el cuartel del batallón, el Inquisidor le sugirió al Capitán Celedón, que tratara de buscar los medios para entrar en contacto con Madame Karina, la esposa del líder de la rebelión Juan Bautista, pues ella había sido quien lo había traicionado y podría volver a hacerlo, colaborando con su captura. Una vez que eliminen a Juan Bautista, debilitarían a los rebeldes, porque si de España pensaban mandar refuerzos, estos quizás tardarían dos semanas en llegar y para ese entonces podía ser muy tarde.


 


Don Juan Bautista quería encontrar al Virrey para tenerlo prisionero y así obligar a la guardia a rendirse y a que se marcharan a la Madre Patria. Pero nadie sabía del paradero del Virrey. Entre tanto, Haroldo estaba oculto en una cueva con su esposa Alexandra y su suegra doña Judith esperando que todo se calmara.


 


Sandra lamentó la muerte de su padre don Ofelio, pero ahora debía pensar en recuperar a su hijo y esta era la oportunidad, así que presionó a Odila para que le dijera donde tenía a su hijo. Odila estaba espantada de estar encerrada en el calabozo, rodeada de ratas y de incomodidades, así que prefirió confesarle que su hijo se lo había entregado a la esclava Navidad para que lo criara como si fuera su propio hijo ya que ella había perdido al suyo. Ahora Sandra tenía que investigar donde estaba Navidad para recuperar a su hijo, un mestizo. Por castigo, dejó a Odila encerrada en el calabozo para que pagara por todo el mal que había hecho. Odila le dijo dónde podía encontrar a Navidad a cambio de que la soltara, pero Sandra no tuvo compasión. Así que Sandra se fue a la hacienda Del Valle en busca de Navidad y su hijo. Emigdia se sorprendió al ver a Sandra furiosa buscando a la negra esclava. Sandra les explicó que Navidad tenía a su hijo, que Odila se lo había entregado. Eso quería decir que ese niño mestizo no era hijo de Claudia Patricia. Ahora había vuelto a nacer una  esperanza de que su hijo si fuera hijo del Virrey Haroldo, pero si ese no era su hijo, entonces que había pasado con su hijo? Nana Gigio debía saber algo, pero estaba desparecida.

Usted debe login (registrarse) para comentar.