Los Peligros de Perseguir a un Duque. por Candy-Uchiha
Summary:

Tras la muerte de su madre, las hermanas Haruno descubren que su padrastro ha conseguido convertirse en el único beneficiario de la fortuna familiar.

Para poder mantener su ritmo de vida, Sakura, la mayor de ellas, decide perseguir al riquísimo Sasuke Uchiha, marqués de Middleton, quien la arrastra hacia un tórrido romance y le propone que se casen.

Sakura ha sido feliz durante un tiempo, pero tras su apasionada noche de bodas descubre los verdaderos motivos de su marido para comprometerse con ella....



Adaptacion..


Categor韆s: ANIME/MANGA, NARUTO Personajes: Hinata Hyūga, Ino Yamanaka, Naruto Uzumaki, Sakura Haruno, Sasuke Uchiha
Generos: Romance
Advertencias: Lemon
Desafio:
Serie: Ninguno
Cap韙ulos: 28 Finalizado: S铆 Numero de palabras: 108315 Leido: 24521 Publicado: 11/01/2018 Actualizado: 20/01/2018
Story Notes:

Esta historia ni sus personajes no me pertenecen, es una adaptación de la autora Julia London... Los personajes le pertenecen a M. Kishimoto. Yo solo la adaptó para compartirla con todos ustedes.

1. Cap铆tulo 1 por Candy-Uchiha

2. Cap铆tulo 2 por Candy-Uchiha

3. Cap铆tulo 3 por Candy-Uchiha

4. Cap铆tulo 4 por Candy-Uchiha

5. Cap铆tulo 5 por Candy-Uchiha

6. Cap铆tulo 6 por Candy-Uchiha

7. Cap铆tulo 7 por Candy-Uchiha

8. Cap铆tulo 8 por Candy-Uchiha

9. Cap铆tulo 9 por Candy-Uchiha

10. Cap铆tulo 10 por Candy-Uchiha

11. Cap铆tulo 11 por Candy-Uchiha

12. Cap铆tulo 12 & 13. por Candy-Uchiha

13. Cap铆tulo 14 & 15. por Candy-Uchiha

14. Cap铆tulo 14 por Candy-Uchiha

15. Cap铆tulo 17 por Candy-Uchiha

16. Cap铆tulo 18. por Candy-Uchiha

17. Cap铆tulo 19 por Candy-Uchiha

18. Cap铆tulo 20 por Candy-Uchiha

19. Cap铆tulo 21. por Candy-Uchiha

20. Cap铆tulo 22. por Candy-Uchiha

21. Cap铆tulo 23 por Candy-Uchiha

22. Cap铆tulo 24 por Candy-Uchiha

23. Cap铆tulo 23 por Candy-Uchiha

24. Cap铆tulo 24 por Candy-Uchiha

25. Cap铆tulo 27 por Candy-Uchiha

26. Cap铆tulo 28. por Candy-Uchiha

27. Cap铆tulo 29. por Candy-Uchiha

28. Cap铆tulo 30 por Candy-Uchiha

Cap铆tulo 1 por Candy-Uchiha
Londres, marzo de 1819

El marqu茅s de Middleton, 煤nico heredero del poderoso ducado de Uchiha, exudaba riqueza y poder.

Era un hombre atractivo y viril, que no pasaba desapercibido para la mayor铆a de las mujeres ni para algunos hombres. Era, a todas luces, un hombre que emanaba sensualidad.


Sasuke Uchiha, el marqu茅s, no dec铆a ni hac铆a nada para provocar tales sentimientos en los dem谩s y, a decir verdad, ignoraba por completo que tuviera ese poder.

Si alguien le hubiera sugerido que con tan s贸lo una mirada pod铆a hacer flaquear las piernas de una mujer, se habr铆a re铆do y confesado imperturbable que adoraba a todas las mujeres, como as铆 era. Ricas o pobres, nobles o plebeyas, lo 煤nico que le importaba era que fueran mujeres; lo cual quer铆a decir, que deb铆an oler bien, ser suaves, algo tontas, fastidiosas, atractivas y estimulantes, tanto dentro del dormitorio como fuera de 茅l.


Con su pelo negro oscuro, la mand铆bula cuadrada, anchos hombros y unos ojos color negros, estaba considerado por la alta sociedad londinense como un hombre peligrosamente atractivo. Era de constituci贸n atl茅tica, alto, fuerte y delgado.

Sus costumbres libertinas ten铆an tambi茅n un lado oscuro, ya que m谩s de una vez hab铆a tenido alg煤n problema por culpa del juego y las mujeres. A煤n persist铆an los rumores sobre un duelo en el que hab铆a participado sin temor alguno y del que hab铆a salido vencedor.


La 煤ltima imprudencia que se contaba de 茅l ten铆a relaci贸n con su participaci贸n en una partida de caza el oto帽o anterior. El ciervo hab铆a olido a los cazadores y huido hacia el bosque. Al parecer, Uchiha hab铆a arriesgado su cuello y el de su caballo para alcanzarlo, saltando por encima de muros de piedra, peligrosos barrancos y matorrales y dejando atr谩s al resto de los jinetes.


Pero cuando tuvo acorralado al animal, tir贸 de las riendas, hizo dar media vuelta a su montura y regres贸 a la finca. Se dec铆a que lo que le importaba no era la caza, sino la persecuci贸n.


En los elegantes clubes para caballeros de Londres, m谩s de uno coment贸 que el marqu茅s hab铆a cabalgado tan fren茅ticamente ese d铆a no por el ciervo, sino porque lo persegu铆an sus propios demonios.


Cualquier cosa que hiciera, al d铆a siguiente aparec铆a invariablemente relatada con todo detalle en los peri贸dicos de Londres y, sin duda, nada deleitaba tanto a los habitantes de Mayfair, el elegante distrito de Londres, como sus haza帽as en la cama de algunas de las damas m谩s importantes de ciudad.

Lo que hac铆a esos relatos m谩s excitantes, era que se trataba del heredero de uno de los ducados m谩s poderosos de Inglaterra y Gales; imaginar los bastardos que pudiese ir engendrando por toda la ciudad, preocupaba enormemente a su padre, el actual duque de Uchiha.


Era de sobra conocido que muchos lores deseaban que sus hijas se casaran con el hijo de Uchiha, y la mejor situada parec铆a ser lady Karin Robertson. Su padre era amigo del duque desde que ambos eran ni帽os y todos coincid铆an en que su linaje la convertir铆a en una duquesa sin igual.


Lo que los murmuradores no sab铆an era que el marqu茅s y el duque hab铆an mantenido muchas acaloradas discusiones sobre ella, en las cuales el hijo se hab铆a negado en redondo a la idea de un compromiso con lady Karin, mientras que el padre insist铆a en que, por su parte, no aprobar铆a ninguna otra uni贸n.


De hecho, fue otra menci贸n en el peri贸dico lo que llev贸 al duque a convocar al marqu茅s como si fuera un simple criado.


Sasuke acudi贸, pero se sent贸 despreocupadamente, mientras su padre se paseaba de un lado a otro. El duque sosten铆a en la mano el 煤ltimo ejemplar del Times y estaba tan enfadado que tard贸 varios minutos en poder hablar.


鈥”芦Cierta viuda禄 鈥”cit贸, al tiempo que bajaba el peri贸dico para dirigirle a Sasuke una fr铆a mirada鈥”. S茅 perfectamente a qui茅n se refiere; todo el mundo conoce tu relaci贸n con lady Waterstone.


Sasuke se encogi贸 de hombros sin darle importancia. Era cierto que hab铆a visitado el lecho de la viuda. A fin de cuentas, era un hombre, y hab铆a desarrollado un cierto cari帽o por los encantos del cuerpo de Miranda, lady Waterstone.


鈥”驴No te importa nada tu reputaci贸n? 驴Y si lady Karin llegase a leer esto? 鈥”pregunt贸 el duque apretando las mand铆bulas.


鈥”驴Qu茅 pasar铆a si lo leyese? 鈥”respondi贸 Sasuke de forma irreverente.


A su modo de ver, 茅l no le deb铆a nada a lady Karin y, francamente, si su padre, viudo desde hac铆a a帽os, ten铆a tanto inter茅s en verla casada, tal vez, debiera ser 茅l quien se casara con ella.

Sasuke era persistente en su rechazo; no pensaba en nada m谩s que en vivir cada d铆a como si fuera el 煤ltimo, y ning煤n argumento por parte de su padre para casarlo con una mujer con cara de caballo iba a hacerle cambiar de idea.


Pero cuanto m谩s se empecinaba Sasuke en su negativa, m谩s se enfurec铆a su padre con 茅l.


鈥”He tenido que aguantar la humillaci贸n de o铆r comentar tu relaci贸n con esa mujer en mi club, 驴ahora tambi茅n tengo que verla en letra impresa?


鈥”Yo no tengo la culpa de lo que se escribe en los peri贸dicos 鈥”contest贸 Sasuke.


La expresi贸n del duque se ensombreci贸.


鈥”驴Acaso no es tu despreciable comportamiento la causa de que se escriba toda esta basura? Te exijo que no deshonres nuestro nombre, ni el t铆tulo, con tus devaneos con esa mujer. 驴Me has entendido? No vas a seguir teniendo relaciones con una ramera que se cas贸 con alguien superior a ella 鈥”estall贸鈥”. 隆Ahora que ha enviudado, quiere clavar sus garras en el heredero del ducado de Uchiha y no pienso consentirlo! 隆Lady Karin es id贸nea para engendrar un heredero leg铆timo en cuanto sea posible, dentro de los l铆mites de la decencia!


Sasuke estall贸 de indignaci贸n.


鈥”驴Es eso lo 煤nico que soy, se帽or铆a? 驴Un semental m谩s de sus vastos y poderosos dominios?


El duque entrecerr贸 sus oscuros ojos.


鈥”Eres ruin.


鈥”Muy bien 鈥”prosigui贸 Sasuke, hirviendo de rabia鈥”, si el precio por haber nacido en su noble casa es engendrar un maldito heredero, lo har茅. Pero cuando quiera y con quien yo quiera.


鈥”隆No vas a engendrar a mi heredero con quien te plazca! 鈥”tron贸 su padre鈥”. 隆Aqu铆 hay mucho m谩s en juego que tu lujuria! 隆Cre铆 que hab铆as aprendido algo con las desagradables consecuencias de tus antiguas costumbres! 鈥”a帽adi贸 abriendo viejas heridas鈥”. 隆Te lo advierto, si contin煤as humill谩ndome, me ocupar茅 de que el rey en persona ordene que seas desheredado!


Sasuke abri贸 los brazos lanzando una carcajada de incredulidad.


鈥”隆H谩galo! No voy a imped铆rselo; incluso me alegrar铆a si lo hiciera. Al menos as铆 me ver铆a libre de las cadenas que me ha impuesto. 鈥”Lo dec铆a con total sinceridad.

De acuerdo, hab铆a cometido un mont贸n de errores, pero tambi茅n el duque. Que lo desheredara; Sasuke era marqu茅s por derecho propio; no necesitaba para nada el t铆tulo de duque y, francamente, no deseaba tenerlo.


Pero su padre se desplom贸 de repente en su silla de caoba, situada tras el magn铆fico escritorio y se cubri贸 el rostro con las manos.


鈥”Por el amor de Dios, Sasuke 鈥”dijo con voz ronca鈥”, por lo que m谩s quieras, haz lo que te pido. 鈥”Apart贸 las manos y mir贸 a su hijo鈥”. No olvides que nuestra familia ya se hundi贸 una vez en la depravaci贸n y las camas se llenaron de putas y bastardos. Cost贸 a帽os que la monarqu铆a nos aceptara de nuevo; es injusto que ahora t煤 desprestigies nuestro buen nombre con tu ramera. 隆C谩sate con una mujer decente y d茅jala embarazada. Luego vete con todas las mujerzuelas que quieras!


鈥”驴Como hizo usted? 鈥”pregunt贸 Sasuke tranquilamente.


El duque palideci贸. Se recost贸 en la silla y se agarr贸 al borde del escritorio temblando de rabia.


鈥”Fuera de mi vista 鈥”orden贸 fr铆amente.


Sasuke se puso en pie.


鈥”Se帽or铆a 鈥”se despidi贸 con una reverencia.


Sali贸 de la mansi贸n de Park Lane en direcci贸n a White's muy enfadado con su padre, y le molesto a煤n m谩s ver a los dos lacayos que ten铆an orden de seguirle.


Toda la vida se hab铆a rebelado por lo absurdo de sus supuestas responsabilidades. Su principal cometido era deprimentemente simple: producir una reserva de hijos para el ducado de Uchiha. Se le valoraba s贸lo por su capacidad de procreaci贸n. La verdad es que no recordaba su infancia, especialmente despu茅s de morir su madre, cuando 茅l ten铆a catorce a帽os.

Sus recuerdos de ella iban desapareciendo y apenas pod铆a evocar ya nada aparte de su suavidad, el calor de su aliento o el olor a lilas de su piel. Se acordaba de que se re铆a cuando estaba con 茅l, pero en realidad s贸lo la ve铆a de vez en cuando. Sus padres viv铆an en Londres o en el campo, seg煤n d贸nde residiera la amante de su padre de aquellos momentos.


Sasuke, por su parte, viv铆a en cualquier parte, rodeado de las ni帽eras, institutrices y tutores que lo educaban para que fuera duque alg煤n d铆a.


Incluso cuando se march贸 al internado, se investigaba a sus compa帽eros y se supervisaba cuidadosamente su educaci贸n. Nunca se sinti贸 verdaderamente unido a nadie, excepto a sus dos mejores amigos, lord Hozuki y lord Uzumaki, que estudiaron con 茅l.

Los discursos para que produjera un heredero empezaron al cumplir la mayor铆a de edad, y las exigencias se hab铆an ido haciendo m谩s imperiosas cada a帽o que pasaba. Ahora, cuando estaba a punto de cumplir los treinta, eran ensordecedoras.


Sasuke lamentaba con frecuencia no ser hijo de un campesino, un comerciante o un banquero; cualquier profesi贸n que hubiera hecho que su padre lo quisiera por algo m谩s que su capacidad de reproducci贸n. Pero era hijo de un duque y, desde que ten铆a memoria, su padre hab铆a intentado controlar su futuro, sus amistades y a quienes amaba.


Por consiguiente, Sasuke no amaba a nadie.


Se dirigi贸 a White's, el club de caballeros del que era miembro, y permaneci贸 all铆 abatido y cabizbajo, neg谩ndose incluso a jugar una partida de whist, a pesar de la insistencia de sus compa帽eros. Cuando termin贸 el juego, uno de sus mejores amigos, Naruto Uzumaki, vizconde de Harrison, insisti贸 en que lo acompa帽ara al baile de los Fontaine.


鈥”No puedo permitir que bebas solo 鈥”dijo, palme谩ndole la espalda鈥”. Podr铆as hacerle da帽o a alguien.


鈥”No quiero ir a ning煤n maldito baile 鈥”refunfu帽贸 Sasuke鈥”. Detesto la frivolidad de la Temporada; acaba de empezar y ya hay todo un desfile de debutantes cuyas madres me persiguen con la esperanza de conseguir un sonado compromiso y una considerable fortuna.


鈥”Vamos, no seas tan duro con esos pobres pajarillos y con sus madres 鈥”respondi贸 Naruto entrechocando su vaso con el de Sasuke antes de beberse el resto del whisky鈥”. Eso por no mencionar a los padres; no hay nada m谩s estimulante que la conversaci贸n de un hombre con una hija soltera.


鈥”隆Uf! 鈥”se burl贸 Suigetzu Hozuki, lord Stanhope, agitando una mano hacia ellos鈥”. Pues intenta ponerte en mi lugar a ver qu茅 te parece. Imag铆nate que fueras t煤 el que tuviera que buscar una novia con una fortuna sin igual para asegurar el bienestar de las futuras generaciones.


鈥”Imposible 鈥”resopl贸 Sasuke鈥”, son los hombres quienes poseen fortuna, no las mujeres.


鈥”脡se es precisamente mi problema 鈥”exclam贸 Suigetzu con disgusto, mientras se pasaba la mano por los blancos cabellos.


鈥”Entonces vamos al baile 鈥”insisti贸 Naruto鈥”. Hozuki piensa en los garitos de juego para incrementar su 铆nfima fortuna; pero s茅 de buena tinta que en casa de los Fontaine las apuestas van a ser muy interesantes para los adinerados caballeros que no disfrutan bailando.


Sasuke ech贸 una ojeada a Naruto.


鈥”驴Interesantes?


鈥”Muy interesantes 鈥”confirm贸 Uzumaki con una sonrisa.


Sasuke se encogi贸 de hombros.


鈥”Prefiero la calidez del cuerpo de Miranda a un maldito juego de cartas.

鈥”Pero Miranda ahora est谩 en el campo. 驴Qu茅 otra cosa vas a hacer al margen de beber hasta que alguien tenga que llevarte a tu casa? Vamos, Uchiha, ven y distr谩ete con algo que aparte de tu mente las preocupaciones.


Quiz谩 divertirse un poco alejara los sombr铆os pensamientos sobre su padre.


鈥”De acuerdo 鈥”suspir贸, frunciendo el cejo cuando Uzumaki y Hozuki aplaudieron su decisi贸n.


Cuando llegaron ante la puerta del sal贸n de baile de los Fontaine, Sasuke sinti贸 la familiar punzada de alegr铆a al ver a tantas mujeres dispuestas y atractivas. A su modo, echaba de menos a Miranda, pero Naruto ten铆a raz贸n: no estaba all铆. Por lo tanto, su vena jugadora decidi贸 que esa noche deb铆a dar lo mejor de s铆 mismo.


-------------------------------------

En el otro extremo del sal贸n, Sakura Haruno propin贸 un codazo a su hermana y a su prima, se帽alando con la cabeza a los dos caballeros impecablemente vestidos que hab铆an aparecido en la entrada, ambos ataviados con frac negro, chaleco blanco de seda y pa帽uelos perfectamente anudados al cuello.

Lo 煤nico que los diferenciaba era que Uchiha portaba un distintivo en la solapa que indicaba que su t铆tulo era superior al de Uzumaki.


鈥”隆Oh, Dios! 鈥”suspir贸 Hinata en tono apreciativo mientras todas ellas contemplaban a los hombres鈥”. Me encantar铆a que me los presentaran, aunque s贸lo fuera por el placer de bailar una vez con ellos.


鈥”驴S贸lo un baile? Yo estaba pensando en algo mucho m谩s emocionante 鈥”coment贸 Sakura. Su hermana y su prima la miraron expectantes y Sakura les gui帽贸 un ojo鈥”. Un apasionado romance con Uchiha.


Las tres se divert铆an un poco jugando a hacer suposiciones indecorosas sobre el sexo contrario. Pero la observaci贸n de Sakura provoc贸 un muy poco delicado resoplido por parte de Hinata.


鈥”Querida, creo que te has vuelto completamente loca. No tienes ni la m谩s m铆nima posibilidad de que te presenten a Uchiha, y mucho menos de mantener un romance con 茅l teniendo en cuenta la cantidad de debutantes que est谩n haciendo cola para ello... a menos, claro, que est茅s dispuesta a ofrecerle tu valiosa virginidad.


鈥”Puede que incluso la vida 鈥”a帽adi贸 Ino鈥”. Su temeridad raya en la locura, y cuando se digna a bailar, es s贸lo para seducir. As铆 fue como empez贸 su asunto con lady Waterstone, 驴sabes?

Sakura sonri贸 sorprendida.


鈥”Pareces estar muy bien informada, Ino.


鈥”Por casualidad he o铆do comentar muchas cosas sobre 茅l, y ninguna buena 鈥”respondi贸 茅sta encogi茅ndose de hombros鈥”. Ded铆cate a Uzumaki, Saku, es igual de atractivo. Bueno... casi 鈥”a帽adi贸 con a帽oranza.


Las tres j贸venes miraron a Uzumaki durante un momento.


Con su pelo rubio y ojos azul claro era bastante guapo; pero la mirada de Sakura se desvi贸 hacia Uchiha, que sonre铆a de forma cautivadora a la mujer que estaba a su lado.


Pod铆a imaginarse perfectamente por qu茅 seduc铆a a las mujeres, caracter铆stica que, en realidad, formaba parte de su encanto.

Pero ella no era tan est煤pida como para no saber que Uchiha era un sue帽o inalcanzable para las simples mortales como ellas. A pesar de que, te贸ricamente, su nivel social era m谩s que respetable 鈥”su difunto padre era conde鈥”, la realidad era que su verdadera situaci贸n no encajaba en los c谩nones deseables para un futuro duque.


El t铆tulo de Uchiha y sus ingresos 鈥”por no hablar de su aspecto elegante y sus encantadores modales鈥” eran tales que pod铆a conseguir a cualquier mujer que deseara. Todas lo codiciaban; todo lo que dec铆a en el transcurso de sus ocasionales coqueteos era conocido por la mayor铆a de las damas, que lo comentaban en sus habitaciones privadas de Mayfair entre excitados susurros.


Sakura no ten铆a ninguna esperanza de que un hombre de su categor铆a se fijara en ella, y mucho menos, para una relaci贸n de cualquier tipo. Sin embargo, el sue帽o le parec铆a maravilloso.


鈥”Entonces puede que me limite a casarme con 茅l 鈥”anunci贸 alegremente, asombrando a su hermana y a su prima鈥”. 驴Por qu茅 no? 鈥”pregunt贸 al ver sus expresiones de sorpresa鈥”. Soy hija de un conde, y tan atractiva al menos como lady Karin.


Las tres miraron hacia su izquierda, donde lady Karin, con un soso vestido amarillo, estaba rodeada de una corte de debutantes que se api帽aba a su alrededor como gansos. Desafortunadamente para ella, a su lado ten铆a a la se帽orita Tenten Holcomb, hija de un adinerado comerciante que acababa de llegar a Londres procedente de Leeds.

La se帽orita Holcomb, una joven agradable en todos los sentidos, estaba impaciente por formar parte de una sociedad que valoraba a partes iguales la cuna y el dinero, pero hab铆a cometido el grave error de unirse a alguien tan carente de gracia como lady Karin.

Quiz谩 como testimonio de su riqueza, la se帽orita Holcomb llevaba un llamativo vestido rosa y estaba cubierta de deslumbrantes joyas. A su lado, Karin parec铆a difuminada. Sakura estaba segura de que 茅sta no tardar铆a mucho en poner remedio a la situaci贸n.


鈥”驴Y bien? 鈥”pregunt贸鈥”. 驴Acaso no soy al menos tan atractiva como ella?


鈥”Es evidente que la superas en aspecto y elegancia 鈥”dijo Ino pensativamente, obteniendo una peque帽a inclinaci贸n de cabeza a modo de agradecimiento por parte de Sakura; la nariz de Karin era realmente espectacular鈥”, pero todo el mundo est谩 convencido de que va a ser la favorita de la Temporada. En cambio t煤, querida, hiciste tu presentaci贸n hace tres a帽os y sigues soltera. 鈥”Levant贸 tres dedos y los movi贸 delante de Sakura para enfatizar sus palabras.


Sakura se los agarr贸 y los apret贸 alegremente.


鈥”No ha sido por falta de oportunidades 鈥”dijo鈥”. He tenido tantas ofertas como t煤, querida.


Se abstuvo de mirar a Hinata, porque 茅sta no hab铆a tenido ninguna desde su presentaci贸n el a帽o anterior; la pobre era demasiado t铆mida cuando hab铆a caballeros cerca.

Ino, en cambio, era tan inteligente que los hombres siempre quer铆an que fuera su pareja en la sala de juegos. En cuanto a Sakura; bueno, ella se conformaba con disfrutar de las amables atenciones de varios caballeros y, de hecho, los animaba.


鈥”Resulta que me gusta estar soltera. La vida es mucho m谩s interesante cuando se tiene la atenci贸n de varios hombres atractivos, y sospecho que debe de ser muy aburrido tener s贸lo uno.


鈥”Entonces lord Uchiha y t煤 os parec茅is mucho 鈥”opin贸 Hinata.


Ino se ri贸 a carcajadas al o铆rla y Sakura mir贸 inconscientemente hacia la entrada del sal贸n. Por desgracia, su fantas铆a hab铆a desaparecido junto con Uzumaki entre los invitados. Y, lo que era peor, sir Lee se acercaba a ella tan r谩pidamente como su encorsetado torso se lo permit铆a.


鈥”隆Maravilloso! 鈥”exclam贸 Ino divertida鈥”, ahora vas a poder disfrutar de las atenciones de sir Ch玫ji.


Sakura gimi贸.

Sir Ch玫ji era un hombre voluminoso y sociable, de gruesos labios y con una mata de pelo alrededor de la pelada coronilla. En el transcurso de las dos 煤ltimas Temporadas, hab铆a desarrollado un gran afecto por ella y empezaba a convertirse en un fastidio, ya que la buscaba a cada oportunidad y empezaba a monopolizarla en todos los acontecimientos.


Pero a Sakura le daba pena. Nunca se hab铆a casado, y parec铆a estar bastante solo. Le costaba negarse a bailar con 茅l de vez en cuando, pero el pobre no parec铆a entender sus corteses negativas, y que si bailaba con 茅l era por amabilidad.


Cuando lleg贸 a su lado, Sakura oy贸 la risita tonta de Hinata y not贸 c贸mo 茅sta le daba un codazo, aunque sonri贸 con gentileza cuando sir Ch玫ji extendi贸 la mano para coger la suya.


鈥”Lady Sakura 鈥”salud贸 茅l inclin谩ndose.


鈥”Sir Ch玫ji, es un placer 鈥”contest贸 ella con una reverencia.

El sonri贸, le roz贸 el dorso de la mano con los labios y luego salud贸 sonriente a Hinata y a Ino al tiempo que Sakura liberaba su mano.


鈥”Si me atreviera 鈥”dijo, centrando de nuevo su atenci贸n en Sakura鈥”, le dir铆a que es la mujer m谩s hermosa que hay aqu铆 esta noche 鈥”declar贸 abriendo los brazos para abarcar a todas las damas presentes y olvid谩ndose, evidentemente, de Ino y de Hinata.


Sakura se las record贸 ladeando ligeramente la cabeza.


Sir Ch玫ji comprendi贸 al instante que hab铆a metido la pata y su rubicundo rostro enrojeci贸 todav铆a m谩s.


鈥”Quiero decir... ustedes tres, eh... las Haruno, todas... son muy... hermosas 鈥”tartamude贸 cada vez m谩s colorado.


Hinata y Ino sonrieron t铆midamente y le agradecieron sus amables palabras al igual que hab铆an hecho en, al menos, dos ocasiones m谩s.


脡l se sac贸 un pa帽uelo del bolsillo, se sec贸 la frente, y volvi贸 a mirar a Sakura.


鈥”Se帽orita Haruno, 驴me har铆a el honor de concederme el siguiente baile? 鈥”pregunt贸 pas谩ndose el pa帽uelo por las sienes鈥”. Creo que es una cuadrilla y le aseguro que he intentado aprender bien todos los pasos para que no se produzca un incidente como el que tuvo la desgracia de sufrir en el baile de los Beltrose.


La desgracia fue que sir Ch玫ji le hab铆a destrozado los dedos de los pies intentando bailar ese mismo baile. Pero Sakura se compadeci贸 del desdichado caballero y sonri贸. Al menos tendr铆a la oportunidad de bailar.


鈥”Encantada, se帽or.


La cara de 茅l se ilumin贸 de placer.


鈥”隆Bien! 鈥”exclam贸, extendiendo el brazo por encima de su voluminoso pecho, mientras el pa帽uelo se agitaba como una bandera entre sus dedos鈥”. El honor es m铆o, lady Sakura. 鈥”Se guard贸 r谩pidamente el pa帽uelo en el bolsillo y le ofreci贸 la mano.


Ella la acept贸 de mala gana y mir贸 con impotencia a Hinata y a Ino mientras sir Ch玫ji la conduc铆a a la pista de baile.


Al otro lado del sal贸n de baile, Uzumaki le propin贸 un puntapi茅 a Sasuke para que lo dejara un momento a solas con una joven que parec铆a m谩s interesada en Sasuke que en 茅l. El marqu茅s complaci贸 a Uzumaki pidi茅ndole a la se帽ora Honeycutt, una mujer de cuya compa帽铆a hab铆a disfrutado durante las tres semanas que el marido de ella pas贸 en Escocia, que bailara con 茅l una cuadrilla.


Era su baile preferido para ejecutar con sus antiguas amantes, ya que, como la danza se desarrollaba entre cuatro personas formando un cuadrado, no hab铆a intimidad suficiente como para hablar de sentimientos heridos, como ten铆an tendencia a hacer las mujeres.


El vals, en cambio, era un baile privado, que se prestaba a susurrar sugerentes palabras de amor a las damas que a煤n no hab铆a tenido el placer de conocer.


Pese a todo, la se帽ora Honeycutt estaba decidida a decirle lo que pensaba.


鈥”Te he echado de menos 鈥”susurr贸 cuando la cogi贸 del brazo y le hizo dar una vuelta.


Sasuke no contest贸, sino que se limit贸 a sonre铆r, soltarla y a moverse hasta lady Williamson. Pero cuando se dio la vuelta para quedar de nuevo frente a la se帽ora Honeycutt, 茅sta lo mir贸 como un afligido cachorrito al que no permit铆an salir de paseo con su amo.


Sasuke esboz贸 una sonrisa cautivadora, inclin贸 la cabeza, y avanz贸 un paso, la cogi贸 de las manos, la hizo girar y la solt贸. Y al separarse para volver a su sitio, choc贸 violentamente con alguien que estaba a su espalda.


鈥”隆Oh, Dios! 鈥”exclam贸 lady Williamson mirando por encima del hombro.


Sasuke se volvi贸 r谩pidamente; la persona con la que hab铆a chocado era una atractiva joven de pelo rosa claro y unos sorprendentes ojos verdes. Por desgracia, estaba en manos de sir Ch玫ji


鈥”Mis m谩s sinceras disculpas, milord 鈥”dijo Ch玫ji intentando torpemente sostener las manos de su compa帽era de baile mientras una gota de sudor le bajaba por la sien.


La mujer mir贸 a Sasuke por encima del hombro de su pareja y le sonri贸 con buen humor, un poco mortificada, quiz谩, pero a la vez divertida por haber chocado con 茅l. Y, a menos que estuviera equivocado, se encogi贸 levemente de hombros a modo de disculpa, antes de volver a dedicar su completa atenci贸n a sir Ch玫ji.


Y estaba obligada a hacerlo. Se jugaba la vida.


Sasuke volvi贸 a su cuadrilla y retom贸 el ritmo con facilidad. En una de las vueltas volvi贸 a divisar a la mujer, ella le sonri贸 sin ning煤n disimulo y 茅l pens贸 que no hab铆a vanidad ni astucia en esa sonrisa; y, lo que quiz谩 fuera m谩s importante, carec铆a de avaricia. Hab铆a demasiadas mujeres que lo miraban con un destello de codicia en los ojos.


Los ojos verdes de ella, en cambio, rebosaban risa y, al verla seguir los movimientos de Ch玫ji, se dio cuenta de que no intentaba atraer su atenci贸n, sino que estaba sinceramente divertida por el torpe compa帽ero de baile que se ve铆a obligada a soportar.


Era diferente y refrescante, pens贸. Conoc铆a a muchas damas que se hubiesen horrorizado por la forma de bailar de Ch玫ji y no habr铆an dudado en negarse a concederle ninguna danza. Se trataba de un veterano de guerra, ferozmente leal a la corona, que lo que le faltaba de refinamiento social lo compensaba ampliamente con su valor.

Sasuke sinti贸 respeto por aquella joven capaz de ver m谩s all谩 de la torpe forma de bailar de su pareja.


No ten铆a ni idea de qui茅n se trataba, pero estaba ligeramente intrigado.


Cuando regres贸 a la posici贸n desde la que pod铆a volver a verla, el cuerpo de sir Ch玫ji la manten铆a oculta a la vista, y no volvi贸 a tener ocasi贸n de divisarla en la pista de baile, cosa que lament贸.
Notas:

Hola aqui con una nueva histeoia espero les guste dejenme aaber si les gusto para continuarla.

Cap铆tulo 2 por Candy-Uchiha
Notas de autor:
Esta historia ni sus personajes no me pertenecen, es una adaptaci贸n de la autora Julia London... Los personajes le pertenecen a M. Kishimoto. Yo solo la adapt贸 para compartirla con todos ustedes.
M谩s tarde, en la parte de atr谩s del sal贸n de baile y parcialmente ocultas tras una gran palmera, Sakura, Hinata y Ino miraban con el cejo fruncido el zapato que la primera de ellas sosten铆a en la mano.


鈥”Est谩 destrozado sin remedio 鈥”confirm贸 Hinata, tocando el tac贸n con un dedo. La pieza desprendida pend铆a del zapato por una alarmantemente diminuta tira de seda dorada鈥”. Y me cost贸 mucho forrarlos 鈥”a帽adi贸, haciendo un peque帽o puchero.

Lo que a Hinata le faltaba de seguridad en s铆 misma, lo supl铆a con su creatividad. Era genial haciendo que los vestidos, zapatos y complementos mejoraran de aspecto con bordados y abalorios, convirti茅ndolos en otros completamente nuevos.

Ese invierno se hab铆a pasado quince d铆as decorando con lentejuelas los zapatos que Sakura llevaba esa noche, creando un min煤sculo sol a juego con el bordado dorado que hab铆a realizado en el traje azul de seda que vest铆a su hermana. Tambi茅n era la responsable de los adornos de peque帽as y brillantes cuentas que las tres llevaban en el pelo.


鈥”Sir Ch玫ji es tan torpe... 鈥”suspir贸 Sakura鈥”. No tiene ni la m谩s leve idea de c贸mo son los pasos. Ha avanzado en lugar de retroceder y me ha lanzado casi directamente fuera de la pista.


鈥”Pobre hombre 鈥”dijo Ino鈥”. Est谩 desesperadamente enamorado de una mujer que no le quiere.


鈥”Por supuesto que no 鈥”refunfu帽贸 Sakura mirando el zapato鈥”. Si pidiera mi mano, lo rechazar铆a cort茅smente y le sugerir铆a que dirigiera su mirada hacia la se帽orita Holcomb, que estar铆a encantada de recibir una proposici贸n de un caballero.


鈥”La t铆a Tsunade dijo que deber铆as empezar a considerar todas las proposiciones formales 鈥”le record贸 Ino.


Hinata y Sakura dejaron de examinar la zapatilla y la miraron. Ino enarc贸 una ceja.


鈥”驴S铆? 驴Y qu茅 dijo de ti? 鈥”pregunt贸 Sakura鈥”. S贸lo eres un a帽o menor que yo, ya has tenido una oferta seria a principios de esta Temporada y la has rechazado.


鈥”Mi caso es muy diferente del tuyo 鈥”contest贸 Ino tranquilamente鈥”. Yo no puedo casarme con un hombre que ni siquiera va a leer el peri贸dico, y a lord Winston, seg煤n 茅l mismo admite, no le gusta nada leer. De hecho, dijo sin disimulo que cree que comprar libros es una frivolidad.


鈥”驴Lo ves? 鈥”replic贸 Sakura al tiempo que deslizaba el pie en el estropeado zapato鈥”. Acabas de darme la raz贸n. Nada nos obliga a aceptar a un hombre al que no podamos soportar durante el resto de nuestra vida. Por esa misma raz贸n, no puedo aceptar a sir Ch玫ji.


鈥”T煤 no... pero lord Downey podr铆a hacerlo por ti 鈥”sugiri贸 Ino, refiri茅ndose al actual marido de su t铆a Tsunade y padrastro de Sakura y de Hinata.


Sakura mir贸 a su prima con el cejo fruncido.


鈥”Por suerte, mam谩 no tiene por qu茅 estar de acuerdo con las preferencias de lord Downey. Si no se encontrara indispuesta y estuviera aqu铆 esta noche, te dir铆a que no iba a permitir que me casara con sir Ino, porque un matrimonio con 茅l no ser铆a 芦ni adecuado, ni inteligente禄 鈥”dijo, imitando a su madre.


Ino sonri贸; lady Downey les dec铆a a menudo que el matrimonio era simplemente un asunto de conveniencia y de fortuna; y rara vez estimulante.


Sakura, por su parte, opinaba que el segundo matrimonio de su madre con lord Downey no era ni adecuado ni inteligente, y la verdad era que no ve铆a en absoluto el atractivo de tal arreglo. A sus veintid贸s a帽os, Sakura era una de las solteras m谩s mayores de la aristocracia, pero todav铆a se la consideraba en edad casadera, y no ve铆a raz贸n alguna para precipitarse a formalizar ning煤n compromiso; la fortuna de su madre era m谩s que suficiente para mantenerlas a todas bastante bien.

驴Por qu茅 no iba a conservar las esperanzas de encontrar la compatibilidad de caracteres y el afecto, antes que la riqueza? 驴Qu茅 atractivo pod铆a tener un matrimonio de conveniencia si la dama en cuesti贸n ya pose铆a dinero suficiente para mantenerse?


Prefer铆a esperar la proposici贸n de un hombre al que pudiera amar.


鈥”No creo que sir Ch玫ji pida tu mano esta noche 鈥”dijo Hinata鈥”, y me parece que tampoco vas a poder bailar m谩s, ya que tu zapato no tiene arreglo. Ser谩 mejor que te sientes junto a lady Anko hasta que ella pueda acompa帽arnos a casa.


Lady Anko era la mejor amiga de su madre, y al hallarse lady Tsunade indispuesta, se hab铆a ofrecido en seguida para acompa帽ar a las tres j贸venes al baile. El ofrecimiento fue recibido con reservas por parte de Sakura, Hinata y Ino, pues lady Anko cre铆a, en virtud de la amistad que la un铆a a su madre, que ten铆a derecho a meterse en sus vidas y a ense帽arlas c贸mo comportarse adecuadamente en cualquier situaci贸n.

En ese aspecto, pod铆a ser muy pesada, y la sugerencia de quedarse sentada a su lado era m谩s de lo que Sakura pod铆a soportar.


鈥”驴Sentarme junto a lady Anko y escuchar durante toda la velada su parloteo, mientras aguanto la devoci贸n de sir Ch玫ji?
No, gracias, prefiero volver a casa andando.
鈥”No seas tonta, Sakura, no puedes hacer eso; la lluvia se est谩 convirtiendo en aguanieve y tienes el zapato roto 鈥”le record贸 Hinata.


鈥”No se me ocurre nada peor que quedarme sentada en una fiesta mientras el resto de la gente est谩 bailando ante m铆 鈥”replic贸 Sakura鈥”. Le pedir茅 a lady Fontaine que mande a un lacayo que me acompa帽e 鈥”a帽adi贸 sonriendo de pronto鈥”. 驴Os fijasteis en el rubio de ojos negros?


Hinata resopl贸.


鈥”驴Un lacayo? Ahora s铆 que estoy segura de que te has vuelto loca 鈥”dijo, ofreci茅ndole el brazo鈥”. Vayamos junto a Anko.


Con un gemido de rendici贸n, Sakura se colg贸 del brazo de Hinata, y, cojeando levemente, permiti贸 que 茅sta y Ino la acompa帽aran.


Lady Anko estaba sentada en una especie de trono, cerca de la pista de baile, mirando a las parejas con los impertinentes para no perderse detalle mientras 茅stas bailaban. Se mostr贸 encantada de tener la compa帽铆a de Sakura y le hizo se帽as a un lacayo para que acercara una silla.


Sakura se sent贸, un poco irritada, contemplando con el cejo fruncido c贸mo su hermana y su prima se marchaban para reunirse con la se帽orita Holcomb junto al ponche.


鈥”Se te ha roto el zapato, 驴no? 鈥”pregunt贸 lady Anko, dirigiendo los impertinentes hacia los pies de Sakura鈥”. En una ocasi贸n me sucedi贸 a m铆, en Ascot. Se me rompi贸 el tac贸n, y no pude acercarme a la valla para ver el final de las carreras.


鈥”Qu茅 mala suerte.


鈥”Fue terrible. Lord Mitarashi estaba verdaderamente nervioso porque su caballo llevaba ventaja, hasta que choc贸 con el caballo del rey y empez贸 a cojear.
鈥”Se volvi贸 hacia Sakura y a帽adi贸 con dramatismo鈥”: Nunca se recuper贸.


鈥”驴El caballo o lord Mitarashi? 鈥”inquiri贸 Sakura inocentemente.


Lady Anko chasque贸 la lengua.


鈥”隆El caballo, por supuesto! 鈥”Volvi贸 a dirigir su atenci贸n al baile, abri贸 el abanico y empez贸 a darse aire con 茅l鈥”. Romperse el zapato en un baile es de lo m谩s inoportuno, 驴verdad? Dejas de bailar, y cuando el caballero pregunta el motivo, no puedes decirlo. Los hombres no deben o铆r nada sobre vestidos, zapatos y dem谩s art铆culos personales.


Sakura la mir贸 con curiosidad.


鈥”驴No puedo decir que se me ha roto el zapato?


鈥”No 鈥”contest贸 lady Anko moviendo la cabeza鈥”, no es adecuado. Si el hombre es un caballero, querr铆a arreglarlo, lo cual lo pondr铆a en contacto directo con tu pie, el cual a su vez est谩 unido a tu pierna, y eso har铆a que a 茅l se le llenase la cabeza de ideas impropias.


Sakura era incapaz de ver c贸mo un zapato roto pod铆a tener relaci贸n con algo que no fuera un zapato roto.


鈥”Pero...


鈥”Puedes declinar educadamente la invitaci贸n 鈥”aclar贸 lady Anko muy seria, lanz谩ndole una penetrante mirada鈥”, pero nunca debes darle a un hombre una explicaci贸n sobre algo tan personal.


Santo Dios.

La idea del decoro que ten铆a lady Anko era decididamente medieval y en exceso pudorosa. Pero lady Tsunade hab铆a educado a Sakura para que fuera siempre cort茅s y, con un leve suspiro, se rindi贸 y se recost贸 en la silla.


鈥”Ponte recta, querida 鈥”la rega帽贸 lady Anko, d谩ndole un golpe en la rodilla con el abanico鈥”. Recta, recta, recta. 鈥”Cada palabra fue acompa帽ada del correspondiente golpe.


Sakura obedeci贸, sent谩ndose erguida, con los pies cuidadosamente tapados con el bajo del vestido y las manos en el regazo.
Sin embargo, al poco tiempo empez贸 a morirse de aburrimiento.


No pod铆a permanecer toda la noche sentada como un pato flotando en una charca, de modo que, discretamente, empez贸 a persuadir a lady Anko para que hiciera traer su nueva calesa para que la llevara a casa.


Al otro lado del sal贸n de baile, cerca de las puertas que daban a la terraza, se encontraban Uchiha y Uzumaki junto a un peque帽o saloncito donde charlaban varias personas. Acababan de abandonar la sala de juego, donde la suerte hab铆a estado de su parte.

Uzumaki hab铆a ganado doscientas libras a costa de lord Haverty, un jugador empedernido, y Sasuke consigui贸 un paseo en carruaje por Hyde Park, a solas con lady Tremaine, quien llevaba meses persigui茅ndolo, y 茅l, despu茅s de beber un poco m谩s de whisky de la cuenta, estaba encantado de complacerla.


Mientras le conced铆a la media hora que ella le hab铆a pedido para librarse de sus amigos, y, lo m谩s importante, de su marido,
Sasuke se reuni贸 con Uzumaki en el sal贸n de baile para tomar una copa antes de que 茅ste se volviera a las mesas de juego y Sasuke escapara con su cita. Estando all铆, bebiendo whisky y contemplando distra铆damente el baile, su mirada cay贸 por casualidad en la mujer que hab铆a visto bailando con sir Ch玫ji.

Estaba sentada junto a lady Anko y parec铆a estar muy molesta por algo o por alguien.
D谩ndole un ligero codazo a Uzumaki, la se帽al贸 con la cabeza.


鈥”驴Qui茅n es la joven de azul que est谩 sentada al lado de lady Anko? 鈥”pregunt贸.


鈥”Lady Sakura Haruno 鈥”contest贸 Naruto al instante. A menudo sorprend铆a a Sasuke, pues parec铆a conocer pr谩cticamente a todo el mundo鈥”. Es una de las hijastras de lord Downey.


Eso s铆 que era interesante. Lord Downey no era el tipo de hombre al que Sasuke llamar铆a amigo.


鈥”Debut贸 hace dos a帽os, quiz谩 tres. Se dice que es bastante coqueta. 鈥”Mir贸 de reojo a Sasuke鈥”. 驴Por qu茅 te interesa? Nunca te han llamado la atenci贸n las debutantes.


鈥”No me interesan ni ella ni ninguna en especial. 鈥”Dej贸 de mirar a lady Sakura para observar al resto de la gente. Por desgracia, sus ojos se toparon con lady Karin, quien le dedic贸 una deslumbrante sonrisa en medio del grupito de jovenzuelos que la rodeaban.


鈥”隆Maldici贸n! 鈥”mascull贸.


Naruto sigui贸 su mirada y se ri贸 por lo bajo.


鈥”Adelante, baila con alguien excepto con ella 鈥”sugiri贸鈥”. No hay nada que aleje tan r谩pidamente a una mujer como que se baile con otra. No pueden soportar que no se les haga caso, ya lo sabes.


A Sasuke le pareci贸 un buen consejo y le entreg贸 su copa a Naruto.


鈥”Gracias. Es una idea excelente 鈥”dijo, y sin pensarlo dos veces, ech贸 a andar hacia lady Sakura Haruno.


Salud贸 primero a lady Anko, a quien conoc铆a desde hac铆a a帽os.


鈥”Milady 鈥”dijo tomando su mano e inclin谩ndose sobre ella鈥”, su belleza me sigue admirando.


鈥”隆Uchiha, granuja! 鈥”exclam贸 feliz lady Anko鈥”. Hace a帽os que no te veo. Empezaba a creer los rumores de que ya no te divert铆an las debutantes y las fiestas, sino solamente las pobres viudas.


鈥”Es alentador comprobar que la opini贸n que la alta sociedad tiene de m铆 permanece invariable 鈥”respondi贸 茅l alegremente.


Lady Anko se ri贸 con disimulo, mientras dirig铆a la mirada a otra parte.


Sasuke cruz贸 las manos tras la espalda y mir贸 a la joven que estaba sentada al lado de lady Anko contemplando tranquilamente la pista de baile.


鈥”隆Oh! 鈥”exclam贸 la mujer mayor siguiendo su mirada鈥”. Por favor, disc煤lpame Uchiha. 驴Puedo presentarte a lady Sakura Haruno?


鈥”Desde luego 鈥”contest贸 茅l, saludando a la joven con una c谩lida sonrisa.


Lady Sakura gir贸 la cabeza hacia 茅l y sonri贸 t铆midamente mientras le ofrec铆a su mano.


鈥”Es un placer, milord.


鈥”El placer es m铆o, sin duda 鈥”contest贸 Sasuke, tomando su mano e inclin谩ndose sobre ella para rozarle los nudillos con los labios.


Sakura sonri贸 con cautela y apart贸 la vista.
脡l tambi茅n sonri贸. Ten铆a mucha pr谩ctica con las j贸venes debutantes y sab铆a c贸mo eliminar sus reservas.


鈥”Perd贸neme, lady Sakura, pero 驴no la conoc铆 en el baile de apertura de la Temporada? Seguro que s铆, mis ojos nunca hubieran pasado por alto a una mujer tan hermosa.


La joven enarc贸 una de sus elegantes cejas. Sonri贸, neg贸 con la cabeza y dijo:


鈥”Creo que deb铆a de tratarse de otra, milord, porque no asist铆.


鈥”驴No?


鈥”Puedo asegurarle que no.


鈥”Claro que lo hiciste, Sakura 鈥”intervino lady Anko intranquila.


鈥”Seguro que no, lady Anko 鈥”insisti贸 Sakura, sonri茅ndole a Sasuke con una expresi贸n tan serena que, por un instante, 茅ste perdi贸 un poco de su aplomo.


鈥”Lo siento, tiene toda la raz贸n 鈥”dijo鈥”, es imposible que me hubiera olvidado de usted.


La sonrisa de ella se ensanch贸 y se ruboriz贸 ligeramente mientras soltaba su mano.


鈥”隆Oh! Est谩n tocando un vals. Lady Sakura, 驴me har铆a el honor de bailar conmigo?


La se帽ora Anko pr谩cticamente salt贸 del asiento mientras miraba a su joven pupila, pero Sakura levant贸 la vista y dijo suavemente:


鈥”Gracias, milord... pero lamentablemente debo rechazar la invitaci贸n.


鈥”驴Debe? Si no le gusta el vals...


鈥”No es eso, se帽or, me encanta.


Lady Anko abr铆a y cerraba la boca como si quisiera hablar y fuera incapaz de encontrar las palabras adecuadas, pareci茅ndose as铆 a un enorme pez.


鈥”驴Quieres decir que no te sientes bien, querida? 鈥”pregunt贸 por fin, lanz谩ndole una mirada algo intimidatoria.


Lady Sakura le dedic贸 una dulce sonrisa.


鈥”隆Oh, no! Me encuentro perfectamente.


Sasuke se qued贸 lisa y llanamente sin habla. Que 茅l recordara, nunca antes una mujer le hab铆a negado un baile, y menos delante de otra persona. Comprendi贸 que estaba recibiendo un franco rechazo. Era la primera vez desde que ten铆a memoria que algo as铆 le pasaba, y delante de media aristocracia.


鈥”Quiz谩 en otra ocasi贸n entonces 鈥”dijo inclin谩ndose de nuevo鈥”. Ha sido un placer conocerla.


鈥”Gracias.


鈥”Lady Anko.


La aludida se removi贸 en la silla con aspecto compungido.


鈥”Milord, creo que ha habido un tremendo malentendido...


鈥”Le aseguro que no, lady Anko 鈥”respondi贸 茅l educadamente, despidi茅ndose con una seca inclinaci贸n de cabeza y alej谩ndose con una ligera sensaci贸n de fracaso.

Aunque, por extra帽o que pareciera, desde su mayor铆a de edad, aquello era lo m谩s interesante que le hab铆a sucedido en un sal贸n de baile atestado de gente.


Sin embargo, ya estaba harto del baile y decidi贸 esperar a lady Tremayne en la comodidad de su carruaje. Al menos, hab铆a una mujer que apreciar铆a sus atenciones.


Lady Anko mir贸 a Sakura enfadada.


鈥”驴Qu茅 te pasa? 鈥”susurr贸 cuando Uchiha desapareci贸 entre los invitados.


鈥”Que se me ha roto el zapato...


鈥”隆S铆, s铆, ya s茅 que se te ha roto el zapato, peque帽a tonta, pero acabas de rechazar al marqu茅s de Middleton!


鈥”Pero 隆si no puedo bailar!


鈥”隆No, pero podr铆as haberle dado alguna explicaci贸n!


Claro que podr铆a, y la verdad era que no sab铆a por qu茅 no lo hab铆a hecho, aparte de lo que Ino le hab铆a contado sobre Uchiha y de la orden de lady Anko.


鈥”Lo lamento, lady Anko, pero usted me ha dicho...


鈥”隆Santo Dios! 鈥”exclam贸 茅sta abanic谩ndose con tanta fuerza que era milagroso que las plumas que llevaba en el pelo no salieran volando鈥”Es exactamente lo que le dije a tu madre; a veces puedes llegar a ser verdaderamente obtusa, Sakura. 隆Es cierto que te he dicho que no deb铆as contarle algo tan personal a un caballero, pero con eso no quer铆a decir que tuvieras que insultar al marqu茅s de Middleton!


鈥”隆No le he insultado! 鈥”protest贸 Sakura鈥”. Al menos no quer铆a hacerlo. La verdad es que hubiera preferido bailar con 茅l; quitarme los zapatos y aceptar, pero usted me ha dicho muy claramente que no pod铆a.


鈥”隆Ah! 鈥”exclam贸 lady Anko exasperada鈥”. 隆Sabes muy bien lo que te he dicho! Tan cierto como que vivo y respiro 鈥”suspir贸 irritada鈥”, he sido testigo de c贸mo te has deshecho de un caballero que es sin duda el mejor partido de Londres. 驴Tienes idea de a cu谩nto asciende su fortuna?


No, pero seguro que lady Anko iba a dec铆rselo. Sin embargo, antes de que lo hiciera, Sakura aprovech贸 la oportunidad que le proporcionaba la supuesta tragedia.


鈥”驴Permite usted ahora que su carruaje me lleve a casa? No soportar铆a volver a verle despu茅s de mi metedura de pata 鈥”explic贸.


鈥”隆S铆, querida, claro que te vas a ir a casa! Inmediatamente. Y le vas a decir a tu madre lo que has hecho. Y espero por tu bien que ella encuentre una manera de arreglarlo, porque yo desde luego no puedo 鈥”contest贸, llamando a un lacayo.


Por supuesto que regresar铆a a casa y se lo contar铆a a su madre. De hecho estaba impaciente por decirle que, por mucho que lady Anko fuera su mejor amiga, se pon铆a fren茅tica por las cosas m谩s tontas.

No hab铆a insultado a Uchiha. Sencillamente, se hab铆a negado a caer rendida a sus pies cuando 茅l intentaba seducirla con una sonrisa. Cierto que era una sonrisa como para perder el aliento, pero no all铆 ni entonces.


De modo que quince minutos m谩s tarde, despu茅s de decirles a Hinata y a Ino que lady Anko la enviaba a casa con su carruaje, Sakura se encontraba en el vest铆bulo, con la capa puesta y esperando a que el lacayo la avisara de que la nueva calesa de lady Anko estaba all铆.


Este entr贸 poco despu茅s, junto con una r谩faga fr铆a de viento que la golpe贸 directamente en la cara.


鈥”El tiempo ha cambiado 鈥”dijo el lacayo a modo de disculpa鈥”. Es extra帽o en esta 茅poca del a帽o.


鈥”As铆 es 鈥”afirm贸 Sakura, mirando hacia el exterior.

Hab铆a por lo menos tres carruajes con blas贸n delante de la casa; relucientes testigos todos ellos de la categor铆a de los invitados de lady Fontaine.


Desgraciadamente, la maravillosa calesa nueva de lady Anko era exactamente igual a las otras dos excepto por el blas贸n, y, en esos momentos, Sakura era incapaz de recordar cu谩l era el escudo de los Mitarashi aunque le hubiese ido en ello la vida.


鈥”驴Cu谩l es la de lady Anko? 鈥”pregunt贸.

鈥”Una de 茅stas 鈥”contest贸 el lacayo se帽al谩ndolas a las tres鈥”, la que tiene un p谩jaro en el escudo.


鈥”Ah, s铆, por supuesto 鈥”mascull贸 Sakura, dando un paso vacilante hacia afuera.

El aguanieve se hab铆a convertido en una nevada cuyos gruesos copos dificultaban la visi贸n. Otro lacayo apareci贸 sosteniendo una linterna en alto.


鈥”Milady 鈥”dijo, indic谩ndole que lo siguiera.

Sakura se apresur贸 a hacerlo, andando como pod铆a con el zapato roto. Cuando se acercaron a los carruajes, el cochero del primero de ellos se baj贸 para abrir la puerta.

A Sakura apenas le dio tiempo a ver el blas贸n, pero pudo distinguir una 谩guila que llevaba una rama en las garras. El cochero extendi贸 la mano y Sakura la acept贸, apresur谩ndose a subir al interior y aterrizando sobre un acolchado asiento de terciopelo del mismo color rojo oscuro que la seda que tapizaba las paredes. Las cortinas, tambi茅n de seda, estaban corridas.


鈥”Debajo del asiento hay una manta, milady 鈥”le indic贸 el hombre, cerrando la puerta ansioso, a todas luces, por volver a cobijarse bajo sus pieles, y dej谩ndola a ella en la m谩s absoluta oscuridad con su apresuramiento.


鈥”隆Demonios! 鈥”mascull贸 Sakura.

Se estaba agachando para buscar la manta cuando oy贸 voces y el carruaje dio una repentina sacudida hacia adelante, haci茅ndole perder el equilibrio. Se sujet贸 al asiento de delante con una mano, pero en vez del suave terciopelo toc贸 algo vivo.

Se incorpor贸 con un chillido, dej谩ndose caer contra el asiento al mismo tiempo que la llama de un f贸sforo iluminaba el interior del coche y al marqu茅s de Middleton.

Cogi贸 aire; 茅l estaba recostado en el asiento de enfrente, con uno de los hombros apoyado en la pared recubierta de seda, un pie plantado firmemente en el suelo y la otra pierna doblada a la altura de la rodilla con el pie pisando irreverentemente el terciopelo, mientras se estiraba para encender la l谩mpara del habit谩culo.


A Sakura le cost贸 unos segundos poder hablar.


鈥”驴Qu茅... qu茅 est谩 haciendo usted en la calesa de lady Anko? 鈥”pregunt贸, con una mano en el coraz贸n para calmar sus r谩pidos latidos.


鈥”No estoy en el carruaje de lady Anko. Estoy en el m铆o.


El significado de esas palabras fue penetrando lentamente en su cerebro. Despu茅s de lo que le parecieron minutos, Sakura entendi贸 por fin que se hab铆a equivocado de coche.


鈥”隆Oh, Dios! 鈥”exclam贸 avergonzada, abalanz谩ndose r谩pidamente hacia la puerta.

Uchiha la detuvo colocando la bota contra la manija.


鈥”Si se ha colado en mi coche para pedirme disculpas por haberme rechazado delante de todo Londres, las acepto.


Ella parpade贸.


鈥”No he venido a pedirle perd贸n. 鈥”Uchiha enarc贸 una ceja鈥”. 隆Cielos! 鈥”musit贸 ella鈥”. Milord, he cometido un terrible error.


El sonri贸 con aire de suficiencia.


鈥”Ten铆a que estar en el carruaje de lady Anko 鈥”prosigui贸 Sakura鈥”. El lacayo me ha dicho que ten铆a un p谩jaro en el blas贸n, pero como yo no le hab铆a prestado atenci贸n al escudo de lady Anko, no sab铆a de qu茅 p谩jaro se trataba hasta que he visto el 谩guila... 鈥”explic贸, se帽alando vagamente hacia la puerta鈥”; aunque ahora me parece recordar que se trata de un ruise帽or... 鈥”Sacudi贸 la cabeza confusa鈥”. Se me ha roto el zapato 鈥”a帽adi贸 sin transici贸n extendiendo el pie para que 茅l lo viera.


Sasuke ech贸 una ojeada al tac贸n.


鈥”Entonces lady Anko ha dicho que har铆a que su carruaje me llevara a casa, de modo que ya ve, ha sido un desafortunado error.


鈥”Cierto 鈥”dijo 茅l mientras su oscura mirada se deslizaba por el dobladillo del vestido.


Sakura trag贸 saliva. El coche dio otra sacudida, pero continu贸 movi茅ndose.


鈥”隆Oh, no! 鈥”exclam贸 ella clavando las u帽as en el asiento鈥”. Por favor, 驴quiere pedirle a su cochero que se detenga para que pueda salir?


脡l no dijo nada, permaneci贸 all铆, recostado indolentemente en el asiento con el pie apalancado en el picaporte.


鈥”Milord...


鈥”Satisfaga mi curiosidad, 驴quiere? 驴Por qu茅 me ha rechazado? 鈥”pregunt贸 茅l con aparente despreocupaci贸n鈥”. 驴Le he hecho algo? 驴La he ofendido? 驴La he ignorado?


Sakura abri贸 la boca para asegurarle que no, pero de repente se le ocurri贸 que, aunque pareciera incre铆ble, al rechazarlo lo hab铆a herido.

Lord Uchiha, que ten铆a montones de mujeres arroj谩ndose a sus pies, se sent铆a herido porque ella se hab铆a negado a bailar con 茅l.


Le hubiese gustado saborear la idea, pero el carruaje iba cada vez m谩s de prisa y, de pronto, en lo 煤nico que fue capaz de pensar, fue en lo que Ino hab铆a contado de 茅l. Se abalanz贸 de nuevo hacia la puerta, pero Uchiha se neg贸 en redondo a mover la bota.


鈥”驴Va a saltar de un coche en marcha?


鈥”S铆, si tengo que hacerlo 鈥”respondi贸 ella con firmeza鈥”. Tendr铆a que estar en la calesa de lady Anko.


鈥”Primero se niega a bailar conmigo delante de toda la aristocracia, y ahora est谩 dispuesta a saltar de mi coche en marcha.


Lady Sakura, empiezo a creer que mi compa帽铆a no le resulta grata.


鈥”No le conozco, milord, de modo que no tengo ninguna opini贸n de usted, ni buena ni mala. No debe pensar eso.


鈥”驴No? Entonces 驴de qu茅 se trata exactamente?


鈥”Tengo el zapato destrozado, como ya le he ense帽ado. Era imposible que bailara.


鈥”驴Y por qu茅 no se limit贸 a decirlo?


La hab铆a atrapado. No pod铆a confesar que lady Anko le hab铆a ordenado no hacerlo, ni que conoc铆a su reputaci贸n... ni que algo la hab铆a impulsado a disgustarlo.


鈥”Supongo que he pensado que bastaba con un cort茅s rechazo 鈥”contest贸 con impertinencia鈥”. Y ahora, 驴quiere por favor decirle al cochero que se detenga?


鈥”No se lo aconsejo 鈥”respondi贸 茅l divertido鈥”. Considerando la cantidad de invitados de lady Fontaine que la han visto rechazarme en el sal贸n de baile y todos los que est谩n ahora en la entrada contemplando c贸mo nieva y pregunt谩ndose si deben irse antes de que los caminos se vuelvan intransitables, imag铆nese las especulaciones si la ven saltar de mi carruaje, con su virtud a duras penas intacta, y correr hacia el carruaje de lady Anko.


隆Oh, Se帽or! Ten铆a raz贸n. Sakura se mordi贸 el labio y ech贸 una ojeada a la puerta. Cuando volvi贸 a mirarlo, Uchiha sonre铆a con una expresi贸n demasiado satisfecha.
El muy libertino estaba disfrutando con la mentira que se estaba propagando en ese mismo instante.


鈥”Por supuesto, la llevar茅 a su casa de inmediato 鈥”dijo 茅l amablemente inclinando la cabeza鈥”; para as铆 proteger su reputaci贸n.


La manera en que lo dijo le hizo pensar a Sakura que ten铆a en mente justo lo contrario. Se imaginaba lo que dir铆an lord Downey o su madre. Indudablemente, ellos esperar铆an que, a esas alturas, ella hubiera saltado del carruaje.


鈥”O puede que despu茅s de que demos una vuelta por Hyde Park, la gente se haya ido 鈥”sugiri贸 茅l鈥”. Y entonces ser谩 bastante seguro para usted cambiar de coche.


鈥”驴Hyde Park? 鈥”repiti贸 ella d茅bilmente.


El esboz贸 una sonrisa lobuna.


鈥”Sinceramente le pido disculpas, lady Sakura, pero estaba esperando a otra persona. El cochero no estaba informado de que habr铆a dos hermosas visitantes.


El rostro de ella se ruboriz贸 pero, al mismo tiempo, sinti贸 un estremecimiento de anticipaci贸n.


O puede que fuera de alarma.


La verdad, no estaba nada segura de qu茅 era lo que sent铆a, aparte de una enorme curiosidad que estaba en franca contradicci贸n con todas las cosas peligrosas y diab贸licas que hab铆a o铆do sobre Uchiha y que ahora daban vueltas en su cerebro.


Entonces, 茅l cogi贸 el borde de su capa tan despreocupadamente como si se tratara de la suya propia y la frot贸 entre los dedos.


鈥”驴Me va a dar su direcci贸n o tiene intenciones de venirse a casa conmigo? 鈥”pregunt贸 mir谩ndola.


El calor inund贸 su cara de nuevo.


鈥”El catorce de Clifford Street. Gracias.


脡l sonri贸 como si hubiera esperado que ella cediera y, extendiendo la mano, abri贸 la peque帽a ventanilla que hab铆a debajo del asiento del conductor y que permit铆a comunicarse con 茅l.


鈥”Al catorce de Clifford Street 鈥”orden贸.

Sakura sonri贸 y uni贸 con fuerza las manos sobre su regazo.


El cerr贸 la trampilla y luego, de repente, se sent贸 erguido, encajonando las piernas de ella entre las suyas. De hecho, sus piernas estaban tan cerca, que Sakura junt贸 las suyas y se recoloc贸 la falda para que no hubiera peligro de que la tocara.


Mientras se inclinaba sobre ella para mirarla a los ojos, se le formaron peque帽as arrugas junto a los ojos al sonre铆r.


鈥”驴Quiere saber por qu茅 creo yo que se neg贸 a bailar conmigo?


No. S铆. No, no...


鈥”驴Por qu茅?


鈥”Porque quer铆a jugar conmigo. Le gusta flirtear, 驴verdad lady Sakura? Disfruta coqueteando, 驴no es as铆?


Sakura contuvo una carcajada de sorpresa. 驴Aquel hombre, que posiblemente era el m谩s deseado de toda Inglaterra, cre铆a que ella se hab铆a negado a bailar para poder flirtear con 茅l? Evidentemente, su ego era tan grande como fr谩gil, y saberlo la hizo sentirse m谩s segura.


鈥”Supongo que algunas veces coqueteo un poco... con algunas personas鈥”contest贸 sonriendo.


鈥”驴Con qui茅nes?


Ella se encogi贸 de hombros.


鈥”Con mis amigos.


鈥”Pero no conmigo, 驴es eso lo que quiere decir?


鈥”隆Oh, no, con usted no!


鈥”驴Por qu茅 no?


鈥”Porque... si lo hiciera, milord, no me cabe ninguna duda de que usted supondr铆a que ten铆amos que conocernos mejor.


El ri贸 por lo bajo y se acerc贸 a煤n m谩s.


鈥”驴En serio?


Sakura retrocedi贸, intentando alejarse de la atracci贸n de su sonrisa.


鈥”Por supuesto. Est谩 usted demasiado acostumbrado a seducir a todas las mujeres del mundo... suponiendo que se pueda creer lo que dicen los peri贸dicos y lo que se murmura en los salones. Seguro que mi negativa lo iba a decepcionar.


鈥”Y usted ha llegado a esa conclusi贸n despu茅s de hablar con todas las mujeres del mundo. 鈥”Se ri贸鈥”. Eso son muchas mujeres, 驴no cree?


鈥”Es obvio que no he hablado con todas, yo misma no puedo contarme entre ellas.


脡l sonri贸 como si estuvieran jugando a algo.

鈥”驴Tan mala es mi reputaci贸n?


Sakura se dio cuenta de que los ojos de 茅l ten铆an el mismo color avellana que las colinas de Bingley Hall en las que ella hab铆a pasado la infancia. Realmente seductores.


鈥”Creo que est谩 siendo modesto, se帽or. Sospecho que usted cree que su reputaci贸n es mucho mejor de lo que yo nunca llegar茅 a saber.


Su sonrisa se ensanch贸 e inclin贸 la cabeza.

鈥”De acuerdo, le concedo el tanto. Pero me gustar铆a saber si es cierto que tengo ese efecto en todas las mujeres... y por qu茅 usted no est谩 incluida entre ellas.


鈥”Supongo que prefiero que me admiren a m铆... en vez de ser yo la admiradora.


脡l se ri贸; el timbre rico y profundo de su risa le produjo a Sakura una peque帽a sacudida de placer.


鈥”Muy inteligente y honesto por su parte.


鈥”Completamente honesto, milord.


鈥”Entonces, si no quiero que me vuelva a rechazar tan descaradamente, debo expresar mi admiraci贸n por usted, lady Sakura. Pero antes, d铆game 鈥”dijo, volviendo a colocar el rostro a pocos cent铆metros de su cara鈥”. 驴C贸mo le gusta que la admiren?


鈥”驴Perd贸n?


El se acerc贸 tanto que Sakura pod铆a ver c贸mo se curvaban sus oscuras pesta帽as.


鈥”驴Prefiere que sea con palabras... o con hechos?


La pregunta fue planteada con una sonrisa tan pecaminosamente deliciosa, que hizo que a ella se le acelerara el pulso. Se recost贸 contra el asiento lamentando su temeraria actitud.


鈥”No s茅 a qu茅 se refiere.


Uchiha le toc贸 juguetonamente la rodilla con la suya.


鈥”驴Qui茅n es ahora el modesto?


Antes de que ella pudiera responder, o incluso pensar en una respuesta, Uchiha se acerc贸 de repente lo bastante como para besarla.

Sakura abri贸 la boca sorprendida, a lo que 茅l respondi贸 con una sonrisa infantil, mientras dirig铆a la mirada hacia sus labios, haciendo que se le contrajera el est贸mago.


鈥”No he o铆do su respuesta, milady. 驴Prefiere que la admiren con palabras... o con hechos?


El cuerpo se le estaba derritiendo, lo mismo que el cerebro. Desde luego, entend铆a por qu茅 las mujeres ca铆an bajo el hechizo de aquel hombre; aquellos ojos irresistibles y la sonrisa de sus labios la atra铆an de tal modo que tem铆a estar expuesta a cualquier tipo de esc谩ndalo en potencia en ese mismo instante.


Sakura mir贸 su boca, pero eso no le sirvi贸 de ayuda. Se pregunt贸 de manera insensata si realmente tendr铆a intenciones de besarla. 隆Un beso de Uchiha! S贸lo hab铆a una forma de saberlo, 驴no?


鈥”Con hechos 鈥”susurr贸, conteniendo el aliento.


鈥”Buena chica 鈥”murmur贸 茅l, movi茅ndose hasta que los labios de ambos quedaron a pocos mil铆metros.

Se cerni贸 sobre ella y Sakura levant贸 ligeramente la barbilla, prepar谩ndose para que la besara.


Sin embargo, 茅l la sorprendi贸 lami茅ndole los labios. No pod铆a haber hecho nada m谩s sensual. Recorri贸 despacio la comisura de su boca con la punta de la lengua, y Sakura se qued贸 petrificada. Era lo m谩s excitante que le hab铆an hecho nunca, y tan provocativo que, sin darse cuenta, exhal贸 un suspiro de placer.


Al o铆rlo, 茅l levant贸 la mano hasta su mand铆bula y le lade贸 cuidadosamente la cabeza, recogiendo el aire de su suspiro. Luego, le mordisque贸 el labio inferior y desliz贸 la mano hacia su peque帽o trasero, haci茅ndola acercarse m谩s mientras le introduc铆a la lengua en la boca.


Not贸 como si se cayera hacia 茅l. Permiti贸 que la abrazara, ofreci茅ndole su boca y dejando que le rodease la cintura con la mano. La bes贸 tan a conciencia, que a Sakura empez贸 a estorbarle la capa debido al calor. Entonces, con la mano que ten铆a libre, empez贸 a tantear el broche y se la quit贸.

Sasuke movi贸 una mano hasta su hombro, la desliz贸 por el brazo y luego por el escote hasta apoderarse de un pecho, oprimi茅ndolo y acarici谩ndole el pez贸n con los dedos.


Sakura jade贸 contra su boca y 茅l la empuj贸 para que apoyara la cabeza en el lateral del carruaje. Mientras sus manos vagaban por su cuerpo, su boca traz贸 un h煤medo sendero hasta sus senos, golpeando con la lengua la separaci贸n entre ambos pechos y presionando los labios contra uno de ellos al tiempo que lo masajeaba con la mano.


Cuando se lo sac贸 fuera del vestido, Sakura se asust贸 e intent贸 sentarse; pero 茅l tom贸 el pez贸n en su boca y ella volvi贸 a desplomarse contra los cojines, cerrando los ojos ante la tormenta que se estaba cerniendo sobre ella y sintiendo el cuerpo en llamas.

De repente, el carruaje se detuvo.

Uchiha dej贸 de prestar atenci贸n a su pecho y lanz贸 una ojeada a la puerta. Suspir贸 y, con calma, le coloc贸 el vestido lo mejor que pudo, bes谩ndola en el hueco de la garganta. Se incorpor贸, pellizc谩ndole los labios por 煤ltima vez mientras la ayudaba a ponerse derecha y le echaba la capa por encima de los hombros.


Luego volvi贸 a sentarse relajado delante de ella.


Sakura segu铆a sentada tal como 茅l la hab铆a dejado, sintiendo todav铆a sus labios sobre los de ella, cuando la puerta del carruaje se abri贸 de golpe. Mir贸 hacia la noche nevada y luego hacia Uchiha.


El sonri贸, tom贸 su mano, se la llev贸 a la boca y presion贸 los labios en el dorso, solt谩ndosela despu茅s.


鈥”Tenga cuidado cuando rechace el ofrecimiento de un hombre para bailar, lady Sakura 鈥”dijo gui帽谩ndole un ojo.


Obviamente, su cerebro hab铆a desaparecido, porque lo 煤nico que pudo musitar como respuesta fue 芦Gracias禄.

Luego, se concentr贸 en intentar mover las piernas, que se le hab铆an vuelto de gelatina. Con la inestimable ayuda del cochero de Uchiha, que la sujet贸 cuando aterriz贸 torpemente sin acordarse del maldito zapato, consigui贸 salir del carruaje sin ponerse en rid铆culo. Una vez a salvo en el suelo, se tap贸 la cabeza con la capa y mir贸 hacia atr谩s.


El marqu茅s se inclin贸 hacia adelante y sonri贸 a trav茅s de la puerta.


鈥”Buenas noches, lady Sakura. Realmente ha sido un placer. 鈥”Se dirigi贸 al cochero鈥”. Aseg煤rate de que llega bien a la entrada, Phillip 鈥”le orden贸. Luego se ech贸 hacia atr谩s desapareciendo de la vista, excepto por sus largas piernas.


El cochero cerr贸 la puerta y le ofreci贸 el brazo.


鈥”Con su permiso, milady.


Se lo concedi贸. Apoy贸 la mano en el brazo del hombre y ech贸 a andar cojeando del pie derecho y con la mente a kil贸metros de distancia del zapato.


Cuando estuvo segura en el interior de su casa y el carruaje ya se hab铆a perdido en la noche, se descalz贸 y sonri贸 dulcemente.


Estaba impaciente por contarle a su madre lo que hab铆a pasado. Bueno, casi todo; no era tan est煤pida.


Pero esa sonrisa so帽adora ser铆a la 煤ltima que esbozar铆a durante alg煤n tiempo, ya que su padrastro entr贸 entonces precipitadamente en el vest铆bulo, con expresi贸n inusitadamente seria, antes de que ella pudiera quitarse la capa. Por un instante, Sakura pens贸 que de alguna forma se hab铆a enterado de su paseo en el carruaje de Uchiha y que iba a reprenderla. Pero cosa extra帽a en 茅l, le tendi贸 la mano.


鈥”Sakura 鈥”dijo.


鈥”驴S铆? 鈥”pregunt贸 ella, sorprendida y un poco asustada por ese gesto.


鈥”Tu querida madre ha sufrido un ataque justo despu茅s de la cena. Lamento decirte que el m茅dico no tiene esperanzas.
Cap铆tulo 3 por Candy-Uchiha
Notas de autor:
Esta historia ni sus personajes no me pertenecen, es una adaptaci贸n de la autora Julia London... Los personajes le pertenecen a M. Kishimoto. Yo solo la adapt贸 para compartirla con todos ustedes.
Tsunade Reemes Pennebacker, lady Downey, muri贸 repentinamente a la edad de cuarenta y cinco a帽os.


Aunque a algunos les pudiera parecer que apenas se acababa de echar la 煤ltima palada de tierra sobre su tumba cuando su marido, Egbert Pennebacker, vizconde de Downey, parti贸 con destino a Francia, en realidad hab铆a transcurrido un mes.

Un largo e interminable mes durante el cual Egbert tuvo que soportar el llanto de las hijas y de la sobrina de la fallecida, mientras a 茅l lo que le preocupaba era su amante, Violet, quien quiz谩 ya hubiera encontrado a otro benefactor. Pero no pod铆a saberlo, porque ella estaba en Francia.


La verdad era que Tsunade no pod铆a haber elegido un momento m谩s inoportuno para morir. Egbert, a quien nunca le hab铆an atra铆do los eventos de la Temporada, ten铆a pasaje en un barco con destino a Francia para el mismo d铆a en que enterraron a su esposa. Por supuesto, envi贸 r谩pidamente una carta a Violet para anunciarle la triste noticia, y dinero suficiente para que pudiera viajar a Inglaterra y lo ayudara en aquellos duros momentos.


Sin embargo, no lleg贸 de ella ni una palabra, ni un mensaje, ni siquiera un indicio de condolencia en todo el mes.


La incertidumbre sobre lo que pudiese estar sucediendo lo ten铆a bastante enloquecido, y se pasaba la mayor parte del tiempo paseando de un lado a otro de su estudio, recorri茅ndolo nervioso con sus fuertes piernas y sus peque帽os pies, mientras se mesaba los pocos mechones de pelo que le quedaban en las sienes.


En ese estado de intensa ansiedad, apenas pod铆a soportar la compa帽铆a de las entristecidas muchachas, que andaban cabizbajas, apenas sal铆an y lo hab铆an cubierto todo de negro. Pocas noches antes, hab铆a mencionado de pasada que hac铆a mucho que no tomaba sopa de esp谩rragos porque a Tsunade no le gustaba, y Hinata se ech贸 a llorar, lo que le llev贸 a perder los nervios por completo.


鈥”隆Por el amor de Dios! 鈥”bram贸 con tanta fuerza que hasta se le cay贸 el mon贸culo鈥”. 驴Cu谩nto tiempo voy a tener que seguir aguantando este lloriqueo incesante en esta casa?


鈥”No est谩 lloriqueando, milord 鈥”intervino Sakura r谩pidamente mientras Ino le entregaba un pa帽uelo a Hinata鈥”. Seguramente entiende lo mucho que mi hermana siente la p茅rdida; todas la sentimos. Nuestra madre acaba de morir.
Como si necesitara que se lo recordaran.


Egbert mir贸 fijamente la cuchara llena de sopa antes de met茅rsela en la boca y volver a hundirla en el plato. Era verdad que no les hab铆a concedido el tiempo suficiente como para llorar adecuadamente por su madre; 茅l mismo lamentaba que hubiera fallecido. Despu茅s de todo, hab铆a sido su esposa durante diez a帽os, y era una mujer bastante soportable. Pero lo que quer铆a era que lloraran en sus habitaciones y no lo distrajeran de sus turbios pensamientos.

Aunque la muerte de Tsunade fuera una desgracia, en realidad, la vida continuaba, 驴no?


Termin贸 de cenar en silencio, pero su humor se fue ensombreciendo m谩s y m谩s al mirarlas, pues lo contemplaban como si el irrazonable fuera 茅l.


Despu茅s de la cena, Sakura se llev贸 a Hinata y a Ino a sus habitaciones y lo dej贸 a solas con su oporto y su cigarro, no sin antes lanzarle una mirada de desaprobaci贸n. Era exacta a su madre.


Egbert se imaginaba que todas ellas lo despreciaban, pero en realidad no era tan insensible; era s贸lo que Violet llevaba casi ocho a帽os siendo su florecilla; no pod铆a soportar la idea de perderla.


Estaba desesperado por encontrar una excusa para abandonar aquel interminable luto e irse de Londres para averiguar por qu茅 Violet lo hab铆a olvidado.


Y esa noche, con la ayuda del oporto y del cigarro, dio con esa excusa. Lleno de alegr铆a, se puso en pie de un salto y se encamin贸 hacia su estudio tan de prisa como se lo permit铆a su rechoncho cuerpo. Una vez all铆, cogi贸 pluma y papel para, apresuradamente, escribir una carta dirigida a Violet llena de declaraciones de adoraci贸n y devoci贸n eterna, e inform谩ndole que llegar铆a a Par铆s en un plazo de quince d铆as.


Despu茅s, escribi贸 una segunda carta para su hermana soltera, Lucille Pennebacker, que viv铆a en la casa solariega de la familia, en Troutbeck. En la carta, la instaba a acudir a Londres de inmediato.


Una semana m谩s tarde, Egbert convoc贸 a sus hijastras en el sal贸n principal. Cuando las vio entrar, vestidas de luto de la cabeza a los pies, se felicit贸 en silencio por ser tan caritativo, porque lo que iba a hacer por las tres muchachas era lo m谩s bondadoso que pod铆an esperar de nadie.

Por supuesto, jam谩s echar铆a de su casa a tres j贸venes que se hab铆an quedado solas, y desde luego no les deseaba ning煤n mal; pero al fin y al cabo no era su padre, 驴verdad? Por lo tanto, no era responsabilidad suya asegurarse de que encontraran su lugar en la vida.

No, eso era cosa de Tsunade, y ahora que ella no estaba, cuesti贸n de los familiares de las chicas, quienesquiera que 茅stos fueran. Por eso exactamente era por lo que hab铆a apremiado a Tsunade para que las casara antes de que fuera demasiado tarde.

Por desgracia y como de costumbre, ella no le hab铆a hecho ning煤n caso. Una pena, porque de hab茅rselo hecho les podr铆a haber ahorrado a todos muchas preocupaciones.

Y all铆 estaban las queridas muchachas, dependiendo por completo de su caridad. Se sentaron educadamente y le dirigieron una vacilante sonrisa a Lucille, que hab铆a llegado esa misma ma帽ana y quien, a juzgar por la tensa sonrisa que exhib铆a en su p谩lida cara, hab铆a encontrado a sus pupilas bastante necesitadas de su gu铆a.


Sakura, la mayor y m谩s valiente de las tres, pase贸 la mirada de Egbert a Lucille y viceversa. Nunca lo hab铆a apreciado realmente y 茅l pod铆a leer la cantidad de ideas y la suspicacia que brillaban en sus ojos verdes.

En su opini贸n, Tsunade ten铆a aspiraciones demasiado elevadas para ella, porque nunca hab铆a aceptado ninguna de las peticiones de mano que hab铆an recibido.


Egbert quiso aceptar la generosa oferta que el mism铆simo lord Villanois hizo en la 煤ltima Temporada, pero Tsunade no quiso ni o铆r hablar del tema.


鈥”No posee la fortuna que deseo para nuestra Sakura 鈥”replic贸鈥”, y es demasiado aficionado a la bebida. No voy a desperdiciar una buena dote en alguien como 茅l.


Egbert no cre铆a que Villanois fuera m谩s o menos aficionado a beber que cualquier otro hombre, pero Tsunade continu贸 poniendo excusas, igual que hizo con los siguientes caballeros que pidieron la mano de su hija; ninguno le parec铆a lo suficientemente bueno para su querida Sakura.

Ahora que la m谩xima autoridad en el tema era 茅l, daba por supuesto que cualquier oferta le resultar铆a aceptable. Sakura no seguir铆a disfrutando del lujo de llevar una vida libre de preocupaciones; hab铆a sobrepasado la edad adecuada para revolotear de baile en baile. A sus a帽os, ya deber铆a tener un hijo en los brazos y otro en el vientre.


Sakura pareci贸 percibir su descontento y mir贸 a Hinata de reojo. Pero 茅sta no pose铆a la intuici贸n de su hermana y se limit贸 a sonre铆r. Egbert siempre hab铆a pensado que Hinata era demasiado confiada.


鈥”Os presento a mi hermana, la se帽orita Pennebacker 鈥”dijo, se帽alando a Lucille.


Las tres j贸venes saludaron educadamente, inclinando la cabeza; Lucille se hab铆a puesto en pie y les hizo una reverencia como si pertenecieran a la realeza.


鈥”Es un placer conocerlas 鈥”dijo.


鈥”Gracias 鈥”contest贸 Sakura.


鈥”He llamado para que traigan el t茅 鈥”anunci贸 Egbert, haciendo un impaciente gesto a Lucille para que se sentara. Cuando ella obedeci贸, prosigui贸鈥”: Llegar谩 en un momento.

Mir贸 distra铆do a Hinata mientras 茅sta se colocaba el vestido.


Era muy parecida a su hermana en estatura y constituci贸n, pero ten铆a el pelo negro azulado claro, y los ojos de un color azul lila. A Egbert siempre le hab铆a parecido la m谩s hermosa de las tres y pensaba que no permanecer铆a soltera demasiado tiempo. Por desgracia, era demasiado t铆mida para su propio bien, y, lo que era a煤n peor, era propensa a so帽ar; ten铆a siempre la cabeza en las nubes, metida en un libro, u ocupada con alg煤n tipo de trabajo art铆stico; y 茅l supon铆a que 茅se era el motivo de que no hubiera recibido ninguna oferta.


Cuando le expuso a su esposa su preocupaci贸n por la falta de pretendientes de su hija, Tsunade le quit贸 importancia con la rid铆cula excusa de que Hinata ten铆a un talento especial para el arte, y que casarse la privar铆a para expresarse en ese campo.


鈥”Si la oblig谩ramos a contraer matrimonio, su marido la mantendr铆a embarazada y en el cuarto de los ni帽os en vez de permitirle pintar 鈥”dijo con aires de superioridad.


Egbert no entend铆a el razonamiento de su esposa, ya que 茅se era exactamente el lugar donde deber铆an estar todas ellas. Una llamada a la puerta lo distrajo de sus pensamientos.


鈥”Aqu铆 est谩 el t茅 鈥”anunci贸 Lucille, saliendo al encuentro de Richard, el mayordomo, contoneando sus anchas caderas cuando 茅ste entr贸 con la bandeja.


Sakura y Hinata se volvieron para ver lo que hac铆a, pero Ino permaneci贸 quieta mirando a Egbert con curiosidad. Ino era una chica bastante inteligente y curiosa.

Era la oscuridad donde sus primas eran la luz; ten铆a el pelo rubio como el sol y ojos azul claro. A su modo, era tan hermosa como sus primas, pero algunos hombres ten铆an que mirarla dos veces para darse cuenta de su belleza.


Cuando la madre de Ino, la hermana menor de Tsunade, muri贸, su padre se apresur贸 a casarse de nuevo con la esperanza de tener el var贸n del que le hab铆a privado el fallecimiento de su primera esposa.

Entonces Tsunade se hizo cargo de Ino y, por lo que Egbert sab铆a, el padre nunca volvi贸 a interesarse por la ni帽a. Por lo tanto, Egbert la consideraba una pariente pobre; aunque quiz谩 sintiera m谩s cari帽o por ella que por las otras, ya que ten铆a su misma naturaleza pr谩ctica y perspicaz.


Desdichadamente, como Ino era una pariente pobre, la caridad de Egbert no pod铆a hacerse extensiva a ella.

Seguramente habr铆a alg煤n otro miembro de la ilustre familia Haruno que pudiera mantenerla o, al menos, que se ocupara de casarla.


Ino tambi茅n hab铆a recibido ofertas, pero cuando las comentaron, Egbert se dio cuenta de que Tsunade pretend铆a conservarlas a todas a su lado, por lo que 茅l se desentendi贸 de las excusas que esgrimi贸 en contra del matrimonio de Ino.


Ahora, al mirarlas, una inconsciente sonrisa asom贸 a sus labios. Ten铆a la intenci贸n de remediar su condici贸n de solteronas en cuanto regresara de Par铆s.

Las casar铆a una tras otra con el mejor postor, y si se negaban, las mandar铆a a vivir con sus parientes.


No ten铆a ning煤n deseo de seguir soport谩ndolas m谩s tiempo del necesario.

隆Por el amor de Dios, ya ten铆a bastante con la carga de Lucille!


Las tres j贸venes lo miraban expectantes mientras Lucille serv铆a el t茅.


Egbert suspir贸, se presion贸 las sienes con los dedos y se ech贸 hacia atr谩s en la silla.


鈥”Muy bien, ya estamos todos aqu铆 y no voy a entretenerme con pre谩mbulos. La pregunta es sencilla: 驴qu茅 debemos hacer ahora que Tsunade ha muerto? Os dir茅 lo que voy a hacer yo. Me resulta muy dif铆cil poder llorar apropiadamente la muerte de mi esposa teniendo sus cosas y a sus hijas alrededor. Es muy... 鈥”se rompi贸 la cabeza buscando la palabra apropiada, y, al no encontrar ninguna, repiti贸鈥”: dif铆cil.


鈥”隆Pobrecito! 鈥”exclam贸 Lucille, colocando una mano encima de la de 茅l y apret谩ndola con cuidado鈥”. No ten铆a ni idea de que estuvieras tan apenado.


Egbert baj贸 la vista hacia su rechoncha mano y luego la mir贸 a la cara. Lucille se apresur贸 a interrumpir el gesto.


鈥”Si me lo permite, milord 鈥”intervino Sakura, ech谩ndose ligeramente hacia adelante en la silla鈥”, quiz谩 pudi茅ramos ahorrarle la... dificultad. Lo hemos hablado, y nos gustar铆a decirle que estar铆amos dispuestas a vivir en otro lugar si le parece bien.


Vaya. Aqu茅l era un interesante giro en los acontecimientos, y algo completamente inesperado.


鈥”驴En otro lugar? 驴D贸nde? 鈥”pregunt贸 casi con regocijo.


鈥”Est谩bamos pensando en una casita en Mayfair. Nada demasiado ostentoso, desde luego. Y s贸lo necesitar铆amos a Beverly, nuestra doncella. Y una ama de llaves, por supuesto.


A Egbert lo cogi贸 de sorpresa; Tsunafe nunca hab铆a mencionado que las chicas tuvieran fondos propios. No sab铆a c贸mo pod铆a ser posible. De haberlo sabido habr铆a insistido en conocer todos los detalles para poder administrar el dinero en su nombre, porque, a fin de cuentas, 驴para qu茅 iban a necesitarlo tres j贸venes?


鈥”Vuestra propia casa 鈥”repiti贸 despacio.


Sakura asinti贸.


鈥”Y supongo que ten茅is suficiente dinero.


Sakura intercambi贸 una mirada con las otras.


鈥”Estoy bastante segura de que s铆.


Pero no parec铆a estarlo por completo, porque era una mujer, y se supon铆a que las mujeres no manejaban su propio dinero.


鈥”驴Puedes asegurarlo?


Sakura parpade贸.


鈥”驴Perd贸n?


鈥”驴C贸mo es posible que esperes alquilar una residencia si no sabes de cu谩nto dinero dispones?


鈥”隆Egbert, querido, esto es tan vulgar! 鈥”lo reprendi贸 Lucille gan谩ndose una mirada de reprobaci贸n de su hermano menor.


鈥”隆Es un asunto del que hay que hablar, Lucy! 鈥”dijo con impaciencia鈥”. 隆Y no se me ocurre otra forma de hacerlo que decirlo claramente!


鈥”Le ruego que me perdone, milord 鈥”intervino Sakura r谩pidamente鈥”, pero usted est谩 en mejor posici贸n para saber el... dinero... que tenemos.


Ahora el confundido era 茅l.


鈥”驴Yo? 驴Y por qu茅 iba yo a saberlo?


鈥”Bueno 鈥”Sakura segu铆a pareciendo igual de desconcertada鈥”, nos... nosotras no sabemos cu谩nto... cu谩nto hay, pero suponemos que ser谩 suficiente para conseguir una vivienda modesta.


De repente lo vio todo claro, y aun siendo Egbert tan caritativo como era, casi salt贸 de la silla en su apresuramiento al inclinarse por encima del escritorio y mirar a la osada con severidad.


鈥”驴Est谩s sugiriendo que os alquile una casa?


Sakura parpade贸.


鈥”Yo, esto... tan s贸lo cre铆a que usted...


鈥”Entonces, 隆has cre铆do mal! 鈥”bram贸 茅l鈥”. 隆Est谩 claro que no entiendes que vosotras tres sois una carga financiera y social para m铆!


鈥”Lo entendemos 鈥”procur贸 tranquilizarlo Sakura mientras Hinata y Ino asent铆an vehementemente a su lado鈥”. Por eso hemos pensado en irnos a otra parte.


鈥”Os quedareis aqu铆 鈥”dijo 茅l con brusquedad, retrep谩ndose en la silla鈥”. No puedo permitirme el lujo de alojaros en otra residencia. Bien, como estaba diciendo antes de que me interrumpieras, me resulta muy dif铆cil llorar adecuadamente a mi esposa con vosotras y sus pertenencias alrededor. 鈥”Se帽al贸 vagamente los muebles que, en efecto, hab铆an sido comprados con el dinero de su mujer鈥”. De modo que he decidido irme a Par铆s una temporada. Vosotras permanecer茅is aqu铆 acompa帽adas de mi hermana.


Las tres miraron a Lucille como si la vieran por primera vez, pero Sakura devolvi贸 r谩pidamente la atenci贸n a Egbert.


鈥”驴Eso es todo, milord? 驴Usted se va a Francia y nosotras tenemos que quedarnos aqu铆, igual que antes?


鈥”隆Aja! 鈥”exclam贸 茅l, levantando un dedo鈥”. Exactamente como antes no. Se han acabado los interminables d铆as de comprar vestidos, zapatos y chucher铆as.

Sakura y Ino se quedaron boquiabiertas, mientras que Hinata parec铆a que estuviera enferma.


鈥”Adem谩s, ahora que est谩is de luto, no veo raz贸n alguna para pagar a un mont贸n de criados. Ya no vais a ir a ninguna de las fiestas de esta Temporada, 驴no es cierto? Por otra parte sois unas j贸venes laboriosas; supongo que ser茅is capaces de hacer una cama y barrer las alfombras. Conservar茅 a Cook, pero s贸lo durante el d铆a.


鈥”隆Oh, Dios! 鈥”gimi贸 Sakura cerrando los ojos鈥”. Le ruego que me disculpe, milord, pero nuestra madre era muy rica. Si me permite la indiscreci贸n..., 驴seguro que no dej贸 nada para nosotras?


鈥”Claro que s铆 鈥”contest贸 茅l afablemente鈥”. Dej贸 una modesta dote para cada una. El resto me lo leg贸 a m铆 para que hiciera lo que quisiera con ello.


鈥”隆Estamos arruinadas! 鈥”susurr贸 Hinata mirando al techo.


鈥”隆Oh, vamos! 鈥”se burl贸 茅l鈥”. 隆No es como si os hubierais quedado en la calle! Me ocupar茅 de que est茅is bien atendidas. Tendr茅is un techo sobre la cabeza y el est贸mago lleno, 驴qu茅 m谩s podr铆ais necesitar?


鈥”驴Qu茅 m谩s? 鈥”repiti贸 Hinata, demasiado irritada para su gusto鈥”. 隆No podemos salir sin la ropa adecuada!


鈥”La 煤ltima vez que me fij茅, ten铆as m谩s ropa de la que cabe en una habitaci贸n individual 鈥”le record贸 茅l 谩speramente鈥”. Creo que os bastar谩 hasta mi regreso.


鈥”驴Cu谩nto tiempo estar谩 usted fuera? 鈥”pregunt贸 Ino con calma.


El se encogi贸 de hombros.


鈥”Supongo que hasta principios de oto帽o. O puede que incluso hasta que empiece la pr贸xima Temporada.


鈥”隆Eso es mucho tiempo! 鈥”vocifer贸 Sakura鈥”. 驴Nos va a obligar a vivir como si fu茅ramos pobres durante meses?


鈥”隆No me levantes la voz, lady Sakura! 隆No hay motivo para que hagas un drama de esto! Me he ocupado de vuestras necesidades, en realidad 铆nfimas.


Hinata se volvi贸 hacia Sakura que le agarr贸 la mano y se la mantuvo apretada. Ino era la 煤nica que conservaba la calma, mirando a Egbert con tal intensidad que provoc贸 en 茅ste un estremecimiento.


鈥”Milord, 驴puedo preguntarle qu茅 piensa hacer con nosotras cuando vuelva?


鈥”Exactamente lo que hace tiempo que se deber铆a haber hecho. La primavera que viene habr谩 otra Temporada social, y aceptar茅 las peticiones de mano que, sin duda, llegar谩n 鈥”explic贸 茅l con una sonrisa conspiradora, levant谩ndose de la silla鈥”. Y lo har茅 tan r谩pido como sea posible, porque hace mucho que todas vosotras deber铆ais estar adecuadamente casadas.


Sakura abri贸 la boca, pero 茅l la interrumpi贸 antes de que pudiera decir nada.


鈥”La entrevista ha terminado. Me gustar铆a repasar algunos asuntos con mi hermana y luego tengo que reunirme con los criados, de modo que si nos perdon谩is...


鈥”Milord, 驴no ir谩 a despedir a Beverly? 鈥”implor贸 Hinata.


鈥”驴No? 隆Tres mujeres j贸venes que gozan de una perfecta salud no necesitan que nadie las ayude a vestirse todos los d铆as! 鈥”respondi贸 con dureza鈥”. Pod茅is ayudaros entre vosotras. 隆Vamos, no desesper茅is! Os las arreglar茅is bastante bien entre las tres y con la ayuda de Lucille, os lo aseguro. Ahora idos.


Las tres se pusieron en pie de mala gana.


鈥”Vamos, vamos, no hay por qu茅 estar tan abatidas 鈥”las reconvino Lucille鈥”. Si segu铆s frunciendo as铆 el cejo, os van a salir arrugas.


Las j贸venes miraron a Lucille con inquietud mientras sal铆an con las cabezas gachas y los labios firmemente apretados.

鈥”Oh, querido 鈥”suspir贸 Lucille cuando la puerta se cerr贸 tras ellas鈥”, no ha ido demasiado bien, 驴verdad?


鈥”Ha ido perfectamente, Lucy 鈥”mascull贸 Egbert, con la mente ya puesta en la manera de despedir a los criados.


El personal de servicio se fue a finales de esa misma semana. Sakura, Hinata y Ino permanecieron de pie en el vest铆bulo, luchando por contener las l谩grimas mientras se desped铆an de los sirvientes que llevaban tanto tiempo con su madre que ya eran casi de la familia; gente que estaba siendo puesta en la calle tan s贸lo con el salario de quince d铆as y la promesa de darles referencias.


鈥”Pero yo no tengo ning煤n lugar adonde ir, milady 鈥”le dijo el viejo Derreck, el jardinero y mozo de cuadra, a Sakura mientras se pasaba la mano por su pelo gris鈥”. A m铆 nadie va a contratarme.


Sakura contuvo un sollozo, lo rode贸 con los brazos y lo abraz贸 con fuerza.


鈥”Lo siento, Derreck. Lo siento much铆simo.


鈥”Toma 鈥”dijo Hinata, apartando los brazos de Sakura del anciano y cogiendo sus manos entre las suyas鈥”. Toma esto. 鈥”Y deposit贸 las 煤ltimas tres coronas de oro que pose铆a en la palma de su mano鈥”. No es mucho, pero al menos te proporcionar谩 alojamiento durante un tiempo.


鈥”Hasta que pueda enviarle a lord Ramsey una nota recomend谩ndote 鈥”intervino Sakura pensando en uno de los amigos de su madre鈥”. Siempre se necesita un buen jardinero, seguro que puede encontrarte un sitio en su casa 鈥”prometi贸, encogi茅ndose interiormente por la mentira.

No ten铆a ni idea de lo que necesitaba o dejaba de necesitar lord Ramsey, pero iba a pedirle que contratara al viejo Derreck aunque s贸lo fuera como un favor en memoria de su madre.


Beverly fue la 煤ltima en irse, y las tres se echaron a llorar cuando abrazaron a la mujer que las hab铆a ayudado a ba帽arse y vestirse desde que ten铆an memoria.


鈥”Vamos, secaos las l谩grimas 鈥”dijo Beverly valerosamente鈥”. No os preocup茅is por m铆. Llevo siglos queriendo ir a visitar a mi madre en Derbyshire, de modo que dejad de llorar todas. A lady Tsunade no le gustar铆a veros llorar, y os preguntar铆a qu茅 ibais a hacer para mejorar vuestra situaci贸n, 驴no es as铆?


Ten铆a raz贸n, pero no por eso dol铆a menos.

Cuando se hubo marchado, Sakura cerr贸 la puerta y sinti贸 el peso de su dolor y la preocupaci贸n por lo que iba a ser de ellas como una pesada losa sobre sus hombros.

鈥”Le odio 鈥”susurr贸 Hinata.


Sakura se reuni贸 con Hinata y Ino, y las tres se retiraron a sus habitaciones para lamentarse en privado.


Lord Downey parti贸 dos d铆as despu茅s con paso incre铆blemente r谩pido para un hombre que era casi tan ancho como alto.

Antes del lunes siguiente, un peque帽o comentario escondido entre las p谩ginas de sociedad de los diarios suger铆a que tres conocidas j贸venes de la ciudad hab铆an perdido su fortuna en beneficio de su padrastro y que, sin duda, ir铆an a la caza de la fortuna de otro hombre en cuanto pudieran quitarse el luto.


Para ellas, esa peque帽a rese帽a fue el golpe de gracia para su vida de relaci贸n.

En la alta sociedad, el dinero lo era todo, y los que no pose铆an al menos una peque帽a fortuna, por lo general no eran bien recibidos en los salones de los que ten铆an bienes en abundancia.


Durante d铆as se atormentaron pensando en lo que pod铆an hacer y, al final, tomaron una decisi贸n que era poco convencional e, incluso, poco aconsejable.

Estaban bastante desesperadas, cierto, pero m谩s que decididas a vivir sin ayuda tras la muerte de su madre.
Cap铆tulo 4 por Candy-Uchiha
Notas de autor:
Esta historia ni sus personajes no me pertenecen, es una adaptaci贸n de la autora Julia London... Los personajes le pertenecen a M. Kishimoto. Yo solo la adapt贸 para compartirla con todos ustedes.
CAP脥TULO 4

Londres, marzo de 1820

La mala suerte hizo que Sasuke Uchiha volviera a Londres tras un invierno particularmente duro, despu茅s de que lo hiciera su padre.

Eso le proporcion贸 al anciano tiempo de sobra para meterse en sus asuntos y organizar un interminable almuerzo con lord Robertson y su familia. Al parecer, el duque no se hab铆a ablandado en el transcurso del invierno, mientras Sasuke hab铆a permanecido en la mansi贸n familiar de Broderick Abbey con la esperanza de mantenerse alejado de la vista y de la mente de su padre. En su esfuerzo por no hacerse notar, s贸lo vio a Miranda tres veces.


Pero lo 煤nico que logr贸 fue que el anciano pareciera todav铆a m谩s decidido en su empe帽o por ver a su 煤nico hijo casado con lady Karin Robertson.


Ni el aspecto ni el semblante de lady Karin Robertson hab铆an mejorado, como habr铆a cabido esperar despu茅s de toda una estaci贸n. Para ser justos, la opini贸n de Sasuke se basaba en un almuerzo, sumamente aburrido, que todav铆a lamentaba. Durante el mismo, la joven apenas habl贸, y comi贸 mucho menos, lo cual, supuso Sasuke, no era suficiente para juzgar el car谩cter de una persona.


Pero su opini贸n sobre ella no hab铆a cambiado.


Sasuke pens贸 que se iba a desintegrar si se ve铆a obligado a soportar un segundo m谩s de aquel nuevo almuerzo, y, al mirar a lady Karin masticar unos peque帽os bocados de pescado, su mente volvi贸 a distraerse recordando las 煤ltimas amenazas de su padre.


Hab铆a sido culpa suya. El d铆a anterior deber铆a haberse mordido la lengua cuando el duque le pregunt贸 si, despu茅s de todo un invierno de meditaci贸n, por fin hab铆a comprendido que ten铆a que abandonar a Miranda por el ducado.


鈥”No 鈥”le contest贸 con cansancio.


鈥”驴No? 驴Eso es todo lo que vas a decir? 鈥”pregunt贸 su padre, incr茅dulo鈥”. Creo que no me has entendido, si te niegas a dejarla, estoy dispuesto a hacer p煤blico tu mayor error as铆 como los nombres de todos los involucrados en 茅l.


Al principio, Sasuke pens贸 que hab铆a o铆do mal, pero cuando vio la mirada de triunfo en los ojos de su padre, se qued贸 at贸nito.


鈥”驴Me est谩 amenazando, se帽or铆a?


鈥”Quiz谩 芦amenazar禄 sea una palabra demasiado fuerte. Estoy intentando comunicarte mi opini贸n 鈥”contest贸 el duque con tono monocorde.


鈥”Pues tiene un extra帽o modo de hacerlo.


鈥”Estoy haciendo lo que debo hacer para asegurar el buen nombre de Uchiha.


Sasuke se burl贸 al o铆r eso.


鈥”驴De verdad puede decir eso al mismo tiempo que me amenaza? 隆Dios, no creo que le importe nada ni nadie, aparte de su buen nombre!


鈥”Eso es rid铆culo 鈥”replic贸 su padre, agitando una esquel茅tica mano hacia 茅l鈥”. Me importas, pero eres demasiado obstinado para darte cuenta. Y a煤n me preocupa m谩s tu honor, que has manchado como si no te importara. Haz lo que te pido, Sasuke 鈥”continu贸 el duque ante el gemido de exasperaci贸n de su hijo鈥”, c谩sate con lady Karin. Su familia est谩 esperando que pidas su mano. Puedes hablar con su padre ma帽ana, durante el almuerzo.


鈥”No hablar茅 con 茅l 鈥”respondi贸 茅l tranquilamente鈥”. No vas a obligarme a que me case con ella.


El duque suspir贸. Sasuke pens贸 que parec铆a m谩s envejecido que en su 煤ltimo encuentro, cuatro meses atr谩s.


鈥”Te lo advierto, no me obligues a hacer algo que puedas lamentar.


鈥”No le obligo a hacer nada, se帽or铆a. S贸lo le he pedido que me deje vivir mi vida a mi modo. Es una petici贸n que cualquier hombre deber铆a poderle hacer a su padre 鈥”estall贸, saliendo de all铆 sin hacer caso de los gritos de advertencia del duque, que le dec铆a que iba a hacer lo que fuera para impedir que deshonrara su nombre.


Sasuke abandon贸 Redford House con la misma sensaci贸n de siempre tras esas interminables entrevistas; como si su padre lo hubiera colocado en un torno imaginario y hubiese estado apretando las tuercas lentamente, tortur谩ndolo con sus exigencias.


Londres empezaba a llenarse de gente procedente de sus casas de campo, que se dirig铆a a la ciudad para el principio de la Temporada. Sasuke supuso que la discusi贸n del d铆a anterior ya deb铆a de correr por todo Mayfair, porque, en su opini贸n, los criados de su padre eran muy r谩pidos a la hora de difundir chismes entre la alta sociedad.


Para evitar m谩s rumores 鈥”y por alg煤n inexplicable motivo que no acababa de entender鈥”, Sasuke acudi贸 a la comida con los Robertson como se le hab铆a ordenado.

Supuso que era porque deseaba mantener la paz, temeroso de que su padre cumpliera su amenaza perjudicando a otras personas aparte de a 茅l. Le fastidi贸 tener que hacerlo, ya que el d铆a era precioso y c谩lido, para ser principios de marzo.


Pero all铆 estaba, atrapado en una mansi贸n con corrientes de aire, sentado frente a una reservada lady Karin mientras la madre de ella hablaba del invierno que hab铆an pasado, e imagin谩ndose los d铆as, semanas, meses e incluso a帽os llenos de tedio que le esperaban.


鈥”Empezamos a reparar el ala este 鈥”estaba diciendo lady Robertson, como si a 茅l le importara un comino lo que hicieran鈥”, pero con toda esa lluvia y nieve, no pudimos acabar las obras.


鈥”隆Ah! 鈥”exclam贸 茅l, oblig谩ndose a apartar la mirada de la forma de rumiar de Karin.


鈥”Cuando se terminen, celebraremos una fiesta de fin de semana para todos nuestros amigos. S贸lo en esa ala hay una docena de dormitorios.


鈥”Estupendo 鈥”coment贸 de forma imprecisa, volviendo a echar una ojeada a Karin.

脡sta le sonri贸 con timidez y 茅l le dirigi贸 una tensa sonrisa, mientras intentaba pensar en algo, cualquier cosa, que fuera m谩s insoportable que pasar todo un fin de semana en el campo con aquella familia.


No se le ocurri贸 nada.


Karin dobl贸 cuidadosamente su servilleta y se la coloc贸 sobre el regazo. Era tan correcta que Sasuke estaba seguro de que la m谩s leve transgresi贸n a la etiqueta la destrozar铆a. Apart贸 los ojos, vio que su padre lo contemplaba furioso y fij贸 la vista en el plato.


Por suerte, lady Robertson desvi贸 su atenci贸n hablando del calendario social, y haciendo hincapi茅, supuestamente en su beneficio, en la cantidad de fiestas a las que Karin hab铆a sido invitada. Sasuke apenas oy贸 una palabra de lo que dec铆a, ya que su inmenso aburrimiento le proporcion贸 una buena ocasi贸n para revivir la pelea que hab铆a tenido la tarde anterior con Miranda.


脡sta estaba harta del descontento del duque, el cual parec铆a haberse recrudecido desde su regreso a Londres.


鈥”No puedo entender por qu茅 no haces lo que te pide para tranquilizarle 鈥”le dijo mientras se sentaba graciosamente, envuelta en una bata de seda鈥”. Cuando hayas dejado embarazada a alguna joven podemos seguir vi茅ndonos. No ser谩 distinto a la aventura de tu padre con lady Sullivan.


Al o铆r mencionar el largo romance de su padre con una mujer que hab铆a sobrevivido a su madre, Sasuke dio un respingo. No sab铆a por qu茅, pero la idea de su padre acost谩ndose con alguien que no fuera su difunta madre siempre lo pon铆a enfermo.

Supon铆a que era por lo muy evidente que hab铆a sido. Recordaba una vez en que, siendo ni帽o, oy贸 a los criados comentar que ten铆an que mandar s谩banas de lino a casa de lady Sullivan porque al duque no le gustaban las que ella ten铆a. Ya entonces le resultaba insoportable la idea de que su padre hubiera hecho unos votos de fidelidad para luego romperlos.


Y ah铆 estaba 茅l, plante谩ndose hacer lo mismo.


En realidad no era nada ins贸lito. En algunos c铆rculos 鈥”los suyos para ser precisos鈥” era algo que se esperaba. Casarse con una mujer por su linaje y su dinero y hacer el amor con otra. Fuera como fuese, eso era lo que hac铆a la mayor铆a de matrimonios de la alta sociedad.

鈥”Por Dios, lim铆tate a hacer lo que te pide, Sasuke 鈥”le dijo Miranda, exasperada, mientras empezaba a cepillarse el largo pelo rojo oscuro鈥”. Estoy convencida de que ser谩 la 煤nica forma de que podamos estar juntos en paz.


鈥”Podr铆amos estarlo si nos cas谩ramos 鈥”observ贸 茅l, sorprendi茅ndose tanto a s铆 mismo como a Miranda. Le gustaba como amante, y en ese momento se le ocurri贸 que si lo obligaban a casarse, 驴por qu茅 no hacerlo con ella?鈥”. Puede que mi padre me desherede, pero al menos vivir铆amos como marido y mujer y traer铆amos al mundo hijos leg铆timos.


鈥”Creo que respirar tanto aire puro en el campo te ha trastocado, querido. Por supuesto que te desheredar铆a, porque yo no poseo las credenciales necesarias para tranquilizarle. Y si te deshereda, no podr谩s proporcionarles a nuestros hijos las cosas que t煤 tuviste de ni帽o. Me atrever铆a a decir que no te lo perdonar铆as nunca. 鈥”Se volvi贸 hacia 茅l y le dirigi贸 una mirada mordaz鈥”. Y creo que yo tampoco.


Su respuesta lo decepcion贸. Sab铆a que a las mujeres se las ense帽aba a pensar que el matrimonio y la riqueza lo eran todo, y al parecer Miranda no era una excepci贸n; pero saber a ciencia cierta que el t铆tulo y el dinero eran m谩s importantes para ella que 茅l fue como una pu帽alada.


Ahora, mientras la comida con los Robertson llegaba a su fin 鈥”justo un minuto antes de que se levantase de la mesa y se tirase por la ventana que daba a Audley Street鈥”, lord Robertson sugiri贸 que las damas fueran a tomar un helado al sol谩rium del duque.


鈥”Creo que quiz谩 a lord Uchiha y a m铆 nos gustara disfrutar de un cigarro. 驴Le gustan los buenos cigarros, milord?


Sasuke ech贸 una ojeada a su padre, cuya expresi贸n era tan esperanzada que le dieron ganas de echarse a llorar. Volvi贸 la mirada hacia lord Robertson y sonri贸.


鈥”Gracias, milord, pero debo pedirle que me disculpe.


Nadie dijo nada durante un momento, hasta que Karin emiti贸 un peque帽o gemido de desesperaci贸n y el duque... bueno, la expresi贸n del duque se hizo tormentosa, adquiriendo un tono rojo muy desagradable.

鈥”Por favor, perd贸neme, pero tengo un compromiso ineludible 鈥”explic贸 casi con alegr铆a鈥”. Es un asunto del parlamento.


鈥”Uchiha... 鈥”empez贸 a decir su padre, pero Sasuke ya se estaba levantando de la silla.


鈥”Me olvid茅 por completo de dec铆rselo esta ma帽ana, se帽or铆a 鈥”dijo con tono amable y formal, y a帽adi贸, sonri茅ndole al anfitri贸n鈥”: 驴Me disculpa?


鈥”Desde luego 鈥”contest贸 Robertson con aspecto confundido.


Sasuke se acerc贸 r谩pidamente a lady Robertson y le bes贸 la mano.


鈥”Gracias por este encantador almuerzo, lady Robertson 鈥”dijo. Finalmente se volvi贸 hacia Karin鈥”. Lady Karin, he disfrutado mucho de su compa帽铆a. Me gustar铆a que volvi茅ramos a compartir un almuerzo en alguna ocasi贸n 鈥”a帽adi贸, llev谩ndose su mano a los labios, bes谩ndola en los nudillos y solt谩ndola r谩pidamente.


Karin mir贸 a su madre con ojos llenos de desolaci贸n, pero Sasuke camin贸 hasta la cabecera de la mesa, pasando por delante de una hilera de lacayos que, sin duda alguna, hab铆an sido colocados all铆 para impresionarlo, y estrech贸 la mano a un asombrado lord Robertson.


鈥”Gracias de nuevo, milord.


鈥”Pero yo pensaba... cre铆a que dispondr铆amos de toda la tarde 鈥”dijo sin energ铆a.


鈥”Otro d铆a, quiz谩 鈥”contest贸 Sasuke haciendo una profunda reverencia. Sin apenas mirar a su padre, a帽adi贸 antes de salir de la estancia鈥”: Se帽or铆a.


En ese momento no le importaba que el duque llevase a cabo sus amenazas; no pod铆a aguantar ni un segundo m谩s en aquel comedor. Si ten铆a que casarse, que as铆 fuera, pero jam谩s, bajo ninguna circunstancia, iba a hacerlo con lady Karin Robertson.


Se fue directamente a su club y envi贸 un recado a Uzumaki para que se reuniera con 茅l si pod铆a. Cuando 茅ste apareci贸 una hora m谩s tarde, Sasuke estaba inquieto, y en vista de que hac铆a un d铆a soleado y muy c谩lido, convenci贸 a su amigo para ir a cabalgar a Hyde Park.


Como era de esperar, le hizo un breve resumen del 煤ltimo altercado con su padre y de la comida que hab铆a echado a perder.


鈥”Parece realmente aburrido 鈥”estuvo de acuerdo Uzumaki鈥”. 驴Sigue amenazando con desheredarte?


Sasuke sonri贸 con iron铆a.


鈥”No s贸lo lo hace, sino que sospecho que, mientras nosotros estamos aqu铆 hablando, 茅l est谩 preparando la solicitud para que la firme el rey.


Naruto esboz贸 una sonrisa y lo mir贸.


鈥”驴Y si cumple con su amenaza? 驴Has pensado lo que vas a hacer?


Lo hab铆a hecho. No hab铆a dejado de darle vueltas, durante las largas noches de insomnio, mientras vagaba por los pasillos de Broderick Abbey. Pose铆a su propio t铆tulo y su propio esca帽o. De acuerdo, carec铆a de la fortuna de su padre, e iba a perder el sustancial estipendio que recib铆a como hijo del duque de Uchiha, pero estaba dispuesto a prescindir de 茅l.

Hab铆a estudiado agricultura y estaba lleno de ideas para mejorar sus propiedades. Adem谩s, lo que valoraba y quer铆a por encima de todo no era riqueza, sino libertad para ser 茅l mismo. No obstante, el duque hab铆a elevado las apuestas con su 煤ltima amenaza.


鈥”Lo he pensado 鈥”dijo simplemente.

Pens贸 en a帽adir algo m谩s, pero un sonido le hizo levantar la cabeza; no estaba seguro de si hab铆a sido una risa o una voz; pero su mirada fue a dar directamente con una mujer de pelo rosa y claros ojos verdes.


Har... Har... Haru-algo.


No recordaba su nombre pero s铆 a ella. Iba acompa帽ada de dos j贸venes que se le parec铆an, y las tres iban vestidas de luto.


鈥”驴C贸mo se llama? 鈥”pregunt贸 Sasuke, observando los vestidos negros鈥”. No recuerdo su nombre.


鈥”Haruno 鈥”indic贸 Uzumaki.


Haruno, desde luego. Lady Sakura Haruno.


鈥”驴Qui茅n ha muerto?


鈥”Su madre, lady Downey 鈥”contest贸 Naruto, mirando a Sasuke de reojo鈥”. Deber铆as prestar m谩s atenci贸n a los ecos de sociedad, Uchiha. De vez en cuando informan de algo interesante que no tiene nada que ver contigo.


鈥”Incre铆ble.


Naruto ri贸 en silencio y mir贸 otra vez a las tres j贸venes que caminaban hacia ellos.


鈥”He o铆do que lady Tsunade muri贸 de repente y sin haber hecho testamento. Por ley, la fortuna que aport贸 al matrimonio pas贸 a ser de lord Downey. Por desgracia, las tres j贸venes est谩n arruinadas, y lo 煤nico que les queda es una peque帽a dote para cada una. Es una verdadera pena porque, aunque parecen muy agradables, me temo que la falta de fortuna propia no va a ayudarlas a encontrar marido esta Temporada.


鈥”Quiz谩 鈥”dijo Sasuke, pensativo鈥”. Pero a algunos de nosotros, t煤 incluido, no nos importa ni un 谩pice el dinero 鈥”coment贸 echando un vistazo a su compa帽ero.


鈥”Ah, pero yo no tengo un padre que me obligue a casarme, ni una falta de fortuna que me obligue a contraer matrimonio por dinero, como probablemente har谩 Suigetzu alg煤n d铆a 鈥”indic贸, refiri茅ndose al hecho de que Suigetzu estaba empe帽ado hasta las cejas y dispon铆a de unos ingresos verdaderamente bajos鈥”. Dadas mis circunstancias, yo puedo permitirme el lujo de esperar hasta encontrar la esposa perfecta.


La esposa perfecta. Sasuke solt贸 un bufido. A su modo de ver, la esposa perfecta no ten铆a nada que ver con la riqueza. La esposa perfecta era una mujer atractiva, de buen car谩cter y apasionada en la cama.

Tendr铆a que proceder de una cuna lo suficientemente alta como para satisfacer a su padre, pero por Dios, sin tanto dinero como lady Karin; que casarse con ella no fuera como si se unieran dos naciones. Y, en caso de poder elegir, mejor hu茅rfana, para que no hubiese por medio unos padres sumamente aburridos, capaces de pasarse toda una hora hablando de las reparaciones en el ala este...


De pronto, se le ocurri贸 una extra帽a idea y volvi贸 a mirar a Sakura Haruno. Poco despu茅s, se baj贸 de un salto del caballo.


鈥”驴Adonde vas?鈥”le pregunt贸 Naruto.


鈥”Me parece que al maldito infierno 鈥”mascull贸 Sasuke, saliendo al paso de las j贸venes que caminaban por el sendero.

Sakura Haruno, inmersa en la conversaci贸n con sus compa帽eras, le ech贸 un breve vistazo, luego volvi贸 a mirarlo con un leve brillo de sorpresa en los ojos al reconocerle.

脡l record贸 al instante aquellos encantadores ojos verdes en circunstancias mucho m谩s 铆ntimas.


驴Hab铆a transcurrido casi un a帽o desde aquel apasionado y seductor beso en su carruaje?

No hab铆a sido algo impetuoso, como tantos otros antes, sino tan s贸lo un inofensivo coqueteo. Pero al verla ahora, contemplando el ligero rubor de sus mejillas, los claros ojos verdes y el pelo rosa que asomaba bajo el negro sombrero, record贸 que el beso se le hab铆a quedado grabado hasta el d铆a siguiente, porque ella hab铆a sido... deliciosamente ardiente.


Hizo una reverencia.

Ella parpade贸 y mir贸 a su alrededor con nerviosismo. 脡l enarc贸 una ceja mientras extend铆a una mano con el fin de tomar la suya. Sakura consigui贸 reaccionar y avanz贸 un paso para entreg谩rsela.


鈥”Buenas tardes, milord 鈥”lo salud贸 con una reverencia.


鈥”Es un placer volver a verla, lady Sakura 鈥”dijo Sasuke, notando que sus acompa帽antes la observaban llenas de asombro mientras 茅l se inclinaba sobre su mano.

A juzgar por c贸mo lo miraba, esperando que 茅l dijera c贸mo se hab铆an conocido, dedujo que no le hab铆a contado a nadie que hab铆an viajado juntos en su carruaje; un encuentro que en ese momento regresaba a su memoria.


Cuando le solt贸 la mano, Sakura le brind贸 una breve y nerviosa sonrisa.


鈥”Yo, eh... 驴me permite que le presente a mi hermana, Hinata y a mi prima, Ino? 鈥”pregunt贸 se帽alando alternativamente a cada una de ellas, sin dejar de mirarle.


Ambas hicieron una cort茅s reverencia, pero lo observaron con desconfianza.


鈥”Encantado 鈥”dijo 茅l, volvi茅ndose a Sakura鈥”. Lamento el fallecimiento de su madre.


鈥”隆Oh! 鈥”exclam贸 lady Sakura, agachando su encantadora cara鈥”. Gracias. Ya hace casi un a帽o que nos dej贸, pero todav铆a la echamos mucho de menos.


鈥”Lady Sakura 鈥”Naruto se hab铆a bajado del caballo y se acerc贸 a saludar鈥”, 驴c贸mo est谩 usted?


鈥”Lord Uzumaki 鈥”contest贸 ella con una c谩lida sonrisa鈥”, me alegro de volver a verle.


鈥”驴Lord Downey sigue en Francia? 鈥”pregunt贸 茅l鈥”. La 煤ltima vez que hablamos me dijo que cre铆a que volver铆a para la Temporada.


鈥”En estos momentos sigue all铆, pero esperamos que vuelva pronto.


Sin detenerse a pensarlo, y sin saber de qu茅 estaban hablando, Sasuke pregunt贸:


鈥”驴Asistir谩n a los acontecimientos de la Temporada?


Sakura Haruno parpade贸.


鈥”Estamos de luto.


鈥”Durante un mes m谩s 鈥”intervino su prima precipitadamente鈥”. Cuando dejemos el luto, estaremos encantadas de aceptar invitaciones.


Lady Sakura desvi贸 la mirada hacia su prima.


鈥”En ese caso, me encantar谩 verla de nuevo en una fiesta, lady Sakura 鈥”dijo Sasuke con una sonrisa鈥”. Recuerdo cu谩nto le gusta bailar.


Ella abri贸 ligeramente los ojos y luego los entrecerr贸.


鈥”As铆 es, milord, sobre todo el vals.


脡l estuvo a punto de echarse a re铆r.


鈥”En ese caso, 驴me permite el honor de reservarme uno desde ahora?


鈥”Es muy amable por su parte ped铆rmelo 鈥”contest贸 ella, curvando los labios en una encantadora sonrisa.


Por supuesto, 茅l entendi贸 que no estaba muy contenta con su petici贸n y sonri贸 divertido. Not贸 que era realmente hermosa. No se acordaba de que lo fuera tanto.

Las mejillas de lady Sakura se ti帽eron de un atractivo tono rosado ante su escrutinio y mir贸 el reloj que llevaba prendido en el pecho.


鈥”Tenemos que irnos. 鈥”Levant贸 la vista con los verdes ojos brillando de regocijo鈥”. 驴Nos disculpa?


鈥”Por supuesto 鈥”respondi贸 Sasuke, apart谩ndose para dejarlas pasar鈥”. Estoy impaciente por verla durante la Temporada, y por tener el baile que me ha prometido.


鈥”Buenos d铆as, milord 鈥”se despidi贸 ella, sonriendo con timidez. Mir贸 a Uzumaki y le dijo adi贸s con una reverencia, lo mismo que su hermana y su prima鈥”. Buenos d铆as.

鈥”Buenos d铆as, se帽oritas 鈥”contest贸 Naruto quit谩ndose el sombrero.

Sasuke y 茅l contemplaron a las tres j贸venes mientras ellas caminaban, con las cabezas juntas y cogidas del brazo.


Una inveros铆mil e inconcebible idea hab铆a empezado a rondar por el cerebro de Sasuke. Se le hab铆a ocurrido de repente y ahora se negaba a desaparecer. Como si le estuviera leyendo la mente, Naruto suspir贸 divertido.


鈥”Bueno 鈥”dijo mirando de reojo a su amigo鈥”, es hija de un conde; supongo que podr铆as haber escogido algo peor.


Sasuke sonri贸.


鈥”驴Has pensado lo que va a hacer cierta viuda? 鈥”le pregunt贸 entonces Naruto.


鈥”No he pensado en nada 鈥”contest贸 con sinceridad. Pero mientras admiraba el trasero de lady Sakura, le golpe贸 la sensaci贸n de haber sido hechizado, igual que le hab铆a sucedido cuando la conoci贸. Mir贸 a Naruto y parpade贸鈥”. Miranda... 鈥”Movi贸 la cabeza y sujet贸 a su caballo鈥”. Tengo que hablar con ella.
Cap铆tulo 5 por Candy-Uchiha
Notas de autor:
Esta historia ni sus personajes no me pertenecen, es una adaptaci贸n de la autora Julia London... Los personajes le pertenecen a M. Kishimoto. Yo solo la adapt贸 para compartirla con todos ustedes.
CAP脥TULO 5



鈥“驴Pero 驴cu谩ndo lo conociste? 鈥”quiso saber Hinata por en茅sima vez desde que llegaron a su casa el d铆a anterior鈥”. No recuerdo que nos lo presentaran.


鈥”驴No? Supongo que fue antes de que falleciera mam谩 鈥”explic贸 Sakura, con la mente puesta en algo m谩s urgente, mientras se vest铆a para salir.


鈥”No, no lo recuerdo 鈥”insisti贸 Hinata鈥”. Estoy segura de que me acordar铆a de 茅l. 驴Y por qu茅 te pidi贸 que le reservaras un baile? No te relacionas con nadie y, aunque lo hicieras, 茅l rara vez asiste a las fiestas. No lo entiendo.


鈥”No hay nada que entender 鈥”contest贸 Sakura鈥”, s贸lo estaba siendo amable. Y, adem谩s, tenemos cosas mucho m谩s importantes en las que pensar.


鈥”Puede que t煤 las tengas, pero yo siento mucha curiosidad 鈥”dijo Hinata, levantando la vista de su costura鈥”. Daba la impresi贸n de que te conoc铆a.


鈥”隆Por Dios! 驴Quieres, por favor, pensar en otra cosa? 鈥”exclam贸 Sakura鈥”. Piensa en un mayordomo; si vamos a entrar de nuevo en sociedad, tenemos que tener uno.


Nadie discuti贸, todas eran muy conscientes de que cualquier casa elegante de Mayfair ten铆a un ej茅rcito de criados y, en caso de no tenerlos, era obvio que los due帽os estaban arruinados. Y si los desdichados habitantes de dicha casa carec铆an de fortuna, tampoco ten铆an ninguna perspectiva social.


De hecho, varios meses antes hab铆an llegado a estar en una situaci贸n desesperada que exigi贸 de ellas que hicieran algo inconcebible. No obstante, Sakura y Ino empezaron a llevar criados a la casa poco a poco. Se unieron a la Sociedad Ben茅fica de las Damas, su 煤nico alivio durante los dif铆ciles meses del duelo, soportando la vigilancia de Lucy Pennebacker.

Esta nunca se separaba de su lado, cerni茅ndose sobre ellas como un buitre y tom谩ndose muy a pecho su misi贸n de vigilarlas; estaba completamente decidida a custodiarlas, a ellas y su virtud.


S贸lo sal铆an para hacer labores de caridad, y ni siquiera Lucy pod铆a oponerse a eso. La sociedad estaba formada por un grupo de mujeres que, bajo los auspicios de la parroquia de St. George, ten铆an la misi贸n de ayudar a aquellos que eran m谩s desafortunados que ellas.

Se reun铆an todas las semanas en un peque帽o asilo de la parroquia, donde llevaban fruta y dulces para las pobres almas que hab铆an llegado all铆, un lugar que las damas estaban convencidas era un antro de corrupci贸n. A cambio, invitaban a los asistentes a escuchar la lectura de vers铆culos escogidos de la Biblia y, al acabar, afirmaban que se hab铆an dedicado a motivarlos para que llevasen una vida decente y piadosa.


Tsunade sol铆a decir, riendo, que eso era lo menos que las buenas mujeres pod铆an pedir, ya que ellas mismas llevaban una vida incre铆blemente libre de pecado y de pobreza.


Los miembros de la Sociedad Ben茅fica de las Damas estuvieron encantados de contar con Sakura y con Ino, y les hablaron con cari帽o de lady Tsunade y de su maravilloso sentido de la caridad. Eso era algo que las j贸venes desconoc铆an de su madre. La verdad es que Sakura siempre crey贸 que era miembro de un club social.


En el asilo de la parroquia 鈥”que, por extra帽o que pareciera, estaba situado detr谩s de los establos p煤blicos de Portland Street, cerca de la elegante Regent Street鈥”, Sakura y Ino repart铆an la fruta a los residentes, le铆an en voz alta los vers铆culos de la Biblia y observaban con disimulo a los asistentes cuando no fing铆an estar rezando.


Despu茅s de varias visitas, lograron convencer a varios de ellos, seleccionados con mucho cuidado, para que fueran a la casa de Downey, en Clifford Street, donde les dar铆an comida y refugio a cambio de sus servicios.


Sin embargo, la falta de un salario hac铆a que la oferta fuera muy poco atractiva, incluso para el m谩s m铆sero de los habitantes del asilo. Sakura y Ino consiguieron convencer solamente a tres y, as铆, Sally Pierce, una ramera reformada, se convirti贸 en su doncella.


鈥”驴Y qu茅 pasar谩 si no est谩 reformada del todo? 鈥”pregunt贸 Hinata preocupada la noche en que Sally empez贸 a trabajar.


鈥”Esperemos que lo est茅, querida, porque de no ser as铆 estaremos todas perdidas 鈥”susurr贸 Sakura.


Tambi茅n lograron contratar a William y a su hijo, Samuel; ambos hab铆an resultado heridos en un terrible accidente de coche.

El padre perdi贸 una pierna y por lo tanto no pudo continuar con su trabajo, que consist铆a en encender las farolas. Su hijo, un aprendiz, se hab铆a destrozado un brazo, que ahora le colgaba formando un extra帽o 谩ngulo sobre el lado izquierdo. Pero entre los dos lograban formar un lacayo bastante aceptable.


Sin embargo, las Haruno no contaban con los servicios de un mayordomo, y Sakura no pod铆a imaginar nada peor que alguien llamara a la puerta y lo recibiera Lucille Pennebacker.

Estaba decidida a conseguir como fuera un mayordomo adecuado de entre el mont贸n de pobres del asilo, para poder instruir al afortunado sobre sus funciones antes de que ellas volvieran a entrar en sociedad.
Se dispon铆a a hacer exactamente eso cuando Ino se levant贸.


鈥”Sakura, antes de que te vayas tengo que deciros algo.

Tanto Sakura como Hinata, que estaba cosiendo el dobladillo de un vestido 鈥”los modificaban para que parecieran nuevos鈥”, se volvieron para mirarla.


鈥”He estado pensando mucho en nuestra situaci贸n y... bueno, all谩 va: tengo un t铆o por parte de padre a quien me parece que fue a parar toda la fortuna cuando mi padre muri贸 鈥”les inform贸 cogi茅ndose las manos鈥”. Puede que ese t铆o pueda ayudarnos, porque si no me equivoco, no hay ning煤n var贸n a quien pueda legar su fortuna. Hay bastantes posibilidades de que yo sea la 煤nica heredera. Por lo tanto, le he escrito para solicitar una entrevista, y tengo la intenci贸n de pedirle que me anticipe algo de la herencia. Una anualidad o algo as铆, que nos ayude a independizarnos. 驴Qu茅 os parece?


鈥”隆Es una idea maravillosa! 鈥”exclam贸 Hinata en el preciso instante en que Lucy llegaba a toda prisa, cargada de ropa reci茅n lavada y planchada.


鈥”驴Y d贸nde est谩? Supongo que en Berkeley Square; all铆 hay un mont贸n de gente mayor trabajando.


鈥”驴Qui茅n est谩 en Berkeley Square? 鈥” pregunt贸 Lucy al instante.


鈥”驴Berkeley Square? 鈥”repiti贸 Ino con incredulidad, ignorando a Lucy鈥”. 隆Eso no est谩 ni a un kil贸metro de aqu铆, Hinata!
驴No creer谩s que si estuviera en Berkeley Square, no habr铆a ido a visitarle? No, no; est谩 en La Marca, boba.


鈥”驴La Marca? 鈥”exclam贸 Hinata, tomada por sorpresa鈥”. 隆Ino! 隆No puedes estar pensando en ir all铆! 隆Eso est谩 casi en Am茅rica!


鈥”No... est谩 en Gales 鈥”contest贸 Ino frunciendo el cejo鈥”. Hace tiempo que no le veo.


鈥”No le ves desde que ten铆as ocho a帽os, Ino 鈥”le record贸 Sakura mientras Lucy soltaba la ropa y miraba, boquiabierta, a Ino.


鈥”Pero no le he olvidado 鈥”a帽adi贸 Ino con rapidez鈥”. En realidad tengo muy buenos recuerdos y una carta con su direcci贸n entre las cosas de mi madre. Puedo hacerlo.


鈥”隆Santo Dios, lo dice en serio! 鈥”dijo Hinata horrorizada.


鈥”S贸lo estar茅 fuera unos meses 鈥”prosigui贸 Ino, obstinada鈥”. Puede que tres como mucho. 驴Cu谩nto puedo tardar en llegar a Gales y convencer a mi t铆o para que me adelante un poco de mi propia herencia? La verdad es que creo que ser谩 f谩cil.


鈥”驴F谩cil? 隆No seas rid铆cula! 鈥”grit贸 Sakura鈥”. 驴C贸mo piensas ir hasta all铆?


鈥”En diligencia... con la se帽ora Smithington. Le pidi贸 a lady Anko que le recomendara a una compa帽era de viaje adecuada, y lady Anko pens贸 en m铆.


鈥”隆Oh, estoy segura! 鈥”exclam贸 Sakura, exasperada.


La afici贸n de lady Anko a meterse en sus vidas no hab铆a disminuido un 谩pice despu茅s de la muerte de su madre.


鈥”Pero 隆est谩 muy lejos! 鈥”insisti贸 Hinata.


鈥”No seas tonta, ni帽a 鈥”la rega帽贸 Lucy鈥”. Deja que vaya si quiere. Es una adecuada compa帽era de viaje y ser谩 una boca menos que alimentar, 驴no?


鈥”隆Lucy! 鈥”se escandaliz贸 Hinata.


鈥”驴Qu茅? 驴Crees que es f谩cil, con la asignaci贸n de Egbert, alimentaros, a vosotras y a las molestas ratas del asilo?


鈥”Lucy, por favor 鈥”le pidi贸 Sakura irritada鈥”. La parroquia nos paga cinco libras por cada uno, por sacarlos del asilo de pobres, y aun as铆 s贸lo les permites comer patatas...


鈥”Supongo que deber铆a darles tu comida, 驴no? 鈥”contest贸 la mujer con la misma irritaci贸n鈥”. Dejad que se vaya 鈥”insisti贸鈥”. Cuando vuelva Egbert, todas vosotras os ir茅is 鈥”a帽adi贸 con tono amenazador; y, dando media vuelta, abandon贸 la estancia.


Sus palabras flotaron sobre ellas. Nadie dijo nada; intercambiaron sus miradas mientras la verdad de lo dicho por Lucy penetraba en sus mentes.


鈥”Me marchar茅 ma帽ana mismo 鈥”murmur贸 Ino鈥”. La se帽ora Smithington desea embarcar en Hertfordshire y viajar sin prisa hacia el oeste.


鈥”隆Oh, no! 鈥”exclam贸 Hinata dejando escapar una l谩grima鈥”. No voy a poder soportar tu ausencia.


鈥”Santo Dios 鈥”suspir贸 Sakura, extendiendo los brazos para abrazar a su hermana.

Ino se uni贸 a ellas y las tres permanecieron abrazadas un rato, murmurando que volver铆an a reunirse y que, alg煤n d铆a, todo aquello les parecer铆a que hab铆a sido como una pesadilla.


Esa misma tarde, mientras Sakura cruzaba la ciudad en direcci贸n al asilo de la parroquia, luch贸 para aferrarse a la creencia de que todo era s贸lo algo pasajero, que quiz谩 un d铆a no muy lejano sus vidas volver铆an a ser como siempre hab铆an sido. Ten铆a que creerlo, porque era su 煤nica esperanza.


Y, adem谩s, se le hab铆a ocurrido otra idea, algo que llevaba varias semanas meditando.


Era imposible que alguien entendiera el peso de la responsabilidad que sent铆a junto con la desolaci贸n por la p茅rdida de su madre, pero era muy consciente de que, al ser la mayor, era ella quien deb铆a cuidar de Hinata y de Ino.

No se sent铆a en absoluto preparada para hacerlo, lo que la preocupaba mucho; estaba convencida de que Lucy ten铆a raz贸n, y de que su padrastro deseaba librarse de las tres r谩pidamente. Y lo peor de todo era que, sin duda, ella ser铆a la primera en ser ofrecida en matrimonio.


Era inevitable. Hab铆a sido inevitable desde el momento de su nacimiento. Pero en una de sus frecuentes noches de insomnio, se le ocurri贸 que si el matrimonio era ineludible, entonces, 驴no ser铆a m谩s inteligente por su parte aprovechar la ausencia de su padrastro y forjar su propio destino?


En otras palabras, si se aseguraba de recibir una proposici贸n apropiada por su cuenta, antes de que su padrastro le presentara a alguien, podr铆a encargarse de Ino y de Hinata, y de ese modo impedir que sufrieran el mismo destino que ella: casarse antes de estar preparadas para hacerlo.


La verdad era que no ten铆a ninguna otra opci贸n. Era una mujer. No pod铆a abrir un negocio y ganar un salario; o comprar un cargo en la Marina Real, o heredar las propiedades de su madre, o invertir las treinta libras que manten铆a ocultas en una caja de porcelana.


Pero 隆casarse! Le parec铆a algo desproporcionado.


隆Cu谩nto echaba de menos a su madre! Ella sabr铆a exactamente lo que hab铆a que hacer.

La vida hab铆a sido muy f谩cil y alegre cuando todav铆a viv铆a. Su madre disfrutaba la vida y le encantaba asistir a veladas y cenas; lo que m谩s le gustaba de todo era ir de compras por Bond Street para adquirir vestidos, complementos y muebles para la casa.


Siempre se re铆a encantada con las historias que le contaban ellas al volver de las fiestas a las que asist铆an, y les devolv铆a el favor cont谩ndoles las suyas.


Hab铆a sido una buena madre para ellas. Se hizo cargo de Ino cuando 茅sta ten铆a ocho a帽os y, mientras el padre de Sakura viv铆a, resid铆an todos juntos en Bingley Hall.


Durante el verano, las muchachas jugaban en los prados rodeadas de caballos pastando y flores silvestres. En los fr铆os inviernos, su madre organizaba juegos para entretenerlas, y bailaban y cantaban para su padre, el cual siempre aplaud铆a entusiasmado todas y cada una de las funciones.

Si hac铆an las tareas escolares, se las recompensaba con una excursi贸n a los armarios de su madre, para que jugaran entre su enorme cantidad de vestidos, sombreros y zapatos.


鈥”Preocupaos de vuestros modales y de ser unas perfectas damitas, y alg煤n d铆a tendr茅is un mont贸n de vestidos como 茅ste 鈥”les dec铆a, mostr谩ndoles la 煤ltima moda reci茅n llegada de Londres.


鈥”Yo me har茅 los m铆os 鈥”insist铆a Hinata. Incluso a los seis a帽os ya sent铆a pasi贸n por la costura.


鈥”驴Asistiremos a bailes? 鈥”preguntaba la peque帽a y gordita Ino; y su madre la cog铆a de las manos y la hac铆a girar, respondiendo con voz de falsete:


鈥”隆Asistir茅is a bailes, veladas y reuniones, claro que s铆! 隆Ser茅is la sensaci贸n de Londres, queridas, y todos los hombres desear谩n casarse con vosotras!


Pero luego se pon铆a seria y se arrodillaba para poder mirarlas a los ojos.


鈥”Pero ten茅is que prometerme que no ser茅is tan tontas como para enamoraros, porque el matrimonio es una mezcla de fortuna y conveniencia. El amor llega despu茅s 鈥”a帽ad铆a, gui帽ando un ojo.


Por supuesto, todas lo prometieron obedientemente, pero Sakura nunca lleg贸 a entender del todo el razonamiento de su madre. Cre铆a que amaba de verdad a su padre; los d铆as en Bingley Hall fueron felices.

Estaba segura de que a Tsunade le tra铆a sin cuidado la fortuna de su padre; sin embargo, no abrigaba demasiadas ilusiones sobre el segundo matrimonio de su madre. Quiz谩 hubiera algo de afecto entre lord Downey y ella, pero 驴amor? 驴Un amor capaz de parar el coraz贸n? En absoluto.


Hasta que no fue presentada en sociedad, no entendi贸 lo que hab铆a querido decirles; varias debutantes se casaron con hombres de igual fortuna, estatus y disposici贸n que ellas. S贸lo recordaba a dos que supuestamente se hab铆an casado por amor; en ese caso, su estatus social no se hab铆a visto incrementado, m谩s bien hab铆a sucedido lo contrario.


Pero 驴tan terrible era eso? 驴Era el nivel social m谩s importante que el amor? Sakura no pod铆a por menos que preguntarse si la vida de cualquier persona no mejorar铆a dr谩sticamente con un poco de afecto genuino hacia su pareja, con independencia de su dinero.


Su confusi贸n sobre tal asunto era uno de los motivos por los que nunca se hab铆a decidido por ning煤n pretendiente en especial.


Ahora se arrepent铆a de su despreocupaci贸n. Casi pod铆a o铆r a su madre diciendo: 芦Ahora es un asunto de conveniencia, querida. Ya es hora de que tengas un marido y la seguridad de su fortuna禄.


Bien, de acuerdo, se casar铆a, pero no con sir Ch玫ji. Hab铆a decidido atrapar a alguien m谩s acorde con sus gustos, y ten铆a en mente a uno mucho m谩s atractivo y peligroso: lord Uchiha.


Desde que experiment贸 aquel beso il铆cito que todav铆a recordaba con gran claridad, era incapaz de pensar en nadie m谩s. Si ten铆a que casarse, le gustar铆a conocer m谩s besos de ese tipo; y m谩s cosas a煤n. Y si ten铆a que casarse por conveniencia y por dinero, 驴qu茅 mejor fortuna que la de un hombre que un d铆a se convertir铆a en duque?


Llevaba mucho tiempo d谩ndole vueltas, y hab铆a llegado a la conclusi贸n de que no ten铆a nada que perder intentando conseguir que 茅l pidiera su mano. Su 煤nico dilema era saber c贸mo hab铆a que actuar cuando se iba a la caza de un duque.
Cap铆tulo 6 por Candy-Uchiha
Notas de autor:
Esta historia ni sus personajes no me pertenecen, es una adaptaci贸n de la autora Julia London... Los personajes le pertenecen a M. Kishimoto. Yo solo la adapt贸 para compartirla con todos ustedes.
CAP脥TULO 6


Una semana m谩s tarde, Sakura ten铆a su mayordomo. El se帽or Morris era un antiguo ayudante de joyer铆a que hab铆a sido despedido al empezar a perder la vista, ya que entonces no era capaz de ver las joyas en las que trabajaba y, al carecer de ingresos, hab铆a acabado en el asilo para pobres de la parroquia.


Acudi贸 a la casa de Clifford Street con bastante recelo. Al parecer, pensaba que el hecho de no haber trabajado nunca como mayordomo pod铆a ser un obst谩culo para desempe帽ar el trabajo.


鈥”隆Claro que no! 鈥”le asegur贸 Sakura, a pesar de no saber a ciencia cierta cu谩les eran las obligaciones de un mayordomo鈥”. En realidad es muy sencillo. Lo que va a tener que hacer, sobre todo, es abrir y cerrar puertas.


Eso pareci贸 tranquilizarlo un poco, pero nada pudo apaciguar a Lucille Pennebacker.


鈥”隆脡l no sirve para mayordomo, como mucho servir铆a para lacayo y apesta a azufre y a huevos podridos!


鈥”Lucy, recuerda que estamos haciendo una buena acci贸n.


鈥”隆Una buena acci贸n! 鈥”escupi贸 la mujer鈥”. Est谩s tramando algo, Sakura Haruno. Espera a que Egbert se entere de esto. No va a consentir que un hombre que huele a azufre viva en su casa.


Sakura se imagin贸 que ten铆a raz贸n, pero de todas formas se dirigi贸 al asilo para tachar el nombre de Morris de la lista y recoger las cinco libras que la parroquia pagaba por conseguirle una casa.


No era la situaci贸n ideal, pero ten铆a la esperanza de poder ense帽arle a hacerlo bien. Estaba tan absorta pensando en sus cosas que no se dio cuenta de que tres caballeros sal铆an de un club en Regent Street, ni que uno de ellos se deten铆a para mirarla. Ella no le vio hasta que 茅l se alej贸 de sus amigos y empez贸 a caminar hacia ella.


鈥”隆Vamos, Uchiha! 鈥”grit贸 uno de esos hombres.


Sakura contuvo el aliento. Era 茅l. Ella se hab铆a pasado varias noches despierta, intentando encontrar el modo de entrar en el reservado c铆rculo social del marqu茅s y ahora no pod铆a creer que la oportunidad se le presentara as铆, de repente.

Sakura ya se hab铆a resignado a no intentar nada hasta que finalizara su per铆odo de luto, de modo que cuando Uchiha se le par贸 delante, no supo c贸mo reaccionar.


鈥”驴Lady Sakura? 鈥”pregunt贸 茅l mir谩ndola con curiosidad.


Tres a帽os de experiencia en los salones de baile de Mayfair acudieron en su ayuda.


鈥”隆Lord Uchiha! 鈥”exclam贸, a la vez que hac铆a una profunda reverencia, moviendo la cesta vac铆a en la que hab铆a llevado la fruta al asilo.


鈥”隆Uchiha! 鈥”exclam贸 riendo uno de sus amigos, a quien Sakura reconoci贸 como lord Uzumaki鈥”. 隆Vamos a llegar tarde!


El pareci贸 no o铆rlo.


鈥”驴Est谩 paseando sola? 鈥”pregunt贸 mirando atentamente detr谩s de ella鈥”. Est谩 bastante lejos de su casa para la hora que es, 驴no? 鈥”a帽adi贸 mientras sus dos amigos se encaminaban tambi茅n hacia ella.

鈥”Yo, ah... no, milord 鈥”respondi贸 Sakura mientras lord Hozuki y lord Uzumaki se reun铆an con ellos. Ahora eran tres hombres los que la miraban intrigados.


鈥”Vamos, Uchiha 鈥”intervino Hozuki con una sonrisa鈥”. Si llegamos tarde vas a hacer que cierta amiga se ponga celosa.


鈥”Hozuki, 驴no ves que tenemos delante a lady Sakura y su cesta? 鈥”pregunt贸 Uchiha se帽al谩ndola con un gesto grandilocuente.

Los tres miraron fijamente la cesta vac铆a que ella ya hab铆a olvidado que llevaba.


鈥”隆Oh! 鈥”exclam贸 ella mir谩ndola de reojo鈥”. Vengo del asilo de la parroquia.


鈥”隆Se帽or! 鈥”mascull贸 Hozuki.


鈥”De acuerdo ya has visto la cesta de la dama 鈥”dijo Uzumaki鈥”. Disc煤lpenos, lady Sakura, pero la verdad es que tenemos que irnos. Vamos a llegar con retraso a una cita muy importante.


Hozuki se ri贸.


鈥”No les haga caso, lady Sakura 鈥”apunt贸 Uchiha con una encantadora sonrisa鈥”, han bebido demasiado y han olvidado sus modales. 鈥”Lo expres贸 con una sonrisa tan natural y seductora que ella empez贸 a sentir calor con el vestido de cresp贸n negro.

鈥”Uf, no puedo esperar m谩s 鈥”indic贸 Uzumaki, poniendo una mano sobre el hombro de Uchiha鈥”. Tengo a alguien esper谩ndome 鈥”a帽adi贸 con un gui帽o.


鈥”Entonces idos 鈥”contest贸 Uchiha alej谩ndolos con un movimiento de mu帽eca鈥”. Yo os seguir茅 en seguida, pero antes me gustar铆a saber por qu茅 lady Sakura lleva esa enorme... cesta.


鈥”Como quieras 鈥”dijo Uzumaki.


鈥”Pero... pero yo cre铆a... 鈥”tartamude贸 Hozuki, sin embargo, Uzumaki le rode贸 el hombro con un brazo, lo alej贸 un poco y le dijo algo en voz baja.

Fuera lo que fuese, hizo que lord Hozuki levantara la cabeza para contemplar detenidamente a Sakura antes de sonre铆r de oreja a oreja.


鈥”Adi贸s, lady Sakura 鈥”se despidi贸 educadamente antes de echar a andar con Uzumaki, ri茅ndose de alg煤n chiste secreto.


Uchiha se coloc贸 las manos en la cintura, revelando su fuerte cuerpo vestido con unos ajustados pantalones grises, un chaleco a rayas y una elegante levita.


鈥”No les haga ni caso, milady 鈥”le aconsej贸 con despreocupaci贸n鈥”. En cambio usted me intriga mucho.


鈥”No hay nada de intrigante en m铆, milord 鈥”dijo ella, intentando con toda su fuerza de voluntad no fijarse en sus m煤sculos鈥”. Soy miembro de la Sociedad Ben茅fica de Damas. 驴La conoce?


鈥”Me temo que no 鈥”respondi贸 茅l con una radiante sonrisa.


鈥”Nos dedicamos a obras de caridad.


鈥”驴De qu茅 tipo?


鈥”驴De qu茅 tipo? 鈥”repiti贸 ella.


鈥”驴Qu茅 tipo de obras de caridad? 鈥”aclar贸 茅l mir谩ndola de arriba abajo.


Decididamente, aquel abrigo que llevaba le daba mucho calor.


鈥”Las habituales.


鈥”驴Por habituales quiere decir... comida para los ni帽os abandonados? 驴Cuidar a los enfermos? 鈥”Uchiha dej贸 de repasarla y le sonri贸, como si esa conversaci贸n le estuviera divirtiendo.


芦Buscar un mayordomo.禄


鈥”Esto... leer la Biblia a... 鈥”contest贸 ella concentrando toda su atenci贸n en alisar una arruga de la manga del vestido鈥”... a los, eh, pobres.


鈥”隆Aja! 鈥”exclam贸 茅l鈥”. 隆Un loable esfuerzo, estoy seguro!


驴Acaso su tono era de burla? Lo mir贸 de reojo. Estaba sonriendo abiertamente, y supuso que era por lo de leer la Biblia a los pobres. Aunque, 驴qu茅 ten铆a eso de divertido?


鈥”驴Se est谩... se est谩 burlando de m铆, milord?


鈥”En absoluto 鈥”contest贸 茅l de inmediato鈥”. Solo quer铆a elogiar su trabajo 鈥”a帽adi贸 ladeando la cabeza.


鈥”Es cierto, 驴sabe? 鈥”minti贸 indignada鈥”. Estoy haciendo una importante labor de caridad.


脡l sonri贸 de tal modo que Sakura tembl贸 de la cabeza a los pies.


鈥”As铆 que no es un acto aislado de caridad, sino toda una labor. Bravo, lady Sakura. 驴Y adonde se dirige ahora? 驴A repartir m谩s bondad? Debe permitirme el honor de acompa帽arla.


鈥”Gracias, pero no es necesario 鈥”respondi贸鈥”, sus amigos deben de estar esper谩ndole.


芦Sin mencionar a cierta amiga que podr铆a ponerse celosa. 隆Menudo sinverg眉enza!禄


鈥”驴Qu茅 amigos? 鈥”pregunt贸 茅l, y antes de que ella pudiera responder, a帽adi贸鈥”: Vamos, perm铆tame que la acompa帽e a casa.


La sola idea le puso los pelos de punta. El 煤ltimo lugar donde quer铆a ver a lord Uchiha era en la puerta de su casa, con el empleado de joyer铆a y Lucille compitiendo por abrirle. Se producir铆an las habituales presentaciones y Lucille le preguntar铆a qui茅n era, Uchiha seguro que mencionar铆a la falta de un mayordomo, a lo cual, Morris le corregir铆a diciendo que el mayordomo era 茅l. El resto era demasiado terrible para pensarlo siquiera.


鈥”No es necesario, de verdad, milord.


鈥”Puede que no sea necesario, pero ser谩 un placer para m铆, y adem谩s es mi deber. Est谩 anocheciendo, milady; no puedo permitir que vaya sola. 驴No sabe que por las noches estas calles est谩n llenas de maleantes? 鈥”pregunt贸 con un gui帽o.


Ella lo sab铆a perfectamente, y lo mir贸 desconfiada. 脡l se ri贸 y a ella se le eriz贸 el vello de la nuca, no por miedo, sino por la expectativa de algo delicioso.


鈥”Por favor, perm铆tame hacerlo, lady Sakura. No suelo tener la suerte de estar en contacto con tanta bondad 鈥”suplic贸 llev谩ndose una mano al coraz贸n.


Estaba coqueteando con ella. El marqu茅s Uchiha estaba realmente coqueteando con ella. Sakura sonri贸 de pronto.


鈥”Entonces de acuerdo, supongo que se puede considerar que estoy haciendo un poco de caridad cristiana, 驴no es cierto?


El se ri贸 鈥”una grave carcajada que arrug贸 las comisuras de sus ojos鈥”, y le ofreci贸 la mano.


鈥”Estoy en deuda con usted 鈥”dijo. Se帽al贸 la cesta鈥”. As铆 pues, 驴vamos a su casa?


鈥”Oh, no 鈥”respondi贸 ella con rapidez鈥”. Vamos a... la iglesia.


鈥”驴A la iglesia?


鈥”Est谩 justo ah铆 鈥”indic贸 ella con un gesto mientras le entregaba la cesta vac铆a.


鈥”Gracias, pero ya s茅 d贸nde est谩 la iglesia de St. George. Es s贸lo que me parece que es un poco tarde para encontrar a alguien all铆.


鈥”Au contraire, milord 鈥”dijo ella con coqueter铆a鈥”. Cualquier hora es buena para hacer caridad.


Apoy贸 la mano en el brazo que 茅l le ofrec铆a.
鈥”Entonces hay que elogiarla por su devoci贸n, lady Sakura.


Ella le mir贸 por el rabillo del ojo.


鈥”Parece usted sorprendido 鈥”coment贸 cuando echaron a andar.


鈥”Me sorprende un poco, porque no la he visto nunca en los servicios religiosos, y ser铆a de esperar que alguien tan piadoso asistiera con frecuencia.


鈥”驴No me ha visto? 鈥”pregunt贸 ella con ligereza a pesar de llevar bastante tiempo sin ir a la iglesia los domingos鈥”. Si se hubiera molestado en volver la cabeza y saludar a la gente, en vez de mirar al frente con tanta solemnidad, tal vez lo hubiera hecho.


鈥”Ah. Pero entonces me habr铆a perdido los sermones de nuestro vicario 鈥”rebati贸 茅l, cuyos ojos color negro se hab铆an oscurecido mas鈥”. Si la hubiera visto, lady Sakura, me habr铆a sentido tentado... muy tentado... de olvidarme por completo del buen vicario. Hasta el punto de que tendr铆a que rogarle que me salvara de mis inapropiados pensamientos 鈥”dijo recorri茅ndola de nuevo con la mirada鈥”. De hecho, creo que ahora mismo mis pensamientos me est谩n poniendo en peligro y necesitar铆a que el vicario acudiese a salvarme 鈥”a帽adi贸 suavemente bajando la mirada hacia sus ojos con una expresi贸n que pod铆a ser calificada de voraz.

A Sakura se le hizo un nudo en el est贸mago.


No era nueva en el arte del coqueteo; se ten铆a m谩s bien como una veterana, pero en los ojos de Uchiha hab铆a algo diferente, tan intenso que tuvo la sensaci贸n de estar ante 茅l completamente desnuda.


Hizo un esfuerzo para pensar con claridad.


鈥”驴De verdad necesita que le salven? 鈥”pregunt贸 con dulzura.


El esboz贸 una sonrisa.


鈥” Yo siempre necesito que me salven. 驴Acaso no lee usted los peri贸dicos?


Caminaba muy cerca de ella, con la cabeza ladeada en su direcci贸n, y ella no pudo evitar recordar por en茅sima vez aquel beso.


鈥”Por supuesto, milord 鈥”contest贸 despacio, llena de confusos pensamientos mientras examinaba los ojos color negro鈥”. Los leo de pasada, claro, mientras busco las noticias sobre el parlamento.


鈥”驴Caridad y ahora tambi茅n pol铆tica? 鈥”Se le curv贸 un lado de la boca y una sonrisa bailote贸 en sus ojos鈥”. A la mayor铆a de las damas parecen interesarles tan s贸lo el baile, la poes铆a y los rumores sobre qui茅n ha pedido la mano de qui茅n.


鈥”Le aseguro, se帽or, que a las mujeres nos interesan muchas cosas adem谩s del baile, la poes铆a y... los cotilleos.


鈥”Mi experiencia personal indica lo contrario. Muchos de los comentarios que me han hecho las mujeres me llevan a creer que piensan en poco m谩s que en vestidos, zapatos y en qu茅 caballero bail贸 con tal o cual dama m谩s de dos veces en el transcurso de una velada.

鈥”Oh 鈥”exclam贸 ella encogi茅ndose de hombros con despreocupaci贸n鈥”, no sabr铆a decirle; no puedo soportar los chismes de los salones de baile.

脡l se ri贸 quedamente.

鈥”Es usted un modelo de virtud, lady Sakura. Tal vez pueda participar en una subasta de caridad en beneficio del hospital. Les presto mi nombre y s茅 que necesitan voluntarios de buen coraz贸n. Apreciar铆a mucho su ayuda.


La sugerencia la sorprendi贸 y la llen贸 de alegr铆a. La idea de trabajar codo con codo con 茅l en un importante evento caritativo era demasiado buena como para ser cierta; era justo su oportunidad para conquistarle.


鈥”驴Puedo contar con usted? 鈥”pregunt贸 茅l鈥”. Va a ser un gran acontecimiento para el cual se va a pedir a un mont贸n de arist贸cratas que donen cosas a la subasta. Tendr谩 lugar en los jardines de Vauxhall, en junio, antes de que la mayor铆a huya al campo.


鈥”Me encantar铆a 鈥”contest贸 ella sincera鈥”. Todo sea por ayudar a una buena causa 鈥”a帽adi贸 pensando en sus propios intereses鈥”. Hemos llegado 鈥”indic贸, se帽alando con la cabeza el lugar donde estaba situada la iglesia.


脡l mir贸 a su alrededor con expresi贸n ligeramente confusa.


Sakura se ech贸 a re铆r.


鈥”La iglesia, milord. 驴Se ha olvidado de d贸nde est谩? 鈥”brome贸.


脡l sonri贸 y cogi贸 su mano.


鈥”Gracias por permitirme acompa帽arla 鈥”dijo con ojos brillantes mientras se llevaba la mano a la boca y presionaba los labios sobre sus nudillos enguantados.

Su mirada era intensa, sus labios calientes a trav茅s del guante, y una oleada de excitaci贸n subi贸 por su brazo arremolin谩ndose en su interior. 脡l levant贸 la cabeza sin dejar de mirarla a los ojos.


鈥”Gracias tambi茅n por aceptar ayudarme 鈥”a帽adi贸, girando con lentitud su mano para presionar los labios contra la palma de la misma鈥”. Pero sobre todo 鈥”casi susurr贸 acarici谩ndole el brazo鈥”, gracias por acceder a bailar conmigo la pr贸xima vez. 鈥”Se inclin贸 y la bes贸 en la mu帽eca, en la parte que quedaba expuesta entre el guante y la manga.


Ahora s铆 ten铆a calor de verdad.


鈥”驴Eso he hecho?


脡l sonri贸.


鈥”S铆, claro que s铆.


鈥”No lo recuerdo 鈥”contest贸 ella con un jadeo.


La sonrisa de 茅l se hizo m谩s amplia, y con la autoridad propia de un marqu茅s, susurr贸:

鈥”Lo har谩. 鈥”Y presion贸 de nuevo los labios sobre su piel.


Sakura contuvo el aliento. Los labios, c谩lidos y h煤medos, parecieron quemarla.

Sasuke levant贸 la cabeza y desliz贸 la mano por su brazo, entrelazando sus dedos con los de ella antes de soltarla.


鈥”驴Podr谩 llegar sin problemas desde aqu铆?

鈥”La iglesia est谩 s贸lo a un tiro de piedra, se帽or.


鈥”Entonces le deseo buenas noches, lady Sakura. Procure no dejar at贸nita a toda la ciudad con su virtud 鈥”a帽adi贸 gui帽ando un ojo y le entreg贸 la cesta vac铆a.

Se alej贸 un poco y luego se detuvo para volverse a mirarla antes de desaparecer con paso r谩pido en direcci贸n contraria.

Sakura juguete贸 nerviosa con la cesta y su peque帽o bolso mientras lo observaba disimuladamente hasta que desapareci贸 al doblar una esquina.

Entonces se dio media vuelta y ech贸 a andar tras 茅l, con paso ligero y la mano todav铆a hormigueante a causa de sus besos; girando a la derecha cuando 茅l lo hac铆a a la izquierda.


驴Era posible?, se pregunt贸 aturdida. 驴Podr铆a ella atraer a un hombre como Uchiha y alejarlo de una mujer como lady Waterstone? 驴Conseguir铆a que el muy deseado y soltero marqu茅s le propusiera matrimonio? 驴Y por qu茅 no?, se respondi贸 a s铆 misma. Y con una alegre sonrisa, aceler贸 el paso.


A la ma帽ana siguiente, Sasuke se encontraba solo en su estudio, sosteniendo en las manos una carta que acababa de recibir de su mayordomo en Broderick Abbey. El contenido de la misiva lo irrit贸 y le hizo volver a pensar en Sakura Haruno.


Era evidente que su padre estaba decidido a llevar a cabo su amenaza, y con esa espada de Damocles sobre la cabeza, asumi贸 que el 煤nico modo de salvarse era cas谩ndose. Sin embargo, por m谩s que el duque insistiera, no pensaba hacerlo con lady Karin, sino con alguien vibrante con quien, por lo menos, pudiera disfrutar dej谩ndola embarazada.


Y ten铆a decidido que ese alguien iba a ser lady Sakura. Era la esposa perfecta. Ten铆a el linaje apropiado aunque carec铆a de padres y de dinero propio, por lo tanto necesitaba a alguien que lo tuviera. Era estimulante, alegre y lo bastante hermosa. Podr铆a cumplir su deber con ella y luego continuar con su vida, evitando cualquier obligaci贸n o compromiso familiar desagradable.


Con esa decisi贸n en mente se meti贸 en el bolsillo la carta de Broderick Abbey y cogi贸 una pluma. En un sobre con el blas贸n familiar y su nombre grabado 鈥”EL HONORABLE MARQU脡S DE MIDDLETON鈥”escribi贸:


Estimada lady Sakura:


Gracias por permitir que la acompa帽ara a la iglesia. Saber de su dedicaci贸n a leer la Biblia a los pobres me result贸 tan agradable como edificante. Me alegra que, a pesar del trabajo que tiene en la parroquia, haya sido capaz de encontrar tiempo para ayudarnos en la subasta para el hospital. Sus esfuerzos son siempre apreciados, milady, pero faltar铆a a mi deber si no le advirtiera que la iglesia de St. George est谩 en Maddox Street y no en Burgh Street, como al parecer usted cree.
Sinceramente suyo,


U.


Satisfecho, Sasuke tir贸 de la campanilla para llamar a un lacayo. Cuando 茅ste apareci贸, le alarg贸 la nota.


鈥”Entrega esto inmediatamente junto con las mejores rosas que encuentres en el invernadero 鈥”le orden贸.


Cuando el hombre se fue, Sasuke se recost贸 en la silla y se llev贸 la mano al bolsillo que conten铆a la carta de Broderick Abbey.
Cap铆tulo 7 por Candy-Uchiha
Notas de autor:
Esta historia ni sus personajes no me pertenecen, es una adaptaci贸n de la autora Julia London... Los personajes le pertenecen a M. Kishimoto. Yo solo la adapt贸 para compartirla con todos ustedes.
CAP脥TULO 7


Esa misma tarde, Sakura y Hinata tuvieron que soportar otra de las visitas de lady Anko, quien hab铆a convertido en obligaci贸n propia velar por ellas al menos una vez a la semana, cuando no m谩s a menudo.


Estaba sentada en una silla acolchada, bebi茅ndose el t茅 que Lucy hab铆a preparado.
鈥”Os queda una semana de luto 鈥”observ贸 cuando Sakura coment贸 que se alegrar铆a de guardar los vestidos negros鈥”. S茅 que dese谩is volver a la sociedad cuanto antes, pero debo informaros de que deb茅is guardar un per铆odo de semiluto, de al menos unos tres meses. 鈥”Dej贸 a un lado la taza de t茅, uni贸 las manos en el regazo y les dirigi贸 una mirada significativa.


鈥”驴Medio luto? 鈥”pregunt贸 Hinata intercambiando una mirada de inquietud con Sakura鈥”. 驴Es necesario? Llevamos todo un a帽o de luto riguroso.


鈥”Lo s茅 鈥”contest贸 lady Anko removi茅ndose en el asiento鈥”, pero honrar铆ais la memoria de vuestra madre si siguierais con un medio luto durante alg煤n tiempo. Es lo m谩s apropiado.


鈥”Pero... 驴es obligatorio? 鈥”quiso saber Sakura con precauci贸n.


鈥”No del todo 鈥”respondi贸 lady Anko arrugando la nariz鈥”, aunque seguro que todos tendr铆an mejor opini贸n de vosotras si lo hicierais. Mi consejo es que lo llev茅is durante tres meses. Y no pong谩is esa cara de mal humor, con el medio luto pod茅is salir de casa.


鈥”Pero no podemos ir a fiestas 鈥”indic贸 Sakura.


鈥”隆Claro que no! 驴Qui茅n es capaz de bailar cuando su querida madre ha fallecido?


鈥”Le ruego que me disculpe, milady 鈥”intervino Lucy鈥”. No soy qui茅n para discrepar de lo que es o no apropiado, pero creo que deber铆a permit铆rseles relacionarse con la sociedad.


Sakura y Hinata intercambiaron una cautelosa mirada. Si hab铆a alguien en el mundo m谩s r铆gido a煤n con las normas de sociedad que lady Anko, 茅sa era Lucille Pennebacker.


Incluso lady Anko pareci贸 sorprendida.


鈥”En el lugar donde usted vive, tal vez sea costumbre volver a entrar en sociedad tras un a帽o de luto, se帽orita Pennebacker 鈥”respondi贸 con autoridad, movi茅ndose otra vez en el asiento鈥”, pero me atrever铆a a decir que estoy mejor preparada que usted para saber lo que se considera apropiado aqu铆, en Londres.


鈥”Quiz谩 鈥”replic贸 Lucy arrugando tambi茅n la nariz鈥”, pero el padrastro de las chicas regresar谩 en abril y me parece que no va a consentir que el luto se alargue. Estas muchachas deber铆an estar casadas hace mucho tiempo, a pesar del fallecimiento de su querida madre.


鈥”Oh, Lucy, por favor... 鈥”empez贸 a decir Sakura.


鈥”Se帽orita Pennebacker 鈥”interrumpi贸 lady Anko鈥”, le aseguro que en cuanto yo tenga la oportunidad de hablar con lord Downey, no se le ocurrir谩 forzarlas a casarse antes de que termine el per铆odo de duelo.


鈥”Hable con 茅l si quiere 鈥”advirti贸 Lucy, recogiendo el servicio de t茅鈥”, pero creo que conozco muy bien a mi hermano. 驴Me disculpa?


鈥”Por supuesto 鈥”contest贸 lady Anko con una sonrisa que m谩s bien parec铆a una mueca.


Cuando Lucy hubo salido de la estancia, lady Anko mene贸 la cabeza.


鈥”Es la mujer m谩s desagradable que he tenido la desgracia de conocer. Supongo que es la responsable de haber contratado a ese est煤pido de Morris. 驴Sab茅is que me ha tenido esperando en la entrada mientras anunciaba mi visita?


鈥”Hablar茅 con 茅l de inmediato 鈥”la tranquiliz贸 Sakura.


Lady Anko suspir贸 mientras se levantaba.


鈥”Podr铆ais sugerirle a lord Downey que se ocupe de tapizar los muebles de Tsunade cuando regrese. Necesitan un arreglo. Bueno, queridas, tengo que irme. 驴Os mando una modista para que os tome medida para los vestidos de medio luto?


鈥”No hace falta 鈥”dijo Hinata r谩pidamente鈥”, me encargar茅 yo misma.


鈥”Vamos, Hinata 鈥”la reconvino lady Anko mientras se dirig铆a hacia la puerta tan despacio como una barcaza鈥”, no deber铆as coser tanto o de lo contrario te quedar谩n marcas en los dedos. A los caballeros no les gusta que las manos de las damas muestren se帽ales de trabajo.


鈥”S铆, milady 鈥”asinti贸 Hinata muy educada.

Sakura y ella se inclinaron en id茅nticas reverencias mientras lady Anko les deseaba que tuvieran buen d铆a y promet铆a volver a visitarlas a la semana siguiente.


鈥”Esperaremos su visita con impaciencia 鈥”minti贸 descaradamente Sakura.


Cuando la puerta se cerr贸 tras ella, Sakura gimi贸 exasperada mientras Hinata se precipitaba hacia la silla en la cual hab铆a estado sentada lady Anko y levantaba el coj铆n.


鈥”隆Dios m铆o! 鈥”suspir贸, sacando un arrugado vestido de lino de debajo.


鈥”驴Qu茅 es eso? 鈥”pregunt贸 Sakura.


鈥”Una especie de prueba 鈥”contest贸 su hermana con desaliento.

Dej贸 caer el vestido y se dirigi贸 a las ventanas que daban al patio, meti贸 una mano por detr谩s de las pesadas cortinas y sac贸 una cesta rebosante de telas.


Cercano ya el final del luto, Hinata hab铆a estado arreglando los vestidos de su difunta madre para que les vinieran bien a Sakura y a ella. En algunos casos, incluso hab铆a combinado dos para convertirlos en uno.


鈥”驴Son vestidos? 鈥”pregunt贸 Sakura mientras Hinata cog铆a uno de seda verde que hab铆a combinado con otro de brocado dorado. Sakura se lo arrebat贸 de las manos y lo sujet贸 contra su cuerpo鈥”. 驴Qu茅 demonios vas a hacer con tantos? Hay m谩s de los que podr铆amos ponernos en una sola Temporada.


Hinata se encogi贸 de hombros.


鈥”Coser me consuela 鈥”musit贸 alej谩ndose.


Sakura la crey贸, pero al mismo tiempo ten铆a sus dudas, porque cuando Lucy o Sally entraban en sus habitaciones, Hinata escond铆a r谩pidamente el vestido en el que estuviera trabajando, debajo de la cama, tras un coj铆n, o, como en esa ocasi贸n, en una cesta detr谩s de las cortinas.


鈥”De acuerdo, 驴me lo vas a contar? 鈥”pidi贸 Sakura mirando a su hermana鈥”. 驴Qu茅 haces escondiendo vestidos?


鈥”No estoy haciendo nada, s贸lo coser 鈥”insisti贸 Hinata.


鈥”S铆, querida, eso ya lo veo, pero 驴por qu茅 los escondes?


Hinata la mir贸, se mordisque贸 el labio inferior un instante y luego ech贸 una ojeada a la puerta del sal贸n. Fue hacia all谩 a toda prisa, la cerr贸, coloc贸 una pesada otomana contra la misma y se desplom贸 en ella como si estuviera agotada.


鈥”驴En qu茅 andas metida? 鈥”quiso saber Sakura.


鈥”De acuerdo, te lo dir茅. 鈥”Levant贸 la barbilla鈥”. Creo que soy una buena modista.


鈥”隆Hinata, eres un genio! No hay m谩s que ver esto 鈥”exclam贸 Sakura volviendo a sujetar el vestido verde y dorado contra su cuerpo鈥”, siempre he acudido a ti para que mejoraras los vestidos de la modista y los hicieras m谩s favorecedores.


鈥”Exactamente, Sakura. Puedo hacerlo. Puedo hacer mis propias creaciones. Por lo tanto he decidido venderlas.


Sakura palideci贸.


鈥”驴Venderlas? 隆Oh, cari帽o, no puedes hacer eso! 驴D贸nde te los iban a comprar?


鈥”En Bond Street.


鈥”驴En Bond Street? 鈥”casi grit贸 Sakura鈥”. 驴Te has vuelto loca? 驴En una tienda? 驴Una tienda, Hinata? 隆No es posible que est茅s pensando en abrir un negocio despu茅s de todo lo que hemos hecho para mantener las apariencias! 隆Si abres una tienda seremos relegadas a lo m谩s bajo de la sociedad, nadie va a tolerar a alguien que ha perdido su fortuna y abre un negocio! No 鈥”dijo con firmeza, moviendo la cabeza de un lado a otro y levantando una mano al tiempo que Hinata abr铆a la boca para argumentar鈥”. Tu idea es elogiable, pero inadmisible. 鈥”Y diciendo esto, solt贸 el vestido y se cruz贸 de brazos.


鈥”Si has terminado ya 鈥”dijo Hinata con un bufido鈥”, te dir茅 que no has escuchado todo mi plan. Nadie excepto t煤, y Ino, claro, sabr谩 que he estado haciendo vestidos para venderlos.


鈥”驴De verdad? 驴Y c贸mo te propones realizar esa proeza?


鈥”隆B煤rlate si quieres 鈥”solt贸 Hinata indignada鈥”, pero conozco algunas tiendas de Bond Street que estar铆an encantadas de vender vestidos tan elegantes! 鈥”Se levant贸 de repente鈥”. Imag铆natelo, Sakura: sup贸n que te pones ese vestido y entras en una tienda 鈥”dijo levantando el vestido verde y dorado que Sakura hab铆a dejado caer y acerc谩ndolo a su hermana鈥”.Despu茅s de recibir muchos elogios, que no dejar谩n de producirse porque es precioso y no porque yo lo diga, puedes mencionar de pasada que conoces a la muy poco sociable y muy exclusiva modista francesa que lo ha confeccionado.


Hinata empuj贸 el vestido hacia Sakura, oblig谩ndola a cogerlo para luego empezar a pasear con las manos cogidas a la espalda y el cejo fruncido.


鈥”Seguro que empieza a correr el rumor de que en Londres hay una nueva modista, muy exc茅ntrica, que se niega a dejarse ver. Que s贸lo crea vestidos para algunas personas. 鈥”Dej贸 de pasear un instante y mir贸 a Sakura鈥” Afirmar谩s que t煤 eres una de ellas. Dir谩s que si no llega a ser porque una buena amiga de nuestra querida y fallecida madre logr贸 convencerla, ella no se habr铆a apiadado de ti y por tanto no tendr铆as un vestido tan hermoso.


Sakura parpade贸 y baj贸 la mirada hacia el vestido.


鈥”驴No te das cuenta, Sakura? 鈥”prosigui贸 Hinata entusiasmada鈥”. 隆Fingir谩s ser la 煤nica intermediaria con esa modista! Sabes tan bien como yo que no existe ni una sola mujer en la alta sociedad que pueda resistirse a la 煤ltima moda. 隆Caer谩n en masa sobre la tienda para que les tomen medidas!


鈥”驴C贸mo vas a conseguir las medidas para confeccionar todos esos vestidos sin que te descubran?


鈥”La vendedora ser谩 quien tome las medidas. Tiene que ser nuestra c贸mplice involuntaria. Debes convencerla.


鈥”No s茅 鈥”dud贸 Sakura, pero Hinata la agarr贸 con fuerza de los hombros y la sacudi贸 ligeramente.


鈥”隆Pi茅nsalo, Sakura! 隆Con el dinero que saquemos podremos seguir comprando nuestros vestidos en las mejores tiendas de Bond Street y nadie que nos vea sospechar谩 que somos quienes estamos detr谩s de la confecci贸n de los otros. 鈥”Y sonri贸 feliz, convencida de lo maravilloso de su plan.


Ava estuvo largo rato reflexionando sin decir nada, mientras Hinata la miraba con inquietud. Ten铆a que reconocer que la idea de Hinata le gustaba, sobre todo la parte de comprar sus vestidos en Bond Street. Por fin, movi贸 la cabeza y dijo con incredulidad:


鈥”Maldita sea, no encuentro ning煤n fallo, Hinata.


Su hermana grit贸 de placer.


鈥”Espera a ver el vestido que estoy haciendo. Es exquisito...


鈥”Pero 驴c贸mo voy a sacarlo de casa? 鈥”pregunt贸 Sakura鈥”. 驴No crees que levantar铆a unos cuantos comentarios cuando me vieran entrar en una tienda de Bond Street con un vestido de fiesta?


鈥”Seremos creativas. Coger谩s el vestido, entrar谩s en la tienda discretamente y te limitar谩s a explicar que quieres encargar vestidos como 茅se para cuando termine tu per铆odo de luto.


鈥”No s茅...


鈥”隆Tienes que hacerlo! La Temporada acaba de comenzar, y las tiendas empezar谩n a recibir encargos para las fiestas en cuanto se vaya acercando el buen tiempo. 隆Si no lo haces en los pr贸ximos quince d铆as, perderemos la oportunidad!


Sakura no tuvo posibilidad de responder porque se oyeron unos sonoros y un tanto vacilantes golpes en la puerta. Hinata y ella escondieron a toda prisa los vestidos en un remolino de seda y sat茅n. Sakura movi贸 la otomana con Hinata sentada en ella, y abri贸 con toda tranquilidad la puerta, para encontrarse con un enorme ramo de rosas tras el cual estaba Morris.


鈥”Disculpe, milady 鈥”dijo 茅ste casi oculto por el ramo鈥”. Han llegado estas flores.


鈥”隆Morris! 隆Entra, entra! 鈥”exclam贸 Sakura ayud谩ndole a llegar a una mesa.

Las flores eran preciosas; hab铆a por lo menos tres docenas metidas en un enorme florero de cristal que desprend铆an un delicioso aroma, y su color era como el de los rub铆es.


El hombre deposit贸 el florero sobre la mesa y luego se sec贸 la frente con la manga antes de entregarle a Sakura un mensaje.


鈥”Si me lo permite, milady... 驴Cuando un lacayo llama a la puerta, tiene que quedarse en el vest铆bulo o fuera?


鈥”Si espera respuesta, deber铆a estar dentro 鈥”contest贸 Sakura鈥”. 驴Hay un lacayo esperando contestaci贸n?


鈥”隆Oh, no! 鈥”respondi贸 Morris moviendo la cabeza de un lado a otro鈥”. Le dije que se fuera.


Sakura contuvo un gemido.


鈥”De acuerdo. Y la pr贸xima vez no dejes a una dama esperando en la entrada. Tienes que hacerla pasar.


脡l asinti贸 muy despacio, como si estuviera memorizando sus instrucciones.


鈥”Gracias, Morris.


脡ste hizo una reverencia, gir贸 bruscamente sobre sus talones como le hab铆a ense帽ado a hacer el se帽or Pell, y sali贸.


Hinata se levant贸 de un salto.


鈥”驴Qui茅n las manda? 鈥”pregunt贸 encantada鈥”. 隆Ino! Claro, tienen que ser de Ino.


Sakura abri贸 la nota, vio una elaborada U y sinti贸 que se le alegraba el coraz贸n. Le volvi贸 la espalda a Hinata y ley贸 r谩pidamente la nota. Solt贸 una carcajada y una enorme y brillante sonrisa ilumin贸 su cara. Su presentimiento era cierto: 隆la pretend铆a!


鈥”驴De qui茅n son? 鈥”quiso saber Hinata.


Sakura ech贸 un vistazo a su hermana, sostuvo la nota con timidez contra su pecho y se inclin贸 para aspirar el olor de las rosas.


鈥”Creo que son las rosas m谩s hermosas que he visto nunca.


鈥”驴De qui茅n son? 鈥”volvi贸 a preguntar Hinata poniendo los brazos en jarras.


鈥”Tenemos que decidir qu茅 vestidos puedes hacerme para cuando deje el luto la semana que viene.


Phoebe se qued贸 boquiabierta.


鈥”隆Lady Anko va a salirse de sus casillas!


鈥”No me importa 鈥”replic贸 Sakura volviendo a oler las rosas鈥”. Ya has o铆do a Lucy. No nos queda demasiado tiempo, Hinata. Hemos llorado a nuestra madre durante un a帽o entero y ya ha empezado la Temporada. Tenemos que volver a entrar en la sociedad antes de que lord Downey regrese.


鈥”No antes de que me entere de qui茅n... 鈥”Hinata le arrebat贸 la nota de la mano.


Sakura sonri贸 de oreja a oreja mientras su hermana la le铆a abriendo cada vez m谩s los ojos. Cuando termin贸, se volvi贸 de golpe y la mir贸 consternada.


鈥”隆Santo Dios!... Sakura, 驴qu茅 has hecho?


Esta se ri贸, recuperando el mensaje.


鈥”Nada... todav铆a 鈥”contest贸. Agarr贸 a Hinata de la mano y la oblig贸 a sentarse para cont谩rselo todo.


A la ma帽ana siguiente, ya hab铆an decidido lo que iban a hacer. En primer lugar, y ya que Sakura no ten铆a intenciones de salir del luto sin ir a la 煤ltima moda, consinti贸 en que Hinata la enviara a Bond Street con un vestido azul de sat茅n con bordados en oro y lavanda.


Hinata ten铆a raz贸n; la due帽a de la tienda se qued贸 admirada ante el vestido, adem谩s de por c贸mo le sentaba a Sakura. Fue exactamente como Hinata hab铆a predicho; lo elogi贸 tanto que le dio a Sakura la excusa para mencionar a la exclusiva modista que, por desgracia, de resultas de un accidente se hab铆a quedado desfigurada y sin una pierna.

A Hinata no le iba a gustar esa descripci贸n, pero fue la 煤nica raz贸n veros铆mil que se le ocurri贸 para explicar la renuencia de la modista a dejarse ver.


Cuando termin贸 de contar la rid铆cula historia, ten铆a un pedido de tres vestidos. Y ella pose铆a un precioso vestido para llevar al primer baile al que la invitaran.
Cap铆tulo 8 por Candy-Uchiha
Notas de autor:
Esta historia ni sus personajes no me pertenecen, es una adaptaci贸n de la autora Julia London... Los personajes le pertenecen a M. Kishimoto. Yo solo la adapt贸 para compartirla con todos ustedes.
CAP脥TULO 8


Mientras ten铆a lugar el muy esperado y magn铆fico baile que el duque de Clarence celebraba a mediados de la Temporada en St. James Place, lord Hozuki era despojado de una considerable suma jugando a las cartas en Brooks, un club de caballeros situado cerca de la entrada principal del baile.


Hozuki se enfureci贸 por haber perdido y acus贸 al ganador, sir William de Gosford, de haber hecho trampas. Sir William se tom贸 muy mal la acusaci贸n y se lanz贸 contra Hozuki por encima de la mesa. De no haber sido por lord Uchiha, que se meti贸 en medio sin vacilar, alguien hubiera resultado herido o incluso muerto.


Pero cuando los contendientes se encaminaron al baile, se corri贸 el rumor de que el arrugado pa帽uelo blanco de Uchiha y el ara帽azo que ten铆a en la mejilla eran el resultado de una pelea con su amante, lady Waterstone.


A pesar de todo, la err贸nea actitud de su amigo Hozuki y la consiguiente pelea no eran las culpables de la mirada irritada de Uchiha ni de la rigidez de su mand铆bula; la verdadera raz贸n era que su padre lo hab铆a manipulado una vez m谩s para mantenerlo alejado de Miranda y en compa帽铆a de lady Karin.


Sasuke s贸lo hab铆a aceptado asistir al baile porque era buen amigo del duque de Clarence y porque Miranda quer铆a ir al que se consideraba uno de los m谩s importantes acontecimientos sociales de la Temporada.

Para la celebraci贸n no se hab铆a reparado en gastos; centenares de lirios blancos en magn铆ficos floreros de porcelana adornaban las peque帽as consolas a lo largo de las paredes. Las velas lo iluminaban todo desde las diez ara帽as de cristal que colgaban sobre el sal贸n de baile; incontables candelabros de pared destellaban en los pasillos y otros tantos hac铆an lo propio en una docena o m谩s de salones.

El suelo de la sala de baile hab铆a sido pulido con cera para que sobre la superficie se deslizara mejor, y una orquesta de diez m煤sicos tocaba desde una galer铆a situada por encima de la pista de baile.


Una docena de estancias del palacio, decoradas con muebles franceses y rusos, estaban abiertas al enorme n煤mero de invitados, que llegaban a cuatrocientos seg煤n algunos e incluso a quinientos seg煤n otros.


Y en medio de la multitud, el duque de Uchiha, el padre de Sasuke, se mezcl贸 con el constante flujo de bailarines que hab铆a junto a Miranda y, acerc谩ndose a ella, le pidi贸 un baile que la joven de ning煤n modo pod铆a rechazar, por lo que, al instante, las lenguas empezaron a entrar en movimiento por todo el palacio.


Sasuke no supo de qu茅 hab铆an hablado Miranda y el duque, porque al finalizar el baile, su padre la escolt贸 al extremo opuesto del sal贸n, llev谩ndosela luego a una habitaci贸n contigua. Mientras tanto, lord Robertson se hab铆a acercado con lady Karin, quien permanec铆a de pie, como una ni帽a tonta, con las manos entrelazadas por delante y contemplando a los bailarines con expresi贸n melanc贸lica.


鈥”驴Cu谩l es la danza que m谩s le gusta, milord? 鈥”le pregunt贸 la muchacha a Sasuke despu茅s de un largo silencio.


脡l la mir贸 y trat贸 de imagin谩rsela como a su esposa.


鈥”Ninguna en especial.


Ella levant贸 su barbilla con algo de arrogancia, seg煤n le pareci贸 a 茅l.


鈥”A m铆 me encanta la cuadrilla.


En ese momento, las parejas estaban tomando posiciones precisamente para ese baile.


Sasuke contuvo un suspiro de aburrimiento y forz贸 una sonrisa cort茅s.


鈥”驴Quiere usted bailar, lady Karin?


A ella se le ilumin贸 la cara.


鈥”Encantada, milord.


Segu铆a radiante cuando la condujo a la pista de baile para ocupar sus puestos. Sin embargo, 茅l apenas lo not贸, ya que estaba mirando hacia la puerta por la que hab铆an desaparecido Miranda y su padre.


Pero cuando la m煤sica empez贸 a sonar, volvi贸 la mirada hacia Karin y se inclin贸, tal como le hab铆an ense帽ado a hacer desde peque帽o, y luego comenz贸 a seguir los pasos, tomando su mano, entrecruz谩ndose, cambiando de mano y volvi茅ndose a cruzar.

Un paso hacia adelante, otro hacia atr谩s, un giro a la derecha, mientras Karin hac铆a lo mismo, maniobra que dej贸 a Sasuke frente a la mujer de la pareja que formaba la otra mitad del cuadrado.


Sonri贸 sorprendido al ver a lady Sakura delante de 茅l.


Ella sonri贸 a su vez y 茅l tom贸 su mano.


鈥”Buenas noches, milord 鈥”lo salud贸 cuando se cruzaron.


鈥”Muy buenas en verdad 鈥”contest贸 茅l al volver a cruzarse.


Sakura volvi贸 a sonre铆r mientras se adelantaba, retroced铆a y giraba hacia la izquierda para coger la mano de su pareja, lord Angelsy. 隆Santo Dios, c贸mo no la hab铆a visto antes!

Estaba impresionante con aquel vestido azul de sat茅n, con exquisitos bordados, que se ce帽铆a a su cuerpo realz谩ndolo.

Llevaba el pelo sujeto con una hilera de perlas a juego con los pendientes y la gargantilla, y sus ojos, sus claros ojos verdes, parec铆an casi grises.


No sab铆a que ya hubiese dejado de llevar luto.


Sasuke volvi贸 a girar con Karin, quien dijo:


鈥”He disfrutado mucho trabajando en su subasta de caridad.


鈥”Me alegra mucho o铆rlo. 鈥”Sasuke hab铆a dejado la subasta en manos de su buena amiga lady Bellingham, y lo 煤nico que sab铆a de ella era por los informes que recib铆a de su secretario, el se帽or Bean鈥”. Tengo entendido que las cosas van bien 鈥”a帽adi贸, y volvi贸 a mirar a lady Sakura.

Solt贸 la mano de Karin, gir贸 a la izquierda, y qued贸 de nuevo frente a aqu茅lla. Cuando cogi贸 su mano dijo:


鈥”No sab铆a que hubiera salido del luto.


Ella no dijo nada, s贸lo se limit贸 a sonre铆r, con sus ojos verdosos brillando mientras evolucionaba siguiendo los pasos.


Sasuke volvi贸 a cogerla de la mano.


鈥”No habr谩 bailado el vals todav铆a, 驴verdad? 鈥”pregunt贸 cuando se cruzaron鈥”, porque me lo prometi贸 a m铆 鈥”le record贸 mientras avanzaban.


鈥”驴Ah, s铆? 鈥”inquiri贸 ella alegremente al tiempo que se separaban鈥”No lo recuerdo.


El le dirigi贸 una amplia sonrisa y gir贸 a la derecha para ir de nuevo al encuentro de Karin, quien coment贸:


鈥”Su se帽or铆a el duque ha dicho que habr谩 por lo menos cuatrocientas.


鈥”驴Perd贸n?


鈥”Cuatrocientas personas en la subasta el viernes 鈥”le aclar贸 mientras 茅l la soltaba y ella giraba a la derecha.


鈥”驴Tantas? 鈥”pregunt贸 茅l.


Gir贸 tambi茅n a la derecha quedando frente a lady Sakura, la cogi贸 de la mano y se la oprimi贸 bromeando.


鈥”Si le ha prometido el vals a otro, tendr茅 que luchar con 茅l por mis derechos 鈥”amenaz贸鈥”. Es m铆o, lo gan茅 en buena lid.

Ella se ri贸, mostrando sus blancos dientes entre sus rosados labios, gir贸 alrededor de 茅l y volvi贸 a tenderle la mano.


鈥”驴As铆 es como se hizo el ara帽azo en la mejilla? 驴Peleando por un vals?


脡l ri贸 por lo bajo, dio un paso adelante, otro atr谩s, y luego gir贸 a la izquierda, hacia una estoica Karin. Ella no dijo nada, tan s贸lo le lanz贸 una mirada asesina cuando 茅l tom贸 su mano. 驴Es que aquel baile no se iba a acabar nunca?


鈥”Debe disculparme, lady Karin, estoy concentrado intentando recordar los pasos.


Ella asinti贸 levemente con la cabeza al cruzarse con 茅l. Sasuke termin贸 el baile sin volver a hablar con lady Sakura, pero no pudo evitar o铆r su alegre risa por algo que dijo Angelsy. No ten铆a problema en imaginar que estaban flirteando; esa noche, ella estaba especialmente hermosa, y cualquier hombre con algo de cerebro pod铆a darse cuenta de que necesitaba casarse.


Por ese y por otros motivos m谩s importantes, no ten铆a tiempo que perder.
Cuando la danza termin贸, escolt贸 a Karin hasta el borde de la pista, y se disculp贸 mencionando algo relacionado con el juego.

Mientras cruzaba el sal贸n, fue escrutando entre los invitados intentando ver a lady Sakura, pero 茅sta hab铆a desaparecido de la vista. Se dio cuenta, con sorpresa, de que se sent铆a decepcionado.


Aquella mujer ten铆a algo que lo intrigaba.

Pero en aquellos momentos ten铆a que encontrar a Miranda y asegurarse de que su padre no la hab铆a alterado ni causado ning煤n da帽o.


Sakura encontr贸 a Hinata en compa帽铆a de lady Anko y sus dos amigas, lady Botswick y lady Hogan. Como era de esperar, la decisi贸n de las hermanas de volver a entrar en la sociedad, hab铆a molestado bastante a la mujer, e insisti贸 en acompa帽arlas al baile del duque de Clarence en cuanto recibieron la invitaci贸n.


鈥”Ah, hola 鈥”exclam贸 lady Hogan, extendiendo una mano hacia Sakura鈥”. 隆Qu茅 hermosa est谩s! 驴Ese vestido era de tu madre?


鈥”No, yo...


鈥”Hinata acaba de decirnos que vuestra prima Ino es la compa帽era de viaje de la se帽ora Smithington. 隆Qu茅 ocupaci贸n tan satisfactoria para ella!


鈥”S铆, creo que est谩 disfrutando mucho 鈥”respondi贸 Sakura.


鈥”Le comentaba a lady Anko que a lo mejor vosotras dos podr铆ais hacer lo mismo 鈥”intervino lady Botswick.


Sakura mir贸 a Hinata y luego a la dama.


鈥”驴Ser acompa帽antes de viaje?


鈥”S铆, claro 鈥”respondi贸 lady Botswick, asintiendo con la cabeza con tanta energ铆a que los rizos que le cubr铆an las orejas se movieron arriba y abajo鈥”, acompa帽antes o bien institutrices. 驴Hab茅is pensado en ser institutrices?


鈥”Yo... No, no lo hemos hecho 鈥”contest贸 Sakura鈥”. Nunca lo hemos pensado.


鈥”Ah, bueno 鈥”prosigui贸 lady Botswick, intercambiando una mirada con lady Anko鈥”, teniendo en cuenta vuestra situaci贸n, pensaba que tal vez se os hab铆a ocurrido.


鈥”驴Nuestra situaci贸n? 鈥”repiti贸 Sakura mirando a lady Anko.


Las mejillas de la mujer adquirieron un curioso tono rosado y Sakura comprendi贸 al instante que hab铆a traicionado su confianza y les hab铆a contado a sus amigas que carec铆an de dinero鈥”. No creo que podamos hacerlo 鈥”a帽adi贸, volviendo a centrar su atenci贸n en lady Botswick鈥”, Hinata y yo esperamos casarnos en breve.


Por alguna raz贸n, lady Hogan sonri贸, y lady Anko empez贸 a contemplarse con mucha atenci贸n los zapatos.


鈥”隆Ooh, estoy segura de que s铆! 鈥”convino lady Botswick, comprensiva.


Su tono condescendiente sac贸 a Sakura de sus casillas. Al parecer, tanto ella como lady Hogan, y seguro que el resto de la maldita aristocracia, daban por sentado que ni Hinata ni ella iban a poder casarse.


鈥”隆Qu茅 vestido tan hermoso! 鈥”exclam贸 lady Botswick, cambiando de tema鈥”. Creo que me gustar铆a beber una copa de vino. 驴Lady Hogan, le apetece otra?


鈥”Por supuesto.


Las dos damas se disculparon y se alejaron de all铆, dejando a las dos hermanas fulminando a lady Anko con la mirada.


鈥”驴Les ha contado nuestra situaci贸n? 鈥”pregunt贸 Sakura鈥”. 驴C贸mo ha sido capaz de hacerlo?


鈥”隆No he hecho nada parecido! 鈥”se defendi贸 lady Anko, pareciendo muy inc贸moda鈥”. Cuando el tema sali贸 a relucir, qued贸 claro que ya lo sab铆an. Soy culpable de no haberlo negado.


鈥”Lady Anko, de verdad... 鈥”suspir贸 Hinata.
鈥”No le pido que niegue lo que es cierto, lady Anko, pero esperaba que, siendo como era la mejor amiga de mi madre, no confirmara sus sospechas 鈥”la reprendi贸 Sakura.


Lady Anko parec铆a muy afligida y sujet贸 a Sakura por la mu帽eca antes de que 茅sta pudiera alejarse.


鈥”No te enfades tanto, querida. La verdad es que parec铆an estar muy bien enteradas desde mucho antes que yo.


鈥”Ya veo 鈥”replic贸 Sakura con frialdad鈥”. Los buitres se reunieron en cuanto mi madre muri贸, 驴verdad? Si nos disculpa...


鈥”Sakura, querida, por favor...


鈥”Tengo que hablar con mi hermana.


La se帽ora Anko suspir贸 y solt贸 la mu帽eca de la chica.


鈥”Muy bien, pero con fingir que todo es de color de rosa s贸lo os est谩is haciendo da帽o a vosotras mismas 鈥”espet贸 con altivez鈥”. No os hace ning煤n bien seguir revoloteando entre la alta sociedad como si las cosas fueran igual que antes de que vuestra madre falleciera. No lo son. Vuestra situaci贸n ha cambiado de manera dr谩stica, y cuanto antes lo acept茅is, antes encontrar茅is una soluci贸n apropiada.


鈥”Gracias por el consejo, pero no se lo hemos pedido 鈥”solt贸 Sakura. Cogi贸 a Hinata de la mano y la apart贸 de la est煤pida y entrometida mujer.


鈥”Estamos perdidas 鈥”dijo Hinata, resignada.


鈥”No, Hinata, no lo estamos 鈥”la tranquiliz贸 Sakura鈥”. No es posible que creas tal cosa. 隆No estamos perdidas!


鈥”驴Qu茅 puede salvarnos, Sakura? Tu magn铆fico plan de casarte con un marqu茅s no ha dado resultado, 驴verdad?


Era cierto que Sakura no hab铆a sabido nada de Uchiha desde que le envi贸 las flores. Incluso el trabajo en la subasta de caridad, que est煤pidamente hab铆a dado por sentado que s贸lo los involucraba a ellos dos, hab铆a sido un desastre.

Las caritativas almas que trabajaban en el acontecimiento parec铆an ser todas mujeres con las que 茅l hab铆a tenido relaci贸n en alguna ocasi贸n, incluida Karin Robertson. Lo 煤nico bueno para Sakura fue que Grace Holcomb se ofreci贸 a ayudar, de modo que al menos pudo contar con una amiga en el grupo.


鈥”Ser谩 mejor que reces para que sir Ch玫ji no se encuentre con lord Downey cuando atraque el barco 鈥”susurr贸 Hinata irritada.


A Sakura le dio un vuelco el est贸mago. Hab铆a depositado muchas esperanzas en esa velada, pero Uchiha hab铆a aparecido un tanto despeinado, y se hab铆a corrido el rumor de que se hab铆a peleado con su amante.

Durante toda la noche, Sasuke s贸lo hab铆a tenido ojos para lady Waterstone, hab铆a bailado con ella, e incluso ahora pod铆a verlos a los dos, a pocos metros de distancia, conversando con lord Uzumaki.


Y lo que era peor: cuando no estaba bailando con lady Waterstone o mir谩ndola embobado desde la distancia, estaba en compa帽铆a de Karin Robertson.


Le volvi贸 la espalda para no verse obligada a verle sonre铆r de manera tan cautivadora a lady Waterstone.


Hab铆a perdido ya toda esperanza antes de empezar la cuadrilla, pero volvi贸 a recuperarla al observar su expresi贸n al toparse con ella, como si estuviera de verdad sorprendido y feliz de verla all铆.


鈥”Esto no funciona, Sakura 鈥”dijo Hinata con expresi贸n taciturna鈥”. Es evidente que tu marqu茅s est谩 enamorado de lady Waterstone y que va a pedir la mano de Karin Robertson. Creo que no queda sitio para una tercera mujer. Deber铆as pensar en otro hombre; o puede que lady Botswick tenga raz贸n. Quiz谩 debi茅ramos pensar en buscar trabajo como institutrices.


鈥”No seas rid铆cula 鈥”la cort贸 Sakura con irritaci贸n, rebel谩ndose ante la idea de que Hinata pudiera estar en lo cierto y que muy bien pudiera ser que s贸lo estuvieran persiguiendo un sue帽o鈥”. No me rendir茅 con tanta facilidad. 驴Qu茅 pasa con tus vestidos?


鈥”A duras penas podr谩n sacarnos del apuro.


鈥”Entonces Ino nos ayudar谩...


Hinata suspir贸 exasperada.


鈥”隆No hemos tenido noticias de Ino desde que se march贸!


鈥”Pero las tendremos 鈥”replic贸 Sakura empezando a enfadarse con su hermana鈥”. Adem谩s, hay un mont贸n de caballeros que podr铆an pedir la mano de cualquiera de nosotras.


Hinata movi贸 la cabeza de un lado a otro.


鈥”El 煤nico que lo har谩 sin pensar en el dinero o en las relaciones es sir Ch玫ji.


Sakura solt贸 un resoplido.


鈥”S茅 que lo has intentado con todas tus fuerzas, Saku 鈥”continu贸 Hinata muy seria鈥”, pero es evidente que no hay nada que hacer.


鈥”No es cierto.


鈥”Disculpe, lady Sakura.


Ella cerr贸 los ojos y cogi贸 aire. Se volvi贸 para quedar frente a sir Ch玫ji, el cual sonre铆a mientras retorc铆a entre las manos su omnipresente pa帽uelo.


鈥”Le... le agradezco que haya bailado conmigo antes, y estoy de acuerdo en que no deber铆a pedirle otro baile, porque su carn茅 de baile est谩 completo 鈥”dijo ladeando la cabeza.


鈥”Gracias por su comprensi贸n, se帽or 鈥”contest贸 ella.


鈥”S贸lo quer铆a informarme de si sabe... 鈥”Hizo una pausa, se sec贸 la frente y luego mir贸 hacia el suelo鈥”. Es decir, si sabe cu谩ndo regresar谩 su padrastro a Londres.


El coraz贸n de Sakura empez贸 a latir r谩pidamente. Mir贸 a Hinata.


鈥”Pues...


鈥”No lo sabemos, se帽or 鈥”intervino Hinata con rapidez鈥”. Puede que tarde un mes. Quiz谩 m谩s.


鈥”Ah 鈥”contest贸 sir Ch玫ji, haciendo una mueca鈥”. Es una pena, porque hay un asunto del que me gustar铆a hablar con 茅l sin demora. 鈥”Levant贸 la vista, se llev贸 el pa帽uelo a la sien y sonri贸 lleno de esperanza鈥”. Creo que usted ya sabe de qu茅 se trata, lady Sakura.


Esta s贸lo consigui贸 mirarlo boquiabierta mientras buscaba la mano de Hinata.


鈥”Buenas noches, sir Ch玫ji. 鈥”La profunda voz reverber贸 por el cuerpo de Sakura llen谩ndola de alivio.

Cerr贸 los ojos un instante, volvi贸 a abrirlos, gir贸 la cabeza y vio unos ojos color negro y una c谩lida sonrisa. Sonri贸 a su vez e hizo una reverencia.


鈥”Buenas noches, lord Uchiha.


鈥”Lady Sakura 鈥”salud贸 茅l educadamente鈥”, lady Hinata 鈥”a帽adi贸 inclinando la cabeza ante Hinata antes de volver a mirar a Sakura鈥”. Espero que no le haya prometido todos los bailes a sir Ch玫ji, milady, porque me hab铆a prometido a m铆 el siguiente.


鈥”隆Oh! 鈥”exclam贸 sir Ch玫ji con expresi贸n de sorpresa鈥”, S铆, s铆, desde luego 鈥”afirm贸 mirando a Hinata鈥”. Lady Hinata, 驴me concede el honor?


Hinata parpade贸 y logr贸 esbozar una sonrisa mientras miraba a Sakura.


鈥”Gracias 鈥”contest贸 poniendo la mano con cuidado en el brazo de sir Ch玫ji para que la condujera a la pista de baile.


Uchiha, por su parte, le ofreci贸 el brazo a Sakura.


鈥”Lo prometi贸 鈥”repiti贸 gui帽谩ndole un ojo.


鈥”No se lo promet铆, milord 鈥”contest贸 ella sonri茅ndole鈥”, pero estar茅 encantada.


Apoy贸 la mano en el brazo que le ofrec铆a y 茅l, al instante, la cubri贸 con la suya, oprimi茅ndola como si mantuvieran una estrecha relaci贸n.


鈥”Si me permite que se lo diga, le sienta muy bien el azul, milady.


El elogio la emocion贸. Hab铆a pasado mucho tiempo arregl谩ndose, obligando a Lucy a rehacerle el peinado dos veces.


鈥”Muy amable por su parte.


鈥”La 煤ltima vez que nos vimos no me di cuenta de que estaba en el per铆odo final del luto 鈥”coment贸 茅l mientras la conduc铆a a la pista de baile.


鈥”Lo habr铆a sabido de haber asistido a las reuniones de la subasta 鈥”observ贸 Sakura inclin谩ndose en la que quiz谩 fuera la mejor reverencia que hab铆a hecho en su vida, mientras tomaban posiciones.


脡l sonri贸, se inclin贸 a su vez, le cogi贸 la mano y se la levant贸.


鈥”Me pareci贸 que ya hab铆a suficientes personas para preparar el acontecimiento y todas mucho m谩s preparadas que yo. Lo 煤nico que yo ten铆a que hacer era prestarles mi nombre 鈥”respondi贸, y cuando la orquesta empez贸 a tocar los primeros acordes del vals, desliz贸 el brazo alrededor de la cintura de ella y le cogi贸 la mano con la otra.


鈥”Supongo que tiene raz贸n 鈥”estuvo de acuerdo Sakura apoyando la otra mano en su hombro鈥”; su presencia podr铆a haber dado lugar a una pelea.


脡l se ech贸 a re铆r mientras la llevaba con elegancia al ritmo de la m煤sica.


Cuando comenzaron a bailar, Sakura mir贸 a su alrededor, comprobando que m谩s de uno volv铆a la cabeza hacia ellos con evidente curiosidad.

El marqu茅s no pod铆a hacer nada sin que fuera comentado por todo el mundo. Por esa raz贸n, Sakura deber铆a tener cuidado con su comportamiento, pero no ten铆a tiempo para permitirse el lujo de ser t铆mida o recatada.

Si 茅l estaba al tanto de su apurada situaci贸n y la consideraba inadecuada, prefer铆a saberlo cuanto antes para poder planear otra cosa para Hinata, Ino y ella misma.


Por desgracia, aunque siempre hab铆a disfrutado de las atenciones de los hombres, nunca hab铆a sido tan osada como se tem铆a que ten铆a que ser en ese momento si quer铆a obtener toda la atenci贸n del marqu茅s.


Levant贸 la vista. 脡l estaba sonriendo, un mech贸n de pelo le ca铆a sobre el ojo mientras se mov铆an. Era muy buen bailar铆n, sus movimientos eran fluidos, y apoyaba la mano con firmeza en su espalda, gui谩ndola cuidadosamente. La expresi贸n de Sakura pareci贸 divertirle. Enarc贸 una ceja, y ella sinti贸 que le ard铆an las mejillas.


鈥”Gracias por las flores 鈥”dijo鈥”, eran preciosas.


鈥”Me alegro de que le gustaran. Entre los hombres hay una ley no escrita, 驴sabe? Hay que regalar flores bonitas a las mujeres hermosas.


Ella se ruboriz贸. Era muy extra帽o, pero se sent铆a como si estuviera flotando.


鈥”Es usted demasiado amable.


鈥”Espero que mis indicaciones la ayudaran a encontrar la iglesia 鈥”a帽adi贸 茅l con un ligero gui帽o.


Ella se ri贸.


鈥”De acuerdo, es cierto. 脷ltimamente no he ido mucho. 鈥”Alz贸 la vista hacia 茅l鈥”. Y tengo que confesarle algo m谩s.


鈥”Siempre estoy dispuesto a o铆r las confesiones de las mujeres. 鈥”Sus ojos se deslizaron hacia el pecho de ella.


鈥”Bien, entonces, prep谩rese 鈥”dijo ella cogiendo aire鈥”. La verdad es que no soy demasiado caritativa. La tarde en que nos encontramos me di demasiada importancia.

鈥”隆Ah, querida! 鈥”esboz贸 una sonrisa ligeramente ladeada鈥”. 驴Eso significa que no les lee la Biblia a los pobres?


鈥”A veces..., pero no puedo decir que sea una costumbre.


鈥”驴Y qu茅 pasa con la Sociedad Ben茅fica de las Damas? 驴Pertenece usted a ella?


鈥”Desde hace poco.


脡l sonri贸 de oreja a oreja y la hizo girar, acerc谩ndola m谩s a 茅l con habilidad.


鈥”Entonces, 驴debo pensar que su ayuda en la subasta de caridad es una carga?


鈥”No 鈥”se apresur贸 a responder ella.

Sus ojos la hipnotizaban, sus brazos la tranquilizaban transmiti茅ndole una sensaci贸n de felicidad. Podr铆a pasarse la noche bailando el vals, girando una y otra vez, mientras la mirara de ese modo.

鈥”. No milord 鈥”dijo, moviendo la cabeza, avergonzada鈥”. Quer铆a ayudar en la subasta. Esperaba que eso me diera la oportunidad de ser...


Se interrumpi贸 y mir贸 preocupada por encima de su hombro.


No era una cortesana, por lo tanto no sab铆a c贸mo llevar el coqueteo m谩s lejos de lo que ya lo hab铆a hecho.


鈥”驴De ser...? 鈥”la incit贸 茅l con suavidad, acerc谩ndola m谩s a su cuerpo.


No le importaba que la mantuviera demasiado cerca como para que fuera decente, ni que todos los estuvieran mirando.


鈥”Ser... admirada.


Esa respuesta provoc贸 en 茅l una carcajada. Sakura ech贸 la cabeza hacia atr谩s y se ri贸 a su vez mientras daba vueltas alrededor de la pista una y otra vez hasta que las luces del techo empezaron a girar en una fantasmag贸rica demostraci贸n, y ella no fue capaz de ver nada m谩s que su cara, su hermoso rostro y sus ojos, que parec铆an tan profundos como un lago.


No consigui贸 que su deseo de que el vals durara toda la noche se realizara y, por desgracia, termin贸 demasiado pronto.

Todav铆a se sent铆a mareada por la fuerza de sus brazos alrededor de su cintura y el placer de su sonrisa. Uchiha la condujo fuera de la pista de baile y sigui贸 a su lado, ignorando las miradas de curiosidad que les dirig铆an.


A Sakura le cost贸 varios minutos volver a ser capaz de pensar, antes de darse cuenta de que la estaba sacando del sal贸n delante de todo el mundo.


鈥”隆Espere! 驴Adonde vamos?


鈥”Parece acalorada 鈥”respondi贸 茅l llev谩ndola por un pasillo muy iluminado.

Luego se meti贸 en otro m谩s oscuro y continu贸 andando, al tiempo que le soltaba la mano y apoyaba la suya en su peque帽o trasero. Posesiva y firmemente.


鈥”驴Qu茅 est谩 haciendo? 鈥”volvi贸 a preguntar ella, con creciente alarma, presintiendo el peligro.


鈥”Me gustar铆a admirarte... 鈥”respondi贸 茅l sonriendo鈥” como mereces.


Esas palabras y su sonrisa le desbocaron el coraz贸n. De haber tenido el m谩s m铆nimo sentido com煤n se habr铆a detenido en ese instante. Pero de repente no le importaba adonde la llevara ni que medio mundo los hubiera visto desaparecer. No le import贸 si era adecuado ni lo que pudieran decir los dem谩s; lo 煤nico que le importaba era estar con 茅l, tener su alto y vigoroso cuerpo junto al suyo, disfrutando de la belleza de su sonrisa.


Llegaron a un par de puertas que Uchiha abri贸 con la confianza propia de un hombre familiarizado con el palacio. Estas daban a una terraza privada, ba帽ada por la luz de la luna que iluminaba St. James Park desde las alturas.


Sakura ech贸 la cabeza hacia atr谩s y se llen贸 los pulmones del aire fresco de la noche, en un esfuerzo por tranquilizar los latidos de su coraz贸n. Uchiha dej贸 caer la mano y se acerc贸 a la balaustrada, con los brazos en jarra, de espaldas a ella, contemplando fijamente la oscuridad.


La ligera sensaci贸n de mareo de Sakura empez贸 a desaparecer, y volvi贸 a adoptar una postura decente. Uchiha se dio media vuelta, se apoy贸 contra la barandilla de piedra, cruz贸 los brazos a la altura del pecho y la contempl贸 en silencio con mirada indescifrable. Hab铆a algo diferente en 茅l. El libertino, el seductor, hab铆a desaparecido, y su lugar lo ocupaba un hombre m谩s sombr铆o que no dejaba traslucir sus pensamientos, y cuyos ojos buscaban... algo.


鈥”Todav铆a pareces acalorada 鈥”observ贸 茅l.


鈥”En el sal贸n de baile hac铆a bastante calor.


鈥”驴Crees que la culpa del color de tus mejillas la tiene la temperatura del sal贸n? 驴No ser谩, quiz谩, algo m谩s incendiario, como por ejemplo el ardor que ambos sentimos?


Ella no contest贸; su silencio fue una forma de admitir que era cierto.


鈥”Ven aqu铆 鈥”orden贸 茅l en voz baja鈥”. Ven 鈥”repiti贸 al ver que la joven no acud铆a de inmediato.


Sakura movi贸 los pies. Mientras se acercaba a 茅l, Sasuke le tendi贸 la mano y ella desliz贸 la palma en la suya sin pensarlo, y tampoco opuso resistencia cuando 茅l la coloc贸 entre sus piernas. Le acarici贸 los brazos con las manos mientras con los ojos le acariciaba la cara, el pelo y el cuello, deteni茅ndose un instante en la uni贸n de sus pechos. Su mirada no parec铆a depredadora en esos momentos, sino m谩s bien melanc贸lica y pensativa.


鈥”Est谩s temblando 鈥”observ贸. Le desliz贸 las manos por la espalda y la atrajo hacia 茅l.


Sakura qued贸 lo bastante cerca de su cuerpo como para ver la roja marca del ara帽azo que ten铆a en la cara, y le vino a la memoria el inoportuno recuerdo de lady Waterstone. La imagen de una mujer m谩s sofisticada, experimentada y hermosa que ella, y con fortuna propia.


鈥”驴Cu谩ntos a帽os tienes? 鈥”pregunt贸 Uchiha mir谩ndole la clav铆cula.


鈥”Acabo de cumplir veintitr茅s.


鈥”隆Humm! 鈥”asinti贸 茅l, con un ligero movimiento afirmativo de la cabeza.


Seguro que estaba pensando que era demasiado mayor para estar soltera y seguir interpretando el papel de una debutante.


鈥”驴Cu谩ntos tienes t煤? 鈥”le pregunt贸 ella.


Sasuke esboz贸 una ligera sonrisa.


鈥”Cumplir茅 los treinta dentro de unas semanas. Eres la mayor de las Haruno, 驴no?


Ella asinti贸.


Sasuke le apart贸 un mech贸n de pelo del hombro provoc谩ndole un hormigueo en la piel.


鈥”驴Amas a alguien? 鈥”inquiri贸 en voz baja.


Sakura trag贸 saliva y mir贸 hacia las estrellas.


鈥”A mi hermana y a mi prima.


鈥”驴S贸lo a ellas? 鈥”volvi贸 a preguntar 茅l, bes谩ndola con dulzura en el hombro.


Sakura no conoc铆a el juego al que estaban jugando, pero sinti贸 una ligera desaz贸n cuando baj贸 la mirada hacia su oscura cabeza.


鈥”驴A qui茅n amas t煤?


El vacil贸 un poco y luego llev贸 la boca hasta el hueco de su garganta.


鈥”A nadie 鈥”reconoci贸, trazando un sendero por su cuello鈥”. 驴Permitir谩s que te admire, Sakura Haruno? 鈥”pregunt贸, bes谩ndola en la parte superior del pecho鈥”. 驴Dejar谩s que te admire con hechos? 鈥”Ahuec贸 la mano en su cadera.


Ella contuvo el aliento y coloc贸 las manos sobre los hombros de 茅l para sujetarse.


鈥”Te est谩s tomando demasiadas libertades conmigo.


鈥”Soy un hombre osado 鈥”dijo 茅l bes谩ndole el otro pecho鈥”. Por lo general me apodero de lo que deseo. 鈥”Hizo una pausa y alz贸 la vista鈥”. Y te deseo a ti. 鈥”Se enderez贸 de pronto, acariciando el cuerpo de ella con el suyo mientras lo hac铆a, luego se inclin贸 y la bes贸 en la sien.


鈥”隆Santo Dios! 鈥”gimi贸 Sakura.


Sasuke ahog贸 el gemido de ella cubriendo su boca con la suya. Sakura emiti贸 otro sonido de alarma al o铆r sus sensuales palabras y notar el contacto de sus labios.

脡l levant贸 una mano hacia su rostro, acariciando la comisura de su boca mientras la besaba. Todos sus instintos le ordenaban que se separara de 茅l, que mantuviera alg煤n grado de decoro, pero no podr铆a haberlo hecho aunque lo hubiera intentado.

Ya se hab铆a sumergido por completo en la nube de placer y le hab铆a rodeado la mu帽eca con la mano, aferr谩ndose a 茅l con fuerza para no caer.


El marqu茅s desliz贸 la lengua entre sus labios al tiempo que presionaba su cuerpo contra el de ella, mostr谩ndole la prueba de su creciente deseo. Sakura jam谩s hab铆a sentido nada parecido, y algo b谩sico y primordial se revolvi贸 en su interior. La mano de Sasuke fue hasta su pecho, cubri茅ndolo y acarici谩ndolo. Sakura respondi贸 desliz谩ndole las manos por los hombros y los firmes m煤sculos del torso.


Se tens贸, intentando respirar. Sus senos estaban pegados al pecho masculino, el coraz贸n le lat铆a de manera irregular contra las costillas mientras los experimentados labios de 茅l se mov铆an sobre los suyos y su lengua acariciaba la de ella, explorando su interior. Sasuke ahuec贸 una mano sobre su rostro, acarici谩ndole la mejilla con el pulgar.

Sakura sinti贸 la apremiante necesidad de respirar, gritar o lanzarse de cabeza a lo que 茅l quisiera de ella. Sasuke se apret贸 contra su cuerpo, o puede que fuera Sakura quien se apretara contra Sasuke, pero la sensaci贸n era incre铆ble; como ser arrastrada por la marea, rodando y flotando en un oc茅ano de placer.


El leve chillido de sorpresa de una mujer la trajo de vuelta a la realidad con la misma fuerza que la marea estrell谩ndose contra las rocas. Jade贸 e intent贸 separarse de 茅l, pero Sasuke la sujet贸 r谩pidamente por el brazo.


Le quit贸 la mano de la cara y mir贸 por encima del hombro.


鈥”隆Ah!, Miranda 鈥”dijo como si la estuviera esperando.


Sakura grit贸, avergonzada, y se apart贸 de 茅l con violencia. Ahora s铆 estaba perdida, completamente perdida. Pero Uchiha no estaba dispuesto a permitirle que se fuera todav铆a; no parec铆a importarle ni ella ni su reputaci贸n. Le dirigi贸 una sonrisa tranquilizadora, le acarici贸 el labio con el pulgar y despu茅s, por alguna inexplicable raz贸n, la bes贸 cari帽osamente en la frente.


鈥”Tu hermana debe de estar pregunt谩ndose d贸nde te has metido 鈥”susurr贸, solt谩ndola.


Sakura trastabill贸, se detuvo un momento para recobrar el aliento y luego se volvi贸 de mala gana de cara a lady Waterstone, que estaba de pie ante la puerta.


La mujer la miraba con furia.


鈥” V谩yase 鈥”dijo secamente, haciendo un gesto hacia la puerta鈥”. Vuelva junto a su hermana.


Sakura no necesit贸 m谩s; pas贸 corriendo por delante de lady Waterstone, cruz贸 las puertas que daban al oscuro pasillo, se apoy贸 contra la pared, entrelaz贸 las manos y se las presion贸 contra el est贸mago mientras su pecho sub铆a y bajaba a cada desesperada respiraci贸n.


No parec铆a ser capaz de recuperar el aliento o pensar en otra cosa que no fuera preguntarse qu茅 era lo que hab铆a hecho.

Si lady Waterstone o Uchiha se atrev铆an a decir una sola palabra, estar铆a perdida; su reputaci贸n quedar铆a hecha trizas para siempre.
Cap铆tulo 9 por Candy-Uchiha
Notas de autor:
Esta historia ni sus personajes no me pertenecen, es una adaptaci贸n de la autora Julia London... Los personajes le pertenecen a M. Kishimoto. Yo solo la adapt贸 para compartirla con todos ustedes.
CAP脥TULO 9

Dos d铆as despu茅s de su asombrosa falta de sentido com煤n, Sakura segu铆a esperando a que cayera el hacha. Se pregunt贸 qu茅 habr铆a hecho su madre en su lugar; si habr铆a cedido a la pasi贸n y aprovechado lo que el destino le pon铆a al alcance de la mano.

Sakura hubiera dado cualquier cosa por poder hablar con su madre en aquellos momentos.


No le cont贸 a Hinata lo que hab铆a sucedido, aunque 茅sta sospechaba que algo no iba bien. Sin embargo, estaba demasiado ocupada en su plan de vestir a toda la aristocracia, y trabajaba sin parar, adornando dos de los vestidos de su madre, previamente cortados y unidos para confeccionar uno nuevo.

Cada vez que alguien llamaba a la puerta, Hinata se sobresaltaba, daba un bote y escond铆a la tela y los hilos por todas partes, dando patadas a las cestas de costura para meterlas debajo de la cama o de la mesa, mientras Sakura iba a ver qui茅n llamaba.


Todo eso contribu铆a a que la ansiedad de Sakura fuera en aumento. Al tercer d铆a, el anterior a la subasta ben茅fica, se excus贸 para no asistir a una reuni贸n del comit茅 que la organizaba aduciendo una jaqueca.


鈥”Pero la subasta es ma帽ana 鈥”le record贸 Hinata mir谩ndola con recelo.


Sakura no dijo nada. No se sent铆a capaz de enfrentarse a la expresi贸n de las mujeres que pod铆an haberse enterado de su escandaloso comportamiento. La tarde fue especialmente triste, tanto dentro como fuera.


El correo que Morris le entreg贸 a Sakura consist铆a en un pu帽ado de cartas y el Times. Revis贸 las cartas y se llen贸 de alegr铆a al ver una letra familiar.


鈥”隆Por fin! 鈥”exclam贸鈥”. 隆Es de Ino!

鈥”隆Ino! 鈥”grit贸 Hinata, dejando a un lado la camisola de Sakura que estaba remendando鈥”. 驴Qu茅 dice?


Sakura le entreg贸 las otras cartas a Lucy, rompi贸 el sello y desdobl贸 la misiva.


鈥”Escribe desde Ledbury. 驴D贸nde est谩 Ledbury?


鈥”No lo s茅; 隆lee la carta! 鈥”orden贸 Hinata.


鈥”芦Queridas Sakura y Hinata 鈥”empez贸 Sakura鈥”, os escribo desde Ledbury. El tiempo ha sido bastante triste y h煤medo, la diligencia se vio obligada a detenerse, ya que los caminos est谩n infranqueables a causa de la lluvia. Sin embargo el se帽or Percy me ha asegurado que por lo general la lluvia no dura demasiado y en cualquier momento parar谩, entonces continuaremos el viaje.禄


鈥”驴Qui茅n es el se帽or Percy? 鈥”quiso saber Hinata.


鈥”No tengo ni la menor idea 鈥”contest贸 Sakura, y continu贸 leyendo鈥”: 芦Tengo que contaros una cosa muy extra帽a. Cuando le cont茅 al se帽or Percy la historia de mi familia, me enter茅 de que el bueno de mi t铆o Randolph falleci贸 la primavera pasada. Un caballo al que estaba castrando le dio una coz; la herida fue grave y, aunque sobrevivi贸 unos d铆as, al final muri贸. Como es de esperar, tal noticia me entristeci贸, pero el se帽or Percy se tom贸 muchas molestias hasta poder asegurarme que todav铆a quedan muchos miembros de la familia Yamanaka por los alrededores禄.


鈥”驴C贸mo? 鈥”exclam贸 Hinata corriendo al lado de Sakura para leer por encima de su hombro鈥”. 驴Su t铆o ha muerto y aun as铆 contin煤a el viaje? 驴Qui茅n es ese tal se帽or Percy? 驴Y si no es de fiar?


鈥”Escucha esto 鈥”dijo Sakura, volviendo a leer鈥”: 芦He disfrutado mucho del viaje, aunque la se帽ora Smithington se marea en el carruaje y coment贸 que Gales est谩 muy lejos de Londres. Sin embargo, el se帽or Percy la tranquiliz贸 con amabilidad, asegur谩ndole que, si mejora el tiempo, llegaremos a Bredwardine antes del lunes de la semana pr贸xima. Volver茅 a escribiros entonces. Os pido perd贸n por no haber escrito antes, pero el viaje ha sido un tanto accidentado y era dif铆cil hacerlo. Os quiero a las dos. Con cari帽o, Ino禄


Sakura levant贸 los ojos de la carta y mir贸 a Hinata, quien le devolvi贸 la mirada con los ojos desorbitados de espanto.


鈥”驴Qui茅n demonios es ese se帽or Percy?


鈥”No lo s茅 鈥”contest贸 Sakura doblando la misiva鈥”. Lo 煤nico que podemos hacer es esperar a la pr贸xima carta. Pero te aseguro que si alguna de nosotras tiene la cabeza sobre los hombros, 茅sa es Ino.


鈥”Muy cierto 鈥”intervino Lucy asintiendo en茅rgicamente鈥”. Es muy inteligente.


Sakura le dirigi贸 una tensa sonrisa.


鈥”Lo es.


鈥”Creo que esto os resultar谩 interesante 鈥”prosigui贸 Lucy sujetando otra de las cartas鈥”. Es de Egbert. Dice que estar谩 en casa dentro de un mes.


A Sakura se le hundi贸 el coraz贸n.


鈥”驴No dice nada m谩s?


鈥”S贸lo que est谩 impaciente por poner orden aqu铆. 驴Quieres leerla?


鈥”No, gracias 鈥”contest贸 Sakura en voz baja.

No era capaz de mirar a Hinata, cuya inmovilidad era tal que casi pod铆an o铆rse los latidos de su coraz贸n.


Cogi贸 el peri贸dico e intent贸 leer las palabras impresas en 茅l; como no encontr贸 las noticias del parlamento que le interesaban, pas贸 la p谩gina.


鈥”No deber铆as prestar atenci贸n a esas tonter铆as 鈥”le espet贸 Lucy. Sakura levant贸 la vista por encima del peri贸dico para mirarla鈥”. Los rumores son siempre obra del diablo.


鈥”Har茅 todo lo posible para mantener al demonio lejos de tus o铆dos 鈥”respondi贸 Sakura, levantando de nuevo el peri贸dico, ya que ella no ten铆a nada en contra de los rumores.


La puerta se abri贸 de golpe y entr贸 Sally, cargada con un cubo de carb贸n.


鈥”El se帽or Morris me ha dicho que necesitan esto 鈥”dijo, arrastr谩ndolo con dificultad hasta la chimenea.


鈥”Si Morris dice que lo necesitamos entonces, 驴por qu茅 no lo trae 茅l? 鈥”quiso saber Lucy.


鈥”No lo s茅, milady 鈥”contest贸 Sally jadeando y resoplando. Dej贸 el carb贸n, se apoy贸 contra la chimenea y se sec贸 la frente con el delantal鈥”. Ha venido alguien a verla, milady 鈥”dijo, dirigi茅ndose a Sakura鈥”, pero el se帽or Morris le ech贸.


鈥”驴Qui茅n era? 鈥”pregunt贸 Sakura con renovadas esperanzas.


鈥”El se帽or no s茅 qu茅 鈥”respondi贸 Sally haciendo a帽icos las ilusiones de Sakura鈥”. Ven铆a a ver a su padrastro, pero el se帽or Morris le dijo que no estaba. Entonces pregunt贸 por usted, y el se帽or Morris le dijo que no estaba permitido cambiar de persona a la que se quer铆a visitar. El individuo contest贸 que 茅sa no era una norma, pero el se帽or Morris dijo que s铆, y que adem谩s era demasiado temprano para visitar a una dama...


鈥”隆Ese tarugo! 鈥”exclam贸 Lucy, levant谩ndose y saliendo de la habitaci贸n con tanta rapidez como le permit铆a su volumen.


鈥”隆Maldita sea! 鈥”refunfu帽贸 Hinata鈥”. Sakura...


鈥”Lo s茅 鈥”susurr贸 la aludida, volviendo al peri贸dico. Sus ojos cayeron sobre una noticia al final de la p谩gina.


Pocos han tenido el privilegio de ver la belleza de St. James Park desde las terrajas privadas del palacio, bajo la luz de la luna, pero a un buen lord se le ocurri贸 acoger bajo su ala a una hu茅rfana para que pudiera hacerlo. Sin embargo, a ciertas viudas que creen que el parque no es lugar apropiado para los pobres hu茅rfanos, la demostraci贸n s贸lo les inspir贸 desd茅n.


Sinti贸 que las mejillas le ard铆an de verg眉enza y el pulso se le aceler贸. S贸lo era cuesti贸n de tiempo que los nombres aparecieran publicados, y ella ser铆a entonces el centro de los rumores. Suponiendo que no lo fuera ya. Sally puso los brazos en jarra y se ech贸 ligeramente hacia atr谩s.


鈥”驴Qu茅 la ha puesto de tan mal humor, milady?


Sakura respondi贸.


鈥”驴A m铆? 鈥”Forz贸 una sonrisa, dobl贸 el peri贸dico y lo escondi贸 en el asiento que ten铆a al lado鈥”. Nada en absoluto. Estaba pensando en una subasta de beneficencia a la que tengo que asistir ma帽ana. 鈥”Era cierto, ten铆a que ir; su ausencia levantar铆a m谩s especulaciones.


鈥”隆Ah! 驴Y a beneficio de qui茅n es? 鈥”pregunt贸 Sally con inocencia.


Sakura mir贸 hacia su regazo.


鈥”De los pobres hu茅rfanos.
Cap铆tulo 10 por Candy-Uchiha
Notas de autor:
Esta historia ni sus personajes no me pertenecen, es una adaptaci贸n de la autora Julia London... Los personajes le pertenecen a M. Kishimoto. Yo solo la adapt贸 para compartirla con todos ustedes.
CAP脥TULO 10


El d铆a de su subasta amaneci贸 fr铆o y lluvioso, acorde con el humor de Sasuke.

La verdad era que no le sorprend铆a que el tiempo estuviera as铆; 煤ltimamente parec铆a como si el universo entero conspirara contra 茅l.

Se asom贸 a la ventana de su casa que daba a Grosvenor Square, y contempl贸 los riachuelos de agua que la lluvia dejaba en los cristales, con la carta que acababa de recibir de su guardabosques de Broderick Abbey, arrugada en la mano.


No sab铆a qu茅 hacer con la informaci贸n de la misiva. No sab铆a c贸mo actuar. Durante toda su vida se hab铆a cre铆do distinto, por encima de las obligaciones que los dem谩s ten铆an. Ahora, experimentaba la sensaci贸n de estar en el mar: a la deriva en direcci贸n desconocida, incapaz de divisar un solo puerto en el horizonte.


Se meti贸 la carta en el bolsillo de la bata y con un suspiro de cansancio volvi贸 a su escritorio, donde hab铆a otra esperando una respuesta que no se ve铆a capaz de dar.


La hab铆a empezado a leer la noche anterior, al llegar a casa. Pero se hab铆a pasado un poco con las copas y la hab铆a dejado de lado. Sin embargo, por la ma帽ana, le cost贸 encontrar valor para leerla entera.

Querido,


隆Por favor, perd贸name! No puedo vivir sin ti; no consigo dormir so帽ando contigo, y cada d铆a se hace eterno sin tu presencia. Me comport茅 mal; s茅 que tienes que hacer lo mejor para tu familia, pero por favor, te suplico que no me abandones por eso. Te esperar茅, querido, con cada aliento te seguir茅 esperando.


Tuya para siempre, M.

Arrug贸 la carta y la lanz贸 al fuego, luego se dej贸 caer en la silla tap谩ndose la cara con la mano.

Lo sent铆a por ella, pero no iba a cambiar de opini贸n; entre ellos nunca hab铆a existido ning煤n compromiso, en especial desde que Miranda le hab铆a dejado claro que valoraba m谩s su t铆tulo que a 茅l.


Y ahora ten铆a que enfrentarse a su destino, aunque se sintiera como un ciego dando tumbos en la oscuridad. No estaba preparado para casarse, pero al parecer el bendito estado marital s铆 estaba listo para 茅l.


隆Maldita fuera, qu茅 mundo tan confuso le hab铆a tocado vivir!


Ech贸 un vistazo al reloj de oro que hab铆a sobre la chimenea. Al cabo de unas pocas horas lo esperaban en el Pabell贸n del Pr铆ncipe, en los Jardines de Vauxhall, para subastar accesorios de la nobleza cuyos beneficios ir铆an a parar al hospital. Se levant贸 y con movimientos torpes, se dirigi贸 a sus habitaciones para vestirse, ya que la subasta era, como todo lo dem谩s en su vida, una obligaci贸n.


La lluvia no disuadi贸 a la alta sociedad, porque si alguno de ellos no estaba presente cuando todos los dem谩s hab铆an desafiado al mal tiempo para donar algo para una buena causa, todo el mundo lo comentar铆a.

Sasuke gimi贸 al ver la gente que atestaba el Pabell贸n del Pr铆ncipe a causa de la lluvia. La intenci贸n de los organizadores hab铆a sido celebrar la subasta en el paseo principal, alrededor del templete de la orquesta. Estaba tan lleno que apenas se pod铆a respirar.


Se detuvo en la entrada escrutando la elegante muchedumbre. A pesar del tiempo, la asistencia era numerosa y todos estaban bastante alegres, sin duda con la ayuda de la cerveza que Sasuke sugiri贸 que se sirviera. En el transcurso de los a帽os, hab铆a observado que, por lo general, los hombres tend铆an a ser m谩s generosos con su dinero cuando estaban un poco bebidos.


Entr贸 con una sonrisa en la cara, la que hab铆a perfeccionado despu茅s de innumerables reuniones similares a lo largo de su vida. Salud贸 y dio las gracias a los mecenas que se hab铆an enfrentado a las inclemencias del tiempo para ayudar al hospital, y acept贸 sus felicitaciones por el 茅xito de la subasta.


Mientras sonre铆a, re铆a y hablaba con s贸lo Dios sab铆a qui茅n, se pregunt贸 si Sakura habr铆a asistido, o si habr铆a le铆do el Times de la ma帽ana y habr铆a decidido no acudir a un acontecimiento con tanta gente que seguro murmurar铆a sobre el nuevo esc谩ndalo.


Estaba hablando con lord Valmont cuando la vio; se encontraba en el estrado donde 茅l iba a subastar los art铆culos; llevaba un vestido de muselina verde claro de un tono igual al de sus ojos, bordado con diminutas cerezas y sujeto con una faja justo por debajo de los pechos.

Se hab铆a recogido el pelo con una cinta del mismo tejido verde, pero algunos mechones hab铆an escapado y le ca铆an sobre los hombros.


Vio que estaba poniendo precios a los art铆culos; sola. En tanto las dem谩s mujeres implicadas en la subasta trabajaban en parejas o en grupos de tres o cuatro, lady Sakura Haruno lo hac铆a sin nadie, bien por elecci贸n propia o bien a consecuencia del esc谩ndalo que estaba empezando a rodearla.


Mientras Sasuke estaba con lord Valmont, ella levant贸 de pronto la vista y lo vio. La sonrisa de 茅l se hizo un poco m谩s amplia, y levant贸 levemente la barbilla, de modo casi imperceptible, para saludarla.

Pero lady Sakura mir贸 r谩pidamente alrededor, primero a un lado y luego al otro y, sin volver a dirigirle la vista, se alej贸 de la tribuna en direcci贸n a una puerta que Sasuke sab铆a, por anteriores eventos celebrados en aquel pabell贸n, que daba a una salita privada.

En cuanto pudo, se despidi贸 de lord Valmont y fue hacia all铆. A su izquierda divis贸 a lady Karin, recatadamente vestida, encima del estrado y rodeada por varias j贸venes. Entre los asistentes tambi茅n se encontraba su padre, charlando con el duque de York, y, por supuesto, Uzumaki y Hozuki, quienes hab铆an donado m谩s de lo esperado, y que estaban compartiendo un poco de cerveza, y, 隆c贸mo no!, a dos debutantes.


Una vez junto al estrado, les pregunt贸 a lady Bellingham y al se帽or Bean cu谩nto tardar铆a en empezar la subasta.


鈥”Ah, milord, las donaciones han sido muy generosas 鈥”le inform贸 lady Bellingham con una risita.


鈥”Todav铆a estamos catalogando algunas cosas que han llegado a 煤ltima hora 鈥”a帽adi贸 Bean, tan apurado como siempre鈥”. En mi opini贸n, vamos a necesitar una hora m谩s.


鈥”Gracias. Por favor, oc煤pese de que haya cerveza y comida para los invitados.


鈥”Desde luego 鈥”contest贸 Bean con un breve asentimiento con la cabeza.


Sasuke continu贸 abri茅ndose paso entre la gente, sonriendo, saludando y hablando de negocios, hasta que lleg贸 a la puerta por la que hab铆a desaparecido Sakura Haruno.

Lanzando una ojeada para asegurarse de que nadie lo ve铆a, la cruz贸.


Recorri贸 el estrecho pasillo que conduc铆a a la salita privada, abri贸 la puerta y entr贸. El lugar estaba a oscuras, salvo por la poca luz que penetraba a trav茅s de las cortinas.


Se oy贸 una estruendosa risa, procedente de uno de los grupos del pabell贸n que hizo que ella se moviera. Entonces la vio; estaba de pie, con la espalda apoyada en la pared, el pecho elev谩ndose al ritmo de su agitada respiraci贸n y el pelo rosado perfectamente visible a la d茅bil claridad del brumoso d铆a.


鈥”Lady Sakura, 驴se encuentra usted bien?


Desde donde estaba vio que tragaba saliva.

鈥”Perfectamente 鈥”respondi贸 ella en voz baja.


El se le acerc贸 despacio, fij谩ndose en su preciosa cara y en su cuello. Sakura apret贸 los labios y apart贸 la mirada. Le dio la impresi贸n de que se sent铆a acorralada.

Acort贸 la distancia entre ellos y le acarici贸 la sien, coloc谩ndole un sedoso mech贸n de pelo detr谩s de la oreja. Su mano se desliz贸 hasta el hombro.


鈥”驴D贸nde est谩 tu brillante sonrisa, Sakura? La he echado de menos estos dos d铆as.


Ella gir贸 la cabeza para mirarlo con los claros ojos verdes embargados por una emoci贸n que 茅l no pudo descifrar.


鈥”No puedo sonre铆r cuando se escriben cosas tan desagradables. 鈥”Contuvo el aliento cuando los dedos de 茅l acariciaron la suave curva de su clav铆cula, y continu贸 con un jadeo鈥”: Es muy posible que mi reputaci贸n est茅 completamente arruinada.


鈥”No 鈥”la contradijo 茅l, mientras sus ojos se deslizaban hacia la curva de sus pechos. Siempre hab铆a pensado que era una mujer escultural y atractiva, pero nunca la hab铆a deseado tanto鈥”. No est谩 arruinada.


Sonri贸 al ver su mirada de escepticismo; ella se estremeci贸. Al parecer, 茅l no era el 煤nico al que le afectaba la cercan铆a de sus cuerpos en una habitaci贸n en penumbra.


Contempl贸 sus labios mientras le acariciaba el cuello con el dorso de la mano, disfrutando de la calidez de su aterciopelada y suave piel, percibiendo su olor a rosas. Lo hizo como si la estuviera poseyendo, cosa que, a todos los efectos, estaba haciendo.


鈥”Eso no puede ser as铆, si yo me comporto como un caballero. Y, milady, si de algo puedo presumir, es de serlo.


A ella se le aceler贸 el pulso, levant贸 la cara y lo escrut贸 con atenci贸n; los ojos brillantes a la tenue luz.


鈥”驴A qu茅 te refieres?


El tono bajo de su voz y el d茅bil brillo de sus ojos despertaron su hombr铆a. Se inclin贸 hasta que sus labios quedaron a escasos cent铆metros de su sien.


鈥”Calla... Este momento es especial y no quiero estropearlo con palabras.


Entonces la bes贸 con tanta suavidad que ella volvi贸 a estremecerse, pero con mayor violencia en esta ocasi贸n. Sasuke llev贸 una de las manos hasta su hombro para sujetarla, y con la otra le rode贸 la cintura, acerc谩ndola a su cuerpo mientras deslizaba los labios desde su mejilla hasta su boca. Sakura se movi贸 un poco, ladeando la cabeza, y Sasuke le mordisque贸 los carnosos labios.


Pero cuando le introdujo la lengua, un irresistible deseo comenz贸 a apoderarse de 茅l. La necesitaba. Jam谩s hasta entonces una mujer le hab铆a provocado una sensaci贸n como la que le hac铆a sentir la que ahora ten铆a entre los brazos. Quer铆a tocarla entera, aspirar su aroma, saborearla y sentirla.

El cuerpo de ella estaba volviendo a la vida, respondiendo a su contacto. Sasuke traz贸 un sendero con los labios, desde su barbilla, pasando por su garganta y llegando hasta su pecho; apoy贸 una mano en su cadera, amasando la suave carne, mientras la otra iba al encuentro de su seno.


Cuando se lo oprimi贸, ella jade贸 de placer, alimentando as铆 el fuego que lo consum铆a.

Volvi贸 a enderezarse, cubri茅ndole la boca con la suya, y manteni茅ndose aferrado a su pecho. Hundi贸 los dedos de la otra mano en su pelo, ech谩ndole la cabeza hacia atr谩s y oblig谩ndola a levantar el rostro.


La manten铆a abrazada con tal fuerza que notaba los latidos de su coraz贸n contra su torso y contra la palma de la mano. Era una sensaci贸n deliciosa, que origin贸 en 茅l una fiebre, que fue extendi茅ndose como fuego l铆quido por sus venas.

Gimi贸 de deseo, presionando su musculoso cuerpo contra el de ella, y Sakura se arque贸 contra 茅l. Introdujo la mano bajo el corpi帽o de su vestido y toc贸 el pecho desnudo. Ella jade贸 una vez m谩s, y dej贸 caer la cabeza contra la pared que ten铆a a la espalda, pero 茅l apenas se dio cuenta, porque hab铆a sacado el pecho de la prisi贸n del vestido e inclin谩ndose, se lo llev贸 con impaciencia a la boca.


Sakura le agarr贸 la cabeza, hundiendo los dedos entre su pelo, mientras 茅l devoraba su seno. Las manos de ella revolotearon hasta sus hombros y luego por sus brazos, sujet谩ndolo mientras arqueaba el cuerpo para salir al encuentro de sus labios, presion谩ndose contra 茅l, pidiendo m谩s.

El liber贸 el pecho y elev贸 su boca hacia la suya en tanto su mano acariciaba su costado hasta llegar a la curva de la cadera, y justo estaba descendiendo en direcci贸n a la uni贸n de sus muslos, cuando el rugido de unas risas, seguido de un grito colectivo, les lleg贸 desde el exterior.


El sonido pareci贸 despertarla. Sakura separ贸 la boca de la de 茅l, jadeando y apart谩ndolo.


鈥”Esto es una locura 鈥”susurr贸鈥”. Estoy al borde del precipicio y voy a lanzarme al abismo por el mero hecho de estar aqu铆 contigo en este momento.


鈥”No, no lo entiendes...


鈥”Lo entiendo perfectamente y...


鈥”Quiero casarme contigo 鈥”solt贸 茅l de un tir贸n.


Esas palabras tardaron unos segundos en penetrar en su mente, y, cuando lo hicieron, fue evidente que le causaron asombro.


Solt贸 un peque帽o grito como si se hubiera quemado y, por su expresi贸n herida, le pareci贸 que cre铆a ser v铆ctima de una broma.

鈥”T... T煤...


鈥”S贸lo he dicho que quiero casarme contigo.


Ella segu铆a sin estar convencida, lo miraba con desconfianza, y Sasuke comprendi贸 de repente que no lo hab铆a hecho correctamente. 隆Est煤pido! Apoy贸 una rodilla en el suelo y cogi贸 una de las manos de Sakura.


鈥”Lady Sakura...


Ella contuvo el aliento y se tap贸 la boca con la mano libre.

La mir贸 directamente a los ojos, muy serio, mientras cubr铆a su mano con las suyas. Por extra帽o que pareciera, se dio cuenta de repente de que necesitaba saber la respuesta.


鈥”Lady Sakura, 驴me concede el honor de ser mi esposa?


Ella volvi贸 a jadear, mirando hacia el techo, luego se desliz贸 por la pared hasta ponerse de rodillas para que los ojos de ambos quedaran al mismo nivel.


鈥”驴Lo deseas de verdad? 鈥”pregunt贸 ella muy seria.


鈥”驴Te har铆a una pregunta como 茅sta, cuya respuesta va a afectar al resto de mi vida, si no lo quisiera de verdad?


鈥”Pero 隆si apenas nos conocemos!


鈥”Sabemos que ser铆a una buena uni贸n por fortuna, nivel social y compatibilidad, 驴no?


鈥”S铆... A excepci贸n, posiblemente, de lo relativo a la fortuna, porque yo carezco de ella.


鈥”No me importa.


Ella respir贸 varias veces mientras observaba su expresi贸n, con los ojos llenos de confusi贸n y desconfianza, pero tambi茅n con un leve brillo de esperanza.


鈥”Lady Sakura, acabe con mi agon铆a 鈥”murmur贸 茅l鈥”. 驴Acepta mi proposici贸n de matrimonio?


Por un instante tuvo miedo de que lo fuera a rechazar, y una amarga decepci贸n empez贸 a atenazarle la garganta, sorprendi茅ndolo. Pero entonces ella exhibi贸 una deslumbrante sonrisa que ilumin贸 la habitaci贸n en penumbra.


鈥”隆S铆! 鈥”contest贸鈥”. 隆S铆!


Se lanz贸 hacia adelante, bes谩ndole el rostro y casi haci茅ndole perder el equilibrio en el proceso. S贸lo la firmeza de Sasuke impidi贸 que ambos cayeran.


El la bes贸, consciente de que se sent铆a muy aliviado e incluso bastante contento de que hubiera aceptado. Levant贸 la cabeza y sonri贸.


鈥”Me gustar铆a alargar este feliz momento, pero debo ir a cumplir con mi deber.


Ella asinti贸 con los ojos todav铆a llenos de asombro. 脡l se levant贸, extendi贸 la mano y la puso a ella en pie, ayud谩ndola luego a arreglarse el vestido. Cuando estuvo satisfecho de su aspecto, le sonri贸.


鈥”Quieres hacerlo 驴verdad?


Ella solt贸 una risita.


鈥”M谩s de lo que puedas llegar a imaginar, milord.


Sasuke deposit贸 un beso en su mejilla y luego abri贸 la puerta para que saliera.


Cuando el marqu茅s de Middleton y lady Sakura Haruno salieron del saloncito privado, la gente se volvi贸 loca de excitaci贸n.

Sin embargo, su alegr铆a por haber presenciado ese principio de esc谩ndalo no fue nada comparada con el rumor que se fue extendiendo con rapidez.


Se dec铆a que el marqu茅s hab铆a pedido la mano de lady Sakura en matrimonio y que ella hab铆a aceptado.


Los hombres se preguntaron si 茅l sabr铆a que ella carec铆a de dinero. Las mujeres, heridas ante esta repentina uni贸n, se preguntaron si ella sabr铆a que 茅l ten铆a una aventura amorosa con lady Waterstone.


Y cuando dio comienzo la subasta, en la cual lady Sakura le entregaba los objetos que hab铆an de subastarse a lord Uchiha (el cual consigui贸 una cantidad r茅cord para el hospital), s贸lo tres personas no participaban de los excitados murmullos que suscitaba tan extraordinaria noticia: lady Karin Robertson, a quien le cost贸 digerirla, sir Ch玫ji, a quien le cost贸 todav铆a m谩s, y el duque de Uchiha.


Varias personas que estaban cerca del duque dijeron que, de hecho, 茅ste parec铆a furioso.
Cap铆tulo 11 por Candy-Uchiha
Notas de autor:
Esta historia ni sus personajes no me pertenecen, es una adaptaci贸n de la autora Julia London... Los personajes le pertenecen a M. Kishimoto. Yo solo la adapt贸 para compartirla con todos ustedes.
CAP脥TULO 11


Tal como esperaba, a la ma帽ana siguiente, a primera hora, Sasuke fue llamado a Redford House, la imponente casa de Park Lane donde resid铆a su padre.

Se adelant贸 al mayordomo que anunciaba su llegada, entrando en el enorme estudio donde se encontraba el duque, calent谩ndose las manos ante la gran chimenea.


No le tendi贸 la mano a su hijo; apenas lo mir贸.


鈥”驴C贸mo te atreves 鈥”pregunt贸 con calma鈥” a hacer una proposici贸n matrimonial sin mi consentimiento?


En algunas ocasiones, como en aqu茅lla, Sasuke odiaba a su padre. Hab铆a esperado que le hiciera preguntas, pero al menos pensaba que reconocer铆a que, al fin, hab铆a hecho lo que deseaba que hiciera.


鈥”Ha intentado convencerme, me ha amenazado y al final se ha salido con la suya. Cre铆 que estar铆a contento de que hubiera decidido casarme despu茅s de tanta insistencia.


鈥”隆S铆, quiero verte casado! 鈥”explot贸 el duque de pronto鈥”. Pero 隆con alguien de un linaje aceptable!


鈥”Lady Sakura Haruno es la hija mayor del fallecido conde de Haruno 鈥”indic贸 Sasuke, haciendo un gran esfuerzo por mantener la calma.


鈥”Y tambi茅n es la hijastra de lord Downey 鈥”respondi贸 el duque con acritud鈥”. Un hombre que ser铆a un simple plebeyo de no ser por las excelentes conexiones de su t铆o. 隆Ni siquiera ha venido a verme para hablar de una 芦posible禄 uni贸n con mi hijo! Puede que sea lo bastante inteligente como para saber que esa joven no puede ser m谩s adecuada que lady Karin.


鈥”隆Me ofende al insinuar que alguien, aparte de m铆, tenga que hablar con usted antes de permitirme hacer una proposici贸n de matrimonio! 鈥”escupi贸 Sasuke.


鈥”No s贸lo es lo que se acostumbra a hacer, sino que adem谩s es necesario. 隆No eres hijo de un vulgar herrero!


Sasuke solt贸 una amarga carcajada.


鈥”No, se帽or铆a, no lo soy. Pero ojala lo fuera.
El duque resopl贸 con desd茅n.


鈥”Te ha ido bastante bien siendo hijo de un duque. 驴Cu谩les son los t茅rminos del contrato?


Sasuke se encogi贸 de hombros con indiferencia.


鈥”No he preguntado.


Los ojos de su padre se estrecharon, y su expresi贸n se convirti贸 en una mirada de profundo disgusto.


鈥”驴Est谩s diciendo que le has propuesto matrimonio a una mujer que alg煤n d铆a ser谩 duquesa, sin hablar de condiciones?


La pregunta enfureci贸 a Sasuke.


鈥”Las condiciones son bastante simples, se帽or铆a. He elegido a una virgen de buena reputaci贸n, capaz de proporcionar un heredero 鈥”estall贸鈥”. Todo lo dem谩s carece de importancia.


鈥”No seas iluso 鈥”contraatac贸 su padre, dirigi茅ndose de una zancada desde la chimenea al cord贸n de la campanilla鈥”, sabes perfectamente que una boda de tanta importancia requiere que nos aseguremos de que ella cumple con los requisitos necesarios.


Una vez m谩s se hab铆a puesto de manifiesto la singular incapacidad que ambos ten铆an para hablar sin herirse.


鈥”No es mi intenci贸n ser iluso 鈥”observ贸 Sasuke, tenso鈥”. Pero es obvio que el 煤nico requisito que tiene que cumplir es ser f茅rtil, sin importar para nada si tiene o no dinero.


Su padre jade贸.


鈥”驴C贸mo te atreves a ser tan vulgar en mi presencia?


鈥”驴Acaso no lo es usted conmigo? En m谩s de una ocasi贸n me ha dicho que deb铆a tener un heredero. 驴Le he proporcionado el recipiente adecuado, y ahora dice que tiene que saber si es v谩lido?


鈥”Como de costumbre, no tienes ni idea de lo que est谩s diciendo 鈥”respondi贸 su padre furioso鈥”. No te importa nada tu responsabilidad hacia la familia. 鈥”Le mir贸 de arriba abajo鈥”. Eres una decepci贸n para m铆.


鈥”No puedo ser m谩s decepcionante como hijo de lo que lo es usted como padre. Y la verdad es que prefiero ser indiferente que despiadado. Se ha inmiscuido en todos y cada uno de los aspectos de mi vida. 驴No puede al menos permitirme elegir a la mujer con la que voy a pasar el resto de mi vida? Voy a casarme con Sakura Haruno; ya se lo he propuesto. Si no le gusta, lo siento, pero no puedo hacer nada m谩s.


El duque palideci贸; sus ojos negros se volvieron g茅lidos.

鈥”驴No puedes hacer nada m谩s? 隆Podr铆as ser el hijo que te eduqu茅 para que fueras! 隆Podr铆as haber hecho un esfuerzo para entender el honor, el deber y el orgullo que implica nuestro apellido antes de arrastrarlo por el fango con una mujer como esa zorra de Waterstone! 隆Podr铆as prestar atenci贸n a mis consejos en vez de deso铆rlos continuamente! 隆Y ahora has empeorado la situaci贸n haciendo una proposici贸n de matrimonio sin pensar! Te aconsejo que no vuelvas a hablar de boda con esa joven hasta que no haya aceptado nuestras condiciones.

Sasuke apenas logr贸 contenerse para no abalanzarse sobre el anciano y retorcerle el cuello.


鈥”Se llama lady Sakura Haruno. Y no son 芦nuestras禄 condiciones 鈥”consigui贸 decir con voz oscurecida por la c贸lera鈥”. Son las m铆as. Todo lo dem谩s puede que sea suyo, pero este matrimonio es m铆o.


Se dio media vuelta y de una zancada lleg贸 hasta la puerta antes de que su padre tuviera ocasi贸n de responder.


Deber铆a haberse ido a su club o a su casa; a cualquier lugar tranquilo donde poder respirar y tranquilizarse.

Su padre era un hombre duro y, desde muy joven, Sasuke descubri贸 que, si se tomaba unos minutos para recuperar la calma, por lo general pod铆a eliminar el dolor y el resentimiento que su progenitor le causaba, encerr谩ndolos en un peque帽o compartimento profundamente oculto en su interior.


Pero esa vez era diferente; hab铆a dejado a un lado el orgullo y cedido a sus deseos, hab铆a concertado un matrimonio por completo aceptable, y, aun as铆, el duque segu铆a poniendo pegas.

La ira de Sasuke era tan intensa que era incapaz de pensar y mucho menos de calmarse. Lo primero que se le ocurri贸 fue que deb铆a hablar con su supuesta novia y fijar cuanto antes la fecha de la boda.


Le ladr贸 al conductor que se dirigiera a la casa de los Downey y salt贸 del carruaje antes de que el lacayo pudiera bajar. Lleg贸 hasta la puerta y dio un fuerte golpe a la aldaba de cobre.


Le abri贸 un hombre vestido con un inadecuado traje negro, que lo mir贸 con curiosidad.


鈥”Aye?


Aye? Sasuke se qued贸 un momento sorprendido, pero se recuper贸 con rapidez y se meti贸 la mano en el bolsillo de la chaqueta para sacar una tarjeta.


鈥”Lord Uchiha pregunta por lady Sakura 鈥”mascull贸, sujetando la tarjeta entre dos dedos.


鈥”隆Una visita! 鈥”exclam贸 el mayordomo al parecer muy contento鈥”. Un segundo, milord.


Se alej贸 de la puerta, cruz贸 el vest铆bulo hasta una peque帽a consola y cogi贸 una bandeja de plata con la cual regres贸 ofreci茅ndosela a Sasuke. Este dej贸 caer en ella la tarjeta, con impaciencia.


鈥”Muy bien. Ahora tengo que llevarla 鈥”le inform贸 el mayordomo.


鈥”Conozco bastante bien el procedimiento, de modo que si es tan amable de apresurarse.


El hombre sonri贸 apart谩ndose de la puerta, y Sasuke no pudo dejar de notar que le faltaba un diente.


鈥”Pase.


El cruz贸 el umbral quit谩ndose el sombrero. Nunca hab铆a estado en la casa de Downey, y, aunque la decoraci贸n le pareci贸 de buen gusto, tambi茅n le dio la sensaci贸n de que la mansi贸n era bastante espartana y peque帽a.


El mayordomo se apart贸 la bandeja de plata del cuerpo como si tuviera miedo de tocar la tarjeta.


鈥”Por favor, milord, acomp谩帽eme.


鈥”驴No deber铆a entregar la tarjeta primero? 鈥”le pregunt贸 Sasuke mientras se quitaba los guantes.


La pregunta pareci贸 confundir al mayordomo, que arrug贸 la frente un instante como si estuviera perdido en sus pensamientos y luego sacudi贸 la cabeza.


鈥”No, milord. Estoy completamente seguro de que debe acompa帽arme.


Sasuke pens贸 que era muy raro, pero supuso que en aquella casa no se observaban los sofocantes formalismos que en otras circunstancias hubiera apreciado. Sigui贸 al hombre por una estrecha escalera y luego por un pasillo m谩s estrecho a煤n, hasta llegar a un par de puertas que el mayordomo abri贸 sin llamar.


En el interior, tres mujeres soltaron una exclamaci贸n y miraron hacia el umbral. La primera en reaccionar fue Sakura, quien pr谩cticamente salt贸 del asiento y se apresur贸 a ir hacia el mayordomo. Su hermana, sentada junto a ella, se levant贸 de repente, dio media vuelta y pareci贸 meter algo en una cesta al tiempo que echaba unas cuantas miradas furtivas por encima del hombro.


La tercera mujer, vestida con el uniforme gris de una doncella, le sonre铆a con tanta lascivia que Sasuke temi贸 por su empleo.

Sakura no pareci贸 notarlo en absoluto mientras, con desesperaci贸n, cog铆a la bandeja de plata que portaba el mayordomo y le empujaba hacia la puerta.


鈥”隆Morris! 鈥”exclam贸 dirigi茅ndole a Sasuke una sonrisa de disculpa鈥”隆Tienes que anunciar a las visitas!


鈥”Lo har铆a, milady, si pudiera leer la tarjeta.


Sakura se puso como un tomate. Mir贸 con nerviosismo a Sasuke, luego a la bandeja, y se apoder贸 con rapidez de la tarjeta blanca.


鈥”Deber铆as ponerte las gafas 鈥”lo reprendi贸 con delicadeza鈥”. Se trata de lord Uchiha.


鈥”Lord Uchiha desea verla, milady 鈥”anunci贸 Morris con una leve reverencia.


鈥”Gracias 鈥”respondi贸 Sakura nerviosa.


Lady Hinata, a su espalda, manten铆a las manos unidas ante s铆 con modestia, pero con el pie apartaba una cesta de la vista de Sasuke.


鈥”驴C贸mo est谩, milord? 鈥”pregunt贸 Sakura cort茅smente.


鈥”Muy bien, gracias. 鈥”Ech贸 un vistazo a la criada, que segu铆a sonri茅ndole sin ning煤n recato.


Sakura se dio cuenta y la mir贸 con el cejo fruncido.


鈥”Sally, 驴ser铆as tan amable de ir a buscar a Lucy y preparar el t茅? Por favor, milord, entre 鈥”indic贸, se帽alando un sof谩鈥”. Morris, eso es todo.


鈥”Aye 鈥”respondi贸 el aludido muy animado, saliendo de la estancia.


Sin embargo, con Sally no fue tan f谩cil.

La sonrisa desapareci贸 entonces de la cara de Sakura.


鈥”Sally, eso es todo, gracias.


Para sorpresa de Sasuke, quien a menudo se olvidaba de que los criados estaban presentes en una habitaci贸n dada su absoluta inmovilidad y discreci贸n, esa criada en concreto mir贸 a Sakura con el cejo fruncido.


鈥”Como quiera 鈥”dijo petulante.


El la habr铆a despedido en el acto.


Sakura, sin embargo, se limit贸 a sonre铆r, se ech贸 hacia atr谩s un mech贸n de pelo rosa que le hab铆a ca铆do sobre el ojo y dijo vacilante:


鈥”Qu茅... qu茅 sorpresa que haya venido.


鈥”Puede que no sea un buen...


鈥”Es perfecto 鈥”lo interrumpi贸 ella, m谩s tranquila, ofreci茅ndole la mano. El la cogi贸 y se la llev贸 a los labios鈥”. 驴Quiere sentarse?


鈥”Gracias. 鈥”Lo hizo en el sill贸n que ella le indicaba, levant谩ndose al hacerlo los faldones de la levita.

Sakura y su hermana se sentaron en el sof谩 de enfrente, hombro con hombro, y le dirigieron id茅nticas radiantes sonrisas.


Reconoci贸 que Sakura era guapa, lo mismo que su hermana. Ambas eran hermosas de un modo poco convencional, pero era la joie de vivre de Sakura lo que m谩s le atra铆a. De acuerdo, puede que le atrajera, pero... 驴de ah铆 a casarse?

Desech贸 su repentina indecisi贸n y se mir贸 las manos.


鈥”Me alegra que haya venido 鈥”volvi贸 a decir Sakura, forzando la conversaci贸n.


Sasuke la mir贸 y se fij贸 en que se cog铆a la rodilla con nerviosismo.


鈥”Gracias 鈥”respondi贸 茅l a falta de algo mejor. Mir贸 a la hermana鈥”. Esperaba que pudi茅ramos hablar a solas 鈥”a帽adi贸 con delicadeza.


Sakura y su hermana intercambiaron una r谩pida mirada.


鈥”Si me disculpa, milord 鈥”dijo Hinata levant谩ndose鈥”. Estaba, eh... escribiendo una carta a nuestra prima, Ino. 鈥”Sus ojos y los de Sakura se desviaron hacia el escritorio, donde era evidente que no hab铆a ni tinta ni papel鈥”. Quiero decir, que estaba pensando en escribir una carta...


鈥”El tintero est谩 en el caj贸n 鈥”intervino Sakura sin alterarse鈥”. Ya lo he vuelto a llenar. Puedes intentar escribir tu carta, querida.

鈥”S铆. Una carta 鈥”repiti贸 Hinata.

Se levant贸 y se dirigi贸 al escritorio, sent谩ndose en la silla de madera, extendi贸 las manos ante ella y mir贸 el mueble como si no lo hubiera visto nunca. Sasuke se dio cuenta de que estaba haciendo todo lo posible por proporcionarles algo de intimidad.


鈥”En el caj贸n 鈥”volvi贸 a decirle Sakura, dirigiendo una inquieta sonrisa a Sasuke鈥”, ah铆 hay tambi茅n papel. Y una pluma. 鈥”Su sonrisa se hizo m谩s amplia, tan luminosa como el d铆a anterior en el Pabell贸n del Pr铆ncipe, en Vauxhall.

Esa sonrisa consigui贸 que 茅l se sintiera mejor con lo que estaba haciendo y m谩s seguro de s铆 mismo.


Se inclin贸 hacia adelante, apoy贸 el brazo en la rodilla y, en voz baja, para que Hinata no lo oyera, dijo:


鈥”Si me permite el atrevimiento... me gustar铆a que nos cas谩ramos lo antes posible.


鈥”隆Oh! 鈥”exclam贸 Sakura con los ojos brillantes.


Sasuke ech贸 un vistazo a Hinata, quien todav铆a estaba buscando la tinta y hac铆a grandes esfuerzos por encontrarla, abriendo y cerrando todos los cajones del escritorio.


鈥”He pensado que podr铆amos casarnos en Broderick Abbey con una licencia especial. Me he tomado la libertad de solicit谩rsela al arzobispo.


Ella parpade贸 y su sonrisa se desvaneci贸.


鈥”驴Lady Sakura?


Tambi茅n ella mir贸 de reojo a su hermana; quien no hab铆a logrado dar con la tinta pero s铆 con una carta que fing铆a estar leyendo con mucha atenci贸n; luego volvi贸 la vista a 茅l, muy seria.


鈥”Tengo una pregunta que hacer, milord. 驴Este... este matrimonio 鈥”tartamude贸鈥” evitar谩 que mi hermana y mi prima tengan que casarse con el primer hombre que pida su mano? Mi padrastro quiere casarlas en seguida sin tener en cuenta sus preferencias. Me gustar铆a ofrecerles un lugar seguro, si...


鈥”Desde luego.


鈥”Pero... pero Ino est谩 en Gales, o al menos eso creemos; y Hinata, bueno, Hinata...


鈥”Milady, mi casa ser谩 suya, por tanto, lo ser谩 tambi茅n de su hermana y de su prima.


鈥”驴De verdad? 鈥”pregunt贸 llena de esperanza, al tiempo que se ergu铆a y le sonre铆a feliz.


鈥”Entonces, 驴est谩 de acuerdo en viajar hasta Broderick Abbey para casarse? 鈥”pregunt贸 茅l.


鈥”Lo estoy. 驴Cu谩ndo sugiere que sea?


鈥”Pronto. No puedo soportar la espera.


鈥”驴Pronto? 鈥”Volvi贸 a echarse de golpe hacia adelante, hasta que su rostro qued贸 tan cerca del de 茅l que hubiera podido besarle si Sasuke se hubiera inclinado tambi茅n鈥”. 驴C贸mo de pronto? 鈥”susurr贸.


鈥”En cuanto sea posible.


Sonri贸 y sus claros ojos verdes brillaron.


鈥”驴Se da cuenta de la cantidad de especulaciones que va a haber sobre el motivo por el que nos casamos tan r谩pido? 鈥”murmur贸.


鈥”Me da igual 鈥”contest贸 茅l en voz baja.


鈥”驴Y qu茅 pasa con la dote? 驴No deber铆a conocer los detalles? Mi madre nos dej贸 una modesta cantidad...


鈥”No necesito ninguna dote 鈥”se apresur贸 a decir 茅l鈥”, d茅sela a su hermana y a su prima.


Sakura volvi贸 a enderezarse y parpade贸.


鈥”Pero... pero mi dote es el 煤nico dinero del que dispongo en el caso de que... esto... muriera, para decirlo sin rodeos. No es que vaya a suceder 鈥”se apresur贸 a a帽adir鈥”, no es que sea un anciano. Cosa que ser谩 alg煤n d铆a, pero para entonces yo tambi茅n lo ser茅, y no voy a necesitar...


鈥”Sakura 鈥”la interrumpi贸 茅l con tranquilidad tute谩ndola鈥”, en caso de que falleciera, me asegurar茅 de dejarte dinero suficiente. Incluso lo depositar茅 en una cuenta a tu nombre si as铆 lo deseas, para que sea tuyo legalmente. Pero preferir铆a no tener que negociar con tu padrastro y que renunci谩ramos a las amonestaciones para poder casarnos lo antes posible.


鈥”De acuerdo 鈥”contest贸 ella, despacio鈥”. Digamos 驴un mes?


鈥”Yo pensaba que fuera antes. El viernes que viene.


鈥”隆驴El viernes que viene?! 鈥”exclam贸 Sakura.


鈥”驴El viernes que viene? 鈥”repiti贸 Hinata sobresaltando a Sakura y a Sasuke鈥”. 驴Se ha vuelto usted loco, milord? No tenemos tiempo para preparar el ajuar ni el vestido...

Sasuke mir贸 a Sakura.


鈥”Te proporcionar茅 todo lo que necesites.


鈥”隆No, Sakura! 鈥”grit贸 Hinata鈥”. 驴Qu茅 pasa con Ino? 隆No puedes casarte sin Ino! 鈥”exclam贸 al tiempo que la puerta se abr铆a de golpe.


Cualquier respuesta que Sakura pudiera haber dado se perdi贸 al entrar en la habitaci贸n una mujer bastante voluminosa portando un juego de t茅 de plata y una bandeja peligrosamente llena de bollos.


Sasuke se levant贸 con rapidez.


鈥”隆Buenas tardes, buenas tardes! 鈥”salud贸 la mujer apresur谩ndose a depositar el t茅 en la mesilla que hab铆a entre los sof谩s鈥”. Soy Lucille Pennebacker, la hermana de lord Downey y la responsable de estas dos j贸venes. 鈥”Le tendi贸 la mano.


Sasuke la cogi贸.


鈥”Lord Uchiha, a su servicio.


Lucille Pennebacker se agach贸 de inmediato en una reverencia que desafiaba su volumen.


鈥”隆Es un verdadero placer, milord! Por favor, si茅ntese 鈥”le pidi贸 mientras 茅l la ayudaba a incorporarse鈥”, y permita que le sirva el t茅. 鈥”Ya lo estaba haciendo鈥”. 隆Qu茅 amable por su parte haber pedido la mano de nuestra Sakura! A su edad, tanto mi hermano como yo ya no ten铆amos esperanzas de recibir una proposici贸n adecuada.


鈥”隆Se帽orita Pennebacker! 鈥”se escandaliz贸 Sakura, mortificada.


La mujer se encogi贸 de hombros al tiempo que entregaba una taza y un plato a Uchiha.


鈥”隆Es la pura verdad! 鈥”insisti贸 sirviendo otra taza鈥”. Estabas a punto de quedarte para vestir santos, querida. 鈥”Acerc贸 la silla al sill贸n de Sasuke, con la taza en precario equilibrio encima de la rodilla, mientras Sakura miraba a su hermana poniendo los ojos en blanco.


鈥”Esperamos la llegada de mi hermano dentro de unas semanas 鈥”inform贸 la se帽orita Pennebacker鈥”. Supongo que querr谩 hablar con 茅l en cuanto llegue, 驴no?


鈥”Por desgracia no podemos esperar 鈥”contest贸 Sasuke con educaci贸n鈥”. Lady Sakura y yo estamos de acuerdo en no prolongar el noviazgo. De hecho, nos iremos a Broderick Abbey a finales de semana.


La taza de la mujer se congel贸 a medio camino hacia su boca, y su me帽ique, estirado como ordenaban las normas, tambi茅n se qued贸 inm贸vil. No se movi贸 ni habl贸, lo 煤nico que hizo fue mirarlo parpadeando con sus grandes ojos negros.


Sakura tosi贸 intentando atraer la atenci贸n de Sasuke, pero 茅ste la ignor贸 y le dirigi贸 una amable sonrisa a su dama de compa帽铆a.


鈥”驴Se encuentra usted bien, se帽orita Pennebacker?


De pronto, pareci贸 que 茅sta iba a ahogarse. Dej贸 la taza de t茅 con un tintineo y contempl贸 a Sakura boquiabierta. Y luego a Sasuke.


鈥”隆No puede decirlo en serio! 鈥”exclam贸, al tiempo que se llevaba una regordeta mano al pecho鈥”. 隆No puedes casarte sin el consentimiento de Egbert! 隆Eso no se hace!


鈥”Disculpe, se帽orita Pennebacker, pero 驴hay alguna raz贸n por la que crea que lord Downey puede rechazar mi petici贸n? 鈥”pregunt贸 Sasuke.


鈥”N-no 鈥”respondi贸 ella negando con la cabeza.


鈥”Entonces seguiremos adelante con lo dicho 鈥”sonri贸 茅l.


La cara de la mujer enrojeci贸 y los ojos se le dilataron a causa de la sorpresa.


鈥”驴Sakura? 鈥”grit贸.


Esta dirigi贸 a Jared una r谩pida mirada asesina y luego sonri贸 con amabilidad a la se帽orita Pennebacker.


鈥”Estoy de acuerdo con lord Uchiha.


鈥”隆Oh, querida! 鈥”volvi贸 a exclamar la se帽orita Pennebacker, quien, aturdida por la noticia de la inminente boda, se desplom贸 encima del sof谩 y se qued贸 con la mirada fija en el techo.


鈥”隆Ay, se帽or! 鈥”suspir贸 Sakura, entreg谩ndole su taza a Hinata para acudir en auxilio de su guardiana.
Cap铆tulo 12 & 13. por Candy-Uchiha
Notas de autor:
Esta historia ni sus personajes no me pertenecen, es una adaptaci贸n de la autora Julia London... Los personajes le pertenecen a M. Kishimoto. Yo solo la adapt贸 para compartirla con todos ustedes.
CAP脥TULO 12


A lady Waterstone la visita de lady Flynn le produjo acidez de est贸mago. Lady Flynn fue la primera en aparecer en el umbral de la puerta de Miranda al d铆a siguiente de la maldita subasta ben茅fica con la noticia de la supuesta proposici贸n de matrimonio que Uchiha le hab铆a hecho a una jovencita.

Lady Flynn presum铆a de ser la primera en comunicar todos los pormenores de la vida de Uchiha, y Miranda no ve铆a ninguna raz贸n por la que esta vez tuviera que ser diferente.


Sonri贸 al escuchar el extraordinario relato de lo sucedido en la subasta, y le asegur贸 a lady Flynn que estaba al tanto de los planes de Uchiha para casarse, y que no le importaba.


鈥”Seguir茅 siendo su amiga especial 鈥”explic贸 con una astuta sonrisa.


Pero al instante, la sensaci贸n de amargura se convirti贸 en n谩useas y no pudo ocultar su resentimiento.


鈥”Van a casarse de inmediato, en Broderick Abbey 鈥”la inform贸 lady Flynn eligiendo un dulce de la bandeja鈥”. 驴Sabes lo que significa eso?


鈥”No tengo ni idea 鈥”respondi贸 Miranda鈥”. 脡l no me ha dicho nada al respecto.


鈥”Pues bien, yo te dir茅 lo que se cree en todo Londres 鈥”prosigui贸 lady Flynn con insolencia鈥”, y es un esc谩ndalo.


Miranda se imaginaba muy bien lo que deb铆a de ser.


Cuando lady Flynn se despidi贸, le dijo al mayordomo que no quer铆a recibir m谩s visitas, se encerr贸 en su dormitorio y se sent贸 en la silla abraz谩ndose a s铆 misma y llena de preocupaci贸n.


Sasuke no le hab铆a dicho siquiera que se fuera a casar. Tampoco hab铆a contestado a su carta. No hab铆a hablado con ella desde el d铆a en que fue a decirle que entre ellos todo se hab铆a acabado.


A Miranda se le aceler贸 el pulso cuando le oy贸 decir eso. Atraves贸 r谩pidamente la estancia, le puso la mano en la mand铆bula y lo mir贸 fijamente a los ojos.


鈥”Mi amor, no lo estar谩s diciendo en serio 鈥”hab铆a susurrado con voz sensual鈥”. Es imposible que me abandones para siempre, despu茅s de todo lo que hemos compartido.


El le dirigi贸 una fr铆a sonrisa, mir谩ndola fijamente mientras le rodeaba la mu帽eca con los dedos y le apartaba la mano de su cara.


鈥”Lo 煤nico que hemos compartido es el mutuo deseo f铆sico.
Mi situaci贸n y mi responsabilidad para con el t铆tulo son para siempre. Tengo que cumplir con mi obligaci贸n.


鈥”隆Claro que s铆! Pero 驴qu茅 tiene eso que ver conmigo? 驴Qu茅 tiene que ver con nosotros?


El la mir贸 a la cara y apret贸 los labios, convertidos en una fina l铆nea.


鈥”Nada 鈥”respondi贸 en voz baja鈥”. Por eso la doy por terminada. La verdad es que no significamos nada el uno para el otro.


Miranda se sinti贸 ofendida por la facilidad con la que lo dijo, y se qued贸 sin aliento a causa del dolor.


鈥”Eres cruel.


鈥”驴Lo niegas?


鈥”隆Claro que lo niego! 隆Yo te amo! 鈥”grit贸 ella, pero en realidad no le amaba. Le gustaba y le gustaba a煤n m谩s su relaci贸n f铆sica.


Lo que m谩s lo atra铆a de 茅l era su posici贸n en la sociedad, su notable riqueza y su generosidad. De repente, se sinti贸 muy vulnerable. Por primera vez desde que hab铆a empezado su apasionada relaci贸n, tuvo miedo de perderlo como protector.


Las n谩useas provocadas por el temor, se intensificaron cuando se despidi贸 de ella.Pero a Miranda no se la derrotaba con tanta facilidad,. Iba a volver a llevarlo a su cama y sus regalos volver铆an a llenar su casa y su armario. Cuando hubiera cumplido con su deber con su joven esposa, querr铆a a una mujer de verdad.


Para convencerse de que tal cosa era cierta, Miranda decidi贸 ir a echar un vistazo a la joven novia.


Hinata declar贸 que Sakura se hab铆a vuelto loca. 脡sta convino en que era muy posible, pero adujo que, como todo estaba sucediendo con tanta rapidez, no le daba tiempo a pensar; s贸lo dispon铆a de tres d铆as para preparar el viaje, y luego, una vez en Broderick Abbey, tendr铆a otros tres para organizar la boda.

No hab铆a ocasi贸n de hablar largo y tendido sobre el hecho de que iba a convertirse en la esposa de un hombre que alg煤n d铆a ser铆a duque.


Un hombre al que apenas conoc铆a.

Esa idea se le pasaba por la cabeza a menudo.


Tanto como la de que no ten铆a nada que ponerse.


Para empeorar el asunto, conforme los rumores se iban divulgando por Mayfair, de repente, empezaron a importunarla un mont贸n de visitas. Mujeres a las que pr谩cticamente no conoc铆a aparec铆an como si fueran viejas amigas, para enterarse de los detalles de su boda y del noviazgo.


La primera en presentarse fue, por supuesto, lady Anko, haciendo gala de un tono de voz tan desagradable como su aspecto.


鈥”驴C贸mo es posible 鈥”pregunt贸 sin ning煤n pre谩mbulo鈥” que hayas aceptado hacer algo tan indecoroso?


鈥”驴Disculpe? 鈥”protest贸 Sakura.


鈥”隆No disimules conmigo, jovencita! 隆Esas prisas por conseguir una licencia especial para casaros dentro de quince d铆as son un esc谩ndalo! 隆Todo el mundo va a pensar que est谩s embarazada! 鈥”grit贸 golpeando el suelo con la sombrilla a cada palabra.


鈥”隆No creo que todo el mundo est茅 pendiente de mi boda, lady Anko, pero si as铆 fuera, me dar铆a lo mismo!


La mujer jade贸 a causa de la sorpresa.


鈥”驴Tienes idea de lo decepcionada que estar铆a tu madre? 鈥”exclam贸.


鈥”隆Mi madre me felicitar铆a por realizar una boda tan adecuada e inteligente!


鈥”隆Ah! 隆Eres incorregible! 鈥”exclam贸 lady Anko. Estaba tan furiosa de que Sakura no atendiera a razones, que no se qued贸 demasiado tiempo.


Cuando aparecieron las se帽oritas Molly Frederick y Anne Williams, Sa sospech贸 que era su amiga, lady Karin, quien las hab铆a mandado. Despu茅s de las felicitaciones de rigor y de hablar de la boda, la se帽orita Frederick expres贸 sus pensamientos en voz alta.


鈥”驴C贸mo cree usted que decidi贸 lord Uchiha pedir su mano? Despu茅s de todo, hab铆a muchas debutantes a quienes pod铆a hab茅rsela pedido.


鈥”Supongo 鈥”respondi贸 Sakura con tono alegre鈥”, que se sinti贸 atra铆do por mi natural encanto.


Hinata, que estaba sentada frente a ella, estuvo a punto de escupir el t茅 cuando las se帽oritas Frederick y Williams intercambiaron una mirada de asombro ante su falta de modestia.


鈥”Es cierto que es usted encantadora 鈥”minti贸 la se帽orita Williams鈥”, pero no creo que le guste estar casada con alguien cuyo alocado comportamiento es conocido por todos.


鈥”驴Alocado? 驴Lord Uchiha? 鈥”respondi贸 Sakura con una alegre carcajada鈥”. Lo cierto es que a mi prometido le encanta el deporte 鈥”dijo, haciendo memoria de las cosas que hab铆a le铆do o averiguado sobre 茅l鈥”. Pero creo que cambiar谩 una vez que estemos casados.


Hinata, a espaldas de la se帽orita Frederick, puso los ojos en blanco.


鈥”Estoy segura de que lo har谩 鈥”convino la se帽orita Frederick con una sonrisa forzada鈥”, pero a pesar de todo, a m铆 no me gustar铆a estar casada con un libertino.


鈥”驴De verdad? 鈥”pregunt贸 Sakura con una sonrisa maliciosa鈥”. Yo pienso que el matrimonio con un libertino debe de ser mucho m谩s apasionante que con un vicario 鈥”dijo, sabiendo muy bien que el vicario de una parroquia hab铆a declarado su intenci贸n de casarse con la se帽orita Frederick.


Y, de hecho, 茅sta se puso bastante colorada y no volvi贸 a mencionar al libertino.


Cuando se hubieron marchado, Hinata se cruz贸 de brazos y movi贸 la cabeza de un lado a otro.


鈥”Eres una descarada.

鈥”驴Por qu茅? 鈥”quiso saber Sakura鈥”. 驴Por qu茅 debo darles explicaciones a gente como ellas? 驴Por qu茅 todos est谩n tan ansiosos de saber la raz贸n por la que el marqu茅s de Middleton me ha ofrecido matrimonio a m铆, la pobre Sakura Haruno? 驴Por qu茅 no pueden aceptar simplemente que me aprecia?

鈥”No lo s茅... 驴Quiz谩 porque todo ha sucedido demasiado r谩pido y sin ning煤n noviazgo? 鈥”pregunt贸 Hinata.

Sakura la ignor贸.

Lo mismo que hizo con el resto de las entrometidas visitantes. Ten铆a sus dudas, por supuesto, pero no pod铆a soportar que todos creyeran que no se merec铆a tanto afecto como cualquiera. Seguro que se lo merec铆a tanto como lady Karin. Se enfrent贸 a todas aquellas preguntas cargadas de desprecio; pero nada la hab铆a preparado para la visita de la tentaci贸n personificada: lady Waterstone.


Apareci贸 un d铆a, acompa帽ada de algunas de las mujeres de la Sociedad Ben茅fica de las Damas.


鈥”Debe de estar usted muy feliz 鈥”dijo, cogiendo las manos de Sakura y sonriendo de una forma que hizo que a 茅sta se le helara la sangre.


鈥”Lo estoy 鈥”afirm贸, quiz谩 con demasiada vehemencia.


鈥”驴Cree que le gustar谩 m谩s Broderick Abbey que la ciudad? 鈥”pregunt贸 lady Waterstone con los ojos brillantes.


鈥”N... No lo s茅 鈥”contest贸 Sakura con franqueza鈥”. No conozco Broderick Abbey.


鈥”Creo que le va a encantar y el aire del campo es maravilloso. Es un lugar estupendo para los ni帽os鈥”la inform贸鈥”. Yo he estado all铆 muchas veces 鈥”prosigui贸 mientras tomaba asiento sin esperar a que Sakura se lo ofreciera鈥”. Lo que m谩s me gusta es la habitaci贸n principal. Est谩 decorada con colores muy acogedores. 鈥”Levant贸 la vista, observ贸 la expresi贸n horrorizada de Sakura y sonri贸鈥”. Cuando 茅l no est谩, la casa se abre al p煤blico, 驴lo sab铆a?


鈥”No 鈥”respondi贸 Sakura con voz d茅bil鈥”, no lo sab铆a.


Sakura tuvo problemas para decir mucho m谩s durante todo el tiempo que dur贸 la visita; se obsesion贸 pregunt谩ndose en cu谩ntas ocasiones habr铆a estado lady Waterstone en Broderick Abbey, y, concretamente, en la habitaci贸n principal.

驴Durante cu谩nto tiempo hab铆an sido amantes? 驴C贸mo era posible que por ella hubiera abandonado a una mujer tan sofisticada y bella como lady Waterstone?


Estaba impaciente por que la entrevista terminara, y cuando por fin lo hizo, se prometi贸 a s铆 misma que no aceptar铆a m谩s visitas.


De todas las mujeres que la visitaron, tan s贸lo la se帽orita Grace Holcomb fue amable con ella, y pareci贸 estar excitada de verdad por el hecho de que fuera a casarse con un marqu茅s.


鈥”Es muy atractivo y simp谩tico. Me alegro mucho de su buena suerte, lady Sakura. Espero tener la misma fortuna alg煤n d铆a 鈥”hab铆a declarado con total sinceridad.


Ni siquiera Hinata era amable con ella; pero la verdad es que estaba muy nerviosa por todo el asunto, confeccionando el vestido de novia de Sakura y cosiendo hasta bien entrada la noche, adem谩s de ayudar con los preparativos del viaje a Broderick Abbey.


鈥”No s茅 en qu茅 estabas pensando 鈥”estall贸 al fin el d铆a que Sakura ten铆a que ir a ver al padre de Uchiha, el duque鈥”. Reconozco que has conseguido casarte, con un muy buen partido, Sakura, pero 驴dentro de una semana? 隆No hay tiempo para hacer nada!


鈥”驴Y de d贸nde vas a sacar una doncella? 鈥”pregunt贸 Lucille con la misma insistencia鈥”. 隆No puedes ser marquesa y no tener doncella! 隆Todo el mundo har谩 comentarios!


鈥”Muy cierto 鈥”dijo Sakura, pensativa.


Nadie dijo nada durante un momento, y luego, despacio, todos los ojos se volvieron hacia Sally, que estaba sentada en la silla.

La muchacha abri贸 mucho los ojos.


鈥”驴Yo?

鈥”隆S铆! 鈥”exclam贸 Sakura.

鈥”隆Ah, no! 鈥”protest贸 Sally, levant谩ndose鈥”. 隆No pienso irme a vivir entre paletos!


鈥”Me parece un poco presuntuoso por tu parte, si quieres saber mi opini贸n 鈥”le espet贸 Lucille.


鈥”Perd贸n, milady, pero nunca he conocido a ning煤n tipo del campo que supiera d贸nde tiene el culo...


鈥”Te pagar茅 bien 鈥”dijo Sakura con rapidez antes de que Sally terminara la frase.


鈥”驴Pagarme? 鈥”pregunt贸 Sally, tranquiliz谩ndose un poco鈥”. 驴Cu谩nto?


鈥”Ciento cincuenta libras 鈥”respondi贸 Sakura, ignorando la exclamaci贸n de sorpresa y desaliento de Lucille鈥”. Llegar谩s a Broderick Abbey una semana despu茅s de m铆 con todo el ajuar que Hinata consiga reunir.


Sally puso los brazos en jarras, tom贸 aire y asinti贸 con la cabeza.


鈥”Hecho. Pero no voy a quedarme a vivir para siempre en el campo, milady. Como mucho, seis meses.


鈥”Me parece bastante justo 鈥”acept贸 Sakura.


鈥”Bueno, si insistes en llev谩rtela, le ense帽ar茅 a hacer bien el equipaje, como toda buena doncella 鈥”intervino Lucille, al parecer bastante contenta de que Sally tambi茅n se fuera鈥”. Vamos 鈥”orden贸.


鈥”Voy. No hace falta que sea tan estirada 鈥”protest贸 la muchacha, disponi茅ndose a obedecer a Lucille.


鈥”驴Y Ino? 鈥”pregunt贸 Hinata cuando ella y Sakura se quedaron solas鈥”. No puedes casarte sin estar ella presente. Le va a sentar muy mal.


鈥”Aunque pudiera ir en busca de Ino, ella no volver铆a 鈥”contest贸 Sakura鈥”. Est谩 metida en problemas hasta el cuello.


El d铆a anterior, hab铆a llegado una carta de su prima en la que 茅sta dec铆a que estaba muy sorprendida por los cambios hallados en la antigua mansi贸n familiar, y en especial por lo pobre que se ve铆a en aquellos momentos.


芦Nada es como lo recordaba禄, escrib铆a.

芦La finca est谩 en mal estado. El se帽or Percy cree que, tal vez, mi t铆o se meti贸 en alguna deuda bastante importante por culpa de su afici贸n a los caballos.禄


鈥”隆Otra vez el se帽or Percy! 鈥”hab铆a exclamado Sakura cuando la ley贸.


芦Sin embargo, a pesar de los muchos cambios, conf铆o en que podr茅 averiguar lo que ha sucedido con la propiedad y regresar pronto. El se帽or Percy me ha convencido para que busque un abogado que sea capaz de investigar c贸mo est谩 todo.禄


鈥”驴Qui茅n es ese se帽or Percy? 鈥”grit贸 Hinata鈥”. 驴C贸mo sabemos que se puede confiar en 茅l?


鈥”No podemos. Esto no me gusta nada 鈥”dijo Sakura鈥”. 隆Escr铆bele de inmediato y dile que no conf铆e en el misterioso se帽or Percy!


鈥”Lo har茅 despu茅s de cenar. Ahora tenemos demasiadas cosas que hacer con tu maldita boda como para entretenernos en escribirle a Ino 鈥”contest贸 Hinata irritada.


鈥”Bueno, Hinata, ya s茅 que est谩s disgustada, pero 驴qu茅 otra cosa pod铆a hacer? 鈥”exclam贸 Sakura鈥”. 隆Sabes tan bien como yo que si no me caso ahora, lord Downey me entregar谩 a sir Ch玫ji en cuanto llegue! 隆Al menos, de esta manera nos aseguramos de no quedar en la miseria!


鈥”隆No es posible que pienses s贸lo en el dinero! 驴Te gusta? 驴Ten茅is algo en com煤n que indique que vais a ser compatibles como marido y mujer? Con un noviazgo como Dios manda podr铆as averiguar si os llev谩is bien.


Sakura resopl贸 al o铆r eso.


鈥”No seas ingenua. El matrimonio se basa en la conveniencia y en el dinero, Hinata...


鈥”驴Y si no es conveniente? 驴Que har谩s si, a pesar de su dinero, te hace infeliz?


鈥”驴A qu茅 te refieres? 鈥”quiso saber Sakura鈥”. 隆Esta es una buena uni贸n, tanto por riqueza como por clase social! 隆Y si no le gusto, supongo que cada uno vivir谩 su vida!


鈥”Es obvio que 茅l vivir谩 su vida 鈥”le espet贸 Hinata鈥”, en la cama de lady Waterstone.


Sakura no hubiera podido decir por qu茅 esa observaci贸n le doli贸 tanto, pero mir贸 a su hermana enfadada.


鈥”No le conoces 鈥”dijo en voz baja.


鈥”Y t煤 tampoco 鈥”respondi贸 Hinata con firmeza鈥”. As铆 que permite al menos que el noviazgo dure un tiempo prudencial.


鈥”No 鈥”se neg贸 Sakura, obstinada鈥”, no es necesario. S茅 que me aprecia de verdad, lo noto.


Y era cierto que lo cre铆a; desde luego, ella hab铆a acabado por tenerle cari帽o. Era amable y divertido de una manera que le parec铆a fascinante. Y cuando sonre铆a... Dios, cuando sonre铆a ella se derret铆a.

Hinata suspir贸, sacudi贸 la cabeza y se sent贸.


鈥”Est谩s loca 鈥”declar贸, y se neg贸 a decir una palabra m谩s mientras la aguja iba y ven铆a cosiendo el vestido que Sakura se iba a poner el d铆a de su boda con Uchiha.


Perfecto; Sakura estaba a punto de conocer al duque de Uchiha y no ten铆a tiempo para discutir con Hinata. Levant贸 la barbilla y se contempl贸 en el espejo.

Llevaba puesto un vestido de d铆a que Hinata hab铆a hecho para ella, de un suave color ciruela con detalles en negro.


鈥”驴Qu茅 te parece? 鈥”pregunt贸, volvi茅ndose de espaldas al espejo para ver la cola que ca铆a desde la uni贸n de los hombros hasta el suelo.


Hinata la mir贸 y frunci贸 el cejo.


鈥”驴C贸mo vas a explicarle al duque que te vas a casar tan r谩pido sin el consentimiento de tu padrastro?


Buena pregunta. Aunque nunca lo admitir铆a, Sakura estaba aterrada por ir a conocer al duque. S贸lo lo hab铆a visto un par de veces, por lo general de lejos, en un baile o en una reuni贸n, y siempre le hab铆a parecido muy severo, estirado y distante.


鈥”No s茅 c贸mo voy a explic谩rselo 鈥”mascull贸鈥”. Apenas soy capaz de explic谩rmelo a m铆 misma. Y ahora, por favor, dime qu茅 tal estoy.


鈥”Preciosa. No va a poder decir nada contra tu aspecto. Le vas a proporcionar unos hermosos herederos.


Herederos. Sakura suspir贸. Otra cosa en la que no hab铆a pensado. 隆Se帽or, cu谩nto echaba de menos a su madre!


Sin embargo, no ten铆a tiempo, porque minutos despu茅s se oy贸 un golpe en la puerta y Morris grit贸 desde el otro lado...


鈥”隆Hay un carruaje esper谩ndola, milady!


En ese mismo momento, la puerta se abri贸 de golpe y apareci贸 Sally.


鈥”隆Y menudo carruaje! 鈥”exclam贸, agarrando la mano de Sakura y oblig谩ndola a asomarse a la ventana para verlo.


En la calle hab铆a un coche tan nuevo, que el dorado blas贸n de Uchiha lanzaba destellos bajo la luz del sol. Tiraban de 茅l dos enormes caballos de color gris, adornados con penachos negros y dorados.

鈥”隆Santo Dios! 鈥”murmur贸 Sakura mientras Hinata la apartaba para mirar.


鈥”隆Oh! 鈥”exclam贸 Hinata, maravillada鈥”. Nunca hab铆a visto de cerca un carruaje tan elegante como 茅se.


鈥”Yo s铆 鈥”dijo Sally observ谩ndolo detenidamente.


Sakura y Hinata la miraron, y luego volvieron a contemplar el coche.


鈥”驴Crees que los asientos ser谩n de terciopelo? 鈥”pregunt贸 Hinata en un susurro.


鈥”Pues claro que lo ser谩n 鈥”les asegur贸 Sally de inmediato.


鈥”Si no le importa, milady 鈥”intervino Morris a su espalda. Las tres mujeres se volvieron鈥”, el cochero est谩 esperando.


鈥”驴El cochero? 驴No ha venido lord Uchiha para acompa帽arme? 驴C贸mo iba a presentarse ante la puerta del duque sin su prometido?


鈥”No lo s茅, milady. S贸lo digo lo que me han dicho.


鈥”Dile al cochero que bajar茅 en seguida.


Cuando Morris sali贸, Hinata mir贸 a Sakura con desconfianza.


鈥”驴D贸nde est谩?


鈥”Es evidente que me debe de estar esperando dentro del carruaje, o en Redford House 鈥”contest贸 Sakura con firmeza, aunque no muy convencida, mientras recog铆a su peque帽o bolso.


鈥”Recuerda 鈥”aconsej贸 Hinata con cari帽o鈥”, tienes que ser muy amable y sonre铆r mucho. El duque quiere saber que eres una mujer afable y no una que causa problemas.


鈥”Pero...


鈥”Pens谩ndolo bien 鈥”la interrumpi贸 Hinata con rapidez mientras le entregaba el abrigo a juego con el vestido que hab铆a modificado para ella鈥”, puede que lo mejor sea que no hables para nada si puedes evitarlo.


Sakura lanz贸 un resoplido mientras met铆a los brazos por las mangas del abrigo.


鈥”Gracias, querida. 鈥”Recogi贸 el sombrero, bes贸 a su hermana y se despidi贸 de Sally con la mano al salir.


Deber铆a sentirse feliz, pens贸, pero no lo estaba en absoluto. Nunca hab铆a tenido tanto miedo en toda su vida; ten铆a la sensaci贸n de que iba a asistir a un funeral.








CAP脥TULO 13


Uchiha no la estaba esperando en el interior del carruaje, y tampoco hab铆a mandado ning煤n mensaje.

El cochero le dijo que ten铆a que llevarla a la mansi贸n Redford, en Park Lane y que no hab铆a recibido m谩s instrucciones.


Cuando el coche se detuvo en el peque帽o patio de la palaciega mansi贸n y el lacayo abri贸 la puerta, a Sakura se le hizo un nudo en el est贸mago.

驴Qu茅 ten铆a qu茅 hacer? 驴Seguir adelante sin su prometido?


Al parecer as铆 era, pens贸 cuando el lacayo dio un paso hacia ella y sostuvo su mano enguantada. Sakura se inclin贸 hacia adelante y mir贸 al exterior, donde otros dos lacayos iban corriendo para situarse a ambos lados de la puerta, al final de la escalera.


鈥”Es... 鈥”dijo con un ligero estremecimiento鈥”, 驴est谩 lord Uchiha dentro?


El lacayo mir贸 por encima de su hombro.


鈥”No le veo, milady.


鈥”驴No? 鈥”pregunt贸 en voz baja, estirando el cuello para echar una ojeada al patio鈥”. Le confieso que estoy un poco sorprendida. 驴Est谩 seguro de que su se帽or铆a no me envi贸 un mensaje? Tal vez dej贸 instrucciones para que lo esperara en alg煤n otro sitio.


El lacayo la ayud贸 a bajar con una ligera sonrisa.


鈥”No, milady, pero quiz谩 el mayordomo del duque la pueda ayudar.


鈥”隆Claro, el mayordomo! 鈥”exclam贸 con alivio鈥”. Deber铆a hab茅rseme ocurrido a m铆. Gracias.


Ahora el lacayo sonre铆a abiertamente y se toc贸 el ala del sombrero.


鈥”Ha sido un placer 鈥”dijo, se alej贸 y mir贸 al frente mientras ella se colocaba el abrigo y el sombrero.


Se alis贸 el vestido y se qued贸 all铆 de pie todo el tiempo que pudo sin llamar la atenci贸n, luego subi贸 de mala gana los escalones y les sonri贸 a los lacayos que estaban ante la puerta.

Demasiado tarde para dar media vuelta; supuso que estaba a punto de conocer a su futuro suegro sin la ventaja de que la presentara su futuro marido.

驴Por qu茅? 驴Habr铆a cambiado de idea? 驴Hab铆a descubierto que no quer铆a casarse con ella, pero la carta en la que se lo comunicaba no hab铆a llegado todav铆a?


No, eso era una estupidez. De ser as铆 no le habr铆a enviado el carruaje. Aunque tal vez ten铆a intenciones de casarse con ella, pero pretend铆a abandonarla a su suerte, empezando por que se presentase a s铆 misma a su padre. Fuese cual fuera la raz贸n, no auguraba un buen principio para su matrimonio.


Mientras estaba considerando el aprieto en que se encontraba, las enormes puertas de la entrada se abrieron, y apareci贸 un hombrecillo impecablemente vestido.


鈥”驴Puedo ayudarla, milady?


鈥”Buenas tardes. Estoy... 鈥”芦Esperando a que mi prometido tenga la cortes铆a de presentarme a su padre.禄


El mayordomo lade贸 la cabeza.


鈥”Soy lady Sakura Haruno 鈥”anunci贸, levantando la barbilla y terminando de subir.

Si algo hac铆an bien las mujeres Haruno era enfrentarse a las adversidades. Ya hab铆a conocido duques anteriormente y aqu茅l no era diferente; llevar铆a prendida en el pecho una medalla de alguna orden real, exactamente igual que el resto.


Cuando lleg贸 a la puerta, el mayordomo se apart贸 para permitirle el paso. Ella entr贸 como si fuera la reina del castillo, se detuvo ante una consola y empez贸 a quitarse el sombrero.


鈥”驴Le comunico a su se帽or铆a el motivo de su visita? 鈥”pregunt贸 con educaci贸n el mayordomo.


鈥”驴No me est谩 esperando? 鈥”inquiri贸 ella, entreg谩ndole el sombrero鈥”. Me parece que no he tra铆do ninguna tarjeta...


鈥”No hace falta. Le dir茅 que ha venido. 鈥”Hizo una profunda reverencia, deposit贸 el sombrero en la consola y se alej贸.


Su se帽or铆a iba a pensar que era una mujer de costumbres licenciosas, por atreverse a ir sola a visitarle. Cuanto m谩s lo pensaba, m谩s se enfadaba; se quit贸 los guantes dedo a dedo y los deposit贸 tambi茅n en la consola, junto al sombrero. Los lacayos hab铆an regresado, se deshizo del abrigo y lo sostuvo colgando de un dedo, en direcci贸n a uno de ellos.


脡l se apresur贸 a hacerse cargo del mismo. Mientras esperaba, absorta en sus pensamientos, la puerta principal volvi贸 a abrirse, dando paso a Uchiha; la capa se le enredaba en los tobillos mientras avanzaba hacia ella.


鈥”Perdona 鈥”se disculp贸, agach谩ndose para besarla en la mejilla鈥”. Me han retenido unos asuntos importantes.


驴Importantes?

Ol铆a a whisky y a humo. Lo mir贸 enfadada; pod铆a imaginar con facilidad cu谩les hab铆an sido esos asuntos importantes.


El no pareci贸 reparar en su expresi贸n mientras se quitaba la capa con impaciencia y se la entregaba al lacayo que estaba esperando.


鈥”驴Est谩s preparada? 鈥”pregunt贸, coloc谩ndose bien los pu帽os de la camisa.


鈥”驴Preparada?


Uchiha la mir贸 de reojo.


鈥”Para conocer al duque de Uchiha.


All铆 estaba, 驴no?


鈥”Supongo que s铆 鈥”respondi贸.


鈥”Muy bien 鈥”dijo 茅l con energ铆a, ofreci茅ndole el brazo鈥”, entonces entremos a la guarida del le贸n.


Sakura iba a preguntarle qu茅 hab铆a querido decir con eso, pero 茅l ya le hab铆a cogido la mano, la hab铆a colocado en su brazo y echado a andar.


鈥”Te aconsejo que no hables demasiado 鈥”la avis贸 muy serio鈥”. Prolongar la conversaci贸n no servir铆a de nada. Contesta cuando te hable y permite que te mire, pero aparte de eso, no digas nada.


鈥”驴Perd贸n? 鈥”pregunt贸 Sakura, indignada y liberando el brazo de un tir贸n.


Sasuke se detuvo y suspir贸 irritado al tiempo que se volv铆a para quedar frente a ella.


鈥”Lady Sakura 鈥”dijo demasiado seco y formal para ser el hombre con el que se iba a casar al cabo de pocos d铆as鈥”, cr茅ame, conozco bien a ese hombre. No es una persona demasiado agradable, y, en vista de que no fue 茅l quien la eligi贸 para ser mi esposa, no est谩 de humor para recibirla.


Sakura se qued贸 perpleja.


鈥”Por lo tanto 鈥”prosigui贸 Sasuke haciendo caso omiso de su expresi贸n de sorpresa鈥”, te recomiendo que hables lo menos posible y as铆 podr谩s salir indemne, 驴entendido?


鈥”驴Indemne? 鈥”repiti贸 ella, molesta鈥”. 驴Y has esperado a ahora para decirme que tu padre no est谩 de acuerdo con el compromiso? 鈥”exclam贸 mirando por encima de su hombro con desesperaci贸n鈥”. 驴No crees 鈥”pregunt贸 con un indignado susurro, poni茅ndose de puntillas para que sus labios quedaran a la altura del o铆do de 茅l鈥” que deber铆as hab茅rmelo dicho antes?


Sasuke se ech贸 a re铆r.


鈥”驴Antes? 驴Te has olvidado de que te propuse matrimonio el viernes pasado?


Sakura se ruboriz贸 un poco.


鈥”Sigo creyendo que podr铆as haber encontrado el momento para dec铆rmelo.


El volvi贸 a sonre铆r y le acarici贸 la mand铆bula con los dedos.


鈥”No tuve tiempo 鈥”afirm贸鈥”, y, adem谩s, que lo supieras antes no hubiera influido en la actitud de mi padre.


En eso ten铆a raz贸n y, adem谩s, cuando 茅l sonre铆a de esa manera, Sakura se derret铆a por completo. All铆, en aquel gran vest铆bulo alfombrado, con los retratos de los antepasados de Uchiha observ谩ndola, dese贸 que Sasuke la amara de verdad.


鈥”Bueno 鈥”pregunt贸 茅l mir谩ndole los labios鈥”. 驴Seguimos o prefieres posponer la entrevista?


鈥”No 鈥”contest贸 ella con suavidad鈥”. Vamos a la guarida del le贸n.


El duque de Uchiha era un hombre orgulloso, pero si hab铆a algo que le produjera m谩s orgullo que cualquier otra cosa, era su hijo, Sasuke. Le quer铆a y quer铆a que le sucediera en el t铆tulo, que obtuviera el respeto que su cargo se merec铆a.


Pero a Fugaku le preocupaba que su hijo se pareciera demasiado a su madre en algunos aspectos. Era tan so帽ador como lo fue ella. Lo peor de 茅l era que siempre cre铆a ser tan libre como cualquier hombre normal, libre de ir y venir a su antojo sin dar explicaciones a nadie.

Nunca hab铆a entendido ni aceptado las responsabilidades que lo ataban. No era libre; en algunos aspectos estaba prisionero de por vida. Sus pares miraban con lupa todos sus movimientos y se contaban las veces que le sonre铆a a una mujer. Cualquier asunto suyo, por nimio que fuera, se analizaba en los clubes de caballeros de la ciudad.


Desde luego, hab铆a muchos privilegios que compensaban las r铆gidas reglas de la aristocracia. S贸lo su riqueza ya le ofrec铆a un mont贸n de oportunidades. El t铆tulo y su atractivo f铆sico le pod铆an conseguir a cualquier mujer que deseara del linaje apropiado.

Su padre no pod铆a entender por qu茅 Sasuke no lo ve铆a de ese modo, por qu茅 ten铆a que rebelarse contra su destino.


Pero su hijo nunca lo hab铆a aceptado y a lo largo de su vida hab铆a tomado algunas desafortunadas decisiones que lo hab铆an afectado a 茅l y a mucha m谩s gente.

Apenas unos meses antes, Sasuke hab铆a tomado una decisi贸n tan desastrosa que Fugaku apenas pod铆a creerlo. No sab铆a si lo hac铆a por desafiarlo o porque realmente estaba convencido, aunque estuviera equivocado; parec铆a no ser capaz de entender que ese tipo de conducta afectaba a todo el ducado.


Como 煤nico heredero, cada error, cada gesto de indiferencia que demostraba respecto a sus derechos de nacimiento y nivel social debilitaba a los Uchiha. Un hombre se deb铆a a su t铆tulo y a su familia.

No a s铆 mismo.


Y ahora aquello.

Despu茅s de retozar con la zorra de lady Waterstone, Sasuke se hab铆a doblegado ante la presi贸n y hab铆a pedido la mano de una mujer cuyo linaje no estaba a la altura del de lady Karin Robertson.

Se hab铆a prometido con la hija de una mujer que se hab铆a casado con alguien muy por encima de ella al hacer caer al conde de Haruno en sus redes; con una joven que despu茅s de la muerte de su padre se hab铆a convertido en hijastra de lord Downey. El duque se estremeci贸 s贸lo de pensar en ese hombre.


A pesar de todo, Fugaku no se consideraba a s铆 mismo alguien insensible, le deseaba a su hijo lo mejor. Estaba dispuesto a hacer las paces con Sasuke, quien hab铆a hecho lo que Fugalu le hab铆a pedido, y, si bien este 煤ltimo no aprobaba la uni贸n, la aceptaba.


As铆 pues, se sinti贸 agradablemente sorprendido cuando la mujer que iba a convertirse en su nuera hizo su entrada.

Esperaba ver a un ratoncito, intimidado por lo que le rodeaba y asustado por su estatura, pero lady Sakura no era esa clase de mujer. Cruz贸 la estancia con el ment贸n levantado y los ojos brillantes y le ofreci贸 la mano mientras se inclinaba en una perfecta reverencia.


鈥”Es un placer conocerle, se帽or铆a.


Fugaku la hizo levantarse, gratamente sorprendido.


鈥”Gracias 鈥”dijo, examinando su cara.


Sus enormes ojos verdes parec铆an brillar con una sincera y encantadora sonrisa que hac铆a que se le formara un hoyuelo en cada mejilla. Su pelo, del color de las rosas, estaba recogido con una cinta.


鈥”Ha accedido usted a casarse con mi hijo 鈥”declar贸 en voz alta, m谩s para s铆 que para ella.


鈥”S铆 鈥”respondi贸 ella, sonriendo con gracia.

鈥”驴Y qu茅 opina de eso su padrastro? En vista de que no ha venido, supongo que debe de estar muy contento.


鈥”Mi padrastro no lo sabe todav铆a, se帽or铆a. Est谩 en Francia, y no volver谩 hasta dentro de una semana m谩s o menos.


Aquello lo sorprendi贸 mucho. Fugaku hab铆a dado por hecho que Sasuke hab铆a hablado con el padrastro de Sakura antes de hacerlo con ella. Pero bueno, sab铆a que las costumbres estaban cambiando; en aquellos tiempos, el formalismo de los compromisos no era tan r铆gido como cuando 茅l era joven.


鈥”Bien 鈥”dijo sonriendo a la vez que le indicaba que se sentase鈥”. Habr谩 tiempo suficiente para que d茅 su permiso, 驴no es as铆?


鈥”-No lo s茅 鈥”respondi贸 ella insegura鈥”. No creo que llegue antes de la boda.


Fugaku se detuvo a medio camino hacia una silla y contempl贸 a la joven.


鈥”驴Perd贸n?


鈥”Nos casamos la semana pr贸xima 鈥”intervino Sasuke.


Fugaku not贸 una opresi贸n en el pecho.


鈥”驴La semana que viene? 鈥”bram贸鈥”. 隆Nadie me lo hab铆a dicho!


鈥”Acabamos de decidirlo y hemos venido a dec铆rselo.


Sasuke dijo eso con tanta facilidad, con tanta serenidad, que Fugaku se enfureci贸. El joven sonre铆a tan tranquilo y, al ver su sonrisa, se le ocurri贸 una idea alarmante: su hijo le odiaba.


鈥”驴Puedo preguntar por qu茅 tanta prisa para ir al altar, si no es lo que me imagino?


鈥”No hay nada que imaginar 鈥”contest贸 Sasuke perdiendo la sonrisa鈥”, pero no vimos ninguna raz贸n para retrasarlo... 驴Y usted?


鈥”隆Es un completo esc谩ndalo! 鈥”dijo el duque controlando a duras penas su ira鈥”. 隆Todo el mundo va a pensar que la novia est谩 embarazada!


鈥”Pero no es as铆. Adem谩s, estaremos en Broderick Abbey, alejados de los murmuradores que alimentan rumores como 茅se.


鈥”隆Me da igual adonde te vayas! 隆Igualmente se hablar谩 de ello! 鈥”dijo Fugaku bruscamente.


鈥”Disculpe, se帽or铆a...


Fugaku mir贸 a lady Sakura, sorprendido por la interrupci贸n.


鈥”Yo... yo fui quien quiso adelantar la boda 鈥”anunci贸 con tono indeciso.


Sasuke la mir贸 con asombro y luego se ri贸 por lo bajo. Su padre no estaba seguro de si lo hac铆a s贸lo para molestarlo a 茅l o porque ella le divert铆a. En cualquier caso, se dio media vuelta para enfrentarse a su futura nuera.


鈥”No me importa, lady Sakura; casarse con tanta prisa es una vulgaridad.


Sakura parpade贸 y le mir贸 un instante con sus enormes ojos verdes, luego mir贸 a Sasuke.


鈥”Mi prometida est谩 intentando ayudarme 鈥”dijo 茅l鈥”. La idea fue s贸lo m铆a y ella ha sido tan amable de estar de acuerdo. Es lo mejor para nosotros.


Encolerizado, defraudado, horrorizado y furioso, Fugaku se alej贸 de su irrespetuoso hijo.


鈥”Quiero que detengas esta atrocidad.


Oy贸 el leve jadeo de lady Sakura, pero Sasuke dijo con toda claridad:

鈥”No, se帽or铆a. Estamos decididos. Ya no hay vuelta atr谩s.


El duque se volvi贸 de golpe y atraves贸 a su hijo con una mirada abrasadora.


鈥”驴C贸mo te atreves a alardear de tu impertinencia...?


鈥”No alardear茅 de nada 鈥”lo interrumpi贸 Sasuke con tranquilidad鈥”, ser谩 algo privado, s贸lo la familia y algunos amigos 铆ntimos. Y usted, si quiere.


Eso lo detuvo. Por muchas discusiones que hubiera provocado entre ellos el tema del matrimonio y los herederos, Fugaku estaba emocionado ante la perspectiva de ver casarse a su 煤nico hijo.

Ech贸 un vistazo a la bonita joven que estaba a su lado, que no se hab铆a derrumbado horrorizada y desconsolada como esperaba que hiciera, dada la sensibilidad de las mujeres en general, sino que, por el contrario, parec铆a estar bastante tranquila.


Frunci贸 el cejo. La mir贸 con m谩s detenimiento, de arriba abajo.

鈥”驴Hay alguna raz贸n que indique que no sea capaz de concebir o de parir? 鈥”pregunt贸 sin rodeos.


鈥”隆Se帽or铆a! 鈥”protest贸 Sasuke con vehemencia, pero Fugaku lo hizo callar levantando una mano.


鈥”Es una pregunta justificada.


鈥”No, se帽or铆a 鈥”contest贸 lady Sakura con rapidez, a la vez que sus mejillas se te帽铆an de rojo.


Fugaku suspir贸.


鈥”驴Y cu谩ndo voy a verme sometido a esa atrocidad de boda?


鈥”El pr贸ximo viernes por la ma帽ana 鈥”respondi贸 Sasuke con decisi贸n.


Un nudo de pesar o quiz谩 de decepci贸n se form贸 en la garganta del duque, pero se lo trag贸. Mir贸 a lady Sakura una vez m谩s.

Parec铆a una muchacha fuerte, se imaginaba que no ser铆a propensa a tener desvanecimientos.


鈥”Muy bien. Estar茅 presente.


Sasuke enarc贸 una ceja.


鈥”Gracias 鈥”dijo en voz baja.


鈥”Ahora idos 鈥”orden贸 Fugaku, irritado, alej谩ndose de ellos; incapaz de comprender por qu茅 se sent铆a tan deprimido en ese momento.


Percibi贸 el leve susurro de las faldas y luego los oy贸 abandonar la estancia.

Mucho tiempo despu茅s de que se hubieran ido, a煤n segu铆a ante la ventana, contemplando Hyde Park. Luego se dirigi贸 a su escritorio, cogi贸 un retrato de su esposa y lo contempl贸.


Y dese贸, con cada fibra de su ser, que al menos Sasuke encontrara la felicidad que 茅l no hab铆a podido disfrutar con su madre.
Cap铆tulo 14 & 15. por Candy-Uchiha
Notas de autor:
Esta historia ni sus personajes no me pertenecen, es una adaptaci贸n de la autora Julia London... Los personajes le pertenecen a M. Kishimoto. Yo solo la adapt贸 para compartirla con todos ustedes.
CAP脥TULO 14


La ma帽ana que Sasuke llev贸 a su prometida y a la acompa帽ante de 茅sta a Broderick Abbey, transcurri贸 con rapidez; s贸lo estaban a media hora de la casa cuando se dio cuenta de que se hab铆a pasado todo el viaje sumido en sus pensamientos.


Ech贸 una ojeada a Sakura y a su hermana, que se hab铆an quedado dormidas cuando la anodina charla ya no pudo entretenerlos, poniendo en evidencia lo desconocidos que en realidad eran.

En el transcurso del largo viaje, pens贸 que sent铆a verdadero aprecio por Sakura, pero la idea de casarse con ella todav铆a le causaba sobresalto. Le parec铆a bastante irreal estar a punto de comprometerse para siempre, y adem谩s, con una mujer a la que apenas conoc铆a.

A pesar de la atracci贸n que sent铆a por ella y la forma primitiva en que le afectaba, no pod铆a evitar sentirse atrapado. Estaba a punto de verse encadenado a una vida que no quer铆a y que nunca busc贸 hasta que su padre lo oblig贸 a hacerlo.


El carruaje entr贸 por un camino conocido, bordeado de 谩rboles, que conduc铆a a la entrada de la antigua abad铆a. Era el momento del viaje en que, normalmente, Sasuke se sent铆a inundado de paz.

Su propiedad era el 煤nico lugar del mundo donde estaba libre de las cr铆ticas de su padre, un sitio donde era libre para vivir como le diera la gana. Sin embargo, ese d铆a, lo 煤nico que sinti贸 fue temor, casi como si su padre hubiera logrado invadir tambi茅n Broderick Abbey.


Casi dos kil贸metros m谩s adelante, el camino se ensanchaba bajo los altos y meticulosamente podados robles, que proporcionaban a la mansi贸n un acceso impresionante.

Lo que en la 茅poca medieval fuera una abad铆a, hab铆a sido engullido por la arquitectura georgiana; su casa hab铆a crecido a ambos lados de lo que fue el antiguo monasterio y, ahora cuatro plantas en forma de 芦u禄 se levantaban en medio del c茅sped, mientras que los jardines eran la envidia de muchos arist贸cratas.


Sasuke sacudi贸 suavemente a Sakura. 脡sta abri贸 los ojos y sonri贸; somnolienta, se incorpor贸 y bostez贸 estir谩ndose como un gato.


鈥”Estamos en casa 鈥”anunci贸 茅l, admirando subrepticiamente su esbelta figura mientras ella se mov铆a.


鈥”En casa 鈥”repiti贸 ella, distra铆da, abriendo luego mucho los ojos鈥”. 驴Broderick Abbey? 鈥”pregunt贸 excitada, inclin谩ndose por encima de su hermana para mirar por la ventanilla.


El bosque se espesaba a ambos lados del camino. Era sabido que Broderick Abbey disfrutaba de la mejor caza de toda Inglaterra, y eso se deb铆a, con toda seguridad, a que Sasuke manten铆a los bosques tan intactos como pod铆a. El carruaje gir贸 en una curva y entonces apareci贸 el lago, repleto de truchas y lucios.
En la otra punta del mismo se ve铆a una parte del ganado que se criaba en la finca. La verdad es que era ir贸nico que la fortuna de los Uchiha se hubiera iniciado siglos antes con el comercio de ovejas en Europa.
Su padre todav铆a criaba ovejas en su propiedad; Sasuke criaba terneras.


鈥”驴Qu茅 es aquello? 鈥”pregunt贸 Sakura mientras Hinata se despertaba de su siesta y se reun铆a con ella para mirar por la ventanilla.


Estaba se帽alando las ruinas del antiguo castillo Bridget, que todav铆a permanec铆an en pie en una colina de la propiedad.


鈥”Antiguamente, fue el hogar de los antepasados de mi madre. Fueron expulsados por los partidarios de la casa de York. 鈥”Mir贸 hacia las ruinas y vio a un jovencito encima de un mont贸n de rocas, saludando, mientras el carruaje avanzaba, y el coraz贸n le dio un vuelco.


Sakura se ri贸 con la alegr铆a de una ni帽a en el circo, mientras pasaba por los campos, donde los braceros segaban el heno, y se ve铆an aljibes de piedra en los que se almacenaba el agua de lluvia, m谩s ganado, alguna oveja y balas de heno.


鈥”Deber铆a haberte preguntado por la historia de tu familia, dado que los antepasados de mi padre fueron partidarios de la casa de Lancaster 鈥”anunci贸 ella, haciendo alusi贸n a la Guerra de las Dos Rosas, en la 茅poca medieval鈥”. No ten铆a... 隆Oh! 鈥”exclam贸, perdiendo el hilo de sus pensamientos cuando las puertas de piedra que se帽alaban el inicio de los terrenos de Broderick Abbey entraron en su campo de visi贸n.


脡l supuso que hab铆a un mont贸n de cosas que deber铆an haberse preguntado mutuamente antes de llegar hasta all铆.


鈥”隆Oh, Sakura! 鈥”exclam贸 Hinata con reverencia鈥”. Es precioso. Momentos despu茅s, cruzaban las puertas y rodeaban unos 谩rboles, para llegar ante el arco cubierto de hiedra que daba paso al peque帽o jard铆n delantero de la entrada principal.


El carruaje se detuvo con una sacudida y luego se bambole贸 cuando los lacayos descendieron de 茅l.

Sasuke se ech贸 hacia adelante para observar el patio y las dobles puertas de roble de la entrada, que se abrieron de repente.

Mientras los lacayos colocaban una banqueta y abr铆an la portezuela del coche, una hilera de criados fue saliendo de la casa; las mujeres con el acostumbrado uniforme gris y delantal blanco, y los hombres con la t铆pica librea negra y dorada de la casa Broderick. Y, por supuesto, el mayordomo, Dawson, quien iba colocando en fila al personal para saludar al marqu茅s y a la que iba a ser su esposa y se帽ora de la casa.


Uno de los lacayos de la mansi贸n se adelant贸 a otro cubierto con el polvo del camino y le ofreci贸 la mano a Sakura. Ella vacil贸 un poco, ech贸 un vistazo a Sasuke mientras Hinata la ayudaba con la capa y luego dirigi贸 la mirada hacia los criados que miraban unos por encima de los otros para verla.

Emiti贸 un sonoro suspiro, acept贸 la mano del lacayo y descendi贸 del carruaje. Mientras esperaba a Sasuke, empez贸 a sacudirse la falda del vestido, evitando las curiosas miradas del personal de servicio.


El sali贸 detr谩s de Hinata y le ofreci贸 el brazo a Sakura. Ella mir贸 a la altura del pa帽uelo del cuello, antes de elevar los ojos hacia los de 茅l; Sasuke se percat贸 de su nerviosismo. La entend铆a; la casa era inmensa y ten铆a mucho servicio; supon铆a que era mucho m谩s de lo que estaba acostumbrada. Esboz贸 una sonrisa que esperaba que la tranquilizara.


鈥”Siempre he admirado tu valor, no permitas que te abandone ahora 鈥”la anim贸. Agach贸 la cabeza para verla mejor y se帽al贸 de manera casi imperceptible hacia los criados鈥”. Seguro que te respetan mucho m谩s si les demuestras que no tienes miedo.


Lady Sakura apret贸 los dientes.


鈥”Tienes raz贸n 鈥”mascull贸. Asinti贸 decidida con la cabeza y le puso la mano en el brazo.


Sasuke la condujo hasta el patio, donde empez贸 con las presentaciones, comenzando por el mayordomo.


鈥”Lady Sakura Haruno 鈥”dijo鈥”, por favor, perm铆tame presentarle al se帽or Dawson, ni mayordomo.


Dawson la salud贸 con una reverencia y ella le ofreci贸 la mano.


鈥”Me han hablado muy bien de usted; es un placer conocerle.

El viejo Dawson pareci贸 un poco sorprendido. Estaba habituado a personas como Miranda, que ten铆a la mala costumbre de pasar por delante de 茅l como si no existiera. Le sonri贸 a Sakura y agach贸 la cabeza.


鈥”Milady, el placer es completamente m铆o.


鈥”Va usted a ense帽谩rmelo todo, 驴verdad, Dawson? La abad铆a es tan inmensa que seguro que me perder茅.


鈥”Ser谩 un honor 鈥”contest贸 el hombre, muy complacido por la petici贸n.


Sasuke se volvi贸 despu茅s hacia la se帽ora Hillier, la vieja ama de llaves y antes de eso su ni帽era. La mujer sonri贸 con calidez, como si estuviera deseando estrecharle entre sus brazos. En realidad, era la 煤nica madre que hab铆a conocido durante sus primeros diez a帽os de vida. Por desgracia, todav铆a ten铆a tendencia a ser demasiado maternal.


Sasuke apoy贸 la mano en la delgada espalda de Sakura.


鈥”Mi prometida, lady Sakura鈥”le dijo a la se帽ora Hillier. Y a Sakura鈥”: Permita que le presente a la se帽ora Hillier, el ama de llaves.


La se帽ora Hillier le dedic贸 una radiante sonrisa a su nueva se帽ora.

鈥”Oh, vaya, es usted preciosa, milady.

Sakura se ruboriz贸.

鈥”Me alegro de conocerla, se帽ora Hillier. Voy a necesitar su experiencia para cumplir con mis obligaciones como se帽ora de esta grandiosa casa.

Y, as铆, uno tras otro, fue conociendo al resto del personal que manten铆a en funcionamiento Broderick Abbey: los lacayos y las doncellas, la cocinera y los ayudantes de cocina, el personal de mantenimiento, que inclu铆a al jardinero y a sus ayudantes, los mozos de cuadra y el administrador de la finca. En total, casi tres docenas, un verdadero ej茅rcito.


Y Sakura salud贸 a cada uno de ellos, demostrando un sincero inter茅s por su trabajo. Sasuke not贸, adem谩s, que les tocaba las manos, los hombros y los codos, los miraba directamente a los ojos y les sonre铆a. No era de extra帽ar que ellos miraran con aprobaci贸n a su futura esposa.

Se dio cuenta de que, extra帽amente, se sent铆a aliviado a la vez que contento. Broderick Abbey era su tesoro, para 茅l era importante que los criados estuvieran satisfechos con su empleo, pero hasta ese momento no se hab铆a dado cuenta de hasta qu茅 punto.


Entraron en la casa precedidos de varios miembros del personal, que fueron abriendo habitaciones para que las inspeccionaran. Dawson orden贸 a dos lacayos que trajeran le帽a y a la cocinera que preparara el t茅.


鈥”Se帽ora Hillier, por favor, muestre a las damas sus habitaciones 鈥”pidi贸 Sasuke cuando entraron en el vest铆bulo, ayudando a Sakura a quitarse la pelliza鈥”. Cuando est茅n listas, me reunir茅 con ellas en el comedor oeste para cenar.


鈥”Muy bien, milord. 鈥”La se帽ora Hillier hizo una se帽a a Sakura y Hinata para que la siguieran.


Lanzando una mirada de ansiedad a Sasuke por encima del hombro, Sakura, acompa帽ada de su hermana 鈥”que todav铆a estaba mirando las paredes y el techo鈥”, sigui贸 a la se帽ora Hillier observando al pasar todo lo que la rodeaba.


Sasuke le entreg贸 el sombrero a Dawson.


鈥”Si me lo permite, milord 鈥”pidi贸 el mayordomo.


鈥”驴S铆?

鈥”Enhorabuena por sus pr贸ximas nupcias. Es una mujer muy guapa, si no le molesta que se lo diga.


Una peque帽a sonrisa asom贸 a los labios de Sasuke.

鈥”Lo es. Gracias, Dawson. Ordene que ensillen un caballo, 驴quiere?


鈥”En seguida, milord 鈥”asinti贸 Dawson mirando a un lacayo, que sali贸 corriendo hacia los establos.


Sasuke sigui贸 al lacayo al exterior y recorri贸 el camino de entrada, paseando con tranquilidad hasta los establos.

Mientras esperaba, se recost贸 cansado contra un poste y se llev贸 una mano a la frente. Present铆a que su vida iba a cambiar mucho con ellas all铆, en su casa. La decisi贸n que hab铆a tomado empezaba a parecerle irrevocable.


Quiz谩 lo 煤nico que pasaba era que estaba agotado; Dios sab铆a que no hab铆a dormido en toda la semana, dando vueltas sin parar a su boda y bregando con esas inexplicables sensaciones.


Pero adem谩s se sent铆a vac铆o, como si todo pensamiento normal y sus emociones lo hubieran abandonado, dej谩ndolo hueco y listo para llenarse de otras ideas nuevas y locas emociones desconocidas.


Pero 茅l no deseaba que cambiara nada, a excepci贸n de la concepci贸n de un hijo, un heredero leg铆timo. Por lo dem谩s, quer铆a que todo siguiera igual. Cosa que, se dio cuenta, atemorizado, era imposible en vista de los votos que iba a pronunciar al cabo de unos d铆as.


Sali贸 un mozo de cuadra con una joven yegua.


鈥”Le pido disculpas, milord, s茅 que no es su montura habitual...


鈥”Servir谩 鈥”lo interrumpi贸 茅l haci茅ndose cargo de las bridas. 鈥”Todav铆a est谩 un poco verde, se帽or 鈥”volvi贸 a intentar advertirle el mozo.


Sasuke mir贸 a la joven yegua a los ojos. El animal le devolvi贸 la mirada con un salvajismo que era fiel reflejo de lo que 茅l mismo sent铆a.


鈥”Excelente 鈥”aprob贸, y metiendo el pie en el estribo, mont贸 sobre ella. La yegua empez贸 a corcovear, intentando librarse de 茅l, pero Sasuke apret贸 los muslos a sus costados鈥”. Tranquila, chica 鈥”dijo con dulzura鈥”, tranquila.


Sin embargo, la yegua no estaba de humor para calmarse, y sali贸 corriendo hacia la puerta del cercado intentando tirarle. Sasuke tuvo que hacer uso de toda su fuerza para sujetarse, pero en cuanto abrieron la puerta, le dio rienda suelta y se agarr贸, tensando todos los m煤sculos en su esfuerzo por mantenerse sentado.


La yegua estaba sin domar, pero seguro que no era ni la mitad de fiera de c贸mo se sent铆a 茅l interiormente en esos momentos.


Mientras galopaba, Sasuke empez贸 a pensar que quiz谩 pudiese dejar atr谩s a la invisible bestia que lo persegu铆a. Pero cuando se acercaron a un muro de piedra, experiment贸 un instante de p谩nico. No conoc铆a al animal, no sab铆a si saltar铆a el obst谩culo o se negar铆a a hacerlo.

Sin embargo, era demasiado tarde para frenarlo, de modo que se tumb贸 sobre el cuello del caballo, se sujet贸 a las riendas y cerr贸 los ojos.


Le dio un vuelco el coraz贸n cuando la yegua dio un paso en falso... pero a continuaci贸n not贸 c贸mo se elevaba y ambos volaban.


La se帽ora Hillier les dio a Sakura y a Hinata una r谩pida vuelta por la zona principal de la casa antes de acompa帽arlas hasta lo que iban a ser las habitaciones de
Sakura.


鈥”Las dependencias de las damas est谩n aqu铆鈥”las inform贸 introduci茅ndose en una lujosa sala de estar y en una serie de habitaciones que consist铆an en un dormitorio del tama帽o del sal贸n de Downey, una estancia repleta de divanes tapizados en seda, muebles de madera de cerezo, un vestidor y un ba帽o con sanitarios de porcelana.


Las paredes estaban pintadas de verde claro, y las elaboradas molduras y frisos de papel que adornaban los techos eran de un tono blanco cremoso.


Sakura solt贸 su bolso y observ贸 el magn铆fico entorno mientras la se帽ora Hillier daba vueltas se帽alando algunas cosas. El tirador de la campanilla, el brasero, por si la chimenea no proporcionaba suficiente calor, el lugar donde se guardaban las s谩banas, y el tocador.

Cuando aparecieron los dos lacayos con la le帽a, Hillier se dirigi贸 a ellos mand谩ndoles a derecha e izquierda, y Sakura se acerc贸 a unas enormes ventanas que daban a un verde jard铆n con una gran fuente. Nunca hab铆a vivido en un lugar tan magn铆fico. Ni siquiera Bingley Hall, con todo su esplendor, pod铆a compararse con Broderick Abbey, y eso la intimidaba.

Cuando pens贸 en intentar mejorar la situaci贸n de su familia, no se imagin贸 tanta opulencia. Mientras estaba all铆, mirando distra铆da el hermoso paisaje, percibi贸 algo que se mov铆a; un solitario jinete.


鈥”Su se帽or铆a no tiene establecida una hora determinada para cenar. 驴Le gustar铆a a usted poner una, madame? 鈥”pregunt贸 la se帽ora Hillier.


鈥”No s茅; supongo que deber铆a hablarlo con 茅l 鈥”respondi贸 Sakura distra铆da, mientras ve铆a que el jinete cabalgaba directamente hacia una valla de piedra.


鈥”Es bastante poco convencional en ese aspecto 鈥”la inform贸 la se帽ora Hillier con una ligera carcajada鈥”. Siempre lo ha sido.

Sakura no respondi贸; se le hab铆a acelerado el pulso al advertir que quien cabalgaba con tanta imprudencia hacia aquella valla era Uchiha.


鈥”Nunca ha seguido las normas, ni siquiera cuando era un ni帽o.


鈥”驴Le conoce desde entonces? 鈥”pregunt贸 Hinata mientras Uchiha se aproximaba a la cerca.


La temeridad del comportamiento de Sasuke hel贸 la sangre en las venas de Sakura. Not贸 el instante en que el caballo estuvo en un tris de negarse a saltar, a punto de matarlo. La yegua tropez贸, Sakura cerr贸 los ojos para volver a abrirlos en seguida, a tiempo de ver al animal caer al otro lado de la valla y entrar en el bosque con Uchiha encima y su chaqueta ondeando tras 茅l.


鈥”Ya lo creo; fui su ni帽era.


Sakura tom贸 aire. Lo solt贸. Volvi贸 a respirar 芦驴De qu茅 huyes? 驴Hacia adonde?禄


鈥”Muy bien, al parecer todo est谩 en orden. 驴Hay algo m谩s que pueda hacer por usted, lady Sakura?


芦Contrate una calesa y env铆eme de vuelta a Londres.禄


Sakura se volvi贸 hacia el ama de llaves con una sonrisa.


鈥”No... no, gracias.


La se帽ora Hillier asinti贸 con la cabeza y empez贸 a marcharse.


鈥”S贸lo una cosa m谩s. 鈥”La voz de Sakura hizo que el ama de llaves se detuviera.


鈥”驴S铆, milady?


鈥”驴D贸nde se encuentran las habitaciones del se帽or?


鈥”Justo ah铆 鈥”contest贸 la mujer se帽alando con la cabeza hacia la derecha鈥”. El vestidor se comunica con el de usted. 鈥”Sakura y Hinata intercambiaron una mirada que hizo que la se帽ora Hillier chasqueara la lengua鈥”. No se preocupe porque no sea apropiado, milady; su se帽or铆a residir谩 en otra parte de la casa hasta que est茅n casados.


鈥”Ah 鈥”exclam贸 Sakura, aliviada鈥”. Gracias.


鈥”驴Eso es todo?

鈥”S铆, gracias.

El ama de llaves les dedic贸 una alegre sonrisa y se fue con rapidez, deteni茅ndose s贸lo para colocar algunas toallas en un estante antes de salir por la puerta y cerrarla bien tras ella.


Cuando se hubo ido, Hinata se volvi贸 y se derrumb贸 encima de la cama con un gritito.


鈥”隆Dios m铆o! 鈥”exclam贸鈥”. 驴Hab铆as visto alguna vez un lugar tan maravilloso?


Sakura mir贸 a su alrededor y neg贸 con la cabeza.


鈥”No. Nunca. 鈥”Se sent铆a casi triunfante.

Lo hab铆a conseguido; hab铆a cazado y atrapado a uno de los solteros m谩s solicitados de toda Inglaterra. 隆Por Dios! 隆Si incluso llegar铆a a ser duquesa alg煤n d铆a!


驴Por qu茅 entonces se sent铆a tan indefensa? 驴Era porque Sasuke hab铆a huido de la casa cabalgando como alma que lleva el diablo?

驴Era porque estaba a punto de ser la esposa de un hombre al que apenas conoc铆a? 驴O porque se iba a convertir alg煤n d铆a en la madre de su hijo?

Sakura echaba de menos a su madre; se habr铆a re铆do de sus temores y la habr铆a obligado a seguir adelante, record谩ndole que, una vez cumplidas sus obligaciones como esposa, podr铆a tener cualquier cosa que deseara y, con toda seguridad, pedir algo costoso.

Sakura levant贸 la cabeza. Casi podr铆a o铆r a su madre. 芦T煤 misma te has hecho la cama; ahora te toca dormir en ella. Pero es una cama estupenda, querida.禄

No hab铆a nada que pudiera hacer, en efecto, se hab铆a hecho la cama; hab铆a maquinado e intrigado para conseguirla, de modo que ahora no ten铆a m谩s remedio que tumbarse en ella.


Pero s铆, era una cama bastante agradable.

鈥”Vamos 鈥”orden贸, propinando un juguet贸n manotazo en la rodilla de Hinata鈥”, prepar茅monos para la cena 鈥”a帽adi贸 imitando a la se帽ora Hillier.







CAP脥TULO 15


A lo largo de los siguientes d铆as, llegaron tantas personas a Broderick Abbey que Sakura rara vez ve铆a a su prometido, excepto en las comidas, e incluso entonces estaban rodeados de familiares y amigos.

Despu茅s de cenar, las damas se retiraban a uno de los salones para que lady Anko pudiera ilustrarlas sobre lo que se esperaba de una buena novia (todo parec铆a resumirse en una sola cosa: veneraci贸n).

Los hombres, por su parte, se iban al pueblo de Broderick, de donde regresaban a primeras horas de la ma帽ana, con bastantes copas de m谩s.


Sakura lo sab铆a porque uno de los d铆as, Uchiha y sus dos buenos amigos, Hozuki y Uzumaki, decidieron dedicarle una canci贸n bajo su ventana, tan alto y armando tanto esc谩ndalo, que despertaron a toda la casa.


Sakura, sin embargo, era feliz; Broderick Abbey era muy elegante y la propiedad muy hermosa. Iba a disfrutar siendo la se帽ora de la casa y, m谩s de una vez, tuvo que pellizcarse para asegurarse de que era real. Que lo que era s贸lo un sue帽o se hab铆a convertido en realidad. Y estaba aturdida por su 茅xito.


Lucille Pennebacker lleg贸 el d铆a antes de la boda, y tanto ella como lady Anko empezaron a competir entre s铆 para instruir a Sakura en el modo de dirigir el servicio de la enorme mansi贸n, con evidente desagrado por parte de la se帽ora Hillier.


Pero todo eso no desanim贸 a Sakura.

Hinata y ella se re铆an en privado con el enfrentamiento entre las tres mujeres de fuerte car谩cter. Ni siquiera la llegada del duque, en v铆speras de la boda, logr贸 arruinar el ambiente festivo, ni tampoco hizo nada para devolver a Sakura la serenidad. De hecho, nada lo consigui贸, y as铆, excitada, lleg贸 el momento de pronunciar los votos.


La ceremonia dio comienzo el viernes a las nueve en punto de la ma帽ana. Sakura llevaba un vestido de sat茅n rosa claro. La complaci贸 mucho observar que el hombre que se iba a convertir en su marido parec铆a impresionado por su aspecto. Cuando se encontraron en el exterior de la capilla, 茅l arque贸 una ceja mientras la miraba de la cabeza a los pies. La cogi贸 de la mano y la bes贸 en los labios para alegr铆a de los criados y de la gente del pueblo all铆 reunida.


鈥”Eres, en verdad, la novia m谩s encantadora que he tenido el placer de conocer 鈥”dijo.

El elogio le provoc贸 a Sakura un estremecimiento e hizo que se ruborizara de placer.


鈥”驴Est谩s preparada? 鈥”pregunt贸 茅l.

Ella se ri贸.

鈥”驴Lo est谩s t煤?

脡l pareci贸 considerar la pregunta durante un momento.

鈥”Supongo que s铆 鈥”contest贸 al fin con una sonrisa鈥”. 驴Vamos, lady Sakura?

鈥”Vamos 鈥”respondi贸 ella apoyando la mano en el brazo que 茅l le ofrec铆a.

Pero mientras se iban adentrando en la iglesia, los nervios empezaron a traicionarla y sus pensamientos se apoderaron de ella.

Hasta esa misma ma帽ana, hab铆a tenido la buena suerte de estar tan ocupada que no le hab铆a dado tiempo a pensar en los votos que iba a pronunciar, pero en esos momentos, ante el vicario, todo le parec铆a un poco confuso.

Se pregunt贸 c贸mo era posible que estuviera prometiendo honrar a un hombre al que en realidad no conoc铆a, y c贸mo hab铆a llegado a ese punto. Hasta ese instante hab铆a estado muy contenta; y no entend铆a por qu茅 de repente se sent铆a tan perturbada.

Miro a Hinata, que se encontraba a su izquierda. El ramito de peon铆as que su hermana portaba, temblaba tanto que era un milagro que las flores estuvieran intactas.

Sakura quiso decirle que todo iba bien, que lo hab铆an logrado, que se hab铆a casado por conveniencia y dinero, y que nunca tendr铆an que volver a preocuparse. S贸lo las palabras del vicario, algo sobre honrar a su marido, amarlo y confortarlo, la hicieron comprender que hubiese preferido casarse por amor.

De pronto, dej贸 de sentirse victoriosa y astuta, y ya s贸lo se sent铆a hip贸crita.
Mir贸 a Uchiha por el rabillo del ojo, mientras 茅ste repet铆a los votos que pronunciaba el vicario.

鈥”驴Quieres a esta mujer por esposa?


Uchiha vacil贸 un momento.


芦驴Quieres a esta mujer?禄, repiti贸 Sakura en silencio.


El parpade贸, pero carraspe贸 y dijo con toda claridad:


鈥”S铆, quiero. 鈥”La mir贸 y le gui帽贸 ligeramente un ojo.


Mientras le pon铆a un simple anillo de oro en el dedo, Sakura se pregunt贸 en qu茅 estar铆a pensando y qu茅 ideas estar铆an rondando por su cabeza en aquel momento.

驴Le parecer铆a tan extra帽o como a ella estar all铆 de pie, jurando consagrarse a ella el resto de sus vidas? 驴O pensaba que s贸lo era un asunto de conveniencia y que su vida iba a continuar sin cambios, quiz谩 con la 煤nica excepci贸n de engendrar un hijo con ella?


El vicario los declar贸 marido y mujer antes de que Sakura se diera cuenta de lo que suced铆a. Levant贸 obedientemente la cara hacia su marido, quien le rode贸 los hombros con un brazo y le dio un posesivo beso.


All铆 estaba otra vez esa extra帽a e inquietante sensaci贸n en su interior, ese peque帽o pero ferviente deseo de que 茅l la quisiera. Si Sasuke la amara aunque fuera un poco, entonces todo eso tendr铆a sentido.


A pesar de ser a煤n temprano, el champ谩n fluy贸 sin cesar durante el desayuno de bodas que sigui贸 a la ceremonia. En el exterior, los criados y los guardabosques compart铆an la bebida y la comida con los habitantes de la aldea de Broderick.

Familiares, amigos y personalidades locales estaban sentados en la terraza del sal贸n, en la cual se hab铆an dispuesto mesas para celebraci贸n.


Uchiha y Sakura pasearon entre los criados que estaban reunidos fuera, sonriendo y agradeciendo sus alegres deseos de felicidad. Como era costumbre, Uchiha lanz贸 monedas a los ni帽os. Sakura se dio cuenta de que uno de ellos no se peleaba con los dem谩s por las monedas, sino que la miraba con curiosidad. Le dedic贸 una sonrisa.

El cr铆o se la devolvi贸; una deslumbrante y encantadora sonrisa.


En el interior, los hombres palmeaban felices a Uchiha en el hombro, mientras las mujeres le deseaban felicidad a Sakura y admiraban su hermoso vestido. Un terceto de m煤sicos contratados en el pueblo tocaba animadas melod铆as. La estancia estaba llena de risas y alegr铆a, excepto por una persona, que no parec铆a estar disfrutando de la celebraci贸n en absoluto: el duque de Uchiha.


Sakura estaba de pie cerca de su flamante marido, que hab铆a sido engullido por sus amigos, cuando lady Anko se coloc贸 a su lado, la cogi贸 de la mano y la llev贸 aparte.


鈥”驴A qu茅 est谩s esperando? 鈥”sise贸.


Lady Anko mir贸 de reojo a lord Uchiha, que estaba apoyado en la pared con una copa de champ谩n intacta en la mesa que ten铆a al lado.


鈥”隆Ahora es tu suegro, y es de muy mala educaci贸n dejarlo cocerse en su propio jugo! 隆Ac茅rcate a 茅l inmediatamente y aseg煤rate de que se encuentre a gusto!


Sakura ech贸 un dudoso vistazo a su reci茅n adquirido suegro. Lady Anko le propin贸 un ligero empuj贸n con el codo y Sakura ech贸 a andar con un suspiro de resignaci贸n. El duque no dio muestras de reconocerla mientras se acercaba, pero en cambio miraba con acritud a los invitados.

Ella pens贸 que se estaba comportando de un modo muy grosero en la boda de su hijo. Hasta que estuvo casi enfrente de 茅l, el duque no volvi贸 la vista hacia ella.


鈥”Se帽or铆a 鈥”dijo haci茅ndole una reverencia鈥”, 驴se siente mal?


鈥”驴Mal? 鈥”repiti贸 茅l, sorprendido鈥”. Me siento muy bien, gracias.


Sus ojos la miraron como si se tratara de una aldeana que se hubiera interpuesto en su camino. Era obvio que la despreciaba.


鈥”Me alegra saberlo, pero algo le preocupa; parece usted enfadado.


鈥”Es que lo estoy.


Sakura forz贸 una sonrisa.


鈥”No le culpo en absoluto. Seguro que 茅sta no es para usted una situaci贸n ideal.


鈥”Eso, milady, es un eufemismo 鈥”respondi贸 茅l volviendo a mirar a los invitados.


鈥”Sin embargo, se帽or铆a, 茅ste es el d铆a de mi boda, y me sentir铆a muy honrada si se sentara a mi lado e intentara sonre铆r como m铆nimo de vez en cuando.


Su desfachatez lo sorprendi贸; la mir贸 frunciendo el cejo.


鈥”Lady Sakura...


鈥”Uchiha.


鈥”驴Perd贸n?


鈥”Ahora soy lady Uchiha.


El duque parpade贸. Y luego, como por un milagro, le dedic贸 el esbozo de una sonrisa.

鈥”Es cierto.


鈥”驴Sabe?, podr铆a ser mucho peor 鈥”brome贸 ella mir谩ndole con complicidad鈥”. Podr铆a ser espantosamente aburrida. Cenar铆a con usted y le aburrir铆a hasta hacerle llorar; y adem谩s le dar铆a nietos idiotas.


Ahora el duque sonri贸 abiertamente.


鈥”驴Debo confiar en su palabra de que no es usted aburrida?


鈥”Le aseguro que no lo soy en absoluto. Lo que me falta de finura, lo compenso siempre con informaci贸n sobre nuestras amistades m谩s cercanas.


Por incre铆ble que pareciera, el duque se ech贸 a re铆r y le ofreci贸 el brazo.


鈥”As铆 pues, cu茅ntemelo todo, lady Uchiha.


Ella desliz贸 la mano por el hueco de su brazo.


鈥”Por ejemplo, 驴sab铆a usted que lady Anko fue una vez la favorita de nuestro rey? 鈥” susurr贸 mientras el duque la acompa帽aba hasta una mesa.


El mir贸 de reojo a lady Anko a trav茅s del sal贸n.


鈥”Creo que no 鈥”contest贸 con sinceridad, volvi茅ndose de nuevo hacia Sakura, deseando o铆r la historia.


Y ella se absorbi贸 tanto narr谩ndosela que no se dio cuenta de que su marido se hab铆a reunido con ellos hasta que el duque lo vio y lo salud贸 con la cabeza, seco.


鈥”Se帽or铆a 鈥”salud贸 Sasuke y, apoyando la mano en el hombro de Sakura, se inclin贸 para preguntarle en voz baja鈥”: 驴Est谩s bien?


Ella le sonri贸.


鈥”S贸lo le estaba contando a su se帽or铆a algo sobre lady Anko. En una ocasi贸n fue la favorita del rey.


脡l la mir贸 como si pensara que hab铆a perdido el juicio, pero se incorpor贸 e intercambi贸 una mirada con su padre.


鈥”隆Un brindis! 鈥”exclam贸 alguien鈥”. 隆Un brindis, un brindis!


鈥”Ven conmigo 鈥”le pidi贸 Sasuke deslizando la mano por debajo del codo de Sakura y tirando de ella.


Lord Uzumaki fue el primero en dar un paso adelante y atraer la atenci贸n del peque帽o grupo levantando la copa de champ谩n.


鈥”Si me lo permite, milord 鈥”brome贸, inclin谩ndose teatralmente ante la indicaci贸n de Sasuke de que siguiera鈥”. He o铆do que el secreto de un matrimonio largo y feliz consiste en que uno no debe acostarse nunca enfadado con el otro; hay que seguir despiertos y discutir.


Los invitados prorrumpieron en risas, gritando...


鈥”隆Brindemos, brindemos!


鈥”驴Y qu茅 sabes t煤 del matrimonio, Uzumaki? 鈥”se burl贸 Sasuke.


鈥”Absolutamente nada 鈥”respondi贸 茅ste, jovial鈥”. Lo mismo que t煤, milord. 鈥”La gente volvi贸 a re铆rse y Uzumaki elev贸 la copa en un brindis鈥”. Te deseo una feliz vida de casado. 鈥”Inclin贸 la cabeza y levant贸 la copa.


鈥”Sois un par de ignorantes 鈥”intervino Hozuki. Se adelant贸 un paso, coloc谩ndose al lado de Uzumaki y le puso a 茅ste una mano amistosamente en el hombro鈥”. Voy a darte un buen consejo. Escucha estas cinco palabras m谩gicas, apr茅ndetelas bien y hazme caso: te abrir谩n todas las puertas con tu hermosa novia.


Sasuke se ri贸.


鈥”驴Y cu谩les son esas palabras?


鈥”Tienes toda la raz贸n, querida 鈥”repuso Hozuki.


Los invitados volvieron a re铆r a carcajadas, incluidos Sakura y Sasuke. Entonces, el duque se levant贸 de su asiento y se hizo el silencio. Sakura pod铆a notar c贸mo el cuerpo de Sasuke se tensaba a su lado cuando su padre se volvi贸 hacia ellos levantando su copa.


鈥”驴Puedo proponer yo un brindis?


鈥”Por supuesto 鈥”accedi贸 Sasuke al momento.


El duque mir贸 a Sakura.


鈥”Por lady Uchiha 鈥”brind贸 con voz queda鈥”; para que sea feliz.


Nadie dijo ni una palabra, apenas si respiraban. Entonces lady Anko 鈥”bendita fuera鈥” exclam贸:


鈥”隆Brindemos, brindemos!


Y todos los presentes se unieron a ella, levantando las copas y brindando por la felicidad de Sakura.


Ella se ri贸 y mir贸 a su marido. 脡ste sonre铆a, pero sus labios apenas estaban curvados y, desde luego, la sonrisa no se reflejaba en sus ojos.


Se brind贸 varias veces m谩s por la felicidad de la pareja, y luego Uzumaki volvi贸 a adelantarse un paso y, mirando a su alrededor, dijo:


鈥”Creo que ha llegado el momento de dejar sola a la feliz pareja.


Y despu茅s de decir eso, rode贸 a Sasuke con los brazos y le palme贸 la espalda efusivamente. A continuaci贸n lo solt贸, agarr贸 a Sakura, y la bes贸 con ganas en la mejilla.


鈥”S茅 un buen marido, muchacho 鈥”dijo muy serio.


鈥”Lo har茅 lo mejor que pueda 鈥”respondi贸 Sasuke.


El siguiente en despedirse fue el duque.


鈥”Os deseo lo mejor a los dos 鈥”dijo mirando a su hijo.


Sasuke asinti贸.


鈥”Gracias, se帽or铆a 鈥”intervino Sakura deprisa.


Sasuke le tendi贸 la mano a su padre. El duque la mir贸 un momento antes de aceptarla, para soltarla en seguida y disponerse a salir de all铆; era evidente que estaba deseando irse.


Lady Anko se despidi贸 de Sasuke expres谩ndole sus mejores deseos, pero mientras abrazaba a Sakura le susurr贸 al o铆do con tono siniestro:


鈥”Ten cuidado con todo lo que hagas, ni帽a, porque toda Inglaterra te estar谩 mirando.


鈥”Eh... 鈥”balbuce贸 Sakura sin saber qu茅 contestar鈥”. Gracias.


Tambi茅n Lucille la abraz贸, pero la mir贸 con severidad, diciendo:


鈥”A tu padrastro no le va a gustar nada que no hayas esperado a que 茅l llegara.


Sakura sonri贸 y se encogi贸 de hombros. Gracias a Dios, ya no hab铆a nada que lord Downey pudiera hacer al respecto.


Por 煤ltimo, se despidi贸 Hinata. Cogi贸 las manos de su hermana entre las suyas y le sonri贸.


鈥”Ahora estoy sola. Primero mam谩, luego Ino, y ahora t煤 鈥”se lament贸 levemente.


Sakura le oprimi贸 la mano.


鈥”驴No te alegras ni un poquito por m铆?


鈥”隆Claro que s铆! 鈥”exclam贸 Hinata, sonriendo a pesar de las l谩grimas que le empa帽aron de repente los ojos鈥”. Pero lo siento mucho por m铆.


Sakura se ech贸 a re铆r, la abraz贸 y le susurr贸 al o铆do...


鈥”Sigue cosiendo. No s茅 cu谩nto tardar谩 en hacerme alguna concesi贸n. Y no voy a estar alejada de ti demasiado tiempo, Hinata, te lo prometo.


鈥”Eso mismo dijo Ino 鈥”refunfu帽贸 Hinata. Cuando Sakura se separ贸 de ella vio que su hermana ten铆a los ojos llenos de l谩grimas鈥”. Te voy a echar mucho de menos.


鈥”No tanto como yo 鈥”asegur贸 Sakura, a punto de llorar ella tambi茅n.


鈥”Vamos, no es momento para l谩grimas 鈥”las rega帽贸 lady Anko, colocando la mano en el antebrazo de Hinata鈥”. Vamos, lady Hinata, me gustar铆a llegar a Londres antes de que se haga de noche, que es cuando los criminales y los ladrones vagan por las calles.


Hinata parec铆a tan desesperada que Sakura volvi贸 a abrazarla muy fuerte.


鈥”No voy a estar separada de ti demasiado tiempo 鈥”le prometi贸 otra vez, solt谩ndola.


Sasuke y ella se despidieron de los invitados, contempl谩ndolos entrar en los carruajes. Sakura se despidi贸 de su hermana agitando la mano mientras esperaba a que el coche de lady Anko, que fue el 煤ltimo en partir, echara a rodar, dej谩ndola a solas con Sasuke.


Ninguno de los dos dijo nada hasta que el carruaje de lady Anko desapareci贸 tras una curva. S贸lo entonces Sakura se atrevi贸 a mirar a Sasuke, el cual continuaba con la vista fija en el sendero.


鈥”Ahora s贸lo quedamos nosotros 鈥”coment贸 茅l.


S铆, quedaban ellos. Solos el uno con el otro y sin posibilidad de dar marcha atr谩s. A Sakura, de repente, la golpe贸 la idea de qu茅 iba a suceder despu茅s, en especial cuando vio que su marido exhib铆a una tensa sonrisa.


鈥”Ha sido m谩s que suficiente para una ma帽ana, milady. Me parece que deber铆as descansar antes de la cena.


鈥”N... no estoy cansada 鈥”respondi贸 ella con un nudo de nervios en el est贸mago.


脡l no sonri贸, sino que se limit贸 a mirarla imperturbable.

鈥”Yo creo que deber铆as descansar 鈥”repiti贸 con mayor firmeza鈥”. Te ver茅 en la cena.


Y dicho esto, dio media vuelta, le dijo a Dawson que ordenara que le ensillaran la yegua y se dirigi贸 hacia la casa, quit谩ndose la corbata de un tir贸n y dejando a Sakura plantada y sola en el camino de entrada.


A ella empez贸 a arderle la cara de verg眉enza y estuvo a punto de ir tras 茅l, pero indecisa, acab贸 dirigi茅ndose a sus habitaciones sin dejar de pensar en la forma abrupta en que 茅l se hab铆a despedido y con miedo de lo que iba a suceder despu茅s. Se sent贸 en su sill贸n, contemplando el suelo durante lo que le parecieron horas, pero, cuando por fin se levant贸 para quitarse el vestido de novia, se acerc贸 a las ventanas para mirar el precioso paisaje.


Y lo vio all铆, montando a caballo, a lo lejos, con temeridad y a toda velocidad.


Se estremeci贸 al pensar que el hombre que cabalgaba tan velozmente, sin preocuparse en absoluto por la prudencia o por s铆 mismo, se acostar铆a en su cama esa misma noche.
Cap铆tulo 14 por Candy-Uchiha
Notas de autor:
Esta historia ni sus personajes no me pertenecen, es una adaptaci贸n de la autora Julia London... Los personajes le pertenecen a M. Kishimoto. Yo solo la adapt贸 para compartirla con todos ustedes.
CAP脥TULO 16


La se帽ora Hillier apareci贸 en las habitaciones de Sakura a las siete para ayudarla a vestirse, pero ella ya estaba vestida y esperando.


Despu茅s de la abrupta partida de Sasuke, no sab铆a qu茅 hacer, de manera que, para calmar sus nervios, se pas贸 toda la tarde revisando sus cosas y prob谩ndose los vestidos que Hinata le hab铆a confeccionado.
Eligi贸 uno de suave brocado verde para la cena; Hinata hab铆a bordado en 茅l unos diminutos capullos de rosa a juego con los que ten铆a en el bajo de las enaguas. El escotado corpi帽o se adaptaba y ajustaba tanto a su pecho que Sakura se hab铆a quejado de ello, pero Hinata, cuya boca estaba siempre llena de alfileres, se hab铆a limitado a poner los ojos en blanco y hab铆a continuado, impasible.


Sakura permiti贸 que la se帽ora Hillier la ayudara a peinarse. Cuando termin贸, el ama de llaves se apart贸 y sonri贸.


鈥”Ah, lady Uchiha, es usted muy hermosa 鈥”la halag贸 mir谩ndola鈥”. No es dif铆cil entender por qu茅 su se帽or铆a quiso casarse con usted.


Sakura tan s贸lo esperaba que la quisiera; algo de lo que no estaba segura en vista de su comportamiento en el patio; pero sonri贸 a la se帽ora Hillier y se puso los pendientes de granates que hab铆an pertenecido a su madre.


Le hubiera gustado poder quedarse all铆 escondida hasta que Sasuke fuera a buscarla, pero la se帽ora Hillier parec铆a decidida a que se reuniera con su marido en el sal贸n verde antes de la cena.


Un lacayo estaba esperando ante la puerta de la estancia y se la abri贸 cuando Sakura se acerc贸, salud谩ndola con una respetuosa inclinaci贸n de cabeza. Ella cruz贸 el umbral de la puerta con una sonrisa, pero se detuvo en seco; el sal贸n era majestuoso.


Los enormes retratos de casi dos metros de altura de los antepasados de Sasuke cubr铆an las paredes bajo un techo de cuatro metros y medio. Las sillas, doradas y tapizadas con seda roja, estaban pegadas a las paredes; parec铆a haber suficientes como para que se sentaran unas cincuenta personas.

En las paredes opuestas, cuatro c贸modas de caoba serv铆an de base para unos enormes jarrones de porcelana oriental con unos fascinantes arreglos florales.


La alfombra que ten铆a bajo los pies era gruesa y con un intrincado bordado que representaba un bosque ingl茅s al completo, con animales, ninfas y alguien montado a caballo.


鈥”He olvidado preguntarlo antes... pero conf铆o en que tus habitaciones sean de tu gusto.


Su voz la sobresalt贸; no hab铆a visto a Sasuke, que estaba de pie a un lado de la chimenea de m谩rmol, al otro extremo del sal贸n.


鈥”S... s铆, son muy hermosas. Gracias 鈥”respondi贸 ella d谩ndose cuenta de que estaba temblando otra vez.

Su marido, 隆marido! llevaba unos pantalones negros hasta la rodilla que le quedaban como un guante, camisa y chaleco blancos de seda, y una levita negra. El pa帽uelo de cuello estaba anudado con sencillez y un peque帽o alfiler de oro lo manten铆a en su sitio. Ten铆a el pelo, que le llegaba hasta el cuello, peinado hacia atr谩s, y la cara bien afeitada.


Parec铆a m谩s atractivo entonces que por la ma帽ana; y un poco sombr铆o. Se帽al贸 con descuido los muebles que hab铆a cerca de la chimenea.


鈥”Pens茅 que podr铆amos tomar algo antes de cenar.


Sakura era incapaz de comer nada, pero aun as铆 cruz贸 presurosa el sal贸n. 脡l se reuni贸 con ella, la cogi贸 de la mano y se detuvo para contemplar su vestido.


鈥”Est谩s preciosa 鈥”observ贸, levantando su ardiente mirada hacia la de ella mientras se llevaba su mano a los labios鈥”. Realmente preciosa.


El modo en que la mir贸, el tranquilo y seguro modo en que le habl贸 mientras sosten铆a su mano, la embriag贸. Se dej贸 caer pesadamente sobre la silla a la que 茅l la hab铆a conducido.


鈥”驴Qu茅 te gustar铆a tomar? 鈥”pregunt贸 Sasuke se帽alando el aparador鈥”. 驴Quiz谩 un poco de vino?


Sakura ech贸 un vistazo a los decantadores.
鈥”Creo que preferir铆a algo fuerte.


鈥”驴Un oporto, quiz谩?


鈥”驴Whisky?


脡l sonri贸.

鈥”No creo que el whisky sea lo m谩s adecuado para la delicada constituci贸n de una mujer, pero si eso es lo que deseas...


鈥”Por favor.


En ese momento, le pareci贸 que era lo 煤nico lo bastante fuerte como para tranquilizarla. Sent铆a como si todo fuera diferente; incluso le preocupaba que Sasuke se arrepintiera de haberse casado con ella.


Sasuke se acerc贸 al aparador y sirvi贸 una peque帽a medida de whisky para ella y otra para 茅l, regresando luego con el decantador al lugar donde Sakura estaba sentada. Deposit贸 el frasco sobre la mesa y le entreg贸 el vaso, roz谩ndole los dedos al hacerlo, con cierta familiaridad. Luego se sent贸; apoy贸 un brazo en el respaldo del sof谩 y la mir贸, observ谩ndola mientras ella ol铆a el whisky.


En una ocasi贸n, cuando Ino y ella ten铆an poco m谩s de diecis茅is a帽os, le quitaron una botella de whisky a lord Downey y se la bebieron entera. Pasaron a帽os antes de que pudiera soportar de nuevo el olor de whisky, pero en esos momentos necesitaba sus efectos calmantes.

鈥”驴Te sientes mal? 鈥”pregunt贸 Sasuke.


鈥”驴Yo? 鈥”inquiri贸 ella, sorprendida por la pregunta鈥”. No... estoy muy bien. Nunca hab铆a sido tan feliz.


Hab铆a pronunciado tantas veces esas mismas palabras en los 煤ltimos d铆as, que ya sal铆an de su boca de manera espont谩nea, carentes de sentido.


脡l, por su parte, parec铆a tenso.


鈥”驴Y t煤 est谩s bien? 鈥”pregunt贸 ella.


鈥”Perfectamente. 鈥”Le acarici贸 el brazo con un dedo, mir谩ndola pensativo鈥”. De modo que aqu铆 estamos, lady Uchiha, unidos en la dicha conyugal hasta que la muerte nos separe.


鈥”Dicho as铆 parece horrible, 驴verdad? 鈥”coment贸 ella鈥”. 驴Te arrepientes?


鈥”No 鈥”respondi贸 茅l de inmediato鈥”. 驴Y t煤?


Sakura neg贸 con la cabeza


鈥”No 鈥”contest贸 en voz baja.


鈥”Creo que nos entendemos y ambos sabemos lo que hemos ganado con este matrimonio, 驴no?


Ella asinti贸 con la cabeza.


鈥”Pero 鈥”a帽adi贸 茅l extendiendo la mano para tocar una de las cintas de su corpi帽o y acarici谩ndole el pecho de forma posesiva al mismo tiempo鈥”, me imagino que eso no deber铆a impedirnos disfrutar de la uni贸n. 鈥”La mir贸 a los ojos con una mirada llena de misterio鈥”. En especial de los privilegios que conlleva ser marido y mujer 鈥”a帽adi贸 con voz queda, mientras daba un ligero tir贸n a la cinta.

Sakura intent贸 sonre铆r, pero apenas pod铆a tragar.

鈥”S铆 鈥”fue lo 煤nico que consigui贸 decir.


Entonces 茅l sonri贸, form谩ndosele peque帽as arrugas en las comisuras de los ojos.


鈥”Bebe 鈥”orden贸, se帽alando con la cabeza su whisky.


Ella mir贸 el vaso, se lo llev贸 a los labios y, cerrando los ojos, bebi贸 su contenido esperando que le llegara la quemaz贸n.
Sasuke, a su lado, se ri贸 por lo bajo.


鈥”Te gustar铆a m谩s si lo bebieras poco a poco.


鈥”Nunca llegar谩 a gustarme el whisky 鈥”respondi贸 ella con voz ronca, abriendo los ojos.


El se ech贸 hacia adelante para servirle un poco m谩s.


鈥”Intenta beberlo a sorbos 鈥”le aconsej贸 y, levantando su propio vaso, lo hizo chocar contra el de ella鈥”. Porque seamos felices muchos a帽os.


鈥”Porque seamos felices muchos a帽os 鈥”repiti贸 Sakura dando un sorbo.


Le ardieron los labios, la lengua y la garganta, por lo que decidi贸 que era mucho mejor beberlo de golpe que despacio.

Sasuke deb铆a estar de acuerdo con ella, porque se bebi贸 el suyo de un trago.
Sakura se acab贸 el contenido de su vaso, y cuando dej贸 de jadear, comenz贸 a notar que los efectos tranquilizantes del alcohol empezaban a caldearle y a entumecerle las extremidades; esboz贸 una sonrisa ladeada.


鈥”Muy bueno.


El le quit贸 el vaso de las manos con despreocupaci贸n y lo dej贸 a un lado.


鈥”No he tenido tiempo de ense帽arte esto personalmente. 驴Quieres que hagamos un recorrido por la abad铆a?


鈥”Me encantar铆a.


Sasuke la cogi贸 de la mano con firmeza y a Sakura le gust贸 esa sensaci贸n de pertenecerle. Puede que su insultante comportamiento en el patio hubiera sido una tonter铆a, consecuencia del cansancio.

Quiz谩 todo fuera a ir bien entre ellos.
A lo mejor, sus nervios, ahora calmados con la bebida, se asentar铆an.


Pero lo cierto es que fueron a peor. El recorrido les llev贸 una hora. Sasuke le fue se帽alando todos los lugares hist贸ricos; donde habitaban los monjes, cuyas celdas eran ahora los dormitorios de los criados; el sal贸n oeste, que antiguamente hab铆a sido una capilla; las diferentes alas, habitaciones y obras de arte reunidas a lo largo de los siglos.

Demasiado nerviosa para apreciar la calidad y la magn铆fica arquitectura de la abad铆a, Sakura hizo pocas preguntas sobre la historia de su venerable familia, y 茅l le dijo muy poco.


De hecho, Sasuke fue hablando cada vez menos conforme el recorrido iba tocando a su fin. Tan s贸lo la miraba de un modo que la hac铆a sentirse demasiado expuesta. La piel le hormigueaba bajo la intensidad de sus ojos y apenas era capaz de pensar; su agitaci贸n por lo que estaba a punto de suceder iba acrecent谩ndose cada vez m谩s.


Cuando regresaron al sal贸n, Dawson los estaba esperando para escoltarles al comedor.


El comedor familiar era m谩s peque帽o, pero aquel otro se consideraba adecuado para una cena formal. Era lo bastante grande como para albergar a dos docenas de personas. En un extremo de la mesa hab铆an dispuesto dos cubiertos. Sasuke en la cabecera y Sakura a su derecha.

Dos lacayos permanec铆an de pie, en silencio, junto a un enorme aparador encima del cual hab铆a seis fuentes de plata cubiertas con tapas en forma de c煤pula.
Dawson separ贸 la silla de Sakura y ella se desliz贸 en ella con timidez. Aunque estaba acostumbrada a comedores elegantes, aqu茅l parec铆a ser mucho m谩s elegante y m谩s grande. Pero Sasuke le dedic贸 una sonrisa, gui帽谩ndole un ojo mientras se sentaba.


鈥”Mucha pompa y ceremonia para comer una simple gallina cebada, 驴verdad?


Ella le sonri贸 con gratitud por su intento de hacerla sentirse a gusto, pero mientras Dawson serv铆a el vino, sigui贸 notando los nervios a flor de piel, a punto de estallar en cualquier momento.


Se bebi贸 el vino y jug贸 con la comida; ten铆a el hambre completamente anulada a causa de la ansiedad.


Sasuke, sin embargo, no parec铆a estar preocupado. Estuvo charlando mientras com铆a, pregunt谩ndole por sus aficiones.


鈥”No s茅 muy bien a qu茅 te refieres.


鈥”驴Qu茅 tipo de cosas te gusta hacer? Aparte de tu trabajo de beneficencia, claro 鈥”a帽adi贸 con una diab贸lica sonrisa.


鈥”隆Ah! Bueno, supongo que me gusta leer...


鈥”驴Qu茅 lees?


鈥”Novelas 鈥”respondi贸 ella鈥”, en especial novelas populares.


鈥”隆Ah!, historias de amor y lujuria 鈥”observ贸 茅l, dirigiendo los ojos hacia sus labios mientras cog铆a su copa de vino.


鈥”Y los peri贸dicos 鈥”aclar贸 ella con rapidez鈥”. Me divierto mucho con los cotilleos. Hinata y yo lo hemos convertido en un juego.


鈥”驴Que consiste en adivinar qu茅 caballero ocupa la cama de tal o cual dama? 鈥”pregunt贸 茅l mir谩ndola despreocupado.


Sakura no le contest贸; su cara ruborizada delataba la verdad.


鈥”O quiz谩 os divert铆s con otro tipo de juego 鈥”sugiri贸 茅l bajando la voz鈥”. 驴Os entreten茅is pregunt谩ndoos a qu茅 caballero os gustar铆a encontrar en vuestras camas?


鈥”Por supuesto que no 鈥”replic贸 ella al instante.

Sasuke sonri贸 cort茅smente ante la evidente mentira.


鈥”Te pido disculpas, no sab铆a que tu hermana, tu prima y t煤 fuerais decentes hasta ese punto.


鈥”Nosotras... 鈥”Se le apag贸 la voz y baj贸 la mirada al plato. Intent贸 pensar en algo ingenioso y agudo para decir, pero no se le ocurri贸 nada.


Sasuke sonri贸 y cogi贸 el tenedor.


鈥”驴Qu茅 otras cosas te divierten?


鈥”La m煤sica 鈥”respondi贸 ella鈥”. Me gusta el piano, aunque por desgracia no lo s茅 tocar. Ino es la que tiene m谩s talento de todas. Y creo que me gustan los perros. Los gatos no, m谩s que nada porque son muy distantes. Pero me encanta ver a los perros en el parque. Parecen amistosos y leales. Y, por supuesto, me gusta pasear.


鈥”En Broderick Abbey tienes muchos rincones para hacerlo.

Se imagin贸 paseando por las tierras de Broderick Abbey como la se帽ora del lugar, y la imagen la hizo sonre铆r. 隆Qu茅 absurdo! 隆Sakura Haruno, marquesa!


鈥”Eso es, por fin, una encantadora sonrisa 鈥”observ贸 茅l sonriendo a su vez鈥”. 驴Qu茅 es lo que te est谩 divirtiendo?


鈥”Pensar que voy a ser marquesa. O duquesa, de hecho.


鈥”Sospecho que ser谩s una muy buena. Tengo toda la confianza en ello.


鈥”Aprecio tu fe en m铆, pero no me la merezco. 鈥”Antes de que 茅l pudiera discut铆rselo, le pregunt贸鈥”: 驴Y a ti qu茅 es lo que te gusta?

鈥”隆Hum! 鈥”reflexion贸 茅l, arrugando la frente mientras lo hac铆a鈥”. Supongo que prefiero los caballos a los perros, aunque tuve un perro cuando era ni帽o y me gustaba bastante. Cazar a pasear.
Me gusta mucho la m煤sica. Y la lectura, aunque confieso que nunca he le铆do ninguna novela popular de amor y lujuria 鈥”a帽adi贸 con una maliciosa sonrisa鈥”. Quiz谩 podamos leer una juntos.

Sakura fingi贸 estudiar su copa de vino.

鈥”驴C贸mo se llamaba tu perro? 鈥”pregunt贸 evitando cualquier menci贸n de la lujuria o el amor.

鈥”驴Su nombre? 鈥”Sonri贸 de oreja a oreja鈥”.Doogie.

Sakura se ri贸.

鈥”驴Qu茅 pasa?

鈥”Es un nombre horrible para un perro.

鈥”驴Perd贸n? 鈥”dijo 茅l fingi茅ndose ofendido鈥”. 隆Es un nombre muy adecuado para un perro callejero!

鈥”Es perfecto para un mozo de cuadra, no para un perro.

鈥”驴Y qui茅n eres t煤 para decir cu谩l es el nombre adecuado para un perro? 鈥”brome贸 茅l鈥”. Debes saber que me pas茅 horas buscando el nombre perfecto para 茅l. Y ahora, para ser justos, t煤 tienes que decirme c贸mo se llamaba la mascota que tuviste de peque帽a.

鈥”La m铆a no era un perro, sino un canario 鈥”contest贸 Sakura鈥”, y como 茅ramos tres, la elecci贸n no la hice yo sola.

鈥”Muy bien, 驴qu茅 nombre le pusisteis entre las tres al canario?

鈥”Buttermilk鈥”respondi贸 ella, sonriendo al verlo estallar en carcajadas.

Sasuke le pregunt贸 sobre su infancia en Bingley Hall y su traslado a Londres despu茅s de morir su padre, cuando su madre se volvi贸 a casar.

Ella le habl贸 de su debut en sociedad y de su presentaci贸n en la corte, y de c贸mo hab铆a derramado el vino, sin querer, en los zapatos de terciopelo del pr铆ncipe regente en el baile que se celebr贸 despu茅s.

Habl贸 largo y tendido de su madre. Le vino bien hablar de ella, porque la ayudaba a calmar la ansiedad. Y era un alivio hacerlo con alguien que no fueran Hinata y Ino, alguien que no sab铆a lo encantadora que hab铆a sido, de modo que Sakura pod铆a decirlo con orgullo. Incluso habl贸 de s铆 misma, de Hinata y de Ino, y del viaje de esta 煤ltima a Gales, y de la desesperaci贸n de Hinata por haberse quedado sola.

鈥”Cuando est茅s embarazada le pediremos que venga 鈥”ofreci贸 茅l de inmediato.

A Sakura le empez贸 a arder la cara y se mir贸 el regazo sintiendo mariposas en el est贸mago ante la sola menci贸n de llevar un hijo suyo en su seno. Toda la ansiedad que hab铆a logrado dominar volvi贸 de golpe.

鈥”Gracias. Me gustar铆a tenerla a mi lado.

El dej贸 de comer y la mir贸.

鈥”驴Sucede algo?

Ella neg贸 con la cabeza.

Sasuke le cogi贸 una mano, la cubri贸 con las suyas y se la sostuvo un momento.

鈥”Tranquila, lady Uchiha 鈥”dijo por fin鈥”, hay cosas m谩s importantes en la vida a las que tener miedo.

鈥”No me da miedo tener hijos, milord.

El esboz贸 una sonrisa ladeada.

鈥”No me refer铆a a los hijos.

隆Se帽or! Not贸 c贸mo se le aceleraba el pulso cuando 茅l la mir贸, recorri茅ndole el rostro con los ojos, descendiendo hasta el escote, que sab铆a que dejaba ver demasiado, y volviendo luego al rostro, para detenerse en los labios, antes de sonre铆r con picard铆a y soltarle la mano.

A Sakura se le encogi贸 el est贸mago a causa del temor y la anticipaci贸n. Se oblig贸 a coger el tenedor.

鈥”驴Y qu茅 tal fue tu infancia? 鈥”pregunt贸鈥”. 驴D贸nde la pasaste?

El contest贸 de forma ambigua. Coment贸 que su ni帽ez hab铆a sido bastante aburrida, que hab铆a transcurrido en internados y en Europa. La casa de Londres se la hab铆a comprado a su t铆o, ahora fallecido.

Broderick Abbey era su hogar y, aunque no pasaba demasiado tiempo all铆, le gustaba mucho y estaba intentando introducir cambios en la explotaci贸n agr铆cola para conseguir una mejora en la producci贸n de la tierra.

鈥”驴Y tu padre?

脡l levant贸 la vista del plato mir谩ndola con suspicacia.

鈥”驴Qu茅 pasa con 茅l?

La frialdad de su voz la asust贸.

鈥”No lo has mencionado.

鈥”驴Y por qu茅 iba a hacerlo?

驴Por qu茅? 驴Despu茅s de la entrevista en el estudio del duque, y la obvia animadversi贸n entre ambos, le preguntaba por qu茅?

Sakura parpade贸.

鈥”No s茅... parec铆a tan... disgustado... con nosotros 鈥”le record贸. Sasuke mir贸 su plato.

鈥”No voy a aburrirte cont谩ndote la desagradable historia de mi relaci贸n con mi padre. No lo entender铆as.

鈥”Claro que lo entender铆a 鈥”replic贸 ella, irritada por su despectiva respuesta.

Sasuke suspir贸 y le dedic贸 una dura mirada que nunca le hab铆a visto hasta ese instante.

鈥”De acuerdo, lady Uchiha, pues all谩 va. Por lo general lo que no le gusta es que no soy, ni he sido nunca, el hijo que 茅l deseaba que fuera. Me considera irresponsable e indigno porque no estamos cortados por el mismo patr贸n.

鈥”Pero 驴c贸mo...?

鈥”Si no te importa, la verdad es que 茅ste no es el momento ni el lugar apropiado 鈥”la interrumpi贸鈥”. Tengo poco que ver con 茅l y preferir铆a no hablar de ello. 鈥”Dicho eso, mir贸 a Dawson鈥”. Puedes llevarte esto. Lady Uchiha y yo vamos a retirarnos ya.

Dawson y los lacayos se pusieron en movimiento de inmediato. Pero Sakura, sorprendida por su arranque y su sombr铆a mirada, no se movi贸. Sasuke se levant贸 y rode贸 su silla. Le puso las manos encima de los hombros y se inclin贸 hasta que sus labios estuvieron pegados a su o铆do.

鈥”Parece como si estuvieras a punto de ir a la horca. 鈥”Se incorpor贸, tir贸 del respaldo de la silla y la ayud贸 a levantarse. Luego cogi贸 el vino y las dos copas de las que ambos hab铆an estado bebiendo y se帽al贸 la puerta con la cabeza鈥”. Pues vayamos al cadalso.

Sakura dio un traspi茅s pero 茅l la sujet贸 de la mano.

鈥”Rel谩jate 鈥”le susurr贸, poni茅ndole una mano en la espalda para tranquilizarla.

Salieron del comedor y caminaron en silencio por el pasillo alfombrado hasta la escalera. Sasuke se detuvo en el descansillo mientras ella se recog铆a las faldas. La cogi贸 de la mano y la condujo con decisi贸n hasta el final del corredor, pasando ante las velas que iluminaban espectralmente las paredes recubiertas de seda, las antiguas consolas adornadas con flores de invernadero y a dos doncellas que se detuvieron cort茅smente pegando la espalda a la pared mientras el se帽or y su esposa pasaban.

Cuando llegaron a una determinada puerta, Sasuke apart贸 la mano de su cintura y gir贸 el pomo de cristal, abri茅ndola. Luego se coloc贸 detr谩s de Sakura acompa帽谩ndola gentilmente con la mano en la espalda para hacerla entrar en la habitaci贸n.

El dormitorio era parecido al suyo, pero m谩s grande. Estaba pintado de color azul, como un cielo de primavera; ten铆a una mullida alfombra oriental y c贸modos sillones tapizados en cuero.

Hab铆a un aparador encima del cual reposaban las cosas t铆picas de un hombre; unos guantes, una corbata, un peque帽o monedero y un pesado candelabro de plata.

Observ贸 que tambi茅n hab铆a un vestidor, en el cual se ve铆a un lavabo con la navaja de afeitar y el cuero para afilarla, colgando al lado.

Y, adem谩s, por supuesto, estaba la cama con dosel. 脡ste era de terciopelo verde oscuro y el cubrecama de brocado, con hojas bordadas en color verde oscuro y dorado. Los postes del dosel, de madera de caoba, estaban pintados a mano, y sub铆an en las cuatro esquinas, hasta ser rematados con unas pi帽as de oro.

Un fuego ard铆a alegremente en el hogar, y alguien hab铆a abierto la cama para su se帽or铆a.

Las botas que 茅l se hab铆a puesto para la boda estaban ante la chimenea y una bata de seda descansaba en el respaldo de un sill贸n con orejas. En las ventanas, las cortinas estaban corridas para impedir el paso de la luz de la ma帽ana.

Sakura uni贸 las manos a la altura del vientre y ech贸 una ojeada al friso del techo; unas cintas de cart贸n piedra iban de una urna a otra, rodeando un c铆rculo de pi帽as que hab铆a en el centro.

Oy贸 c贸mo se cerraba la puerta y el chasquido de la cerradura al girar. Sasuke hab铆a dejado el vino y las copas, y se estaba quitando el alfiler del pa帽uelo, que deposit贸 sobre el aparador.

Ella lo contempl贸 presa del p谩nico.

脡l la mir贸 con cautela mientras se quitaba el pa帽uelo de un tir贸n y lo dejaba caer, junto con el alzacuellos.

鈥”Me he casado con una mujer que re铆a con facilidad 鈥”dijo mientras se desprend铆a de la levita鈥”, pero desde que nos hemos quedado solos te has convertido en un manojo de nervios.

Se desabroch贸 la camisa y Sakura vislumbr贸 el vello rizado que le cubr铆a el pecho. La cabellera le llegaba casi hasta los hombros y le brillaban los ojos color negros; estaba hermoso. Lo observ贸 mientras se desabotonaba el chaleco, moviendo los dedos con agilidad sobre la hilera de botones, y se imagin贸 esas mismas manos sobre su cuerpo.

鈥”Tengo que rectificar lo que he dicho antes 鈥”volvi贸 a decir 茅l con desinter茅s, como si estuviera muy acostumbrado a desnudarse ante una mujer鈥”. En este momento, pareces m谩s bien horrorizada.

鈥”No, yo...yo...

Cuando 茅l dej贸 caer el chaleco sobre una silla, ella se mir贸 las manos. No estaba horrorizada en absoluto, estaba abrumada y fascinada observ谩ndole. Se sent铆a casi mareada, y el rubor se extendi贸 desde sus mejillas hasta su cuello.

Avergonzada por su falta de valor en su noche de bodas, baj贸 la mirada a la alfombra.

No estaba segura de lo que ten铆a que decir o hacer, su cerebro se dirig铆a, sin que ella pudiera evitarlo, al momento en que 茅l la convertir铆a en su esposa de verdad. Hac铆a tiempo que quer铆a experimentar esa sensaci贸n, pero ahora que hab铆a llegado el momento, le parec铆a como si realmente estuviera a punto de encaminarse a la horca.

Dese贸 ser como su madre, quien a menudo bromeaba sobre las cosas que suced铆an en el dormitorio de su marido.

芦Le permito hacer lo que quiera, siempre y cuando me prometa no asustar al servicio ni a las ni帽as禄, le hab铆a comentado en una ocasi贸n, entre risas, a una amiga.

M谩s tarde, cuando Sakura le pregunt贸 qu茅 era lo que hab铆a querido decir con eso, su madre hab铆a sonre铆do y le hab铆a dado un beso en la mejilla.

芦Te contar茅 todo lo que tengas que saber cuando llegue el momento. Por ahora, querida, s贸lo te dir茅 una cosa: nunca le temas y nunca le des demasiado, pero nunca le digas que no.禄

No se dio cuenta de que Sasuke se hab铆a acercado a ella hasta que lo tuvo a su lado, rode谩ndola con los brazos. Le puso la mano debajo de la barbilla, levant谩ndole la cabeza para que lo mirara a los ojos.

鈥”Hace un tiempo, llev茅 a una mujer en mi carruaje. Esa mujer no me ten铆a ning煤n miedo 鈥”dijo posando la mirada en sus labios鈥”. Si no te importa, me gustar铆a volver a verla 鈥”a帽adi贸, enterrando la cara en su cuello y besando el hueco de su garganta.

鈥”Aquella mujer 鈥”suspir贸 Sakura mientras la mano de 茅l descend铆a hasta su cadera, apret谩ndola contra s铆鈥” era una tonta que s贸lo sab铆a de besos, pero yo... yo...

Sasuke se incorpor贸, la sujet贸 por la mand铆bula y la bes贸 en la boca con firmeza antes de levantarla de repente y depositarla en la cama sin ning煤n cuidado.

Sakura rebot贸, se sent贸 e intent贸 salir del lecho.

鈥”Tengo...

鈥”Tienes que quedarte ah铆 y dejar de imaginar cosas 鈥”la interrumpi贸 茅l, quit谩ndole las horquillas que le sujetaban el pelo con un h谩bil movimiento de la mano y viendo c贸mo se deshac铆a su peinado鈥”. El miedo har谩 que la experiencia te resulte insoportable 鈥”murmur贸 haci茅ndole cosquillas con su aliento y con los ojos oscurecidos鈥”. S贸lo tienes que relajarte, lady Uchiha, y dejar que te seduzca como te mereces.
Cap铆tulo 17 por Candy-Uchiha
Notas de autor:
Esta historia ni sus personajes no me pertenecen, es una adaptaci贸n de la autora Julia London... Los personajes le pertenecen a M. Kishimoto. Yo solo la adapt贸 para compartirla con todos ustedes.
CAP脥TULO 17

Sakura jade贸 y se ri贸 sorprendida, intentando balbucear una respuesta, pero Sasuke no estaba dispuesto a escucharla. Iba a hacerlo. Al fin se hab铆a dado cuenta del alcance de su acci贸n: se hab铆a casado con ella entreg谩ndole su libertad, y ahora iba a tomar lo que ten铆a derecho a poseer.

鈥”Milord... 鈥”empez贸 a decir Sakura, empuj谩ndole un poco, pero 茅l le sujet贸 la mano que ella le hab铆a puesto en el pecho, apart谩ndolo, y neg贸 con la cabeza.

鈥”No, milady, vas a permitirme hacerlo. Soy tu marido y me lo vas a permitir.

Se coloc贸 encima de ella, atrap谩ndola bajo su cuerpo al tiempo que llevaba la boca a su pecho, deslizando los labios y la lengua por la piel de su escote.

Ella volvi贸 a jadear, pero esta vez de placer en vez de temor. 脡l notaba el calor de su cuerpo a trav茅s del vestido, la pasi贸n saliendo a la superficie. Sinti贸 que le acariciaba el pelo con timidez y que arqueaba el cuerpo despacio para ir al encuentro de su boca.

De repente desapareci贸 toda la confusi贸n, la ira y el vac铆o que hab铆a sentido. Y s贸lo qued贸 su propio deseo apoder谩ndose de 茅l, de sus extremidades, de su virilidad y de su cerebro.

Recorri贸 el cuerpo de ella con las manos, sus hombros, la curva de sus pechos, sus costillas, la cintura, sus caderas, hasta llegar a los pies. Le quit贸 primero uno de los zapatos y luego el otro. Y luego desliz贸 la mano bajo el vestido, subiendo por su pierna hasta el borde de las medias, y m谩s all谩, por la suave piel de sus muslos desnudos hasta la ranura de sus calzones.

A Sakura se le cort贸 la respiraci贸n cuando 茅l la toc贸 en ese lugar, y se sujet贸 a sus hombros clav谩ndole los dedos a trav茅s de la tela de la camisa.

脡l sonri贸 de oreja a oreja, moviendo los dedos m谩s profundamente entre sus h煤medos pliegues.

鈥”脡sta es la mujer que conoc铆 鈥”dijo con voz ronca, moviendo los dedos contra ella, notando el calor de su interior鈥”. Una mujer llena de pasi贸n y deseo por un hombre.

Sakura cerr贸 los ojos soltando un suspiro de placer. Su cabeza empez贸 a moverse de un lado a otro mientras la mano de 茅l se mov铆a dentro de ella. El placer que su reacci贸n le provocaba descendi贸 hasta la entrepierna de Sasuke.

鈥”Una mujer que es lo bastante valiente como para querer sentir placer 鈥”susurr贸 mientras la acariciaba.

Hab铆a demasiada ropa entre ellos, de modo que se sent贸, arrastr谩ndola con 茅l. Le pas贸 los brazos por la espalda mientras la besaba en la boca, para desabrocharle los botones y aflojarle el vestido. Cuando termin贸 de hacerlo, dej贸 de besarla y se ech贸 hacia atr谩s, contemplando sus ojos verdes.

Sakura esbozaba una ligera sonrisa, pero sus ojos parec铆an dos lunas. Se apiad贸 un poco de ella; era una mujer que nunca hab铆a mostrado su cuerpo a ning煤n hombre. Le coloc贸 el pelo detr谩s de la oreja, le acarici贸 la barbilla y, sosteniendo su mirada, le puso las manos en los hombros y le baj贸 el vestido por los brazos hasta que qued贸 amontonado en su cintura.
Los ojos de ella no se apartaron de los suyos. No parpade贸, no mir贸 hacia abajo, tan s贸lo continu贸 con la vista fija en 茅l.
Pero Sasuke no pudo evitar contemplar su cuerpo, y el deseo empez贸 a salir a la superficie.

鈥”As铆 鈥”dijo, y volvi贸 a sus labios, deslizando la lengua entre ellos, hacia el interior de su boca.

Entonces Sakura lo sorprendi贸. Sus manos pasaron de su torso hasta su cintura, atray茅ndolo m谩s 'mientras se pon铆a de puntillas para besarlo.

Presion贸 sus senos contra 茅l, abri贸 la boca bajo la suya y, mientras 茅l la besaba, Sakura llev贸 la mano hasta la parte delantera de los pantalones de 茅l para acariciar su erecci贸n.

Su virginal audacia lo excit贸. Levant贸 la cabeza y fue a decir algo, pero entonces Sakura abri贸 los ojos y sonri贸 con tal seductora inocencia que si volv铆a a tocarle, tan s贸lo tocarle, Sasuke tem铆a tenderla de golpe sobre la cama y poseerla sin pensar en su inexperiencia.

鈥”Sasuke 鈥”susurr贸 Sakura.

Pocas mujeres se hab铆an atrevido a usar su nombre de pila en circunstancias tan 铆ntimas, y lo asombr贸 su respuesta. Hac铆a que todo pareciera real, era real, y que se rompiera la presa inundando cada rinc贸n de su cuerpo, endureciendo su virilidad hasta que le doli贸.

Sakura ech贸 la cabeza hacia atr谩s, exponiendo la cremosa piel de su cuello, y 茅l pos贸 all铆 sus labios al tiempo que deslizaba las manos por la espalda de ella y la apretaba contra s铆.

鈥”Te deseo 鈥”dijo contra su piel鈥”. Quiero convertirte en mi esposa.

Y despu茅s de decir eso, gir贸 en redondo, cayendo en la cama con ella y descendiendo de inmediato sobre su cuerpo. Notaba c贸mo le lat铆a el pulso con sus caricias. Su mente, sus ojos, cada fibra de su ser, estaba impregnada del aroma de Sakura, de su tacto.

Estaba excitado y desesperado por su cuerpo, hambriento por saborearla.

Cuando captur贸 uno de sus pezones con la boca, Sakura emiti贸 un sonido gutural, hundi贸 los dedos en su pelo y arque贸 el cuerpo para salir a su encuentro.

鈥”隆Dios m铆o! 鈥”susurr贸鈥”. Eres hermosa... muy hermosa 鈥”repiti贸 con reverencia, atray茅ndola hacia 茅l.

Sus pechos eran llenos y se apretaban contra la tela de la delgada camisa, movi茅ndose al ritmo de su respiraci贸n.

Ten铆a una cintura estrecha que terminaba en unas caderas bien proporcionadas. Sonri贸 con satisfacci贸n y presion贸 los labios contra su tersa mejilla. Su piel era suave y c谩lida como la de un beb茅 bajo su boca, y su olor era dulce y femenino.
El movi贸 los labios hasta su o铆do.

鈥”Lev谩ntate 鈥”murmur贸.

Sakura no se movi贸 de inmediato, pero Sasuke s铆, la cogi贸 de la mano y tir贸 de ella, oblig谩ndola a levantarse. Mientras permanec铆a de pie, insegura junto a la cama, su vestido y su camisola resbalaron por su cuerpo.

脡l se acuclill贸, desliz贸 una mano bajo su pie y se lo levant贸. Sakura se tambale贸, pero apoy谩ndose en su hombro, le permiti贸 moverle un pie y luego el otro para poder quitarle el vestido.

Sasuke se incorpor贸, le pas贸 las manos por el pelo, para que los rubios mechones color miel se derramaran por encima de sus hombros. No pod铆a negar que su esposa era preciosa, y su cuerpo rabiaba por ella.

鈥”Preciosa 鈥”dijo en voz alta, inclinando la cabeza y acarici谩ndole la boca con la suya.

鈥”Me cuesta respirar 鈥”susurr贸 ella.

鈥”A m铆 tambi茅n 鈥”confes贸 茅l con total sinceridad.

Los labios de ella comenzaron a moverse bajo los suyos, mordisque谩ndolos, lami茅ndoselos. La sensaci贸n que le provocaba su respuesta empez贸 a fluir por Sasuke como lava. Se coloc贸 entre sus piernas y comenz贸 a acariciarle la espalda. Pero algo faltaba. Levant贸 la cabeza de golpe, busc贸 las manos de ella y se las coloc贸 sobre el pecho.

Algo primitivo e intenso golpe贸 con fuerza a Sasuke; la sangre circulaba por sus venas como un r铆o. Jam谩s en su vida hab铆a deseado nada ni a nadie con tanta intensidad. La necesidad de introducirse en ella lo dominaba de tal modo que era incapaz de detenerse.


Sakura jadeaba, sus manos vagaban por el cuerpo de 茅l. Cuando sus dedos revolotearon por encima de la tela que le cubr铆a el pez贸n, se incorpor贸 sobre ella, se arranc贸 la camisa y se quit贸 las botas.


Sakura, tendida debajo de 茅l, con el pecho elev谩ndose cada vez que respiraba y con el candor de la inocencia al parecer desaparecido, examinaba con descaro su pecho desnudo.


Sasuke coloc贸 una mano sobre su hombro, sobre su clav铆cula, su seno, sobre el liso valle de su vientre y sobre la tela de sus calzones. Le acarici贸 el muslo, y, mir谩ndola a los ojos, introdujo un dedo en la abertura. Sakura se arque贸.


Desliz贸 el dedo entre los h煤medos pliegues de su sexo.


鈥”隆Oh, Dios! 鈥”gimi贸 ella, echando la cabeza hacia atr谩s y dejando expuesta la garganta.


Sasuke retir贸 la mano, cogi贸 los calzones y se los quit贸. Cuando se libr贸 de ellos, la bes贸 en el vientre, luego descendi贸 m谩s, acariciando con la boca los rizos rosados, aspirando su aroma salvaje.


Sakura jadeaba con m谩s fuerza, aferrando las s谩banas entre los pu帽os. Sasuke le separ贸 las piernas y le coloc贸 una mano encima.


Ella se incorpor贸 sobre los codos y lo mir贸 al tiempo que introduc铆a bocanadas de aire en los pulmones.


鈥”驴Qu茅 est谩s haciendo? 鈥”pregunt贸.


Sasuke sonri贸 e introdujo la lengua en ella. Sakura grit贸 e intent贸 cerrar las piernas, pero 茅l se las mantuvo separadas con las manos.

鈥”No 鈥”dijo鈥”. Vas a permit铆rmelo.

Volvi贸 a tocarla con la lengua y Sakura se dej贸 caer, buscando a tientas sus hombros. Cuando empez贸 a lamerla, se estremeci贸 y emiti贸 unos gemidos de placer que hicieron que a 茅l le hirviera la sangre, consumi茅ndole. Pero se control贸 y la sabore贸 a conciencia.

La respuesta de ella fue explosiva; se arque贸 contra 茅l, luchando por respirar, lanzando gemidos de placer, cada vez m谩s y m谩s seguidos conforme se acercaba al cl铆max. Sasuke la acarici贸, la succion贸, la mordisque贸 como si fuera un manjar, hasta que ella fue a su encuentro, rode谩ndole la cabeza con las manos, movi茅ndose de manera incontrolable contra 茅l, alej谩ndose y acerc谩ndose.

Su respuesta fue tan incre铆ble y su comportamiento tan licencioso, que estuvo a punto de llegar al l铆mite junto con ella.
Se alz贸 sobre su cuerpo, sosteni茅ndose con una mano mientras se desabrochaba el cintur贸n, se bajaba los pantalones y se deshac铆a de ellos a patadas.

Sakura no abri贸 en ning煤n momento los ojos. Permanec铆a tumbada, respirando con dificultad, con una mano cubriendo su pecho y la otra enredada en su pelo.

鈥”驴Est谩s bien? 鈥”pregunt贸 茅l mientras se colocaba entre sus muslos.

Ella sonri贸 como entre sue帽os, sin abrir los ojos.

鈥”Humm...

Sasuke se ri贸 y presion贸 el extremo de su virilidad contra ella. Sakura abri贸 los ojos cuando 茅l empez贸 a moverse despacio hacia adelante y hacia atr谩s. El cuerpo de ella estaba caliente y mojado.

El intent贸 tener paciencia, aunque deseaba estar ya en su interior. Baj贸 el brazo para apartarle el pelo de la h煤meda frente y la bes贸 con ternura.

鈥”Dame la mano 鈥”indic贸 con suavidad, dirigi茅ndola para que le tocara.

Sus dedos se cerraron en torno a 茅l, que cubri贸 la mano de ella con la suya, y le ense帽贸 c贸mo deb铆a moverla.

鈥”Vaya 鈥”susurr贸 ella鈥”. Casi parece como seda sobre m谩rmol.

Sasuke pens贸 que a 茅l le parec铆a otra cosa muy distinta y cerr贸 los ojos, apretando la mand铆bula para soportar el placer que ella le estaba proporcionando.

Sakura comenz贸 a explorar con la otra mano el resto de su cuerpo. Fue consciente de su columna vertebral, de la dureza de los m煤sculos de su espalda y de la ondulaci贸n de la carne de sus hombros.

Al mismo tiempo, 茅l le acariciaba el cuello, los brazos, la curva de la cintura y las caderas, descendiendo entre sus piernas de nuevo, acariciando su sensible n煤cleo. Sakura contuvo el aliento, y se hundi贸 en el colch贸n, pero Sasuke la acarici贸 con descaro, separ谩ndole los muslos sin demasiado esfuerzo.

Enterr贸 la cara en sus pechos, succion谩ndolos mientras su miembro le acariciaba el abdomen y el muslo, quem谩ndole la piel con su calor.

Se estremeci贸 cuando 茅l introdujo despacio un dedo en su interior y luego dos, oblig谩ndola, con cuidado, a que se abriera.
Pero cuando se coloc贸 sobre ella, separ谩ndole las piernas con las rodillas, y descendiendo hasta que su virilidad le acarici贸 el sexo, Sakura volvi贸 a sobresaltarse.

鈥”Rel谩jate 鈥”gru帽贸 茅l dirigiendo la aterciopelada punta de su miembro hacia su interior. Ella se retorci贸 debajo 茅l, buscando de manera instintiva la forma de huir de la invasi贸n鈥”. Rel谩jate 鈥”susurr贸 de nuevo Sasuke, entrando en ella despacio y con cuidado, empujando un poco, y luego otro poco, antes de introducirse por completo en su interior y empezar a moverse all铆 en un delicado baile.

La bes贸 con ternura, cogiendo su labio inferior entre los dientes, metiendo la lengua en su boca, mientras segu铆a con el delicioso asalto.

El cuerpo de Sakura se abri贸 a 茅l con tanta confianza, que ella se asombr贸, tanto a nivel f铆sico como emocional, por la naturalidad de la uni贸n entre un hombre y una mujer. Se dio cuenta de que Sasuke respiraba con dificultad, como si luchara por controlarse.


Se dej贸 caer sobre ella por completo y se desliz贸 m谩s en su interior.


Luego se detuvo. Extendi贸 la mano hasta donde la de Sakura aferraba las s谩banas y se la cubri贸 con las suyas. Con un suave gemido elev贸 las caderas, y empuj贸 de repente.


El agudo dolor la cogi贸 por sorpresa, y se le escap贸 un grito mientras se le tensaba todo el cuerpo, prepar谩ndose para sufrir m谩s dolor. Oy贸 el silbido que Sasuke produjo al soltar el aliento, y not贸 que le apretaba el hombro mientras se inmovilizaba dentro de ella.


鈥”Lo siento, lo siento mucho 鈥”musit贸 茅l acarici谩ndole la mejilla con ternura鈥”. Que Dios me perdone, jam谩s quise hacerte da帽o.


Sakura apenas lo oy贸; no sab铆a qu茅 deb铆a esperar a continuaci贸n y ten铆a miedo de que hubiera m谩s dolor. Aunque el inicial empezaba a desaparecer, tem铆a lo que pudiese sentir despu茅s.


Se movi贸 con incomodidad debajo de 茅l; pero sus labios rozaron los de ella, toc谩ndole la mejilla y la sien, mientras con la mano le acariciaba el pelo. Empez贸 a moverse de nuevo, con facilidad y lentitud, desliz谩ndose en su interior y volviendo a salir, movi茅ndose con ella hasta que le rode贸 la mu帽eca con la mano.


鈥”Tranquila 鈥”susurr贸 contra su cuello, repitiendo el movimiento, llen谩ndola a la vez de dolor y de enorme placer.


Era una sensaci贸n fabulosa, porque el placer fue superando al dolor mientras 茅l segu铆a movi茅ndose acarici谩ndola con el cuerpo, creciendo dentro de ella. Cuando su mano se desliz贸 entre los dos y empez贸 a tocarla, Sakura contuvo un grito de placer.
A medida que sus m煤sculos lo apresaban, los movimientos de 茅l se fueron haciendo m谩s urgentes y la rode贸 con los brazos.


鈥”Abr谩zame 鈥”susurr贸 茅l. Sakura lo hizo y levant贸 las piernas, abraz谩ndolo con ellas tambi茅n.


Se sinti贸 como si flotara por encima de los cuerpos de ambos, el placer impregnaba todo lo que ten铆an alrededor. Cuando pens贸 que no podr铆a soportarlo m谩s, estall贸 de nuevo; oy贸 gemir a Sasuke cuando 茅ste dio el embate final y se estremeci贸. Jade贸 durante unos segundos antes de levantar la cabeza y apartarse el pelo de los ojos.


鈥”驴Est谩s bien? 驴Est谩s dolorida? 鈥”le pregunt贸.


驴Bien? Estaba en la gloria. No sab铆a que la uni贸n f铆sica de un hombre y una mujer pudiera ser tan liberadora. Le sonri贸 con ternura y le puso una mano en el ment贸n.


鈥”Estoy perfectamente.


El la mir贸 durante un largo instante con expresi贸n llena de ternura. Le dio un r谩pido beso al tiempo que sal铆a de su cuerpo y se tumbaba de espaldas, con un brazo detr谩s de la cabeza, mientras su respiraci贸n volv铆a a la normalidad.

Una mano se uni贸 a la suya, acarici谩ndole la palma y entrelaz谩ndose con sus dedos. No dijo nada, tan s贸lo mir贸 hacia el fuego. Sakura se puso de lado, hundiendo el rostro en su cuello, sonriendo feliz cuando 茅l la abraz贸.


Sasuke, tumbado a su lado, se sent铆a extra帽o. Hab铆a sido una experiencia conmovedora; recibir la virginidad de una mujer despertaba algo primitivo y elemental en su interior. No era s贸lo sexo, sino algo mucho m谩s profundo. Le hab铆a hecho sentirse posesivo con ella; algo extra帽o en 茅l, y lo que era todav铆a peor: vulnerable; como si se hubiera abierto una puerta cuya existencia desconoc铆a y que no ten铆a ni idea de adonde conduc铆a.


Le oprimi贸 la mano y pens贸 en el d铆a siguiente y en el otro y en un tercero, y empez贸 a recordar, poco a poco, la raz贸n por la que estaba en la cama con ella.


鈥”驴Cu谩ndo tendr谩s la pr贸xima menstruaci贸n? 鈥”pregunt贸, con la delicadeza de una cabra.


Fue evidente que la pregunta sobresalt贸 a Sakura, que alz贸 la vista, ruborizada y con los ojos muy abiertos.


鈥”N...No lo s茅 con seguridad. Dentro de una semana, puede que m谩s.


脡l no dijo nada m谩s, s贸lo cerr贸 los ojos sujetando su mano. Sakura, a su lado, se estremeci贸 y subi贸 las s谩banas para cubrirse los hombros, luego se apoy贸 en el pecho de 茅l cerrando tambi茅n los ojos.

Sasuke escuch贸 el sonido de su respiraci贸n que se iba haciendo m谩s profunda conforme se quedaba dormida.


脡l en cambio no pod铆a dormir; no pod铆a permitir que lo turbaran unos sentimientos tan tiernos. Su mente estaba en guerra con sus emociones; su sentido com煤n le dec铆a que s贸lo hab铆a sido un revolc贸n m谩s, mientras que el coraz贸n le indicaba algo distinto.


Mir贸 hacia abajo, vio que Sakura estaba dormida y se liber贸 con cuidado del brazo que ten铆a alrededor de su cintura y de la perfecta pierna que estaba encima de la suya. Cuando sali贸 de la cama, ella rod贸 hasta el centro y 茅l no pudo evitar sonre铆r.


Se puso una bata, se acerc贸 a la ventana y contempl贸 el comienzo de la noche veraniega. Dios, se sent铆a a la deriva. Siempre se acostaba con quien le apetec铆a sin sentir culpa ni remordimientos; pero con Sakura sent铆a tantas cosas a la vez que le daba miedo.


Hasta el punto de que esa noche apenas durmi贸, y cuando se levant贸, al amanecer de la ma帽ana siguiente, pegado al borde del colch贸n adonde Sakura lo hab铆a empujado mientras dorm铆a tranquila, decidi贸 que no iba a permitir que le nublara el cerebro otro ataque de sentimentalismo.


Hab铆a hecho lo que se esperaba de 茅l. Ahora s贸lo ten铆a que esperar a ver si su semilla hab铆a prendido. Sin embargo, no pod铆a librarse de la sensaci贸n de algo extra帽o creciendo dentro de s铆.


Antes de que el sol se elevara en el cielo, Sasuke Uchiha se hab铆a vestido y estaba ya montado en el caballo que le hab铆a entregado un somnoliento mozo de cuadra.


Cuando Sakura se despert贸 a la ma帽ana siguiente estaba sola en la cama. Se sent贸, usando la s谩bana para taparse y mir贸 en torno a s铆, al dormitorio, parpadeando de sue帽o.


鈥”驴Sasuke? 鈥”llam贸, pero el nombre le son贸 extra帽o en sus labios. Carraspe贸鈥”. 驴Milord? 鈥”volvi贸 a llamar; puso los ojos en blanco.

Eso parec铆a demasiado formal despu茅s de lo que hab铆a sucedido entre ellos. Le hab铆a pasado algo especial; m谩s importante que la p茅rdida de la virginidad. Se sent铆a pegajosa y dolorida, pero muy... viva. El acto, por doloroso que hubiera sido, tambi茅n hab铆a sido, quiz谩, el momento m谩s importante de su vida.


Era como si hubiera cruzado un umbral invisible, y se dio cuenta de que podr铆a acabar enamor谩ndose de Uchiha.


Sali贸 de la cama, arrastrando la s谩bana con ella y enroll谩ndosela alrededor del cuerpo.


Sasuke no estaba en el vestidor, ni en su saloncito privado. Sakura regres贸 al dormitorio con un suspiro y mir贸 a su alrededor. Vio una caja de alfileres de corbata encima del aparador y se acerc贸 para echar una ojeada. El alfiler que se hab铆a quitado estaba encima, y vio una peque帽a nota doblada dentro de la caja.


La cogi贸 y la abri贸, esperando encontrar algo as铆 como la factura, pero lo que vio fue algo que hizo que se le encogiera el coraz贸n.


芦Querido禄, empezaba diciendo la nota. Sakura contuvo el aliento y se llev贸 la mano a la boca.

Por favor acepta esta muestra de mi amor. Se trata de un nudo celta, que simboliza el amor eterno entre dos personas. Espero que te lo pongas hoy y pienses en nuestro futuro, sabiendo, cada vez que lo tengas en la mano, que mi coraz贸n siempre te pertenecer谩.


M.

De repente se le sec贸 la boca. Solt贸 el mensaje como si quemara y luego lo dobl贸 r谩pidamente, lo meti贸 en la caja donde lo hab铆a encontrado y se ech贸 hacia atr谩s. No pod铆a ni mirar el alfiler, un nudo de amor tan intrincado que no hab铆a forma de deshacerlo.


Saber que lady Waterstone se lo hab铆a regalado, y se lo hab铆a enviado para que lo llevara el d铆a de su boda y pensara en ella la hac铆a sentir enferma.

Se apart贸 a ciegas del aparador, en direcci贸n a la cama y a las s谩banas manchadas de sangre, y se derrumb贸 encima intentando respirar.
Cap铆tulo 18. por Candy-Uchiha
Notas de autor:
Esta historia ni sus personajes no me pertenecen, es una adaptaci贸n de la autora Julia London... Los personajes le pertenecen a M. Kishimoto. Yo solo la adapt贸 para compartirla con todos ustedes.
CAP脥TULO 18


Sasuke lleg贸 a Londres a 煤ltima hora de la ma帽ana. Se ba帽贸, se reuni贸 con el se帽or Bean para hablar de una asignaci贸n adecuada para Sakura y su familia, que deb铆a ser entregada sin demora, y, a 煤ltima hora de la tarde, recal贸 en White's.


No hab铆a pensado demasiado en Sakura, excepto a primera hora de la ma帽ana, cuando dej贸 a la reci茅n casada durmiendo pl谩cidamente en la cama, con los labios curvados en una seductora sonrisa. En cuanto se asegurara de haberla dejado embarazada, pensaba instalarse en Londres de forma definitiva, y 茅se ser铆a el punto final de los extra帽os, dulces y tiernos sentimientos que experimentaba hacia ella.


En White's se encontr贸 con varias ojeadas de extra帽eza, pero ninguna como la de Uzumaki, quien lo mir贸 como si estuviera viendo a un fantasma cuando se reuni贸 con 茅l en su mesa de siempre.


鈥”驴Ha pasado algo? 鈥”pregunt贸 este 煤ltimo, preocupado.


鈥”No 鈥”respondi贸 Sasuke con una sonrisa鈥”. Hab铆a ciertos asuntos que necesitaban mi atenci贸n.


鈥”驴Aqu铆? 鈥”pregunt贸 Uzumaki con escepticismo鈥”. 驴No pod铆an esperar, o haberte ocupado de ellos en Broderick Abbey? Despu茅s de todo, te casaste ayer.


鈥”驴Acaso eres mi maldita conciencia? 鈥”estall贸 Sasuke.


Naruto sonri贸 con iron铆a.


鈥”No... pero al parecer lo hago mejor que la que tienes.


No ten铆a por qu茅 aguantar sermones de su viejo amigo sobre sus obligaciones; ya hab铆a cumplido con su deber. Sin embargo no contest贸, se dio media vuelta y pidi贸 otra ronda de whisky. El recibimiento de Naruto no le impidi贸 a Sasuke beber ni divertirse, apostando fuerte en varias partidas de cartas.


Volvi贸 a Broderick Abbey a la tarde siguiente, cuando s贸lo faltaba una hora para la cena.


鈥”Por favor, dile a lady Uchiha que he vuelto 鈥”le orden贸 a Dawson mientras le entregaba el sombrero y el abrigo.


No pod铆a evitar a Sakura, y tampoco quer铆a hacerlo. Muy al contrario, disfrutaba de su compa帽铆a, s贸lo que no quer铆a sentir nada profundo por ella.


鈥”Milady ha dicho que si usted llegaba, se reuniera con ella a las ocho para cenar 鈥”inform贸 Dawson.


鈥”Lo har茅, pero antes me gustar铆a asearme y cambiarme de ropa. Supongo que el ba帽o est谩 preparado, 驴no? 鈥”pregunt贸 pasando por delante del mayordomo y cogiendo la correspondencia que le entreg贸 un lacayo cuando se dirigi贸 hacia sus habitaciones.


Una vez en ellas, revis贸 algunas de las cartas; la mayor parte eran felicitaciones por su matrimonio. Tambi茅n hab铆a algunas de negocios y una invitaci贸n al baile inaugural de la temporada de caza de Naruto, dos meses despu茅s.


La 煤ltima era una carta de Miranda. La dej贸 aparte sin leerla. Se acerc贸 a zancadas al cord贸n de la campanilla y tir贸 de 茅l.


Segundos despu茅s apareci贸 un lacayo.


鈥”Tr谩eme algo de ropa para cenar con la marquesa 鈥”orden贸, sirvi茅ndose un whisky (cosa que al parecer hac铆a muy a menudo en las dos 煤ltimas semanas, pens贸 distra铆do).


Se sent贸 en uno de los sillones de delante de la chimenea. Cuando el lacayo desapareci贸 por la puerta contigua, Sasuke se quit贸 las botas, apoy贸 los pies en la otomana y dej贸 que su mente vagara en torno al problema de c贸mo lograr que las cosechas mejoraran.


Cuando se abri贸 la puerta del vestidor, le lleg贸 un d茅bil aroma a perfume y levant贸 la vista; Sakura estaba ante 茅l, llevando en los brazos la ropa que deb铆a ponerse.


鈥”隆Qu茅 agradable sorpresa, lady Uchiha! 鈥”exclam贸 茅l con suavidad, sorprendido de que hubiera entrado sin llamar.


Ella no dijo nada, se acerc贸 al lugar donde estaba sentado y deposit贸 la ropa encima de la otomana, junto a sus pies. Luego se cruz贸 de brazos en un gesto que Sasuke reconoci贸 como la expresi贸n universal de la ira femenina.

No importaba que exhibiera una dulce sonrisa, el destello diab贸lico de sus ojos y los brazos cruzados dec铆an m谩s que mil palabras.


Sasuke se levant贸 despacio, elevando su estatura sobre la m谩s baja de su esposa.


鈥”Est谩s frunciendo el cejo, lady Uchiha, 驴hay algo en Broderick Abbey que no sea de tu gusto? 鈥”pregunt贸鈥”. Dime de qu茅 se trata y le pondr茅 remedio de inmediato.


Ella pareci贸 sorprenderse bastante al o铆rle, pero se acerc贸 a 茅l con la barbilla levantada.


鈥”Desapareciste sin decir ni una palabra.


脡l se inclin贸 hacia adelante hasta que los ojos de ambos quedaron a la misma altura.


鈥”Eso no es cierto, milady 鈥”aclar贸 con suavidad鈥”, le dije a Dawson d贸nde iba a estar.


Dicho eso, cogi贸 la copa y se acerc贸 al aparador para servirse otro whisky.


鈥”Pero a m铆 no me dijiste nada.


鈥”Estabas durmiendo, no quise despertarte.
鈥”Podr铆a entenderlo si hubieras ido a Broderick, pero 驴a Londres?


脡l se encogi贸 de hombros con indiferencia.


鈥”Ten铆a cosas que resolver all铆. Sucede con frecuencia.


鈥”Por supuesto, pero s贸lo llevamos dos d铆as casados.


鈥”S茅 perfectamente cu谩nto hace que nos casamos 鈥”replic贸 茅l irritado. Se bebi贸 el whisky de un trago y se volvi贸 para quedar frente a ella鈥”. Los negocios no se interrumpen por bodas, nacimientos o entierros.


鈥”隆Ah!, entonces, 驴se trataba de algo urgente? 鈥”pregunt贸 ella esperanzada, deseando que 茅l contestara que s铆, que era algo tan importante que no pod铆a posponerse, tan urgente como para abandonar a la mujer con la que se hab铆a casado el d铆a anterior.


Como tal cosa estaba muy lejos de ser cierta, la pregunta le hizo sentirse inc贸modo y suspir贸 con impaciencia.


鈥”En esta ocasi贸n, lady Uchiha, voy a responder a tus preguntas, porque apenas nos conocemos, pero tienes que saber que no me gusta que me interroguen. Me fui a Londres para establecer una asignaci贸n para ti y para tu familia. Ahora he vuelto, pero viajo a menudo, seg煤n lo exijan mis obligaciones y los negocios.
De hecho, dentro de unos d铆as me ir茅 a Marshbridge para comprar algo de ganado.


鈥”驴A Marshbridge? 鈥”pregunt贸 ella con incredulidad.


鈥”Dentro de pocos d铆as llegar谩 tu doncella 鈥”le record贸 茅l鈥”, estoy seguro de que habr谩 muchas cosas para que te mantengas ocupada, aparte de todo lo que tienes que aprender sobre Broderick Abbey. Apenas notar谩s mi ausencia.


鈥”La notar茅 鈥”contest贸 Sakura con tristeza, como si acabara de anunciarle que se iba al continente por tiempo indefinido鈥”. 驴Cu谩nto tiempo vas a estar ausente?


芦El que sea necesario para librarme de estos antinaturales sentimientos.禄


鈥”No estoy seguro 鈥”respondi贸鈥”. Dos d铆as, puede que m谩s.


Ella parpade贸 y se mir贸 las manos.


El se sinti贸 repentinamente cansado y de mal humor.


鈥”驴Nos veremos a la hora de cenar? 鈥”pregunt贸 con tono seco.


Sakura levant贸 la cabeza, y la expresi贸n de sus ojos lo incomod贸. 驴Por qu茅 lo miraba as铆? 驴Es que despu茅s de haberse puesto de acuerdo iba a fingir ahora que no sab铆a con exactitud lo que hab铆an acordado? El vientre de ella a cambio del apellido de 茅l, nada m谩s. Sakura parec铆a haberlo olvidado, y ahora pretend铆a ponerle los grilletes desde el principio. Se apart贸 con gesto brusco.


鈥”Me reunir茅 contigo abajo.


Y, tras un instante de vacilaci贸n, la oy贸 salir de la habitaci贸n


Sasuke se reuni贸 con Sakura en el sal贸n una hora despu茅s. Ella se hab铆a cambiado de ropa y llevaba un vestido de seda color crema, con hojas verde oscuro bordadas, que le daba aspecto angelical.

Un collar de perlas de tres vueltas le rodeaba la garganta, a juego con los pendientes y los prendedores del pelo. En una ocasi贸n le hab铆a parecido bonita, pero cuanto m谩s la ve铆a, m谩s hermosa la encontraba.


Cuando 茅l entr贸 en el sal贸n, Sakura estaba paseando con impaciencia, ignorando a los dos lacayos que la acompa帽aban. Lo mir贸 fijamente cuando 茅l entr贸 y la puerta se cerr贸 a sus espaldas, parpadeando r谩pidamente mientras se acercaba. Lo salud贸 con una r谩pida reverencia, y con igual rapidez se puso de puntillas para depositar un beso en su mejilla. El sonri贸 con iron铆a.


鈥”驴Has vuelto a beber whisky? 鈥”brome贸.


鈥”Todav铆a no. 驴Deber铆a empezar a hacerlo? 鈥”pregunt贸 ella, sarc谩stica.


El odi贸 la expresi贸n que vislumbr贸 en su rostro; quer铆a ver de nuevo su deslumbrante sonrisa.


鈥”Puedes hacer lo que desees. No te importa si yo tomo un trago, 驴verdad?


Al o铆rle, uno de los lacayos se acerc贸 al aparador. Sasuke le indic贸 a Sakura que se sentara en el sof谩 y 茅l se sent贸 a su lado. Cuando el lacayo le entreg贸 la copa, la alz贸 hacia ella en un silencioso brindis.


鈥”Bonito vestido 鈥”observ贸 mir谩ndola鈥”. Muy atractivo.


Ella esboz贸 una tensa sonrisa y se envar贸 a su lado. Ninguno de los dos dijo nada. Su reciente esposa, siempre tan locuaz, estaba abatida.


鈥”驴Te gusta la abad铆a? 鈥”le pregunt贸 como de pasada, poco interesado en conocer la respuesta, y con la 煤nica intenci贸n de romper el helado silencio que los rodeaba.


Pero ella lo mir贸 como si se hubiera vuelto loco.


鈥”Mucho, milord.


脡l dirigi贸 la vista al brazo del sof谩.


鈥”驴Se ocup贸 Dawson de ti mientras yo estuve ausente? 鈥”quiso saber mientras arrancaba, distra铆do, un hilo de la tapicer铆a.


鈥”S铆, y tambi茅n la se帽ora Hillier. Te tiene mucho cari帽o.


鈥”Y yo a ella 鈥”admiti贸 茅l鈥”. Fue mi ni帽era.


鈥”S铆 鈥”respondi贸 Sakura mirando a lo lejos鈥”, me lo dijo. Me cont贸 que ten铆as cinco a帽os cuando por fin pudiste pronunciar la letra 芦s禄.


脡l sacudi贸 la cabeza. La se帽ora Hillier a veces hablaba demasiado.


鈥”驴T煤 tuviste ni帽era? 鈥”se interes贸 para mantener la conversaci贸n.


鈥”Varias. Al parecer, mi madre no consegu铆a conservarlas durante demasiado tiempo. Supongo que 茅ramos tan traviesas que ninguna pod铆a aguantarnos.


Sasuke pod铆a imaginarse a la perfecci贸n a las tres ni帽as torturando a la pobre ni帽era.


鈥”驴Traviesas?


鈥”隆Much铆simo! 鈥”exclam贸 ella.


Pareci贸 relajarse cuando empez贸 a contar, muy animada, las an茅cdotas de su vida en Bingley Hall. Pens贸 que era extra帽o que alguien pudiera jurar devoci贸n eterna a una mujer y saber tan poco de ella. Los a帽os pasados en Bingley Hall eran, evidentemente, su m谩s preciado recuerdo, y Sasuke ni siquiera estaba seguro de saber d贸nde se encontraba situada.


Pero al menos su recuerdo la animaba, y disfrut贸 escuchando su mon贸logo, vi茅ndola mover las manos de manera expresiva, con sus ojos verdes brillando ligeramente con las historias de lo que, al parecer, hab铆a sido una infancia feliz.


Cuando Dawson anunci贸 la cena y Sasuke la escolt贸 hasta la silla, ella estaba hablando de nuevo de la muerte de su madre y de lo repentina que hab铆a sido. A 茅l le dio un vuelco el coraz贸n; su propia madre hab铆a fallecido mucho tiempo antes, pero todav铆a recordaba la profunda sensaci贸n de p茅rdida, el vac铆o interior que antes llenaba el amor de ella.


鈥”隆Vaya! 鈥”exclam贸 Sakura, sec谩ndose las comisuras de los ojos con la servilleta鈥”. Te pido disculpas, milord... yo... no s茅 lo que me ha pasado.


脡l le cogi贸 la mano.


鈥”Es evidente que la quer铆as mucho.


Ella asinti贸. Cuando hubo recuperado la calma, se concentr贸 en el plato y tom贸 un bocado de pescado.


鈥”驴T煤 recuerdas a tu madre?


鈥”Desde luego 鈥”respondi贸 茅l. Lo que no dijo era que los recuerdos que ten铆a de ella se iban difuminando de a帽o en a帽o.


鈥”驴Puedo preguntarte una cosa...? 驴D贸nde est谩 Redford? 鈥”dijo Ava.


S贸lo con o铆r mencionar la propiedad de su padre y su infancia en esa casa, Sasuke se estremeci贸.


鈥”Al norte 鈥”respondi贸 apretando los dientes.


鈥”驴C贸mo fue tu...?


鈥”S贸lo tengo un recuerdo vago 鈥”la interrumpi贸 antes de que empezara a bombardearlo con preguntas sobre una 茅poca de su vida que deseaba olvidar.


Ella dio un respingo, y Sasuke se dio cuenta de que su tono de voz la hab铆a sobresaltado. En realidad, aparte de cuando se acost贸 con ella, todo lo que 茅l hac铆a la sobresaltaba. Suspir贸 con cansancio y dej贸 a un lado el tenedor.


鈥”Perdona, pero no recuerdo haber tenido una infancia demasiado feliz. Como puedes imaginar, mi padre era bastante... severo 鈥”a帽adi贸.


Sakura no hizo m谩s preguntas y ambos continuaron cenando en silencio. A Sasuke le pareci贸 que la cena duraba horas. Comi贸 y pens贸 en Londres, en la cantidad de cosas que podr铆a hacer si estuvieran all铆, y en que no iba a poder soportar seguir d铆a tras d铆a con una farsa de vida familiar.


Cuando terminaron de cenar y el lacayo hubo retirado el 煤ltimo plato, Sasuke se meti贸 la mano en el bolsillo de la levita y sac贸 un puro. Se lo mostr贸 a Sakura.


鈥”Si te molesta saldr茅 afuera.


鈥”No 鈥”dijo ella, moviendo la cabeza para indicarle que pod铆a fumar.


脡l lo encendi贸, exhal贸 una voluta de humo y le sonri贸.


鈥”Debes de estar cansada. Si deseas retirarte, hazlo.


Ella sonri贸.


鈥”No estoy cansada. Puedo quedarme contigo todo el rato que quieras.


Eso era exactamente lo que 茅l tem铆a. Vi茅ndola all铆, con las mejillas arreboladas por efecto del vino de la cena y acariciando con sus largos y delgados dedos el tallo de la copa, sinti贸 la urgencia de llevarla a su cama.

Ese deseo volvi贸 a asustarle e hizo que su mundo se tambaleara. No quer铆a desearla f铆sicamente; eso s贸lo hac铆a que la situaci贸n fuera m谩s dif铆cil para 茅l.


En el transcurso del d铆a, hab铆a tomado la decisi贸n de cumplir con su deber hacia ella, pero nada m谩s. Y as铆 deb铆a hacerlo. Cualquier otra cosa s贸lo servir铆a para aumentar sus esperanzas, y cuanto menos esperaran el uno del otro, m谩s felices ser铆an ambos.


Aplast贸 el puro, extendi贸 las manos sobre la mesa y dijo con voz carente de expresi贸n:


鈥”No tienes por qu茅 esperarme, lady Uchiha. Tengo que revisar algunas cartas antes de retirarme.


Ella parpade贸 y lanz贸 una nerviosa ojeada al lacayo.


鈥”驴No vas a llamarme Sakura? 鈥”pregunt贸 en voz baja鈥”. Lady Uchiha parece demasiado... formal.


鈥”Sakura 鈥”accedi贸 茅l de mala gana. Ser formal era una manera de mantenerla a distancia, y a distancia era donde quer铆a que estuviera鈥”. Si me disculpas, como te he dicho, tengo que repasar unas cartas.


Sin embargo, antes de que pudiera levantarse, Sakura se movi贸 en la silla, acerc谩ndose e inclin谩ndose hacia 茅l, muy consciente de la presencia de los lacayos.


鈥”Pero... pero 驴no puedes dejarlo para ma帽ana? 鈥”susurr贸鈥”. Hab铆a pensado que podr铆amos leer o...


鈥”No pueden esperar 鈥”respondi贸 茅l, cortante.


La decepci贸n de Sakura fue evidente y a 茅l le afect贸 m谩s de lo que estaba dispuesto a admitir. En ese momento, ella se recost贸 contra el respaldo de la silla y emiti贸 un largo suspiro.


鈥”驴Sucede algo? 鈥”pregunt贸 con calma.


鈥”Nada, s贸lo que cre铆a que, como nos hemos casado hace tan s贸lo dos d铆as 鈥”respondi贸 ella levantando la mirada hacia 茅l鈥”, podr铆amos pasar algo de tiempo juntos.


Sasuke estaba seguro de que ella hab铆a entendido desde el principio c贸mo iba a ser su matrimonio y convencido por completo de que Sakura ten铆a lo que hab铆a deseado.

Ahora se ve铆a obligado a explicarle algo que no pod铆a expresar porque ni siquiera 茅l entend铆a lo que estaba sucediendo en su propio interior.


La situaci贸n le resultaba inc贸moda; mir贸 a los dos lacayos.


鈥”Eso es todo 鈥”les dijo, y esper贸 a que se fueran.


Cuando ambos cruzaron la puerta que comunicaba con la habitaci贸n contigua, mir贸 con firmeza a su esposa.


鈥”Preferir铆a que no coment谩ramos los detalles de nuestra vida privada delante de los lacayos, lady Uchiha.


鈥”驴Vida privada? En vista de que todav铆a no tenemos nada que se le parezca, no me merezco la reprimenda.


Sasuke entrecerr贸 los ojos.


鈥”La verdad es que s铆 que la tenemos, y no es incumbencia de los criados.


Sakura se encogi贸 de hombros y apart贸 la mirada.


芦隆Mujeres!禄, pens贸 茅l con un suspiro.


鈥”Lady Uchiha 鈥”dijo en voz baja pero firme鈥”, m铆rame.


Ella levant贸 la barbilla como si fuera una ni帽a y se neg贸 a mirarle.


鈥”M铆rame 鈥”volvi贸 a ordenarle en un tono que no admit铆a r茅plica.


Sakura le mir贸 de reojo. 脡l se inclin贸 hacia adelante, le rode贸 la mu帽eca con la mano y se la sujet贸 con fuerza.


鈥”T煤 y yo hicimos un trato 鈥”le record贸鈥”. Estuvimos de acuerdo en aceptar cada uno los motivos del otro.


鈥”Entiendo...


鈥”Creo que no 鈥”la interrumpi贸鈥”. Hicimos un trato y los dos fijamos lo que 铆bamos a aportar, y dijimos claramente que no hab铆a nada m谩s. S贸lo eso; no deber铆as desear que hubiera nada m谩s.


鈥”Espero que me disculpes si te digo que eras mucho m谩s amable antes de casarnos 鈥”le espet贸 ella, liber谩ndose de un tir贸n鈥”. Entiendo perfectamente lo que cada uno de nosotros puede esperar del otro, milord, pero no se me ocurri贸 que fu茅ramos a ser unos completos extra帽os.


Al o铆r eso, Sasuke solt贸 un resoplido.


鈥”No lo somos, milady, y lo sabes muy bien. Pero por tu propio bien debo advertirte que no me pidas m谩s de lo que puedo dar. 驴Me entiendes? Puedo darte mi apellido y mi protecci贸n, y extender esa protecci贸n a tu familia, todo a cambio de que me proporciones un hijo. Ese fue nuestro acuerdo t谩cito, y es lo 煤nico que puedo entregarte.


Sakura abri贸 sus verdes ojos. Parpade贸 a causa de la ira o del dolor, o quiz谩 de ambas cosas a la vez. Pero antes de que pudiera empezar a discutir, 茅l se levant贸, rode贸 la mesa, le puso las manos en los hombros y se inclin贸 para darle un beso en la mejilla.


鈥”Que duermas bien, esposa 鈥”se despidi贸, y sali贸 del comedor.
Cap铆tulo 19 por Candy-Uchiha
Notas de autor:
Esta historia ni sus personajes no me pertenecen, es una adaptaci贸n de la autora Julia London... Los personajes le pertenecen a M. Kishimoto. Yo solo la adapt贸 para compartirla con todos ustedes.
CAP脥TULO 19




Sakura se levant贸 justo despu茅s de amanecer. Tras pasar otra noche en vela, se asom贸 llena de tristeza a la ventana; lo cual le dio la oportunidad de ver a su marido montado en su caballo marr贸n, mientras sal铆a el sol, cabalgando a una velocidad imprudente.


Se arrebuj贸 en el salto de cama, vi茅ndolo desaparecer por el sendero. Cuando lo perdi贸 de vista, volvi贸 a la cama y se arroj贸 en ella. Nunca se hab铆a sentido tan perdida, ni siquiera cuando falleci贸 su madre, ni cuando Ino se fue. No, nada la hab铆a preparado ni avisado de la soledad del matrimonio. Ten铆a la sensaci贸n de estar vagando sin rumbo, intentando encontrar la direcci贸n correcta.


Estaba segura de que no era eso lo que hab铆an acordado. No era lo que esperaba ni lo que quer铆a, ni tampoco cre铆a poder soportarlo.


Ten铆a que reconocer que ella hab铆a aceptado vivir una vida al margen de la de su marido, excepto en lo relativo a producir hijos, evidentemente, y exceptuando tambi茅n las fabulosas fiestas que hab铆a so帽ado celebrar; pero nunca se hab铆a imaginado que cambiar铆a de idea despu茅s de la noche de bodas.


Su madre se hab铆a olvidado de advertirla sobre las fuertes emociones que le iba a provocar tener relaciones con un hombre tan atractivo y apasionado como Sasuke.

Nunca sospech贸 que fuera a sentir tanta ternura hacia 茅l, que quisiera verlo, tocarlo y disfrutar del calor de su sonrisa; que eso fuera a convertirse en una necesidad para ella.


脡sa no era la vida carente de preocupaciones que su madre predijo. No era agradable ni conveniente. De hecho, era bastante dolorosa. Sakura se sent铆a est煤pida; como una prostituta que hubiera renunciado a la felicidad a cambio de riqueza y posici贸n social sin pens谩rselo dos veces, como una idiota.


Y lo peor era que no sab铆a qu茅 hacer ni ten铆a a nadie que la aconsejara. No pod铆a confiar en la se帽ora Hillier, no s贸lo no la conoc铆a, sino que, adem谩s, el ama de llaves quer铆a a Uchiha como si fuera un hijo. No ten铆a con qui茅n desahogarse.


鈥”De acuerdo 鈥”dijo sin dirigirse a nadie en especial鈥”, entonces tendr谩s que intentar encontrar una soluci贸n por ti misma, lady Uchiha.


Al o铆r su nuevo nombre frunci贸 el cejo. Cuando Sasuke lo dec铆a, parec铆a desagradable, como si en vez de su esposa fuera su amante, o incluso alguien menos importante.


Tanta depresi贸n la ten铆a inquieta. Nunca hab铆a sido de las que se deprim铆an, y decidi贸 que no iba a empezar entonces.

Necesitaba dar un paseo.


Un corto paseo que la ayudara a pensar.
Se encamin贸 al vestidor, donde su ropa estaba doblada y guardada por unos criados tan eficientes que la verdad es que empezaba a creer que si hac铆a algo por s铆 misma, el servicio se ofender铆a mucho.

Despu茅s de revisar los pocos vestidos que hab铆a tra铆do, encontr贸 uno de ma帽ana.
Durante su solitario desayuno, le pregunt贸 a Dawson si pod铆a indicarle alg煤n sitio para pasear.


脡l pareci贸 sorprenderse por la pregunta.


鈥”Hay varios senderos, milady, pero los jardines son mucho m谩s agradables.


鈥”Gracias, pero prefiero dar un buen paseo al aire libre bajo el sol.


Dawson frunci贸 un poco el cejo.


鈥”No creo que su se帽or铆a desee que vaya usted sola, milady. 驴No puede esperar a que vuelva?


La sola menci贸n de la ausencia de Sasuke irrit贸 a Sakura, que se levant贸 de golpe, le dirigi贸 al mayordomo una deslumbrante sonrisa y neg贸 con la cabeza.


鈥”Creo que no, porque puede que 茅l est茅 ausente alg煤n tiempo, incluso d铆as. Y a m铆 me apetece pasear hoy.


Dawson se apresur贸 a seguirla para indicarle el camino, suplic谩ndole que no fuera sola. Pero Sakura se coloc贸 el sombrero en la cabeza y pregunt贸:


鈥”驴Qu茅 peligro puede haber, Dawson? 驴Vacas? 鈥”Se ri贸 de su propio chiste.


鈥”No hay nada a lo que deba tener miedo, lady Uchiha, pero podr铆a usted torcerse un tobillo.


Sakura le indic贸 al lacayo que le abriera la puerta.


鈥”Le aseguro que soy muy capaz de andar y, la verdad, creo que lo hago bastante bien. No me pasar谩 nada. 驴Hay alg煤n pueblo cerca o algo similar?


鈥”隆Milady! 鈥”exclam贸 Dawson escandalizado鈥”. No es posible que est茅 pensando en ir hasta Broderick.


鈥”驴No? 鈥”pregunt贸 ella con ligereza, mientras se enfundaba los guantes鈥”. 驴Qu茅 distancia puede haber? 驴Cuatro o cinco kil贸metros? Estar茅 de regreso por la tarde. 隆No se preocupe tanto, Dawson! 鈥”Le acarici贸 el brazo鈥”. Le aseguro que estar茅 muy bien. Bueno, 驴hacia d贸nde queda el camino, hacia el este o hacia el oeste?


Dawson arrug贸 la frente y le indic贸 la direcci贸n de mala gana. Sakura sali贸 a buen paso, con la esperanza de que un poco de ejercicio la ayudara, y, en caso de que no fuera as铆, Sally Pierce llegar铆a, procedente de Londres, al cabo de dos d铆as.

Al menos tendr铆a a alguien con quien hablar. La verdad era que probablemente no iba a estar de acuerdo con nada de lo que le dijera la criada, pero al menos ser铆a mejor que la tranquilidad que la rodeaba en esos momentos.


De hecho, todo estaba tan calmado y el aire tan quieto, que oy贸 el chasquido de una ramita al romperse a su espalda. Volvi贸 a o铆rlo dos veces m谩s. Al ser la mayor de tres chicas, sab铆a reconocer las se帽ales de que alguien la estaba siguiendo.
Sospech贸 de inmediato de Dawson y puso los ojos en blanco. Aprovech贸 un recodo del camino para esconderse detr谩s de un 谩rbol, contuvo el aliento y esper贸.


Tan s贸lo hab铆an transcurrido unos segundos cuando apareci贸 un lacayo, caminando con torpeza por culpa de los zapatos que calzaba, nada adecuados para recorrer senderos forestales.


鈥”Estoy aqu铆 鈥”solt贸 Sakura.


El pobre hombre solt贸 un grito y se llev贸 una mano al coraz贸n.


鈥”Le pido disculpas, milady 鈥”dijo mientras recuperaba el aliento鈥”. No la hab铆a visto.


鈥”Eso es evidente 鈥”observ贸 ella saliendo de detr谩s del 谩rbol y coloc谩ndose frente a 茅l con los brazos en jarras鈥”. 驴Por qu茅 me est谩s siguiendo?


El hombre enrojeci贸 y apart贸 la mirada.


鈥”El se帽or Dawson me lo orden贸.


鈥”驴Tambi茅n te dijo que te aseguraras de que no hubiera ra铆ces ni obst谩culos con los que pudiera tropezar y torcerme el tobillo?


El asinti贸 avergonzado.


鈥”Eso y ladrones 鈥”refunfu帽贸.


鈥”Humm 鈥”dijo Sakura cruz谩ndose de brazos y tamborileando con los dedos contra su codo mientras meditaba鈥”. 驴Hay ladrones en este bosque?


鈥”No que yo sepa 鈥”respondi贸 茅l con un comprensible estremecimiento.


鈥”Eso me parec铆a 鈥”suspir贸 Sakura鈥”. Bueno, 驴c贸mo te llamas?


鈥”Robert, milady.

鈥”De acuerdo, Robert, si tienes que venir conmigo, al menos ponte a mi lado, no soporto que me sigas.

鈥”S铆, milady 鈥”accedi贸 茅l poni茅ndose a su lado y andando con cuidado mientras Sakura avanzaba con facilidad por el bosque.

S贸lo hab铆an caminado un poco cuando los sorprendi贸 la voz de un ni帽o.

鈥”隆Alto! 驴Qui茅n se atreve a cruzar por el bosque del marqu茅s?

Sakura se detuvo y levant贸 la mirada en direcci贸n al sonido de la voz infantil.
Escondido en un roble, hab铆a un muchacho apunt谩ndolos con un arco de juguete y una flecha. Era el mismo que hab铆a visto en la boda, el que se hab铆a quedado mir谩ndola mientras los dem谩s se apresuraban a coger las monedas que les hab铆a tirado Uchiha.

Se fij贸 en que iba bien vestido, con la ropa limpia y de su medida. Pens贸 que deb铆a de ser el hijo de alguien con recursos, un cl茅rigo o quiz谩 un abogado.


鈥”Perd贸n, milady 鈥”se disculp贸 Robert鈥”. Es un peque帽o granuja. Me ocupar茅 de 茅l.


El chico lo apunt贸 de inmediato con la flecha.


鈥”驴Tienen permiso de su se帽or铆a para cruzar por estas tierras? 鈥”pregunt贸 con autoridad.


鈥”隆Baja de ese 谩rbol mocoso! 驴Acaso no conoces a la marquesa?


鈥”Claro que s铆 鈥”respondi贸 el ni帽o鈥”. Vi c贸mo se casaba, igual que usted.


鈥”驴Y no se te ha ocurrido que si es la marquesa tiene permiso de su se帽or铆a para pasar por aqu铆?


El cr铆o pareci贸 meditar la pregunta durante un segundo, luego se encogi贸 de hombros y baj贸 del 谩rbol de un salto. Una vez en el suelo, Sakura vio que parec铆a contar siete u ocho a帽os. Ten铆a una espesa mata de pelo negro y ojos de color negro con los que miraba a Sakura con atenci贸n.

鈥”Es usted m谩s guapa vista de cerca 鈥”declar贸.

El lacayo le propin贸 una colleja.

鈥”Piensa con qui茅n est谩s hablando 鈥”le rega帽贸.

Sakura se ri贸 y le acarici贸 la cabeza.

鈥”Gracias, amable caballero 鈥”dijo fingiendo hacer una reverencia鈥”. 驴Ten茅is nombre?

鈥”Edmond Foote, milady.

鈥”Creo que es el hijo del guardabosques, milady 鈥”la inform贸 Robert.


El ni帽o parec铆a ir demasiado bien vestido para ser el hijo del guardabosques. Volvi贸 a sonre铆rle, era un ni帽o robusto y alg煤n d铆a ser铆a tan alto y fuerte como Uchiha.


鈥”Sir Foote, vamos a Broderick. 驴Os gustar铆a uniros a nosotros? 鈥”pregunt贸 Sakura.


脡l la mir贸 y neg贸 con la cabeza.


鈥”No me dejan ir a Broderick.


鈥”驴No?


脡l movi贸 la cabeza de un lado a otro.


鈥”Lo siento mucho. Nos gustar铆a haber contado con vuestra protecci贸n. Si nos lo permit铆s, continuaremos nuestro camino.


鈥”Os permito pasar 鈥”concedi贸, magn谩nimo, apart谩ndose para hacer una profunda reverencia.


Sakura se ri贸 y se alej贸 con Robert, el cual mir贸 al ni帽o con enfado.


Cuando llegaron al pueblecito de Broderick, Sakura ya sab铆a que Robert era un hu茅rfano contratado por Uchiha siendo todav铆a un muchacho, y que ten铆a en muy alta estima a Charlotte, una de las ayudantes de cocina.

Ella le dijo que si quer铆a casarse con la muchacha, ten铆a que hacerlo por amor, y no por conveniencia o porque se viera obligado a hacerlo.


鈥”驴Por conveniencia, milady? No sab铆a que existieran ese tipo de matrimonios.


鈥”A eso me refer铆a 鈥”dijo ella d谩ndole un golpecito en el brazo鈥”. Al final, resulta que no es tan conveniente.


鈥”S铆, milady 鈥”repuso 茅l inclinando la cabeza, aunque segu铆a pareciendo bastante confuso.

Una vez en Broderick, Sakura entr贸 en la tienda de tejidos y estuvo hablando con el due帽o, quien se mostr贸 impaciente por ir a Broderick Abbey a principios de la semana siguiente para ense帽arle unas telas para su salita, que a ella le parec铆a fr铆a, h煤meda y demasiado sombr铆a. Decidi贸 que pod铆a encargar los materiales. Despu茅s de todo, lo m谩s probable era que estuviera sola, y Sasuke le hab铆a prometido proporcionarle todo lo que necesitara.

Se entretuvo admirando los caramelos del escaparate de una confiter铆a, pero cuando el propietario le pregunt贸 si quer铆a que le envolviera unos cuantos, neg贸 con la cabeza.

鈥”Me temo que no llevo dinero, se帽or.

El hombre mir贸 a Robert, quien avanz贸 un paso y le dijo algo al o铆do, despu茅s de lo cual el due帽o empez贸 a envolver los caramelos. Cuando Sakura protest贸, movi贸 la cabeza de un lado a otro y dijo con firmeza:

鈥”Lo siento, milady, pero debo insistir.

鈥”Pero...

鈥”Le aseguro que es suficiente con saber qui茅n es su marido 鈥”aclar贸 茅l con una ancha sonrisa, deposit谩ndole un paquete en los brazos.

鈥”Es usted muy amable 鈥”se lo agradeci贸 Sakura, haciendo malabarismos con el enorme bulto, hasta que Robert se hizo cargo de 茅l.

Emprendieron el viaje de regreso bajo un luminoso cielo azul, masticando caramelos y ri茅ndose de un hombre al que hab铆an visto peleando con la cabra que llevaba al mercado.

Era un d铆a muy agradable, y hubiera terminado muy bien de no ser porque Robert se ofreci贸, con no poca galanter铆a, a coger agua del r铆o, cay茅ndose al hacerlo por el terrapl茅n y aterrizando con torpeza y con el pie retorcido en un extra帽o 谩ngulo respecto a la pierna.

Cuando logr贸 encontrar un lugar para bajar, Sakura vio que ten铆a el tobillo roto.

鈥”Debe usted continuar 鈥”dijo Robert con evidente dolor鈥”, Dawson me cortar谩 la cabeza si no est谩 usted de regreso a una hora prudente.


鈥”Tonter铆as, Robert. No voy a dejarte solo. 鈥”Mir贸 hacia arriba y vio que se estaba haciendo tarde鈥”. 驴Vive alguien por aqu铆 cerca que pueda ayudarnos?


鈥”El guardabosques 鈥”mascull贸 Robert con los dientes apretados鈥”, pero es nuevo en la abad铆a y todav铆a no le conozco.


鈥”驴D贸nde puedo encontrarlo?


鈥”En la bifurcaci贸n del camino, donde torcimos a la derecha, si lo hubi茅ramos hecho a la izquierda...


鈥”S茅 d贸nde es鈥”le interrumpi贸 Sakura. Se quit贸 la capa de los hombros y se la ech贸 a Robert por encima鈥”. Lo traer茅 en seguida, no te preocupes.


Y dicho esto, trep贸 por el terrapl茅n y deshizo el camino hasta la bifurcaci贸n. Encontr贸 la caba帽a sin problemas, pero cuando llam贸 a la puerta, fue el joven Foote quien abri贸.

鈥”Se帽or Foote, volvemos a vernos, pero en esta ocasi贸n la situaci贸n es menos agradable 鈥”dijo鈥”. 驴D贸nde est谩 tu padre?


鈥”Poniendo trampas, milady.


鈥”驴Y tu madre?


鈥”Est谩 en el cielo.


鈥”隆Oh! 鈥”Sakura elev贸 la vista hacia arriba. El sol estaba empezando a ocultarse鈥”. Bueno, jovencito, entonces vas a tener que ser t煤 quien me ayude. Tienes que ir de inmediato a la abad铆a y decirle al se帽or Dawson que ha habido un accidente.


Al chico se le iluminaron los ojos.


鈥”驴Qu茅 clase de accidente? 鈥”pregunt贸 impaciente, saliendo de la caba帽a para mirar a su alrededor con la obvia esperanza de que el percance hubiera ocurrido cerca.


Sakura le sujet贸 con fuerza por el hombro para recuperar su atenci贸n.


鈥”Edmond, esc煤chame atentamente. El lacayo se ha roto el tobillo. Tienes que ir a la casa y traer ayuda.


鈥”Pero es que no me dejan ir all铆 鈥”confes贸 el ni帽o con expresi贸n muy preocupada.


隆Santo Dios! 驴Es que no le permit铆an ir a otro sitio que no fuera el bosque?


鈥”Tienes mi permiso especial 鈥”otorg贸 ella鈥”. Ahora vete corriendo.


Edmond mir贸 preocupado hacia la caba帽a que ten铆a a la espalda.


鈥”Ahora, Edmond. Le dir茅 a tu padre que te he ordenado que fueras.


鈥”Si, milady 鈥”obedeci贸 茅l; y sali贸 corriendo.


鈥”Me encontrar茅 contigo en la bifurcaci贸n 鈥”grit贸 Sakura a su espalda.


Sasuke volvi贸 de hacer la ronda entre sus arrendatarios a la hora del t茅, habiendo decidido que tendr铆a que ser complaciente con su joven esposa hasta que 茅sta se acostumbrara al trato al que hab铆an llegado. Pero en vez de encontrarla pintando, cosiendo, o lo que fuera que hicieran las mujeres para entretenerse, se encontr贸 a un Dawson fren茅tico.

En todos los a帽os que llevaba con 茅l, nunca lo hab铆a visto en ese estado.

鈥”驴Qu茅 sucede? 鈥”pregunt贸 Sasuke.

鈥”Se trata de lady Uchiha, milord, se fue al pueblo andando...


鈥”驴Andando?


鈥”Le dije que no lo hiciera, pero insisti贸. Envi茅 a Robert, el lacayo, para que la escoltara, pero llevan mucho tiempo fuera. Billy acaba de volver del pueblo, pero no ha visto ni rastro de ellos.


Sasuke estaba al borde del p谩nico. Nunca podr铆a perdonarse a s铆 mismo si a Sakura le suced铆a algo.


Sali贸 r谩pidamente con la intenci贸n de coger su caballo e ir en su busca 茅l mismo, pero se detuvo al ver aparecer a un ni帽o por el sendero. Por supuesto, conoc铆a al chico, lo hab铆a visto por sus tierras, pero nunca tan de cerca y eso lo pill贸 por sorpresa.

El muchacho parec铆a asustado y retorc铆a la gorra de lana entre las manos.

鈥”S茅 que no debo venir a la casa, milord, pero la marquesa me ha enviado.

鈥”驴D贸nde est谩? 鈥”pregunt贸 Sasuke saliendo de su asombro鈥”. 驴Se encuentra bien?


鈥”Ha habido un accidente 鈥”inform贸 el ni帽o haciendo que a Sasuke le diera un vuelco el coraz贸n.

Sujet贸 al cr铆o por el hombro y lo sacudi贸 para obligarle a alzar la vista hacia 茅l.

鈥”驴Qu茅 tipo de accidente? 驴Est谩 bien?

鈥”隆S铆! Se trata del lacayo. 隆Se ha roto el tobillo!

Sasuke lo solt贸 y se volvi贸 hacia los criados que se hab铆an congregado fuera para enterarse de lo que hab铆a pasado.


鈥”Que Billy traiga dos caballos; ir茅 con 茅l a buscarlos.


Uno de los lacayos sali贸 corriendo y Sasuke se volvi贸 para mirar al ni帽o, observando detenidamente su rostro, sus labios rojos, la inclinaci贸n de la nariz, sus ojos... sus ojos.


鈥”Bien hecho, Edmond 鈥”dijo en voz baja.

La cara del ni帽o se ilumin贸 con una enorme sonrisa desdentada.


Cuando Sasuke y Billy encontraron a Sakura y al lacayo, ya hab铆an sido sacados del riachuelo por el guardabosques. Sasuke descendi贸 del caballo y ayud贸 a bajar a Edmond, quien hab铆a montado delante de Sasuke, echado hacia adelante y acariciando las crines del animal durante todo el trayecto.

El ni帽o corri贸 hacia su padre, quien de inmediato lo rode贸 protectoramente con un brazo, manteni茅ndolo a su lado.

鈥”Se帽or Foote 鈥”dijo Sasuke al reconocer al guardabosques鈥”, su hijo se merece un elogio por haber acudido en ayuda de la marquesa.

El hombre asinti贸 y mir贸 a Robert, quien apretaba los dientes mientras Billy, el capataz de Sasuke desde hac铆a mucho tiempo, le revisaba el tobillo.

鈥”Estaba poniendo trampas para los jabal铆es 鈥”inform贸 Foote鈥”, y me encontr茅 con ellos en la orilla del r铆o.

Sasuke asinti贸 y trag贸 saliva.

鈥”Creo que tengo algo m谩s que agradecerle 鈥”dijo, pero Foote se encogi贸 de hombros y sujet贸 con m谩s fuerza a su hijo.

Sasuke se acerc贸 a Sakura. Estaba empezando a oscurecer, pero pod铆a ver su vestido de paseo lleno de barro y los mechones de pelo que se le hab铆an escapado del sombrero. El rostro de Robert estaba tan gris como el cielo en invierno.

Sasuke no habl贸. Al parecer no era capaz de pronunciar palabra debido al alivio de haberla encontrado ilesa, o quiz谩 por la ira que sent铆a porque se hubiera puesto en peligro. Ayud贸 a Billy a colocar a Robert en la grupa del caballo del primero y luego fue a ayudar a Sakura a subir al suyo; pero ella se apart贸, se acerc贸 al margen del camino y recogi贸 un paquete en el que 茅l no se hab铆a fijado.

Volvi贸 con 茅l hasta el caballo y lo meti贸 en el sombrero que le colgaba de la mu帽eca.

Sasuke la mir贸 a los ojos y ella esboz贸 una sonrisa.

鈥”Son caramelos de la confiter铆a. Espero que no te importe.

Todav铆a incapaz de hablar sin demostrar emoci贸n alguna, Sasuke neg贸 con la cabeza y la levant贸 del suelo, deposit谩ndola encima del enorme caballo gris en el que hab铆a montado.

鈥”Suj茅tate al pomo de la silla 鈥”orden贸.

Sakura cambi贸 de posici贸n el paquete e hizo lo que le dec铆a. Sasuke se subi贸 detr谩s de ella y la rode贸 con los brazos, apoyando la barbilla en su cabeza descubierta.

Puso el caballo al trote. Billy y Robert iban detr谩s de ellos, a un paso m谩s lento para evitar lo m谩ximo posible el dolor del lacayo.

鈥”Lady Uchiha, no debes ir andando hasta Broderick 鈥”dijo Sasuke cuando estuvieron a una buena distancia de Billy.

鈥”Pero...

鈥”Puedes ir en carruaje o a caballo, acompa帽ada por un lacayo. Si no sabes montar, te ense帽ar茅, pero no vayas caminando. 驴Me he expresado con claridad?

鈥”Perfectamente 鈥”respondi贸 ella con un hilo de voz.

脡l dej贸 transcurrir unos segundos y luego pregunt贸 con cuidado:

鈥”驴Sabes montar?

Ella tard贸 en responder, y se frot贸 la nuca con la mano, como si estuviera meditando la respuesta.

鈥”No 鈥”admiti贸 por fin.

鈥”En ese caso, cuando regrese de Marshbridge, me ocupar茅 de ense帽arte.

Ella no dijo nada, pero se dej贸 caer despacio hacia 茅l, apoyando la cabeza en su hombro y recostando su c谩lido cuerpo contra su pecho.

Sasuke solt贸 una de las manos con que sujetaba las riendas y le rode贸 la cintura con el brazo, agarr谩ndola con fuerza. Aspir贸 el aroma a rosas de su pelo, percibi贸 la suavidad de su cuerpo y not贸 una punzada similar a la que hab铆a experimentado cuando Dawson le dijo que hab铆a desaparecido.

De nuevo se sinti贸 al borde del p谩nico, pero esta vez era un miedo provocado por algo completamente distinto.
Cap铆tulo 20 por Candy-Uchiha
Notas de autor:
Esta historia ni sus personajes no me pertenecen, es una adaptaci贸n de la autora Julia London... Los personajes le pertenecen a M. Kishimoto. Yo solo la adapt贸 para compartirla con todos ustedes.
CAP脥TULO 20




Esa noche, Sasuke no acudi贸 a las habitaciones de Sakura, ni tampoco la invit贸 a ir a las suyas, pero a la ma帽ana siguiente ella se despert贸 sobresaltada, y lo vio de pie ante la cama. Lanz贸 una exclamaci贸n y se incorpor贸 con rapidez.


脡l se limit贸 a mirarla sin decir nada; iba vestido para salir y llevaba la capa puesta sobre los hombros. En una de las manos ten铆a unos guantes con los que se golpeaba la palma de la otra.


Sakura se incorpor贸 un poco m谩s, apart谩ndose la trenza del hombro.


鈥”驴Milord?


La mir贸 de arriba abajo, desde la cabeza hasta el bulto que formaban sus pies bajo las mantas.


鈥”驴Has dormido bien?


鈥”S铆 鈥”respondi贸 ella insegura.


脡l volvi贸 a golpearse la mano con los guantes.


鈥”Me voy a Marshbridge 鈥”anunci贸鈥”. Volver茅 dentro de uno o dos d铆as.


Ella asinti贸.


Sasuke esboz贸 una sonrisa torcida.


鈥”Te lo voy a decir yo en persona 鈥”a帽adi贸, sent谩ndose en el borde de la cama. Se inclin贸 hacia ella mir谩ndola a los ojos鈥”: Milady, no debes ir de paseo a Broderick.


Sakura suspir贸, puso los ojos en blanco y sonri贸.


鈥”Lo s茅. Ya me lo has dicho varias veces.


Sasuke pase贸 la mirada por su cuerpo una vez m谩s. Levant贸 una mano, le acarici贸 la desnuda clav铆cula y luego desliz贸 los dedos por el escote del camis贸n hasta la uni贸n de sus pechos. Cuando volvi贸 a mirarla, parec铆a estar ardiendo. Sakura contuvo un estremecimiento. Pareci贸 que 茅l fuese a decir algo pero... apret贸 los labios, le puso la mano en la mejilla y la bes贸.


Lo hizo con cuidado e intensidad. Sakura le rode贸 la mu帽eca con los dedos e intent贸 colocar la otra palma sobre el pecho de Sasuke, pero 茅l la detuvo cubri茅ndole la mano con la suya. Irguiendo la cabeza, se levant贸 sin decir nada y le acarici贸 el pelo.


鈥”Buenos d铆as 鈥”se despidi贸 saliendo del dormitorio con la capa ondeando alrededor de sus tobillos.


Cuando se hubo marchado, Sakura se aferr贸 a la almohada, se dej贸 caer contra el colch贸n de plumas, y dese贸 que la amara, aunque fuera s贸lo un poco.


Sakura se sinti贸 vigilada durante todo el d铆a. Fuera donde fuese, Dawson y la se帽ora Hillier parec铆an estar por los alrededores.

Empezaba a darse cuenta de que el ama de llaves era una mujer de car谩cter dif铆cil a la que nada le parec铆a bien. La sermoneaba a todas horas, indic谩ndole las cosas que una marquesa no deb铆a hacer jam谩s, como por ejemplo ir andando hasta el pueblo. O dar de comer a los pollos. U ordenar su propia habitaci贸n. O interesarse por el tobillo del lacayo, el cual, seg煤n afirm贸, estaba sanando muy bien.

Era como si el esp铆ritu de lady Anko se hubiera apoderado de la se帽ora Hillier.
Con esa constante vigilancia encima, Sakura empez贸 a sentirse atrapada en el interior de la enorme casa. Broderick Abbey era vieja, estaba llena de corrientes de aire, y ten铆a bastante humedad, pero lo peor era que carec铆a de vida. Era como si todos y cada uno de los que all铆 viv铆an se dedicara s贸lo a su trabajo diario.

Sali贸 al exterior despu茅s del almuerzo. El d铆a era c谩lido y luminoso, y se encamin贸 hacia el lago que hab铆a visto el d铆a de su llegada a Broderick Abbey. Record贸 que el lago estaba situado cerca de la entrada de la propiedad y, en efecto, dio con 茅l a unos dos kil贸metros de distancia de la casa. Se acerc贸 a la orilla aspirando el aire fresco.

Un grupo de cisnes que nadaban enloquecidos en medio del agua capt贸 su atenci贸n. El motivo por el que estaban tan nerviosos se encontraba en la orilla izquierda, y era Edmond Foote. Sakura levant贸 una mano para saludarlo y el ni帽o le devolvi贸 el saludo.

Observ贸 que Edmond estaba pescando, y decidi贸 acercarse a ver lo que hab铆a atrapado. Borde贸 el lago y lleg贸 hasta 茅l.

鈥”驴Ha habido suerte? 鈥”pregunt贸 aproxim谩ndose a la orilla.

鈥”No, milady. Creo que el sedal se ha quedado enganchado con algo 鈥”respondi贸 el chico tirando de la ca帽a. Se acerc贸 demasiado al agua, pero Sakura lo detuvo en seco, sujet谩ndolo por el hombro.

鈥”A tu padre no le har铆a ninguna gracia que te metieras en el lago, jovencito. Yo me encargar茅 de hacerlo 鈥”dijo, sent谩ndose en una roca para quitarse las medias y los zapatos.

鈥”No deber铆a meterse en el agua con los pies desnudos, milady. Mi madre dec铆a que el agua fr铆a en los pies pod铆a matarme. 驴No se lo dijo a usted la suya?

Ella se ri贸 mientras enrollaba las medias.

鈥”Mi madre me avis贸 de muchas cosas, pero de 茅sa no.

鈥”驴D贸nde est谩 su madre? 鈥”pregunt贸 el ni帽o, curioso.

鈥”En el cielo, como la tuya.

El ni帽o la mir贸 pensativo.

鈥”驴Y sabe que la han mandado a Broderick Abbey? 鈥”lo pregunt贸 como si hubiera llegado all铆 en contra de sus deseos, pero sonri贸 y le gui帽贸 un ojo.


鈥”Creo que s铆.


鈥”Yo creo que la m铆a tambi茅n lo sabe 鈥”afirm贸 茅l, asintiendo con vigor.


Sakura se levant贸, se recogi贸 las faldas por encima de las rodillas y se meti贸 en el lago.

El agua era clara pero estaba helada, haci茅ndola tiritar a cada paso que daba. El sedal se hab铆a quedado enganchado en unos escombros y ella pudo soltarlo con un leve tir贸n, para gran alegr铆a del joven Edmond que tir贸 de la ca帽a mientras Sakura regresaba a la orilla.

鈥”隆Gracias, marquesa! 鈥”exclam贸, recogiendo su cubo.

鈥”隆Espera! 鈥”grit贸 ella todav铆a metida en el agua鈥”. 驴Adonde vas?

鈥”隆A casa! 鈥”respondi贸 茅l, y ech贸 a correr.

鈥”Bonita manera de despedirse 鈥”mascull贸 ella, hundi茅ndose en el fango hasta el tobillo al dar un paso. 隆Demonios! Liber贸 el pie y se apresur贸 a salir del agua.

鈥”隆Buenos d铆as!

Sakura se solt贸 la falda sin querer debido a la sorpresa, y alz贸 la vista. En la pendiente del lago, montada a caballo y con un precioso traje de montar, hab铆a una mujer que la saludaba con una mano enguantada.

鈥”隆Se帽or! 鈥”susurr贸 Sakura mir谩ndose la falda. El dobladillo estaba empapado y ten铆a manchas marrones.

鈥”隆Buenos d铆as, buenos d铆as! 鈥”repiti贸 la mujer mientras obligaba al caballo a bajar la cuesta. Era una belleza de cabello negro y ojos azules; el tipo de mujer, pens贸 Sakura, a la que se pod铆a ver a menudo en los alrededores de Londres.

鈥”Perm铆tame presentarme. Soy lady Kettle. Las tierras de mi difunto marido lindan con las suyas.

鈥”驴Qu茅 tal? 鈥”dijo Sakura鈥”. Yo soy...

鈥”隆Ya s茅 qui茅n es! 鈥”exclam贸 la mujer entusiasmada鈥”. Me hubiera presentado de manera adecuada en su boda, pero volv铆 ayer de Escocia.

鈥”Ah 鈥”asinti贸 Sakura.

El caballo se detuvo justo delante de ella, y lady Kettle le dirigi贸 una sonrisa observando su vestido.

鈥”Disc煤lpeme 鈥”se apresur贸 a decir Sakura鈥”. Estaba ayudando al hijo del guardabosques a liberar el sedal.

鈥”驴A qui茅n? 鈥”pregunt贸 lady Kettle, mirando detenidamente alrededor del lago.

鈥”Al hijo del guardabosques 鈥”repiti贸 Sakura, echando un vistazo por encima de su hombro. Edmond hab铆a desaparecido.

鈥”No sab铆a que el guardabosques tuviera un hijo 鈥”coment贸 lady Kettle pensativa鈥”. Espero que no le haya importado mi intrusi贸n, lady Uchiha 鈥”a帽adi贸, dirigiendo de nuevo la atenci贸n hacia Sakura鈥”, pero he visto a su atractivo marido esta ma帽ana y me ha animado a venir a conocerla.

Sakura se puso una mano encima de los ojos para protegerse del sol, mientras levantaba la vista para mirar a lady Kettle.

鈥”驴Le ha visto esta ma帽ana?

鈥”Aj谩, desayunamos juntos 鈥”asinti贸, y al ver la confusa mirada de Sakura, movi贸 la mu帽eca y a帽adi贸 divertida鈥”: Le conozco desde hace siglos, desde que 茅ramos ni帽os. Sol铆amos pasar mucho tiempo juntos.

A Sakura le segu铆a costando entender que su marido la hubiese dejado esa ma帽ana para irse a desayunar con lady Kettle. A desayunar con la hermosa lady Kettle.

鈥”隆Se me olvidaba! Traigo algunas medicinas para su lacayo que me ha dado el m茅dico. Se supone que le aliviar谩n un poco el dolor.

鈥”隆Ah! 鈥”exclam贸 Sakura, tratando de ocultar su verg眉enza鈥”. Le ha contado nuestro accidente.

鈥”Me enter茅 en Broderick 鈥”la corrigi贸 lady Kettle.

鈥”驴S铆?

Lady Kettle se ri贸 de su asombro.

鈥”Somos un pueblo peque帽o, lady Uchiha. Las noticias viajan con mucha rapidez. Casi tanta como en Londres, supongo.

鈥”Extraordinario 鈥”dijo Sakura, pens谩ndolo de verdad.

鈥”El pobre Uchiha estaba bastante preocupado por usted. 芦Fue andando todo el camino hasta Broderick禄 鈥”le imit贸.

Sakura intent贸 sonre铆r, pero algo de lo que hab铆a dicho lady Kettle la preocupaba.

Puede que fuera el hecho de que su marido hubiera encontrado tiempo para visitarla y desayunar con ella, pudiendo haberlo hecho con su esposa. O tal vez que le hubiera hablado de su preocupaci贸n por ella. Fuera lo que fuese, Sakura se sinti贸 como una intrusa en aquel lugar.

鈥”Pensaba invitarla a dar un paseo uno de estos d铆as. El tiempo es magn铆fico y hay muchas cosas bonitas que ver en los alrededores de la abad铆a.

Por supuesto, lady Kettle deb铆a de saberlo. A Sakura en cambio, apenas le permit铆an acercarse al lago sin escolta.

鈥”驴Le apetecer铆a?

鈥”S铆 鈥”respondi贸 Sakura, pero entonces record贸 que su marido todav铆a no la hab铆a ense帽ado a montar鈥”. Es decir, cuando mi esposo me ense帽e a montar a caballo.

鈥”No podr铆a haber encontrado un profesor mejor. Lo digo por experiencia; fue 茅l quien me ense帽贸 a m铆 鈥”explic贸 lady Kettle con una alegre carcajada鈥”, y sigue empe帽ado en instruirme, aunque ahora ya soy una consumada amazona.


La risa de Sakura pareci贸 forzada. Se imaginaba muy bien lo que le hab铆a ense帽ado. Era hermosa y alegre. Y en cuanto a su traje de montar, pens贸 Sakura, era envidiable.

鈥”Bien, entonces la dejo con su pesca, lady Uchiha. 驴Puedo volver a visitarla?


鈥”Desde luego.


鈥”Gracias 鈥”dijo la otra con una sonrisa鈥”. Estoy impaciente por decirle a Uchiha que nos hemos conocido y que me parece usted encantadora.

Sakura sonri贸, se cruz贸 de brazos y rez贸 para que lady Kettle omitiera contarle que la hab铆a visto chapoteando en el lago.

鈥”Gracias de nuevo, es usted muy amable.

鈥” Ojala lleguemos a conocernos.

鈥”S铆, ser铆a maravilloso 鈥”convino Sakura deseando no haber ido al lago ni haberse quitado las medias y los zapatos.

Hecha un manojo de nervios, se puso ambas cosas y emprendi贸 el camino de regreso a la abad铆a, donde la visi贸n de un sencillo carruaje negro en el patio la alivi贸 y reanim贸 de inmediato. 隆Sally!

Cuando Sakura lleg贸 al patio, Sally ya hab铆a salido del carruaje con bastante desgana, y se estaba estirando con las manos en la espalda.

鈥”Condenado camino 鈥”se quej贸 al tiempo que Sakura se deten铆a ante ella, justo antes de que lo hiciera Dawson. Ech贸 una ojeada al vestido de Sakura.

鈥”驴Qu茅 le ha pasado a su vestido, milady?


鈥”Me alegro mucho de verte, Sally 鈥”la salud贸 Sakura, rodeando a la doncella con los brazos, para completo asombro de Dawson, a juzgar por su expresi贸n. La solt贸 y se volvi贸 hacia el mayordomo鈥”. Le presento a mi doncella, la se帽orita Pierce.

Sally le hizo una reverencia. Dawson la mir贸, primero a ella y luego a Sakura. Y despu茅s al bajo del vestido.

鈥”De acuerdo, milady 鈥”apunt贸 como si no supiera muy bien qu茅 decir. Le se帽al贸 a un lacayo el equipaje de Sally鈥”. Le ense帽ar茅 su habitaci贸n.

鈥”Despu茅s 鈥”se opuso Sakura鈥”. Antes me gustar铆a hablar con ella.

Cogi贸 a Sally del brazo y tir贸 de ella.

Cuando entraron en la abad铆a, Sally emiti贸 un silbido por lo bajo.

鈥”Es impresionante, 驴no? 鈥”pregunt贸 la doncella con voz cargada de aprensi贸n al tiempo que giraba sobre s铆 misma.

鈥”Bastante 鈥”respondi贸 Sakura sujet谩ndola de la mano鈥”. Vamos, ya tendr谩s tiempo luego de mirar con la boca abierta.

Tir贸 de Sally hasta la curvada escalera y luego por el largo pasillo hasta sus habitaciones, abri贸 la puerta, la empuj贸 para que entrara y cerr贸 despu茅s.

鈥”驴Mi habitaci贸n va a ser parecida a 茅sta?

鈥”No tengo ni idea 鈥”admiti贸 Sakura鈥”. No importa. Gracias a Dios que has venido, Sally.

鈥”驴S铆? 鈥”pregunt贸 ella mientras deambulaba por la habitaci贸n pasando las manos por los muebles鈥”. 驴Qu茅 ha sucedido? 驴Su guapo hombre no ha cumplido con su obligaci贸n hacia usted?

El rubor de Sakura arranc贸 una carcajada de Sally mientras se deten铆a ante el espejo para echarle un vistazo a su pelo.

鈥”隆No puedo creerlo! 鈥”exclam贸 jugueteando con un rizo鈥”. 驴Todav铆a no ha acudido a su cama?

鈥”隆S铆, desde luego que s铆! 鈥”asegur贸 Sakura con firmeza, rectificando al instante鈥”. Pero s贸lo una vez, la primera noche. Luego se fue a Londres. Y cuando volvi贸 dijo que ten铆a que atender la correspondencia. Y ahora est谩 en Marshbridge para comprar una vaca o algo por el estilo.

Sally dej贸 de curiosear y la mir贸 por encima del hombro con el cejo fruncido.

鈥”驴Ha abandonado a su mujer para ir a comprar una vaca? 隆Vaya! Hubiera pensado que un marqu茅s tendr铆a a alguien que se ocupara de la compra de sus vacas.

Se estaba yendo por las ramas.

鈥”Sally, me temo que hay un peque帽o... problema 鈥”explic贸 Sakura.

鈥”隆Ah! 鈥”exclam贸 la doncella. Se desliz贸 hasta el sof谩 delante de la chimenea y se dej贸 caer encima. Uni贸 las manos, juntando las yemas de los dedos, y estudi贸 a Sakura, pensativa鈥”. No se pondr铆a usted sentimental, llorando sin parar, 驴verdad?

鈥”隆No! 鈥”neg贸 Sakura.

鈥”驴Est谩 completamente segura? 鈥”insisti贸 Sally, mirando con desconfianza a Sakura鈥”. No parece soportar demasiado bien las dificultades.

鈥”No s茅 a qu茅 te refieres con eso 鈥”replic贸 ella, ofendida鈥”, pero te aseguro que no grit茅. M谩s bien... disfrut茅 de ello.

Al decir eso, obtuvo un aullido de risa por parte de la joven.

鈥”Juro que nunca hab铆a sabido de una mujer a la que le gustara su primera vez en la cama de un hombre!

鈥”隆Chis! 鈥”silb贸 Sakura dando un manotazo en el sof谩, y se sent贸 con la cara ardiendo; cosa de la que Sally pareci贸 disfrutar. Entonces, hizo acopio de todo su valor para pedirle ayuda a 茅sta鈥”. T煤 puedes decirme lo que puedo hacer, 驴verdad?

Sally medit贸 unos segundos y luego asinti贸.

鈥”S铆, puedo ayudarla, milady. Pero debe hacer exactamente lo que yo le diga. Y no voy a permitir especulaciones sobre d贸nde he aprendido esto o aquello. 驴De acuerdo?

鈥”De acuerdo 鈥”accedi贸 Sakura muy seria.


Sally se puso derecha de golpe, luego se ech贸 hacia adelante y cogi贸 las manos de Sakura entre las suyas.

鈥”Por encima de todo, nunca debe...

Un golpe en la puerta las sobresalt贸 a ambas; Sally se puso en pie a toda velocidad, d谩ndole una patada a Sakura en el proceso.

脡sta se levant贸 tambi茅n de un salto, y se volvi贸 hacia la puerta cuando 茅sta se abr铆a para dar paso a la se帽ora Hillier, quien mir贸 primero a Sakura y luego a Sally.

鈥”驴Milady? 鈥”pregunt贸 con un tono que contradec铆a la desaprobadora expresi贸n de su cara鈥”. Creo que ha llegado su doncella.

鈥”S铆, as铆 es 鈥”confirm贸 Sakura鈥”. Le presento a Sally Pierce. Sally, 茅sta es la se帽ora Hillier, el ama de llaves. 鈥”Dio gracias en silencio al ver que Sally hizo la reverencia que ten铆a que hacer.

鈥”Me alegro de conocerla, se帽orita Pierce. Ahora, si me acompa帽a... 鈥”La se帽ora Hillier le hizo una se帽a a Sally para que la siguiera y luego se dispuso a hacer exactamente lo que Sakura sospecho que har铆a: llevar a la doncella a su habitaci贸n y presentarla al resto del personal. La muchacha la sigui贸 poniendo los ojos en blanco.

Esa tarde, fue la se帽ora Hillier quien acudi贸 a ayudar a Sakura para vestirse para la cena. Cuando pregunt贸 por Sally, el ama de llaves contest贸 que se estaba instalando y aprendiendo las costumbres de la casa.

鈥”Ma帽ana empezar谩 con sus obligaciones 鈥”a帽adi贸 arrugando un poco la nariz.

鈥”Muy bien 鈥”dijo Sakura, decepcionada.

鈥”Milady 鈥”la se帽ora Hillier se puso las manos en la cintura鈥”; si me lo permite...鈥”La mujer parec铆a estar muy inc贸moda.

鈥”驴S铆? 鈥”pregunt贸 Sakura.

鈥”Una gran dama no debe trabar amistad con su doncella 鈥”indic贸, elevando un poco la barbilla鈥”. No quiero decir que una gran dama no deba ser amable con su doncella o tratarla mal, pero hacerse amiga suya, en fin, eso no se hace 鈥”a帽adi贸 asintiendo con firmeza鈥”. No es lo que se espera de una mujer que alg煤n d铆a se convertir谩 en duquesa.

Ese asunto de ser 芦una gran dama禄 estaba empezando a fastidiar a Sakura de mil maneras, una de las cuales era tener que soportar continuamente los sermones del ama de llaves.

鈥”Gracias se帽ora Hillier 鈥”dijo envarada, y le dio la espalda a la mujer hasta que 茅sta sali贸 de la habitaci贸n. La verdad era que aborrec铆a la pretensi贸n de que los criados eran seres inferiores, indignos de tener su atenci贸n o su aprecio.

La verdad era que si la se帽ora Hillier supiera d贸nde hab铆a encontrado Sakura a Sally... En fin, eso era algo que nadie ten铆a por qu茅 llegar a descubrir jam谩s, de lo contrario, ella y Sally se ver铆an de patitas en la calle.

Por culpa de la r铆gida visi贸n del mundo que se ten铆a en aquella triste casa, Sakura comi贸 sola en el comedor en vez de hacerlo en sus habitaciones, con Sally.

Despu茅s de cenar, se entretuvo deambulando por el piso principal; s贸lo conoc铆a las habitaciones comunes y sent铆a curiosidad por saber lo que hab铆a detr谩s del mont贸n de puertas cerradas.

Con el candelabro que Dawson le hab铆a entregado, fue de cuarto en cuarto abriendo puertas, meti茅ndose dentro de las habitaciones y observando con atenci贸n el lujoso mobiliario, las cortinas de terciopelo y los enormes retratos. Pens贸 en cambiarlo todo un poco, quiz谩 poniendo unos muebles m谩s c贸modos y cuadros de colores alegres.

Pero hasta que lleg贸 a lo que evidentemente era el estudio privado de Sasuke no se interes贸 demasiado. All铆 era donde 茅l trabajaba. Entr贸, cerr贸 la puerta, y, aferrando el candelabro, se pase贸 por la estancia.


Revis贸 la colecci贸n de libros. La mayor parte parec铆an relacionados con agricultura y transacciones financieras. Hab铆a algunos de ficci贸n, pero nada que le interesara a ella. Y tambi茅n varios vol煤menes de historia, sobre todo de la Marina Real Brit谩nica, que le parecieron bastante interesantes.


Al lado del escritorio hab铆a una taza de plata, y en una especie de pedestal, una colecci贸n de vasos de whisky que parec铆a muy antigua. Sobre el escritorio, reposaban una pluma de marfil con su tintero y un pisapapeles de cristal con una peque帽a moneda de oro incrustada. Tambi茅n hab铆a una caja de puros y un peque帽o cofre de madera que albergaba gran cantidad de papel de alta calidad. Y en un extremo, una pesada bandeja de plata que conten铆a el correo.


Hab铆a cartas sin abrir en la bandeja que, supuso, Dawson hab铆a dejado all铆 ese mismo d铆a.


Sakura se sent贸 en la silla de cuero de respaldo alto y dej贸 el candelabro.

Extendi贸 las manos sobre el escritorio y se imagin贸 a Sasuke sentado ah铆, ocupado con varias transacciones importantes de negocios. Sus ojos volvieron a caer sobre el correo, recogi贸 el peque帽o mont贸n de cartas y las revis贸.


A juzgar por los sellos de lacre, todas eran de negocios. Pero la 煤ltima era distinta. Ten铆a una letra de mujer que le resultaba dolorosamente familiar.


芦Honorable lord Uchiha, Esq.禄, ley贸. Le dio la vuelta despacio y mir贸 el sello.

Incrustadas en la cera roja, hab铆a tres letras.


Una 芦W禄 grande en el centro, con una 芦M禄 y una 芦P禄 m谩s peque帽as a ambos lados de la primera.


Lady Waterstone.


Dej贸 caer la carta en la bandeja como si fuera venenosa, y apil贸 las otras cartas encima sin ning煤n cuidado. Primero lady Kettle, y ahora aquello.


Pens谩ndolo mejor, rebusc贸 entre el correo, sac贸 la carta y se la meti贸 en el bolsillo. Era una flagrante violaci贸n de la intimidad pero, a fin de cuentas, lady Waterstone hab铆a violado la suya.


Se levant贸, orden贸 un poco el escritorio de Sasuke, luego recogi贸 el candelabro y sali贸 con el coraz贸n golpe谩ndole el pecho. No era una ladrona. O por lo menos no lo era hasta esa noche, cuando comprendi贸 que fuera lo que fuese lo que hubiera pensado que era el matrimonio, o lo que ella quer铆a del mismo, nunca podr铆a aceptar a otra mujer en la cama de su marido. En su mesa de desayuno, quiz谩. Pero 驴en su cama? Jam谩s.


Ahora ten铆a que hac茅rselo entender a 茅l.


A la ma帽ana siguiente, Sally despert贸 a Sakura abriendo las cortinas de golpe y d谩ndole una palmada en la planta del pie que estaba fuera de las s谩banas.


鈥”Lev谩ntese 鈥”orden贸 con severidad cuando Sakura protest贸鈥”. Si duerme demasiado van a pedir mi cabeza. Son condenadamente r铆gidos en este lugar 鈥”a帽adi贸 poniendo los brazos en jarras mientras Sakura intentaba sentarse鈥”. 隆Adem谩s de atenderla a usted, esperan que limpie y no s茅 cu谩ntas cosas m谩s!


鈥”驴Eso quieren? 鈥”pregunt贸 Sakura con voz somnolienta鈥”. Hablar茅 con la se帽ora Hillier...


鈥”No se moleste. Seguro que me habr谩 despedido antes de que acabe el d铆a; esta ma帽ana hemos discutido.


鈥”隆Sally! 鈥”exclam贸 Sakura, ya completamente despierta鈥”. 隆La se帽ora Hillier fue la ni帽era de su se帽or铆a! 隆No puedes hacerla enfadar!


La chica movi贸 la cabeza y chasque贸 la lengua mientras dejaba caer la bata de Sakura sobre su regazo.


鈥”隆No se preocupe tanto! Me portar茅 bien.


Sakura esper贸 que fuera una promesa. Se puso la bata y se levant贸, desperez谩ndose mientras se dirig铆a al lavabo. Una vez all铆, se ech贸 agua en la cara y cogi贸 un cepillo.


鈥”隆Uf! Tiene aspecto de no haber pegado ojo 鈥”observ贸 Sally鈥”. Que Dios la ayude si su cama es tan dura como la m铆a. Es como dormir encima de las rocas del r铆o.

鈥”La cama est谩 bien 鈥”refunfu帽贸 Sakura鈥”. No se trata de eso.


Sally dej贸 de hablar de la cama y la mir贸.


鈥”Entonces, 驴de qu茅?


Sakura suspir贸, abri贸 su escritorio, sac贸 la carta de lady Waterstone y la sostuvo en alto con dos dedos. Sally atraves贸 la habitaci贸n a toda velocidad para echarle una ojeada.


鈥”驴Qu茅 es lo que pone? 鈥”le pregunt贸 a Sakura.


鈥”Va dirigida a Uchiha. Es el sello de lady Waterstone. 鈥”Cuando fue evidente que Sally no sab铆a de qui茅n se trataba, los ojos de Sakura se llenaron de l谩grimas鈥”. Todav铆a es... su amante. 隆Y puede que no sea la 煤nica!


鈥”Ooh 鈥”dijo Sally, asintiendo con sabidur铆a鈥”. Vamos, 茅chele una ojeada 鈥”a帽adi贸 indic谩ndole a Sakura que la abriera.


鈥”驴Que la lea? 隆No puedo romper el sello de una carta dirigida a 茅l!


鈥”驴Va a compartir a su marido con una puta? 鈥”pregunt贸 Sally sin andarse con rodeos.


Sakura neg贸 con la cabeza.


鈥”Entonces 谩brala 鈥”repiti贸.


Sakura cogi贸 la carta, rompi贸 el sello y comenz贸 a leer.


鈥”En voz alta, por favor 鈥”pidi贸 una exasperada Sally.


Sakura suspir贸.


鈥”芦Querido禄 鈥”ley贸, notando que se le revolv铆a el est贸mago. Cerr贸 los ojos hasta que Sally le apret贸 un poco el brazo. Volvi贸 a mirar la carta y se apart贸 un poco de la doncella.


鈥”芦Querido 鈥”repiti贸鈥”. Me consumo contando las horas que faltan para volver a verte. Cada d铆a se me hace eterno hasta que llega el otro; me conoces lo bastante como para no saber lo desesperada que me siento sin tenerte a mi lado. Lo 煤nico que me consuela es so帽ar con el d铆a en el que la Providencia te vuelva a traer de regreso a Londres. Me he sacrificado por ti, querido, y jam谩s volver茅 a ser feliz en este mundo si no puedo estar contigo. Por favor, apres煤rate en volver a m铆 para acabar con mi sufrimiento. Completamente tuya, M.禄


Sakura arrug贸 la carta, furiosa. Pero Sally se la arranc贸 de los dedos y mir贸 lo que estaba escrito en la hoja.


鈥”Muy bien escrita 鈥”observ贸鈥”. Act煤a con mucha astucia; sabe c贸mo halagar el ego de los hombres. Tiene usted que ser tan astuta como ella, milady.


鈥”Pero 隆yo no s茅 c贸mo ser astuta! 鈥”gimi贸 Sakura, dej谩ndose caer en un sof谩鈥”. No hay esperanzas, 驴verdad? 隆Voy a perder a mi marido incluso antes de conocerlo!


鈥”隆Por el amor de Dios! 鈥”grit贸 Sally鈥”. 驴Se va a rendir con tanta facilidad? Para eso igual podr铆a entreg谩rselo envuelto con un bonito lazo. 驴No va ni siquiera a intentar conquistarlo?


鈥”No s茅 c贸mo 鈥”reconoci贸 Sakura con aspecto taciturno.


鈥”Yo s铆 鈥”declar贸 Sally sent谩ndose al lado de Sakura en el sof谩鈥”. Bueno, milady... 驴ha o铆do usted hablar de los harenes?


鈥”驴De qu茅? 鈥”pregunt贸 Sakura con cansancio.


鈥”Los harenes 鈥”repiti贸 Sally ech谩ndose hacia adelante鈥”. Act煤an de tal forma que vuelven locos a los hombres 鈥”susurr贸, describiendo con detalles muy gr谩ficos el modo en que se comportaban las mujeres de un har茅n en presencia de un hombre.


Sakura se horroriz贸 y fue soltando exclamaciones de sorpresa. No quer铆a averiguar c贸mo hab铆a llegado Sally a saber cosas as铆. Pero estuvo pendiente de cada bendita palabra.
Cap铆tulo 21. por Candy-Uchiha
Notas de autor:
Esta historia ni sus personajes no me pertenecen, es una adaptaci贸n de la autora Julia London... Los personajes le pertenecen a M. Kishimoto. Yo solo la adapt贸 para compartirla con todos ustedes.
CAP脥TULO 21


Sasuke volvi贸 a Broderick Abbey al atardecer del d铆a siguiente, tras haber acortado su estancia en Marshbridge sin que 茅l mismo supiera muy bien el motivo.


Pregunt贸 por su esposa, pero Dawson le dijo que estaba ocupada, y que dicho fuera de paso, tampoco estar铆a disponible para cenar con 茅l, ya que hab铆a llegado su doncella y estaba dedicada a algo urgente.


鈥”驴Ocupada? 鈥”pregunt贸 Sasuke con escepticismo鈥”. 驴En qu茅?


La cara de Dawson se contrajo un poco.


鈥”No lo s茅 exactamente, milord, pero si debo aventurar una respuesta... junto con la doncella llegaron bastantes ba煤les.


鈥”Ah 鈥”suspir贸 Sasuke, asintiendo comprensivo, ya que sab铆a muy bien el cari帽o que sienten las mujeres por sus cosas鈥”. Bien, 驴y dijo cu谩ndo podr茅 disfrutar del placer de su compa帽铆a? 鈥”pregunt贸, ir贸nico.


鈥”No, milord. Si quiere ir茅 a informarme...


鈥”No, gracias 鈥”le cort贸 Sasuke con una leve sonrisa鈥”. Lo har茅 yo mismo.


Se retir贸 a su estudio y repas贸 el correo, pero al no encontrar nada importante, se dirigi贸 a sus habitaciones para cambiarse para la cena. Sin embargo, una vez all铆, oy贸 unas apenas perceptibles risas de mujer que surg铆an del hueco del hogar. Se detuvo a escuchar, pero no oy贸 nada. Iba a apartarse cuando le lleg贸 el inconfundible sonido de una carcajada.


Suspir贸.

Al parecer, iba a tener que hablar con ella. Hab铆a esperado que Sakura se hubiera dado cuenta de la realidad de su matrimonio y que no albergara ilusiones respecto a 茅l, pero no que fuera a Broderick a pie, que se metiera en el lago o que confraternizara con su doncella. Sin embargo, otra explosi贸n de carcajadas despert贸 su curiosidad. Abandon贸 de nuevo su dormitorio y recorri贸 el pasillo hasta llegar a la puerta de las habitaciones de Sakura.


Ah铆 estaba otra vez, dos mujeres ri茅ndose. Sin embargo, cuando llam贸 a la puerta, las risas se detuvieron de golpe. De hecho, no se o铆a ni un solo sonido. Frunci贸 el cejo y llam贸 m谩s fuerte.


Entonces oy贸 un ruido amortiguado y le dio la sensaci贸n de que alguien se mov铆a en la habitaci贸n.


Estaba a punto de volver a golpear la puerta cuando 茅sta se abri贸 tan s贸lo una rendija.


鈥”隆Ah, buenas noches! Disculpa, estaba descansando 鈥”se excus贸 Sakura, cuyos ojos ten铆an un aspecto que, desde luego, no era de sue帽o.


鈥”驴Descansabas? 鈥”pregunt贸 茅l, esc茅ptico鈥”. Jurar铆a que he o铆do risas.


鈥”驴M铆as? 鈥”inquiri贸 ella parpadeando con inocencia鈥”. 隆Ah, s铆! Estaba leyendo un libro muy divertido.


鈥”驴S铆? 鈥”inquiri贸 Sasuke, sabiendo de sobra que estaba mintiendo鈥”. 驴C贸mo se titula? A lo mejor lo he le铆do.


鈥”Dudo que lo hayas hecho 鈥”coment贸 ella, aferrando la puerta con los dedos.


鈥”Puede que s铆 鈥”insisti贸 茅l, de buen talante鈥”. 驴C贸mo se titula?


鈥”隆Hum! Es curioso 鈥”dijo ella, enarcando un poco las cejas鈥” que un libro tan ingenioso tenga un t铆tulo tan dif铆cil de recordar.
鈥”Le dedic贸 una leve sonrisa鈥”. 驴Has tenido un buen viaje?


El asinti贸.


鈥”Me alegro. Espero que me perdones por no estar presente durante la cena, milord. He le铆do tanto hoy que me duele un poco la cabeza.


鈥”驴Tanto has le铆do? 鈥”pregunt贸 茅l, sonriendo con iron铆a鈥”. 驴Y crees que podr谩s reunirte conmigo m谩s tarde? Hay algo de lo que me gustar铆a hablar contigo.


鈥”Hum... Bueno, es que hab铆a pensado retirarme temprano 鈥”respondi贸 ella como si acabara de ocurr铆rsele la idea鈥”. Es decir... si no te importa.


El entrecerr贸 los ojos con desconfianza.


鈥”Como desees, lady Uchiha 鈥”contest贸, inclinando la cabeza鈥”. Quiz谩 ma帽ana podamos empezar con las lecciones de equitaci贸n. Suponiendo, claro, que te hayas repuesto del dolor de cabeza.


鈥”S铆 鈥”contest贸 ella con los ojos brillantes鈥”. Bueno... seg煤n c贸mo me encuentre.


鈥”Naturalmente.


鈥”Bien. De acuerdo entonces. Buenas noches, milord. 鈥”Sonri贸 y cerr贸 la puerta.


Sasuke se dio cuenta de que estaba sorprendido y decepcionado a partes iguales.


Permaneci贸 all铆 unos segundos, atento por si volv铆an las risas, pero no oy贸 nada. Se encogi贸 de hombros y regres贸 a sus habitaciones; sin embargo, cuando lleg贸 a ellas, oy贸 una carcajada procedente del dormitorio de Sakura y mene贸 la cabeza.


Cen贸 solo en el comedor peque帽o.

Mientras com铆a, vio pasar a un lacayo con una bandeja grande que conten铆a dos bandejas de plata cubiertas con una tapa.


鈥”驴Adonde va? 鈥”le pregunt贸 a Dawson.


鈥”A la habitaci贸n de milady, su se帽or铆a. Va a cenar en sus habitaciones con su doncella.


Y eso que ten铆a dolor de cabeza y quer铆a retirarse temprano, pens贸 Sasuke. Al parecer, 茅l hab铆a sido relegado a cenar solo en el comedor. Desde que pod铆a recordar, su padre cenaba separado de su madre a menos que hubiera invitados. Eso le molestaba. Le fastidiaba que su esposa lo evitara de manera tan obvia. Fuera cual fuese su arreglo, no ten铆a ning煤n motivo para evitarle.


Termin贸 de comer y sali贸 fuera para fumarse un cigarro. Le gustaba la sensaci贸n de fr铆o en la cara y se acerc贸 al extremo de la terraza que estaba justo encima del riachuelo que desembocaba en el lago.

Pero cuando regres贸 a la abad铆a, not贸 un movimiento en el extremo opuesto del ala donde estaban situadas las habitaciones principales. Se detuvo y alz贸 la vista hacia la ventana de Sakura. Vio en ella el brillo de un fuego y la luz de una vela, pero lo que atrajo su atenci贸n fue una sombra que parec铆a bailar en la pared.


Entrecerr贸 los ojos. No s贸lo lo estaba evitando, sino que, al parecer, se lo estaba pasando en grande sin 茅l.


El sentimiento de decepci贸n lo sorprend铆a y confund铆a. As铆 era, precisamente, como deseaba que fueran las cosas; el hecho de sentirse decepcionado le parec铆a rid铆culo e hip贸crita.


Se encogi贸 de hombros y volvi贸 adentro, bebi贸 un poco de brandy, ley贸 durante un rato, y, a falta de quince minutos para la medianoche, decidi贸 irse a dormir.


Se acerc贸 a la magn铆fica escalera y tom贸 el largo pasillo hasta sus habitaciones, desat谩ndose por el camino el pa帽uelo del cuello y desabroch谩ndose el chaleco.

Cuando pas贸 por delante del dormitorio de Sakura, hizo una breve pausa y, al no o铆r nada, continu贸 andando.


Una vez en su habitaci贸n, apenas se hab铆a quitado la levita y el chaleco, dejado el pa帽uelo y sacado la camisa del pantal贸n, cuando son贸 un golpe en la puerta. Suspir贸 con cansancio; Dawson era un mayordomo demasiado atento, tanto, que a veces era molesto. Seguro que estaba al borde de la apoplej铆a por el hecho de que Sasuke se hubiera retirado antes de que 茅l pudiese ofrecer su ayuda.


Se acerc贸 a la puerta descalzo, la abri贸 y se qued贸 totalmente sorprendido.


Quien llamaba no era Dawson sino Sakura, que estaba en el umbral con una vaporosa bata y sosteniendo un echarpe asimismo de seda roja. Pero lo que m谩s le llam贸 la atenci贸n no fue la provocativa bata, sino sus ojos. Sus verdes iris brillaban, y era una visi贸n impresionante.


鈥”Despu茅s de todo, te has dignado visitarme, lady Uchiha.


Ella ri贸 por lo bajo y avanz贸 de repente, empuj谩ndolo por el pecho y oblig谩ndolo a echarse hacia atr谩s. Cruz贸 el umbral de la puerta tras 茅l y cerr贸 r谩pidamente despu茅s, se apoy贸 contra la puerta y estir贸 los brazos poniendo las manos en el marco, con el echarpe colgando entre los dedos.


鈥”En efecto, pero bajo mis condiciones.


鈥”驴S铆? 鈥”pregunt贸 茅l dejando vagar los ojos por sus curvas鈥”. 驴Te he dado permiso para decidir cu谩les son nuestras condiciones?


Ella sonri贸, levant贸 un brazo y lo torci贸 un poco para que 茅l pudiera ver las pulseras de oro que llevaba.


鈥”驴Necesito tu permiso?


脡l no supo muy bien qu茅 contestar. No ten铆a ni idea de lo que pasaba por su mente en ese instante.


鈥”驴Por qu茅 no te has reunido conmigo para cenar? 鈥”pregunt贸.


Sakura enarc贸 una ceja.


鈥”驴Me has echado de menos?


鈥”Eso no viene al caso 鈥”replic贸 茅l con brusquedad.


鈥”驴No? 鈥”pregunt贸 ella en voz baja, apart谩ndose de la puerta. Una de sus esculturales piernas asom贸 por debajo de la bata.


Un destello dorado en su tobillo llam贸 la atenci贸n de 茅l.


鈥”驴Qu茅...?


Ella le tap贸 la boca con la mano, con atrevimiento, y sonri贸 de manera seductora.
鈥”驴Ahora qui茅n de los dos es el infeliz? 鈥”susurr贸, empuj谩ndolo hacia atr谩s.


Sasuke retrocedi贸 hasta que sus piernas chocaron contra la silla que hab铆a frente al hogar. Sakura estir贸 los brazos, los coloc贸 sobre sus hombros y lo empuj贸 hacia abajo.
El se sent贸 con las piernas extendidas, mir谩ndola con cautela y muy excitado.


Ella no dijo nada, pero empez贸 a moverse mientras continuaba sonri茅ndole de manera seductora. Al principio, parec铆an unos movimientos extra帽os, como si estuviera bailando al son de una m煤sica que s贸lo ella fuera capaz de o铆r, pas谩ndole el echarpe de seda por encima y siguiendo el mismo camino con los dedos; pero la mente y los ojos de 茅l pronto se interesaron por otras partes deliciosas de su cuerpo, que segu铆a movi茅ndose con sensualidad.

Sasuke nunca hab铆a visto un baile como aqu茅l. Ella mov铆a las caderas, se cubr铆a el brazo con la seda, luego lo liberaba y le cubr铆a a 茅l mientras sus caderas se mov铆an hacia adelante y hacia atr谩s.


Cuando ella se concentr贸 en las curvas de su cuerpo, usando las manos para acariciarse de manera sugerente, 茅l se encendi贸. Sakura gir贸 a su alrededor, elevando las manos al cielo y contoneando el trasero; volvi贸 a rodearlo, se inclin贸 sobre 茅l y le acarici贸 la mejilla con una mano mientras la seda lo rozaba; luego se volvi贸 a levantar, se dio la vuelta y la verdad es que lo volvi贸 loco.


Aquella mujer inocente, cuya virginidad hab铆a arrebatado, le estaba haciendo morirse de ansia por ella. Estaba seducido por completo y no pod铆a apartar los ojos de ella. Pero cuando quer铆a atraparla, ella siempre se apartaba.


鈥”Sakura 鈥”pronunci贸, sorprendido por el tono ronco de su voz; sus manos, su piel, temblaban de las ganas que ten铆a de tocarla.


Pero ella se ri贸 de su deseo, dando vueltas en un torbellino de seda roja, piel y pelo rosa como las hortencias, antes de caer de repente de rodillas entre sus piernas.


鈥”Sasuke 鈥”dijo, con los pechos elev谩ndose al ritmo de su jadeante respiraci贸n.

Se inclin贸 hacia adelante, despacio, y presion贸 los labios sobre su pecho, en la piel que asomaba por la apertura de la camisa.


Fue como si lo hubiera quemado, y se qued贸 inmovilizado por la sensaci贸n de sus h煤medos labios. Le puso las manos en la cara, intent贸 atraerla hacia s铆, pero Sakura le sujet贸 los brazos, se los apart贸 y volvi贸 a besarlo en el mismo lugar, acarici谩ndolo con la punta de la lengua mientras deslizaba las manos por debajo de la camisa y las mov铆a, ligeras como plumas, por el torso de 茅l hasta llegar a sus pezones.


A Sasuke se le aceler贸 el pulso, acompa帽ando el ritmo de los latidos de su coraz贸n. Cerr贸 los ojos, ech贸 la cabeza hacia atr谩s y disfrut贸 de la et茅rea caricia de una mano de mujer sobre su cuerpo.

Las manos de ella volvieron a descender, desliz谩ndose sobre su piel hasta las caderas y pasando con suavidad por encima de su erecci贸n. Una vez all铆, se detuvo y le acarici贸 por encima de la tela de los pantalones.


Sasuke contuvo el aliento; levant贸 la cabeza y le sujet贸 los brazos.


鈥”Ven aqu铆 鈥”gru帽贸, rode谩ndole la cara con las manos.

Ella neg贸 con la cabeza.


鈥”Perm铆teme hacerlo 鈥”dijo Sakura usando las mismas palabras que 茅l hab铆a dicho la primera noche que hicieron el amor, mientras le rodeaba con una mano鈥”. Soy tu esposa y me lo vas a permitir.


Maldici贸n, estaba dispuesto a concederle el sol, la luna, las estrellas y cualquier otra cosa que ella pudiera desear. Se rindi贸 con un gemido, desplom谩ndose sobre la silla, con el cuerpo en llamas.

Sakura abandon贸 el echarpe de seda y, utilizando ambas manos, lo liber贸 del cintur贸n y le abri贸 el pantal贸n, que apenas pod铆a contener la prueba de su pasi贸n. No se inmut贸 cuando su virilidad qued贸 libre; cogi贸 aire, se agach贸 y rode贸 el extremo con los labios.


La sangre de Sasuke se convirti贸 en fuego l铆quido. Agarr贸 la cabeza de Sakura e intent贸 levant谩rsela, pero ella estaba decidida y le sujet贸 las caderas, para introducirse a continuaci贸n toda la longitud de su virilidad en la boca.


El r谩pido movimiento de su lengua fue m谩s de lo que Sasuke pod铆a soportar, se sent贸 de golpe, le sujet贸 la cara entre las manos y la oblig贸 a levantar la vista. Sus ojos ten铆an una expresi贸n ardiente y sensual.

La cogi贸 por debajo de los brazos y la deposit贸 sobre su regazo con soltura. A ella se le abri贸 la bata, dejando expuestos sus pechos, de los que 茅l se apoder贸 con impaciencia con la boca al tiempo que con la mano buscaba la uni贸n de sus piernas.


La encontr贸 caliente, h煤meda e hinchada. La oy贸 contener el aliento y supo que hab铆an cambiado las tornas. Ahora era 茅l quien ten铆a el control. La sujet贸 firmemente por las caderas y la acerc贸 a su miembro.

Sakura, su hermosa y sensual esposa, empez贸 a jadear. El se movi贸, coloc谩ndola bien y alz贸 la vista hacia su rostro.


Estaba encendido por la excitaci贸n y le brillaban los ojos. Se desliz贸 despacio dentro de ella.


Sakura cerr贸 los ojos, ech贸 la cabeza hacia atr谩s mientras se dejaba caer sobre 茅l, que tem铆a abrumarla con la violencia de su pasi贸n. Pero cuando Sakura levant贸 la cabeza y le sonri贸, comenz贸 a moverse con m谩s confianza.


Ella le imit贸, con torpeza al principio, pero pronto empez贸 a seguir el ritmo. Las manos de 茅l buscaron sus pechos, su boca su piel y, cuando se dio cuenta de que no pod铆a llegar a ella, le rode贸 la cintura con un brazo, se levant贸 y la tumb贸 en la alfombra que hab铆a a sus pies.

Sakura lo rode贸 con las piernas y 茅l se introdujo m谩s en su interior y con m谩s fuerza; coloc贸 la mano entre los cuerpos de ambos y empez贸 a acariciarla hasta llevarla al mismo final explosivo que iba creciendo en 茅l.


Ella se arque贸 debajo de 茅l, movi茅ndose hasta llegar al cl铆max con un largo y sordo grito. Se aferr贸 a Sasuke clav谩ndole las u帽as en la piel y con la boca encima de su hombro. 脡l se movi贸 dentro de ella, sintiendo que se acercaba su propia liberaci贸n y, con un estremecimiento, derram贸 su simiente en ella.


Pasaron unos minutos hasta que dejaron de jadear. Cuando por fin Sasuke recuper贸 la conciencia, pens贸 que le estaba haciendo da帽o y se movi贸 aguant谩ndose con los brazos.


鈥”No te muevas 鈥”murmur贸 mientras la besaba en la mejilla鈥”. Voy a buscarte una bata limpia.


鈥”Humm 鈥”respondi贸 Sakura, estirando los brazos por encima de la cabeza y obsequi谩ndolo con una satisfecha sonrisa felina.


Sasuke la bes贸 en los labios, se levant贸, se subi贸 los pantalones y se dirigi贸 a su vestidor para buscar una bata.


Pero cuando regres贸 a la habitaci贸n, Sakura estaba de pie, cubierta de nuevo con su bata y con el echarpe de seda roja.


脡l sonri贸.


鈥”驴Eso quiere decir que vas a bailar otra vez? 鈥”pregunt贸, ofreci茅ndole la bata鈥”. Porque si es as铆, es posible que me mates.


Ella esboz贸 una sonrisa de medio lado, se acerc贸 a 茅l, se puso de puntillas y le bes贸 en los labios.


鈥”Buenas noches, milord.


Sasuke desliz贸 el brazo por su espalda y le devolvi贸 el beso con un poco m谩s de ardor.


鈥”驴Est谩s cansada?


Ella sonri贸.


鈥”Que duermas bien 鈥”susurr贸, saliendo del c铆rculo de sus brazos.


Eso lo confundi贸. Pens贸 que quiz谩 ella iba a acostarse en su cama, sin embargo, por el contrario, se dirigi贸 a la puerta.


鈥”隆Espera! 鈥”exclam贸 confuso, antes de que abriera鈥”. 驴Adonde vas?


鈥”A mi dormitorio 鈥”respondi贸 con una luminosa sonrisa, abriendo la puerta鈥”. Buenas noches.


Sasuke permaneci贸 all铆, de pie, desconcertado mientras Sakura desaparec铆a; con el cuerpo y el cerebro todav铆a entumecidos por su encuentro amoroso, sosteniendo una bata e intentando entender lo que acababa de pasar.


Cuando Sakura entr贸 en su dormitorio, se acerc贸 a la chimenea y se abraz贸 a s铆 misma con fuerza. No quer铆a dejarle. Ten铆a muchas ganas de quedarse y cre铆a que 茅l tambi茅n quer铆a que se quedara.


Pero le hab铆a dado a Sally su palabra.


鈥”Debe confiar en m铆, milady 鈥”hab铆a dicho Sally con firmeza鈥”. Si se entrega y parece impaciente por hacerlo, 茅l la poseer谩 pero pensar谩 en la otra. Si s贸lo se entrega cuando le apetezca a usted, la desear谩 incluso m谩s. H谩game caso, la desear谩 con tanta desesperaci贸n que lo devorar谩 la necesidad.


Sonaba muy bien, pero aun as铆, Sakura se preguntaba c贸mo pod铆a estar Sally tan segura.


La muchacha se hab铆a re铆do y la hab铆a llamado ingenua.


鈥”H谩game caso, lady Sakura 鈥”le dijo鈥”. Si presta atenci贸n a mis consejos, su esposo acudir谩 a usted. No a la puta de Londres.

Eso esperaba Sakura, ya que despu茅s de esa noche, s贸lo quer铆a estar entre los brazos de Sasuke.
Cap铆tulo 22. por Candy-Uchiha
Notas de autor:
Esta historia ni sus personajes no me pertenecen, es una adaptaci贸n de la autora Julia London... Los personajes le pertenecen a M. Kishimoto. Yo solo la adapt贸 para compartirla con todos ustedes.
CAP脥TULO 22




Al d铆a siguiente, Sasuke ten铆a un apetito voraz y mientras desayunaba a solas, volvi贸 a revivir con la imaginaci贸n los acontecimientos de la noche anterior.

Cuando termin贸, ya ten铆a la yegua ensillada y se fue a cabalgar, obligando al joven animal a ir cada vez m谩s r谩pido, haci茅ndola saltar con imprudencia por encima de r铆os y vallas, intentando deshacerse de los extra帽os y persistentes sentimientos que albergaba su coraz贸n.

Era una inc贸moda sensaci贸n que parec铆a crecer d铆a tras d铆a, casi como si hubiera algo demasiado grande dentro de su cuerpo.


Cuando la yegua estuvo agotada, la condujo despacio de regreso a la abad铆a. Mientras se acercaba a las ruinas del antiguo castillo, vio al hijo del guardabosques de pie sobre un mont贸n de rocas, con una espada de madera en alto.

Lo ve铆a a menudo en ese mismo lugar, pero siempre pasaba de largo. Ese d铆a, sin embargo, hizo que la yegua subiera la colina al trote.


Cuando se acerc贸 a las ruinas, el chico se baj贸 de un salto del mont贸n de escombros con expresi贸n cautelosa. Sasuke desmont贸, at贸 al caballo y se acerc贸. Mientras sub铆a a lo que en tiempos fue el piso principal del castillo, detr谩s de una solitaria pared que a煤n permanec铆a en pie, vio un taz贸n de hojalata, otra espada de madera, una vieja manta de montar muy bien doblada para formar una estera, y un pa帽o doblado y atado que sin duda conten铆a pan y queso.


Se le encogi贸 el coraz贸n al pensar que 茅se era el mismo lugar donde 茅l sol铆a jugar cuando era ni帽o. Hab铆a pasado innumerables horas all铆, siendo el due帽o de todo lo que ve铆a. Cuando su institutriz iba a buscarle a 煤ltimas horas de la tarde, volv铆a a la abad铆a de la que, m谩s o menos con la misma edad que aquel cr铆o, era el amo antes de saber siquiera lo que eso significaba.

鈥”El rey del castillo, 驴no? 鈥”adivin贸 dirigi茅ndose al ni帽o que estaba en medio de lo que quedaba del suelo de la edificaci贸n.


鈥”Pap谩 me dijo que usted me hab铆a dado permiso, milord 鈥”se defendi贸 Edmond con aspecto de haber sido sorprendido haciendo algo que no deb铆a.


Sasuke sonri贸.


鈥”Lo tienes, muchacho. Tan s贸lo siento curiosidad por lo que est谩s haciendo. 鈥”Observ贸 al ni帽o y estudi贸 su rostro鈥”. Cuando ten铆a tu edad, yo ven铆a a menudo a jugar aqu铆. 鈥”Mir贸 los escombros que ten铆a alrededor鈥”. Me aburr铆a jugar solo, pero una vez obligu茅 a un lacayo a que me acompa帽ara para tener a alguien a quien matar.


Edmond parpade贸.


鈥”Yo no tengo lacayos, se帽or.


鈥”No 鈥”dijo Sasuke, perdiendo la sonrisa鈥”, supongo que no.


鈥”Pero no me importa estar solo 鈥”afirm贸 el peque帽o, arrastrando la espada por el suelo, absorto鈥”. As铆 siempre soy el rey.
Alg煤n d铆a ir茅 a Londres y tendr茅 lacayos.


Sasuke sonri贸 y le puso una mano en la cabeza.


鈥”Estoy seguro de que los tendr谩s.


Quer铆a decir algo m谩s, preguntarle c贸mo hab铆a llegado a Broderick Abbey y si ayudaba a su padre en su trabajo. Pero Edmond hab铆a encontrado algo en el suelo que lo ten铆a fascinado; estaba clavando la espada en ese punto, y Sasuke se percat贸 de que no ten铆a ni idea de c贸mo hablarle a un ni帽o. Se sinti贸 inepto e incapaz de encontrar las palabras adecuadas.


鈥”Contin煤a, pues 鈥”dijo, dando media vuelta y volviendo a donde hab铆a dejado la yegua. Lanz贸 una 煤ltima mirada a Edmond, pero la atenci贸n de 茅ste estaba ya en otra parte.


Una vez en la abad铆a, busc贸 a Sakura y la encontr贸 en el sal贸n azul. Estaba leyendo una carta con la cabeza inclinada sobre el escritorio y con los ojos entornados.


鈥”Buenos d铆as 鈥”la salud贸.


Ella se incorpor贸, recogi贸 r谩pidamente la carta que estaba leyendo y la dobl贸.


鈥”驴Qu茅 estabas leyendo? 鈥”pregunt贸 茅l sin inter茅s mientras entraba en el cuarto, mir谩ndola a la cara.


Sakura parpade贸 y se meti贸 la carta en el bolsillo.


鈥”Nada, milord. Tan s贸lo unas cartas viejas 鈥”respondi贸, mir谩ndolo con expectaci贸n.


El la bes贸 en la mejilla.


鈥”No estabas en el desayuno.


鈥”隆Ah! 驴Hoy has desayunado aqu铆? 鈥”inquiri贸 ella con tono ligero鈥”. Pensaba que, a lo mejor, hab铆as ido a desayunar con lady Kettle.


De modo que Ver贸nica hab铆a ido a visitarla como 茅l le hab铆a sugerido.


鈥”Hoy no 鈥”respondi贸 con una sonrisa鈥”. He comido completamente solo. Otra vez.


鈥”隆Hum! 鈥”dijo ella apartando la vista.


鈥”Creo que hace un d铆a perfecto para aprender a montar, milady.


Ella mir贸 por la ventana y se encogi贸 de hombros con despreocupaci贸n.


鈥”Pensaba escribir algunas cartas. Hace d铆as que no le escribo a Hinata. Debe de estar impaciente por saber c贸mo me van las cosas 鈥”explic贸 mir谩ndolo de reojo鈥”. Y tengo muchas cosas que contarle.


En nombre de Dios, 驴qu茅 rayos le pasaba?


鈥”Las cartas pueden esperar.


鈥”De acuerdo 鈥”accedi贸 ella con una repentina y radiante sonrisa, levant谩ndose de golpe鈥”. Supongo que puedo dedicarte una hora m谩s o menos.


驴Dedicarle?

Lo dejaba plantado la noche anterior y ahora actuaba como si prefiriera escribir unas aburridas cartas antes que pasar el rato en su compa帽铆a. 驴Qu茅 demonios estaba tramando?


Su experiencia con las mujeres no era 茅sa; por lo general, estaban deseando pasar el tiempo con 茅l.


鈥”Muy amable por tu parte 鈥”ironiz贸 arrastrando las palabras鈥”. Gracias.


Sakura comenz贸 a dirigirse hacia la puerta con decisi贸n.


鈥”驴Nos vemos en el vest铆bulo? 鈥”pregunt贸 cuando ya se iba.


Sasuke la vio irse, se llev贸 una mano a la nuca e intent贸 entender el funcionamiento del cerebro de las mujeres en determinados momentos.


Por suerte, cuando Sakura entr贸 en tromba por la puerta de su dormitorio, con el pulso acelerado, Sally estaba all铆 limpiando.
Aunque la doncella, furiosa, no pareci贸 percatarse de su apuro.


鈥”Su se帽ora Hillier es bastante dictatorial 鈥”estall贸 al entrar Sakura en la habitaci贸n鈥”. 隆Esta ma帽ana ha tenido el descaro de despertarme y exigir que limpiara su vestidor! 隆A las siete de la maldita ma帽ana! No es nada amable.


鈥”隆Insiste en ense帽arme a montar a caballo! 鈥”exclam贸 Sakura haciendo caso omiso de las protestas de Sally


La doncella solt贸 la almohada que estaba mullendo y se cruz贸 de brazos.


鈥”驴Y qu茅 le ha contestado? 鈥”pregunt贸 severa.


鈥”Le he dicho: 芦Bueno, milord, tengo que escribir algunas cartas, pero supongo que podr茅 dedicarle una hora m谩s o menos禄.


鈥”隆Brillante! 鈥”grit贸 Sally鈥”. Muy bien hecho. Ahora vaya y sea todo lo cautivadora que pueda. Sonr铆a mucho, t贸quele mucho y diga palabras bonitas.


鈥”驴Palabras bonitas? 鈥”repiti贸 Sakura鈥”. 驴A qu茅 te refieres con eso?


鈥”隆Se帽or, dame paciencia! 鈥”murmur贸 Sally mirando al techo, para luego volver a mirarla a ella鈥”. Quiero decir que deber铆a usted coquetear, milady. Bromee con 茅l y aseg煤rese de que se siente como un rey. Las mujeres tienen que halagar siempre el ego de los hombres, porque 茅sa es su mayor debilidad.


鈥”Halagar su ego 鈥”repiti贸 Sakura mientras se apresuraba a ir al vestidor para ponerse el traje de montar verde oscuro.


鈥”Int茅ntelo y no se olvide 鈥”indic贸 Sally, interponi茅ndose entre Sakura y la puerta cuando esta 煤ltima se hubo cambiado y se dispon铆a a salir鈥”, est谩 pescando un pez enorme. Es m谩s grande y fuerte que usted, de modo que debe recoger el sedal con cuidado y de manera uniforme, porque si afloja o intenta recogerlo con demasiada rapidez, lo perder谩.

鈥”Te encanta utilizar met谩foras al hablar 驴verdad? 鈥”le dijo Sakura agarrando la mano de Sally y apret谩ndosela.


鈥”驴Utilizar qu茅? 鈥”pregunt贸 Sally ofendida.


Sakura volvi贸 a oprimirle la mano.


鈥”No importa. Tengo que irme 鈥”respondi贸 esquiv谩ndola.


鈥”隆Maldita sea! 驴Ha escuchado algo de lo que le he dicho? 鈥”le espet贸 Sally a su espalda鈥”. 隆No debe parecer demasiado impaciente!


Sakura anduvo despacio hasta que estuvo fuera de la vista de Sally; pero en cuanto estuvo libre de ella, se apresur贸 a recorrer el pasillo hasta la magn铆fica escalera, volviendo a frenarse cuando se acercaba al vest铆bulo.


Baj贸 con cuidado los escalones, con una postura erguida, tal como sol铆a hacer cuando, junto a Hinata y Ino, practicaban andando con libros sobre la cabeza, prepar谩ndose para el d铆a en que ser铆an reinas.

Nunca terminaron de resolver los detalles de la forma en que llegar铆an a ocupar ese puesto, pero desde luego, cuando el momento llegara, estar铆an preparadas para recibir el manto real.


Cuando lleg贸 al 煤ltimo escal贸n, Uchiha apareci贸 por el pasillo de la derecha. Ten铆a un aspecto imponente con la chaqueta de equitaci贸n, en especial cuando la miraba tan absorto como entonces.


鈥”Aqu铆 est谩s 鈥”dijo 茅l en voz baja.


鈥”S铆. Aqu铆 estoy.


鈥”驴Preparada? 鈥”pregunt贸, ofreci茅ndole la mano.


Sakura la acept贸 y maldijo el leve estremecimiento de placer que la recorri贸 cuando 茅l cerr贸 posesivamente los dedos alrededor de los suyos.


鈥”Tengo que darte las gracias, milord, por perder el tiempo en ense帽arme a montar a caballo. Eres tan buen jinete que para ti debe de ser muy aburrido.


鈥”En absoluto 鈥”se帽al贸 茅l con una cautivadora sonrisa, conduci茅ndola fuera de la casa.


Cuando salieron a la brillante luz del sol, Sakura se qued贸 boquiabierta. All铆, en el patio, estaba la yegua marr贸n con la que lo hab铆a visto cabalgar tan descontrolado. Y a su lado un viejo jamelgo casta帽o con la grupa hundida.

No ten铆a ninguna duda de que ese viejo saco de huesos era para ella, pero parec铆a tener uno o dos cascos en la tumba.


鈥”驴Qui茅n es 茅se? 鈥”pregunt贸 mirando al caballo que sosten铆a uno de los dos mozos de cuadra.


鈥”Bilbo鈥”respondi贸 Uchiha.


鈥”Parece no poder sostenerse en pie.


鈥”Te aseguro que s铆. Se portar谩 bien contigo.


Ella mir贸 de reojo a Uchiha y pens贸 en una forma de responderle con coqueter铆a, pero no se le ocurri贸.


鈥”驴Adonde vamos?


鈥”A los campos del oeste. Est谩n en barbecho y no tienen desniveles.


Sakura mir贸 otra vez a Bilbo, pregunt谩ndose si el caballo ser铆a capaz siquiera de llegar hasta all铆.


鈥”驴Tengo que cabalgar a Bilbo hasta esos campos? 鈥”pregunt贸, acerc谩ndose un paso a Uchiha.


鈥”Esa es mi intenci贸n.


Ella neg贸 al momento con la cabeza y dio otro paso hacia su marido.


鈥”Por favor, perm铆teme montar contigo 鈥”suplic贸鈥”. 隆Ese caballo es demasiado grande y... y viejo! Es enorme.


Uchiha le puso una mano en la cintura.


鈥”No debes tener miedo. 鈥”Mir贸 a uno de los mozos del establo y orden贸鈥”: Lleva a Bilbo a los campos del oeste. Lady Uchiha montar谩 conmigo.


Luego condujo a Sakura hasta la yegua y la anim贸 a acariciarle el hocico.


鈥”Tienes que tener mucho cuidado 鈥”le indic贸鈥”, es joven y no est谩 domada del todo.


鈥”隆Ah! 鈥”exclam贸 Sakura con suavidad鈥”, tendr茅 cuidado.


脡l la mir贸 de una manera extra帽a, pero luego la levant贸 con facilidad hasta la parte delantera de la silla, se subi贸 detr谩s y le rode贸 la cintura con un brazo.


鈥”驴Todo bien?


鈥”S铆 鈥”suspir贸 ella recost谩ndose contra 茅l.

No hab铆a nada que igualara la seguridad de estar entre los musculosos brazos de Sasuke, con su fuerte cuerpo a la espalda. Nada en el mundo la hac铆a sentir tan a salvo como eso.


Mientras cabalgaban, Uchiha fue se帽alando algunas caba帽as que pertenec铆an a los arrendatarios que cultivaban las peque帽as granjas que formaban parte de sus tierras. Luego le pregunt贸 qu茅 le parec铆a Broderick Abbey y si era de su agrado.


鈥”Much铆simo, milord 鈥”respondi贸 ella, aunque la verdad era que no le gustaba lo m谩s m铆nimo. Le parec铆a demasiado fr铆o y serio鈥”. Es muy... grande.


脡l se sorprendi贸 por la respuesta.


鈥”驴Grande? 驴Eso es lo 煤nico que puedes decir de la casa?


鈥”No 鈥”a帽adi贸 ella con una sonrisa鈥”. Tambi茅n puedo decir que hace demasiado fr铆o por las noches. 鈥”Lo mir贸鈥”. Hay algunas corrientes de aire.


鈥”隆Corrientes de aire! 鈥”repiti贸 茅l con fingida indignaci贸n鈥”. Entonces tendremos que derribar todo el ala este y construirla de nuevo.


鈥”No creo que sea necesario. Quiz谩 baste con un poco de cemento o lo que sea que se ponga en las grietas.


鈥”Entonces conseguir茅 una monta帽a de cemento. Ninguna grieta quedar谩 impune.


Ella se ri贸 y movi贸 la cabeza como le hab铆a indicado Sally.


鈥”驴Se te ocurre alguna forma de arreglar el problema del tama帽o? 鈥”brome贸 茅l.


鈥”Creo que no. Es mejor dejar que sea grande en vez de arruinar su aspecto.


鈥”De acuerdo, entonces... 驴Hay algo m谩s que pueda hacer por ti? 驴Algo que hiciera que te sintieras m谩s c贸moda en Broderick Abbey?


Ella neg贸 con la cabeza y se hundi贸 m谩s entre sus brazos. 脡l se inclin贸 y le roz贸 la oreja con los labios.


鈥”Me parece que 煤ltimamente algo te anda rondando por la cabeza, lady Uchiha. Si supiera lo que es, podr铆a ponerle remedio.


鈥”No s茅 a qu茅 te refieres.


鈥”Quiz谩 鈥”dijo 茅l roz谩ndole la oreja con su c谩lido aliento鈥”sea algo referente a nuestro acuerdo. Si me dices de qu茅 se trata, intentar铆a arreglarlo.


Cualquier idea que ella tuviera de coquetear con timidez desapareci贸 de su cabeza. Se sent贸 recta y se volvi贸 para verle la cara.


鈥”驴Intentar铆as arreglarlo? 鈥”replic贸 sin poder creer que 茅l fuera capaz de pensar que un matrimonio, o m谩s exactamente, el adulterio, pudiera remediarse con un poco de cemento y yeso.


Pero Uchiha asinti贸 y le dedic贸 una sonrisa condescendiente.


鈥”Parece que est谩s un poco enfadada.


鈥”驴C贸mo? 驴Ah, s铆? 鈥”pregunt贸 ella.


脡l la asi贸 m谩s fuerte y la oblig贸 a volver a recostarse contra su cuerpo.


鈥”Decidiste cenar sin m铆. Y anoche me abandonaste 鈥”dijo en voz baja鈥”. Y, adem谩s, esta ma帽ana parec铆a que no quisieras venir.


驴脡l era quien hab铆a puesto las reglas y ahora se quejaba de ellas? Olvid贸 con rapidez el consejo de Sally de que coqueteara y se mantuvo fuera de su alcance.


鈥”Muy bien, pues all谩 va: cre铆a que los dos est谩bamos dispuestos a llevar adelante este matrimonio.


鈥”Y as铆 es. Hicimos un arreglo completamente aceptable, 驴por qu茅 no est谩s contenta?


Sakura oy贸 la voz de la Sally en su cerebro inst谩ndola a tom谩rselo a la ligera, tentar su curiosidad y dejarlo queriendo m谩s. Y, de pronto, quiz谩 por primera vez, comprendi贸 la sabidur铆a que encerraban los consejos de Sally. Sasuke daba demasiadas cosas por sentadas. Agach贸 la cabeza con timidez y esboz贸 una sonrisa diab贸lica.


鈥”Claro que estoy contenta, 驴c贸mo podr铆a no estarlo? El matrimonio es a menudo la causa de demasiada desdicha. Pero por suerte, nosotros nos hemos unido por dinero y nivel social en vez de por sentimientos tan est煤pidos como el amor, la amistad o la felicidad. No hay raz贸n para que no debamos estar contentos. Me atrever铆a a decir que vamos a tener un gran 茅xito, porque no sentimos nada en especial el uno por el otro, 驴no es as铆? 鈥”pregunt贸 mir谩ndolo con atenci贸n.


鈥”No 鈥”convino 茅l con demasiada facilidad.


El enfado de ella aument贸, y su sonrisa se hizo m谩s brillante.


鈥”En verdad deber铆amos estar muy agradecidos de estar tan de acuerdo el uno con el otro. Los matrimonios normales son mucho m谩s complicados que el nuestro. Nosotros nunca nos echaremos de menos cuando estemos separados. Ni so帽aremos el uno con el otro. Al contrario, milord, dormiremos perfectamente.


Pens贸 que 茅l parec铆a demasiado conforme.
隆Se帽or! 驴Qu茅 hab铆a hecho al casarse con 茅l? Se apart贸, sent谩ndose recta en la silla, con la espalda tiesa, tan lejos de 茅l como pod铆a estarlo sentada en el mismo caballo.


鈥”隆Qu茅 d铆a m谩s maravilloso! Aqu铆 el aire parece m谩s fresco, 驴no opinas lo mismo?


鈥”S铆 鈥”repuso 茅l, aunque su mente estaba en otra parte.


A Sakura apenas le import贸; estaba tan nerviosa y enfadada que deseaba gritar. Le parec铆a que era una barbaridad que dos personas pudieran estar juntos y compartir tales intimidades sin sentir nada m谩s perdurable que la necesidad de 芦poner remedio禄 con cemento y dinero a cualquier cosa que la molestara.


Cuando llegaron al campo del oeste, salt贸 del caballo antes de que Uchiha tuviera tiempo de ayudarla. Pero cuando 茅l desmont贸 y se qued贸 al lado de la yegua, con un aspecto majestuoso y como si no supiera exactamente qui茅n era ella, Sakura no pudo negar el sentimiento que iba creciendo en su interior d铆a a d铆a.


Era incapaz de mirarlo y no desear estar con 茅l. No pod铆a ver la risa en sus ojos sin anhelar ganarse su coraz贸n y hacerlo suyo. De modo que cuando Sasuke le pidi贸 que montara encima de Bilbo, accedi贸.

Protest贸 alegando que estaba en una posici贸n precaria, pero 茅l le dirigi贸 una alegre sonrisa, eliminando su enfado y diciendo que lo estaba haciendo muy bien, mientras la llevaba en c铆rculos como si fuera una ni帽a montada en un pony.

Parec铆a tan contento, que Sakura hubiera podido continuar todo el d铆a disfrutando del placer de su sonrisa de no haber aparecido entonces lady Kettle, cabalgando campo a trav茅s y ejecutando una perfecta parada ante ellos.

鈥”隆Mira qui茅n ha aprendido a montar! 鈥”exclam贸 con alegr铆a, permitiendo que Sasuke la ayudara a desmontar, apoyando las manos en los hombros de 茅l y sonriendo cuando Sasuke la cogi贸 por la cintura y la sostuvo para bajarla.

脡l le dijo algo que Sakura no pudo o铆r y la bes贸 en la mejilla. Lady Kettle le dedic贸 una sonrisa tan deslumbrante que a Sakura se le encogi贸 el coraz贸n. Estaba enamorada de 茅l. Lo supo por el modo en que le brillaban los ojos al mirarlo y por el rubor de sus mejillas al sonre铆rle.


Cuando termin贸 de babear encima de su marido, lady Kettle le dirigi贸 una brillante y, siendo sincera, hermosa sonrisa a Sakura.


鈥”Lo hace usted muy bien, lady Uchiha 鈥”la felicit贸鈥”. 隆Sab铆a que Uchiha iba a ser un excelente profesor para usted!


鈥”Efectivamente, lo es 鈥”asinti贸 Sakura intentando parecer natural.

鈥”驴Sabe usted que aprendi贸 a montar 茅l solo?


鈥”Eso no es del todo cierto 鈥”intervino Sasuke con una sonrisa鈥”. Tuve muchos profesores cuando era ni帽o.


鈥”Pero lo hiciste 鈥”lo rebati贸 lady Kettle, agarr谩ndose de su brazo con alegr铆a y elevando de nuevo el rostro hacia 茅l鈥”. 驴Recuerdas que subimos hasta aqu铆, a estos mismos campos, con ese viejo tordo y montaste una y otra vez, cay茅ndote al suelo casi cada vez que el caballo mov铆a la cola, hasta que pudiste montarlo con los ojos cerrados?


Sasuke se ri贸.


鈥”Creo que recuerdo algo parecido. Me sorprende que t煤 tambi茅n lo recuerdes, Ver贸nica.


Ver贸nica.


Sakura no supo qu茅 fue lo que la llev贸 a hacer lo que hizo; quiz谩 la utilizaci贸n del nombre de pila de lady Kettle. O el hecho de que su marido y ella se rieran y recordaran el pasado como una pareja de amantes.

Fuera cual fuese la raz贸n, en ese momento, Sakura decidi贸 dar al traste con la farsa que hab铆a montado de que no sab铆a montar a caballo, s贸lo para poder pasar alg煤n tiempo con su marido, y le propin贸 una patada a Bilbo en el vientre para ponerlo al galope.


Oy贸 gritos a su espalda, pero mientras Bilbo segu铆a galopando (sorprendentemente r谩pido para la edad que ten铆a y gracias a otro certero puntapi茅), Sakura se re铆a a carcajadas. Tir贸 de las riendas hacia la derecha, gui谩ndolo hacia el bosque, y volvi贸 a o铆r los gritos detr谩s de ella cuando se inclin贸 sobre el cuello del jamelgo.

Cuando chocaron contra un matorral 鈥”intent贸 que fuera m谩s espectacular lanzando un grito鈥”, refren贸 a Bilbo, baj贸 de un salto, y, d谩ndole una palmada en la grupa, lo oblig贸 a seguir galopando.


Se apresur贸 a dejarse caer en el suelo, d谩ndose un considerable golpe en el trasero, y luego se tumb贸 de espaldas y rod贸 sobre s铆 misma antes de levantarse.


Temiendo que la ca铆da no pareciera real, recogi贸 un pu帽ado de polvo y ramitas, y, con un estremecimiento ante la necesidad de hacerlo, se restreg贸 el vestido con 茅l.


Cuando Sasuke lleg贸, minutos despu茅s, le pareci贸 bastante preocupado. Se baj贸 de la yegua antes de que 茅sta se detuviera y corri贸 hacia ella tan r谩pido y serio, que por un instante, Sakura tuvo miedo y retrocedi贸 un paso. Pero 茅l la rode贸 con los brazos, levant谩ndola del suelo mientras la sujetaba con fuerza.


鈥”驴Est谩s bien? 驴Est谩s herida?


鈥”No 鈥”respondi贸 Sakura con voz amortiguada por el hombro de 茅l, que la abrazaba con fuerza鈥”. Un poco magullada, pero nada m谩s.


脡l dej贸 de abrazarla, la sujet贸 por los hombros y la ech贸 hacia atr谩s, examinando su rostro.


鈥”驴Seguro que est谩s bien?


Ella asinti贸.


鈥”驴Te has hecho da帽o? 鈥”pregunt贸 mientras le colocaba una mano debajo de la barbilla y le mov铆a la cabeza de un lado a otro.


Sakura neg贸 con la cabeza.


脡l frunci贸 el cejo ligeramente, le puso las manos en las costillas, toc谩ndoselas con cuidado y las fue deslizando hasta su trasero sin dejar de mirarla a los ojos. Ella parpade贸 cuando lo hizo, pero no dijo nada. Sasuke volvi贸 a deslizar las manos hasta las costillas, a ambos lados de sus pechos.


鈥”No parece que te hayas hecho nada 鈥”coment贸, oprimi茅ndole el pecho y dejando las manos all铆 m谩s tiempo del que era necesario para comprobar si estaba herida.


Sakura trag贸 saliva.


鈥”Estoy bien, de verdad.


脡l sonri贸 de medio lado y le acarici贸 la sien con el dorso de la mano.


鈥”驴Y Bilbo? No le habr谩s hecho da帽o a Bilbo, 驴no?


鈥”驴Bilbo? 鈥”repiti贸 ella鈥” No..., est谩... est谩 bien.


Su sonrisa se hizo m谩s amplia, y la atrajo hacia s铆 rode谩ndola con los brazos.


鈥”Vamos, lady Uchiha; ya hemos tenido bastante equitaci贸n por un d铆a.


Momentos despu茅s, salieron del bosque montados en la yegua y Sakura cobijada en los brazos de su marido. Los mozos de cuadra no tuvieron ning煤n problema en recuperar a Bilbo, que no se hab铆a ido muy lejos, ya que encontr贸 un apetitoso prado de hierba.


鈥”隆Santo cielo! 驴Se encuentra bien? 鈥”pregunt贸 lady Kettle cuando lleg贸 a su lado鈥”. 隆Nos ha dado un buen susto!


鈥”Estoy bien. Gracias 鈥”respondi贸 Sakura presionando la mejilla contra el hombro de Sasuke鈥”. Tan s贸lo estoy un poco cansada, nada m谩s.


鈥”Claro, lady Uchiha. Debe de haber sido terrible.


Sakura asinti贸 mostrando su acuerdo y sonri贸 con dulzura cuando Sasuke se despidi贸 de lady Kettle y se dirigi贸 de nuevo a la abad铆a. Una vez en el camino de regreso, crey贸 o铆rle re铆r por lo bajo, pero cuando lo mir贸, su expresi贸n era de preocupaci贸n.

En dos ocasiones puso la mano en la mejilla de su esposa y la bes贸 en la sien. Cuando llegaron a la casa, la ayud贸 a bajar del caballo y le quit贸 una ramita que ten铆a en la hombrera del traje.


鈥”No te preocupes, lady Uchiha; a pesar del contratiempo de hoy, creo que te vas a convertir en una buena amazona.


鈥”驴De verdad? 鈥”pregunt贸 ella, esperanzada.


脡l se ri贸 con suavidad y la bes贸 en los labios.


鈥”Estoy convencido 鈥”le asegur贸.


Le rode贸 los hombros con un brazo y la condujo por la escalera hasta la entrada principal. Para Sakura fue como si estuviera flotando; pero s贸lo hasta que cruzaron la puerta. Al hacerlo, Dawson sali贸 a su encuentro, se hizo cargo de la capa de Sasuke y le entreg贸 una bandeja de plata.


鈥”El correo, milord.


Sakura vio la carta de lady Waterstone encima del mont贸n, los distintivos rasgos de su letra le quemaban los ojos como un hierro al rojo. Ech贸 una ojeada a Sasuke y comprob贸 que tambi茅n 茅l reconoc铆a la escritura.


鈥”Ll茅velas al estudio 鈥”orden贸 mirando a Sakura鈥”. Esta noche tendr茅 el placer de que me acompa帽es en la cena 鈥”a帽adi贸 con un tono que no admit铆a excusas.


鈥”S铆 鈥”respondi贸 ella, tensa鈥”, desde luego.


Compuso una sonrisa y se alej贸, desaparecida la c谩lida alegr铆a y sustituida por un fr铆o invernal.
Cap铆tulo 23 por Candy-Uchiha
Notas de autor:
Esta historia ni sus personajes no me pertenecen, es una adaptaci贸n de la autora Julia London... Los personajes le pertenecen a M. Kishimoto. Yo solo la adapt贸 para compartirla con todos ustedes.
CAP脥TULO 23




Sakura fue directamente a su dormitorio, cerr贸 la puerta y tir贸 del cord贸n de la campanilla con todas sus fuerzas. Dos veces. Y continu贸 haci茅ndolo hasta que apareci贸 la se帽ora Hillier con expresi贸n asustada.


鈥”驴Pasa algo, lady Uchiha?


鈥”驴D贸nde est谩 Sally? 鈥”pregunt贸 Sakura.


La se帽ora Hillier apret贸 los labios mostrando su censura.


鈥”Le ruego que me disculpe, milady, pero se ha producido un esc谩ndalo del cual debo hablar con su se帽or铆a.


Sakura se alarm贸 al o铆rla; deb铆a de haber pasado algo con Sally.


鈥”驴Qu茅 clase de esc谩ndalo? 鈥”pregunt贸.


鈥”Preferir铆a no dec铆rselo, es bastante grave. Pero tiene que ver con su doncella.


鈥”隆D铆gamelo, se帽ora Hillier!


El desagrado deformaba la cara de la mujer.


鈥”Estaba entendi茅ndose... retozando... con uno de los lacayos.


鈥”驴Retozando? 鈥”repiti贸 Sakura sin entender. Se los imagin贸 corriendo por el jard铆n o alguna tonter铆a por el estilo.


鈥”Retozando 鈥”escupi贸 la se帽ora Hillier, entrecerrando los ojos, con un tono que dejaba claro lo que quer铆a decir.


芦隆Por el amor de Dios, Sally! 隆Aqu铆 no!禄 El cerebro de Sakura empez贸 a discurrir a toda velocidad; chasque贸 la lengua y sacudi贸 la cabeza.


鈥”No haga caso, se帽ora Hillier. Sally es bastante coqueta, pero le aseguro que es inofensiva.


En ese instante, la cara del ama de llaves estaba completamente roja.


鈥”Es dif铆cil calificar de inofensivo su comportamiento. Lady Uchiha, debe usted recordar que ahora es la esposa de un marqu茅s. Todo lo que usted haga as铆 como lo que hagan sus criados repercute en 茅l.
驴Lo que ella hiciera? 驴Y qu茅 suced铆a con el deplorable comportamiento de 茅l?


鈥”Soy muy consciente de eso 鈥”mascull贸 Sakura鈥”, pero tiene usted que recordar que Sally es de Londres. All铆 las cosas son distintas. Lo que aqu铆 se considera impropio, con frecuencia en Londres se tolera.


鈥”Sea como sea, esto, desde luego, no es Londres.


No ten铆a ni idea de cu谩nta raz贸n ten铆a.


鈥”Claro que no 鈥”se mostr贸 de acuerdo Sakura a pesar de su nerviosismo鈥”. Pero 驴no podr铆a conced茅rsele a Sally uno o dos d铆as para que se enterara de las costumbres que hay aqu铆 antes de castigarla?


La se帽ora Hillier pareci贸 pensarlo durante un segundo, pero luego neg贸 con la cabeza.


鈥”No puedo permitir que tal comportamiento quede impune. Y debo mencion谩rselo a su se帽or铆a. Lo conozco desde que era un ni帽o. Ha sufrido tanto en su vida, y en especial a manos de criados sin escr煤pulos, que he convertido en una misi贸n personal asegurarme de que nada mancille nunca su honor.


驴Sufrido?

Sasuke no ten铆a ni idea de lo que significaba sufrir! Y, por otra parte, Sakura no negaba a entender de qu茅 manera pod铆an afectar al honor de Sasuke las indiscreciones de Sally; pero lo que era evidente es que no iba a llegar a ning煤n lado con mam谩 gallina.


鈥”Muy bien 鈥”dijo, seria鈥”. Hablar茅 con mi marido de este asunto m谩s tarde. Y ahora, 驴puede mandarme a Sally?


鈥”Me temo que es imposible, lady Uchiha. Ha sido enviada al pueblo.


鈥”驴Al pueblo? 鈥”exclam贸 Sakura鈥”. En nombre de Dios, 驴qu茅 es lo que ha hecho usted, se帽ora Hillier?


鈥”No la he despedido 鈥”respondi贸 el ama de llaves con mucha frialdad鈥”. Tan s贸lo la he enviado a casa de la hija del cocinero. Tendr谩 un techo sobre la cabeza hasta que lord Uchiha haya tomado una decisi贸n.


Sakura no pudo contenerse m谩s.


鈥”Perdone, pero 驴quiere decir que piensa hacer que lord Uchiha decida qui茅n debe ser mi doncella?


La bruja pareci贸 en verdad sorprendida por la pregunta.


鈥”隆Por supuesto! 驴Acaso no es el amo y se帽or de esta casa? 驴No dependemos todos de 茅l?


鈥”隆Es mi marido, no el condenado rey de Inglaterra! 鈥”grit贸 Sakura. El coraz贸n le lat铆a con tal fuerza que apenas pod铆a respirar.


La se帽ora Hillier buf贸, muy ofendida.
Sakura se llev贸 una mano al pecho y se dej贸 caer con cansancio en la cama.


鈥”驴La ayudo a vestirse? 鈥”pregunt贸 la se帽ora Hillier con decisi贸n.


鈥”No 鈥”respondi贸 Sakura, moviendo la cabeza鈥”, me las arreglar茅.


La mujer no tard贸 en irse, cosa que satisfazio much铆simo a Sakura. 驴C贸mo hab铆a sucedido aquello? 驴C贸mo hab铆a pasado del cuento de hadas a la pesadilla con tanta rapidez? Ten铆a que pensar qu茅 hacer, buscar una soluci贸n. Entretanto, le rog贸 a Dios poder ver a su madre una vez m谩s para decirle lo equivocada que estaba respecto al matrimonio.


---------------------------------

Querido, todas las ma帽anas me despierto pensando en ti. Me paso el d铆a pensando en ti, embriagada por tu recuerdo. Mi alma ansia estar a tu lado, y mi coraz贸n est谩 tan lleno de amor que me quema la sangre.


El golpe en la puerta del estudio hizo que Sasuke arrojara la carta de Miranda al fuego.


Se trataba de Dawson, quien se inclin贸 en una profunda reverencia al entrar.


鈥”Le pido disculpas, milord, pero la se帽ora Hillier solicita una audiencia.


鈥”驴Y eso? 鈥”pregunt贸 sin moverse.


鈥”Al parecer hay alg煤n problema con la nueva doncella.


Esas palabras consiguieron atraer su atenci贸n.


鈥”D铆gale que pase.


Por su expresi贸n al entrar, supo que la se帽ora Hillier estaba muy disgustada. La verdad era que no le sorprend铆a, ya que era frecuente que lo estuviera. Se disgustaba cuando las flores no estaban reci茅n cortadas o si alg煤n retrato estaba torcido. Y la mayor parte de las veces le notificaba su descontento.


La invit贸 a tomar asiento y a que le contara sus infortunios, los cuales, tal como 茅l preve铆a, le fueron detallados minuciosamente.


A 煤ltima hora de la tarde, mucho despu茅s de que la se帽ora Hillier le hubiera hablado del incidente con la doncella, Sasuke volvi贸 a pensar en Sakura. Si las sospechas del ama de llaves sobre la sirviente resultaban ser ciertas 鈥”y ten铆a la sensaci贸n de que lo eran, a juzgar por su comportamiento鈥”, le intrigaba c贸mo pod铆a haber llegado a formar parte del servicio de Sakura.

驴C贸mo una joven e inocente debutante (y Sakura lo era en muchos aspectos) pod铆a hab茅rselas arreglado para contratar a una mujer de dudosa virtud?


Record贸 al mayordomo de la casa de su esposa, un hombre dedicado a abrir y cerrar puertas. Y el joven que se hab铆a hecho cargo del caballo de Sasuke el d铆a que fue a visitarla, y cuyo rostro le resultaba familiar... 驴No lo hab铆a visto trabajando en los establos p煤blicos? Fuera cual fuese la explicaci贸n, estaba impaciente por que llegara la hora de la cena para poder pregunt谩rselo a ella.

Sospechaba que la respuesta iba a ser muy entretenida.


Supon铆a que eso era lo que m谩s le gustaba de Sakura; estaba llena de vida, ideas y comportamientos poco convencionales.


Comenzaba a darse cuenta de que era 煤nica. Una rareza. A su lado, no pod铆a imaginarse a s铆 mismo asfixiado o con la sensaci贸n de que el d铆a era eterno, como le hab铆a sucedido con lady Karin.


鈥”La cena est谩 servida, milord 鈥”anunci贸 Dawson desde la puerta abierta del estudio.
驴Tan tarde era? Sasuke ech贸 un vistazo al reloj y observ贸 la hora con algo de sorpresa. Hab铆a permanecido en el estudio, a oscuras, durante m谩s de una hora, pensando. En mujeres. En Sakura para ser exactos.


Su esposa lo esperaba en el sal贸n verde, bebiendo un vaso de vino. Se levant贸 al verlo entrar, pero sin el nerviosismo y la ilusi贸n de cuando lleg贸 a Broderick Abbey por primera vez.


鈥”Buenas noches, lady Uchiha.


鈥”Milord.


脡l acept贸 el vaso de vino que le ofreci贸 un criado y lo levant贸 a modo de brindis.


鈥”Por una agradable velada.


Ella enarc贸 las cejas con escepticismo. Cogi贸 su vaso y lo levant贸 a su vez, imit谩ndole.


鈥”Por una agradable velada. 鈥”Ella dio un sorbo, dej贸 el vaso y se puso las manos a la espalda鈥”. Me gustar铆a hablarte de un asunto muy importante 鈥”dijo con voz clara.
Sasuke tom贸 asiento y cruz贸 las piernas.


鈥”驴Sobre tu doncella? 鈥”pregunt贸, despreocupado.


鈥”S铆. De mi doncella. Me gustar铆a que me fuera devuelta cuanto antes.


Para ser sincero, a Sasuke no le importaba si su doncella estaba all铆, en Londres o subida en una estrella. Tampoco compart铆a la opini贸n de la se帽ora Hillier de que por haberse divertido un poco con un lacayo fuera necesario despedirla de inmediato.

Por supuesto, no disculpaba tal comportamiento, al menos no en p煤blico, cuando los amantes se arriesgaban a ser descubiertos, pero tampoco toleraba que se lanzara a una joven a los lobos por un error. Sin embargo, decidi贸 darle a entender a Sakura algo distinto.


Mir贸 a los lacayos y los despidi贸 haciendo un gesto con la cabeza. Cuando hubieron abandonado la habitaci贸n, dedic贸 su atenci贸n a su esposa.


鈥”驴Disculpas su comportamiento? 鈥”pregunt贸 sin m谩s.


鈥”Desde luego que no. Hablar茅 con ella.


鈥”驴Y crees que har谩 caso a lo que le digas?


鈥”隆Por supuesto! 鈥”exclam贸 Sakura, muy nerviosa鈥”. Y ya te adelanto que no voy a necesitar de la ayuda de la se帽ora Hillier para hablar con mi doncella.


Sasuke estuvo a punto de echarse a re铆r. Sab铆a de sobra lo estirada que pod铆a llegar a ser el ama de llaves. Movi贸 la copa de vino, con despreocupaci贸n.


鈥”Eres consciente de lo intolerable que es su comportamiento, 驴no es as铆?


Sakura se dej贸 caer en el sof谩, frente a 茅l, con las manos unidas.


鈥”Es inadmisible, estoy totalmente de acuerdo 鈥”respondi贸 muy seria鈥”. Sin embargo es mi doncella, y la responsabilidad de reprenderla deber铆a ser m铆a.


鈥”No estoy seguro 鈥”dijo 茅l, jugando con ella.


鈥”Se trata de mi doncella, milord 鈥”insisti贸 Sakura鈥”. Est谩 a mi servicio y al de nadie m谩s en esta casa. No puedo arregl谩rmelas
sin ella.


鈥”Si decido que sea devuelta a Londres, la se帽ora Hillier te ayudar谩.


Sakura se qued贸 boquiabierta.


鈥”驴C贸mo? 驴Enviarla de vuelta a Londres? 鈥”exclam贸鈥”. 隆No! 驴C贸mo te atreves?


鈥”隆Oh, no s茅! 鈥”respondi贸 茅l, disfrutando bastante鈥”. En realidad es muy f谩cil.


Sakura emiti贸 un sonido de desesperaci贸n. Se levant贸 de repente, y comenz贸 a pasear por delante del sof谩.


鈥”Milord, debo confesar que todo este asunto me resulta muy desagradable. No puedo hacer nada sin Sally...


鈥”驴D贸nde la encontraste? 鈥”pregunt贸 茅l.


Sakura estuvo a punto de tropezar.


鈥”驴C... c贸mo? 鈥”pregunt贸.


鈥”驴D贸nde 鈥”repiti贸 茅l con toda claridad鈥” la encontraste?


Ella palideci贸. Gir贸 hacia un lado, luego hacia el otro. Puso los brazos en jarras y lo mir贸 con el cejo fruncido.


鈥”驴D贸nde se encuentra a las doncellas? Aqu铆 y all谩 鈥”contest贸, se帽alando el lugar donde, seg煤n crey贸 entender Sasuke, se encontraban aqu铆 y all谩.


鈥”Aja. Aqu铆 y all谩 鈥”repiti贸 茅l.


Ella se cruz贸 de brazos.


脡l se levant贸 y dej贸 su copa de vino.


鈥”Entonces supongo que estuvo sirviendo a otras damas en Londres antes de entrar a tu servicio.


鈥”Supongo 鈥”respondi贸 ella levantando la barbilla.


鈥”驴A qui茅nes?


鈥”A nadie que t煤 conozcas, te lo aseguro.


鈥”A lo mejor te sorprendes, milady. Conozco a mucha gente en Londres.


Las cejas de ella formaron una 芦V禄.


鈥”De acuerdo. Me la proporcion贸 lady Hartsford.


鈥”驴Lady Hartsford? 鈥”repiti贸 茅l con una carcajada.


鈥”隆S铆! 隆Lady Hartsford!


鈥”Est谩 muerta.


Sakura palideci贸, pero luego se encogi贸 de hombros con despreocupaci贸n.


鈥”Por esa raz贸n, milord, pude contratar a Sally.


脡l se inclin贸 hacia adelante y la inmoviliz贸 con la mirada.


鈥”Lady Hartsford muri贸 hace cuatro a帽os.


Sakura ni siquiera parpade贸.


鈥”Le llev贸 bastante tiempo arreglar sus asuntos. Y, adem谩s, 驴por qu茅 est谩s tan interesado en las referencias de Sally? 驴Necesitas una doncella?


脡l se ri贸 por lo bajo y volvi贸 a preguntar:


鈥”驴D贸nde encontraste a tu doncella? 驴Y a tu mayordomo? 驴Y a tus lacayos?


Su encantadora cara pas贸 del blanco al rosado.


鈥”驴Y eso qu茅 importa? 鈥”espet贸, claramente nerviosa.


鈥”驴Quieres que vuelva?


鈥”隆Claro que s铆! 驴Qu茅 quieres que diga? 驴Que la saqu茅 de un burdel? 鈥”grit贸.


Sasuke se ri贸.


鈥”Vaya, vaya, lady Uchiha. 脡sa no es forma de hablar. 驴Qu茅 m谩s te ha ense帽ado Sally? 驴Un cierto baile 铆ntimo, quiz谩?


Sakura gimi贸.


鈥”Por favor, haz que regrese.


鈥”Puede que lo haga 鈥”indic贸 茅l, despreocupado鈥”. Con la condici贸n de que me digas d贸nde la encontraste.


Sakura suspir贸 con cansancio y cerr贸 los ojos durante unos segundos. Luego los abri贸 y lo mir贸 de frente, con su verde mirada.


鈥”Si quieres saberlo, los saqu茅 de un asilo. Sally es una antigua ramera, ya reformada por la parroquia y la Sociedad Ben茅fica de las Damas. Morris era el empleado de una joyer铆a que perdi贸 su empleo a causa de su mala vista. 驴Los lacayos? Un par de faroleros, un padre y su hijo que resultaron heridos en un accidente de carro. El chico que ayudaba fuera de la casa proven铆a de los establos p煤blicos y so帽aba con trabajar en una casa. Tuvimos mucha suerte de que quisiera trabajar sin sueldo.


A Sasuke se le borr贸 la sonrisa.


鈥”驴Sin sueldo? No lo entiendo.


鈥”En realidad es bastante sencillo 鈥”contest贸 Sakura鈥”. Carec铆amos de dinero. Lo 煤nico que ten铆amos era un techo sobre la cabeza. Mi madre le dej贸 toda su fortuna a mi padrastro y 茅l no tuvo a bien compartirla con nosotras. De modo que hicimos todo lo que pudimos, buscamos criados que tambi茅n necesitaran un techo y les ofrecimos cobijo, a cambio de su trabajo hasta que pudi茅ramos pagarles, claro.


鈥”驴Y cu谩ndo ser谩 eso? 鈥”pregunt贸 茅l, horrorizado de que el tal Downey las hubiera abandonado en tal estado.


Por alguna raz贸n, la pregunta hizo que el rostro de Sakura enrojeciera m谩s.


鈥”Bueno... ver谩s. Ahora. Despu茅s de casarme contigo 鈥”confes贸 ella en voz baja鈥”. La asignaci贸n que me has dado es muy generosa.


脡l parpade贸. Luego estall贸 en carcajadas.


鈥”隆Muy bien hecho! 鈥”exclam贸.


鈥”驴Ahora me devolver谩s a Sally? 鈥”pregunt贸 Sakura con inquietud y los ojos llenos de esperanza.


Sasuke movi贸 la cabeza.


鈥”Lady Uchiha, me est谩s pidiendo que acoja a una ramera en mi casa. Lo pensar茅.
鈥”隆No! 鈥”grit贸 ella, moviendo la cabeza de un lado a otro con desesperaci贸n.


脡l le tom贸 el codo con la mano.


鈥”Lo pensar茅 鈥”repiti贸, oblig谩ndola a dirigirse hacia la puerta.


鈥”驴A d贸nde vamos? 鈥”quiso saber ella, exasperada.


鈥”A cenar.


Ella murmur贸 algo por lo bajo, pero le permiti贸 que la acompa帽ara.


Una vez en el comedor, Sasuke separ贸 una silla al lado de la suya, luego se sent贸 en su sitio y le hizo una se帽a a Dawson para que empezaran a servirles la cena.

Dos lacayos se apresuraron a acercarse a ellos, les sirvieron sopa de tortuga en boles de porcelana y les llenaron las copas de vino. Cuando terminaron, se apartaron para permanecer de pie y en silencio, pegados a la pared.


Sasuke cogi贸 su cuchara y ech贸 una ojeada a Sakura, quien estaba sentada con los brazos cruzados y contemplando, enfadada, el taz贸n de sopa.


鈥”驴Vas a estar toda la cena enfadada por lo de tu doncella?


Ella solt贸 un bufido; pero luego, de repente, alz贸 la vista como si alguien acabara de pronunciar su nombre y lo obsequi贸 con una sensual sonrisa.


鈥”No estoy enfadada. Es que no me gusta la sopa de tortuga.


鈥”驴No?

鈥”Humm, no 鈥”confirm贸 ella, moviendo la cabeza鈥”. Tiene un sabor demasiado fuerte. Me gusta m谩s la sopa de cebolla 鈥”a帽adi贸 volvi茅ndose un poco en la silla para mirarlo de frente鈥”. 驴Te gusta la sopa de cebolla? La que hace nuestra cocinera de Londres es deliciosa 鈥”afirm贸, lanz谩ndose a hablar de las ventajas de ese tipo de sopa.


Sasuke sonri贸, asinti贸 y se comi贸 la sopa de tortuga sin pensar demasiado en los m煤ltiples tipos de sopas... hasta que not贸 el pie desnudo de ella sobre su tobillo.


La mir贸; Sakura estaba sonriendo con malicia.


鈥”Me gusta que me la sirvan caliente 鈥”dijo ella con suavidad鈥”. Tanto como el agua del ba帽o.


鈥”驴En serio?


鈥”Por supuesto. Me encantan los ba帽os calientes 鈥”a帽adi贸 mientras se intensificaba el brillo de sus ojos鈥”. Largos y c谩lidos ba帽os. Pl谩cidos y decadentes.


鈥”Entonces, supongo que te encantan las aguas de Bath 鈥”sugiri贸 茅l mientras el pie de ella sub铆a por su pierna.


鈥”Nunca he estado all铆, pero creo que me gustar铆an mucho.


鈥”Tenemos que ponerle remedio a eso, milady. Te llevar茅 a Bath para que puedas 鈥”dirigi贸 la mirada al escote de su vestido鈥” ba帽arte.


Ella se llev贸 una mano hacia la uni贸n de sus pechos, y traz贸 una l铆nea con el dedo arriba y abajo.


鈥”驴Quieres saber otra cosa de la que disfruto? 鈥”pregunt贸, mientras le segu铆a acariciando la pierna con el pie.


鈥”Por favor.


鈥”De las camas mullidas.


鈥”Ah 鈥”asinti贸 茅l, divertido con los esfuerzos de Sakura para coquetear con 茅l. Apoy贸 el brazo sobre la mesa y se inclin贸 hacia ella鈥”. 驴La cama que tienes aqu铆 te parece c贸moda? 鈥”susurr贸.


Sakura sonri贸, se apoy贸 en 茅l y musit贸...


鈥”Mucho. 驴Quieres probarla? 鈥”Se ech贸 hacia atr谩s en la silla mientras mov铆a el pie entre los muslos de 茅l.


脡l enarc贸 una ceja.


鈥”驴Es una invitaci贸n?


Sakura se encogi贸 de hombros de manera juguetona, mientras con los dedos se acariciaba la piel del pecho.


脡l se sinti贸 lleno de anticipaci贸n, le gustaba ese juego sensual, y les hizo una se帽a a los lacayos para que retiraran los platos, impaciente por terminar la cena.


鈥”驴Has disfrutado con la lecci贸n de equitaci贸n?


Ella sonri贸.


鈥”Me gustar铆a cabalgar mucho mejor. Espero, de todo coraz贸n, que sigas ense帽谩ndome.


Los ojos de 茅l recayeron sobre su pecho; dos cremosos mont铆culos de carne realzados de forma espl茅ndida por el sat茅n azul claro.


鈥”Ser谩 un enorme placer para m铆 鈥”afirm贸 茅l, gui帽谩ndole un ojo mientras un lacayo retiraba los platos.


Durante el resto de la cena hablaron de cosas sin importancia, con Sakura ri茅ndose suavemente de lo que 茅l dec铆a, mientras segu铆a moviendo el pie. Sasuke fingi贸 no notarlo, tan s贸lo sonre铆a y disfrutaba de sus esfuerzos para atraerlo. Cuando la cena termin贸 y se retir贸 el 煤ltimo plato, Dawson le trajo un cigarro y el oporto.


鈥”Gracias, Dawson, pero no me apetecen.


鈥”Por favor, milord, disfruta de tu oporto 鈥”intervino su esposa, levant谩ndose de la silla mientras un lacayo se apresuraba a separ谩rsela de la mesa.


Sakura se acerc贸 a donde se sentaba Sasuke, le pas贸 una mano por el hombro, se agach贸 hasta que sus labios quedaron junto a su o铆do y murmur贸:


鈥”Tienes que darme tiempo para que prepare mi suave cama para ti.


脡l razon贸 que eso bien val铆a a帽adir una ramera a su personal. Tom贸 la mano de Sakura y le bes贸 los nudillos.


鈥”Me reunir茅 contigo en seguida.


La contempl贸 mientras sal铆a del comedor, moviendo seductoramente las caderas y con el pelo peinado con sencillez pero de modo impecable. Mientras Sakura desaparec铆a por el pasillo, pens贸 distra铆do que era extra帽o que pocos d铆as antes 茅l hubiera querido evitar su compa帽铆a.


Se termin贸 el oporto pero decidi贸 renunciar al cigarro para poder llegar cuanto antes a sus habitaciones.


鈥”Eso es todo, Dawson 鈥”le indic贸 con tranquilidad al mayordomo, que segu铆a presente despu茅s de que los lacayos se hubieran ido.


鈥”Buenas noches, milord 鈥”le dese贸 Dawson mientras Sasuke sal铆a a zancadas del comedor.


S铆 que iba a ser una buena noche, pens贸.


Tal como esperaba Sakura, media hora despu茅s, Sasuke llam贸 a su puerta. No respondi贸, sino que se escondi贸 mejor tras las gruesas cortinas de terciopelo que la ocultaban. Por una rendija, pudo ver c贸mo se abr铆a la puerta y Sasuke asomaba la oscura cabeza, mirando a su alrededor.


鈥”驴Lady Uchiha?


鈥”Entra 鈥”le indic贸 ella.


脡l entr贸, cubierto con la bata y los pies descalzos. Cerr贸 la puerta y avanz贸 hasta el centro del dormitorio, busc谩ndola.
Esboz贸 una sonrisa de medio lado y se llev贸 las manos a las caderas.


鈥”De acuerdo, 驴d贸nde est谩s?


鈥”Estoy aqu铆, milord. Por favor, si茅ntate.


脡l se detuvo, mirando de frente hacia la cortina tras la que ella se escond铆a.


鈥”驴Que me siente?


Sakura se ocult贸 mejor tras las cortinas de terciopelo.


鈥”Si茅ntate 鈥”insisti贸.


Permaneci贸 atenta hasta que oy贸 el leve crujido del sill贸n tapizado de cretona que estaba frente a la chimenea. Cuando iba a salir, vio que giraba la cabeza y orden贸 en voz baja:


鈥”No lo hagas.


脡l se recost贸 tras una leve vacilaci贸n.


鈥”Debo decirte que tienes una manera alarmante de cambiar de humor. En un momento est谩s enfadada, al siguiente feliz sin raz贸n aparente y, ahora, act煤as de forma misteriosa.


鈥”驴Te disgusta? 鈥”pregunt贸 ella desde atr谩s.


鈥”En absoluto. Tan s贸lo siento curiosidad por averiguar lo que est谩s tramando.


鈥”En seguida lo sabr谩s 鈥”contest贸 Sakura saliendo con cuidado de detr谩s de las cortinas. Sasuke estaba sentado, con la cabeza apoyada en el respaldo del sill贸n. Ella se movi贸 en silencio y con cuidado, hasta quedar de pie a espaldas de 茅l鈥”. Cierra los ojos.


脡l ri贸 por lo bajo.


鈥”Ya. Est谩n cerrados. 驴Y ahora qu茅?


No confiaba en que Sasuke no mirara y rode贸 el sill贸n para ponerse delante de 茅l. Era cierto que ten铆a los ojos cerrados, y en sus labios se insinuaba una sonrisa.


Levant贸 despacio la espada que hab铆a cogido del gran sal贸n, la levant贸, y la apoy贸 en el hombro de su marido.


El contacto de la hoja met谩lica lo sorprendi贸 y abri贸 los ojos al tiempo que hac铆a adem谩n de sentarse recto, pero ella presion贸 la espada contra 茅l y neg贸 con la cabeza.


鈥”Yo que t煤 no lo har铆a 鈥”coment贸 con alegr铆a, sonriendo al ver que la miraba de arriba abajo, fij谩ndose en la camisola de seda bajo la cual no llevaba puesto nada.


脡l se dej贸 caer despacio en el sill贸n, con una amplia sonrisa.


Sakura movi贸 la espada hasta la barbilla reci茅n afeitada, Sasuke no demostr贸 ning煤n miedo, de hecho, sonre铆a de oreja a oreja.


鈥”Es evidente que le tienes cari帽o a tu doncella, milady.


鈥”Cierto 鈥”respondi贸 ella con suavidad.


鈥”Eres una mujer de muchos secretos 鈥”observ贸 Sasuke mientras contemplaba sus piernas desnudas.


Ella hizo descender la espada hasta la abertura de su bata.


鈥”No tengo ning煤n secreto, milord. Lo 煤nico que quiero es que me devuelvan a mi doncella.


鈥”Eso no es del todo cierto 鈥”indic贸 茅l mientras levantaba la vista, primero hacia su cintura y luego a las cintas sueltas de la camisola鈥”. La forma en que conseguiste a tu doncella era un secreto. Y creo que tienes m谩s.


Ella sonri贸, y baj贸 un poco m谩s la espada.


鈥”Ya no.


脡l mir贸 la punta de la espada y compuso una sonrisa lobuna.


鈥”Voy a proponerte un trato, milady. Har茅 que tu criada est茅 aqu铆 de regreso al amanecer si me confiesas el resto de tus secretos.


Ella se ri贸 quedamente y desliz贸 la punta de la espada por debajo del cintur贸n que le cerraba a 茅l la bata.


鈥”No est谩s en condiciones de negociar, milord.


脡l sonri贸 y abri贸 los brazos.


鈥”Yo creo que s铆.


Se movi贸 con tanta rapidez que ella no tuvo tiempo de reaccionar. Sasuke apart贸 con toda facilidad la espada y la cogi贸 al tiempo que se levantaba. Sorprendida por su repentino movimiento, Sakura trastabill贸, pero Sasuke la sujet贸 por la cintura, aplast谩ndola contra 茅l al tiempo que la arrinconaba contra la pared. La espada cay贸 a la alfombra al lado de una otomana volcada.


鈥”La verdad es que me divierten tus juegos 鈥”anunci贸, mirando con avidez su rostro鈥”. Son muy estimulantes.


Seguro que no tanto como se lo parec铆a a ella en aquel instante. Estaba sorprendida por su fuerza y la agilidad con la que 茅l se hab铆a movido, haci茅ndola caer en su propia trampa. Era fuerte, viril y apuesto, y la miraba como si fuera a devorarla a mordiscos.


Ella se retorci贸, intentando soltarse y recuperar el uso de la mano, pero Sasuke se la sujet贸 sin esfuerzo.


鈥”驴Por qu茅 te resistes lady Uchiha? 驴Tienes miedo de lo que pueda hacer para sonsacarte tus secretos?


Ella se ri贸, y logr贸 interponer los brazos entre ambos y empujar con fuerza contra su pecho.


鈥”No tengo ning煤n secreto.


鈥”Me parece que te voy a mantener prisionera hasta que confieses 鈥”amenaz贸 茅l con una siniestra sonrisa.


鈥”No hay nada que contar 鈥”repiti贸 ella, empuj谩ndolo de nuevo sin conseguir moverlo.


鈥”驴Nada? 鈥”Tir贸 del cintur贸n que le rodeaba la cintura y solt贸 el lazo con una mano鈥”. Si no me lo dices, te voy a desnudar... 鈥”Hizo una pausa, recorriendo su cuerpo de arriba abajo con la mirada鈥”. Y te voy a castigar, lami茅ndote aqu铆... y all谩...


A Sakura le ard铆a la piel y la sangre le herv铆a en las venas. Contuvo el aliento, 茅l se ri贸 y le puso una mano en la mejilla como si fuera a dar por terminado el juego.

Ella sonri贸 agradecida, gir贸 la cabeza para tocar con la boca la palma de la mano de Sasuke... y le mordi贸.


Sasuke gru帽贸 sorprendido a la vez que ella lo empujaba con todas sus fuerzas y escapaba corriendo. Pero 茅l era m谩s r谩pido y la sujet贸 por un brazo llev谩ndola hasta un sill贸n con los ojos brillantes de deseo.


鈥”No deber铆as haberlo hecho 鈥”dijo鈥”. Ahora vas a pagar por ello.


Se solt贸 el cintur贸n de la bata, le junt贸 las manos y se las at贸 con 茅l. La bata se le abri贸, pero 茅l apenas pareci贸 notarlo ni importarle que debajo estuviera desnudo y muy excitado.


El coraz贸n de Sakura lat铆a con fuerza cuando la empuj贸 contra la pared con las manos atadas y le hundi贸 el rostro en el cuello. Movi贸 la cabeza hacia un lado para darle mejor acceso, cerr贸 los ojos y permiti贸 que el hambre que sent铆a por 茅l rezumara por todos sus poros.

Aquel hombre ten铆a la virtud de desarmarla; cuando comenz贸 a besarla, cuando sus manos empezaron a vagar por su cuerpo, desliz谩ndose dentro de su intimidad, dej贸 de pensar y de moverse, incapaz de hacer otra cosa que disfrutar de ello.


Sasuke la bes贸 en el cuello.


鈥”Confiesa, peque帽a.


鈥”No hay nada que confesar 鈥”resopl贸 ella.

脡l mordisque贸 su cuello.


鈥”Tal vez podr铆as empezar confesando que eres una excelente amazona y no la ignorante que quisiste hacerme creer.


Ella jade贸 sorprendida y le dio un pisot贸n.


鈥”隆Ay! 鈥”se quej贸 茅l mientras Sakura se escabull铆a y corr铆a hacia la cama con las manos atadas.


鈥”驴C贸mo lo supiste?


鈥”Te vi montar a caballo. Adem谩s, Bilbo no te tir贸, de lo contrario hubieras tenido contusiones y heridas en vez del polvo que te pusiste, con mucha astucia, en la ropa.


Sakura not贸 que se ruborizaba.


脡l se ri贸 y la apunt贸 con un dedo.


鈥”Puedes seguir confesando el resto de tus secretos.


鈥”驴Y por qu茅 iba a hacerlo? 隆No soy la 煤nica que los tiene!


脡l gru帽贸 y se abalanz贸 sobre ella. Sakura dio un salto y se puso de pie en la cama, con un alarido de risa.


鈥”驴Qu茅 secretos? 鈥”pregunt贸 茅l, mir谩ndola como un cazador a su presa.


鈥”Que lady Kettle es una amiga tuya muy especial.


鈥”Eso no es ning煤n secreto 鈥”aclar贸 茅l intentando cogerla de un pie, cosa que Sakura evit贸 saltando fuera de su alcance鈥”. Nos conocemos desde hace a帽os y es como una hermana para m铆.


鈥”Dudo mucho que lady Kettle lo considere de ese modo 鈥”lo contradijo Sakura jadeando un poco鈥”. 驴Qu茅 pasa con tus cabalgadas salvajes?


鈥”驴Mis cabalgadas?


鈥”Cabalgas como el viento, milord.


鈥”Nunca he dicho que no supiera, como hiciste t煤.


鈥”Pero cuando montas solo, lo haces a toda velocidad. Es como si huyeras de algo.

Una sombra cruz贸 los ojos de Sasuke justo antes de que saltara para alcanzarla, la cogiera y la derribara sobre la cama con 茅l.


鈥”Ya es hora de que recibas tu castigo, lady Uchiha 鈥”declar贸, bes谩ndola con pasi贸n.


En momentos como aqu茅l, Sakura estaba segura de que lo amaba. Sentir algo as铆, ansiar la sensaci贸n de sus manos sobre ella, desear ver su sonrisa, o铆r su voz y yacer entre sus brazos hac铆a que su coraz贸n echara a volar.


脡l descendi贸 por su cuerpo, trazando un h煤medo y c谩lido sendero con la boca. Sakura no ofreci贸 resistencia cuando 茅l deshizo los lazos de la camisola y se la abri贸, desnudando sus pechos; ni cuando sus manos acariciaron con ligereza el mismo camino que recorr铆an sus ojos.

La expresi贸n de 茅l era voraz y sus palmas calientes y suaves sobre la piel de ella. Sasuke le pas贸 los dedos por el pelo, luego le levant贸 las manos, que segu铆an atadas, y se las coloc贸 por encima de la cabeza.


鈥”Qu茅date ah铆 鈥”orden贸 en voz baja鈥”. Quieta.


Se despoj贸 de la bata, permaneciendo ante ella, con insolencia, mostrando su cuerpo esbelto, musculado y majestuoso. Se coloc贸 sobre ella, sosteni茅ndose con los brazos, y comenz贸 a explorarla lentamente con la boca y las manos.


Y cuando por 煤ltimo introdujo en ella toda su ardiente longitud, Sakura cerr贸 los ojos y flot贸 en una nube de satisfacci贸n sexual mientras 茅l vaciaba su esperma en su interior.


Cuando ambos llegaron al orgasmo, permanecieron juntos; ella con las mu帽ecas todav铆a atadas con el cintur贸n de seda, tumbada con descuido sobre el pecho de 茅l y con una de las piernas de Sasuke encima. La cabeza de Sakura descansaba sobre su hombro mientras 茅l le acariciaba el pelo con los dedos.


No hablaron, ya que, en opini贸n de Sakura, ambos hab铆an sobrepasado el punto en el que las palabras eran necesarias. Lo que ella sent铆a era demasiado profundo, demasiado intenso para expresarlo con simples palabras, y esperaba, rogaba, que 茅l sintiera lo mismo.


Pero no se atrevi贸 a preguntar, no se atrevi贸 a arriesgarse a que su coraz贸n se rompiera en pedazos.
Cap铆tulo 24 por Candy-Uchiha
Notas de autor:
Esta historia ni sus personajes no me pertenecen, es una adaptaci贸n de la autora Julia London... Los personajes le pertenecen a M. Kishimoto. Yo solo la adapt贸 para compartirla con todos ustedes.
CAP脥TULO 24


Despu茅s de aquella noche, las cosas parecieron cambiar, o al menos as铆 se lo pareci贸 a Sakura.


脡l la invitaba a acompa帽arlo en sus paseos diarios, ambos cabalgando juntos. Tuvo la oportunidad de verlo trabajar al lado de los arrendatarios en una ocasi贸n, cuando se rompi贸 una presa del r铆o y hubo que repararla. Sasuke se quit贸 la chaqueta y el chaleco y ayud贸 a levantar grandes rocas para reconstruirla.

Lo observ贸 mientras ayudaba a reunir el ganado que hab铆a comprado en Marshbridge, conduci茅ndolo hasta un campo al norte de la abad铆a. Incluso ella intent贸 colaborar sigui茅ndolos con dificultad, provista de un gran palo, hasta que pis贸 un sospechoso trozo de fango que le ech贸 a perder el zapato.


Por la noche, ambos se sentaban en el estudio, ella leyendo alg煤n libro de la biblioteca y 茅l estudiando con atenci贸n documentos que, seg煤n le explic贸, hac铆an referencia al estado de su fortuna.


En ese aspecto, su generosidad no ten铆a fin. Insist铆a en que ella dispusiera de todo lo que necesitara para ayudar a Hinata y a Ino (suponiendo que volvieran a ver a esta 煤ltima). Seg煤n lo que dec铆a Hinata en su 煤ltima carta, Ino se hab铆a adentrado en Gales en busca de su familia. Sakura se alter贸 mucho y, una noche, le pregunt贸 a Sasuke:


鈥”驴Qu茅 clase de problemas y disturbios crees que hay en Gales?


脡l sonri贸.


鈥”Sospecho que los habituales.


鈥”隆Oh, no! 鈥”exclam贸 ella frunciendo m谩s el cejo.


脡l se ri贸.


鈥”Quiero decir que no demasiado.


鈥”Ah 鈥”suspir贸 ella, muy aliviada.


Tambi茅n se alegraba de que Sasuke hubiera readmitido a Sally, quien se hab铆a vuelto muy decente despu茅s del rapapolvo que le ech贸 Sakura.


鈥”No andar谩s pellizcando a los lacayos en el trasero o algo por el estilo, 驴verdad? 鈥”le pregunt贸 una tarde.


La doncella chasque贸 la lengua al o铆rla.


鈥”Por supuesto que no. Si quisiera pellizcarles lo har铆a en otro sitio.


鈥”隆Sally! 鈥”se escandaliz贸 Sakura, volvi茅ndose con tanta rapidez que la muchacha solt贸 el pliegue que estaba haciendo en su espalda.


鈥”驴Qu茅? 鈥”pregunt贸 Sally con inocencia鈥”. 驴No tiene usted ganas de pellizcar al se帽or de vez en cuando?


Sakura enrojeci贸 y se volvi贸.


鈥”Si lo hago o no, no viene a cuento. Lo que quiero decir, Sally Pierce, es que tienes que portarte mejor. Lo prometiste.


鈥”No es justo que sea usted la 煤nica en esta casa a la que se le permite tener algo de diversi贸n 鈥”se quej贸. Pero luego sonri贸 de oreja a oreja, mirando el reflejo de Sakura y gui帽谩ndole un ojo.


脡sta cerr贸 los ojos y suspir贸 levantando la cara hacia el techo, pero la verdad era que disfrutaba de la insolente opini贸n que Sally ten铆a del mundo, y, adem谩s, la necesitaba. Le hab铆a ense帽ado muchas formas de complacer a su marido; aunque la advert铆a a todas horas de que ced铆a con demasiada facilidad.

鈥”En el momento en que la puta reaparezca, volver谩 a atraparle entre sus redes 鈥”le advirti贸 una noche, cuando Sakura la ilustraba sobre el d铆a que hab铆a pasado con su marido, durante el cual ambos hab铆an ayudado a los campesinos a atar balas de heno鈥”. 隆Por el amor de Dios! 鈥”exclam贸 Sally cuando Sakura mencion贸 lo fuerte que era Sasuke鈥”. Sabe que la tiene en el bolsillo.
驴Al final va a pensar que, a fin de cuentas, le queda otro bolsillo vac铆o al otro lado...


鈥”Silencio 鈥”orden贸 Sakura con severidad鈥”. No sabes lo que est谩s diciendo.


Pero en su fuero interno, tem铆a que Sally pudiera tener raz贸n. Sakura no lograba acostumbrarse a las constantes visitas de lady Kettle a la abad铆a, ni a la facilidad con que compart铆a risas con Sasuke, ni a la manera en que lo miraba. Pero, al mismo tiempo, gracias a ella, descubri贸 muchas cosas sobre Sasuke.

Le cont贸 an茅cdotas que lo pintaban como un ni帽o solitario que rara vez disfrutaba de la compa帽铆a de sus progenitores, y bajo la autoridad de un padre demasiado r铆gido. La infancia de su marido parec铆a haber sido bastante triste.


Y estaba el tema de su imprudencia al cabalgar, que no lograba entender. Cuando Sasuke trabajaba, lo hac铆a hasta el agotamiento, dando m谩s que cualquier otro hombre y a menudo sin ning煤n cuidado ni respeto hacia su persona. Era casi como si no le importara lo que pudiera sucederle. Y si no se preocupaba por s铆 mismo, 驴c贸mo iba a preocuparse por ella?


A pesar de que su relaci贸n con 茅l hab铆a mejorado 鈥”parec铆an entenderse bastante bien鈥”, no pod铆a eludir la sensaci贸n de que algo fallaba. Pero si se acercaba demasiado, 茅l volv铆a a retraerse, y su humor se volv铆a sombr铆o y meditabundo. A menudo, Sakura ten铆a la impresi贸n de que hab铆a d铆as o momentos en los que Sasuke se sent铆a atrapado. Puede que incluso por el matrimonio.


Para ser sincera, supon铆a que no lo conoc铆a demasiado bien. Esa era una de las razones por las que hab铆a acabado por temer la llegada del correo. Procuraba hacerse con 茅l antes de que lo hiciera Sasuke. Las dos semanas anteriores hab铆a confiscado con rapidez dos cartas de lady Waterstone, pero la inquietaba que Sasuke tuviera m谩s.


Las dos que hab铆a sustra铆do, se las ley贸 en voz alta a Sally, quien, desde el sill贸n, pon铆a los ojos en blanco, resoplaba y hac铆a toda clase de sonidos desde帽osos.


Pero Sakura no vio ninguna carta dirigida a Londres a modo de respuesta. Esa circunstancia manten铆a viva en ella una llama de esperanza.


Por desgracia, esa llama no era tan brillante como le hubiera gustado. Al pasar el tiempo, se percat贸 de que el marqu茅s nunca usaba su nombre. Y ella tampoco el de 茅l, excepto en la intimidad de la cama matrimonial. Era como si emplear sus nombres de pila fuera algo demasiado 铆ntimo.


El hecho de que 茅l no la llamase nunca Sakura empez贸 a carcomerla. Comenz贸 a contar las veces en las que 茅l se dirig铆a a ella como 芦milady禄 o 芦lady Uchiha禄 y las que ella le dec铆a a 茅l 芦milord禄 o 芦se帽or禄.

Empez贸 a tener la sensaci贸n de que era como la criada que duerme con el amo, sin que se le permitiera emplear el nombre de pila excepto en las m谩s 铆ntimas situaciones.
Dej贸 de usar por completo el nombre de 茅l, y decidi贸 que no saldr铆a de sus labios hasta que 茅l la amara. No le importaba el tiempo que tuviera que esperar. Como le escribi贸 a Hinata: 芦Las hermanas y las primas se llaman por sus nombres de pila. 驴Por qu茅 demonios no lo va a hacer un marido con su esposa. Parece cosa de b谩rbaros. Y, hablando de b谩rbaros, 驴ha habido noticias de Ino?禄.


Pero la semana en que deb铆an partir a la propiedad de Uzumaki para la reuni贸n anual de inauguraci贸n de la temporada de caza, a Sakura se le acab贸 la paciencia.


Era una noche l煤gubre, fr铆a, lluviosa y bastante tempestuosa y, dado que en su habitaci贸n hab铆a una grieta 鈥”芦tan grande como el T谩mesis禄, seg煤n confes贸鈥”, se arrastr贸 hasta la cama de 茅l para entrar en calor.


鈥”驴C贸mo vas a cazar con un tiempo as铆?


鈥”Ah铆 est谩 la mitad de la diversi贸n 鈥”explic贸 茅l rode谩ndola con el brazo y atray茅ndola hacia s铆.


Permanecieron en silencio durante unos minutos, escuchando el sonido de la lluvia en las ventanas y el crujido de la le帽a ardiendo en el hogar. Sasuke se rode贸 el pu帽o con la trenza de ella y, pasado un momento, le pregunt贸 con delicadeza:


鈥”驴Te ha venido el per铆odo?


La pregunta la irrit贸. Se lo hab铆a preguntado tres veces en el transcurso de los dos 煤ltimos meses, como si cumplir con el objetivo de dejarla embarazada fuera lo m谩s importante del mundo.


鈥”Hace dos semanas 鈥”mascull贸 ella.


鈥”Ah 鈥”dijo 茅l, y pareci贸 decepcionado.


Sakura enterr贸 la cara en su pecho, pero 茅l le puso la mano bajo la barbilla y la oblig贸 a levantar la vista. A la luz de las llamas, sus ojos estaban oscurecidos por una expresi贸n que ya sab铆a distinguir y que siempre la hac铆a estremecerse de anticipaci贸n; una mirada que le aceleraba el pulso.


Y 茅l lo sab铆a; la hizo rodar sobre su espalda poni茅ndose sobre ella. Le abri贸 el camis贸n y presion贸 los labios en su garganta.


鈥”Preciosa 鈥”murmur贸.


Ella quiso apartarlo, pero no pudo, ya que hab铆a empezado a excitarse bajo la caricia de sus manos. Le comenz贸 a hervir la sangre concentr谩ndose en sus ingles, inund谩ndola de un desesperado deseo de que la poseyera y la amara.


鈥”Milord 鈥”gimi贸 ella cuando las manos de 茅l fueron al encuentro de sus pechos.


鈥”Ll谩mame Sasuke 鈥”dijo 茅l antes de volver a llevar la boca a su pecho.


Se le detuvo el coraz贸n y se evapor贸 la pasi贸n.


鈥”No 鈥”neg贸 con rotundidad.


脡l dej贸 de dedicarle su atenci贸n a su seno y la mir贸 a la cara.


鈥”驴Perd贸n?
Ella lo apart贸 sin ninguna delicadeza y luego se incorpor贸 hasta quedar sentada.


鈥”No voy a usar tu nombre de pila, porque t煤 s贸lo se lo permites a aquellas personas que te quieren y a quienes quieres. Por ese mismo motivo, t煤 nunca me llamas a m铆 Sakura.


Pareci贸 como si le hubiera pinchado; se incorpor贸, sac贸 las piernas por un lado de la cama y se qued贸 all铆 sentado, con expresi贸n aturdida.


鈥”Por Dios, juro que a veces no s茅 lo que quieres 鈥”se quej贸鈥”. No s茅 c贸mo complacerte. He intentado ser bueno contigo, he tratado de arreglar las cosas cuando no son de tu gusto y aun as铆, siempre encuentras algo de lo que quejarte. 驴Qu茅 es lo que quieres, Sakura?


Ella se mordi贸 el labio, notando el escozor de las l谩grimas en los ojos.


鈥”Quiero... Ten铆a la esperanza... de que llegaras a amarme 鈥”solt贸.


Fue como si lo hubiera golpeado. Por la expresi贸n de su rostro, era evidente que no sab铆a qu茅 responder. Tan evidente como que tampoco iba a hacerle una declaraci贸n de amor eterno.


鈥”Sakura 鈥”dijo, extendiendo la mano para coger la de ella鈥”. Mi querida Sakura.


Era la primera vez que usaba un t茅rmino cari帽oso y ella se anim贸. Se volvi贸 hacia 茅l y se sec贸 las l谩grimas con los dedos.


鈥”El amor... el amor llega con el tiempo 鈥”a帽adi贸 茅l titubeando.


A Sakura se le desplom贸 el coraz贸n y se sinti贸 un poco mareada.


鈥”隆Oh, Dios! 鈥”exclam贸.


鈥”Necesita tiempo y vivencias que lo alimenten 鈥”a帽adi贸 茅l afligido.


鈥”S铆, lo s茅 鈥”contest贸 ella apartando la mano鈥”. Es s贸lo que... es que no entiendo c贸mo dos personas pueden hacer... algo as铆 鈥”hizo un gesto vago hacia la cama鈥”, y no sentir ning煤n tipo de afecto.


鈥”Pero 隆s铆 hay afecto! 鈥”exclam贸 茅l con una sonrisa, acunando su rostro con una mano鈥”. Yo te aprecio mucho. Much铆simo.


Parec铆a que estuviese tanteando el terreno al hablar, avanzando con cautela, pero Ava esperaba mucho m谩s.


鈥”驴Y? 鈥”lo anim贸.


鈥”驴Y? 鈥”repiti贸 茅l, sin entender lo que ella deseaba.


鈥”隆Ah! 鈥”grit贸 ella, levant谩ndose de la cama y cogiendo la bata.


鈥”Espera 鈥”la detuvo 茅l, sujetando su mano鈥”.驴A d“nde vas? No te vayas; vamos a hablar de esto. Si deseas que te llame, Sakura, as铆 lo har茅, y, por supuesto, tienes mi permiso para utilizar mi nombre...


鈥”驴Tengo tu permiso? Dios m铆o, no has entendido ni una sola palabra de lo que he dicho, 驴verdad? 鈥”bram贸 ella, at谩ndose el cintur贸n de la bata鈥”. 驴Crees que todo esto es por usar tu nombre?


鈥”Pero t煤 has dicho...


鈥”S铆, s铆, s茅 lo que he dicho 鈥”gimi贸 ella, gesticulando sin control鈥”. 隆Lamento haberlo dicho! 隆Mi madre, que en paz descanse, ten铆a raz贸n! 隆El matrimonio no es m谩s que un asunto de conveniencia y dinero, y desear m谩s de 茅l es una completa locura!


鈥”驴Qu茅 est谩s diciendo? 鈥”pregunt贸 Sasuke con rudeza鈥”. 驴Que este matrimonio est谩 condenado porque no te he llamado por tu nombre?


鈥”隆Este matrimonio est谩 condenado porque no es un matrimonio! 鈥”rugi贸 Sakura鈥”. 隆Es un acuerdo de negocios!


鈥”S铆 鈥”convino 茅l de repente, con voz fr铆a鈥”. 隆Es un acuerdo de negocios porque es exactamente lo que quer铆as! 隆Ya te lo advert铆, milady, no me pidas lo que no puedo darte!


Las l谩grimas comenzaron a enturbiar su visi贸n.


鈥”驴Es porque amas a otra?


鈥”隆No! 鈥”explot贸 茅l con voz cargada de exasperaci贸n鈥”. No amo a nadie.


鈥”隆Ahhh! 鈥”aull贸 ella, echando a correr por los pies de la cama, en un intento de alejarse de 茅l. Sasuke la sujet贸 por el brazo鈥”. 隆Su茅ltame! 鈥”exigi贸 Sakura.


鈥”隆Sab铆as lo que era! 鈥”le grit贸 茅l鈥”. 隆Lo supiste desde el momento en que nos conocimos!


鈥”Pero 隆las cosas han cambiado! 鈥”exclam贸 Sakura, intentando soltarse de un tir贸n鈥”. 隆No puedes negar que han cambiado!

鈥”Sakura, esc煤chame 鈥”dijo 茅l, agarr谩ndola del otro brazo y oblig谩ndola a dejar de retorcerse鈥”. Estamos bien juntos. 隆Y eso ya es mucho!


Ella se solt贸 y se abalanz贸 hacia la puerta.


鈥”隆Sakura! 鈥”la llam贸 茅l, pero ella ya hab铆a cruzado la puerta, deseando alejarse de 茅l lo m谩ximo posible.


Cuando desapareci贸, Sasuke se qued贸 contemplando la puerta abierta del vestidor, luego se volvi贸 y la cerr贸 de un pu帽etazo. Sab铆a muy bien lo que quer铆a Sakura, y 茅l deseaba con todas sus fuerzas pod茅rselo dar.


Pero no sab铆a si ser铆a capaz. No confiaba en sus sentimientos y estaba mucho m谩s c贸modo con su acuerdo.


Para ser sincero, 煤ltimamente se sent铆a bastante perdido. Disfrutaba de la compa帽铆a de Sakura de una manera que no hab铆a cre铆do que fuera posible. Le parec铆a ingeniosa, simp谩tica y dispuesta a ayudar en cosas por las que la mayor铆a de las mujeres ni siquiera se dignar铆an levantar un dedo.


El encanto de Sakura estaba en su deslumbrante, y quiz谩 algo ingenua, visi贸n del mundo. A 茅l le parec铆a maravillosa, un refrescante punto de vista respecto a la forma en que hab铆a acabado por verlo 茅l. Adoraba su esp铆ritu. Pero no sab铆a si la amaba, ni siquiera sab铆a si era capaz de ello. S贸lo hab铆a amado una vez en toda su vida, y hab铆a terminado fatal.

Hac铆a mucho tiempo que hab铆a aprendido que, si alguien entregaba demasiado de s铆 mismo a otra persona, algo o alguien pod铆a destruirlo todo.


No enamorarse era puro instinto de supervivencia.


Abatido, se dio cuenta de que Sakura acabar铆a por aprenderlo, lo mismo que lo hab铆a aprendido 茅l.
Cap铆tulo 23 por Candy-Uchiha
Notas de autor:
Esta historia ni sus personajes no me pertenecen, es una adaptaci贸n de la autora Julia London... Los personajes le pertenecen a M. Kishimoto. Yo solo la adapt贸 para compartirla con todos ustedes.
CAP脥TULO 25


Al d铆a siguiente dej贸 de llover y, seg煤n Dawson, Sasuke sali贸 hacia Broderick muy temprano, montado a caballo.

Sakura se alegr贸, ya que no deseaba verlo hasta haber encontrado una forma y un m茅todo de soportar su matrimonio.

Pase贸 hasta las ruinas del castillo, y dio la casualidad de que Edmond Foote estaba all铆, blandiendo una espada de madera.

鈥”驴Amigo o enemigo? 鈥”le pregunt贸 el ni帽o.

鈥”隆Amigo!

脡l asinti贸 y meti贸 con cuidado la espada en su vaina, consistente en un par de trapos que era evidente que 茅l mismo hab铆a cosido.

鈥”驴Puedo entrar? 鈥”pregunt贸 ella desde el pie de las viejas murallas del castillo.

脡l la obsequi贸 con una maravillosa sonrisa, hizo una reverencia y extendi贸 la mano con grandilocuencia se帽alando las ruinas.

鈥”Mi castillo es suyo.

Ella subi贸 y vio que hab铆a estado arrastrando rocas para formar el contorno de las habitaciones.

鈥”Vaya. Est谩s reconstruyendo el castillo, 驴no? Ahora debo de estar en la cocina.

鈥”Est谩 usted en el patio 鈥”explic贸 茅l como si fuera evidente por la disposici贸n de las rocas.

鈥”Ah 鈥”exclam贸 Sakura pasando por encima鈥”. 驴Y ahora?

鈥”Ahora est谩 usted en la cocina. 鈥”Se volvi贸 e indic贸 un lugar que hab铆a separado鈥”. Ese es el gran sal贸n, donde el rey y sus caballeros deciden a qui茅n van a matar 鈥”a帽adi贸 con placer.

鈥”隆Ooh! 鈥”dijo ella arrugando la nariz鈥”. 驴Gigantes y cosas as铆?

Por alguna raz贸n, eso provoco la risa de Edmond. Ech贸 la cabeza hacia atr谩s y se ri贸 con ganas, entrecerrando con alegr铆a sus ojos color negro. En ese momento, Sakura supo por qu茅 no se permit铆a al ni帽o ir a la abad铆a ni a Broderick. Supo la raz贸n por la que era un prisionero del bosque.
Y de repente odi贸 a Sasuke por ello.

La verdad era que le sorprend铆a no haberse dado cuenta antes, pero estaba claro que el ni帽o era hijo de Sasuke. Ten铆a sus mismos ojos color negro y su misma boca. Y cuando se re铆a era id茅ntico a su padre.

Sin embargo, se sinti贸 horrorizada al darse cuenta, aterrada, de que Sasuke hubiera tratado a su hijo de manera tan horrible, y m谩s enfadada todav铆a porque un hombre de su posici贸n y riqueza no hiciera algo m谩s por su hijo, fuera 茅ste ileg铆timo o no.


Mientras permanec铆a all铆, sonriendo y asintiendo con la cabeza en tanto Edmond le se帽alaba el resto de las dependencias del castillo, se pregunt贸 si habr铆a algo en la instituci贸n del matrimonio que pudiera hacerlo recomendable. De momento, no se le ocurr铆a ni una sola cosa.


Al d铆a siguiente, cuando lord y lady Uchiha deb铆an partir hacia la propiedad de Uzumaki, Sakura apareci贸 por fin (en la cena de la noche anterior hab铆a alegado tener dolor de cabeza), vestida con un traje de viaje, las maletas preparadas y su doncella exhibiendo una provocativa sonrisa.

Sasuke pens贸 que su esposa estaba preparada para viajar al este. Sin embargo, se acerc贸 a ella con cautela por si su humor cambiaba tan repentinamente como dos noches antes.

鈥”Parece que est谩s lista para pasar un fin de semana haciendo ejercicio, 驴no, milady... esto, Sakura?

鈥”S铆 lo estoy, Sasuke 鈥”respondi贸 ella entrecerrando un poco los ojos.

脡l estuvo a punto de sonre铆r. Si hab铆a algo de lo que pod铆a estar seguro era de que Sakura Haruno se sobrepon铆a a cualquier rev茅s, imaginario o real, grande o peque帽o.

鈥”Estupendo 鈥”observ贸鈥”. Entonces podemos ponernos en marcha. Ha dejado de llover y promete ser un d铆a precioso.

鈥”No lo es 鈥”dijo ella, alej谩ndose de 茅l para ponerse el sombrero.

La mir贸 mientras lo hac铆a. Pens贸 que estaba orgulloso de ella, y de presentarla como su esposa. Tan s贸lo pocos meses antes, apenas notaba su presencia. Y ahora... ahora deseaba tocarla y sentir su piel. Pero no se atrevi贸; Sakura ten铆a pinta de ser capaz de darle un pu帽etazo en la boca si se atrev铆a a pensarlo siquiera.

Ella durmi贸 durante la mayor parte del viaje, hasta que 茅l la despert贸 cuando se acercaban a la propiedad de Uzumaki. Entonces se incorpor贸 abriendo los ojos y muy hermosa. Se inclin贸 hacia adelante para mirar por la ventana, luego se ech贸 hacia atr谩s, se pellizc贸 las mejillas, se alis贸 el pelo y se volvi贸 de nuevo hacia la ventana para mirar el paisaje. Sasuke no la presion贸 y se dedic贸 a mirar a su vez por la ventana contraria.

Por todas partes hab铆a carruajes, lacayos corriendo de un lado a otro, damas y caballeros en el paseo de entrada y subiendo escaleras.

Su cochero gir贸 a toda velocidad, deteni茅ndose de golpe ante las puertas mientras dos lacayos de librea se apresuraban a bajar la escalinata para ayudarlos a descender del carruaje.

El primero en hacerlo fue Sasuke, quien se dio luego la vuelta, con una mano a la espalda ofreciendo la otra a Sakura. En ese momento apareci贸 Uzumaki en lo alto de la escalera, se apresur贸 a bajar con una amplia y c谩lida sonrisa. A su espalda, Hozuki, m谩s comedido, se limit贸 a bajar los escalones.

Naruto estrech贸 a Sasuke en un gran abrazo, apret谩ndole con fuerza, palme谩ndole la espalda, y comentando que el matrimonio le sentaba muy bien.

Sasuke no se molest贸 en responderle, ya que Naruto se hab铆a vuelto hacia Sakura, rode谩ndola tambi茅n a ella con un abrazo de oso y al parecer dej谩ndola sin respiraci贸n.

鈥”Uzumaki, viejo amigo 鈥”intervino Sasuke poni茅ndole una mano en el hombro鈥”, por favor no asfixies a mi esposa.

Naruto la solt贸 con una carcajada.

鈥”Lady Uchiha, tiene usted aspecto de encontrarse bien y feliz a pesar de haberse casado 鈥”observ贸 con un gui帽o juguet贸n.

Por desgracia, no ten铆a ni idea de lo cierto que era lo que acababa de decir.

鈥”驴Y qu茅 le parece Broderick Abbey? 鈥”pregunt贸.

鈥”Demasiado grande 鈥”intervino Sasuke.
鈥”Y llena de corrientes de aire 鈥”a帽adi贸 ella con una sonrisa forzada.

Naruto aull贸 de risa.

Suigetzu rode贸 a Sakura con un brazo y la apart贸 de all铆.

鈥”Perm铆tame rescatarla de un ardiente admirador 鈥”dijo鈥”. Uzumaki ha reservado una habitaci贸n especial para lord y lady Uchiha en el lado oeste, de modo que aqu铆 estar谩 caliente; est谩 pintada de amarillo, as铆 que le parecer谩 alegre. Francis le ense帽ar谩 el camino 鈥”a帽adi贸, haciendo se帽as al mayordomo de Naruto para que los acompa帽ara.


鈥”驴Por qu茅 no descansa un poco? 鈥”sugiri贸 Naruto a su espalda鈥”. Nos reuniremos todos para tomar un vino a las ocho, la cena ser谩 a las diez y la caza dar谩 comienzo ma帽ana al amanecer. Uchiha 鈥”a帽adi贸 dejando de mirar a Sakura y haci茅ndole un furtivo gui帽o a Sasuke鈥”, tengo una yegua que me encanta y que todav铆a no has visto. Mide catorce palmos y es tan ancha como un r铆o. 驴Te apetece verla?


Sasuke ech贸 un vistazo a Sakura, quien se encogi贸 de hombros.

鈥”Estar茅 bien.

鈥”驴Est谩s segura?

鈥”Desde luego 鈥”respondi贸 ella subiendo ya la escalera con Sally detr谩s.

El mayordomo de Naruto se apresur贸 a alcanzarlas y Sakura desapareci贸 en el interior de la casa sin mirar atr谩s.

Naruto esper贸 hasta que ella estuvo dentro antes de volverse, sacar tres cigarros y entregarles uno a Sasuke y otro a Suigetsu.

鈥”La compr茅 en Madrid el a帽o pasado. Hice que un espa帽ol la entrenara para cazar. No hay quien la supere 鈥”explic贸, haciendo un gesto para que lo acompa帽aran a los establos.

Naruto siempre hab铆a sido aficionado a los caballos 鈥”ponis de carreras, enormes bayos para tirar de sus carruajes, corceles de batalla por si ten铆a que ir a la guerra鈥”, y su entusiasmo era el mismo con ese caballo de caza. Sasuke se meti贸 el cigarro en el bolsillo y escuch贸 lo que Naruto dec铆a sobre su nueva adquisici贸n.

No hab铆a exagerado; el animal era una belleza, y Naruto le acariciaba el morro ebrio de satisfacci贸n. A Sasuke le gustaban los caballos, sobre todo los buenos, pero no tanto como a Naruto.

Pasados unos minutos, se aburri贸 de elogios y se apart贸 para admirar los otros caballos en tanto Naruto reten铆a a Suigetsu y prosegu铆a con su detallado an谩lisis de la nueva montura.


Mientras revisaba las cuadras, percibi贸 una figura familiar que lo oblig贸 a darse la vuelta.


Miranda lo estaba mirando con una suave expresi贸n. Vest铆a un traje de montar y el pelo, rojo oscuro, le ca铆a por la espalda, recogido en una trenza. Llevaba el sombrero un poco ladeado, en una elegante inclinaci贸n. En una mano portaba una fusta con la que se golpeaba la pierna al tiempo que las comisuras de sus labios se curvaban en una sensual sonrisa.


脡l estuvo a punto de irse, sin saber muy bien a donde, pero lo detuvo la mano de Naruto en su brazo. Sasuke lo mir贸 sobresaltado, y se sorprendi贸 al ver la expresi贸n de su rostro.

鈥”No sab铆a que estaba aqu铆 鈥”le aclar贸 su amigo鈥”. Te ped铆 que vinieras, pero a ver mi caballo.

鈥”Lo s茅...

鈥”No 鈥”insisti贸 Harrison, moviendo la cabeza a la vez que miraba al fondo de los establos, en direcci贸n a Miranda鈥”. Nos conocemos desde que 茅ramos ni帽os, 驴verdad? 鈥”pregunt贸 volviendo a mirar a Sasuke鈥”. No sab铆a que vendr铆a con Westfall, de lo contrario ten por seguro que lo habr铆a impedido...

鈥”驴Por qu茅? 鈥”pregunt贸 Sasuke oblig谩ndose a concentrarse en lo que dec铆a Naruto鈥”. Ya no hay nada entre ella y yo.

Naruto se ruboriz贸 un poco.

鈥”No es asunto m铆o, Uchiha, pero yo no te apoyar茅 en esto.

Sasuke estaba consternado. Naruto y 茅l llevaban muchos a帽os siendo amigos, y jam谩s, en todo ese tiempo, Naruto hab铆a expresado su desacuerdo por nada de lo que Sasuke hac铆a. Que lo hiciera ahora era desconcertante.


Su amigo se percat贸 de la sorpresa de Sasuke; se mir贸 los pies, avergonzado, y luego mir贸 a Miranda por el rabillo del ojo.


鈥”Resulta que creo que los votos pronunciados ante Dios no deben romperse. T煤 haz lo que quieras, pero esto es lo que yo creo.


Dicho esto, se apart贸 de Sasuke y ech贸 a andar hacia las puertas del establo, por donde ya se hab铆a escabullido Suigetsu.


鈥”A las ocho el vino 鈥”le record贸 por encima del hombro.


Sasuke no respondi贸; estaba irritado por la reprimenda de Naruto para que fuera fiel a su esposa. Le era fiel. Ni siquiera hab铆a pensado en Miranda desde que decidi贸 casarse con Sakura. Aun as铆, su amigo dudaba de su integridad. 驴Y por qu茅 no iba a hacerlo? Sasuke se hab铆a quejado m谩s de una vez de que el matrimonio iba a limitar su libertad para acostarse en la cama de quien quisiera.

Volvi贸 a mirar a Miranda, una mujer que, como hab铆a acabado por comprender, estaba m谩s interesada en su t铆tulo y en su dinero que en 茅l. Ella se estaba acercando, moviendo las caderas de manera seductora, con su sensual sonrisa, y lo 煤nico que pensaba Sasuke era que no sab铆a qu茅 hab铆a visto en ella.

Miranda se detuvo a pocos cent铆metros de 茅l, sin inclinarse en una reverencia y sin dejar de mirarlo a los ojos. Se puso de puntillas, le dedic贸 una sonrisa insinuante y se acerc贸 un poco m谩s a 茅l.

鈥”Tienes muy buen aspecto.

Ella en cambio parec铆a m谩s mayor de lo que 茅l recordaba, su piel se ve铆a un poco cetrina. No era luminosa. No era Sakura.

鈥”驴C贸mo est谩s? 鈥”pregunt贸 ella, perdiendo la sonrisa y escrutando su cara.
驴C贸mo estaba? Se sent铆a desdichado. Ya no sab铆a ni qui茅n era.

鈥”Bien.

鈥”Te echo mucho de menos. No puedo soportar estar lejos de ti, Sasuke.

脡l retrocedi贸 al o铆r su nombre en labios de ella. Lo utilizaba con la misma facilidad con que 茅l usaba el suyo; y sin embargo le costaba pronunciar el nombre de Sakura en voz alta.

Su esposa ten铆a raz贸n.

Ese sencillo acto, ese 铆ntimo reconocimiento, deber铆a estar reservado a las personas que significaban algo para 茅l, y no hab铆a tenido el coraje de admitir que era posible que en realidad amara a Sakura.


Miranda le estaba sonriendo con ojos llenos de esperanza. Mir贸 a su alrededor, igual que hab铆a hecho Sasuke, y tan s贸lo vio a un mozo de cuadras cepillando a un caballo.

鈥”Podr铆amos dar un paseo 鈥”sugiri贸 acerc谩ndosele鈥”. Por alguna parte donde podamos estar solos y conversar.

鈥”No tenemos nada que decirnos. 鈥”No pod铆a dejar de mirarla, intentando imaginarse con ella.

No era capaz de entender por qu茅, desde que se hab铆a marchado de Londres, unos d铆as se sent铆a lleno de alegr铆a y otros de desesperaci贸n. No entend铆a c贸mo era posible que unos pocos meses pudieran cambiarlo todo y parecer toda una vida.

鈥”驴Recibiste mis cartas? Me preguntaba lo que hac铆as cada segundo de cada d铆a... y de cada noche 鈥”a帽adi贸 ella, deslizando la mirada por su cuerpo.

Los comentarios picantes de los que antes 茅l hubiera disfrutado, se le antojaban ahora una deslealtad hacia su esposa.

鈥”驴Recuerdas nuestras noches juntos, mi amor? 驴O se ha apoderado ella de tus sue帽os?

La ira empez贸 a hacerle hervir la sangre.

鈥”No tienes ning煤n derecho 鈥”dijo en voz baja鈥” a preguntar por los aspectos privados de mi matrimonio.

Miranda se qued贸 perpleja. Luego se ech贸 a re铆r; las carcajadas parec铆an estallar en sus labios.

鈥”隆Ay, Se帽or! 鈥”exclam贸 riendo鈥”. 驴Tu matrimonio? Ella es s贸lo un t铆tere, querido, una chica con un 煤tero. Eso no es un matrimonio.

La sangre le empez贸 a palpitar en las sienes. La cogi贸 del brazo, clav谩ndole los dedos.


鈥”Pr茅stame atenci贸n, Miranda: cuidado con lo que dices.

鈥”驴Qu茅 te ha pasado, querido? 驴Has empezado a sentir algo por ella? No te culpar铆a si lo hubieras hecho, tu mujer es muy atractiva. Pero no es yo, Sasuke.

鈥”No, gracias a Dios no lo es 鈥”estuvo de acuerdo 茅l.

La apart贸 y cruz贸 a zancadas el establo, con el coraz贸n desbocado de furia y un enorme dolor de cabeza.


Cuando Sasuke entr贸 en sus habitaciones, con una expresi贸n seria y cansada poco habitual en 茅l, Sakura despidi贸 a Sally. Lo vio ir y volver del vestidor al ba帽o y del ba帽o al vestidor.

Era evidente que no estaba de buen humor y que tampoco ten铆a ganas de hablar, ya que, cuando ella le pregunt贸 por el caballo de Naruto, lo 煤nico que dijo fue 芦magn铆fico禄. Nada m谩s, s贸lo 芦magn铆fico禄.
Despu茅s de media hora de verle pasear,

Sakura se levant贸.

鈥”Voy a dar una vuelta 鈥”anunci贸.

Sasuke apenas la mir贸.

鈥”Si quieres...

Quer铆a, vaya si quer铆a. Le dej贸 y se encamin贸 hacia el piso principal, al cual segu铆an llegando invitados mientras los lacayos se afanaban llevando s谩banas limpias y arrastrando maletas.

Deambul贸 por el pasillo, deteni茅ndose a admirar las obras de arte para pasar el tiempo. Cuando lleg贸 al lujoso sal贸n, vio a tres hombres de pie, bebiendo whisky. Cuando uno de ellos la descubri贸, la llam贸.

鈥”隆Lady Uchiha! 脷nase a nosotros, 驴quiere? Cu茅ntenos qu茅 siente al estar casada con el marqu茅s de Middleton.

Sus dos compa帽eros se rieron con disimulo de manera desagradable.

鈥”Gracias, pero no 鈥”respondi贸 Sakura, retrocediendo con rapidez.

Le llam贸 la atenci贸n el sonido de unas voces femeninas y se top贸 con una salita. En ella hab铆a cuatro mujeres sentadas ante un crepitante fuego y bebiendo t茅. Como conoc铆a a dos de ellas, aunque fuera superficialmente, tuvo la sensaci贸n de haber encontrado por fin un refugio, de modo que entr贸 en la habitaci贸n con una sonrisa.

Lady Blanton fue la primera en verla, y cuando Sakura pregunt贸 si pod铆a unirse a ellas, le dedic贸 una sonrisa.

鈥”Por supuesto, querida. Si茅ntese.

鈥”驴T茅, milady? 鈥”le ofreci贸 un lacayo.

鈥”Por favor 鈥”contest贸 Sakura, sent谩ndose al lado de lady Blanton en el sof谩.

鈥”驴Puedo presentarles a lady Sakura? 隆Oh, perd贸n! Quer铆a decir lady Uchiha 鈥”dijo lady Blanton se帽alando a las otras mujeres con la cabeza鈥”. Acaba de casarse, 驴no es as铆, querida? 鈥”pregunt贸 volviendo a mirar a Sakura con los labios fruncidos en una extra帽a sonrisa鈥”. No he tenido el placer de darle la enhorabuena por su matrimonio.
鈥”Gracias.

鈥”Fue algo muy r谩pido, 驴no? 鈥”continu贸 lady Blanton鈥”. Creo que a todo Londres lo cogi贸 por sorpresa.

Las dem谩s mujeres levantaron la cabeza y miraron a Sakura con curiosidad, oli茅ndose alg煤n esc谩ndalo. Lady Blanton sonri贸 con dulzura, de modo que Sakura no supo si quer铆a que se sintiera inc贸moda y si tan s贸lo estaba siendo grosera por curiosidad.
Fuera por una cosa o por la otra, a Sakura se le empez贸 a erizar el vello.

鈥”No vimos ning煤n motivo para alargar el compromiso 鈥”explic贸.

Lady Blanton asinti贸. Una mujer que estaba frente a ella y que le resultaba algo familiar, lade贸 la cabeza y la mir贸 con atenci贸n.

鈥”驴No es usted la hija de la fallecida lady Tsunade? 鈥”pregunt贸.

鈥”As铆 es 鈥”respondi贸 Sakura, deseando haberse quedado en su dormitorio.

O en Broderick Abbey, o mejor en Londres. En Downey House. 隆Ojala pudiera retroceder en el tiempo y no haberse casado nunca con Sasuke! Downey House ten铆a toda una colecci贸n de problemas, pero ninguno le hab铆a destrozado el coraz贸n del modo como lo hac铆an sus actuales preocupaciones.

鈥”隆Oh, querida, qu茅 p茅rdida m谩s tr谩gica! Lament茅 mucho enterarme de su muerte, ella siempre era tan alegre...

鈥”Gracias.

鈥”驴Cu谩nto tiempo hace ya? 驴Casi un a帽o? 鈥”pregunt贸 mirando de reojo el vestido de seda color crema de Sakura.

鈥”隆Ejem!... 鈥”Sakura hizo una pausa para aceptar el t茅 que el lacayo le tra铆a鈥”. Hace m谩s de un a帽o 鈥”aclar贸.

Las otras mujeres se miraron entre s铆 y luego sus tazas de t茅, poniendo de manifiesto que Sakura se hab铆a casado en cuanto termin贸 el per铆odo de luto. No era dif铆cil saber lo que deb铆an de estar pensando.

Le hubiera gustado poder decirles que lo hab铆a hecho para sobrevivir, para asegurarse de que su hermana y su prima no se casaran con el primer hombre que les ofreciera un hogar sin pararse a pensar en su car谩cter. Pero claro, no pod铆a explicarles nada de eso, y tuvo que soportar su callado desd茅n.


Las mujeres evitaron su mirada. Sakura se bebi贸 el t茅, sinti茅ndose muy desgraciada. Hab铆a sido un error acudir all铆, una equivocaci贸n pensar que podr铆a estar en sociedad y fingir que todo iba bien. Su madre hubiera sabido qu茅 hacer. Se habr铆a re铆do de esas mujeres, les habr铆a dado una concisa r茅plica y hubiera revoloteado hacia otro grupo.

Pero Sakura no pose铆a su ingenio, ni su confianza en s铆 misma, ni su fortaleza, y hubiera estado mejor escondida en alg煤n agujero.

La conversaci贸n se detuvo; s贸lo se o铆a el tintineo de la porcelana y alg煤n peque帽o sorbo. Pasados unos segundos, lady Blanton dej贸 a un lado su taza, cruz贸 las manos sobre el regazo y le dedic贸 a Sakura una sonrisa.

鈥”驴D贸nde van a establecer lord Uchiha y usted su residencia? 驴En el campo o cree que en Londres?

鈥”En Londres 鈥”contest贸 ella, agradecida por el cambio en la conversaci贸n.

鈥”隆Oh, qu茅 fant谩stico para usted! As铆 podr谩 ver a su familia tan a menudo como desee. Yo opino que es muy importante tener distracciones, como por ejemplo la familia cerca. De ese modo, su marido podr谩 dedicarse a sus asuntos y usted a los suyos.

鈥”Yo no admitir铆a algo distinto 鈥”intervino una de las mujeres; las dem谩s se rieron con disimulo.

鈥”Mientras 茅l tenga su club, su caza y sus otros entretenimientos es completamente feliz 鈥”a帽adi贸 lady Preston con un gui帽o de complicidad.

Las mujeres volvieron a re铆rse entre dientes. Sakura tambi茅n lo intent贸, pero lo 煤nico que sent铆a era desaliento. 驴Nadie se casaba por amor? Apart贸 el t茅, se levant贸 y se acerc贸 al carrito de servicio para distraerse con los canap茅s, y entonces percibi贸 que a su espalda la conversaci贸n hab铆a vuelto a interrumpirse. Le pareci贸 o铆r unos susurros, pero cuando se dio la vuelta, las mujeres estaban bebiendo t茅 y mir谩ndose el regazo.

Iba a ser un fin de semana insoportable.

Cuando, por la tarde, Sakura y Sasuke (cuyo humor hab铆a mejorado un poco) bajaron al gran sal贸n para tomar el vino y cenar, Sakura se dio cuenta del verdadero infierno en el que se hab铆a metido.

No ayud贸 en absoluto que dos caballeros se acercaran al instante a ellos en cuanto hicieron su aparici贸n, apartando a Sasuke para hablar de algo 芦muy禄 importante y dejando a Sakura, sin querer, all铆 de pie, sujetando con torpeza una copa de vino en la mano.

Las veces que se hab铆a imaginado a s铆 misma casada, hab铆a so帽ado que su vida iba a ser muy parecida a aquello: asistir铆a a reuniones sociales y coquetear铆a con j贸venes atractivos. Pero aunque estaba asistiendo a una reuni贸n, y hab铆a varios j贸venes atractivos entre los invitados, no ten铆a 谩nimo para nada de eso.


Lo 煤nico que quer铆a era que su marido la amara. Y lo que convert铆a ese deseo en algo desgarrador era que ahora estaba convencida de que 茅l era incapaz de hacerlo. Si hubiera podido amar, no habr铆a tratado a Edmond de una manera tan detestable.


En un intento por evitar las conversaciones sin sentido, vag贸 por la estancia para admirar una escultura de jade que representaba a una hermosa mujer, entonces alguien se le acerc贸.

鈥”驴Lady Uchiha?

La voz de lady Waterstone la sobresalt贸 de tal modo que derram贸 un poco de vino sobre la alfombra.

Supo qui茅n era antes de darse la vuelta, pero hasta ese momento no hab铆a sabido que ella estuviera all铆, ni siquiera se le hab铆a ocurrido que pudiese estar invitada, y se sinti贸 terriblemente traicionada por su inesperada presencia.

鈥”Lady Waterstone 鈥”consigui贸 decir.

脡sta sonri贸 y se inclin贸 en una reverencia, reconociendo el superior rango que ostentaba Sakura en aquellos momentos. Por primera vez, Sakura se fij贸 en la belleza cl谩sica de la mujer, con sus mechones rojizos y sus labios color fresa. De pie a su lado, se sinti贸 mediocre y anodina, e incluso un poco gorda.

鈥”Le sienta bien el matrimonio 鈥”observ贸 lady Waterstone con alegr铆a鈥”. Est谩 usted adorable.

Sakura ech贸 un vistazo hacia su viejo vestido de seda color crema y pens贸 que deb铆a de parecer bastante vulgar en comparaci贸n con el vivo tono verde que llevaba lady Waterstone.

鈥”Gracias 鈥”contest贸 con suavidad.

鈥”隆Qu茅 maravilloso que haya venido! 鈥”exclam贸 la otra鈥”. No cre铆 que fuera a hacerlo.

Sakura se pregunt贸, sospechando al instante, por qu茅 lady Waterstone no se lo hab铆a imaginado. 驴Hab铆an planeado Sasuke y ella encontrarse all铆? 驴Se hab铆a interpuesto ella en los planes de los dos amantes?

鈥”驴Le gusta cazar? 鈥”pregunt贸 lady Waterstone, olvidando su anterior observaci贸n.

鈥”No. Nunca lo he hecho.

鈥”驴No? Es normal 鈥”dijo lady Waterstone con una sonrisa comprensiva鈥”. Los deportes sanguinarios pueden resultar perturbadores.

Sakura pens贸 que lady Waterstone lo deb铆a de saber mejor que nadie.

鈥”No es una actividad adecuada para la tierna sensibilidad femenina 鈥”a帽adi贸.


鈥”驴Lady Uchiha? 鈥”Se trataba de Uzumaki, quien rode贸 la escultura de jade para reunirse con ellas鈥”, si me lo permite, debe usted reunirse con su marido. Cenaremos en breve.

鈥”Ah, Uzumaki 鈥”exclam贸 lady Waterstone moviendo la mano鈥”, en verdad sabe usted c贸mo interrumpir una buena conversaci贸n. Tan s贸lo est谩bamos hablando de caza.

鈥”Quiz谩 pudiera usted charlar conmigo, lady Waterstone, estoy impaciente por escuchar sus an茅cdotas. 鈥”Lord Hozuki apareci贸 de repente junto a lady Waterstone鈥”. Ya sabe que su conversaci贸n me resulta fascinante.

Lady Waterstone se ri贸.

鈥”Vaya, creo que me est谩n secuestrando.

Hozuki le dirigi贸 una fr铆a sonrisa y le coloc贸 la mano sobre su codo. Ella se dio la vuelta para irse, pero vacil贸 y antes apoy贸 la otra mano en el brazo de Sakura.

鈥”Tendremos ocasi贸n de proseguir con la charla, 驴verdad?

鈥”Miranda, est谩s interrumpiendo el desfile 鈥”la avis贸 Hozuki con otra helada sonrisa.

鈥”Ya voy, ya voy 鈥”ri贸 lady Waterstone, desliz谩ndose hacia el brazo de lord Hozuki.

Sakura ech贸 un vistazo a Uzumaki. 脡l sonre铆a con tanta tristeza que confirm贸 que no era la 煤nica que hab铆a adivinado que su marido y su amante hab铆an planeado ese encuentro a pesar de que hac铆a muy poco que ella y Sasuke se hab铆an casado. Saberlo la constern贸. Le parec铆a que era incapaz de moverse.


鈥”Su marido la est谩 esperando 鈥”anunci贸 Uzumaki con suavidad, ofreci茅ndole el brazo.

Sakura se aferr贸 al brazo de Uzumaki y permiti贸 que 茅ste la condujera hasta Uchiha, quien todav铆a estaba enfrascado en una conversaci贸n con los dos caballeros, pero que sonri贸 c谩lidamente cuando su amigo los interrumpi贸.

La rode贸 con un brazo de modo posesivo, la atrajo hacia s铆 y gast贸 una peque帽a broma diciendo que ten铆a que vigilarla para no perderla en manos de alguno de los j贸venes presentes.

Los dos hombres se rieron de su broma, y Sakura sonri贸 como se esperaba que hiciera, pero por dentro se sent铆a enferma. Notaba un par de ojos cobrizos fijos en ella desde el otro extremo del cuarto, perfor谩ndola y, a pesar de tener el brazo de Uchiha rode谩ndola, nunca hab铆a sentido tanto fr铆o en toda su vida.
Cap铆tulo 24 por Candy-Uchiha
Notas de autor:
Esta historia ni sus personajes no me pertenecen, es una adaptaci贸n de la autora Julia London... Los personajes le pertenecen a M. Kishimoto. Yo solo la adapt贸 para compartirla con todos ustedes.
CAP脥TULO 26




Sasuke pens贸 que la velada no iba a terminar nunca. Se le estaba haciendo interminable; pasado un rato, las risas y la alegr铆a resultaban irritantes y la situaci贸n demasiado inc贸moda.

Era consciente de la constante atenci贸n de Miranda, percib铆a su mirada siguiendo cada uno de sus movimientos, abrasadores cada vez que se fijaba en su esposa.

Deber铆a haber sabido que iba a ir; incluso se sent铆a en cierto modo responsable.

Quiz谩 debiera haber contestado sus cartas en vez de quemarlas, exigi茅ndole que desistiera de escribirle. O quiz谩, para empezar, no hubiera debido convertirla en su amante.

Se sent铆a atrapado por sus propias acciones.

Despu茅s de que las damas se hubieron retirado y los hombres disfrutado de sus cigarros, ambos sexos volvieron a reunirse.


Apenas hab铆a dado un paso en la estancia cuando Miranda lo arrincon贸. Mientras le hablaba, susurrando su cari帽o, intentando compartir una broma sobre el desesperado intento de lord Frederick de complacerla durante la cena, y fingiendo que nada hab铆a cambiado entre ellos, Sasuke no pod铆a apartar los ojos de Sakura.

No quer铆a ser grosero, pero era consciente de que muchas miradas estaban pendientes de 茅l y de Miranda, de modo que se alej贸 de 茅sta sin m谩s mientras ella segu铆a hablando, notando todos los ojos fijos en 茅l.


Todos salvo los de una persona: Sakura no lo mir贸 ni una sola vez.


隆Qu茅 injusto era haberla puesto en esta situaci贸n! 隆Qu茅 ingenuo por su parte haber dado por sentado que ambos iban a vivir con placidez y sin arrepentirse de su acuerdo! 隆Qu茅 est煤pido creer que podr铆an hacerlo!


Se acerc贸 a su esposa y le sugiri贸 que se retiraran. Ella no pareci贸 sorprenderse y tampoco vacil贸 en acompa帽arlo. Salieron del sal贸n deseando buenas noches a todo el mundo; luego, como si de una pareja de reci茅n casados se tratara, se fueron rode谩ndose con los brazos mutuamente.


Sakura dej贸 caer su brazo en cuanto la puerta se cerr贸 a sus espaldas. Entonces caminaron en silencio hasta sus habitaciones.


Sally los estaba esperando; Sakura la despidi贸 y le pidi贸 que volviera por la ma帽ana. Cuando la muchacha se hubo marchado, Sakura se dio la vuelta. Abatida, camin贸 hacia el vestidor contiguo y cerr贸 la puerta.


Sasuke suspir贸, se quit贸 los zapatos y comenz贸 a desnudarse. S贸lo llevaba el pantal贸n cuando Sakura reapareci贸 con el camis贸n puesto. Llevaba el pelo recogido en una trenza floja que le ca铆a por la espalda. Pas贸 por delante de 茅l sin decir nada y se meti贸 entre las s谩banas d谩ndole la espalda.


Sasuke contempl贸 su espalda y la larga trenza rosa. Jam谩s se hab铆a imaginado que ser铆a as铆. El d铆a que le propuso matrimonio con tanta precipitaci贸n, en ning煤n momento pens贸 que 茅l fuera a ser tan desdichado, ni que alguien tan vital como Sakura pudiera ser tan desgraciada.


Empez贸 a palpitarle la cabeza con un intenso dolor. Se levant贸 y se fue al vestidor para terminar de asearse. Cuando se reuni贸 con Sakura en la cama, se dio cuenta de que ella fing铆a estar dormida. Su cuerpo estaba tenso y su respiraci贸n era superficial.


En el exterior, arreci贸 el viento; pod铆a olerse la lluvia. El primer estallido de truenos lo confirm贸, y cuando comenz贸 a llover, el sonido acompasado de las gotas contra los cristales de las ventanas lo tranquiliz贸.

Sakura no se hab铆a movido, pero 茅l sab铆a que no dorm铆a, ya que notaba la tensi贸n que irradiaba de ella. Sakura Haruno, que lo hab铆a divertido tanto con su esp铆ritu invencible, yac铆a a su lado con su luz interior apagada. 脡l era quien lo hab铆a hecho. Era 茅l quien hab铆a extinguido esa hermosa luz.

鈥”Lo siento 鈥”se disculp贸 de pronto, sorprendi茅ndose a s铆 mismo por haber expresado en voz alta sus pensamientos.

Ella no se movi贸.

Sasuke le puso la mano en el antebrazo, en el lugar donde ella se hab铆a subido la manga del camis贸n, y comenz贸 a acariciar su piel, suave como la seda bajo la palma de su mano.

鈥”Lo siento 鈥”repiti贸. Y lo sent铆a por todo, por su pena, por hacerla sufrir, por haberle propuesto matrimonio alguna vez.

Mientras la lluvia se intensificaba, desliz贸 la mano hasta su pelo, enred谩ndola en la trenza, soltando unos sedosos mechones y liber谩ndolo del todo mientras en su mente hac铆a una lista de las miles de cosas de las que se arrepent铆a.

La lluvia golpeaba con un ritmo constante los cristales y el fuego crepitaba en el hogar. No supo el momento exacto en que Sakura se dio la vuelta, pero tras hacerlo hundi贸 la cara en el cuello de 茅l y lo rode贸 con los brazos. Su cuerpo reaccion贸 empezando a arder y la sangre se propag贸 por sus venas creando un inevitable remolino de deseo.

Sent铆a su c谩lido aliento contra su cuello y sus labios suaves y h煤medos. Pero tambi茅n sinti贸 algo m谩s: l谩grimas. Esas l谩grimas le her铆an, le causaban unos cortes profundos all铆 donde tocaban su piel. Lo volv铆an loco, lo pon铆an nervioso, embarg谩ndolo en la misma incomodidad que lo hab铆a asediado los dos 煤ltimos meses.

Y mientras las l谩grimas segu铆an manando de los ojos de ella, cada una le provocaba una cicatriz m谩s profunda que la anterior, dejando en 茅l una marca indeleble. Ten铆a que borrar esas l谩grimas, ten铆a que apartarlas de su hombro. Se puso de repente sobre Sakura, inmoviliz谩ndola bajo su cuerpo.

鈥”Milord 鈥”dijo ella con voz llena de cansancio.

鈥”Tranquila 鈥”susurr贸 茅l con voz 谩spera.

Cuando ella gir贸 la cabeza a un lado, la cogi贸 de la barbilla y la oblig贸 a mirarlo. Sakura lo mir贸 fijamente durante un largo instante y luego cerr贸 los ojos; una solitaria l谩grima se desliz贸 por su mejilla.

鈥”Sakura 鈥”susurr贸 茅l, lamiendo la l谩grima de su piel鈥”. Tranquila 鈥”repiti贸, empezando a besarla.

La lluvia continuaba cayendo sin parar, pero se convirti贸 en un sonido distante, porque de repente, Sasuke s贸lo fue consciente de su esposa. Le acarici贸 el cuerpo con las manos, excitando sus pechos, inflamando su piel, secando la humedad de sus ojos, y luego se desliz贸 entre sus piernas. Cuando ella intent贸 resistirse d茅bilmente, Sasuke insisti贸 con las manos y la boca.

脡l la tranquiliz贸 y la acarici贸, atiz贸 con habilidad su deseo, luego se retir贸 hacia la piel que todav铆a no hab铆a tocado, esforz谩ndose por excitarla tanto como se esforzaba por librarse de sus sentimientos.

Con las manos apoyadas en 茅l, el aliento de Sakura pronto se hizo desigual. Cuando la puso boca arriba y se tumb贸 sobre ella, separ谩ndole las piernas, su virilidad presion贸 contra su vientre.

La bes贸 en los ojos, en la nariz y en los labios, y luego continu贸 bajando, besando el hueco de su garganta, el valle entre sus pechos, la tela de su camis贸n, api帽ado en su vientre, y m谩s abajo, deslizando las manos hasta sus caderas.

Sakura levant贸 las rodillas, separ谩ndolas y, cuando 茅l se sumergi贸 entre sus muslos, emiti贸 un peque帽o gemido de placer. Sasuke hundi贸 la lengua en ella, toc谩ndola con golpes ligeros, rode谩ndola, pellizcando y provocando hasta que Sakura empez贸 a gemir agarr谩ndose a las s谩banas.

Cuando comenz贸 a jadear, 茅l cerr贸 los labios en torno a ella y, con la boca, la llev贸 sin piedad a un poderoso orgasmo.

Su grito fue estrangulado, sus caderas se levantaron cuando culmin贸. 脡l la sujet贸 hasta que termin贸 y luego avanz贸 hacia arriba por su cuerpo. Al llegar a la cabeza, hundi贸 una mano en su pelo hasta alcanzar la nuca con los dedos, y entonces hundi贸 su virilidad en ella con frenes铆, emitiendo un largo suspiro de alivio.

Su cuerpo estaba caliente y h煤medo y era como deslizarse en el para铆so. Se introdujo con desenfreno en su interior incrementando el ritmo de sus embates mientras empezaba a sentir c贸mo su liberaci贸n se acercaba el 茅xtasis. Ella se retorci贸 bajo su cuerpo, al parecer tan impaciente como lo estaba 茅l por colmarla.

Agarr贸 un mech贸n de su pelo, le mordisque贸 el hombro y la bes贸 en la mejilla y en la boca al tiempo que intensificaba el ritmo. El coraz贸n le palpitaba en el pecho cuando, por fin, se sinti贸 estallar dentro de ella, y enterr贸 el rostro en su pelo, luchando por contener un grito de placer capaz de despertar a toda la casa.

Cuando recuper贸 el aliento, rod贸 a un lado, arrastr谩ndola con 茅l, sosteni茅ndola en sus brazos, sintiendo su aliento c谩lido y desigual sobre su hombro.

No sab铆a cu谩nto tiempo pas贸 antes de que ella se durmiera, pero aun as铆 la sostuvo, apart谩ndole de vez en cuando el pelo de la cara. La mantuvo as铆 hasta que 茅l tambi茅n se adentr贸 en el sue帽o, y en ese momento, justo antes de quedarse profundamente dormido, sinti贸 una tranquilidad que nunca antes hab铆a sentido.


Sakura todav铆a dorm铆a cuando 茅l la dej贸 a la ma帽ana siguiente. Se hab铆a apoderado de la mayor parte de las s谩banas, de modo que Sasuke se despert贸 a causa del fr铆o. Se levant贸 y se visti贸 sin hacer ruido. La mir贸 por 煤ltima vez antes de salir del dormitorio; estaba preciosa, all铆 tumbada, con expresi贸n suave y relajada con el pelo revuelto y los labios un poco entreabiertos.


Baj贸 a la sala de desayunos y se reuni贸 con otros cazadores que ya estaban preparados e impacientes por salir.


Sasuke se sirvi贸 unos huevos y una tostada y tom贸 asiento a la mesa mientras lord Resnick y lord Hammilthorn discut铆an sobre las habilidades de sus respectivos perros.


Se reunieron media hora m谩s tarde en el campo del oeste, los caballos estaban nerviosos y los perros intranquilos.

Despu茅s de la lluvia de la noche anterior, el aire estaba fr铆o y vigorizante; las condiciones eran perfectas para la caza, pero a Sasuke le tra铆a sin cuidado. Lo 煤nico que quer铆a era que ese interminable fin de semana se terminara de una vez.


Cuando los sabuesos fueron liberados, perros y jinetes se lanzaron hacia adelante, atravesando matorrales y haciendo retumbar el suelo. Cuando los sabuesos partieron, Sasuke condujo su yegua hacia el oeste, permiti茅ndole ponerse en cabeza, dejando atr谩s al resto de los jinetes mientras saltaba por encima de vallas de piedra y riachuelos. Pero el animal se detuvo en seco ante unos matorrales demasiado espesos como para poder pasar entre ellos.


En ese lugar fue donde Miranda le dio caza.

鈥”隆Querido, empezaba a pensar que tratabas de evitarme! 鈥”dijo sin resuello, a todas luces excitada por la persecuci贸n.


La montura de Sasuke, alterada por la carrera y la repentina parada, intent贸 echar a correr, pero 茅l la contuvo con fuerza, oblig谩ndola a andar en c铆rculos hasta que se tranquiliz贸. Miranda se ri贸 con alegr铆a cuando por fin qued贸 frente a ella.


鈥”Vas a perderte la cacer铆a 鈥”la avis贸 茅l.


鈥”No me importa 鈥”respondi贸 ella con despreocupaci贸n. Sasuke o铆a los ladridos de los perros en la distancia, y se dio cuenta de que la caza se hab铆a desplazado m谩s al este. Ahora no iba a poder alcanzar a los dem谩s.


Miranda se baj贸 del caballo y levant贸 la fusta hasta el morro de la yegua.


鈥”Es una preciosidad. 驴De d贸nde la has sacado?


Sasuke no contest贸. Desmont贸 y apart贸 su montura del contacto de Miranda.


鈥”隆Querido! 鈥”exclam贸 ella ofendida.


脡l se quit贸 el sombrero, se pas贸 una mano por el pelo y dijo con cansancio...


鈥”D茅jalo ya, Miranda. Es in煤til. T煤 y yo hemos terminado.


Ella se qued贸 boquiabierta.


鈥”隆Cari帽o! Pero 驴c贸mo te atreves a decir eso despu茅s de todo lo que he sacrificado por estar contigo?


鈥”Basta 鈥”exigi贸 茅l con firmeza.


Miranda intent贸 tocarlo, pero 茅l le apart贸 la mano.


鈥”Intenta aceptar lo que te estoy diciendo 鈥”dijo Sasuke con tanta firmeza como pudo鈥”. No te amo. Nunca te he amado. No quiero estar contigo. Estoy casado...


鈥”隆No! 鈥”grit贸 Miranda, rode谩ndole de repente el cuello con los brazos鈥”. 隆Lo que sientes por ella es compasi贸n, y haces bien, pobrecilla! Pero 隆no confundas compasi贸n con amor, querido!


脡l le agarr贸 los brazos y se los apart贸 del cuello.


鈥”隆Basta ya!


鈥”驴La amas? 鈥”pregunt贸 Miranda鈥”. 隆Si apenas la conoces! 隆Es un inocente ratoncito! 隆Yo te amo, Sasuke!


鈥”No, no es cierto. Amas mi t铆tulo y el hecho de que alg煤n d铆a ser茅 duque. Amas mi fortuna y los regalos que te hice. Pero no me amas a m铆, Miranda. Nunca lo has hecho. Ni siquiera me conoces.


鈥”隆Eso no es verdad! 鈥”solloz贸 ella鈥”. 驴Es por su cama? 鈥”quiso saber como enloquecida鈥”. 驴Prefieres su cama a la m铆a?


Sasuke, furioso, le sujet贸 los brazos y la sacudi贸.


鈥”Detente ahora mismo 鈥”dijo entre dientes solt谩ndola.


Pero Miranda se lanz贸 contra 茅l, se desliz贸 por su cuerpo hasta ponerse de rodillas, y empez贸 a manosearle el cintur贸n.


鈥”隆Por Dios, para! 鈥”exclam贸 茅l at贸nito. La agarr贸 por los brazos y la puso de pie.


Las l谩grimas de Miranda flu铆an abundantemente en ese momento. Cerr贸 los ojos y se dej贸 caer contra 茅l con un gemido.


鈥”Lo 煤nico que te falta hacer es matarme 鈥”gimi贸鈥”. 隆No puedo seguir viviendo sin ti, Sasuke! Me he dedicado a ti por completo, te he entregado mi coraz贸n y mi alma, y no puedo soportar saber que vas a abandonar lo que ten铆amos por una simple ni帽a.


鈥”No puedo abandonar lo que nunca existi贸. T煤 y yo terminamos hace mucho tiempo, y lo sabes muy bien. Ninguna carta, ning煤n acceso de llanto, nada, va a alterar eso. No finjas que hubo m谩s entre nosotros de lo que hubo, Miranda. Dirige tus miradas hacia otro hombre; pero 隆por Dios, d茅jame en paz!


Ella se pas贸 el dorso de la mano por la boca y lo mir贸 con ira.


鈥”Te odio 鈥”declar贸 con vehemencia鈥”. 隆Santo Dios, c贸mo te desprecio!


Lo cual aliviaba a Sasuke.


Cabalgaron de regreso a paso r谩pido, Miranda intent贸 dejarle atr谩s, pero su montura era inferior.


Fueron los 煤ltimos en llegar a la propiedad; el resto estaba ya en el patio, intercambiando an茅cdotas. Cuando Sasuke y Miranda llegaron a caballo, 茅l en seguida vio a Sakura. Estaba de pie, en lo alto de la escalera junto con algunas mujeres, mir谩ndolo, con los brazos cruzados a modo de protecci贸n a la altura de la cintura y con expresi贸n sombr铆a.

Miranda tambi茅n la vio, ya que se volvi贸 hacia Sasuke y le dijo con rapidez:


鈥”Ah铆 est谩 tu condenado ratoncito, Uchiha.


Pero su ratoncito, que los hab铆a visto, ya se hab铆a dado la vuelta y desaparecido en el interior de la casa.
Cap铆tulo 27 por Candy-Uchiha
Notas de autor:
Esta historia ni sus personajes no me pertenecen, es una adaptaci贸n de la autora Julia London... Los personajes le pertenecen a M. Kishimoto. Yo solo la adapt贸 para compartirla con todos ustedes.
CAP脥TULO 27




Sakura fue la primera en abandonar la improvisada reuni贸n en el patio. Escap贸 a su cuarto y cerr贸 la puerta de golpe una vez dentro.


鈥”隆Vaya! 驴Qu茅 pasa? 鈥”exclam贸 Sally.


Sakura se quit贸 la capa de un tir贸n y la ech贸 sobre una silla mientras cruzaba la habitaci贸n que la doncella estaba ordenando.


鈥”Han regresado solos, mucho despu茅s que los dem谩s. Apuesto a que no han cazado nada en el bosque aparte de el uno al otro.


Sally se encamin贸 a la ventana que daba al patio y mir贸 con atenci贸n hacia afuera.


鈥”驴Qui茅n es?


Sakura se puso al instante a su lado se帽alado a la mujer con el traje de montar de color rojizo. La contemplaron durante un momento, hasta que Miranda se volvi贸 para hablar con alguien que ten铆a a la espalda y entonces Sally pudo verle la cara.

鈥”隆Ah! 鈥”exclam贸 con un gesto comprensivo鈥”. Es bastante bonita, 驴verdad?


鈥”隆Puaj! 鈥”grit贸 Sakura, medio tir谩ndose al suelo, sujet谩ndose al alf茅izar para volverse a levantar y alejarse de la ventana鈥”. 隆No soporto verlo!


鈥”隆Ay, pobre de usted! 鈥”-la compadeci贸 Sally鈥”. 驴Todav铆a no lo sabe, milady? Los hombres nunca son sinceros. Si no fuera 茅sta, ser铆a otra.


Era horrible y muy triste creer eso. 驴Qu茅 esperanza le quedaba a cualquier mujer si no hab铆a hombres sinceros?


鈥”驴De verdad crees que los hombres nunca son sinceros con las mujeres? 鈥”le pregunt贸 Sakura a Sally.


Sally se ri贸 como si la pregunta fuera rid铆cula.


鈥”Claro que lo creo. Pocas veces he encontrado a un hombre que no quisiera aprovecharse de m铆. Y existen muchas damas de alta alcurnia que quieren lo mismo de sus lacayos. 隆No se asombre tanto! Si espera que le sea fiel, es usted una est煤pida.


鈥”Nunca le ped铆 que lo fuera 鈥”estall贸 Sakura empezando a pasear.


Quiz谩 no lo hubiera dicho en voz alta, pero desde luego hab铆a dado a entender que lo que m谩s ansiaba en el mundo era que su marido la amara y la quisiera s贸lo a ella. Lo deseaba con una intensidad que hubiera horrorizado a su madre, y que la misma Sakura encontraba sorprendente.

Y si no pod铆a tenerlo, si ten铆a que enfrentarse a una vida entera pregunt谩ndose con qui茅n estaba Sasuke, estaba segura de que se morir铆a.


鈥”Para m铆 es evidente que le quiere todo para usted 鈥”continu贸 Sally con despreocupaci贸n鈥”. Y me imagino que tambi茅n es obvio para 茅l.


Sakura detuvo su incesante paseo, se llev贸 las manos a las caderas, y mir贸 a Sally enfadada.


鈥”驴No tienes trabajo que hacer?


Sally ech贸 una ojeada alrededor del dormitorio.


鈥”No 鈥”contest贸鈥”, me parece que aqu铆 ya he terminado.


鈥”Estoy segura de que s铆 tienes 鈥”insisti贸 Sakura.


Sally cogi贸 la indirecta y se levant贸 con despreocupaci贸n.


鈥”Puede que s铆. 鈥”Y se march贸, dejando que Sakura se cociera en su propio jugo.


Y ella lo hizo. Sin dejar de pasear.


Cuando Uchiha regres贸 a la habitaci贸n una hora m谩s tarde, Sakura estaba sentada ante el hogar, con un libro en el regazo. Lo mir贸 por encima del hombro cuando lo vio entrar, sonriendo apenas.


鈥”驴Has disfrutado de la caza, milord?


脡l le dirigi贸 una r谩pida ojeada mientras se quitaba el pa帽uelo de un tir贸n.


鈥”No demasiado.


鈥”驴No? 鈥”pregunt贸 ella volviendo a fijar la mirada en el libro鈥”. 驴No has encontrado a tu zorra o ha sido la zorra quien te ha encontrado a ti?


脡l clav贸 la mirada en ella, mientras Sakura pasaba las p谩ginas del libro y se negaba a mirarlo. Sin decir una palabra, Sasuke se dirigi贸 al vestidor. Volvi贸 al poco rato y se coloc贸 frente a ella. De nuevo, Sakura se neg贸 a alzar la vista, esperando a que hablara. Pero Sasuke no dijo nada. Tan s贸lo permaneci贸 all铆 de pie, mir谩ndola intensamente, como si estuviera esperando a que fuera ella quien hablara.

Sakura cerr贸 el libro, lo dej贸 a un lado y alz贸 los ojos. La expresi贸n de 茅l era belicosa, pero hab铆a algo m谩s. De pronto, Sakura se dio cuenta de que lo que estaba viendo en 茅l era compasi贸n.

Compasi贸n por ella. Sin duda porque lo hab铆a visto con su amante y estaba herida por ello.


La comprensi贸n la golpe贸 de tal modo que hizo tambalear su mente.


Ser objeto de compasi贸n era una sensaci贸n repulsiva. Se levant贸 con rapidez, consiguiendo mirarlo de frente sin hacer caso a su coraz贸n, que le golpeaba dentro del pecho, lleno de desesperaci贸n.


鈥”Quiero irme a casa 鈥”dijo en voz baja鈥”. No soporto permanecer aqu铆 ni un segundo m谩s.


鈥”Nos marcharemos al amanecer 鈥”anunci贸 sorprendi茅ndola. Se dio media vuelta y se encamin贸 hacia el cord贸n de la campanilla鈥”. Cuando venga el lacayo, dile que traiga una ba帽era. Me gustar铆a ba帽arme antes de cenar.


Sakura lo contempl贸 mientras desaparec铆a en el vestidor.


Algo le pasaba. Hab铆a en Sasuke algo distinto que incluso le hizo sentir una punzada de piedad por 茅l.


Pero fue s贸lo un instante, hasta que se dio cuenta de lo absurdo que era eso. No se merec铆a su clemencia; no era ella quien ten铆a un amante. Era 茅l. Y, sin embargo parec铆a apenado, y no pod铆a por menos que simpatizar con 茅l, ya que ella sab铆a muy bien lo que era la tristeza.

脷ltimamente, al menos.


Cumpliendo su promesa de marcharse temprano, Sasuke se asegur贸 de que todo el grupo de Uchiha estuviera en la entrada a las ocho de la ma帽ana del d铆a siguiente, para gran desilusi贸n del anfitri贸n.


鈥”驴Est谩s seguro de que tienes que irte? 鈥”volvi贸 a preguntar Naruto cuando el lacayo coloc贸 la 煤ltima maleta encima del carruaje.


鈥”Lo siento, pero as铆 es 鈥”contest贸 Sasuke鈥”. Tengo una reuni贸n en Marshbridge para comprar algo de ganado y no me atrevo a perd茅rmela.


Por la expresi贸n de Sakura, se notaba que sab铆a que era mentira, ya que, cuando semanas antes lleg贸 el ganado, 茅l mismo le hab铆a anunciado que era el 煤nico que iba a comprar ese a帽o. La tierra no ten铆a pastos suficientes para m谩s.


鈥”En fin, bueno... si no se puede evitar 鈥”dijo Naruto y le sonri贸 a Sakura.

鈥”Estaremos en Londres dentro de quince d铆as 鈥”a帽adi贸 Sasuke.

Sakura lo mir贸 de nuevo con obvio disgusto. Sasuke enarc贸 una ceja y le devolvi贸 la mirada. No le deb铆a ninguna explicaci贸n; era decisi贸n suya irse o no a vivir a Londres. Adem谩s, estaba completamente seguro de que, hiciera lo que hiciese, a ella nada le iba a gustar.


Eso lo incomodaba sin remedio, sobre todo porque se dio cuenta de que le importaba que ella estuviera molesta. Le importaba. Al menos, Naruto s铆 pareci贸 alegrarse mucho ante la perspectiva.


鈥”隆Fant谩stico! Te he echado de menos en las mesas de juego.

鈥”No tanto como yo a tu monedero 鈥”brome贸 Sasuke con una leve sonrisa mientras ayudaba a Sakura a subir al carruaje.


Cuando se dispon铆a a cerrar la puerta, 茅sta sac贸 de repente una mano para detenerlo.


鈥”Espera... 驴qu茅 est谩s haciendo?

鈥”Cerrar la puerta para que no te caigas durante el viaje 鈥”con颅test贸 茅l con tono cortante.


Ella entrecerr贸 los ojos.


鈥”驴Quiere eso decir que t煤 vas a quedarte, milord? 鈥”pregunt贸 con voz helada.


Sasuke tard贸 en responder a prop贸sito.


鈥”No 鈥”contest贸 finalmente en voz baja鈥”. Cabalgar茅 junto a los caballos. Me ha parecido que as铆 ambos podremos disfrutar de un poco de paz durante el viaje.


Sakura ech贸 un vistazo a Naruto, luego a Sasuke, y sin decir una sola palabra, se recost贸 contra los cojines, desapareciendo de su vista.


Su marido apret贸 la mand铆bula con fuerza y cerr贸 la puerta detr谩s de ella. Cogi贸 las riendas de su caballo de manos del mozo de cuadra y, cuando estuvo montado, Naruto dijo 芦Buen viaje禄 y dio una palmada en el costado del carruaje indic谩ndole al cochero que se pusiera en marcha.


Cuando el coche se alej贸 de la casa, Sasuke se detuvo para despedirse de Naruto y sus ojos divisaron a Miranda, que estaba en el patio en compa帽铆a de Hozuki. Estaban vestidos para montar, pero mientras el carruaje se alejaba, los ojos de la mujer estaban fijos en 茅l.


Sasuke azuz贸 al caballo y dio alcance al coche sin mirar atr谩s.


Cuando llegaron a Broderick Abbey, Sasuke fue directamente a su estudio, encerr谩ndose all铆 durante el resto del d铆a.


Y a Sakura le pareci贸 perfecto. Quer铆a darse un ba帽o, hacer que desapareciera todo el fin de semana, y escribirle una carta a Hinata.


De hecho, hasta la tarde siguiente no vio a su marido de nuevo, cuando 茅l volvi贸 de hacer alg煤n tipo de trabajo que le hab铆a manchado la ropa y embadurnado de barro la cara. Estaba paseando por el sendero cuando lleg贸 茅l, montado a caballo, y comenz贸 a trotar a su lado.

鈥”Hace bastante fr铆o 鈥”le dijo mientras pon铆a el caballo al paso鈥”. 驴Est谩s segura de que quieres seguir aqu铆 fuera?

鈥”Estoy bien.

鈥”Humm 鈥”contest贸 茅l. Se baj贸 del caballo, lo sujet贸 por el bocado y comenz贸 a andar con ella鈥”. Volveremos a Londres al final de la quincena 鈥”anunci贸.

鈥”Eso he o铆do decir 鈥”respondi贸 ella con iron铆a.

脡l ignor贸 su tono y a帽adi贸:

鈥”Me gustar铆a estar en Londres antes de que empiecen las lluvias. Cuando llueve, los caminos se vuelven intransitables. -En realidad, tal circunstancia a Sakura le parec铆a muy bien 鈥”mantenerse lejos de su maldita amante y de todas las especulaciones sobre su matrimonio鈥”, pero permaneci贸 en silencio. 鈥”Y si por casualidad estuvieras embarazada 鈥”prosigui贸 茅l mir谩ndola鈥”, ser铆a mejor si nos encontramos en Londres.

Sakura se detuvo cuando estaba a punto de dar un paso. La observaci贸n la irrit贸. A 茅l lo 煤nico que le importaba era conseguir a su precioso heredero. Despu茅s de d铆as de tener la sensaci贸n de ser una esposa olvidada y desear ser algo m谩s, perdi贸 la paciencia y la serenidad.

鈥”Eso es lo 煤nico que soy para ti, 驴verdad? 鈥”lo increp贸 con vehemencia鈥”. Tan s贸lo un animal de cr铆a.

Fue evidente que la acusaci贸n lo hab铆a herido, porque la expresi贸n de sus ojos se hizo de repente dura y fr铆a.

鈥”Eso es lo que eres Sakura; los dos lo somos; yo soy el que debe poner la semilla y tu vientre es el que tiene que criar. 隆Y por si te has olvidado, aceptaste serlo, de modo que, por favor, no te molestes si te lo pregunto! 隆Tengo derecho a saberlo!

鈥”隆Claro que me molesta! 鈥”grit贸 ella鈥”. Jam谩s estuve de acuerdo en que la 煤nica cosa de la que te ibas a preocupar fuera de mi matriz.

鈥”Milady, t煤 sab铆as muy bien a qu茅 est谩bamos jugando; fingir lo contrario no es digno de ti.

鈥”驴De verdad lo sab铆a? 隆D茅jame que te diga que el d铆a de nuestra boda no sab铆a que ten铆as una amante!

鈥”隆Dios! 鈥”suspir贸 茅l con impaciencia鈥”. 隆No hay ninguna amante! 隆No la ten铆a el d铆a de nuestra boda ni la tengo ahora...!


鈥”No deber铆as dejar tus cartas de amor tiradas por ah铆, milord.


脡l hizo una pausa y entrecerr贸 los ojos de manera peligrosa conforme las palabras de ella penetraban en su mente.


鈥”驴Has mirado mi correo? 鈥”pregunt贸 con incredulidad.


鈥”隆S铆! 鈥”grit贸 ella, levantando una mano y echando a andar鈥”. 隆Y no quiero escuchar tus pat茅ticas mentiras!


鈥”驴Mis mentiras? 鈥”La cogi贸 de un brazo y la oblig贸 a darse la vuelta鈥”. Jam谩s te he mentido 鈥”mascull贸 entre dientes鈥”. 隆No quiero que vuelvas a decirlo! He sido muy honesto contigo desde el principio Sakura, eso no puedes negarlo.


鈥”驴Honesto? 隆Est谩s de broma! 鈥”se indign贸 ella鈥”. 隆Fingiste apreciarme!


鈥”隆No te hagas la inocente! T煤 quer铆as mi t铆tulo y mi dinero, lo mismo que todas las mujeres que he conocido a lo largo de mi vida 鈥”la acus贸 茅l apretando los dientes鈥”. 隆Estabas desesperada por casarte!


鈥”隆Y t煤 lo estabas por tener un heredero! 鈥”replic贸 Sakura con vehemencia鈥”. Al parecer, el 煤nico modo en que puedes engendrar un heredero leg铆timo es enga帽ando acerca de tus sentimientos, porque en realidad eres incapaz de sentir nada.


La expresi贸n de Sasuke se volvi贸 tan tormentosa que Sakura pens贸, por un instante, que hab铆a ido demasiado lejos.

鈥”T煤 no sabes nada...


鈥”驴Y qu茅 pasa con Edmond?


La menci贸n del nombre del ni帽o lo paraliz贸. La mir贸 con ojos cargados de ira y la mand铆bula r铆gida.


Pero Sakura hab铆a dicho demasiado como para detenerse, y prosigui贸, alej谩ndose de 茅l:


鈥”S茅 que es hijo tuyo, lo mismo que s茅 que te averg眉enzas de 茅l. 隆Por eso no se le permite ir a la abad铆a ni a Broderick: por miedo a que alguien m谩s pueda reconocerle! 驴C贸mo puedes ser tan cruel? 驴C贸mo puedes eludir as铆 tu responsabilidad?


La expresi贸n de Sasuke se volvi贸 extremadamente sombr铆a y apret贸 los pu帽os.


鈥”Te aseguro que no sabes de lo que hablas. Y si te atreves a decirle a otra persona lo que acabas de decirme a m铆...


鈥”隆Santo Dios! 驴Es que no tienes coraz贸n? 驴Eres incapaz siquiera del m谩s b谩sico de los sentimientos humanos?


鈥”驴Qu茅 demonios quieres de m铆? 鈥”rugi贸 茅l de pronto鈥”. 隆Te he dado todo lo que has pedido! 隆He pasado tiempo contigo, he intentado portarme bien y t煤 sigues quej谩ndote! 隆Por Dios!, Sakura, 驴qu茅 quieres de m铆?


鈥”隆Quiero que me ames a m铆 y a ninguna m谩s! 鈥”explot贸 ella, d谩ndose la vuelta mientras las l谩grimas inundaban de repente sus ojos. Se abraz贸 a s铆 misma con fuerza y luch贸 para tranquilizarse en tanto las l谩grimas empezaban a deslizarse por sus mejillas鈥”. 隆Quiero que me ames, porque yo te amo!


El silencio de 茅l era asfixiante. De repente, todo le pareci贸 absurdo y tuvo la sensaci贸n de haber llegado al extremo de la cuerda. No pod铆a soportarlo m谩s; encorv贸 los hombros y lanz贸 un largo y atormentado sollozo.


鈥”Sakura 鈥”dijo 茅l estirando el brazo y poni茅ndole la mano en la cintura.


鈥”Por favor, te lo suplico, por favor, no seas condescendiente...


鈥”No lo soy. Yo te aprecio...


Oh, Dios, ahora ven铆a 芦el pero禄; esas palabras iban a ser las que sin duda la llevar铆an a la soledad, o a un convento por el resto de su vida. S铆, eso era lo que iba a hacer. Le escribir铆a a Hinata y le dir铆a que iba a meterse en un convento porque la hab铆an humillado sin posibilidad de recuperaci贸n.


脡l le agarr贸 la mano y se la llev贸 a los labios.


-Sakura... voy a ser brutalmente sincero contigo. Estoy hecho un l铆o. Siento algo intenso por ti, puede que sea amor... pero no creo estar lo bastante preparado para esos sentimientos.


La humillaci贸n se abri贸 paso a trav茅s del peor dolor que hab铆a sentido en su vida.


鈥”No s茅 c贸mo explic谩rtelo 鈥”a帽adi贸 茅l.


鈥”No tienes que explicarme nada; no soy tonta. No es que no est茅s preparado para amar, es que eres incapaz de hacerlo. Edmond y yo lo sabemos muy bien.


Fue como si le hubiera golpeado. Se quit贸 el sombrero y se pas贸 la mano por el pelo.


鈥”No voy a dignarme responder a eso. No tienes ni idea de lo que est谩s diciendo. 驴Puedes al menos intentar entenderlo? 鈥”estall贸鈥”. No es como si el nuestro hubiera sido un matrimonio por amor desde el principio, 驴no? 隆Quer铆as casarte con un solo objetivo y ese objetivo, al que acced铆, no era que te amara!


鈥”Pero 隆me hiciste pensar que era posible! 鈥”insisti贸 ella, llorando.


脡l ten铆a un aspecto tan triste que resultaba insoportable verlo; como si hubiera perdido a alguien muy querido.


鈥”No fue mi intenci贸n 鈥”dijo en voz baja鈥”. Di por hecho que lo hab铆as entendido.


Oh, Santo Dios. Santo Dios. La humillaci贸n, la desesperaci贸n, y ahora la terrible verdad, que fue como un hachazo. Las l谩grimas la cegaban, pero sacudi贸 la cabeza.


鈥”No puedo negarlo 鈥”dijo con voz d茅bil鈥”. No me cas茅 contigo con el objetivo de que te enamoraras de m铆. Pero luego... luego todo cambi贸, y si alguna vez tem铆 verme atrapada en un matrimonio de conveniencia, ahora lo que temo es la desdicha.


鈥”Oh, Sakura...


鈥”La siento rezumando por la abad铆a, bajo las puertas, a trav茅s de las ventanas, inundando toda la casa y envolvi茅ndonos a causa de la distancia que hay entre nosotros 鈥”confes贸 ella acurruc谩ndose entre sus brazos.


鈥”A lo mejor no estamos tan alejados como piensas. Las cosas tambi茅n han cambiado para m铆.


Ella se ri贸 con iron铆a.


鈥”Pero no tanto como para m铆, 驴verdad? T煤 est谩s hecho un l铆o. Yo no. No 鈥”reconoci贸 con tristeza鈥”, es asombroso, pero no lo estoy.


La expresi贸n de los ojos de 茅l lo dijo todo; no pod铆a responder con el mismo sentimiento.


鈥”De modo que parece que no hay nada m谩s que decir... excepto que no puedo vivir as铆, milord. No... puedo. 鈥”Apart贸 la mirada de 茅l y comenz贸 a andar, dando un traspi茅s, cegada por las l谩grimas.


鈥”隆Sakura! 鈥”la llam贸 茅l cuando se iba.


鈥”隆Por favor, deja que me vaya! 鈥”grit贸 ella con voz suplicante, echando a correr.


脡l no discuti贸. No la sigui贸. La dej贸 irse.

Sakura pase贸 durante lo que le parecieron horas, cada paso m谩s pesado que el anterior, hasta que le pareci贸 que hab铆a hecho un surco en la tierra tan profundo como el dolor de su coraz贸n.
Cap铆tulo 28. por Candy-Uchiha
Notas de autor:
Esta historia ni sus personajes no me pertenecen, es una adaptaci贸n de la autora Julia London... Los personajes le pertenecen a M. Kishimoto. Yo solo la adapt贸 para compartirla con todos ustedes.
CAP脥TULO 28


Tras esa tarde, Sasuke y Sakura convivieron como ella imaginaba que lo hab铆an hecho su madre y las amigas de 茅sta; en la misma casa, manteniendo la obligada cortes铆a, pero con muy poco contacto f铆sico entre ellos.


Sasuke sal铆a todas las ma帽anas y volv铆a al final del d铆a, por lo general cubierto de polvo, con las botas llenas de barro y, la mayor parte de las veces, agotado.


Sakura intent贸 mantener su mente alejada de las preocupaciones, entreteni茅ndose con Sally para mayor consternaci贸n de la se帽ora Hillier. Eso a Sakura la tra铆a sin cuidado; estaba decidida a hacer lo que fuera para no pensar en 茅l.


Cosa que no era nada f谩cil, porque pensaba en Sasuke a todas horas y permanec铆a pendiente del sonido de los cascos de su caballo en el patio. Ard铆a en deseos de hablar con 茅l, mejor dicho, deseaba que 茅l se dirigiera a ella y le dijera que su indecisi贸n hab铆a acabado y que la amaba por encima de todo.


Parec铆a una ni帽a est煤pida con est煤pidos sue帽os.


Un d铆a, recibi贸 una carta de Hinata en la que dec铆a que el peri贸dico hab铆a publicado un interesante rumor sobre 芦cierto禄 marqu茅s y su reciente esposa, quienes hab铆an asistido a una propiedad campestre para una partida de caza, y 驴qu茅 iba a hacer el marqu茅s sino caer de nuevo en las redes de su amante?

Adem谩s, escrib铆a Hinata, el anteriormente citado rumor insinuaba que, dada su precipitada despedida, se hab铆a producido un distanciamiento entre los reci茅n casados.


Maravilloso. Ahora todo Londres estaba al tanto de su desgracia.


Uchiha acudi贸 a las habitaciones de Sakura dos veces en el transcurso de esos quince d铆as, y, en ambas ocasiones, la determinaci贸n de Sakura se desvaneci贸. Lo 煤nico que al parecer necesitaba Sasuke era acariciarla y ella estaba perdida.

Durante esos momentos apenas hablaban, s贸lo se abrazaban el uno al otro, hallando consuelo en el deseo f铆sico. Por lo visto, sus corazones no lat铆an al un铆sono, pero sus cuerpos y la pasi贸n de ambos se entend铆an a la perfecci贸n.


O eso era lo que Sakura cre铆a.

Era imposible que supiera que Sasuke hab铆a perdido toda esperanza de que su coraz贸n volviera a latir despu茅s de que a帽os atr谩s se lo rompieran en mil pedazos.

Pero para sorpresa del arist贸crata, su coraz贸n hab铆a vuelto a latir, lento pero seguro, se hab铆a recompuesto hasta formar de nuevo un todo. Y ese todo, aunque fr谩gil, ten铆a sus ra铆ces en Sakura.


Cada ma帽ana sal铆a a cabalgar para poner un poco de distancia entre ellos. Lejos era capaz de pensar y quiz谩 as铆 llegar铆a a entenderse a s铆 mismo antes de hacerle m谩s da帽o a ella. Cuando volv铆a a casa, estaba deseando ver su rostro y su brillante sonrisa, la misma que hab铆a capturado su inter茅s la primera vez que la vio.


De hecho, la irreverente Sakura hab铆a vuelto, se sentaba con 茅l todas las noches durante la cena, fingiendo que no le importaba lo m谩s m铆nimo lo que 茅l pensara de ella. Una noche, por ejemplo, se quej贸 de que la abad铆a carec铆a de buenos libros.


鈥”Tengo toda una biblioteca llena 鈥”la inform贸 茅l, sorprendido por su queja.


鈥”Ya los he revisado todos 鈥”aleg贸 Sakura con un fugaz movimiento de mu帽eca鈥”. Supongo que resultan bastante entretenidos, suponiendo que a una le gusten Shakespeare o Jonson.


鈥”驴Y a ti no te gusta ninguno de los dos?

Sakura puso los ojos en blanco.

鈥”No soy una rata de biblioteca, milord. Prefiero lo actual. Las novelas modernas.

鈥”La pr贸xima vez que vayamos a Londres, me asegurar茅 de comprar un mont贸n para la biblioteca de Broderick Abbey.


Ella se encogi贸 de hombros.


鈥”Como quieras. La verdad es que, con la decoraci贸n del sal贸n verde, no tengo tiempo para leer.


脡l hizo caso omiso de lo absurdo de la conversaci贸n.


鈥”驴El sal贸n verde?


鈥”Aja 鈥”respondi贸 ella, hundiendo la cuchara en el sorbete鈥”. Es bastante sombr铆o. Hay demasiados retratos de ancianos, y la decoraci贸n resulta medieval.


鈥”隆Qu茅 raro! 鈥”coment贸 Sasuke, rechazando con la cabeza el sorbete que le ofrec铆a uno de los lacayos鈥”. Los muebles son franceses. S茅 de buena tinta que ese tipo de mobiliario es el m谩s solicitado en los salones elegantes.


Sakura solt贸 un resoplido.


鈥”驴A alguien le gusta ese tipo de decoraci贸n.

脡l sonri贸.


鈥”Por favor, haz lo que desees. Eres la due帽a de Broderick Abbey.


鈥”Gracias 鈥”se lo agradeci贸 ella, inclinando la cabeza con dulzura鈥”Le he encargado unas telas a un comerciante de Broderick y las he cargado a tu cuenta. 鈥”Le sonri贸鈥”. Espero que no te importe.


鈥”En absoluto 鈥”dijo 茅l muy en serio.


En lo que a 茅l respectaba, no hab铆a l铆mites para Sakura. Cualquier cosa que detuviera la tristeza que, como ella hab铆a dicho en una ocasi贸n, se colaba bajo las puertas y ventanas devor谩ndolo todo; cualquier cosa que devolviera el brillo a sus ojos, estaba dispuesto a d谩rsela. Mientras estuviera a su alcance.


Estaba seguro de que pod铆a hacerla feliz y, si se le olvidaba en alguna ocasi贸n, volv铆a a recordarlo en las ocasiones en las que visitaba su cama. Por la forma en que lo abrazaba, se arqueaba contra 茅l y su boca buscaba la suya, era evidente que sus sentimientos hacia 茅l no hab铆an cambiado; y no importaban los esfuerzos que ella hiciera para fingir lo contrario.


Pero su dif铆cil situaci贸n de no poder entregarse por completo en cuerpo y alma 鈥”驴a qu茅 le ten铆a miedo?鈥” continuaba abriendo la brecha entre ellos.


Intent贸 reparar algunos de sus errores. Intent贸 ver m谩s a menudo a Edmond, intervenir en la vida del ni帽o, pero estaba claro que su hijo quer铆a al hombre al que cre铆a su padre. Sasuke comprendi贸 que sus esfuerzos llegaban con seis a帽os de retraso.


Ni siquiera supo de la existencia de Edmond hasta que el ni帽o tuvo tres a帽os. Sasuke era un joven de veinte cuando se enamor贸 de Martha, la madre de Edmond. Puede que fuera una criada, pero Sasuke la hab铆a amado 鈥”lo hab铆a hecho, 驴no?鈥”. La realidad era que ya no lo sab铆a, pero sospechaba que, de haberla amado de verdad, habr铆a ido en su busca cuando ella le abandon贸.

Nunca supo por qu茅 lo hab铆a dejado, pero fue lo bastante ingenuo como para creer que ella no le amaba y que tem铆a por su empleo y su reputaci贸n, tal como sugiri贸 la se帽ora Hillier. Hasta tres a帽os despu茅s, no averigu贸 la verdadera raz贸n de su partida: la hab铆a dejado embarazada y el ama de llaves lo descubri贸.

Por supuesto, la se帽ora Hillier se lo cont贸 al duque, y 茅ste despidi贸 a Martha, amenaz谩ndola con quitarle al ni帽o si revelaba alguna vez la identidad de su amante. Cuando Sasuke descubri贸 la terrible verdad, oblig贸 a la se帽ora Hillier a que le dijera a donde hab铆a enviado el duque a Martha y, haciendo caso omiso de las amenazas de su padre, intent贸 verla.


Pero era demasiado tarde. El ni帽o, su hijo, pensaba que el se帽or Foote era su padre. Foote era un hombre amable y generoso que se hab铆a casado con Martha d谩ndoles su apellido a ella y a su hijo bastardo.

Martha, la amada Martha de Sasuke, le dijo que amaba al se帽or Foote. Le pidi贸 a Sasuke que se marchara, que les dejara en paz, y que le diera su palabra de que nunca le dir铆a a Edmond qui茅n era.


Sasuke se march贸 muy afectado e inseguro de lo que deb铆a hacer.


Lo 煤nico que sab铆a con certeza era que ten铆a que enfrentarse a su padre. Pero el duque estaba, como de costumbre, furioso con 茅l por haberse acercado a Martha y a Edmond y por desenterrar lo que calific贸 de 芦cat谩strofe禄 para el ducado. Amenaz贸 a Sasuke con destruir al ni帽o dici茅ndole que Foote no era su padre. Sasuke entendi贸 lo doloroso que ser铆a para el peque帽o que hab铆a conocido, y se dej贸 convencer por las amenazas de su padre.


Pero ahora no pod铆a evitar pensar que, para empezar, si de verdad hubiera amado a Martha las cosas pod铆an haber sido diferentes.

No volvi贸 a tener noticias de ella hasta el a帽o anterior, cuando le escribi贸 dici茅ndole que se estaba muriendo de tuberculosis, y suplic谩ndole que acogiera a su marido y a Edmond en su casa. Por supuesto, lo hizo, era lo menos que pod铆a hacer.

Pero cuando su padre se enter贸 (el cotilleo de los criados era incesante), se present贸 en Broderick Abbey para comprobarlo por s铆 mismo, aprovechando que Sasuke estaba en Londres. Sin que 茅l lo supiera, el duque amenaz贸 a Foote dici茅ndole que har铆a que lo alistaran en la Marina Real y que enviar铆a a su hijo a Dios sabe d贸nde si el ni帽o se acercaba alguna vez a Broderick o a la abad铆a, dado el gran parecido existente entre el peque帽o y el marqu茅s.


El se帽or Foote se tom贸 muy en serio las palabras del duque.


Cuando Sasuke se enter贸 de las atroces amenazas de su padre, tuvieron una gran pelea, pero, como de costumbre, sin ning煤n resultado. Desde entonces, Sasuke no sab铆a qu茅 hacer. Deseaba conocer a su hijo, pero no iba a separarlo del 煤nico padre que hab铆a conocido en su vida, cosa que le parec铆a de una enorme crueldad.


Y, cuando el duque amenaz贸 con hacer alistar a Foote, se sinti贸 a煤n m谩s indeciso. Sab铆a que su padre era capaz de hacer algo as铆, y el pobre se帽or Foote viv铆a aterrorizado. Por tanto, dej贸 que las cosas se resolvieran por s铆 solas, sin saber qu茅 decisi贸n tomar. Quer铆a formar parte de la vida de su hijo, pero no sab铆a c贸mo conseguirlo sin causar dolor a todos.


Sin embargo, en los 煤ltimos meses, hab铆a empezado a cuestionarse su propia 茅tica. Y era la incertidumbre sobre su catadura moral lo que lo manten铆a distanciado de Sakura.


As铆 pues, las apariciones de Sakura a la hora de la cena se fueron haciendo menos frecuentes. Y lo peor era que ella parec铆a sentirse muy inc贸moda en su presencia cuando estaban a solas. Algunas ma帽anas la o铆a re铆r en sus habitaciones o en los jardines, en compa帽铆a de Sally, y se mor铆a de ganas de estar con ella.

Pero Sakura lo manten铆a a distancia, excepto en la cama. All铆 no le ocultaba nada; se entregaba a 茅l sin reservas y parec铆a lamentarlo, cada vez con mayor intensidad, a la ma帽ana siguiente.

鈥”Ah铆 est谩 otra vez 鈥”coment贸 Sally una ma帽ana mientras ambas paseaban por el jard铆n鈥”. Justo ahora la est谩 mirando 鈥”a帽adi贸, contemplando a Sasuke, que las observaba desde la ventana de su estudio.


Sakura no levant贸 la vista.


鈥”Seguro que est谩 a punto de sentarse a escribirle una carta a su querida 鈥”dijo con sarcasmo.


鈥”La verdad es que yo no he visto ninguna carta dirigida a ella 鈥”indic贸 Sally.


鈥”驴Y c贸mo ibas a verla, querida? No sabes leer, 驴recuerdas?


鈥”No s茅 leer 鈥”reconoci贸 Sally cogiendo aire鈥”, pero s茅 el aspecto que tiene su nombre, lo he visto muchas veces.


鈥”Puede que mande las cartas en secreto, por medio de un lacayo, o con el administrador que viene por aqu铆.


鈥”Y puede que no lo haga 鈥”la contradijo Sally chascando la lengua鈥”. Est谩 usted decidida a creer lo peor de 茅l, 驴verdad?


鈥”Estoy decidida a sobrevivir. Y en cuanto volvamos a Londres regresar茅 a mi antigua casa, y mi padrastro tendr谩 que aguantarse. Me niego a vivir en la casa de Uchiha.


Sally se encogi贸 de hombros y entrecerr贸 los ojos.


鈥”El rencor puede hacer que se le caiga la nariz de su preciosa cara, milady.


Sakura solt贸 un resoplido al o铆rla.


鈥”Bien, haga lo que quiera 鈥”dijo Sally con una sonrisa ir贸nica鈥”. Haga lo que quiera.


Con franqueza, lo que Sakura deseaba era que Sally hiciera lo que le ped铆a: que se metiera dentro y la dejara en paz.


Deseaba que el mundo entero la dejara tranquila, todos excepto el p茅rfido y ego铆sta marqu茅s, a quien no pod铆a dejar de amar; y 茅l era el 煤nico que la dejaba en paz.

Pero esa noche, cuando Sasuke la inform贸 de que se iban a Londres al d铆a siguiente por la ma帽ana, comprendi贸 que el mundo no iba a desaparecer. Al contrario, una vez en Londres, todo caer铆a sobre ella cuando las miradas de todos se volvieran hacia los reci茅n casados, que hab铆an abandonado a toda prisa una partida de caza por culpa de la aparici贸n de la amante de 茅l.

Era esa sordidez que hac铆a que Hinata, Ino y ella se abalanzaran sobre el Times con la esperanza de leer algo excitante.
Cap铆tulo 29. por Candy-Uchiha
Notas de autor:
Esta historia ni sus personajes no me pertenecen, es una adaptaci贸n de la autora Julia London... Los personajes le pertenecen a M. Kishimoto. Yo solo la adapt贸 para compartirla con todos ustedes.
CAP脥TULO 29

Llegaron a Londres justo antes de la puesta del sol. Mientras el carruaje rodaba por Oxford Street, Sakura se puso los guantes, se enderez贸 el sombrero, y anunci贸:


鈥”Milord, con tu permiso, me gustar铆a ir a casa de mi padrastro.


鈥”Me ocupar茅 de que ma帽ana por la ma帽ana te lleve un coche 鈥”content贸 茅l con un ligero bostezo.


Sakura cruz贸 las manos sobre el regazo y se dispuso a comenzar la batalla.


鈥”Quisiera ir ahora, milord 鈥”indic贸 con firmeza.


鈥”Sakura 鈥”le dijo 茅l con cansancio鈥”, ahora es demasiado tarde para ir de visita.


鈥”No estoy pensando en ir de visita 鈥”le aclar贸 ella con suavidad鈥”. Mi intenci贸n es quedarme a vivir all铆.


Su declaraci贸n lo cogi贸 por sorpresa. La mano con la que se estaba colocando bien el pa帽uelo, se le qued贸 paralizada.


鈥”驴Qu茅 quieres decir con eso de que vas a vivir all铆?


鈥”Exactamente eso. Tengo la intenci贸n de residir en la casa de mi padrastro.


Sasuke baj贸 la mano, despacio y con expresi贸n de perplejidad.


鈥”驴Puedo preguntar por qu茅?


鈥”驴No es evidente?


鈥”Lo 煤nico que me resulta evidente es que eres mi esposa, y por lo tanto, donde te corresponde estar es en mi casa, no en la de tu padrastro.


Ella le dirigi贸 una mirada desde帽osa.


鈥”A lo mejor has olvidado que est谩s 芦hecho un l铆o禄. S贸lo quiero facilitarte las cosas.


鈥”Huir del matrimonio no va a hacer que las cosas sean m谩s f谩ciles para m铆 鈥”estall贸 茅l.


鈥”Tienes mucho descaro al decir que estoy huyendo del matrimonio cuando t煤 nunca te involucraste por entero en 茅l. Y 驴ahora vas a retenerme en contra de mis deseos?


Sasuke entrecerr贸 los ojos con frialdad, pero se estir贸, abri贸 la trampilla que le permit铆a hablar con el cochero, y le dio la direcci贸n de la casa del padrastro de Sakura.


Continu贸 mir谩ndola hasta que el carruaje se detuvo delante de la casa de Downey. Mientras un lacayo bajaba de un salto del pescante y sub铆a la escalera para anunciar la llegada de Sakura (eso formaba parte del protocolo que rodeaba su nuevo estatus de marquesa), Sasuke frunci贸 el cejo.


鈥”Est谩s cometiendo un tremendo error, querida. 驴No te importa nada el esc谩ndalo que esto va a causar?


鈥”No puede ser peor que el que caus茅 cuando me cas茅 contigo 鈥”respondi贸 ella con energ铆a鈥”. Comet铆 el error de asumir que el matrimonio se basaba en una serie de reglas. Y cre铆 que, si las segu铆a, obtendr铆a todo lo que necesito.


鈥”驴Y no lo tienes? 驴Necesitas algo m谩s? 驴Quiz谩 tu hermana o tu prima carecen de algo?


鈥”Sabes muy bien a lo que me refiero. No tengo lo que necesito para ser feliz. Me resulta imposible serlo en tu casa. Me siento atrapada en una jaula vac铆a.


La expresi贸n de 茅l se torn贸 sombr铆a y se inclin贸 hacia adelante.


鈥”Sakura..., tengo que decirte...


La puerta se abri贸 de par en par y Sakura oy贸 el chillido de alegr铆a de Hinata. Se volvi贸 hacia la puerta. 隆Gracias a Dios! No quer铆a o铆rle decir que ten铆a dudas, que no la amaba, pero que esperaba hacerlo con el tiempo.


鈥”Adi贸s, milord.


鈥”Por Dios Santo, s贸lo tienes que escucharme un...


鈥”Creo que ya nos hemos dicho todo lo que ten铆amos que decirnos 鈥”lo cort贸 ella, aceptando la mano que le ofrec铆a el lacayo y bajando del carruaje.


Hinata la abord贸 el instante, rode谩ndola con los brazos, presionando su cara contra el rostro de su hermana a la vez que daba saltos de alegr铆a.


鈥”隆Est谩s en casa, est谩s en casa! 鈥”exclam贸 feliz y volviendo a chillar. Sujet贸 a Sakura por los hombros y la mir贸 con atenci贸n.


鈥”No pareces distinta. Lucy afirm贸 que estar铆as muy cambiada en ciertos aspectos.
Sakura forz贸 una sonrisa.


鈥”No he cambiado en lo m谩s m铆nimo 鈥”insisti贸鈥”, sigo siendo la Sakura de siempre.


Sally resopl贸 al tiempo que pasaba entre Hinata y ella arrastrando un par de maletas.
Sakura rode贸 los hombros de Hinata con un brazo.


鈥”Vamos, quiero leer la 煤ltima carta de Ino 鈥”dijo, intentando meter a Hinata en la casa.


鈥”驴Y Uc6? 鈥”pregunt贸 su hermana, apart谩ndose con una sonrisa鈥”. Me gustar铆a conocer a mi cu帽ado ahora que se ha visto obligado a vivir con...

鈥”隆Lady Uchiha! 鈥”exclam贸 lord Downey desde la puerta, con severidad y las manos apoyadas en su gruesa cintura鈥”, me gustar铆a hablar con usted.

鈥”Sasuke se va a Middleton House 鈥”respondi贸 Sakura sin hacer caso de la exclamaci贸n de alarma de Hinata mientras iba a saludar a su padrastro, tanto tiempo desaparecido.


No lleg贸 a ver c贸mo se alejaba el carruaje, pero lo oy贸 y, rodeada por los brazos de Lucille, cerr贸 los ojos con fuerza para impedir que se le derramaran las l谩grimas.


A Sasuke le pareci贸 que Middleton House estaba fr铆a y vac铆a y, a juzgar por lo que pod铆a ver, no pod铆a hacer nada para remediarlo. Todas las estancias parec铆an l煤gubres y carentes de calidez.

Igual que 茅l. Las habitaciones a帽oraban a Sakura, del mismo modo que lo hac铆a Sasuke. Ella se hab铆a librado de 茅l y, de igual manera, cada d铆a que pasaba 茅l perd铆a un trozo de s铆 mismo, hasta que se temi贸 que no quedar铆a nada.

Sab铆a desde hac铆a alg煤n tiempo, d铆as quiz谩, que la amaba, que la amaba de verdad, y que no pod铆a vivir sin ella. Por desgracia, Sakura no quer铆a escucharle. Hab铆a esperado demasiado tiempo, hab铆a permitido que el dolor estallara y le calara hasta los huesos.

Una vez que hubiera hablado con su padre, quien en esos momentos se encontraba de caza en Escocia, se lo confesar铆a todo a Sakura. Que no era capaz de dormir de lo mucho que la echaba de menos, que no le importaba si nunca se quedaba embarazada, mientras permaneciera a su lado.

Quer铆a decirle todo lo que albergaba su coraz贸n, pero, dadas las circunstancias de su matrimonio, y alg煤n otro asunto pendiente, no se hab铆a atrevido a hacerlo. Estaba dispuesto a hacer cualquier cosa, cualquiera, con tal de que ella regresara a su lado.


Ya le hab铆a enviado un mensaje a su padre solicitando una audiencia a su regreso, quince d铆as m谩s tarde.


Hab铆a comprado una costosa pulsera de diamantes para regal谩rsela a Sakura cuando fuera a buscarla a casa de su padrastro y la trajera de vuelta a casa. Hizo todo lo que ten铆a que hacer para comprometerse con Sakura, con su matrimonio y con su vida juntos. Estaba listo. Preparado para amarla por completo, sin condiciones y de forma exclusiva.


Hinata le preguntaba a Sakura sin cesar por qu茅 no volv铆a a casa con su marido, en tanto Lucy revoloteaba a su alrededor preparando la fiesta que lord Downey, despu茅s de decidir que quiz谩 no le debiera ninguna dote a Uchiha por haberle arrebatado a Sakura de las manos, se hab铆a empe帽ado en celebrar para dar la bienvenida a la feliz pareja con motivo de su regreso a Londres.

Por eso, y para empezar a buscarle un marido a Hinata.

鈥”No consigo entender por qu茅 no est谩s en tu casa 鈥”dijo Hinata鈥”Las murmuraciones son inevitables.

鈥”No me importa 鈥”respondi贸 Sakura con impertinencia mientras le铆a el Times por la ma帽ana.

Hinata la golpe贸 en el hombro.

鈥”隆Ay! 鈥”se quej贸 Sakura mirando enfadada a su hermana.

鈥”驴Qu茅 pas贸? 鈥”quiso saber Hinata.

鈥”Es mejor que lo suelte, milady 鈥”suspir贸 Sally mientras hojeaba las p谩ginas de una revista de modas, tumbada cuan larga era en un div谩n.

鈥”En cuanto a ti, Sally, me parece haber visto algo de polvo en la biblioteca que necesita atenci贸n inmediata 鈥”dijo Hinata con una energ铆a que Sakura nunca hab铆a visto en su hermana hasta ese momento.

鈥”隆Quitar el polvo! 鈥”se escandaliz贸 Sally鈥”. 隆Eso es trabajo de la doncella!


鈥”Exacto. Y, como recordar谩s, no tenemos ninguna, de modo que podemos ordenarle a cualquier criado que lo haga. 鈥”Le apart贸 los pies del div谩n鈥”. Y me gustar铆a hablar en privado con mi hermana, si no te importa.

鈥”Vale, vale 鈥”mascull贸 Sally saliendo de all铆.

Hinata cerr贸 la puerta tras ella y ech贸 el cerrojo para asegurarse.

Sakura abandon贸 el peri贸dico y sac贸 el vestido en el que estaba trabajando Hinata de su escondite en un armario.

Sostuvo en alto el hermoso traje de brocado dorado que brillaba con diminutas lentejuelas y que era perfecto para la corta temporada oto帽al del parlamento y las celebraciones que se suceder铆an.


鈥”驴Te gusta? 鈥”pregunt贸 su hermana arrugando la nariz.

鈥”驴Que si me gusta? Hinata, es precioso.

鈥”Me pareci贸 que a lo mejor estaba demasiado adornado.

鈥”No, es precioso.

鈥”P贸ntelo 鈥”le pidi贸 Hinata mientras recog铆a su cesta de costura.

Sakura grit贸 de alegr铆a, le ofreci贸 la espalda a Hinata para que su hermana pudiera desabotonar el vestido que llevaba puesto, se lo quit贸 y se puso el otro.

鈥”Ahora 鈥”dijo Hinata toqueteando las hombreras del vestido鈥”, vas a responderme, vas a decirme la verdad. 驴Por qu茅 has abandonado a tu marido?

鈥”Ya lo sabes 鈥”contest贸 Sakura admirando su aspecto.

鈥”En realidad no, y lo cierto es que estoy muy desconcertada.

Sakura se agach贸, recogi贸 el Times, lo abri贸 por la p谩gina de sociedad y ley贸 en voz alta:

鈥”芦El cazador cazado: Cierta partida de caza, que se celebr贸 en la propiedad campestre de un conocido vizconde hace dos semanas, ha continuado en la ciudad. Ahora parece ser que el cazador ha sido atrapado en un zoo por su presa. Seg煤n fuentes de toda confianza, el cazador fugitivo nunca tuvo posibilidad de escapatoria禄.

Sakura dej贸 el peri贸dico.

鈥”Ah铆 lo tienes, Hinata. Tiene una amante.


Su hermana solt贸 un resoplido.


鈥”Igual que la mayor铆a de los hombres casados de esta ciudad. 驴Por qu茅 iba a importarte tanto algo as铆? Eso era, m谩s o menos, lo que esperabas cuando te casaste con 茅l.


鈥”驴Por qu茅? Te lo dir茅 Hinata, por qu茅 no puedo soportarlo, simplemente.


鈥”驴Y por qu茅 diablos no? Todo el mundo lo hace.

Sakura se volvi贸, apartando las manos de Hinata de sus hombros.


鈥”Yo no soy todo el mundo 鈥”estall贸鈥”. No puedo resistirlo.


Hinata volvi贸 a colocar las manos en los hombros de Sakura con firmeza, oblig谩ndola a volverse hacia el espejo que hab铆a sobre la chimenea.


鈥”Lo amas 鈥”declar贸, y le dio un tir贸n tan fuerte a las cintas del vestido para apretarlo que Sakura jade贸鈥”. 驴No es as铆? A pesar de toda tu palabrer铆a sobre conveniencia y fortuna, lo amas.


Una l谩grima se desliz贸 desde el ojo de Sakura, resbalando por su mejilla para aterrizar sobre el pecho.


鈥”S铆 鈥”musit贸.

鈥”Bueno 鈥”dijo Hinata con una sonrisa, entretenida con el vestido鈥”. 驴Recuerdas lo que sol铆a decir mam谩? 驴Que los matrimonios se realizan por conveniencia y fortuna, y que rara vez tienen sentimientos? Pues bien, Sakura, el tuyo los tiene. Ser铆as una est煤pida si no te aferraras a 茅l con todas tus fuerzas.

鈥”Y si me aferr贸 a 茅l me herir谩 sin cesar. Si de verdad fuera una uni贸n de conveniencia, no me ofender铆a en lo m谩s m铆nimo. Eso es lo que mam谩 quer铆a hacernos entender.

鈥”隆Tonter铆as! 鈥”la contradijo Hinata mientras intentaba abotonarle el vestido鈥”. M谩s bien creo que incluso mam谩 se hubiera sentido muy feliz al pensar que, quiz谩 por una vez, el amor era capaz de vencer a las conveniencias. 鈥”Volvi贸 a tirar del vestido y suspir贸鈥”: El aire del campo debe de sentarte bien, apenas puedo abroch谩rtelo 鈥”se quej贸 con un leve gru帽ido mientras luchaba con el vestido.

Cuando lo consigui贸, se percat贸 de la sombr铆a expresi贸n de Sakura reflejada en el espejo, y la rode贸 con los brazos abraz谩ndola fuerte.

鈥”Sakura, si lo amas, tienes que volver con 茅l.


鈥”No 鈥”neg贸 ella con l谩grimas en los ojos鈥”. 脡l no me ama.

Hinata suspir贸 con cansancio.

鈥”T煤 siempre has sido muy obstinada, 驴no? Si no te quiere ahora, ya lo har谩 con el tiempo. 驴C贸mo iba a poder resistirse? 鈥”Le dio un cari帽oso apret贸n y la solt贸鈥”. Qu茅date ah铆 mientras voy a buscar un trozo de tiza鈥”le dijo cruzando la estancia para rebuscar en su cesta de costura.

Como Hinata le estaba dando la espalda a Sakura, no pudo ver c贸mo 茅sta examinaba en el espejo el ajustado vestido que apenas un mes antes le hubiera quedado perfecto. Ni tampoco c贸mo se llevaba la mano al vientre y cerraba los ojos.

Hinata no vio resbalar una segunda l谩grima de los ojos de su hermana cuando comprendi贸 con impotencia que sus sospechas se confirmaban: estaba embarazada.


En el transcurso de la magn铆fica fiesta de Downey, lord Downey no dej贸 de asediar a Sakura.

鈥”驴D贸nde est谩 el marqu茅s? 鈥”pregunt贸 excitado鈥”. Tengo que hacerle una magn铆fica proposici贸n que no podr谩 rechazar.

鈥”No lo s茅 鈥”respondi贸 Sakura agotada y sinti茅ndose un poco mareada.

Le hab铆a enviado un mensaje anunci谩ndole el desafortunado acontecimiento, y 茅l hab铆a respondido que acudir铆a. Y lo hizo acompa帽ado de Uzumaki y Hozuki, quienes ten铆an aspecto de haber bebido demasiado whisky. Sasuke permaneci贸 apartado.

Sin embargo, prest贸 atenci贸n a su padrastro; Sakura lo supo porque Downey la arrincon贸 m谩s tarde con los ojos encendidos.

鈥”Ha prometido pensar en serio en mi negocio 鈥”dijo nervioso鈥”. 隆Lo va a pensar en serio!

Y supuso que Sasuke estaba contento con ella, porque la sac贸 a bailar.

Se lo pidi贸 delante de varias damas, sabiendo de sobra que, de negarse, provocar铆a m谩s murmuraciones de las que ya circulaban.

As铆 era; las damas los observaban con atenci贸n, esperando a que se abriera la primera grieta en la fachada de ambos.

Cuando entraron en la pista de baile, Uchiha la reprendi贸.

鈥”Deja de mirarme como si te fueras a morir de asco en cualquier momento.

Ella desvi贸 la mirada.

鈥”M铆rame 鈥”orden贸 茅l鈥”, de lo contrario van a pensar que estamos discutiendo y, en lo que a m铆 respecta, estoy harto de especulaciones.

Sakura clav贸 la vista en su pa帽uelo.

鈥”Te he echado de menos 鈥”confes贸 茅l con sencillez.

A ella le dio un vuelco el coraz贸n, y levant贸 la mirada hacia sus ojos notando el regusto amargo de las l谩grimas en la garganta.

鈥”驴Con lo ocupado que has estado en el zoo? No veo c贸mo es posible que hayas echado de menos a alguien tan insignificante como yo.

脡l suspir贸, inclin贸 la cabeza y la mir贸 con atenci贸n.

鈥”驴Te encuentras bien? 鈥”pregunt贸.

Volvieron las l谩grimas, las malditas l谩grimas que la atacaban siempre desde que se le hab铆a interrumpido el per铆odo.

鈥”Sakura..., 驴qu茅 pasa?

鈥”驴Qu茅 pasa? 鈥”pregunt贸 ella, parpadeando para contener las l谩grimas鈥”. Lo mismo que ha pasado desde el principio.
鈥”隆Dios! 鈥”exclam贸 茅l echando un vistazo alrededor鈥”. Por favor, no hagas esto aqu铆. No ahora.

鈥”驴Y cu谩ndo prefieres que lo haga?

脡l volvi贸 a suspirar, pero no contest贸. Bailaron en silencio, la c谩lida mano de 茅l sobre la cintura de ella y el hombro de 茅l, firme, ancho y fuerte bajo la de Sakura. Ella no quer铆a echarle de menos, pero lo hac铆a. Much铆simo.

Al acabar el baile, Sasuke le bes贸 la mano y la mir贸 como si estuviera a punto de decir algo, pero luego cerr贸 los labios.


鈥”Ahora me marcho.


鈥”Buenas noches 鈥”dijo ella, y, aunque deseaba pedirle que se quedara, no lo hizo. Prefiri贸 aferrarse al 煤ltimo fragmento de orgullo que le restaba.


Hab铆an transcurrido dos semanas desde su regreso a Londres. Dos largas, tensas e interminables semanas. La alta sociedad bull铆a de rumores, y asimismo Sasuke se enter贸 (por los rumores en los clubes de caballeros) de las ambig眉edades que se publicaban en las p谩ginas de sociedad. Incluso Naruto le pregunt贸, sin rodeos, si Sakura y 茅l estaban separados.


鈥”S贸lo durante una temporada 鈥”le respondi贸 茅l.


鈥”驴Y qu茅 va a pasar con el baile de oto帽o de tu padre? Supongo que no va a permitir que todo el mundo presencie las desavenencias entre lady Uchiha y t煤.


鈥”No hay ninguna desavenencia 鈥”minti贸 Sasuke鈥”. S贸lo se trata de una joven que se est谩 adaptando a la vida de casada. Lord y lady Uchiha asistir谩n al baile como est谩 previsto.


No a帽adi贸 nada m谩s, prefiriendo no contarle a Naruto la entrevista que hab铆a mantenido con su padre esa misma ma帽ana, tan s贸lo un d铆a despu茅s de que 茅ste llegara de Escocia, y en la cual el duque le hab铆a echado en cara haber convertido en basura su matrimonio incluso antes de empezar. 隆Como si necesitara que se lo dijeran! 隆Como si no se lo hubiera dicho a s铆 mismo mil veces!

鈥”隆Eres un desgraciado que presume con su amante antes de haber plantado su semilla en el vientre de su esposa! 鈥”bram贸 con furia, dando por hecho lo mismo que todo el mundo.

Sasuke observ贸 como si no fuera con 茅l que era interesante comprobar c贸mo para su padre todo parec铆a girar en torno a un heredero. Pens贸 que deb铆a de ser muy triste estar tan condicionado por algo sobre lo que no se ten铆a ning煤n control.

鈥”驴No tienes nada que decir? 鈥”exigi贸 saber el duque al ver la leve sonrisa de Sasuke.

鈥”Nada, aparte de que me asombra la rapidez con la que se ha informado de los rumores nada m谩s llegar. Y lo ir贸nico que me resulta que me acuse de hacer exactamente lo mismo que usted hizo.

Fue obvio que esas palabras cogieron al duque por sorpresa.

鈥”驴Perd贸n?

鈥”Mantuvo a una o varias amantes durante todo el tiempo que dur贸 su matrimonio con mi madre 鈥”aclar贸 con calma鈥”. 驴Por qu茅 me acusa de hacer lo mismo?

La pregunta, hecha con tanta franqueza, estuvo a punto de causarle a su padre una apoplej铆a.

鈥”Eres despreciable 鈥”lo acus贸 en voz baja鈥”. 隆C贸mo te atreves!

鈥”No, padre, la pregunta adecuada es 驴c贸mo se atreve usted? Me ha despreciado desde que era ni帽o. Puede que me lo mereciera, pero ya no importa. Sin embargo, he hecho lo que usted deseaba; no, lo que deseaba no, lo que ordenaba. Me cas茅 con una mujer que ten铆a el pedigr铆 que usted requer铆a. Y me har谩 muy feliz proporcionarle su condenado heredero. Pero la verdad es que me importa muy poco si Sakura se queda embarazada o no.

Porque la amaba. La amaba.

鈥”. Adem谩s, exijo que asigne una parte de las rentas de Bedford para Edmond Foote, de modo que tenga la vida asegurada.

鈥”驴Qui茅n? 鈥”pregunt贸 el duque.

Sasuke apret贸 los pu帽os.


鈥”Mi hijo. Su nieto 鈥”contest贸 con energ铆a.


鈥”隆Est谩s loco! Ya has hecho bastante por 茅l. Lo acogiste junto con su padre en Broderick y les has proporcionado unos ingresos a pesar de mis advertencias...


鈥”No es suficiente. Nunca ser谩 suficiente. Quiero que est茅 protegido por el esplendor de su apellido 鈥”a帽adi贸 Sasuke con sencillez鈥”. Y si no le llega una parte de las rentas, le dir茅 a todo el mundo c贸mo intent贸 destruir la vida de un ni帽o apart谩ndolo de su padre con una carencia total de escr煤pulos.


鈥”隆No te separ茅 de 茅l! 鈥”se defendi贸 el duque, furioso鈥”. 隆Nunca signific贸 nada para ti!


Sasuke permiti贸 que la daga se clavara en su coraz贸n durante un momento, y luego dijo:


鈥”No me refer铆a a m铆. Me estaba refiriendo a su amenaza de decirle a un ni帽o que el hombre que le acogi贸 cuando era una criatura, el hombre al que no le import贸 el hecho de que hubiera sido engendrado por m铆, no era su padre, con el 煤nico fin de obligarme a contraer matrimonio. Por si fuera poco, amenaz贸 con arruinar a un hombre decente y honrado por haberle dado un apellido a su nieto. 驴Tiene idea de lo cruel que fue hacer eso?

鈥”Con franqueza...

鈥”驴Y se da cuenta, se帽or铆a, de que el se帽or Foote ha hecho algo que ni usted ni yo hemos sido capaces de hacer jam谩s?

鈥”No s茅 a qu茅 te refieres.

鈥”Es un padre en toda la extensi贸n de la palabra. Algo que ninguno de nosotros dos hemos sabido ser. Es demasiado tarde para que me convierta en un padre para Edmond, y me atrever铆a a decir que tambi茅n lo es para que usted lo sea para m铆. Pero juro que le preguntar茅 al se帽or Foote si puedo desempe帽ar alg煤n papel en la vida de mi hijo y que, al menos, me ocupar茅 de su bienestar, del se帽or Foote y de los hijos de Edmond.

El duque se lo qued贸 mirando boquiabierto.

鈥”隆Ah!, una cosa m谩s 鈥”a帽adi贸 como al descuido鈥”. No existe ninguna amante. Termin茅 mi relaci贸n con lady Waterstone cuando le ped铆 a Sakura que se casara conmigo. Yo, a diferencia de usted, no soy capaz de casarme con una mujer y acostarme con otra; cosas as铆 destruyen a la gente.

Not贸 que su padre palidec铆a, pero no le import贸. Se levant贸.

鈥”A Sakura y a m铆 nos encantar谩 asistir el viernes a su baile de oto帽o 鈥”a帽adi贸鈥”. Gracias por la invitaci贸n.

Por primera vez en su vida, Sasuke abandon贸 la casa de su padre sinti茅ndose relajado. No le importaba demasiado la opini贸n que el duque tuviera de 茅l. Le tra铆a sin cuidado que lo desheredara o que le plantara rosas en el trasero. Lo 煤nico que a Sasuke le importaba era llevar a Sakura de vuelta a casa.

Cuanto antes mejor. Sin ella, la mansi贸n parec铆a una jaula vac铆a.

Y con ese objetivo, le orden贸 al cochero que lo llevara a Clifford Street. Ten铆a que hacer una visita.


El mayordomo abri贸 la puerta casi al mismo tiempo que Sasuke soltaba la aldaba de bronce.

鈥”驴S铆? 鈥”pregunt贸, muy educado, sin que su expresi贸n demostrara haber reconocido a Sasuke.

鈥”Lord Uchiha viene a visitar a lady Uchiha.

鈥”驴Tiene usted tarjeta?

鈥”驴Tarjeta? 鈥”resopl贸 Sasuke鈥”. Yo dir铆a que lady Uchiha no necesita una tarjeta de su marido.


En la mano del mayordomo apareci贸 una bandeja de plata y se la ofreci贸 a Sasuke a pesar de todo.


鈥”Tengo que coger su tarjeta, milord.


Sasuke suspir贸, suponiendo que el antiguo empleado de joyer铆a todav铆a no hab铆a asimilado la delicadeza que requer铆a su nuevo trabajo, y se sac贸 una tarjeta del bolsillo, deposit谩ndola en la bandeja.


El mayordomo pareci贸 muy complacido, a juzgar por su radiante sonrisa.


鈥”Si es tan amable de esperar aqu铆, milord 鈥”indic贸 abriendo la puerta para que Sasuke pudiera entrar.


Hizo lo que el mayordomo le ped铆a y esper贸 con paciencia en el vest铆bulo mientras el hombre sal铆a presuroso para entregar la tarjeta. Morris volvi贸 unos minutos despu茅s.

鈥”Lady Uchiha no recibe hoy, milord.

隆P铆cara! Sasuke sonri贸.

鈥”隆Y un cuerno que no! 鈥”dijo con decisi贸n, comenzando a andar en la direcci贸n de la que acababa de venir Morris.

鈥”隆No, no! 鈥”grit贸 茅ste, lanz谩ndose tras Sasuke, una vez que se hubo repuesto de la sorpresa鈥”. 隆No puede usted pasar, milord! 隆Milady no recibe hoy!

Pero Sasuke continu贸 andando, abriendo una puerta tras otra hasta que se encontr贸 con Downey en un peque帽o estudio.

鈥”Le ruego que me disculpe 鈥”se excus贸 ante el sorprendido hombre, volviendo a cerrar la puerta.

鈥”隆Lord Uchiha! 鈥”grit贸 Morris desesperado鈥”, 隆perm铆tame al menos que le anuncie como Dios manda!

La puerta del estudio se abri贸 de golpe, y sali贸 Downey con los ojos muy abiertos.

鈥”隆Le dije que ten铆a que irse, milord! 鈥”dijo desesperado鈥”. 隆No le he dado permiso para que se quedara aqu铆. Espero que eso no vaya a afectar a la propuesta que le hice, 驴verdad?

鈥”Lord Downey 鈥”le cort贸 Sasuke frunciendo el cejo con expresi贸n misteriosa.
鈥”驴S铆, se帽or?


鈥”Cierre el pico 鈥”orden贸. Mir贸 al mayordomo鈥”. Si tiene que anunciarme, h谩galo r谩pido.


Morris abri贸 la puerta a toda velocidad y entr贸. Segundos despu茅s, la puerta se volvi贸 a abrir y Sasuke comprob贸 que la frente del pobre hombre estaba cubierta de sudor.


鈥”Puede pasar, se帽or 鈥”indic贸 con una profunda reverencia.


Luego abri贸 la puerta del todo y se quit贸 de en medio. Sasuke entr贸 en la estancia, fijando los ojos de inmediato en Sakura. Luego vio a su hermana, a la se帽orita Downey y a la omnipresente Sally. Con toda sinceridad, no consegu铆a recordar a ninguna doncella que cuidara tanto a su se帽ora como aqu茅lla.


Las ignor贸 a todas y se dirigi贸 directamente a Sakura.


鈥”Buenas tardes.


鈥”Buenas tardes, milord. Le agradezco su visita, pero hoy no recibo.


鈥”隆Ah! Yo creo que s铆 鈥”respondi贸 茅l con tono inexpresivo.


鈥”驴S铆? 鈥”intervino Sally enarcando tanto las cejas que le llegaron hasta el nacimiento del pelo.


鈥”Pues yo creo que no 鈥”aclar贸 Sakura鈥”. Mi hermana y yo est谩bamos repasando nuestras facturas.

鈥”Es posible que las facturas puedan esperar, puesto que voy a ser yo quien las pague. Y, adem谩s, milady, tu marido necesita hablar contigo.

鈥”Marido 鈥”repiti贸 ella con una leve sonrisa burlona.

鈥”隆Ay, Dios! 鈥”exclam贸 la se帽orita Downey intercambiando una mirada de asombro con Sally.

A Sasuke no le importaba lo enfadada o dolida que estuviera Sakura, pero no pod铆a tolerar su insolencia.


鈥”Unas palabras, lady Uchiha 鈥”dijo secamente鈥”. A solas.


鈥”Lo lamento 鈥”respondi贸 ella haciendo un gesto con la mano鈥”, pero...


鈥”Nosotras est谩bamos a punto de marcharnos 鈥”la interrumpi贸 Hinata frunciendo el cejo con expresi贸n misteriosa hacia su hermana, al tiempo que les hac铆a una se帽a a Sally y a la se帽orita Downey para que se levantaran.

Sakura gimi贸 por la traici贸n y mir贸 a su hermana con expresi贸n que promet铆a venganza.

鈥”Vamos, Lucy 鈥”orden贸 Hinata severa鈥”. Su se帽or铆a quiere hablar con su esposa 鈥”a帽adi贸 se帽alando a Sakura con la cabeza鈥”. T煤 tambi茅n 鈥”le dijo a Sally, extendiendo la mano para agarrar con firmeza la de la doncella y empujando a la se帽orita Downey en la espalda con la otra, obligando a ambas a dirigirse hacia la puerta, al tiempo que recog铆a a Morris y a lord Downey mientras sal铆an.

Cuando la puerta se cerr贸 tras ellos, Sasuke se volvi贸 para mirar a Sakura, quien le estaba contemplando con insolencia. Con tanta insolencia, de hecho, que Sasuke not贸 que su piel irradiaba un cierto brillo.

鈥”Est谩s preciosa 鈥”declar贸 sin poder evitarlo.

Ella levant贸 la mano y sacudi贸 la cabeza.

鈥”驴Qu茅... qu茅 quieres?

鈥”Ver a mi esposa. Abrazarla otra vez.

Ella puso los ojos en blanco, se apart贸 de 茅l y se acerc贸 al aparador, donde se sirvi贸 un vaso de agua.

鈥”Ahora que ya me has visto, puedes marcharte.

鈥”隆Sakura! 鈥”exclam贸 茅l con voz de mando鈥”, deja de ser tan susceptible. Estoy aqu铆 para decirte que mi padre va a celebrar el baile de oto帽o de todos los a帽os, y todo el mundo espera que asistamos.

鈥”隆Qu茅 estupendo! 鈥”exclam贸 ella elevando los ojos al techo鈥” .Y supongo que tendr茅 que fingir que todo va como la seda entre nosotros, y sonre铆r de felicidad cuando le robes un beso a tu amante en un oscuro rinc贸n. O mejor a煤n, en una terraza privada. Al parecer, sabes d贸nde se encuentran todas las terrazas privadas 鈥”a帽adi贸 depositando el vaso en el aparador con un golpe.

鈥”隆Maldita sea! 鈥”contest贸 茅l cada vez m谩s exasperado鈥”. 隆Ya te he dicho que no existe ninguna amante! 隆Nunca la hubo!

鈥”Por favor, ah贸rrate las mentiras. No voy a asistir.

脡l luch贸 para mantener la calma.

鈥”No puedes negarte, Sakura.

鈥”驴C贸mo puedes seguir pidi茅ndome nada? 鈥”grit贸 ella鈥”. 驴No me has quitado ya bastante? 驴Y ahora quieres llevarme a casa de tu padre para convertirme en el hazmerre铆r de todos?


鈥”驴El hazmerre铆r? 隆Voy a llevarte a casa de mi padre en calidad de esposa!


Pero Sakura no lo escuchaba.


鈥”隆Me tomas por una simple ni帽a a la que puedes poner en rid铆culo! 鈥”lo acus贸 moviendo la mano al tiempo que se volv铆a furiosa鈥”. 隆No me importa la clase de acuerdo al que crees que llegamos, el caso es que no voy a ser tu esposa s贸lo de nombre!


鈥”No puedes decir que s贸lo hayas sido mi esposa de nombre 鈥”intervino 茅l enfadado鈥”. Pero lo cierto es que, en estas dos 煤ltimas semanas, ni siquiera has sido eso.


鈥”驴Y por qu茅 iba a fingir? En cuanto te quedas solo, te precipitas a los brazos de otra 鈥”lo acus贸 ella, recogiendo un peri贸dico y arroj谩ndoselo鈥”. 隆Tus amigos se han asegurado de que saliera publicado en los peri贸dicos de la ma帽ana!


鈥”Eso es mentira. Yo...


鈥”No voy a convertirme en prisionera de este matrimonio por culpa de los votos que intercambiamos.


鈥”隆T煤 quisiste pronunciarlos!鈥”le record贸, 茅l furioso鈥”. 隆Ahora no pretendas que tus motivos fueron inocentes!


鈥”Apenas recuerdo cu谩les fueron 鈥”confes贸 con voz firme鈥”. Pero Dios sabe hasta qu茅 punto lamento mi falta de sentido com煤n algunas veces.


脡l se encresp贸, puso los brazos en jarras y la mir贸 enfadado.


鈥”Esc煤chame, Sakura, puede que hici茅ramos los votos en vano, pero las cosas han cambiado...


鈥”隆S铆, todo ha cambiado! Ya no quiero estar casada contigo. Ac茅ptalo, por favor: no deseo seguir casada contigo.


El temblor de la ira que sent铆a, se convirti贸 en verdadera furia. No era as铆 como habr铆a previsto que se desarrollara la entrevista. Se hab铆a imaginado a s铆 mismo cont谩ndoselo todo: que lo 煤nico que pod铆a ver era a ella, que s贸lo pod铆a pensar en ella, y que s贸lo la llevaba a ella en el coraz贸n.

Pero la forma cruel en que le estaba hablando hac铆a que una parte de 茅l deseara no haberla conocido nunca. Por desgracia, estaban casados. Pero eso no quer铆a decir que tuviera que permanecer en su compa帽铆a. Cruz贸 el sal贸n en dos zancadas, la agarr贸 del brazo y la acerc贸 a 茅l para que no hubiera lugar a error.


鈥”Puede que no desees estar casada conmigo, milady, pero lo est谩s, y vas a asistir al baile de mi padre. Si est谩s pensando en desafiarme, te llevar茅 a la fuerza. 驴Me has entendido bien?


鈥”隆Ja! 鈥”se burl贸 ella mirando hacia el techo鈥”. 驴Ahora me vas a decir d贸nde y cu谩ndo debo ir? Muy bien, milord, asistir茅. Pero no voy a acobardarme cuando se presente tu amante.


Sasuke, rebosante de rabia, apret贸 la mand铆bula para contener los juramentos que pugnaban por salir de su garganta y la solt贸.


Est煤pida mujer. Ni帽a est煤pida y tonta. Alg煤n d铆a iba a arrepentirse de haber pronunciado aquellas 谩speras palabras, pero en ese momento estaba demasiado enfadado como para que le importara si lo hac铆a o no. Entrechoc贸 los talones, dio media vuelta y avanz贸 a zancadas hacia la puerta.


鈥”Tengo que decirte una cosa m谩s antes de que salgas corriendo a encontrarte con tu amante 鈥”le detuvo ella con acritud.


脡l cerr贸 los ojos en un intento de hacer acopio de calma.


鈥”Ya tienes lo que deseabas 鈥”anunci贸 ella con voz un tanto inestable鈥”: Estoy embarazada de tu hijo.


脡l tuvo la sensaci贸n de que algo estallaba en su interior. Las intensas emociones que lo hab铆an incomodado todo ese tiempo explotaron de repente. Se sujet贸 al picaporte mientras su cerebro intentaba asimilar la maravillosa y amarga noticia.

Transcurrieron unos segundos antes de que fuera capaz de hablar. Se dio la vuelta despacio, para quedar frente a ella y se le desgarr贸 el coraz贸n al ver las l谩grimas en sus ojos.


隆Dios, cu谩nto dolor le hab铆a causado!


鈥”驴Est谩s segura? 鈥”pregunt贸 en voz baja.


鈥”隆S铆, s铆! 鈥”grit贸 ella mirando al cielo鈥”. 隆Estoy segura! 隆Vas a tener a tu precioso heredero! Puede que te deshicieras de Edmond como si fuera basura, pero ahora vas a tener un heredero leg铆timo.

A Sasuke se le estaba rompiendo el coraz贸n. Notaba c贸mo se part铆a.


鈥”Tambi茅n t煤 tienes lo que deseabas 鈥”declar贸 con suavidad, metiendo la mano en el bolsillo y sacando la pulsera que hab铆a comprado para regal谩rsela鈥”. Es cierto que me encontr茅 con lady Waterstone en el zoo poco despu茅s de que lleg谩ramos a Londres, pero fue por casualidad... al menos por mi parte. Supongo que me sigui贸. Pero le dije con toda claridad, que no existe nadie para m铆 excepto t煤. Y durante estos meses no ha habido nadie m谩s. Le dije que te amo. Con desesperaci贸n.


鈥”驴Q... qu茅? 鈥”tartamude贸 Sakura, llorando.


鈥”No puedo explicar por qu茅 ten铆a tanto miedo a decirlo o por qu茅 me ha sido tan dif铆cil de admitir 鈥”confes贸 茅l mirando sus encantadores ojos verdes claros鈥”. Hay muchas cosas que desconoces sobre Edmond. Pero le quiero, Sakura. Y te amo a ti. Tanto que me asombra la profundidad y la intensidad de lo que siento. Sue帽o contigo. Te necesito.


Not贸 que se le doblaban las rodillas y se apoy贸 en el respaldo de una silla.


鈥”Sufro por ti, Sakura. Mis d铆as y mi coraz贸n est谩n vac铆os cuando est谩s lejos de m铆. No soy nada sin ti. Eso es lo que hab铆a venido a decirte 鈥”termin贸.


Lanz贸 la pulsera sobre la silla y se fue, agotado por completo.
Cap铆tulo 30 por Candy-Uchiha
Notas de autor:

Esta historia ni sus personajes no me pertenecen, es una adaptación de la autora Julia London... Los personajes le pertenecen a M. Kishimoto. Yo solo la adaptó para compartirla con todos ustedes.


CAPÍTULO 30


A la mañana siguiente, Sakura se encontraba bastante mal, pero no estaba del todo segura de si era debido al embarazo o a lo confusa que estaba respecto a Sasuke. Sin embargo, su indisposición atrajo la atención de Hinata, quien encontró a Sakura inclinada sobre el baño y le ofreció una toalla limpia.

—¿Estás embarazada? —preguntó sin rodeos.

—Sí —respondió Sakura desplomándose en una silla y cerrando los ojos.

—¡Eso es maravilloso! —exclamó Hinata.

—No, no lo es —la contradijo Sakura.

—¡Sakura! ¡No vas a estropear esto con tu ira! ¡Es maravilloso!

Sakura se rió con amargura.

—No es mi cólera lo que lo estropea, Hinata, sino mi estupidez —dijo abriendo los ojos—. Vino hasta aquí para decirme que me amaba. Pero yo le insulté, Hinata. Me porté como una estúpida.

Hinata se rió.

—No es nada gracioso —se quejó Sakura mientras su hermana la ayudaba a sentarse.

—Sí lo es. Puedes ser muy dramática cuando te lo propones. Sólo habéis tenido una pelea de amantes, nada más.

—Y tú eres una experta en el tema —resopló Sakura.

—Más o menos como tú —replicó Hinata muy digna.


Sakura no podía discutírselo.


—¿Qué debo hacer, Hinata? ¡Estaba furioso cuando se marchó! Nunca le había visto así.


—No lo sé —admitió Hinata—, pero se me ocurre que tres cabezas discurren mejor que una.


—¿Qué quieres decir?


—Me refiero, querida, a que creo que hay más de una forma de cazar a un hombre que va a ser duque, y sospecho que, si Sally y nosotras unimos nuestros cerebros, llegaremos a descubrirlas.


—¡Ah, no, querida! —se escandalizó Sakura—. ¡Estoy demasiado avergonzada!


—Precisamente por eso es por lo que tenemos que reunimos a hablar —insistió Hinata, haciendo que se levantara—. Lo único que siento es que Ino no esté aquí para ayudarnos. Siempre se le ocurre algo —añadió.

—Yo también —suspiró Sakura, y ambas se fueron juntas a buscar consejo.


Antes del baile de su padre, Sasuke pasó dos días horrorosos, haciéndose reproches y preguntándose cuándo se había vuelto tan blando.


Se había comportado como un idiota, como un maldito estúpido. Todo ese asunto del amor nunca había sido su fuerte, y no sabía por qué demonios había pensado que iba a poder dominarlo. Bueno, no iba a volver a cometer el mismo error otra vez.

La próxima vez que una mujer se apoderara de su corazón —suponiendo que llegara a haber otra— se largaría a Broderick Abbey y se refugiaría en el trabajo.


A menos, claro está, que ella se encontrara viviendo allí, en cuyo caso quizá lo que hiciera fuera meterse en el Támesis hasta que el agua le tapara la cabeza y dejara de ver, oír y sentir.


Pero ella estaba embarazada de su hijo.
No dejaba de pensar en eso. Tal milagro le parecía una maravilla y se preguntaba cómo iría creciendo el niño en el vientre de Sakura, y cómo se estarían formando sus piernas y brazos. Aunque quizá se tratara de una niña, igualita a Sakura. Pelirosa y hermosa, y demasiado impertinente para su propio bien. Se había perdido ese milagro con Edmond y no pensaba volver a perdérselo.


En realidad, ahora que había dejado salir a la bestia del amor, temía no ser capaz de volverla a encerrar nunca. Tan sólo esperaba que Sakura, la bestia y él encontraran la manera de convivir.


Por el momento, la herida era demasiado reciente, motivo por el cual, la noche del baile, envió al cochero a recogerla con instrucciones explícitas de arrastrarla a la fuerza en caso de que ella se negara a ir.

El criado retrocedió horrorizado al oírle, pero Sasuke avanzó hasta que las narices de ambos quedaron pegadas y le explicó, con todo detalle, que, si se le ocurría desobedecer, perdería su empleo en esa casa.


Se vistió despacio, casi con desgana. Siempre había temido pasar una velada junto a su padre, pero la de esa noche no sabía si iba a poder soportarla siquiera.

¿Ver a Sakura en esos momentos, cuando el abismo entre ellos era más profundo?

Corría el riesgo de que el corazón se le desintegrara del todo. Estaba tan entumecido que temía que eso ya hubiera sucedido.


Hinata terminó de entrelazar las cuentas doradas, a juego con las que llevaba cosidas el vestido, en el cabello de Sakura.

Esta portaba en la muñeca la pulsera que Sasuke había lanzado sobre la silla.Cuando se decidió por fin a recogerla, vio que en la parte interna había algo grabado: «De S. U. para S. U. H. Los corazones unidos no se separan jamás».


Se había echado a llorar como una criatura.
Y en cuanto al vestido; bueno, Sakura siempre se admiraba del talento de Hinata, pero aquel traje era realmente hermoso.

Parecía una princesa.


Por lo que podía ver, Lucy y Sally, que permanecían de pie a un lado, estaban igual de maravilladas, ya que miraban boquiabiertas a Sakura como si nunca antes la hubieran visto.


—¿Qué pasa? —gritó, aterrorizada ante la posibilidad de que su embarazo fuera ya visible.


—Estás hermosa, querida —dijo Lucy.


—¿De verdad? —preguntó Sakura girando a un lado y a otro con el vestido dorado, haciendo que las lentejuelas capturaran la luz y consiguiendo que el vestido brillara.


—Queda muy bien con su cutis —añadió Sally, asintiendo pensativa, pero mirándola de manera crítica—, hay algo que no está bien del todo.


—¿Dónde? —preguntó Sakura con aprensión, mirándose con atención en el espejo.


—Humm —murmuró Sally, y tanto ella como Lucille y Hinata contemplaron a Sakura.


—¿De qué se trata? ¡Vais a volverme loca con tanto misterio!


—¡Aja! —exclamó Sally con una pequeña sonrisa. Se adelantó un paso, metió los dedos por el escote de Sakura y tiró de él hacia abajo, casi hasta la indecencia.


Sakura y Lucy chillaron.


—Tienes mucha razón —asintió Hinata dando su aprobación—. Que se insinúe un poco el pecho.


—¿Que se insinúe? —se escandalizó Sakura.


Se disponía a subirse el corpiño, pero la detuvieron las excla­maciones de Hinata y Sally.


—¡Déjalo así, boba! —la reprendió Hinata, bajando un poco los hombros del vestido. Sally y ella se apartaron un poco para examinarla—. ¡Ay, Sakura! —dijo con lágrimas en los ojos—, estás arrebatadora.


Un golpe en la puerta interrumpió lo que Ava estaba a punto de replicar. Se trataba de Morris.

—Ha venido un carruaje para usted, milady —anunció.

Las cuatro mujeres se miraron mutuamente, y de pronto, comenzaron a hablar todas a la vez, recogiendo la capa forrada de piel y los guantes. Cuando le entregaron todas sus pertenencias, Sakura suspiró, les dirigió una brillante sonrisa y las cuatro fueron en tropel hasta el vestíbulo.


Mientras lo hacían, pasaron por delante de lord Downey, quien se encontraba en la puerta de su estudio y que frunció el cejo al verlas.


—¡Todavía no entiendo por qué no fui incluido en la invitación! —gritó dirigiéndose a la espalda de Sakura.


Nadie le hizo caso.


Un lacayo de Uchiha salió al encuentro de Sakura en el vestíbulo, le hizo una profunda reverencia y mantuvo la puerta abierta para ella.


—¿Dónde está lord Uchiha? —preguntó Sakura, escrutando la oscuridad.


—Dijo que se reuniría allí con él —explicó el lacayo volviendo a inclinarse.


A Sakura se le desplomó el corazón. Tenía la esperanza de poder hablar con él de camino al baile, pedirle perdón por su comportamiento y decirle que ella también le amaba. ¡Que lío tan terrible había formado!


—Ah —exclamó, dirigiéndole al lacayo una sonrisa forzada—.Perfecto. Supongo que deberíamos ponernos en marcha.

—Sí, milady —respondió él, pasando por delante de ella para abrir la puerta del coche.

Sakura se cubrió la cabeza con la capucha de la capa y le dirigió una débil sonrisa a Hinata.


—¿Me prometes que vendrás en cuanto puedas?

Hinata la agarró y la besó en la mejilla.

—En cuanto le haya hecho un pequeño arreglo a mi vestido. Y recuerda, querida. Sé humilde. Sé que no es algo a lo que estés acostumbrada, pero tienes que intentarlo.

—Gracias, Hinata —dijo Sakura con ironía—. Voy a encontrarme con mi destino sabiendo que mi hermana cree que no soy capaz de ser humilde.

—No creo en absoluto que puedas serlo —insistió Hinata al tiempo que le daba un pequeño empujón hacia la puerta—. Sorpréndeme.

Y, después de eso, Sakura se perdió en la noche para intentar recuperar poco a poco el favor de su marido.


Miles de velas se habían encendido con ocasión del baile anual de otoño de los Uchiha. El brillo de las luces se podía ver a varias manzanas de distancia.

Si algo podía decir Sasuke a favor de su padre era que nunca reparaba en gastos.
Subió con dificultad los escalones, le dirigió una forzada sonrisa al mayordomo del duque y entró en la casa.


—¿Debo anunciarle, milord? —le preguntó el hombre mientras le indicaba a un lacayo, con un gesto de la cabeza, que se hiciera cargo del abrigo, el sombrero y los guantes.
—Creo que no. Entraré sin más, si no te importa.


—Como usted desee, milord —dijo el mayordomo con una profunda reverencia—. Ya he anunciado a lady Uchiha.


La mención de su nombre hizo que su corazón se saltara un latido. Asintió y entró, deteniéndose a saludar a varios conocidos, sonriendo y flirteando como hacía siempre, con el corazón adormecido por completo.


Como era de prever, el salón de baile estaba atestado. En cada entrada colgaba una rama de muérdago, así como de las seis lámparas que había sobre la pista de baile. Estaban bailando una cuadrilla y Sasuke se dedicó a contemplar a los hombres, vestidos con levitas negras, que giraban en torno a faldas de ricos colores, recordando una noche, similar a ésa, que se había desarrollado parecía hacer mil años, cuando coqueteó con Sakura mientras ambos bailaban esa danza.

Anduvo junto a la pared, deteniéndose a tomar un poco de champán y a charlar con sus amistades.


Todavía no había visto a Sakura; daba por hecho que estaría enfurruñada en algún rincón. Pero sí vio a su padre presidiendo la fiesta en una esquina, sentado en un sillón como si fuera un trono. Estaba inclinado sobre el brazo del sofá, hablando con alguien a quien Sasuke no podía distinguir.


Tampoco le interesaba.


Deambuló por allí, observando a los bailarines y escrutando la muchedumbre en un intento de descubrir algún indicio de Sakura.


O de Hinata, quien seguro que estaría cerca de ella. Se le pasó por la cabeza que quizá estuviera indispuesta dado su delicado estado, la concentración de bailarines y el calor. ¿Era posible que así fuera?


Su conocimiento sobre mujeres embarazadas era prácticamente nulo, pero tenía la impresión de que tenían cierta tendencia a estar siempre enfermas. Esa idea le provocó un leve acceso de pánico que lo obligó a mirar a su alrededor con más atención.


Por irónico que fuera, fue su padre quien le indicó dónde estaba Sakura. Sasuke se movió lo justo para ver al duque con mayor claridad y lo vio reírse; cosa de por sí asombrosa; ya que sólo recordaba haberlo visto reír un puñado de veces. Pero así era.
Tenía el rostro contraído a causa de la risa. Sasuke se sorprendió tanto que se acercó para descubrir quién era el alma caritativa que había logrado hacer semejante milagro.
Sakura.


Era Sakura quien estaba sentada con elegancia a su lado, más hermosa que nunca. Portaba un abanico que sabía que había pertenecido a su madre, y así era, ya que llevaba el sello ducal de Uchiha. Se estaba abanicando, le brillaban los ojos con intensidad y movía los labios a toda velocidad mientras contaba algún chisme.


Esa visión le sorprendió; Sakura y su padre apenas se conocían, y la vez que se habían visto no fue en la mejor de las circunstancias. Sin embargo, allí estaban sentados los dos, como si fueran un par de viejos amigos. Un par de viejos amigos. Su primer pensamiento fue que se habían unido por el desprecio que ambos sentían por él. No le costaba nada imaginárselos hablando de sus defectos y riéndose a su costa.


Se encontró de repente yendo hacia ellos, pensando ya en lo que iba a decirles. Su padre lo vio acercarse y se levantó extendiendo, presuroso, la mano a Sakura, quien también se puso en pie con una brillante sonrisa. Entonces, su padre hizo algo que estuvo a punto de conseguir que Sasuke se cayera de rodillas: le sonrió al tiempo que extendía la mano para saludarlo.

De hecho, cuando él llegó a su altura, no estaba seguro sobre el significado de tal acción, y se sintió aturdido cuando el duque le estrechó la mano y luego lo abrazó con afecto.


—Hijo —dijo—, permíteme que sea el primero en darte mis más sinceras felicitaciones.

Sasuke miró a Sakura, y ésta sonrió con nerviosismo.

—¿Perdón?

Su padre le soltó la mano, pero continuó sonriendo.

—No es necesario que disimules. Tu encantadora esposa me lo ha contado todo.
—¿Todo? —repitió él, mirando a Sakura.

Ésta se encogió de hombros disimuladamente a espaldas de su padre y esbozó una ligera sonrisa.

—Sí, todo. Lo buen marido que eres y, por supuesto, la noticia de que voy a tener un nieto.

Sasuke no se hubiera sentido más impresionado si el cielo se hubiera desplomado sobre su cabeza.

—Un buen marido —repitió en voz baja.

—Me habéis hecho muy feliz —señaló el duque—. Y ahora —añadió poniendo una mano sobre Sakura y empujándola hacia adelante—, tu esposa ha estado esperándote para bailar.

Ambos la miraron mientras ella se adelantaba un paso y colocaba la mano en la que le ofrecía Sasuke.


Él se inclinó y la besó en la mejilla.


—Buenas noches, Sakura.


—Buenas noches, Sasuke —respondió ella con suavidad.


Era increíble que el sonido de su nombre saliendo de los labios de Sakura pudiera hacer que el corazón empezara a latirle con tanta rapidez.


—Están tocando un vals —le hizo notar Sasuke—. ¿Puedes bailar? Quiero decir... ¿puedes...?


—Claro —respondió ella sonriendo de tal modo que se le formaron hoyuelos en las mejillas.


Él siguió contemplando aquellos ojos verdes que habían capturado su imaginación en una noche de primavera, casi dos años antes.


Sakura se rió.


—¿No querías bailar este vals?


Él sonrió, la condujo a la pista de baile, y siguió el ritmo sin poder apartar los ojos de su rostro.

—Creí que nunca te volvería a oír pronunciar mi nombre —susurró—. Ahora entiendo por qué era tan importante para ti.


Ella contuvo el aliento y miró con disimulo a su alrededor.


—Yo... Lo siento muchísimo —dijo—. No tenía ni idea de que pudiese llegar a ser tan arpía. Tenías razón, ¿sabes? Sabía perfectamente cuál era nuestro acuerdo, pero no estaba preparada, y no pude evitar enamorarme de ti como una loca.


Él oprimió su mano, se fijó en la pulsera que llevaba y sonrió.


—Lo entiendo —afirmó, volviendo a mirar sus verdes ojos y sus sonrosados labios—. A mí me pasó lo mismo. Ni por un momento me imaginé que llegaría a... amar. Así no. Te amo, Sakura. Tú tenías razón; sin ti sólo soy una cáscara vacía.


Ella sonrió y le brillaron los ojos al mirarlo.


—¿De verdad?


Echó la cabeza hacia atrás con una enorme carcajada. Él dio un giro, sin dejar de mirarla.


—¿Crees que podemos convertir esto en un matrimonio? Me refiero a un matrimonio de verdad, un matrimonio real, con sentimientos en vez de uno de conveniencia.


—Podemos hacer todo eso y más. ¿Cuándo —y mirando levemente su cintura continuó— seremos tres en la familia? —preguntó.


—En verano. Cuando florezcan los jazmines y las espuelas de caballero.


El corazón de él se llenó de alegría.


—Tengo tanto que contarte, Sakura... sobre Edmond y sobre mí y cómo ocurrieron las cosas.


—Quiero saberlo todo —afirmó ella con una sonrisa y sus verdes ojos brillando de felicidad—, pero todo eso puede esperar a esta noche, cuando estemos en casa, ¿no estás de acuerdo?


Casa. Ella iba a volver a casa. A Sasuke se le quitó un enorme peso de encima.


—Pero ahora... nos están mirando —añadió Sakura.


—¿Quiénes? —preguntó él distraído, sonriendo, con el resto de mundo convertido en un rumor distante.


—Todos —contestó ella con una carcajada—. Después de lo que se ha publicado en los periódicos...


Él echó un vistazo alrededor, vio muchas cabezas vueltas en su dirección, y se rió también.


—Amor, debería haberte advertido que nunca tendrás un momento de paz. Todos los ojos estarán siempre encima de nosotros, anotando cada movimiento y cada respiración. Es el riesgo que conlleva ser heredero de un ducado.


—No me importa —dijo ella, feliz—. Mientras te tenga a ti, no me importa.


—Entonces —respondió él guiñándole un ojo—, ¿por qué no les damos algo de que hablar?


—¿El qué?


La obligó a detenerse en mitad de la pista de baile, la rodeó con los brazos y la besó. Ella se rió contra su boca, pero se amoldó a él del mismo modo que hacía cuando lo deseaba, y él no consiguió obligarse a dejar de besarla hasta que Naruto le tocó en el hombro, y le susurró que estaban causando una verdadera conmoción.


Dos días después del baile, por la mañana llegó a Middleton House un mensajero con varias cajas. Dentro ellas había juguetes y ropa de recién nacido.


—Un regalo del duque —aclaró Sasuke, y, mientras Sakura lanzaba exclamaciones al abrir las cajas, él intentó asimilar mentalmente el nuevo comportamiento de su padre.


Le iba a costar tiempo confiar en él, suponiendo que alguna vez lo hiciera, pero era un alivio que agradecía.


Unos días después de eso, una criada llevó tostadas, café y la edición de la mañana del Times a las habitaciones del señor de Middleton House. Llamó a la puerta, se deslizó dentro, dejó la bandeja y volvió a salir.

Sakura obligó a Sasuke a salir de entre las sábanas para acercar la bandeja, cosa que él hizo, desnudo por completo, para gran placer de ella. Cuando regresó, se acurrucaron juntos para beber el café y leer el periódico a la vez. Cuando por fin llegaron a las páginas de sociedad, Sakura emitió un chillido de placer al ver un pequeño titular: «La caza».


Le arrebató la hoja a Sasuke mientras él masticaba un trozo de pan tostado y leyó en voz alta:

—«Al parecer, la temporada de caza ha llegado a su fin, y de nuevo el zorro ha engañado a todo el mundo con su astucia. Según atestiguan los asistentes a un reciente baile ducal, mientras todo Mayfair creía que el zorro iba a ser cazado por la viuda, era el cordero quien expulsaba a los sabuesos de la persecución y lo capturaba por entero.»


Sakura se rió y le dedicó una radiante sonrisa.


—Te cacé —afirmó, tocándole la nariz con el dedo.


—La verdad, milady —señaló Sasuke—, es que hace tiempo que no jugamos a eso. —Dejó el periódico a un lado, la tostada al otro, y el zorro atrapó al cordero entre sus brazos—. Vuelve a cazarme —pidió contra su boca, haciendo que su bella esposa se echara a reír.

Notas:
CAP脥TULO 31


鈥“芦Queridas Sakura y Hinata, lamento informaros de que todav铆a no he averiguado lo que le ha sucedido a mi familia. Empiezo a perder la esperanza de llegar a saberlo alg煤n d铆a, pero el se帽or Percy me dice que tenga paciencia.禄

隆Maldito se帽or Percy! 鈥”grit贸 Hinata, sacudiendo la carta que le estaba leyendo a Sakura.


鈥”隆Sigue leyendo! 鈥”orden贸 茅sta.


鈥”芦La pasada tarde, cenamos en casa de sir Blanmouth, y me convencieron para jugar al billar despu茅s de la cena. Me sorprend铆 cuando gan茅 una ronda. El se帽or Percy dijo que tengo un don natural para el billar, pero que no me recomendaba que me lo tomara como una ocupaci贸n. Le asegur茅 que no iba a hacerlo.禄


鈥”隆Santo Dios, est谩 jugando al billar! 鈥”gimi贸 Sakura鈥”. 驴Qu茅 crees que ser谩 lo siguiente que har谩? 驴Apuestas?


鈥”No creo que sea nada tan malo como eso, querida 鈥”la tranquiliz贸 Sasuke con una sonrisa, antes de volver a centrar su atenci贸n en el libro sobre caballeros y batallas que estaba leyendo, con mucha atenci贸n, junto a Edmond Foote.


El ni帽o y su padre hab铆an ido a Londres hac铆a poco para visitar al hombre que el peque帽o Edmond cre铆a ahora que era un t铆o lejano: lord Uchiha.

鈥”Sigue, Hinata, lee el resto 鈥”insisti贸 Sakura.


鈥”芦Supongo que para obtener respuestas tendr茅 que seguir viajando.禄


Hinata suspir贸 con irritaci贸n.


鈥”驴No te parece que, al menos por una vez, podr铆a tomarse la molestia de decir qu茅 preguntas son las que necesitan respuesta?


Continu贸 leyendo:


鈥”芦Supongo que tardar茅 otro mes y luego volver茅 a casa, aunque el se帽or Percy me ha advertido que los viajes pueden hacerse muy lentos en esta 茅poca del a帽o debido a las lluvias. Volver茅 a escribiros pronto. Mi afecto para todos, y en especial para mi futuro ahijado. Con Cari帽o, Ino禄


Hinata dej贸 la carta y mir贸 a Sakura

鈥”驴Qui茅n es el se帽or Percy? 鈥”grit贸 dirigi茅ndose a las vigas del techo.


鈥”Supongo que no lo sabremos hasta que se digne volver a casa 鈥”respondi贸 Sakura con dulzura, acariciando la mano de su hermana.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.


Esto es todo chicas espero hayan disfrutado de esta hist贸ria, hagan saber si les gustaria que adapte el siguiente libro ???? nos vemos
Esta historia archivada en http://www.fanfic.es/viewstory.php?sid=72205