Subaru y Emma por Alice Lidell
Summary:

Al no verse por un buen tiempo, Subaru y Emma pasan momentos complicados, ¿Podrá entender Emma sus sentimientos a tiempo?


Categorías: ANIME/MANGA Personajes: Ninguno
Generos: Romance
Advertencias: Incesto
Desafio:
Serie: Ninguno
Capítulos: 7 Finalizado: No Numero de palabras: 4501 Leido: 1286 Publicado: 27/07/2014 Actualizado: 13/11/2017
Story Notes:

-"¿Subaru - san, que estabas haciendo?"...

Subaru no nizo más que sonrojarse y entró en pánico xD

1. A punto de... por Alice Lidell

2. Un consejo inesperado por Alice Lidell

3. Un momento incómodo por Alice Lidell

4. Confesión por Alice Lidell

5. ¿Vacaciones familiares? por Alice Lidell

6. Primer día de vacaciones por Alice Lidell

7. por Alice Lidell

A punto de... por Alice Lidell
Notas de autor:

Este capitulo me dió un poquito de coraje (a pesar de que yo lo escribí), espero les guste. 

-" Subaru - san, ¿Qué estabas haciendo?", preguntó Emma sonrojada. Él se sonrojó aún más y no supo que responder. Emma se levantó y optó por irse, pero Subaru la tomó de la mano y la sostuvo contra la pared. -"Subaru - san...", fue lo único que pudo decir Emma. Estaba realmente nerviosa. Él estaba igual que ella, pero sintió que no tendría otra oportunidad. -"Emma... ¿Qué has pensado... acerca de lo que te dije?". No supo que responder. Varios de los hermanos Asahina le habían confesado sus sentimientos y se había disculpado por no corresponderles. Sin embargo, con Subaru era distinto. Ambos se ponían cada vez más tensos. -"Emma", dijo él mientras se acercaba lentamente a ella. -"Yo te quiero, quiero que estés a mi lado...". Subaru iba a besarla. Emma se sonrojó, sin embargo no se apartó, no estaba segura de que pasaba, pero era como si su cuerpo y su mente conspiraran en su contra. Subaru se acercaba cada vez más y fue entonces que... 

-"¡Onii - san!". Se escuchó la voz de Wataru por toda la casa. Subaru se apartó de Emma, y su mirada reflejaba tristeza. Ella sólo lo miraba con preocupación. -"¿Cuándo llegaste onii - san?=, preguntó Wataru abrazándolo. -"Hace un rato", respondió Subaru con una sonrisa fingida que Emma notó enseguida. -"Que bien que hayas venido", dijeron Masaomi y Ukyo. Poco a poco, los hermanos Asahina llegaban a casa y llenaban de preguntas a Subaru. Mientras todas las miradas iban hacia él, la de él sólo iba hacia Emma y viceversa. -"Mi corazón... late con fuerza", dijo ella poniendo su mano en su corazón. -"Me alegra que hayas vuelto". Era Natsume. La mirada de Subaru cambió. Emma se puso aún más nerviosa. Natsume le había confesado sus sentimientos e incluso la había besado, sin embargo, ella se disculpó al no sentir lo mismo. -" ¿Porqué no avisaste que llegabas?", preguntó Natsume. Subaru lo miró con seriedad. Los hermanos Asahina sabían que habría un problema. Todos se miraban de reojo esperando la respuesta de Subaru. Cuando este finalmente habló sólo dijo: -"¿Qué habrá para cenar, Ukyo nii - san?". Pasó a un lado de Natsume sin siquiera mirarlo y se dirigió a donde Ukyo. Incluso Emma se sorprendió. Natsume se quedó ahí parado hasta que pudo digerir lo que acababa de ocurrir. -"Natsume - san". Emma se había acercado a él. Natsume la abrazó y le dijo: -"Cuídalo". Se fue. Subaru había visto el abrazo pero se contuvo. No quería hacer sentir incómoda a Emma. Terminaron de cenar y todos quisieron escuchar cómo le iba a Subaru. Éste decidió relatarles todo, a pesar de que estaba agotado y ya era algo tarde. Cuando terminó, todos se retiraron a dormir. Sólo Emma no podía dormir. Daba vueltas en su cama, pensando en todo lo que había pasado ese día. Quería entender sus sentimientos, estaba confundida. Ella siempre quiso tener una familia así de grande, cariñosa y buena como los Asahina, y ahora pasaba esto. Pensó y pensó hasta que por fin se quedó dormida. Aún en sus sueños, veía la imagen de Subaru a punto de besarla. 

Notas:

¡Qué emoción! o por lo menos yo lo creo hehhe, espero les haya gustado, intentaré subir el siguiente capitulo mañana, si no puedo lo haré en la semana, gracias a los que leyeron el primer capítulo y espero lean esta historia conmigo, gracias!

Un consejo inesperado por Alice Lidell
Notas de autor:

Perdon por tardar, fue mi primera semana en la universidad y no tuve mucho tiempo, espero les agrade el capitulo =)

Subaru tampoco pudo dormir esa noche. Pensaba en lo cerca que estuvo de aclarar las cosas con Emma, de besarla… y por otro lado estaba Natsume. No era que no quisiera a su hermano, pero una cosa era decepcionarlo, y otra muy diferente era querer arrebatarle a la chica que quería. Se sintió frustrado. ¿A quién debía poner primero? ¿A su familia? ¿O a sus sentimientos? Decidió bajar a la cocina por un poco de agua, tal vez eso ayudaría. Cuando bajó, vio la luz prendida y pensó que alguien había entrado, pero al acercarse, notó que era Hikaru. –“Hikaru nii – san, debiste avisar que venías”, dijo Subaru algo aliviado. –“Lo mismo digo Subaru”, respondió Hikaru con una sonrisa burlona. –“Masaomi me comentó lo que pasó hoy con Natsume”, agregó. Subaru sólo miraba hacia el suelo. –“¿Cuándo hablaste con Masa – nii?, preguntó Subaru. –“Llamé para avisarle que vendría, y el me comentó todo, y por cierto”, su tono se torno serio, -“Sólo un pequeño consejo, tu felicidad y la de quién amas siempre irá primero, no lo olvides”. Volvió a sonreír burlonamente y se fue a su habitación. Subaru no tuvo tiempo de responder, volvió a su habitación y dijo: -“Gracias, nii – san, no sé cómo lo hiciste, pero me has dado un poco de paz”. Se recostó y no pensó en otra cosa que no fuera Emma. Sus ojos. Sus labios. Toda ella era simplemente perfecta. Desde el día en que la conoció, Subaru sintió que algo había cambiado en él. Él siempre había tenido bien definidas sus metas, y un día, al volver a casa, ahí estaba. Una chica que jamás había visto, con un hermoso cabello castaño claro, una sonrisa encantadora y una voz tan dulce que creyó podía escuchar por siempre. Esa era Emma. En el momento en que sus miradas se cruzaron, el supo que ella era diferente, que era especial. Fue recordando uno a uno todos esos momentos que, provocaron que distintas emociones nacieran en él. Al poco rato, dormía profundamente.
Era medio día, y fue también la hora en la que Subaru despertó. Era sábado, así que supuso que todos estarían en casa. Cuál fue su sorpresa al encontrarse solo con Masaomi, Wataru, Kaname y Emma. –“¿Dónde están los demás?”, preguntó algo confundido. –“Me temo que trabajando, excepto Yuusuke, el debe seguir durmiendo”, respondió Masaomi. Emma y Subaru se miraron. Emma sintió como si fueran a salir lágrimas de sus ojos. Subaru la miró con tristeza y apartó su mirada rápidamente. –“Me daré una ducha, ya vuelvo”. Subaru subió rápidamente la escalera. –“Bueno, me temo debo retirarme, dejé algunos asuntos pendientes en el templo”- dijo Kaname antes de salir. Cuando Subaru salió del baño, Emma jugaba con Wataru. –“¡Iré al parque de diversiones con Masa – nii!”. Se oía gritar al niño por todos lados. En ese momento, Masaomi bajó corriendo. –“Lo lamento Wataru, no podré llevarte hoy, surgió algo importante en el hospital y debo ir ahora”. Pudo verse la cara de decepción de Wataru. Masaomi se quedó pensativo un momento y entonces dijo: -“ ¿Porqué no vas con Subaru y Emma?”. Ambos voltearon a verse. Estaban muy sorprendidos. –“Pero… no faltaría un boleto onii – san?”, preguntó Subaru. –“ No hay problema con eso, habíamos comprado 3 boletos para poder invitar a Hikaru, pero no pudo, así que, ¿sí podrían llevarlo?”. Emma y Subaru se miraron un momento y dijeron al unísono: -“Por supuesto”.
Notas:

Les agradó? procuraré subir prntó el otro =)

Un momento incómodo por Alice Lidell
Notas de autor:

-"Lo siento, ya no podía soportarlo", dijo Subaru... Emma estaba sonrojada hasta las orejas 

 

-“Por supuesto”, dijeron al unísono. Salieron de la casa, y a pesar de todo, ninguno se sintió incómodo. Tal vez era por la presencia de Wataru, ésta alegraba un poco el ambiente. Cuando llegaron al parque de diversiones, Wataru tomaba de la mano a Emma y a Subaru, y comenzó a dar saltos con mucha alegría.
–“Onee – san, quiero subir a ese”, dijo Wataru. Quería subir a la montaña rusa. La cara sonriente de Emma se tornó aterrada.
–“¿Ocurre algo Emma?”, preguntó Subaru.
–“Yo… le tengo miedo a ese juego”, respondió Emma un poco pálida. Subaru sólo la miraba atontado. Le parecía algo tierno.
–“Pues, podríamos”…
-“¡Subaru! ¡Onee – chan!”. Era Hikaru. Venía corriendo a toda prisa y se veía cansado.
–“Hikaru – san, ¿Qué haces aquí?”, preguntó Emma.
–“Salí a tiempo de la editorial y pude venir. Llamé a Masaomi y me dijo que estarían aquí, ¿qué ocurre?”. Emma palideció un poco.
–“Wataru quiere subir a aquel juego, pero a Emma le asusta”, dijo Subaru. Hikaru la miró tiernamente. La tomó de los hombros, la arrojó hacia Subaru y tomó a Wataru de la mano para luego irse corriendo.
–“¡Hikaru nii – san!”, gritó Subaru.
–“¡Diviértanse!”, respondió Hikaru dejándolos atrás.
Ni Subaru ni Emma supieron cómo reaccionar. Sólo vieron como Hikaru se alejaba con un Wataru muy confundido. Seguían intentando entenderlo, y para cuando lo notaron, Emma seguía en los brazos de Subaru.
–“Lo lamento, Subaru – san”, dijo Emma apartándose y evitando sonrojarse, para lo cual ya era tarde. Subaru no dijo nada y sólo miro a otro lado para evitar que Emma lo viera así de apenado.
–“¿Qué haremos ahora?”, preguntó ella.
–“Ya estamos aquí, ¿porque no nos divertimos un poco?”, respondió Subaru tendiéndole su mano. Emma dudó un poco, pero al final sonrió y lo tomó de la mano. Subían a todos las atracciones que veían. Subaru nunca había visto tan feliz a Emma, y lo mismo pasaba con ella. Jamás había visto a Subaru sonreír así. Su corazón latía más rápido cada vez que miraba la sonrisa de aquel chico. Ya era tarde, aproximadamente las 7. Habían subido a todos los juegos, excepto a uno. La montaña rusa.
–“¿De verdad no quieres intentarlo?”, preguntó él.
–“Me asusta, Subaru”, respondió Emma.
–“Yo estaré contigo, confía en mí””. Emma ni siquiera notó que llamó a Subaru sin necesidad de un “san” al final. Subieron a la montaña rusa. Las manos de Emma temblaban demasiado.
–“Relájate, yo estoy contigo”, dijo Subaru mientras tomaba su mano y entrelazaba sus dedos con los suyos. Ella se sonrojó, sin embargo no retiró su mano, al contrario, apretó la mano de Subaru con fuerza. El juego comenzó. Al principio, Emma tenía mucho miedo, pero al estar sujeta de Subaru, todo temor en ella se disipó. Cuando terminó el juego, Emma bajó con una enorme sonrisa en su rostro. Habían esperado bastante para subir, así que ya era algo tarde.
–“¿Qué te pareció?”, preguntó Subaru.
–“¡Fue asombroso!”, dijo Emma dando pequeños saltos por todos lados.
–“Me alegro por eso, pero ¡ve con cuidado!”. Emma había tropezado. Se hubiera caído de no ser porque Subaru la atrapó. La tenía abrazada de la cadera, y tan cerca que podía sentir su respiración.
–“Subaru – san, yo…”. Esta vez no tuvo tiempo de hablar. Subaru la besó. La abrazó con fuerza. Emma recargó sus manos en el pecho de Subaru, como si quisiera apartarlo, pero no lo hizo y dejó que continuara. Él la apegó a su pecho y ella sólo sentía como su cuerpo se iba sintiendo cada vez más débil. Se besaron hasta que sus labios ya no pudieron más. Subaru la miró, y estaba sonrojada hasta las orejas.
–“Lo siento, pero ya no podía soportarlo”, dijo él disculpándose.
–“No te preocupes, Subaru – san”, respondió ella bajando la mirada y sonrojándose aún más. Se miraron un largo tiempo. Ambos se preguntaban que había sentido el otro.
–“¿Qué esperas para salir de ahí?”.
Notas:

¿Les agradó? Espero y si, creánme me esfuerzo por ser puntual, espero sigan leyendo junto conmigo. 

Nos leemos el otro sábado =)

Confesión por Alice Lidell
Notas de autor:

El quinto capítulo :3 se suponia debia subirlo ayer hehe pero aqui esta 

-“¿Qué esperas para salir de ahí?”, dijo Subaru algo molesto.
-“Tranquilízate Subaru, no quiero que te molestes después de tan lindo momento”, dijo Hikaru sonriendo. Un agotado Wataru dormía apaciblemente en la espalda de Hikaru. Emma se apenó lo suficiente como para ponerse aún más roja. Estaba asustada. ¿Qué pasaría si Hikaru comentaba a los demás lo ocurrido?
-“¿Por qué te has sonrojado onee – chan?”, preguntó Hikaru acercándose a Emma, -“No te preocupes, su sucio secreto estará a salvo conmigo”. Emma se sintió aún peor. Hikaru había dicho “sucio”, y eso definitivamente no era algo bueno.
-“Ya basta Hikaru nii – san”, dijo Subaru aún más molesto colocándose al frente de Emma, -“No hay razón para que tomes esto como un juego”. El semblante de Hikaru cambió rápidamente. Emma nunca lo había visto tan serio.
-“¿Crees que lo tomo como un juego?... Estás equivocado Subaru, quería amenizar el ambiente, ya que está muy tenso es todo, pero si tanto te molesta, me iré a casa y… onee – chan”, dijo Hikaru mirando a Emma, -“Sea lo que sea que elijas, procura que te haga feliz, ¿de acuerdo?”. Se fue. Emma nunca se había sentido tan incómoda en su vida. Ahora sabía que Hikaru no diría nada a nadie, pero con que alguno de los hermanos Asahina lo supiera, significaba que habría problemas.
-“Te pido disculpas Emma”, dijo Subaru preocupado, -“No era mi intención llegar a tanto, es sólo que… ya no pude soportarlo más”.
-“No tienes que disculparte, Subaru – san”, dijo Emma volviendo a su color natural.
-“Emma, ¿Qué es lo que sientes por mí?”, preguntó Subaru abruptamente. Era una pregunta muy repentina. Ni siquiera Emma sabía lo que sentía. Estaba muy confundida.
-“No lo sé, Subaru – san”, respondió conteniendo sus lágrimas. –“¿Por qué tengo ganas de llorar?”. Se preguntó repetidamente. Tal parecía que Subaru hacía lo mismo que ella. Contener las lágrimas.
-“Entiendo. Deberíamos volver a casa, se hace tarde”. Cuando llegaron a casa, Masaomi, Kaname y Louis se encontraban conversando en la sala.
-“Me alegra que hayan vuelto chicos”, dijo Masaomi sonriendo, -“¿Cómo les fue?”. Emma no pudo responder, sólo sonrió y subió a su habitación.
-“Bien”, respondió Subaru subiendo a su habitación. Los tres hermanos se quedaron confundidos. Al entrar a su cuarto, Emma ni siquiera encendió la luz. Solamente se recostó en su cama y comenzó a llorar.
-“¿Por qué siento este dolor tan grande en mi corazón?”, dijo entre sollozos. Estaba a punto de quedarse dormida, pero alguien tocó a la puerta. Se enjugó las lágrimas y fue a abrir.
-“Louis – san, ¿qué ocurre?”, preguntó Emma.
-“Creo que tú deberías explicar eso Chi”, dijo Louis esbozando una frágil sonrisa. Entró a la habitación y cerró la puerta tras de sí. Había notado inmediatamente las lágrimas de Emma, y eso lo había angustiado aún más. –“¿Qué fue lo que pasó hoy con Subaru?”, preguntó.
-“No ha pasado nada, es sólo que volvimos agotados”, mintió Emma, pero Louis no le había creído tan fácil. La miró de una manera tan seria, que Emma terminó por contarle todo. Su reencuentro con Subaru, el beso, todo.
-“Creo que deberías hablar con él Chi”, dijo Louis, -“Las cosas seguirán así si no aceptas tus sentimientos. Debes decirle que lo quieres”.
-“Pero él ya lo sabe. Es mi hermano mayor, y por eso lo quiero”, respondió Emma. Louis sonrió y se acercó a ella abrazándola.
-“Sé que eres muy feliz desde que llegaste aquí Chi, y sé que nos quieres como tu familia, sé que no quieres hacer nada que lastime a nuestra familia, pero también sé que quieres a Subaru con todo tu corazón”, dijo Louis apartándose y viendo como Emma volvía a llorar.
-“Tienes razón Louis – san. Ustedes son importantes para mí, pero… yo quiero a Subaru. Él es muy importante para mí, pero creo que sólo le he causado problemas”, dijo Emma intentando dejar de llorar.
-“Si sólo le causaras problemas, ¿no crees que ya habría dejado de insistir? Yo lo conozco. Sus sentimientos por ti son igual de fuertes como los tuyos por él, sin embargo, debes estar consciente que no será fácil que estén juntos, ¿lo sabes, verdad?”, el rostro de Louis se veía preocupado.
-“Lo sé, y es por eso que mientras más alejada de él esté, será mejor para todos”, dijo Emma calmándose.
-“¿No lo has entendido Chi? Deja de pensar en los demás, y piensa en tu felicidad por un instante. ¿Lista?”
-“Si. Ya lo pensé”, dijo Emma entusiasmada.
-“¿Y?”
-“Iré a hablar con Subaru. Voy a decirle todo lo que siento”, dijo Emma saliendo de su habitación y corriendo hacia la de Subaru. Cuando llegó a su puerta, las rodillas le temblaban, pero no se echaría para atrás. Quería decirle lo mucho que lo quería mientras lo abrazaba. Estaba a punto de tocar cuando escuchó voces.
-“Tú no puedes hacerla feliz. Aléjate de ella”.
Notas:

Espero haya sido de su agrado, nos leemos el sábado =)

¿Vacaciones familiares? por Alice Lidell
Notas de autor:

Sé que ya tarde bastante, pero aquí les dejo el capítulo heheh espero sea de su agrado

Emma ahora estaba más confundida que antes. ¿De quién era la voz que había escuchado? Definitivamente no había sido la de Subaru. Volvió a su habitación y Louis ya no estaba. Se recostó u comenzó a pensar acerca de lo ocurrido. Por un momento, había llegado a pensar que la voz era de Natsume, pero al pensarlo bien, esta voz no sonaba tan grave. Decidió que se lo comentaría a Louid al día siguiente, por lo pronto, se iría a dormir.

A la mañana siguiente, Emma bajó a desayunar y se encontró con todos los hermanos en la sala.

-"Me alegra que hayas bajado, te estábamos esperando", dijo Masaomi con una sonrisa. Emma lo miró algo sorprendida. Tomó asiento a un lado de Subaru, y gracias a esto ambos ya estaban sonrojados.

-"De acuerdo, ya que estamos todos reunidos, podemos hablar tranquilamente sobre slgo sumamente importante", dijo Ukyo un poco serio. Emma y Subaru se mirron de reojo con pánico. ¿Podría ser que Hikaru haya dicho lo que pasó? Sus nervios pasaron cuando escucharon la verdadera razón de aquella junta matutina.

-"Ukyo y yo hemos estado pensando que, ya que es verano y dado que Subaru pudo venir a visitarnos, deberíamos de salir de vacaciones todos juntos", dijo Masaomi emocionado. Los demás hermanos se miraron un poco molestos. Pensaron que sería algo más importante, sin embargo salir de vacaciones no sonaba nada mal.

-"Queríamos pedirles ayuda para pensar a donde podríamos ir", dijo Ukyo, "Queremos que todos se sientan a gusto a donde sea que vayamos a ir".

-"Vayamos a Londres", dijo Tsubaki con esa sonrisita burlona. Los demás hermanos lo miraron con molestia.

-"Toma enserio esto Tsubaki, no podemos ir a Londres, por lo menso no ahora", dijo Masaomi.

-"Vayamos a Okinawa", dijo Kaname sonriendo. Los demás se miraron dudosos.

-"No creo que los demás estén de acuerdo así que, ¿hay alguna sugerencia más?", preguntó Masaomi. Esperaba que no quedara en Okinawa, no quería ir sólo a ver lagos.

-"Vayamos a Kioto", dijo Subaru. Todos lo miraron sorprendidos, incluso Emma.

-"Me parece buena idea, ¿Los demás está de acuerdo?", preguntó Ukyo. Todos asintieron con una sonrisa.

-"Kioto será entonces, arreglaré lo necesario para que vayamos", dijo Ukyo. Los demás asintieron y se retiraron a hacer sus labores, excepto Subaru, él se quedó sentado en el sofá mirando hacia el techo con su mirada perdida. Emma se levantó para no molestarlo, pero él la tomó de la mano.

-"No quiero que te vayas", dijo Subaru mirándola con tristeza. Emma se sentó a su lado.

-"Subaru yo...", él no la dejó terminar. La besó con ternura. Emma por supuesto, entró en pánico.

-"No puedes hacer eso aquí, alguien podría vernos", dijo ella apartando a Subaru, "Tengo algo que decirte", dijo sonrojandose. Subaru la miró intrigado.

-"Verás, yo quería decirte, bueno, hablarte acerca de... mis sentimientos". Emma ni siquiera sabía cómo iba a comenzar, sentía como las piernas le emblaban y sentía como su cara se iba poniendo cada vez más roja. Subaru se estaba poniendo nervioso. Emma se fue acercando lentamente a él mientras que él la rodeó por la contura apegándola cada vez más a su pecho. Ambos terminaron recostados en el sofá, sintiendo la respiración del otro. -"Yo sólo... quería decirte que... yo te...". Emma no pudo terminar. Se escucharon unos pasos, así que se separaron rápidamente.

-"Ya habrá oportunidad de decírselo", pensó Emma. Por parte de Subaru, trataba de calmarse. Se había puesto muy nervioso, y ahora su cuerpo estaba más que intranquilo.

-"Ya está todo arreglado. El próximo sábado nos vamos a Kioto", dijo Ukyo entusiasmado.

Notas:

Espero les haya gustado, y procuraré ser mas puntual, espero sigan leyendo esta historia conmigo :)

Primer día de vacaciones por Alice Lidell
Notas de autor:

Sé que he tardado, pero aqui esta el cap. no he tenido mucho tiempo para pensar asi que juzguenme poquito 

Emma intentó toda la semana confesar sus sentimientos a Subaru, sin embargo, si no llegaba Wataru gritando que quería jugar, llegaba Kaname orando, o Tsubaki y Azusa ensayando. Toda la semana de Emma se fue en vano intentado confesarse, pasó tan rápidamente, que ni siquiera notó cuando llegó el esperado día de las vacaciones “familiares”.
-“Espero estén todos listos, saldremos en una hora exacta”, dijo Ukyo apresurando a todo el mundo. Emma subió a su habitación para arreglar sus cosas. Se encontraba de espaldas a la puerta, cuando alguien tocó.
-“Subaru – san, ¿Qué ocurre?”, preguntó ella curiosa. Subaru simplemente entró y la beso en los labios. Emma adquirió un pequeño color rojo en sus mejillas.
-“Quería decirte que te quiero, y que esperaré el tiempo necesario por ti”, dijo sonriendo mientras salía de la habitación de Emma. Ella se tiró en su cama y colocó sus dedos en sus labios. Se sentían tibios…
-“Ya es hora chicos, vámonos.” Ukyo comenzó a subir las maletas a los autos, mientras que todos subían.
-“Ven con nosotros onee – san”, dijo Wataru tomándola de la mano. En ese auto conducía Masaomi, como copiloto Hikaru, y en la parte de atrás iban Wataru, Emma, Yuusuke y Subaru. Emma estaba sentada en medio de ambos hermanos, cargando al pequeño Wataru en las piernas. Subaru miraba a Emma de reojo, y ella sólo intentaba no responderle. Sabía que podrían verlo por el espejo retrovisor, y entonces ahí terminaría todo.
-“¿Cómo estarán organizadas las habitaciones Masaomi nii – san?”, preguntó Yuusuke.
-“No tengo ni la menor idea, Ukyo nos los dirá cuando lleguemos”, respondió Masaomi. El resto del viaje no hubo ningún tipo de conversación, n hasta que llegaron al hotel en Kioto.
-“Hemos llegado muchachos, por favor bajen sus maletas”, dijo Hikaru mientas le guiñaba el ojo a Emma. Cuando todos estuvieron reunidos en la recepción del hotel, excepto Natsume y Fuuto, habían tenido que trabajar y no pudieron asistir.
-“Iré a ver como quedaron las habitaciones, en cada una habrá dos personas, ya vuelvo”, dijo Ukyo mientras se alejaba. Estuvieron esperando un buen rato hasta que Ukyo llegó un poco molesto.
-“Bien chicos, resulta que ha habido un error en quienes iban a estar junto en las habitaciones, quise corregirlo pero no me lo permitieron, así que quedamos en este orden: Masaomi y yo, Iori y Hikaru, Tsubaki y Azusa, Kaname quedará sólo, Yuusuke con Wataru y finalmente Emma con Subaru.
Nadie parecía inconforme con esto, mucho menos Kaname, podría orar en total tranquilidad. Claro que, a Emma y Subaru no les agrado mucho el orden.
-“¿Por qué el orden terminó así?, preguntó algo nervioso Subaru.
-“Hubo un error, se suponía que Wataru estaría con Emma y Yuusuke contigo, pero si no están de acuerdo pueden cambiarse, no veo cual sea el problema, nadie en el hotel lo sabra”, respondió Ukyo.
-“De acuerdo, yo me quedaré con Wataru”, dijo Emma. No era que no quisiera estar con Subaru, pero sabía que sería algo incómodo. Todos fueron a sus respectivas habitaciones para ordenar sus pertenencias y bajaron inmediatamente para hacer un recorrido por la ciudad. Estuvieron casi todo el día visitando templos, y las diversas calles de Kioto llenas de árboles de cerezo y muchas comidas deliciosas por probar. Cuando volvieron al hotel, eran alrededor de las siete.
-“Habrá un espectáculo en punto de las diez, mientras tanto, descansen o recorran el hotel”, dijo Masaomi tomando de la mano a Wataru. Emma se encontraba bastante cansada, pero antes de irse, Ukyo la llamó.
-“¿Podrías decirle a Yuusuke que baje?”, le dijo Ukyo sonriendo. Emma asintió y tocó a la puerta de la habitación, sin embargo nadie abría. Decidió entrar. La habitación estaba oscura y no había señales de Yuusuke, ni de Subaru. Emma se quedó un momento sentada en una de las camas cuando se dejó caer profundamente dormida.
Notas:

espero haya gustado =)

por Alice Lidell
Notas de autor:

Como están preciosuras!!! Siglos sin poder publicar! Espero disfruten la continuación:333

Emma seguía recostada sobre la cama. Estaba muy agotada. Todo estaba oscuro, y poco a poco comenzaba a quedarse dormida. Se olvidó por completo de buscar a Yuusuke. Llegó un momento en el que sintió como unas manos acariciaban lentamente sus piernas descubiertas por una falda.

-¿Que demonios! - gritó levantándose de un golpe.
Al estar completamente incorporada, pudo ver a un Subaru completamente sonrojado, hincado frente a ella.

-Perdoname... Es que... Entré y te vi ahí... No pude contenerme...

La habitación seguía completamente oscura. En un instante, Subaru se levantó y se dirigió hacia la puerta, pero Emma lo detuvo. Lo abrazaba por la espalda.

-No te vayas. Yo... Te amo, Subaru.
Él no sabia como reaccionar, había deseado escuchar esas palabras desde hacía mucho. Volteó y la besó como nunca.

-Y yo a ti, Emma, más que nada en este mundo.

Se miraron fijamente, y juntaron sus labios en un beso apasionado y profundo. Emma se abrazó a su cuello, mientras que Subaru la tomaba de la cintura, bajando poco a poco sus manos, comenzando a acariciar el cuerpo de ella.

Recostados, no se separaban ni por un segundo.

-Subaru estás ahí? - se escuchó una voz afuera.
Se separaron rápidamente, y Emma se escondio lo mejor que pudo.

-¿Qué pasa Yuusuke? - pregunto Subaru abriendo la puerta.

-¿Has visto a Emma? - preguntó Yuusuke.

-No. ¿Qué quieres con ella?

-Ya lo sabes. Ella me gusta.

-Y tú ya sabes que no te dejaré acercate a ella. Yo la amo.

-No puedes hacerla feliz Subaru. Al final te irás de vuelta a la liga profesional, y la dejarás sola.

-No pasará. Alejate de ella.

Yuusuke lo miro algo molesto, y se fue azotando la puerta. Emma salio de su escondite, sorprendida de lo que acababa de escuchar.

-Perdon...

-¿Por qué te disculpas? - preguntó Subaru.

-Yuusuke y tú están peleando por mi causa... Y sé que es egoísta de mi parte... Pero...

-¿Pero?

-No me importa que Yuusuke me odie si puedo estar contigo - dijo Emma entre lágrimas.

Subaru la abrazó, y comenzó a idear la mejor manera de decircelo a sus hermanos

...

 

Durante la cena, Emma y Subaru no hacían que mirarse completamente nerviosos. No tenían idea de como afrontarian la situación, ni las palabras para confesarselo a los demas. 

-¿Hay algún problema chicos? - preguntó Masaomi.

-No... Sólo... Tenemos que hablar con ustedes - dijo Subaru totalmente serio. 

-¿Que ocurre? 

Todos se miraron sorprendidos. Hikaru trataba de aparentar, y le sonrió a Emma. 

-Yo... - tomó la mano de Emma, y continuó - yo... Estoy enamorado de Emma. 

Todos los hermanos se quedaron sorprendidos. Hikaru se levantó y comenzó a aplaudir.

-!Increible Subaru¡ Si lo anuncias es porque ella te aceptó, ¿correcto? 

Emma estaba sonrojada, pero asintió.

Nadie pronunciaba palabra. La sorpresa había inundado a todos.

-¡Cómo es eso posible!

El grito había venido de Yuusuke. 

-Calmate un poco... Todos estamos sorprendidos - dijo Kaname.

-¡No es eso! El sabe que yo la amo, y no le interesó

Nadie sabia que decir. ¿Habria alguien mas aue se sientiera igual por Emma? 

Notas:

Espero haya sido de su agrado!!! 

Esta historia archivada en http://www.fanfic.es/viewstory.php?sid=50594